Te quiero mucho y sin darme cuenta
cual sol iluminando sin medida,
cual pañuelo dando despedida,
cual ira a la torva afrenta.

Pero si mi amor no te contenta
y te es como página perdida,
si ajenos, los días de tu vida,
no importa lo que por tí sienta.

Porque puedo esperar, y olvidar,
retornar a mi vida pasada.
¿Para qué las tristezas recordar

si la vida será continuada
por nuestros encontrados destinos
aunque por diferentes caminos?