La enumeración es una estrategia discursiva que permite expresar ordenada y sucesivamente los elementos que describen un tema. Esta estrategia se utiliza para listar las diversas características de una persona o un objeto; numerar una serie de sugerencias, advertencias, causas, agradecimientos; detallar la organización de un trabajo de investigación; disponer la información en un orden cronológico. Cuando el redactor clasifica y jerarquiza los datos que va a definir sobre un tema, es común que utilice la estrategia enumerativa. Con esta, el lector fácilmente podrá visualizar y asir los elementos que ordena el redactor; y podrá anticiparse al desarrollo del contenido. Su uso es sencillo y beneficioso para la disposición y distribución de la información.

Al redactar este tipo de párrafo, se sugiere empezar con una oración temática que permita desarrollar el contenido enumerativo. Esta oración debe posibilitar el empleo de la enumeración para organizar adecuadamente la información. Una vez que se cuente con esta oración el redactor irá disponiendo el contenido ordenada y jerarquizadamente. También debe considerarse que los elementos enumerados debe estar representados en oraciones diferentes, de esta forma el redactor garantiza la apropiación e inteligibilidad rápida de cada una de las partes que conforman el todo.

Si bien es cierto que el propósito de la enumeración es presentar los elementos de forma ordenada, no hay que descuidar de colocar una breve explicación de cada elemento nombrado. Estas explicaciones buscan detallar las características que van describiendo el tema que se está describiendo. Es decir dentro de cada enumeración aparece una explicación.

Cabe señalar que en la redacción de párrafos enumerativos, se hace uso de un conjunto de conectores o marcadores textuales que contribuyen con enunciar la información. Los conectores lógicos de adición y orden son los más usuales. Algunos de ellos son en primer lugar, en segundo lugar, en tercer lugar, primero, segundo, tercero,  primeramente, para empezar, luego, después, ademásen último lugar, en último términofinalmente,  para terminar, por último, etc.



Ejemplos de párrafos enumerativos:

1. PÁRRAFO FORMADO POR UNA ORACIÓN TEMÁTICA Y DOS ORACIONES SECUNDARIAS
El problema que se nos plantea no es sencillo, pues implica revisar la serie de operaciones que se pone en marcha cada vez que se apela a la idea de prevención. En primer lugar, supone recurrir a razones instrumentales, prácticas y económicas, para justificar una intervención. En segundo lugar, la causalidad contra la que se lucha tiende a devenir causa única del fenómeno en cuestión, lo cual aboca a los efectos de la simplificación o, más propiamente, del simplismo exagerado necesario para sostener ese principio de eficacia.
Tomado de © Núñez, Violeta (2007). Pedagogía Social: un lugar para la educación frente a la asignación social de los destinos. Universidad de Barcelona. p. 9.
http://bit.ly/gNy3ny

 

2. PÁRRAFO FORMADO POR UNA ORACIÓN TEMÁTICA, DOS ORACIONES SECUNDARIAS Y ORACIONES TERCIARIAS

La ética empresarial es transcendental por dos razones. Primero, fomenta el crecimiento del talento humano y profesional. En la actualidad, las diferentes organizaciones se enfocan en mejorar su clima laboral; por ello, se concentran en desarrollar y perfeccionar las habilidades de sus empleados. En este sentido, suelen ofrecer charlas motivacionales y talleres de capacitación basados en principios éticos-morales para que desempeñen sus funciones en un ambiente laboral favorable y puedan proyectar el objetivo de la compañía de forma adecuada. Estas estrategias, por tanto, son beneficiosas no solo para dichas instituciones, sean públicas o privadas, sino también para los mismos trabajadores, porque generan en ellos conciencia individual y social. No resulta extraño que sean estos individuos merecedores de diversos premios o beneficios adicionales. Segundo, el trabajo guiado por lineamientos justos y productivos, también, resulta ser importante dado que contribuye con el éxito de las empresas. Los clientes se ven atraídos cuando encuentran planes de trabajo bien elaborados y provechosos, sobre todo si favorecen el progreso de las familias, las comunidades o las poblaciones.  De esta manera, la fidelidad de los compradores garantizan la buena imagen institucional: los consumidores demandan y las fábricas proveen sus productos, y movilizan, en consecuencia, la circulación y el consumo de los bienes, e incluso de los servicios. La rentabilidad promueve, así, el cremimiento o el aumento económico-organizacional, e impulsa a que se obre moralmente en la fabricación, distribución y venta de los artículos que se ofrecen en el mercado. Por ejemplo, las sociedades empresariales, como Gloria y Alpaca Perú, garantizan su reconocimiento gracias a que aplican una efectiva práctica deontológica en el mejora de las habilidades de sus colaboradores y en la calidad de sus producciones. Se piensa en hacer el bien social y no únicamente en obtener dinero o laborar solo por afanes de lucro egoístas.

 

................................
¿Cómo citar esta fuente?
LOVÓN CUEVA, Marco (2010). "La construcción de párrafos enumerativos”. Blog de Marco Antonio LOVÓN CUEVA. Lima: PUCP. http://bit.ly/hftbP7
................................