Luis Eduardo Valcárcel Vizcarra uno de los protagonistas de la corriente indigenista peruana nació en Ilo, Moquegua, el 8 de febrero de 1891 y falleció en Lima el 26 de diciembre de 1987. Fue historiador, antropólogo e investigador del Perú prehispánico.

En conmemoración al 120 aniversario del natalicio de este insigne personaje, se presenta en el Museo de la Nación la muestra, “Luis E. Valcárcel, un Forjador del Perú (1891-1987), dicha muestra estará abierta al público hasta fines del mes de abril.

Para difundir con mayor detalle la vida de Luis E. Valcarcel y generar el conocimiento de la vida de tan ilustre señor por este medio, transcribimos a continuación el texto plasmado en la Gaceta San Marquina , órgano Oficial de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, año IX- Nº 38 sobre la vida de Valcarcel “Profesor San Marquino Renombrado e Ilustre”:

Luis E. Valcarcel, hijo de Domingo L. Valcárcel y Leticia Vizcarra, nació en Moquegua el 8 de febrero de 1891. Su familia se trasladó a la ciudad imperial del Cusco, donde estudió en el Colegio Peruano y el seminario de San Antonio de Abad.

Luis Eduardo Valcárcel Vizcarra fue un hombre que desde sus comienzos se sintió profundamente comprometido en dar a conocer las raíces autóctonas del Perú, un país milenario y rico en tradición. Fue uno de los más empecinados en demostrar la originalidad de la civilización de los Andes o más circunstancialmente, la correspondiente al período de los incas.
Esta época, llamada del Incario, fue estudiada exhaustivamente por el maestro Valcárcel dando inició en el país, al desarrollo de esa disciplina científica denominada etnohistoria. A este insigne estudioso se le debe también el haber iniciado en el Perú la corriente conocida como antropología cultural.

Carlos E. Valcárcel, joven aún, ingresó a la Universidad del Cusco y participó activamente en el movimiento que propugnó la reforma universitaria. Simultáneamente, ejerció el periodismo trabajando como redactor en los diarios El Sur, La Sierra, El Sol y El Comercio, donde llegó a ser director desde 1916 hasta 1923.

Fue inspector departamental de Educación del Cusco, presidente del instituto histórico de la ciudad imperial, diputado por Chumbivilcas y fundador del Museo Arqueológico de dicha región.

Luis Valcárcel mantuvo vínculos muy estrechos con el gran pensador y ensayista José Carlos Mariátegui, iniciados durante la estada del ideólogo en el Cusco, según refiere la Enciclopedia Biográfica e Histórica del Perú de Milla Batres.

En Lima

Nombrado en 1930 Director del Museo Bolivariano el doctor Valcárcel se trasladó a Lima. Al año siguiente y hasta 1945 asumió la dirección del Museo Nacional del país.

En su paso por los claustros sanmarquinos fue catédratico de Historia de la Cultura Peruana e Historia del Perú, y posteriormente Decano de la Facultad de Letras desde 1956 a 1961. En la Decana de América estableció el Instituto de Etnología.

El historiador Luis Varcárcel fue ministro de Educación Pública (1945 – 46), presidente de la Asociación Nacional de Escritores y Artistas, director del Museo de la Cultura Peruana y del Instituto Indigenista Peruano.

Profuso escritor

Entre sus obras sobresalen “Kon”, “Pachacámac”,”Viracocha”,” De la vida inkaika”,” Tempestad en los Andes”,” Mirador del indio”,” Ruta cultural”, “Historia de la cultura antigua andina del Perú”, “Etnohistoria del Perú antiguo e Historia del Perú antiguo”.

Publicó textos de etnohistoria, una combinación de los tradicionales relatos de las crónicas con información arqueológica y etnográfica. Fue así como impulsó la corriente antropológica cultural en el Perú.

En 1932 inició la edición de la Revista del Museo Nacional, donde aparecieron importantes trabajos arqueológicos. Publicó además, en 1981, sus propias Memorias. Por su fecunda labor fue galardonado con las Palmas Magisteriales, en el grado de Amauta.

A la edad de 96 años dejó de existir el 26 de diciembre de 1987. A las exequias asistieron, entre otras ilustres personalidades del mundo científico, político y cultural, los ex presidentes Fernando Belaúnde Terry y Alan García Pérez. Se puso así punto final a la presencia física de uno de los más reconocidos estudiosos, intelectuales, propulsores y amantes de nuestra cultura e historia milenaria.

Un ejemplo de vida a seguir. Al respecto recientemente reconocidos personajes refirieron las siguientes experiencias y discursos:

El ministro de cultura Juan Ossio destacó la importancia de la obra de Valcárcel a quien calificó como un “gran maestro y gran historiador”.

“Valcárcel tuvo una gran gravitación en mi vida, porque fue un gran maestro y un gran historiador, y fue quien despertó mi interés por la historia del Perú. Él no escatimó esfuerzos para poder volcar sus conocimientos a los estudiantes“, dijo.

Asimismo, el arqueólogo Luis Lumbreras también destacó el trabajo del citado historiador y añadió que su trabajo contribuye a que los peruanos se aproximen al conocimiento de su país.

“Sólo hay una forma de entender el Perú y es tratando de penetrar en su historia y eso hizo Valcárcel, pues era una persona que vivía el Perú; la visión de Valcárcel nos permitía aproximarnos al conocimiento del país”, dijo.

Por otro lado, el especialista. José Tamayo subrayó que Valcárcel fue quien “dio la mejor interpretación de lo que fue la ciudadela inca de Machu Picchu, pues existieron varias versiones sobre su origen y utilidad.“Pero las nuevas investigaciones de otros reconocidos historiadores le dan la razón a Valcárcel”, indicó.

Atte.
ARCALA©

Con información de Andina y de la Gaceta San Marquina IX- Nº 38 a la que pueden acceder mediante el siguiente link:

Puntuación: 4.33 / Votos: 6