La procedencia del Pisco (o aguardiente de uva) ha sido materia de confusión en el mercado internacional, siendo reclamada la denominación de origen por Chile y Perú. Dada la polémica suscitada entre ambos países, se prefirió no tomarlo en cuenta durante las negociaciones en el Acuerdo de Cooperación Económica Nº 38 suscrito recientemente entre ambos países. Si bien no es un tema reciente, ambos países iniciaron el reclamo de la denominación de origen a partir de su comercialización a nivel internacional.

Por un lado, el gobierno chileno considera que la denominación Pisco les pertenece, ya que fueron ellos los que lo llevaron al mercado internacional. Así mismo consideran que el término es genérico (como en el caso del vino) y puede ser usado por cualquiera que lo produzca. Por el lado peruano, el reclamo obedece a que el nombre de “Pisco” es el nombre de aquel lugar donde se inició su elaboración, y su reconocimiento como producto con denominación de origen sería el mismo al aplicado al tequila (México) o champagne (Francia).

Perú presentó una solicitud de registro internacional de dicha denominación de origen ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), que agrupa a 25 países. En agosto de 2006 se conoció el resultado de la solicitud, el cual se resume a continuación:

Eslovaquia, Francia, Hungría, Italia, Portugal y República Checa aceptaron la solicitud, sin perjuicio de los derechos otorgados previamente a Chile. Es decir, en dichos Estados, la denominación de origen Pisco es tanto chilena como peruana.

Bulgaria y México la rechazaron, el primero por un reconocimiento anterior del término y el segundo por la existencia de acuerdos anteriores, donde reconoce tanto a Perú como a Chile el uso del término.

Argelia, Burkina Faso, Congo, Cuba, Georgia, Haití, Israel, Corea del Norte, República de Moldavia, Serbia, Togo y Túnez, no se pronunciaron por lo que, de acuerdo a lo establecido en el Tratado de Lisboa, reconocen en forma exclusiva al Perú la denominación Pisco.

De otro lado, EE.UU. reconoce al Pisco chileno como producto distintivo de Chile, desde la suscripción del Tratado de Libre Comercio con dicho país; mientras Canadá, en virtud del TLC suscrito, reconoce al Pisco chileno como indicación geográfica, en conformidad a la Trade-Marks Act.

Tanto la Unión Europea como Corea del Sur reconocen a Chile la indicación geográfica Pisco, en virtud de los acuerdos comerciales que mantienen, sin perjuicio de los derechos que pudiera, además, reconocer a Perú.

CENTRUM AL DIA
Centro de Negocios de la Pontificia Universidad Católica del Perú

Etiquetas :