Testimonio de Fe - Virgen del Rosario de Jauja

Virgen del Rosario de Jauja
Bella y Hermosa nuestra MAMANCHIC ROSARIO. Foto: cortesía Cultural Jauja

Manuel Octavio Palacios Madrid

Dando testimonio de fe, escribo estas líneas para hacer público un milagro de la Santísima Virgen del Rosario, Patrona de Jauja. En el año de 1990 el segundo de mis hijos Tata, el 05 de setiembre de 1990 a los 15 años de edad, intempestivamente comenzó a sentir unos dolores agudos en la espalda, detectándose en el Instituto de Enfermedades Neoplásicas, la existencia de un tumor maligno, siendo operado de emergencia por el Jefe del Servicio de ese Nosocomio Dr. Heinike, luego de la biopsia, el equipo médico analizando el caso dio su diagnóstico, cáncer en 3er. Grado, tres o cuatro meses de vida o toda la vida inválido, prácticamente estaba imposibilitado de hacer normalmente sus funciones fisiológicas, no podía movilizarse y sufría de intensos dolores, adelgazamiento, caída del cabello y demás secuelas de la enfermedad.

Toda mi familia, sufría intensamente, nuestro dolor era mitigado en parte por la ayuda espiritual y material de todos mis familiares, del Colegio La Salle, de la Asociación de Padres de Familia de La Salle, de la Hermandad de la Virgen del Rosario, de integrantes del Club Jauja, de amigos del Colegio La Salle del Cuzco.

Desesperado le pedía fuerzas a nuestra Santa Patrona, un día del Triduo en su honor, llegué del trabajo para oir la Misa y rezar el Santo Rosario, me arrodillé delante de su efigie, al pie de su altar y con lágrimas en los ojos se lo entregué, Madre Mía le dije, te entrego a mi hijo, cúralo o llévatelo, o dame el valor y las fuerzas, el valor y la entereza de cargar con esta cruz, apiádate de él, dale fuerzas para que siga cargando con su cruz.

Eran aproximadamente las 6 y 30 de la tarde. Escuché la Misa y comenzamos a rezar el Santo Rosario, más estaba sumamente preocupado pues mi esposa, no llegaba, cuando estábamos finalizando, llegó Chabuca toda emocionada, llorando, todos interrumpimos nuestras oraciones y le preguntamos qué pasaba, y con lágrimas en los ojos nos dijo que nuestro hijo, a las 6 y 30 de la tarde, había dado sus primeros pasos, todos de rodillas dimos gracias a nuestra Santa Patrona al pie de su Altar.

Al día siguiente comenzó a hacer sus necesidades fisiológicas, sin sonda y pidiendo, comenzó a seguir caminando, primero con andador, luego con bastón y finalmente solo, ingresando a la Universidad a seguir sus estudios superiores de Economía. Al año siguiente, tras hacerse hermano de la Hermandad de la Virgen del Rosario, y ponerse su hábito, me pidió que le permitiese cargar el Anda, al principio me negué, le dije que no podía, pues era operado de la columna, a tanta insistencia cedí, logré ubicarlo al centro de la misma, al ser relevado, me dijo, papá me has engañado, yo quiero sentir su peso y luego sin decirme nada, cargó el Anda en la parte delantera, lo único le dije Madre Mía, ayúdalo, todo sudoroso pero feliz, cumplió su cometido. Hoy es un profesional exitoso, padre de familia de dos hermosos niños y vive siempre agradecido por el milagro recibido.

Este testimonio quiero compartirlo con Uds. Cumpliendo un deber y dándole eternamente gracias a la Santísima Virgen del Rosario, Patrona de Jauja, al pie de su altar en la Iglesia del Monasterio de Nuestra Señora de la Encarnación.(Lima, 05 de abril del 2008).


Nota de Edición.- Si usted es parte de un milagro o sabe de uno, de la Santísima Virgen del Rosario, Patrona de Jauja; no dude en comunicarse con nosotros al correo-e: elhalckon@gmail.com; este testimonio es distribuido y difundido por Halckon Editores.















Etiquetas :

item rate
Total de Votos: 2 - Rating: 5.00

Vota por este artículo:


Ingrese su correo electrónico para suscribirse a los comentarios de este artículo:

Ingrese los caracteres de la imagen y presione el botón "Suscribirse":

Comentarios

No hay comentarios aún

Añadir Comentarios

:

: (obligatorio)



(obligatorio)

Su comentario deberá ser aprobado antes de ser publicado. Gracias!