(fuente: Expreso)

Se entregará a quienes desechen autos diésel con 10 años de antigüedad.
Con el objetivo de incentivar la renovación del parque automotor del país y el cambio de la matriz energética, el Consejo de Ministros aprobó una norma por la cual se otorgará US$ 2,000 a los propietarios de vehículos petroleros que decidan convertirlo en chatarra y adquirir uno nuevo pero de gas natural vehicular (GNV).

El ministro de Energía y Minas, Juan Valdivia, explicó a EXPRESO que la propuesta apunta a autos petroleros (taxistas y particulares) que tengan un mínimo de diez años de antigüedad.

“El bono es para que adquieran un vehículo nuevo a gasolina para luego convertirlo a gas natural vehicular (GNV) o gas licuado de petróleo (GLP)”, manifestó Valdivia, quien hizo hincapié que el bono se otorgará siempre que el auto antiguo sea convertido en chatarra.

“Todo dependerá de que el Ministerio de Economía y Finanzas logre que se apruebe en el Congreso un crédito suplementario en el presupuesto del 2008, recurso con el que se financiarán los bonos”, afirmó al ser consultado sobre cuándo entraría en vigencia la norma.

Manifestó que con esta medida, al año, entre 15 mil y 20 mil automóviles diésel –que son los más contaminantes– se convertirían en chatarra.

“Quienes soliciten este bono, conseguirían también un monto adicional por vender el vehículo a la empresa de chatarra. Así tendría al menos la inicial para comprarse un vehículo nuevo", aseguró.

El dato
Hasta la fecha, existen 200 mil vehículos menores que funcionan a diésel.