Centros comerciales Se van para arriba

Mientras los centros comerciales florecen en provincias –como el flamante Mall Plaza de Trujillo–, la demanda en Lima ha obligado a los principales conglomerados a levantar segundos pisos, ampliar áreas de recreo, instalar escaleras eléctricas, ascensores y hasta puentes peatonales.

Por Jorge Loayza La República


"Cualquier limeño que desde el próximo miércoles llegue con los ojos cerrados al segundo nivel del Mega Plaza, y los abra acá, podría pensar que está en el mall de alguna ciudad de Estados Unidos". Parado debajo de un esqueleto de fierros, la frase sale de la boca del orgulloso gerente general de este centro comercial, Percy Vigil. El funcionario no parece exagerar.

Los diez mil metros cuadrados de la nueva área del Mega Plaza demoró cuatro meses en construirse. Allí se han invertido seis millones de dólares. En ese nuevo y moderno espacio estarán 28 tiendas de firmas reconocidas como Adidas, Timberland, Leonisa, Azaleia y la nueva estrella del rubro comidas: Café Bohemia, una marca que para muchos –dominados por los paradigmas– resultaba difícil de ver en esta zona de la capital pero que ahora ha rentado 200 metros cuadrados en el norte de Lima.

Si Mega Plaza se inauguró en diciembre del 2002 sobre 96 mil metros cuadrados, a fines del año pasado se llegó a ocupar los últimos 42 mil metros cuadrados restantes con la inauguración de una tienda Saga Falabella de dos niveles.


Buena plaza. Así lucirá el frontis de Plaza San Miguel en estas fiestas navideñas, con dos escaleras eléctricas para subir a su segundo piso.

Sin mayor espacio para expandir su primer nivel la solución se encontró mirando al cielo. Además, las cifras respaldaban el proyecto pues el lugar es un hormiguero, el año pasado recibía 2 millones 350 mil visitas mensuales. En el 2008 ese promedio –aun sin la ampliación abierta– ha aumentado a 2 millones 700 mil visitas. "Teníamos que crecer y como ya no quedaba terreno debíamos hacerlo hacia arriba", dice Percy Vigil.

Pero este crecimiento del centro comercial del norte limeño no solo consistirá en más tiendas, sino en todo un cambio de imagen y diseño desde el ingreso, pues se podrá llegar al segundo nivel directamente por un largo puente que se conectará con el puente peatonal que cruza la Panamericana Norte. En el interior el piso será de mayólica de primera calidad y el techo se ha planificado con lona importada. Dos ascensores panorámicos y escaleras eléctricas permitirán descender al primer piso.

¿Y por qué tanto lujo? Vigil dice que el consumidor promedio del Mega Plaza se ha vuelto más exigente. Y si antes venía una vez por quincena, ahora lo hace dos veces en el mismo periodo. Se estima que al cierre del 2007, todas las tiendas de este centro comercial hayan facturado por 255 millones de dólares, 50 millones más que el año pasado.

Hay plaza

El acceso por el supermercado Wong también cambiará de fachada.
A media hora de viaje de Mega Plaza se llega a Plaza San Miguel. Lo que tienen en común ambos lugares en estos días no solo es la palabra Plaza sino que los dos se están yendo hacia arriba, los dos están en fase de ampliación. En este centro comercial ubicado entre las avenidas Universitaria y La Marina los obreros trabajan día y noche para que su segundo nivel se inaugure el próximo sábado 15 de diciembre. Ese día treinta y cinco nuevos operadores abrirán sus puertas y se estrenará una decoración navideña dirigida por la reconocida arquitecta Karina Barhumi. A partir de entonces los habitúes de este centro comercial podrán subir por escalera eléctrica o ascensor panorámico para tomar un café en Starbucks, comprar ropa deportiva en Adidas y Nike o casual en Rip Curl. Magali Capurro de la Piedra, gerenta general de Plaza San Miguel, dice que si antes de la ampliación este punto atraía un millón 800 mil visitantes al mes, con las nuevas tiendas esa cifra se incrementará hasta en 40%.


Mega plaza. Gerente Percy Vigil: el centro comercial cambia el estilo de vida en el cono norte.

"La ampliación ha sido programada en dos etapas, la primera que se inaugura en diciembre de este año con treinta y cinco operadores en el segundo piso y una segunda etapa que se inicia en enero del próximo año donde se remodelará el primer piso, nuevos sótanos de estacionamientos, culminación de tiendas chicas en el segundo piso, plazuela de restaurantes y la construcción de un centro médico, gym, cines y otros negocios en los pisos del tercero al quinto", añade la representante de Plaza San Miguel.

Con esa oferta los visitantes de este emporio –procedentes básicamente de San Miguel, Callao, Pueblo libre, Cercado, Jesús María, Lince, Magdalena y parte de Lima Norte– tendrán 20 mil metros más de área comercial por conocer. El representante del área de Imagen, Fernando Stucchi, indica que en esta campaña navideña proyectan vender 15% más en relación con la campaña del año pasado. "Los sectores que liderarán las ventas serán vestidos y juguetes", añade.

Vamos al sur


Plaza Lima SUR. El segundo nivel contará con 70 nuevas tiendas.

Si en los distritos del norte y centro de la ciudad, los centros comerciales aprovechan el máximo espacio posible para incrementar la oferta, para la gente del sur la alternativa más cercana y completa se encuentra en Chorrillos. La demanda de Plaza Lima Sur (PLS), del Grupo Wong, ha crecido tanto que la gerencia ha decidido adelantar la ampliación de sus instalaciones que en un principio estaba proyectada recién para el año 2009. Como se sabe, este mall solo tiene dos años de funcionamiento.

Esta semana se inauguró el segundo nivel de PLS donde se ubican 70 nuevas tiendas, algunas de operadores que ya estaban en el lugar pero que ante el gran número de consumidores –se estima 2 millones de visitas para diciembre– han debido alquilar otros espacios. Uno de ellos es Topitop, que antes tenía una tienda de mil metros cuadrados en el primer nivel y hoy ocupa ochocientos metros más del segundo piso. Aquilino Flores, gerente general de esa empresa, dice que el aumento de sus ventas los ha obligado a crecer.

Entre las marcas que estarán en esta nueva área figuran Yol Fashion, Bata, Carsa –con una de las tiendas más grandes–, una peluquería para mascotas, botica, tiendas de vestido y jugueterías, entre otras. Los cinco millones invertidos en el nuevo corredor de casi cien metros de largo adornados con inmensas palmeras colocadas como postes no serán difíciles de recuperar. Este año PLS venderá 120 millones de dólares, 20 millones más de lo calculado inicialmente.

Claro que PLS no está en el corazón del sur de Lima, pero a sus instalaciones acuden consumidores de 15 de distritos de esa parte de la ciudad. No es raro encontrar vecinos de San Juan de Miraflores, Villa María del Triunfo o Villa El Salvador. "Viene gente hasta del sur chico, como Cañete, para pasar un domingo diferente", nos cuenta una de las vendedoras del lugar a punto de subir a una de las recién estrenadas escaleras eléctricas.

Todos crecen

• El Grupo Wong planifica construir un hipermercado Metro en el Jockey Plaza.

• Aventura Mall Plaza, de capitales chilenos, construirá dos centros comerciales en Lima y Callao, uno en Santa Anita y otro en el puerto, en el área que antes ocupó la cervecería Pilsen Callao.

• La firma Parque Arauco tiene planificado edificar un centro comercial en la zona de El Golf de San Isidro. El Grupo Brescia tiene otro proyecto en Monterrico.