A inicios de la década, el primer Concurso Nacional de Pintura auspiciado por la empresa arequipeña Michell & Cía cuya primera edición se dio en el año de 1981 con la denominación Edgardo Bedoya Forga, trataba de institucionalizar a nivel nacional un evento serio y de amplias perspectivas para el futuro, concertar la mayor cantidad de pintores acuarelistas peruanos y extranjeros residentes en el país; además que proponía desde su inicio una descentralización a nivel nacional en cuanto a la recepción de las obras participantes a diferencia de otros concursos similares como el convocado por la Asociación Cultural Peruano-Británica, el concurso nacional de acuarela convocado año tras año por el Instituto Cultural Peruano Norteamericano, que dentro de sus bases las obras deberían ser entregadas en la ciudad de Lima.

Como es de esperar el naciente concurso tuvo una gran acogida por los pintores provincianos y lógicamente también por artistas de la ciudad de Lima. En su primera edición el concurso Edgardo Bedoya Forga propuso 7 premios pecuniarios, 3 correspondientes a los tres primeros puestos y 4 a las denominadas Menciones Honrosas. En esa oportunidad los premios ascendían a un monto para el primer premio de 300,000 soles, el segundo de 150,000 soles, el tercer premio de 50,000 cada una. Es así como quedan institucionalizados los premios del Concurso Nacional de Pintura. La primera edición no sólo instituyó los premios, también la Galería de Arte Casa Tristán del Pozo propiedad del Banco Continental quedó como encargada de la exposición los trabajos ganadores y las obras seleccionadas en la ciudad Arequipa. En Lima la Galería de Arte de Petroperú también recibiría las obras seleccionadas del concurso hasta el año 1984. Posteriormente lo hicieron la Galería de Arte de Bampeco y la Galería de la Fundación del Banco de Comercio de Lima. El Jurado del concurso Nacional de Pintura Edgardo Bedoya Forga estuvo integrado por personalidades arequipeñas, (en las posteriores ediciones no fue así) Representando a la firma auspiciadora Michell S Cía. estuvieron, los señores Pablo López de Romana, Teodoro Nuñez Rebaza y Eduardo Ugarte y Chocano , por el I.N.C.- F.A. el Arquitecto Germán Espinoza Salas además de un representante de la Escuela Regional de Bellas Artes Carlos Baca Flor que fue esa ocasión el pintor Oswaldo López Almonte. Esta estructura de los jurados se mantendría hasta año de 1984.

El ganador de la primera edición del Concurso Nacional de Pintura 1981 convocado por la firma Michell & Cía., fue para Carlos Ticona, el segundo premio para Reynaldo Núñez Simbort, ambos egresados de la antigua Escuela Superior de Arte Carlos Baca Flor. El tercer premio para Edgardo López Zegarra. Las posteriores ediciones del concurso nacional de pintura Michell & Cía. Sirvió para dar a conocer verdaderos talentos de la acuarela.

Reynaldo Núñez Simbort


En la década de los años 80 al 90 para los acuarelistas arequipeños en el concurso denominado Salón Nacional de Acuarela organizado por el Instituto Cultural Peruano Americano de la ciudad de Lima, no mostró ni sirvió como una posibilidad de consolidación o de lanzamiento de jóvenes talentos, como había sucedido en la década anterior en la que artistas como Pablo Núñez Ureta se constituyó como el primer ganador de este importante concurso nacional de acuarela en el año de 1971, dando inicio de una serie de ganadores todos ellos arequipeños del tal manera que se logró una consolidación de esta técnica artística a nivel nacional, veamos: Ramiro Pareja (1972); Bill Caro (1974; Mauro Castillo (1976); Carlos Ticona (1977) y Roberto Vargas (1979). Es así como está década para la acuarela no resultó tan significativa para la plástica arequipeña. Diez años después los acuarelistas arequipeños de nacimiento o de formación profesional, volverían a catapultar los primeros premios de este importante salón, Olger Gutiérrez ganaría el salón de 1990; Guzmán Emilio Huanca (1991); Ricardo Córdova (1994); Raúl García Ambor (1996); Fernando Hinojosa (1997); Erick Huanca (1998) y Cristian Flores (1999).

La técnica de la acuarela no sólo captó el interés de los pintores en Arequipa, uno de los concursos que contribuyó al desarrollo de la plástica arequipeña en otras técnicas fue el Concurso Nacional de Artistas Jóvenes, organizado por el Instituto Cultural Peruano Norteamericano y con los auspicios de Southern Peru, que a partir del año de 1986 sirvió como palestra para jóvenes artistas menores de 35 años para poder mostrar y concursar sus propuestas, este concurso fue definitivamente uno de los más prestigiados en técnicas del óleo y acrílico a nivel nacional. Es así que en su primera edición Ricardo Córdova obtuviera el primer premio con un acrílico titulado 4,45 p.m. (1986), segundo premio lo obtuvo Oscar Celestino Flores Escobedo con su cuadro Preparando el Desayuno, una pintura con rasgos expresionistas muy marcados y el tercer premio lo mereció Manuel Ugarte y Chocano con su pintura Ellos. Las siguientes ediciones del concurso marcaron la participación y la presencia de pintores limeños como es el caso de Eduardo Tokeshi Namizato ganador de la segunda edición (1987); Luis García Zapatero, ganó la tercera edición con su obra titulada Retablo (1988) y en el cuarto concurso resultó ganador del primer premio José Enrique Alcalde Manco (1999).

En año de 1985 el Banco Exterior de los Andes y de España EXTEBANDES, en coordinación con la Autoridad Autónoma de Majes AUTODEMA el Fondo de Promoción Turística FOPTUR y la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa CCIA, organizan el Concurso Nacional de Pintura Premio Colca, separando la participación de los artistas en dos categorías. En la Categoría “A”, participan pintores como Ramiro Pareja Herrera, Ricardo Córdova, Omar Zeballos, Diana Wagner de Bustamante, Olger Gutiérrez; Pablo Núñez Ureta, Fredy Llamosas, Mario Arenas; Mauro Castillo, Edgardo Lopez, Jimy Martínez, entre otros. En Categoría “B” participaron Walter Ponce del Castillo, Ignacio Tomaylla, Guzmán Emilio Huanca; Elias Condori, Mauricio Guinassi, David Condori y otros. El concurso contemplaba una invitación de estadía en el valle del Colca en el cual los artistas permanecieron algunos días pudieron preparar in situ sus cuadros. El ganador de este singular concurso correspondió a Ramiro Pareja Herrera, profesor de la Escuela de Artes de la UNSA., el segundo puesto para Ricardo Córdova Farfán y el tercer puesto lo obtuvo Edgardo López Zegarra.

El mismo año de 1985 la empresa arequipeña INDELCA con motivo de sus Bodas de Diamante, organiza y auspicia el Concurso Nacional de Pintura denominado Bodas de Diamante Indelca, fue un evento que congregó no sólo artistas del medio local sino también contó con la participación de artistas de otras ciudades, el primer puesto lo ocupó Evaristo Callo Anco con la acuarela titulada Días que viene, Días que se van, segundo puesto para Mauro Castillo Gamarra con su obra titulada Coropuna y el tercer puesto para Luis Gironda Gamarra con la acuarela titulada Callejón Toledo.

La exposición de los trabajos ganadores y las obras seleccionadas se llevó a cabo en la Galería de Arte EXTEBANDES, la exposición estuvo conformada por 25 cuadros incluyendo las obras ganadoras.

Las exposiciones de caricaturas y humor gráfico estuvieron presentes a finales de esta década, el año de 1987 en el local de la Asociación Nacional de Escritores y Artistas de Arequipa, ubicado en el tercer piso de la calle Rivero, entre el 18 al 30 de septiembre se exponen los trabajos de Rafael Polar (Rafo), Yimi Martinez, Omar Zeballos, Jhon Polar, Omar Hurtado y Willy Galdos, cuyo temática giraba en torno a los acontecimientos más saltantes de la época. Sin embargo merece destacar la producción de Omar Zeballos Velarde, quien publica el año de 1996 su libro ¡Sálvense quien pueda¡, publicado por Empresa Periodística Arequipa del Diario Correo, donde Omar hace una recreación sarcástica de los personajes políticos que tenían vigencia en esos años, posteriormente se presentaría una exposición de sus trabajos entre los días 11 al 16 de julio de ese mismo año en la Galería del Banco Exterior de los Andes y de España ubicado en la calle La Merced 110.

Para el año de 1988 la fabrica Pelikan empresa relacionada con la producción de materiales para pintura, conmemora sus 150 años de fundación y organiza y auspicia el Segundo Salón de Acuarela Pelikan, para ese año un numeroso grupo de acuarelistas arequipeños participaron en este concurso, resultando ganador Eduardo Cervantes con la acuarela titulada 28 de julio, segundo premio Reynaldo Núñez Simbort con la obra Sobre el tablero y el tercer premio correspondió a Roberto Vargas Chamber con la obra Vendedoras de Quiquijanas. La exposición de los trabajos ganadores y los cuadros seleccionados se realizó entre los días 28 de abril al 12 de mayo en las Galerías de Arte Vargas.

A finales de los años ochenta y concretamente el año de 1988, en la ciudad de Arequipa nacería un nuevo concurso nacional de pintura, en el cual la técnica de la acuarela sería el modo particular de expresión artística. El concurso nacional patrocinado y organizado por la Asociación UNAMONOS contó con el apoyo de El Pacífico Compañía de Seguros y Reasguros. En su primera edición el primer premio lo obtuvo el artista Tito Mario Champi Gárate egresado de la Escuela de Artes de la UNSA. con una acuarela titulada Regreso y finalizando la década Olger Gutiérrez gano el primer premio (1989) con una acuarela cuyo motivo y título de la obra era,La vieja casa de Tingo.


Acuarela de Olger Gutiérrez - La vieja casa de Tingo