Van Gogh


Aqui les presentamos un resumen del articulo que publicamos en la Revista de Psicologia de la PUCP en el 2003.

Cassaretto,M.; Chau,C.; Oblitas, H.; Valdez, N. Departamento de Psicología de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Lima, Perú.

Diversas investigaciones indican como más estresantes las profesiones de ayuda; entre ellas, las más reconocida es la psicología. Si dichas profesiones están consideradas entre las más agobiantes y los profesionales de la salud ven potenciado el efecto del estrés, la posibilidad de que estas personas vean limitadas sus capacidades intelectuales y emocionales también se incrementa. En ese sentido, los estudiantes de psicología pueden verse doblemente afectados debido a que aún no cuentan con todos los recursos personales y sociales necesarios para hacer frente a demandas excesivas de estrés, a diferencia de los psicólogos ya graduados que poseen mayor experiencia.

Por lo antes expuesto surgió el interés de conocer el nivel de estrés, sus fuentes de origen, así como los estilos/estrategias de afrontamiento más utilizados en un grupo de estudiantes de psicología de una universidad privada en la ciudad de Lima. Esta fue una investigación ex post facto, de tipo correlacional (Hernández, Fernández & Baptista, 1996), donde la muestra estuvo conformada por 123 estudiantes de psicología de los primeros años de formación. Se utilizaron cuatro instrumentos: a) Ficha Demográfica, b) Cuestionario de la Respuesta de Estrés (Valdéz, 1999), c) Inventario sobre Estilos y Estrategias de Afrontamiento (Carver, Scheier & Weintraub, 1989) y el d) Cuestionario de Problemas (Seiffge-Krenke, 1995). Los resultados indicaron que el nivel de estrés de los estudiantes estuvo más influenciado por el grado de preocupación por el futuro, la edad y la utilización de la estrategia denominada supresión de actividades competentes. También se encontraron niveles de estrés moderados, aunque problemas relacionados con el futuro y el sí mismo tendían a elevarlos.
En cuanto al afrontamiento, las estrategias más utilizadas fueron la reinterpretación positiva, la búsqueda de apoyo social emocional y la planificación; asimismo, entre los estilos de afrontamiento primaron los centrados en el problema, seguidos cercanamente por los centrados en la emoción. Existieron correlaciones muy específicas entre las variables: nivel de estrés, fuente de estrés y afrontamiento de acuerdo a la edad, género, especialidad, práctica de deporte y condición laboral. Los resultados también indicaron que el grupo investigado utilizó los afrontamientos más saludables; es decir, los considerados más adaptativos, tanto a nivel conductual (activos) como cognitivo (reevaluando el estresor), de una manera versátil. Es importante anotar que las fuentes y niveles de estrés responden a las condiciones socioeconómicas del país y a la etapa de desarrollo en la que estos jóvenes se encuentran; donde el logro personal y social depende mucho de la realización profesional y donde la incertidumbre de vivir en un país con condiciones económicas variables, los enfrenta a sentimientos constantes de angustia y malestar. Finalmente, la edad también mediatiza ésta relación estrés/afrontamiento; ya que a mayor edad, aún cuando se incrementa la adquisición de recursos de afrontamiento (disminuyendo el estrés), también se eleva la posibilidad de enfrentar condiciones estresantes que se pospusieron a lo largo de los estudios de pregrado.