Giuliana Llamoja


Poder Judicial, porquería. Sus miembros no aprueban ni sus propios exámenes. Momón, Johnny, Giovanni, Jacinto... si no es´tan libres pronto lo estarán. Y los jueces babean cada vez que caen secuestradores, narcos o asesinos... "¿Cuánto me daran de coima?" en sus mentes putrefactas.


Giuliana es una chica que llevada por circunstancias de presión y estímulo natural reaccionó con irá. ¿La sociedad nos pide actuar de manera no natural? Somos en escencia animales y nunca un acto natural o instintivo puede ser negativo porque está sobre el nvel de la justicia o racioncinio.


Ninguna ley goza de preferencias ante lo natural, ellas son artificiales y nacen del error del juicio humano. Analicemos un poco el caso de Llamoja.


En constante conflicto con su madre que ataca a quien es eje principal de la triada conformada por su padre, madre y ella misma. Siente amenazada la estructura de su vida y opta por un refugio elevado, sublime, los poemas.


La poetisa vive en una dimensión disímil a el piso sobre el que se posan los pasos de personas de tránsito por la tierra. El enfoque judicial está poco desarrollado y cero por ciento implementado para evaluar los casos en un contexto de las convicciones personales, ideales y percepciones particulares.


Giuliana. Espero que no sean veinte años, porque no deberías pasar siquiera un segundo más en celda alguna. Ya es bastante con los barrotes de una porquería de mundo y gente idiota que hay que soportar día a día.


A todos: ¿Sabes qué es bueno o malo? Bueno, esa es TÚ VISIÓN. Créeme, no me importa.


Natural es acabar con la sombra en el día, terminar con la muerte en nuestra carne.


Instintivo es deseas paz.


Elevado es queres volar como un ave en el infinito t celeste cielo.


Poeta elige partir de una buena vez para no sucumbir en el oscuro lago de penas. TErminado el poeta siempre venció a quiénes quisieron arrebatar la alegría particular, la seducción que quita a los aburridos lo único que desean poseer, el reinado de cielo y tierra.


Libertè. Un Amor.


Libertad para Giuliana Llamoja.


Sicarios defienden, pago de por medio, al Cartel de Tijuana, pero los poetas, unidos por decisón en sangre, no conciben almas jóvenes en mazmorras del sistema. Los cerebros segregan las drogas más deliciosas que permiten abrir los ojos y estar alimentados de convicción: Jesús, profeta, vino a acabar con las formas que el hombre le dio a la familia, al templo y a los tribunales. Menos no pueden hacer quienes hermanos en Dios de Él son.