Primer Dramaturgo Nacional Quechua
Entre las décadas del 30 al 60 del siglo pasado Urubamba desarrolló inusualmente el teatro popular, con expresiones religiosas y andinas, especialmente llevando a las tablas una emergente representación andina incaica. Gestor y dinámico productor, el párroco franciscano de la iglesia católica urubambina, Nemesio Zúñiga Cazorla. Teatralizaba la navidad con presencia actoral, representado el nacimiento del niño Jesús, sus padres de carne y hueso, María y José. Los pastores y Reyes Magos que acompañaban con los coros de afiatadas voces fruto de incansables ensayos. La pasión y muerte de Cristo igualmente con personajes representativos de la sociedad parroquial. Herodes, Dimas, Gestas, soldados romanos estaban teatralizados para beneplácito de los asistentes a estas representaciones, donde uno podía reconocer al vecino, pariente, amigo actuando, de esta forma el publico expectador sentía satisfacción e identificación con la obra teatral.
Donde destacó Zuñiga Cazorla es en la redaccion de libretos de obras teatrales andino incaico. El drama Ollantay desarrollado íntegramente en quechua, con expresivos vecinos y seleccionadas actrices, hacían vibrar de entusiasmo para demostrar penas o legrias de acuerdo a la escena de la obra teatral, igual con “t´ica Jina” (bella como la flor) con una troupe actoral cada vez más afiatada.
Las representaciones se hacían en el Teatro Municipal o en el atrio de la Iglesia San Pedro Apóstol, luego se desplazaban a la ciudad de Cusco a los Conventos de Santa Clara, Santa Catalina para las monjitas de encierro quienes espectaban a través de las rejas de su claustro y también al publico asistente. El Teatro Colón y Municipal de Cusco, así como el Estadio Universitario. Las giras teatrísticas se dieron en Juliaca, Puno, territorio Boliviano, hasta llegar al norte Argentino.
Este conjunto teatral en su existencia fue renovándose sucesivamente, con el ingreso de actores muy jóvenes, también niños así como de personas mayores, el requisito fundamental para ingresar e integrar el elenco era entender y hablar el idioma quechua y el manejo coral de voces.
Los libretos y arreglos teatrales a cargo del cura Nemesio Zúñiga Cazorla. Ayudante principal su sacristán Claudio Hermoza, amigo y colaborador eclesiástico.
Actrices: Maxi Echagaray, Felicitas Oré, Natividad Zamalloa, Rosario Jibaja, Rosario Rodríguez Hermoza, Sergia Justiniani, entre otros.
Actores: Mauro Ugarte, Gregorio Ugarte, Julio Justiniani, Horacio Campos, Braulio Valcárcel, Melchor Gastañaga, Raúl Ochoa.
Vestuario: Nemesio Zuñiga. Instrumentos Musicales: quenas, arpa, guitarra, mandolinas.
Cantos y cánticos: Pocoicito Parhuaiso, Chincaipureq Parhuaiso.
Décadas posteriores a su muerte, siguieron sus pasos profesores de la provincia quienes representaban el Drama Ollantay en la explanada del Complejo Arqueológico de Ollantaytambo “Cuidad Inca Viviente” en la fiesta del “Quilla Raymi”
Nemesio Zúñiga Cazorla es el Primer Dramaturgo Quechua del Perú, sus restos mortales están en la Cripta del Templo San Pedro Apóstol en la capital de la provincia de Urubamba.
Jorge Gutierrez Zambrano