Gabinete Ministerial

El envejecimiento prematuro de un gobierno

Apenas se ha cruzado la mitad del período de mandato y este gobierno sufre de envejecimiento prematuro. El gobierno del presidente Ollanta Humala sigue el recorrido de sus predecesores. Unos más, otros menos, pero todos desde Alejandro Toledo, pasando por Alan García, han desperdiciado un contexto de crecimiento económico pocas veces visto en la historia, sin lograr encarar los graves y acumulados problemas del país. Que cada gobierno tenga cifras que mostrar, obras que listar, índices que comparar, sin duda. Pero ya quisieran los mandatarios de la región haber tenido un período de crecimiento como el nuestro, para generar por lo menos apoyos a sus gobiernos. El nuestro es el único caso que la economía crece dando envidia y los gobernantes son desaprobados dando pena. La gente se puede equivocar, pero los gobernantes menos, pues las consecuencias son mayores.

Lo que más cambia en el Perú, son los ministros

El primer ministro en el Perú, es el puesto político más riesgoso del país. Nunca antes un gobierno había tenido tantos gabinetes derivado de las renuncias de sus primeros ministros. El último, René Cornejo apenas duró cinco meses, con lo que a punto de terminar su tercer año de cinco del mandato presidencial, Ollanta Humala ha juramentado a su sexto primer ministro, Ana Jara.

El parto de un gabinete

La juramentación del gabinete encabezado por Yehude Simon mostró, por su composición, que tiene menos cambios de los esperados, cerrando una crisis ministerial que llevó a la renuncia del gabinete Del Castillo y abriendo un nuevo período, con expectativas en varias direcciones. La composición de este gabinete, el primero encabezado por un no aprista en los dos gobiernos de Alan García, puede ser un signo de lo complicado que puede ser esta suerte de cohabitación García-Simon. Si inicialmente Yehude Simon señaló que le interesaba que tres ministros se quedaran en sus cargos (Mercedes Araos de Comercio Exterior, Luis Valdivieso de Economía y José Antonio García Belaunde de Relaciones Exteriores), terminó por mantener a diez. Y si pensaba incluir a varios de su confianza, sólo pudo contar con seis de ellos (Ugarte en Salud, Conterno en Producción, Vildoso en Mujer y Desarrollo Social, Leyton en Agricultura, Sánchez en Energía y Hernani Meloni en Interior), con perfiles centrados en profesionales calificados y con experiencia en la administración pública.

¿Un giro a la cohabitación?

Varios audios que comprometen a altos funcionarios del gobierno aprista hacen caer al gabinete Del Castillo, para dar paso al de Yehude Simon, presidente regional de Lambayeque, en la peor crisis política del segundo gobierno de Alan García. Así en una semana, la agenda se recarga de política, allí donde sólo se centraba en la economía. El hecho sucede en el peor momento y de la peor manera para el gobierno. El gabinete cae por un tema de corrupción, que conjuntamente con el económico, son los más sensibles para la opinión pública, en medio de los temores del impacto de la crisis económica internacional y a pocas semanas de la Cumbre de APEC.

Distribuir contenido

Servicio ofrecido por la Dirección de informática Académica (DIA) - Reportar abuso
Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP)
Blog administrado por ftuesta (Fernando Tuesta Soldevilla)
Modificado por (DIA) | Powered by Drupal