Skip to main content.

mié, 12 de enero, 2011

El Che Messi


Lionel Messi
acaba de ganar su segundo y consecutivo Balón de Oro (2010) siendo considerado el mejor jugador del mundo. La revista France Football entrega este premio desde 1956 y la FIFA lo hace desde 1991 siendo esta vez la primera en que el premio se otorga de manera unánime. Conociéndose que Diego Maradona nunca ganó este premio (en su tiempo era sólo para europeos), Messi iguala, entre argentinos, a Alfredo Di Stéfano (1957 y 1959) e ingresa a un selecto grupo de jugadores que han ganado dos veces esta distinción: Alfredo Di Stéfano, 1957 y 1959; Johan Cruyff, 1973 y 1974; Kevin Keegan, 1978 y 1979; Rummenigge, 1980 y 1981 y Van Basten, 1988 y 1989. Sumándome a este reconocimiento he escrito un pequeño texto sobre Messi y que he titulado. El Otro Che.

El otro Che
Por Aldo Panfichi


No obstante sus problemas, Argentina continúa produciendo ídolos para el mundo. Con Maradona en el ocaso y el Che Guevara envejecido, Messi, el otro Che, conquista el corazón de las masas. A tono con los tiempos Messi habla poco y no tiene rollo político sofisticado ni es un maravilloso transgresor del orden establecido como sus antecesores. En verdad no se le conoce declaración en defensa de Cuba o del socialismo pero sí acciones humanitarias a favor de los niños que sufren o de las victimas de Haití.

A pesar de esto o quizás por ello, Messi se ha convertido en un ídolo, más en Europa que en América pero igual va camino a serlo en todo el globo. Su condición de ídolo desideologizado nace exclusivamente de sus extraordinarias cualidades físicas, que le permiten hacer en un campo de juego goles y jugadas que otros buenos jugadores no pueden hacer. Ir más allá de lo posible con una sucesión de gambetas que desaíra al enemigo o un magistral toque de empeine que infla las redes, es una sensación de gloria del que no podemos sustraernos pensando en los partidos que nos jugamos en el trabajo o en las inseguras calles de Lima.

Messi es ídolo además porque se escapó del destino que la vida le había reservado. Nació pobre, chato, tímido, y poco agraciado (chancadito se dice en el argot deportivo), pero eso sí con una pelota bajo el brazo. Hace algún tiempo alguien recordaba cómo en un campeonato de menores en Lima en 1997, Messi, a los 10 años, no se separaba del balón ni cuando salía a pasear pero que también se avergonzaba de tener huecos en las medias. Por esos años pocos dirigentes o empresarios creían que Messi podía crecer y ganar peso y por ello lo choteaban por enclenque y chiquito. Así sucedió con Newell´s Old Boys, y el club Corno de la tercera división italiana, que no quisieron arriesgar los 900 dólares mensuales que costaba el tratamiento cuando Messi tenía 15 años y solo media poco más de un metro y cuarenta centímetros. Hoy se jalan los pelos por la oportunidad perdida.

Esta capacidad de sortear obstáculos, transgredir los límites, adscribirse al mundo de la fama, y alcanzar la gloria produce un poderoso influjo del que pocos aficionados pueden escapar. Ayuda que este otro Che justiciero juegue en al Barcelona y no en el Real Madrid, un club carismático que representó durante el franquismo la resistencia de un pueblo vencido pero no doblegado por el fascismo. Basta recordar los desafíos de sus hinchas cantando en catalán a grito pelado en los estadios cuando esta lengua estaba prohibida. Allí esta Messi, el otro Che, el nuevo ídolo, esperando como todos el inicio de la próximo mundial para ser testigos de su coronación.

Fútbol
Etiquetas :

item rate
Total de Votos: 2 - Rating: 5.00

Vota por este artículo:


Ingrese su correo electrónico para suscribirse a los comentarios de este artículo:

Ingrese los caracteres de la imagen y presione el botón "Suscribirse":

Comentarios

Publicado por José Luque el día sáb, 22 de enero, 2011 a las 10:34:42

Ojalá le de a la Argentina un título mundial más (deuda pendiente), así, seguramente, sería tan amado y querido como Maradona.

Publicado por Giancarlo Brizuela el día jue, 27 de enero, 2011 a las 03:46:24

Soy de Barcelona y a menudo tengo el placer de disfrutar de su arte en el mismo campo. Su humildad lo engrandece. Representa los valores de nuestro club: trabajo, esfuerzo, humildad, respeto al rival...valores también de los catalanes, no cómo la prepotencia de Madrid (véase Cristiano Ronaldo o Mourinho).

Me ha gustado mucho que menciones la resistencia de mi pueblo cuando la dictadura Franquista.

Aquí decimos que es "el petit més gran" (el pequeño más grande).

Visca Catalunya Lliure! (Viva Cataluña Libre!)

Publicado por Bernat el día vie, 28 de enero, 2011 a las 11:48:15

Me gustó lo de ídolo desideologizado. En efecto, los argentinos han exportado figuras de gran capacidad acumulativa de atención mediática y el hecho de llamar Che a Messi me parece acertado. Sin duda será un ejemplo a seguir a pesar de ser un ídolo con otras características que podrían definirse como apolíticas.

Publicado por Luis Chávez Lara el día sáb, 12 de febrero, 2011 a las 19:08:02

Muy buenas!!
Navegando por google he encontrado tu blog, soy el diseñador que ha creado esa camiseta dedicada al mejor jugador de la història, me ha echo mucha ilusión que utilizaras mi imagen jajaja un saludo!

Publicado por Xarly el día dom, 29 de mayo, 2011 a las 15:27:31

Harly,
vaya que suerte, si eres el diseñador enviame tus datos para colocarlos

Publicado por aldo panfichi el día dom, 29 de mayo, 2011 a las 16:02:06

Sin duda alguna messi es el mejor del mundo

Publicado por david el día lun, 02 de julio, 2012 a las 11:47:28

Añadir Comentario

:

: (obligatorio)



(obligatorio)

Su comentario deberá ser aprobado antes de ser publicado. Gracias!