BRASIL 2014, EN EL FÚTBOL NO HAY SECRETOS

junio 15, 2014

 

“¿De qué son las pelotas? De cuero.

¿De dónde viene el cuero? De la vaca.

¿Qué come la vaca? ¡Pasto, la vaca come pasto!

¿Por qué no ponen la pelota en el pasto,

que es como se debe jugar al fútbol?”

- Alfredo Di Stéfano

 

Es cierto que juegan once contra once y que el fútbol es un juego de equipo; sin embargo es la calidad que puede sumar un once lo que marca la diferencia. Es como la interpretación de una sinfonía. Hay un compositor de la misma y están también los intérpretes.

 

Entonces la idea es simple, lo hará mejor quien toque mejor. Ejemplo de esto último es el Real Madrid, actual campeón de la Champions League, un equipo que a la calidad de sus intérpretes le ha sabido sumar la calidad del estratega. Así también, y de lo que va del mundial, el mejor ejemplo lo es Holanda.

 

Esto es, Holanda golea a España por la calidad de sus jugadores, pero sin desmerecer la melodía. “Para ser francos no esperábamos hacer esto ante España. Esto ha tenido que ver con la estrategia. Y claro también tiene que ver con la actuación de mis jugadores, que han ejecutado el esquema táctico con mucha convicción”, ha declarado Van Gaal, quien debe ser uno de los que más conoce con éxito al fútbol español y al propio Del Bosque, debido a su paso por uno de los clubes más importantes del mundo, el Barcelona de España.

 

Esto mismo lo demostró ayer Costa Rica, quien también tiene un intérprete de calidad, pero que cuenta además con un entrenador que ha demostrado ser capaz de minimizar las falencias de sus equipos, a la vez que maximizar sus virtudes. Bien por ellos. Sin embargo, no hay que subestimar a Uruguay, los charrúas han tenido un mal comienzo como en muchos otros campeonatos. Sobre esto, recordemos nomás su debut en la Copa América de Venezuela del 2007, cuando cayó derrotado 3-0 por nuestra selección peruana; pero llegando luego a semifinales en donde perdió por penales frente a Brasil, a la postre campeón de dicho certamen. O pensemos también en aquel empate con los dirigidos por Markarián en el debut de la Copa América de Argentina, en el 2011. Aquella vez, Uruguay resultaría campeón luego de eliminar en semifinales al local Argentina, en un partido de aquellos.

 

Empero, el tema aquí es que Uruguay ha querido interpretar su clásica melodía pero sin tener a su mejor intérprete, el “pistolero” Suárez. Uruguay no es lo mismo sin él. Un hecho que quedó demostrado por Costa de Marfil en el partido de anoche. Los marfileños pudieron incluir a Didier Drogba, el mejor intérprete de su melodía y en tan solo dos minutos cambiaron el resultado del partido.

 

Pero entonces, ¿qué tiene que hacer España?

 

Bastante. Primero entender que Piqué no es Pepe. Luego que Iniesta, Xavi, Pedro, Jordi y Fábregas, no podrán sacar el mayor provecho a su juego si es que no tienen a un Messi. Así también, Xavi Alonso no podrá hacer su mejor labor si no tiene a un Isco. Esto implica un cambio de melodía y también de intérpretes, uno en cada línea. Ramos y Casillas necesitan un mejor back central. Alonso otro seis, y Costa un socio de mayor peso. Quizás y el mayor error que haya cometido Del Bosque es no llevar a Carbajal. En lo personal, hasta ahora no lo entiendo. Punto aparte lo de Íker, al respecto decía Amadeo Carrizo: “Un gran arquero se hace comiéndose cuatrocientos goles, siempre que no se los coma en el mismo campeonato.”

 

¿Qué tiene que hacer Uruguay?

 

Pues lo mismo. Si no puede contar con Suárez entonces tiene que cambiar de estrategia; pero si el jugador del Liverpool inglés puede arrancar entonces es cuestión de afinar la máquina. Además, es claro que Tabárez es un viejo zorro que sabrá hacer lo que mejor le resulte a Uruguay.

 

En suma, España no se puede confiar más. Si bien, en el papel le siguen encuentros más fáciles que a Uruguay, este mundial ha demostrado una vez más, que los partidos se ganan en la cancha. Los charrúas la tienen más difícil; sin embargo, quien sabe si Costa Rica pueda robarle algún otro punto más a Inglaterra o a Italia. Hoy por hoy, ni Uruguay ni España, están eliminados; pero son ellos quienes tienen que demostrarlo.

 

Dicho todo esto, lo ideal sería encajar una melodía acorde a la calidad de los intérpretes; pero siendo estos últimos quienes marquen la diferencia. Esto es, calidad tanto en la composición como en la interpretación, considerando -si cabe la posibilidad- la genialidad de quienes hacen esto último. En esto, una partitura que sepa incluir la efectividad de un contragolpe, resultará letal, pero hay que tener equipo para eso, y trabajo. Solía decir Menotti: “Un equipo de fútbol es como una orquesta, cuanto más tiempo de ensayo tenga el grupo, mejor.”

 

Con todo, más goles harán sonar mejor a una melodía. Y eso no es para nada un secreto, menos estando en Brasil.

 

TIEMPOS Y FORMAS: EL CASO PUCP

mayo 10, 2014

"Hacia 1984, Gates se había ganado la aceptación de todos los medios como la figura líder del software del momento [...] Mientras él se centraba en cambiar el mundo, el mundo exterior tomaba cada vez más nota de Microsoft y de Gates. Primero en 1986, cuando Bill Gates tenía 30 años, la empresa salió a bolsa, acontecimiento que hizo multimillonarios a innumerables empleados de Microsoft y a Gates aún más rico de lo que ya era. Después, en 1992, Gates fue declarado el hombre vivo más rico. Tras eso, los medios se centraron menos en Gates como genio de la tecnología y más en su inmensa fortuna y en el fenomenal poder que había acumulado sobre la industria del ordenador personal. Cada vez se referían menos a Gates como el Edison o el Rockefeller actual y más como la encarnación del diablo, como Bill Gates el monopolista y depredador. Como consecuencia de esto y según su propia visión, en los años 90 pasó más tiempo batallando contra cargos legales y siendo el arquitecto de las estrategias legales de su empresa que ejerciendo de arquitecto de su software." [1]

 

Gates se cargó a sus hombros, todo un problema.

 

Algo que sucedió porque Gates se vio a sí mismo como el más indicado para defender a Microsoft, su empresa, su cultura, cuando bien pudo haber dejado el caso totalmente en manos de los abogados de la compañía. Algo que le habría permitido seguir pasando más tiempo en la estrategia y el desarrollo de nuevos productos. Fue así como la decisión de Gates de involucrarse al 100% en estas batallas legales, tuvo consecuencias adversas para lo que posteriormente sería el futuro de lo que él mismo había soñado. Es así como la batalla "Estados Unidos versus Microsoft", o mejor dicho, "Gobierno Federal versus Bill Gates" -debido al elevado grado de personalización que el fundador de Microsoft le otorgó a este asunto-, tuvo consecuencias que hasta hoy se pueden observar.

 

"Gates estaba seguro de que estaba luchando por su vida. Él se había enfrentado antes a otros retos, pero lo que había diferenciado el juicio de todos esos otros retos, explicó, había sido un punto fundamental: en el pasado, cuando surgía un reto en Microsoft, la solución era evidente y al alcance de la empresa, si se era suficientemente creativo, si se empleaba suficiente dinero o si se mantenía tenacidad. La solución, dijo Gates, normalmente surgía del mercado. "Siempre hemos tenido retos, pero conocíamos el marco." [...] Pero el juicio presentó un nuevo juego para Microsoft. Con respecto a los problemas legales, Gates comentó que "no estaba claro que se pudiera dilucidar bien el problema. Seguro que se podía pensar, pero no se podía dilucidar..." [...] Cuando se supo que Microsoft estaba en el banquillo, Gates convocó a su equipo para una reunión de estrategia. Sentado con los doce miembros del Comité de Estrategia en la sala de conferencias de Microsoft, Gates escuchó, a través de un altavoz, cómo el abogado principal de la empresa William H. Neukon, hablaba desde Washington D.C. Urgía a Gates a que se tomara en serio los cargos del Gobierno federal. Por supuesto, Gates se los estaba tomando en serio, pero lo que Neukon quería decir era que se tomara los cargos suficientemente en serio como para llegar a un acuerdo. Apuntando con el dedo hacia el altavoz, Gates contestó: "Vas a tener que arreglarlo." "Arreglarlo" significaba ganar el caso incluso si Microsoft tenía que ir a los tribunales, no significaba llegar a un acuerdo. Otros alrededor de la mesa sólo veían el lado oscuro del juicio: podía durar indefinidamente, el oponente en los tribunales era ni más ni menos que el Gobierno federal de Estados Unidos y el perjuicio para la reputación de Microsoft sería inmenso. [...] "¿Por qué no llegar a un acuerdo?" preguntaban algunos alrededor de la mesa con tono implorante. Gates no quería saber nada de eso. ¿Por qué? [...] Si Microsoft hubiera llegado a un acuerdo, habría pagado una gran multa, pero lo peor de todo es que otros habrían visto el acuerdo como un equivalente a su alegato de culpabilidad." [1]

 

En realidad, Gates quería dar pelea. Sentía que era su deber.

 

La investigación antimonopolio contra Microsoft, que había empezado en 1993, llegaba así a sus momentos más tensos, cuando de hecho Microsoft bien pudo optar por hacer las cosas de otra manera con el fin de evitar toda esta situación, tal y como bien lo mencionara Kornel Marton, un director de programación de Microsoft Word en los años 90: "El problema comenzó con  Netscape en 1994 y, francamente, estaba todo muy bien orquestado por los partidarios de Netscape, que se las arreglaron para pinchar a algunos ejecutivos estúpidos de Microsoft para que hicieran algunas estupideces... Microsoft tenía a algunas personas en la división de Windows que no eran tan brillantes y que hicieron algunas cosas realmente estúpidas. Por supuesto, teníamos una política en la que intentábamos sacar del mercado a WordPerfect (un programa anterior de procesador de texto) y clonar sus características, aunque nunca escribirías eso en un e-mail. Pero había algunas personas que querían avanzar en Microsoft demostrando ante Bill y Steve que tenían más pelotas que nadie, así que escribieron en duros e-mails, cosas como, 'Deberíamos cortar el suministro de aire a Netscape'..." [1]

 

Ante todas estas evidencias, bien se podía pensar en un acuerdo, con Microsoft admitiendo que era capaz de hacer mejor las cosas. Pero por el contrario, Gates mostraba su posición al mundo de la siguiente manera:

 

"...nosotros estamos sacando la cara por la innovación. Estamos luchando por mantener la capacidad de poner nuevas características en nuestros productos. Lo que tenemos aquí, en esencia, es esto: el gobierno de Estados Unidos dice que nuestros productos son demasiado capaces... Están intentando que nosotros no integremos Internet en Microsoft Windows. Está perfectamente claro. Sí, es sorprendente, pero está perfectamente claro..." [2]

 

A la vez que añadía:

 

"Es interesante ver al Departamento de Justicia solicitando en uno de sus requerimientos para celebrar un proceso de revisión judicial el examen de todo producto nuevo que fabriquemos. Y eso suena a verdadero intervencionismo sobre los productos." [3]

 

Además, para Gates, Microsoft no incurría en ninguna práctica monopolista:

 

"Tal como es sabido, monopolista es, por definición, la empresa que tiene capacidad para impedir la entrada al mercado de nuevas empresas y para controlar el precio unilateralmente. Microsoft no puede hacer ninguna de estas dos cosas." [3]

 

Justificaba su argumento, con las siguientes cifras:

 

"Hoy en día el coste del sistema operativo representa el 5% del costo total de una PC. Si yo tuviese el monopolio, el precio del sistema operativo habría llegado al 25% ó 30% del precio total de la máquina."[3]

 

En tanto que a su turno, James Barksdale, CEO de Netscape por ese entonces, respaldaba la posición del gobierno cuando declaraba: "Microsoft dejó en claro que si Netscape no estaba de acuerdo con sus planes entonces Microsoft aplastaría a Netscape, usando su monopolio del sistema operativo." [4]

 

Fue así que, "el 18 de mayo de 1998 el Departamento de Justicia y 20 estados entablaron procesos antimonopolio contra Microsoft. La fiscal general Janet Reno, acusó a la empresa de aplicar una "estrangulación" al mercado de software de Internet, y de utilizar ilegalmente su poder monopolístico para limitar las opciones del consumidor." [3]

 

La guerra estaba así declarada, y con un 1998 que se convertiría además, en un año para recordar.

 

Por un lado, entre 1998 y 2002, "los ingresos de Microsoft aumentaron de 15,26 mil millones de dólares a 28,37 mil millones de dólares y sus beneficios aumentaron, en el mismo período, de 4,49 mil millones de dólares a 7,83 mil millones de dólares. Una indicación posterior de que Gates no habría ralentizado el ritmo de la empresa, fue que su número de trabajadores creció de 27.055 en 1998 a 50.621 en 2002." [3]

 

Más, las dificultades legales habían empezado cinco años antes, y lo peor aún estaba por llegar. El juicio duró unos interminables 3 años y en realidad no se extendió mucho más porque al llegar George W. Bush a la Casa Blanca el 20 de enero de 2001, dejó en claro "que a él le gustaba Microsoft, que le gustaban los grandes negocios y que no deseaba perseguir casos de antimonopolio" [3], razón por la cual no causó ninguna sorpresa que el Departamento de Justicia alcanzara finalmente un acuerdo con Microsoft que además sería ratificado en el 2002, poniendo punto final a toda esta historia.

 

Una historia llena de situaciones complejas que encontraron su solución con la firma de un acuerdo, aquel que al principio Microsoft quiso evitar, pero que a fin de cuentas, tuvo que aceptar. Empero, habían transcurrido así cerca de 10 años en los que si bien las últimas cifras económicas mostraban que en números financieros nada malo estaba sucediendo, lo cierto era que "hacia el final, la empresa estaba en estado de shock, su gente desmoralizada, abatida y humillada, y su capacidad de funcionar con eficacia era una gran interrogante." [3]

 

Una interrogante que el propio Bill Gates respondería cuando en una presentación realizada ante el Foro Económico Mundial en el 2004, dijera respecto de Google y sin pelos en la lengua, lo siguiente: [5]

 

"Ellos nos patearon el culo."

 

Y decía esto en clara referencia a la manera en que Google "había superado por completo todos los intentos que había realizado Microsoft por insinuarse en el negocio de los motores de búsqueda." [6]

 

Ante esto cabe recordar que Microsoft introdujo MSN Search en 1998 -aquel año para recordar-, momento en que Larry Page y Sergey Brin fundaban Google pero con una gran diferencia, lo hacían de la mano de un buscador que venía al mundo pensado para ser una herramienta rápida, innovadora, y especialmente buena en la obtención de resultados relevantes, un hecho que se contrastaba fuertemente con el "esfuerzo" de Microsoft, para quienes el desarrollo de un motor de búsqueda propio no había resultado estratégico, razón por la cual solo se limitaron a utilizar los resultados de Inktomi, un motor de búsqueda existente. Y es que en realidad, durante aquella década de los 90 Microsoft había estado más enfocada en derrotar legalmente a Netscape Navigator y al Departamento de Justicia estadounidense, que en desarrollar mejores y nuevos productos.

 

Esto fue por demás obvio cuando en Microsoft se dieron cuenta que para el año 2002, Google ya había ganado $ 348 millones en ingresos, en tanto que solo un año más tarde, habían casi triplicado sus ingresos [7]. Una situación tan inesperada que obligó a Microsoft a desarrollar su propio buscador; sin embargo, lo cierto era que la compañía ya había perdido bastante terreno frente a sus competidores de cara al futuro, pues pasó de ser una compañía que marcaba el paso a una que solo seguía lo que otros ya hacían mucho mejor.

 

Un hecho que quedó demostado cuando en el 2006 lanzaron Windows Live Search, un remedo de buscador que no pudo ni siquiera competir con el de Google. Luego, en 2009 volverían a la carga con Bing, una "solución inteligente" que fue lanzada con bombos y platillos pero que a la luz de las cifras no resultaba una gran decisión, pues para junio de 2011, Bing todavía costaba $ 2.5 mil millones más de lo que había generado en ganancias [7].

 

Pero, con el veredicto no termina todo.

 

"Con el fin de cumplir con las nuevas reglas, el 5 de noviembre de 2002 Microsoft nombró un comité para el cumplimiento de leyes antimonopolio y le encargó la supervisión del trabajo del agente que había sido enviado a Microsoft para desarrollar y supervisar sus programas internos así como sus procesos para asegurar el total cumplimiento del acuerdo." [1]

 

Con esto, Microsoft volvía además a intentar ser la empresa que pudiera recuperar el camino perdido, dejando en manos de un comité todo lo concerniente a este tema, como quizás comprendiendo, aunque tarde, que siempre debió ser un grupo de especialistas quienes vieran todo este complejo asunto, desde sus inicios hasta la implementación del acuerdo, esto en lugar de tener a lo mejor de la compañía en un desgaste constante producto de los enredos propios que se suceden con estos temas legales, aquellos que además, resultan totalmente innecesarios.

 

Así también, hay que tener en cuenta que en nuestro país, hace poco vivimos una situación algo similar, en la que tanto nosotros como el hermano país de Chile, hicimos uso de nuestros respectivos cuerpos diplomáticos para la definición de un grupo de connotados especialistas que atendieran nuestras controversias ante un tribunal internacional. Siendo además esta sensatez de tal magnitud, que dichos equipos trascendieron períodos de gobierno manteniendo de esa manera una única, coherente, invariable y sólida postura, durante todo el tiempo que duró el proceso. Equipos que además siguen trabajando en la implementación de las soluciones establecidas por el Tribunal de La Haya. [8]

 

Porque en definitiva, este tipo de situaciones, complejas por demás, no es que se solucionen de la noche a la mañana, sino que más bien implican tiempos y formas debidos que son propios de su naturaleza, aspectos que deberían siempre descansar sobre instituciones y no así, sobre personas. Además, resulta difícil imaginar a un Presidente que se dedique por encima de todo a dirigir las estrategias legales, atienda a los tribunales, y que a la vez se pueda tomar tiempo para gobernar. Y que no se mal interprete, pues esto no tiene nada que ver con una cuestión de capacidad, sino más bien de sentido común, objetividad y debida institucionalidad. Cada cosa en su lugar.

 

Finalmente, escribo todo esto, porque al igual que lo hice hace un tiempo respecto de la controversia entre la Iglesia y la PUCP [9], hoy es sabido que  "el Santo Padre Franciso ha constituido una Comisión Cardenalicia con la misión de encontrar una “solución consensual definitiva”, enmarcada en la Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae, a la cuestión pendiente entre el Vaticano y la PUCP" [10], hecho ante el cual, considero que nuestra Universidad tendrá una vez más la oportunidad de mostrar todo su sano juicio y mayor voluntad, quizás y considerando un poco todo lo que a través de estas líneas hemos expresado. Esto es, nombrando una comisión de especialistas a la que le sea posible sobrellevar los tiempos y formas que se requieran para este proceso, incluyendo el mismo tanto su solución como posterior implementación; un equipo de trabajo que de ser necesario no esté sujeto a los períodos rectorales pero que a su vez guarde estrecha comunicación con la comunidad universitaria y las autoridades de turno, permitiendo a estas últimas el seguir orientando a tiempo completo el continuo desarrollo de nuestra Universidad, una loable labor que se espera sea siempre respaldada por el mayor ejercicio de responsabilidad de todos aquellos quienes entendemos a cabalidad lo que significa ser de la PUCP. Hacerlo de otra manera sería pues, ser ajenos a ese significado.

 

 

 

REFERENCIAS

 

[1] 2007. ROBERT SLATER. "El relanzamiento de Microsoft. Cómo reinventaron su empresa Bill Gates y Steve Ballmer". Traducción de Rafael Aparicio Aldazábal. Ediciones Deusto

 

[2] 1998. CHRISTOPHER BARR. "Gates lashes out at press", CNET News, 27 de enero.

http://news.cnet.com/Gates-lashes-out-at-press/2100-1001_3-207548.html

 

[3] 2006. JANET LOWE. "Bill Gates habla. Opiniones e ideas". Traducción de Germán Orbegozo Ituriarte. Ediciones Deusto

 

[4] 1998. DAVE WILSON. "U.S. Opens Case Against Microsoft The Government Used The Company's Words To Bolster Its Case. At Issue Is Supremacy In Internet Browsers",  Philly.com, 20 de octubre

http://articles.philly.com/1998-10-20/news/25762805_1_market-for-web-browsers-microsoft-jim-barksdale

 

[5] 2004. THE INQUIRER. "Google kicked our butts, Bill Gates admits", 24 de enero

http://www.theinquirer.net/inquirer/news/1023983/google-kicked-our-butts-bill-gates-admits

 

[6] 2004. GEEK. "Bill Gates: “Google kicked our butts”", 26 de enero

http://www.geek.com/news/bill-gates-google-kicked-our-butts-555322/

 

[7] 2012. NICK SCHEIDIES. "The 4 Biggest Mistakes of the World’s 4 Biggest Entrepreneurs". Incomediary

http://www.incomediary.com/the-4-biggest-mistakes-of-the-worlds-4-biggest-entrepreneurs

 

[8] CONGRESO DE LA REPÚBLICA DEL PERÚ. "Grupo de Trabajo de seguimiento de la demanda presentada por el Perú ante la Corte Internacional de Justicia con sede en La Haya por el diferendo marítimo con Chile"

http://www.congreso.gob.pe/comisiones/2013/rree/GT-seg-demandaHaya-2013/cronologia.html

 

[9] 2012. ALBERT DIAZ. "PUCP e Iglesia: El bien común con sentido común". Blog PUCP, 28 de julio

http://blog.pucp.edu.pe/item/163171/pucp-e-iglesia-el-bien-comun-con-sentido-comun

 

[10] 2014. PUCP. "Comunicado a la comunidad universitaria", PuntoEdu, 28 de abril

http://puntoedu.pucp.edu.pe/noticias/comunicado-a-la-comunidad-universitaria-2/

Don Óscar Avilés, un peruano de verdad (*)

abril 18, 2014

Uno podrá leer un libro de nuestra historia, probar nuestra comida, visitar nuestro patrimonio arqueológico, ver nuestra danzas, oír nuestra música, emocionarse viendo un cuadro, leyendo un poema, maravillarse con nuestros paisajes. Y así entonces, conocer nuestro país.

Sin embargo, conocer no es suficiente para ser.

Porque distinto es cuando partiendo de ese conocer, uno además respeta, cultiva y transmite esa peruanidad, expresando sus riquezas, sus similitudes, sus diferencias, sus raíces, su singularidad, ... su patria. Eso era precisamente lo que hacía nuestro gran Óscar Avilés, enseñándonos quizás una de las más bonitas formas de identificarnos con nuestro Perú, con lo que somos, con lo que valemos, con lo que soñamos. Y así entonces, de querernos un poco más.

Don Óscar Avilés, un peruano de verdad.

Descansa en paz.

(*) Publicado inicialmente en mi cuenta de Facebook el 6 de abril del 2014

 

Facebook cede ante los reclamos de sus usuarios

marzo 27, 2009
A inicios de febrero mencionábamos en un post acerca de los cambios que de manera sospechosa Facebook empezaba a realizar en sus APIs (interfaces de programación). Decíamos también que dichos cambios dejaban listo el camino para que esta famosa red social contenga características muy similares a las de Twitter, aquel servicio de microblogging que hoy por hoy es también muy utilizado y que Facebook quiso comprar pero no pudo.

Pues bien, lo que suponíamos sucedió, es decir, Facebook cambió de manera tal su apariencia que empezó a darle mayor importancia a las funcionalidades de microblogging, generando a partir de esto una serie de controversias y comentarios negativos entre sus usuarios. Esto es, dichos cambios no fueron del gusto de todos ellos provocando así una peculiar reacción de su parte, y es que, los propios usuarios crearon una encuesta dentro del mismo Facebook para que los miembros de esta red pudieran votar a favor o en contra de estas modificaciones. Buscaban de esta manera que sus reclamos pudieran ser tomados en cuenta.

Encuesta Facebook


Puesta en marcha la encuesta, los resultados vienen mostrándose contundentes. Del total de personas que han votado, el 94% de ellos ha manifestado estar en contra de los cambios a tal punto que inclusive se dejan leer comentarios como los siguientes: "Antes podía ver los grupos de mis amigos dándole a un sólo botón, ahora no hay quien busque grupos" o "No se pueden configurar las noticias, tengo que ver lo que no me interesa y dejo de ver lo que si me interesa".

Ante esto, y a pesar de que el número total de votantes es realmente una pequeña parte del universo de usuarios, el Director de Producto de Facebook, Chris Cox ha comunicado en un reciente post que "tomarán en cuenta todas estas observaciones y que al respecto harán algunos cambios durante las próximas semanas". Menciona además que buscarán "presentar un adecuado equilibrio entre lo que está sucediendo ahora y lo que resulta interesante en un período más largo de tiempo". Esto es, tratarán de buscar una armonía entre las características actuales del microblogging y las opciones tradicionales de Facebook, aquellas que hicieron de esta red social una de las más usadas a nivel mundial.


Imagen tomada de Facebook