Tribuna Occidente
Augusto B. Leguía: estadio de madera
El 28 de julio de 1921 se colocó la primera piedra del “Stadium”, regalo que la Comunidad Británica otorgó a los peruanos por el centenario de nuestra independencia. El presidente Augusto B. Leguía y representantes de Gran Bretaña acudieron a la ceremonia e hicieron especial énfasis en que el estadio aseguraría el desarrollo físico y emocional de la juventud.
Tribuna llena 1927
Las graderías eran de madera y el césped fue importado de Inglaterra. Sin embargo, el gran debut del Nacional se daría en 1927 con ocasión del Campeonato Sudamericano de Fútbol.
Ferrocarril a Chorrillos hoy Via Expresa 1930
Uno de los primeros homenajes realizados allí fue el protagonizado por el delantero blanquiazul Alejandro Villanueva, junto a la selección peruana de fútbol; ellos se habían retirado de las Olimpiadas de Berlín (1936) porque no reconocieron su triunfo sobre la selección de Austria.
Santa Beatriz
Manuel A. Odría: estadio de hormigón
Durante el Ochenio, un 27 de octubre de 1952 fue inaugurada la infraestructura del Estadio Nacional con una capacidad para 45,000 espectadores. Las dos tribunas populares (norte y sur) albergaban un aproximado de 15,000 espectadores cada una y las tribunas preferenciales (este y oeste) contaban con tres bandejas (alta, baja e intermedia).
Estadio donado Comunidad Britanica
La tarde del 24 de mayo de 1964, Argentina ganaba 1-0 a dos minutos del final cuando se produjo el gol peruano del empate. La decisión del árbitro uruguayo de anular el gol, irritó tanto a los aficionados que se habían congregado en el Estadio Nacional de Lima que desencadenó una tragedia de proporciones monumentales. Los aficionados invadieron el terreno de juego.
La gente salió en estampida hacia los túneles que daban a la calle, pero debido a que las puertas habían sido cerradas antes del partido para evitar el ingreso de miles de personas que se habían quedado fuera, decenas de personas murieron aplastadas ante el paso de la multitud.
Estadio Nacional I
Los exaltados que eventualmente salieron ilesos del estadio, continuaron las protestas en las calles con un paso de destrucción en que atacaron comercios e incendiaron vehículos.
Cuando Lima volvió a la calma, se contaron 328 muertos y unos 500 heridos. El gobierno peruano declaró estado de sitio y suspendió las garantías constitucionales, pero para entonces lo peor ya había pasado.
Ante la magnitud de la tragedia, se decidió reducir la capacidad de espectadores de 53,000 a 42,000. No obstante, para la Copa América 2004, se aumentó la capacidad del Estadio Nacional a 47,000 espectadores.
Vista nocturna
Alan García Pérez: remodelación total
• Por primera vez en la historia, el Estadio Nacional tendrá techadas las cuatro tribunas.
• Durante las noches, aún sin partidos, la fachada tendrá luces decorativas.
• Estacionamiento para 703 autos, debajo de la tribuna sur. Seis escaleras llevarán directamente del estacionamiento subterráneo a los palcos.
Estadio Nacional II
• El exterior del estadio estará revestido por miles de placas. El material es 55% de aluminio y 45% de zinc.
• El IPD implementará un restaurante en la nueva torre sur. Quieren que el chef Gastón Acurio esté a cargo.
Fuente: Archivo Histórico El Comercio.