null

La Escuela Militar de Chorrillos es una de las instituciones educativas más antiguas del Perú, pues su fundación se remonta al 30 de enero de 1830, por el gobierno del general Agustín Gamarra. Tuvo como primer local un ambiente del convento de San Pedro, en el centro de Lima. Luego de dos años de formación, egresó de allí la primera promoción de 109 oficiales, entre subtenientes de infantería y alfereces de caballería, del Ejército peruano.

Lamentablemente, por las disputas entre los caudillos y el desorden general, fue clausurada en 1834 y reabierta por el presidente Ramón Castilla, en 1850, con el nombre de Instituto Militar. Esta nueva “escuela” funcionó solo 4 años, primero en uno de los ambientes del Hospital Carrión (Bellavista, Callao), y luego en un local de la calle del Espíritu Santo, en Lima. Luego, en este mismo local, con el nombre de Colegio Militar y Naval, se restableció su funcionamiento entre 1859 y 1867, luego del cual entró en nuevo receso. A pesar de la crisis económica, en 1872, el presidente civil Manuel Pardo, ordenó su reapertura con el nombre de Colegio Militar. Funcionó con esa denominación hasta 1879, pues, a consecuencia de la Guerra del Pacífico, fue cerrado porque sus cadetes solicitaron ser dados de alta en el Ejército que marchó a la Campaña del Sur.

Esta azarosa vida de la formación militar en nuestro país se debió, básicamente, a que, hasta la década de 1880 el ejército peruano no era una institución profesional (igual ocurría en el resto de América Latina) y menos aún nacional. El ejército estaba dividido por las luchas entre los caudillos. La disciplina o la “lealtad” no eran a la institución sino en función del caudillo de turno. Por ello, todos los intentos por formar y profesionalizar a los oficiales tuvieron corto alcance. Fue luego de la Guerra del Pacífico, y luego de la guerra civil entre Iglesias y Cáceres, que llegó la oportunidad de poner las bases de un ejército profesional, nacional, obediente de la constitución y del poder civil (entre 1889 y 1984, el gobierno de Cáceres decide reabrir el Colegio Militar en un local anexo al Cuartel Guadalupe).

De esta nueva concepción del ejército fue partidario el presidente Nicolás de Piérola quien, el 31 de diciembre de 1896, dispuso la creación de una nueva Escuela Militar, para la que manda traer una Misión Militar francesa para su organización y administración. Su local estuvo en la Escuela de Clases (“Los Cabitos”), inaugurada en abril de 1898. El primer Director fue el coronel Pablo Clement, jefe de la “misión francesa”, quien ejerció el cargo hasta 1901 (en 1922 regresó a la Escuela donde dio a conocer las radicales modificaciones que los conceptos clásicos de la guerra habían experimentado durante la Primera Guerra Mundial); le sucedió el coronel Eduardo Dogny, quien permaneció en el cargo hasta 1910.

Cabe destacar que en 1945, luego de haber funcionado durante 47 años en el local de “Los Cabitos”, se dispuso el traslado de la Escuela a su actual local, con el nombre de Escuela de Oficiales hasta que, en 1951, la dictadura de Odría oficializó el nombre de Escuela Militar de Chorrillos.

null
Alumnos de la Escuela
null
El antiguo tranvía a su paso por la Escuela en Chorrillos