RECONOCIMIENTO JUDICIAL DEL EMBARAZO O PARTO


RECONOCIMIENTO JUDICIAL DEL EMBARAZO O PARTO
http://publipaginas.net/index.php/topic,1285.0.html
.
RECONOCIMIENTO JUDICIAL DEL EMBARAZO O PARTO
La mujer puede solicitar judicialmente el reconocimiento de su embarazo o del parto, con citación de las personas que tengan in-terés en el nacimiento.
La solicitud se tramita como prueba anticipada, con citación de las personas que por indicación de la solicitante o a criterio del Juez, puedan tener derechos que resulten afectados. El Juez puede ordenar de oficio la actuación de los medios probatorios que estime pertinentes. En este proceso no se admite oposición.


Este artículo está (seguramente) inspirado en el Código Civil argentino que elabo-rara Dalmacio Vélez Sarsfield basado en el proyecto que hiciera el brasileño Augusto Texeira de Freitas, que a la letra dice:"La mujer puede solicitar judicialmente el reco-nocimiento de su embarazo o del parto, con citación de las personas que tengan interés en el nacimiento".

Este artículo se aleja de su predecesor, el artículo 2 del Código Civil de 1936, en el cual se otorgaba el derecho de cerciorarse de la realidad del nacimiento a los terce¬ros interesados y al marido, en ciertos casos. La Comisión Revisora, siguiendo el razonamiento de Vélez Sarsfield, sostenía que tal hecho violaba el derecho a la inti-midad de la madre. Sin embargo, hay que recordar que el Código Civil argentino entró en vigencia en 1871, época en la cual la medicina no contaba con los avances que tenemos hoy en día, por cuanto los diagnósticos del embarazo son seguros y tienen. un mínimo de porcentaje de inexactitud.

Soy de la opinión que el derecho de solicitar ante el juez el reconocimiento del embarazo o parto, debe hacerse extensivo al marido, en los casos de divorcio, sepa-ración de c.uerpos, nulidad o anulabilidad del matrimonio, para los efectos de la filiación. El legítimo interés del marido o de un tercero no puede verse limitado de esta manera, por cuanto, en la época en que fue realizado el Código Civil argentino -o sea hace más de cien años- el parto era cuestión doméstica (y mucho más privada que en la actualidad): ahí sí se justificaría esta norma legal, por cuanto sí se estaría vulnerando el derecho a la intimidad que tiene todo ser humano.
En la actualidad la gran mayoría de partos son asistidos por profesionales de la medicina, los cuales podrían cerciorarse de ello. Dentro de este contexto no se ve ningún inconveniente para que el mismo facultativo se cerciore de la veracidad del parto.
Por tal motivo, propongo que se modifique el mencionado numeral otorgándole al marido el derecho a que solicite judicialmente la certidumbre del parto. En tanto, para tutelar al marido o al tercero interesado, será necesario recurrir al artículo VI del Título Preliminar del Código Civil, el cual faculta a quien tenga "legítimo interés" para ejercitar una acción, en este caso, de reconocimiento judicial de embarazo o de parto (como sostiene también FERNÁNDEZ SESSAREGO). En este mismo sentido es también pertinente la regulación contenida en el artículo IV del Código Procesal Civil, que hace referencia al interés y a la legitimidad para obrar.
Entiendo como legítimo interés la situación jurídica de ventaja inactiva que se encuentra dentro de una relación jurídica de complementariedad con un derecho subjetivo (situación jurídica de ventaja activa). El titular del derecho subjetivo tiene que ejercer el mismo de manera discrecional. Caso contrario se configura un abuso de derecho que lesiona el legítimo interés (BIGLlAZZI GERI). Con ello distingo con-ceptualmente el legítimo interés (categoría material) de interés procesal (categoría procesal), entendido este último como "el estado de necesidad de tutela jurídica en el que se encuentra un sujeto de derechos, en un determinado momento. Este interés se caracteriza por ser insustituible o irremplazable, actual o inminente, egoísta y abstracto" (MONROY GÁLVEZ). En efecto, si bien es cierto que el Código solo le recono-ce a la mujer el derecho de solicitar judicialmente el reconocimiento del embarazo o del parto, sin embargo, al marido (por ejemplo) le asiste el legítimo interés. En efecto, al no ejercer discrecional mente este derecho la mujer, el marido estaría legitimado para interponer la acción correspondiente.

Etiquetas :

item rate

Vota por este artículo:


Ingrese su correo electrónico para suscribirse a los comentarios de este artículo:

Ingrese los caracteres de la imagen y presione el botón "Suscribirse":

Comentarios

No hay comentarios aún

Añadir Comentarios

:

: (obligatorio)



(obligatorio)

Su comentario deberá ser aprobado antes de ser publicado. Gracias!