Vladiniro Montesinos
Con el transcurso de los años, y a medida que la corrupción en nuestro país degeneraba a nuestros gobernantes (entidades parlamentarias y judiciales), empezaron a relucir repercusiones en nuestro Estado, cada vez más y más desfavorables, de manera que la población se sentía cada vez más avergonzada. Las consecuencias más relevantes se dieron a nivel político, en la credibilidad y legitimidad gubernamental, así como la malversación y el nepotismo; del mismo modo, también se generaron consecuencias económicas en la consolidación de elites y burocracias políticas, en el peculado, etc. A continuación, trataremos de las consecuencias ya antes mencionadas, refiriendo su concepto en si y aplicándolo a la situación en el país.


En lo político, se ha generado un ambiente muy inestable, prevaleciendo la ley del más fuerte, astuto y sagaz para aprovechar las oportunidades que se presentan. Una degeneración política es la aprobación de las leyes, programas y políticas, sin sustento o legitimidad popular, con la finalidad de aprovechar el momento por el que pasa el individuo, la supuesta credibilidad de la gente y “llenarse los bolsillos” mediante ello. Otras consecuencias importantes son la de malversación y el nepotismo. El primero se refiere al uso indebido de los fondos públicos para otro fin y no para el asignado por tal funcionario. De la segunda se podría decir que consiste en la preferencia o discriminación ilícita de personas o grupos de personas para el acceso a un cargo público (por razones de parentesco, amistad o de otra índole).

En lo económico, la corrupción ha generado el gasto de nuestros recursos, realzando a la elite. Pero, al mismo tiempo, convirtiéndose en uno de los peores países tercer mundistas del continente. Primero, debemos mencionar la consolidación de elites y burocracias políticas, y económicas, que llevo de la mano a una reducción de los ingresos fiscales e impidió que los escasos recursos públicos coadyuven el desarrollo y bienestar social. Hay otra consecuencia importante como es el peculado. Algunos casos evidentes de peculado podrían ser, como cuando el funcionario abre una o varias cuentas personales para colocar los dineros que recibe de la administración central. Con el tiempo y el barullo, hace como que se le olvida mencionar una cuanta y finalmente se queda con ella. Nadie sabe, nadie supo. Pero el peculado avanza en sofisticación y tecnología. Así, tenemos casos en que el funcionario otorga el contrato a un pariente para que surta de sillas que valen cien pesos y las registra en quinientos, luego se dividen las ganancias y todos contentos y con las cuentas claras. Por supuesto, que el peculado existe desde que el Estado existe pues pocos se resisten ante la tentación de tener el cofre del tesoro a la mano.

En conclusión, las consecuencias de la corrupción antes mencionadas como el peculado, nepotismo, entre otras traerán un retraso en lo económico, político y social sobretodo. Este es el que más se afectará, ya que las nuevas generaciones nacerán en un mundo donde aprenderán a ser corruptos. También podemos decir que esto afectará en como nos verán en otros países y es probable que nuestras relaciones se rompan.

Bibliografías

GONZALO LLACA, Edmundo

2006 “Patología colectiva”
http://www.bibliojuridica.org/libros/libro.htm?l=1680, 14/11/06, 15:06


ROSE-ACKERMAN, Susan
2005 “Causas consecuencias y remedios”
http://www.cajpe.org.pe/RAD/XV/susan.pdf, 12/11/06, 17:35