Miro desde abajo

se me nubla el horizonte

y no encuentro más peldaños;

sólamenteme me consuela

ver tus labios

y rozar tu piel.

Paso toda la vida

me limito a mi trabajo,

soy esclavo de mi ruina,

me tormento día a día;

me consuelo

y encarcelo mi placer.

Nunca es tarde para ser sincero,

nunca es tarde para volver a empezar.

Nunca es tarde para ser sincero,

nunca es tarde para VOL-VER