Archivos

Usted está viendo los archivos para 2008

SENTIDOS DE PATERNIDAD DE LOS PADRES QUE DESEAN COMPARTIR LA CUSTODIA DE SUS HIJOS, EN LAS CIUDADES DE BOGOTÁ Y MEDELLÍN

Por:
MARCELA RUIZ CORREA

Profesor:
EDISON FRANCISCO VIVEROS CHAVARRÍA

FUNDACIÓN UNIVERSITARIA LUIS AMIG

PROGRAMA DE DESARROLLO FAMILIAR

TRABAJO DE GRADO

MEDELLÍN

2008


TABLA DE CONTENIDO



Pág

1. Sentidos de paternidad de los padres que desean compartir la

custodia de sus hijos. 3
2. Presentación. 3
3. Justificación. 4
4. Situaciones que se generan, actualmente, frente a la paternidad
y la custodia compartida. 5
5. Reflexión e interpretación desde la teoría. 10
5.1 Paternidad. 10
5.2 Custodia vs custodia compartida. 12
5.3 Género. 18
5.4 Familia. 21
6. Memoria metodológica. 23
7. Familia-sociedad y los sentidos de paternidad desde el deseo de
compartir la custodia 25
7.1 El sentido de paternidad, más allá de la proveeduría económica y
más cercano a la afectividad y cuidado de los hijos.
7.2 Compartir la custodia y la influencia cultural desde la perspectiva de
género. 28
7.3 Visibilizar a la familia de origen paterno. 32
8. Consideraciones éticas. 34
9. Consideraciones finales . 35
10. Bibliografía. 38
11. Anexos. 39

SENTIDOS DE PATERNIDAD DE LOS PADRES QUE DESEAN COMPARTIR LA CUSTODIA DE SUS HIJOS

2. PRESENTACIÓN

Una idea en forma de pregunta o una idea acompañada de varias preguntas que surgen de acuerdo a un determinado fenómeno, es lo que incentiva a querer ir en búsqueda de respuestas que despejen esos qué, por qué, cómo, dónde, cuándo y a quiénes ha beneficia, para mostrar y demostrar las realidades de las personas o los seres humanos en un determinado contexto, a través de un trabajo o ejercicio investigativo hecho con el compromiso, respeto y profesionalismo posibles.



Lo comprendido en este trabajo de grado: Sentidos de paternidad de los padres que desean compartir la custodia de sus hijos en las ciudades de Medellín y Bogotá, se menciona dando a conocer los parámetros a seguir para su realización. Se inicia entonces la Justificación que responde a las preguntas mencionadas en el párrafo anterior; luego, la Problematización, aquí, se plantea el problema; enunciando, describiendo, caracterizando la situación y a las personas en sus comportamientos, sentidos, actividades, objetivos y el medio en el que interactúan. La formulación del problema se hace a través de una pregunta directriz y dos orientadoras; se continúa con los antecedentes sobre el tema y se hace una delimitación espacial, temporal y conceptual, finalizando con los objetivos que se pretende lograr.

En la Memoria metodológica se hace una explicación sobre el tipo y el enfoque de investigación para efectos del trabajo y cómo se lograron los objetivos; también se mencionan las técnicas que se utilizaron para la generación, registro, organización y análisis de la información y las fases que le dan un orden lógico al proceso; sigue entonces, el referente teórico que da cuenta de la teoría existente y ayuda a tener un conocimiento y comprensión más amplios sobre la temática de este ejercicio investigativo. Paternidad, custodia vs custodia compartida, género y familia, son los temas presentados en este punto.

En cuanto al Análisis de la información, allí se plasman los resultados obtenidos en el trabajo de campo, articulándolos con lo teórico y los aportes propios, siendo consecuente con la formación profesional; luego se da paso a las consideraciones éticas en las que se reconoce el valor de lo ético que se debe tener en cuenta en el ejercicio investigativo.

Las consideraciones finales dan paso a las propuestas alternativas que pueden llevar a nuevos interrogantes sobre el tema desarrollado en este trabajo, que puedan estimular a la realización de nuevos estudios e investigaciones a profundidad. Finalmente, los anexos, que servirán para tener un acercamiento que un poco más real frente a los resultados que se dieron a través del contacto directo con los padres.

3. Justificación

El Profesional en Desarrollo Familiar adquiere el compromiso de dedicar el crecimiento profesional al trabajo con las familias desde el mismo momento en el que decide adentrarse en la aventura del conocimiento del Desarrollo Familiar. Además, cabe resaltar “el trabajo con las familias” ya que se trata de una mirada sin sesgos, pues cada vez existen fenómenos que salen a la luz debido a los cambios sociales, políticos, culturales y económicos que obviamente afectan a los seres humanos en su modo de vivir. Es así, como por diversas circunstancias están en una lucha constante por la supervivencia, no sólo por sus necesidades materiales e intelectuales si no también afectivas, es por ello, que se han dado distintas manifestaciones en donde se reclaman, no solamente lugares y reconocimientos en la sociedad, sino también en las familias.

En este ejercicio de investigación se pretende indagar sobre los sentidos de paternidad que tienen los padres que desean compartir la custodia de sus hijos, en las ciudades de Bogotá y Medellín y las razones que exponen sobre la importancia de compartir la custodia, para crear conciencia sobre la necesidad de que ellos participen activamente en la educación de sus hijos y les brinden la compañía y el afecto que sólo un padre puede dar, pues esto contribuye a que los niños desarrollen más seguridad frente a su proceso de socialización y a tener una vida afectiva sana cuando sean adultos. Cabe recordar que ambas son funciones fundamentales que la familia debe realizar y por ende, no se debe limitar solamente a que se reconozca que se pueden llevar a cabo siempre y cuando sus miembros, necesariamente, compartan el mismo techo o que en caso de que el padre y la madre decidan separarse, la familia monoparental con jefatura femenina sea la más adecuada y el padre sólo siga con su papel tradicional de proveedor y una, casi nula, participación en el cuidado de sus hijos o hijas, pues se trata de propender por los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes; también del hombre y la mujer, no de una lucha de poderes entre ambos, sino el tener en cuenta al otro y trabajar juntos por el bienestar de todos.

La participación del Profesional en Desarrollo Familiar frente a la situación de los padres que desean compartir la custodia de sus hijos o hijas, va más allá de la Legislación, pues su principal función es utilizar sus conocimientos posibilitando la generación de posibles soluciones que lleven a darle prioridad a la relación padres e hijos sin los prejuicios que hay sobre la figura paterna, contribuyendo a la visibilización de su natural beneficio a los hijos o hijas más allá de la idea patriarcal que culturalmente se tiene de ella, pues hoy en día, muchos hombres que son padres quieren romper con los esquemas tradicionales y a pesar de los cambios que ellos quieren dar a conocer, aun siguen vigentes en todas las instituciones, impidiendo que puedan gozar del apoyo que solicitan para poder estar más tiempo con sus hijos o hijas a pesar de haber roto su vínculo de pareja con la madre.

Hay que transmitir la importancia de no considerar al padre aisladamente de la vida de sus hijos o hijas por el hecho de divorciarse o separarse de la madre, pues los cambios que se dan en esa situación influyen más que todo en los hijos. Es considerar que no se deja de ser padre por el hecho de no continuar viviendo bajo el mismo techo en el que vive la madre con los hijos o hijas, sino que ellos también tienen un espacio para brindarles y compartir con ellos, por eso desean compartir la custodia, para que comprendan que a pesar de que papá y mamá ya no pueden vivir juntos, no quiere decir que con papá no pueden contar y que es “malo” porque no vive con mamá. De ahí, el papel del Profesional en Desarrollo Familiar como mediador, para que en este tipo de situaciones haya acuerdos que beneficien a toda la familia separada, que no se invisibilice al padre, que no se le condene a no ejercer su paternidad sólo por el hecho de no ser más, la pareja de la madre de sus hijos o hijas y que más que la decisión de un tercero, llámese Juez, Comisario de Familia, Defensor de Familia o cualquier funcionario que esté autorizado por Ley a intervenir, están por encima su condición natural de padres y de madres, y su voluntad para llegar a acuerdos en beneficio de ellos y de sus hijos o hijas.

Para dar soporte a este ejercicio investigativo, se hará siguiendo el proceso que se tiene en trabajos de investigación, a través de argumentos teóricos e indagaciones y de la transmisión de las vivencias de algunas personas que han vivido la situación mencionada, para así, analizar y construir una conceptualización que dé claridad para comprender la finalidad del trabajo. Se espera que durante el segundo semestre del presente año, se logre reunir el suficiente material que dé cuenta del propósito de este proyecto, para que las familias, en donde los padres y madres decidan separarse o estén en ese proceso; las instituciones implicadas y todos aquellos profesionales que en su ejercicio se vean involucrados, tengan una información adicional, fuera de lo normalmente establecido, para que puedan tenerla en cuenta, a pesar de los esquemas culturales que los han acompañado durante su vida y que de algún modo influyen en sus decisiones tanto personales como profesionales. Se espera también, que esto no sólo los beneficie a ellos sino, en primera instancia, a los niños, niñas y adolescentes. No puede dejarse de lado tampoco a la sociedad, pues tal vez esto pueda hacer que las familias, aún con padres separados, puedan contribuir a que se logren procesos democráticos, teniendo en cuenta el deseo de los padres de compartir la custodia de sus hijos para participar en su educación y su cuidado aún cuando no vivan con ellos bajo el mismo techo.

4 Situaciones que se generan, actualmente, frente a la paternidad y la custodia compartida.

“Una sola golondrina no hace verano”

Aristóteles

Cada día, van transcurriendo en la sociedad distintos factores que determinan las transformaciones en la diversidad existente entre los individuos y los grupos. Es por ello, que al haber posturas radicales frente a determinados conceptos transmitidos durante años, como el hecho de sobrevalorar el papel de la madre y menospreciar la importancia del papel del padre, han hecho que emerjan grupos de padres que desean compartir la custodia de sus hijos creando fundaciones y organizando protestas frente a lo que ellos consideran, la violación de los derechos de los niños y de ellos como padres. También reclaman la equidad de género e igualdad de derechos, pues así como las mujeres han ganado espacios en el ámbito social que eran exclusividad de los hombres, ellos también reclaman un espacio en el ámbito familiar y en la vida de sus hijos, que hasta hoy, son exclusivos de las mujeres.

La custodia monoparental auspiciada por una legislación obsoleta colombiana, que en el 99% de los casos se asigna a la madre, ha llevado a que la sociedad incentive la práctica machista del desapego. Cuando se presenta una separación o divorcio y se define la custodia sólo para uno de los dos padres, el otro no ve otra alternativa que convertirse en un visitante, en un aportante de dinero, en un espectador lejano del crecimiento de sus hijos” (Extraído el 14 de septiembre de 2008 desde http//www.padresporsiempre.com/)

Lo anterior ha empezado a crear inquietud en los profesionales que están involucrados, por su quehacer, en los procesos de custodia. Ya se han escrito libros cuyo contenido obedece a argumentos empíricos sobre los análisis que en algunos países, han hecho psicólogos forenses y psiquiatras frente a esta problemática, invitando a todos aquellos profesionales que trabajan con las familias a reflexionar sobre ésta realidad y a hacer estudios sobre la misma.

Existe una fundación en la ciudad de Bogotá llamada “Padres por siempre” cuyos miembros están tratando de conseguir que se apruebe una ley para este propósito (Proyecto de Ley No 162 de 2007). Este proyecto se hundió el 19 de junio de 2008, en La Comisión Primera del Senado de la República. De todas formas, estos padres presentaron nuevamente otro proyecto de ley (Proyecto de Ley No. 05 de 2008) con las modificaciones que les habían sido sugeridas, esperando que sea aprobada.

Los padres que desean compartir la custodia de sus hijos en las ciudades de Bogotá y Medellín, se basan para defender su argumento en un trastorno no conocido ni reconocido en la mayoría de los países de habla hispana, llamado (SAP) Síndrome de Alienación Parental. En los procesos de divorcio, separación y custodia, los psicólogos forenses y psiquiatras lo han detectado y reconocido, incluso en sus escritos; entre ellos está el psiquiatra chileno Hernán Montenegro (2002) quien lo denomina como Síndrome de Alejamiento Parental y el psicólogo forense, español, José Manuel Aguilar. El primero en hablar sobre dicho trastorno, que se deriva de un divorcio con enfrentamientos violentos entre las partes, fue el psicólogo norteamericano Richard Gardner (1985), después de haber analizado sus experiencias profesionales con parejas en proceso de divorcio conflictivo, prácticamente, sin la posibilidad de conciliación; encontró que uno de los padres, generalmente la madre, dedicaba el resentimiento que sentía contra el padre, a los hijos, esto lograba que ellos lo odiaran de igual modo. Este padre no solamente no podía ver a sus hijos porque legalmente se lo impedían sino también, por el desprecio infundado hacia él, todas éstas características obedecen al Síndrome de Alienación Parental (SAP). Éste síndrome también puede estar afectando a familias que siguen intactas que son aquellas en las que los padres aún no se han divorciado y que viven un divorcio o separación emocional.

“El enfrentamiento de la separación que se lleva a cabo hoy en día en los tribunales prima la postura del conflicto de intereses frente a otros elementos relevantes”. (Aguilar, 2006. Página 30)

La problemática de los padres que desean compartir la custodia de sus hijos y en la reclamación de su derecho a ejercerla, lleva a la reflexión desde las profesiones para que se empiecen a asumir posturas en las que se cree la necesidad de romper con los esquemas que impiden que se reconozcan las realidades existentes y replantearse hasta qué punto los intereses individuales y materiales están superando los fundamentales, como son los derechos humanos y principalmente los de los niños, niñas y adolescentes. Es darse cuenta de las necesidades que están saliendo a la luz dentro de la dinámica familiar, es ir más allá de lo tradicionalmente planteado frente a ellas e ir construyendo y estudiando nuevas alternativas que vayan de la mano con las nuevas vivencias de los hombres y las mujeres, cuyas necesidades requieren de posibles soluciones que sobrepasan lo establecido. Desde el Desarrollo Familiar, por ejemplo, la oportunidad está en el hecho de repensar a la familia y su dinámica interna, es no concebir a la familia solamente desde un espacio físico; es esa trascendencia en la interdependencia que como sistema vive más allá de la “casa” más allá del hogar. Son las familias post-divorcio, post-separación o familias cuya custodia de los hijos podría ser compartida.

Desde lo político y social, tener en cuenta los problemas que han causado durante la historia de la humanidad: el racismo, la discriminación por la situación económica y el fundamentalismo sexista que otrora fuera en contra de la mujer y ahora, en contra del hombre como padre y miembro de familia, cuando pasa de ser adolescente a adulto ¿Podría mirarse la custodia compartida como una forma de fomentar la democracia, en Colombia, desde la familia, si se tiene en cuenta la participación de ambos padres en la crianza y educación de sus hijos e hijas, aún cuando el subsistema pareja se haya desintegrado? ¿Cómo se potenciaría la familia como sistema y como subsistema de los sistemas social y cultural?

Es importante, que tanto las mujeres como las instituciones que amparan a las familias, consideren la importancia que tiene la relación de los niños con el padre y que no vean su participación, siempre, como una amenaza a la integridad de los niños y de las mujeres, pues estos padres que están protestando porque se les ha negado ejercer su paternidad pertenecen a grupos que no sólo defienden sus derechos si no también los de las mujeres y principalmente los de los niños; además, rechazan a todo aquel que no tenga un comportamiento debido. Es más, la ley que proponen sobre la custodia compartida en Colombia, no es una ley para excluir a la mujer.

Lo anterior obedece al hecho de acercarse a ampliar la mirada a situaciones subjetivas que viven las familias, ya que poco se toman en cuenta, debido a que las sociedades se han dedicado a pagar el precio de la violación de los derechos, como han sido los de la mujer durante mucho tiempo, pero ¿Hasta qué punto el poner atención casi exclusiva a los derechos de la mujer, se violan, especialmente, los de los niños y en parte los de los hombres como padres de familia? ¿Por qué los hombres hoy en día, están deseando compartir la custodia de sus hijos sin que exista la limitante de las visitas restringidas? ¿Por qué algunos detractores de la custodia compartida argumentan que el hecho de que los niños de padres separados, al compartir más tiempo con ellos, puede hacer que existan problemas en el manejo de la autoridad y la norma por parte de la madre hacia los hijos? ¿Perjudica menos a los niños la alienación parental y que vean las discusiones de sus padres que llegar a acuerdos sobre el manejo de la custodia compartida?

Dada la importancia que tienen las familias en la sociedad y en la transmisión de la cultura, es pertinente procurar, si se pretende que cada vez haya más justicia social, que empiece primordialmente por las familias. Es el caso de los padres que desean compartir la custodia de sus hijos, en las ciudades de Bogotá y Medellín, que de algún modo dependen, en parte, de la actitud de sus familias de origen y las familias de sus ex parejas frente a la situación, especialmente cuando se da el caso en donde ellas, en algún momento, se niegan a dejarles ver a sus hijos y aunque en los procesos judiciales y conciliatorios se les dan las visitas restringidas de 15 días, para ellos y para sus hijos es difícil llevar a cabo una relación parentofilial que satisfaga las necesidades afectivas de ambos y más aún cuando pueden existir ocasiones en las que no se les permite, tampoco, ver a sus hijos en el tiempo acordado legalmente, sea por parte de la madre o por los familiares de la misma. Cabe anotar, que existe también la posibilidad de que, en algunos casos, haya falsas denuncias de abuso sexual, violación y maltrato, para impedir que los padres vean a sus hijos.


“Esta es una estrategia punitiva de acoso a la relación vinculativa

paterno-filial, orientada a deshonrar la imagen del padre, a través de falsas denuncias de abuso, para disfuncionar la nueva dinámica afectiva post-quiebre conyugal”. (Steffen,G. 2005. http://ar.groups.yahoo.com/group/tenencia_compartida/message/6520 Consulta de internet el 18 de noviembre de 2008. 11: 28 a.m.)

En Colombia esto aún no es muy destacado, pero en otros países ya se han dado estos casos y son denunciables.

Los padres que desean compartir la custodia de sus hijos propusieron el proyecto de Ley de la Custodia Compartida, desde la Fundación Padres por Siempre en la ciudad de Bogotá, con el fin de replantear el rol del padre y el rol de género, pues culturalmente, siempre se ha visto al padre como proveedor y castigador; a la madre en su rol como única capaz de dar cuidado y protección a los hijos. Es importante darse cuenta que tanto el rol paterno como el materno son un conjunto de responsabilidades y derechos, los cuales deben ser llevados a cabo en beneficio de los niños y niñas, además de la familia en general.

De acuerdo a lo anterior, es importante resaltar los siguientes planteamientos que se generaron, según la problemática para dar viabilidad a este trabajo de grado, dándoles respuesta en su contenido: ¿Cuáles son los sentidos de paternidad de los padres que desean compartir la custodia de sus hijos en las ciudades de Bogotá y Medellín? ¿Cuáles son las percepciones que tienen los padres, que desean compartir la custodia de sus hijos, en las ciudades de Bogotá y Medellín, acerca de las transformaciones que se generan en la relación con sus hijos o hijas, durante y después del proceso custodia, según se da actualmente en Colombia? ¿De qué manera enfrentan los padres, que desean compartir la custodia de sus hijos, en las ciudades de Bogotá y Medellín, las situaciones que se presentan por los procesos de custodia de sus hijos o hijas?

Los estudios encontrados para efectos de este trabajo de grado, obedecen a la información que se conoce sobre desarrollos teóricos y a través de algunos libros. Existe por ejemplo, por parte del psicólogo forense, español, José Manuel Aguilar, el libro: “Con Papá y con mamá” publicado en 2006. Ésta, es la única publicación encontrada en lengua española sobre la custodia compartida y paternidad, aunque también existen algunos autores de habla hispana que en sus publicaciones hacen mención del tema, pero en sus libros no los tienen como tema principal. Hay que resaltar que no existen investigaciones sobre el tema desde el Desarrollo Familiar.

“De este modo, aún hoy en día, nos encontramos que muchos profesionales opinan que no hay pruebas e investigación suficientes que avalen la bondad del modelo custodia compartida, obviando que existen pruebas sólidas y contrastadas de las contraindicaciones del modelo custodia monoparental” (Aguilar 2006. Página. 91)

De todos modos, autores como el anteriormente mencionado y otros, que hablan en sus escritos sobre la separación y los efectos en los hijos, han afirmado que existen investigaciones en habla inglesa que dan cuenta de la importancia de la custodia compartida y la participación del padre en la crianza y cuidado de los hijos.

Éste proyecto se realizó durante el segundo semestre de 2008 en las ciudades de Bogotá y Medellín y se nutrió de las disciplinas de Derecho, Psicología y las nociones de Desarrollo familiar desde los conocimientos adquiridos y los referentes teóricos encontrados en libros y páginas web.

El objetivo general es: comprender los sentidos de paternidad de los padres que desean compartir la custodia de sus hijos, en las ciudades de Bogotá y Medellín y las razones que exponen sobre la importancia de compartir la custodia. También tiene como objetivos específicos los siguientes: el primero, identificar cuáles son las percepciones que tienen los padres, que desean compartir la custodia de sus hijos, en las ciudades de Bogotá y Medellín, acerca de las transformaciones que se generan en la relación con sus hijos o hijas, durante y después del proceso custodia, según se da actualmente en Colombia y el segundo es, mostrar de qué manera enfrentan los padres, que desean compartir la custodia de sus hijos en las ciudades de Bogotá y Medellín, las situaciones que se presentan por los procesos de custodia de sus hijos o hijas.


5. Reflexión e interpretación desde la teoría

5.1 Paternidad

Para efectos de este trabajo se entiende por paternidad, como el vínculo afectivo que desean tener los padres con sus hijos o hijas, después de un divorcio o separación, negándose a asumir, únicamente, el papel tradicional del padre proveedor.

“Uno de los cambios más destacados en los padres es el nuevo significado de paternidad, porque ya no se coloca el acento en el sostenimiento económico, sino en el vínculo afectivo, en el compromiso con la crianza y socialización de los hijos o hijas, y porque no se limita la paternidad a la descendencia biológica” (Puyana 2003. página 122).

Desde siempre se ha creído que los hombres se convierten en padres sólo a partir de cuando el bebé nace, algunos teóricos de la paternidad argumentan que los hombres la viven desde antes del nacimiento de su hijo o hija cuando le hablan y el modo cómo expresan su afecto y reconocimiento.

“El niño tiene necesidad de oxígeno, pero tiene necesidad de ser confirmado en su seguridad de base; esa es una necesidad vital, primaria, indispensable para su desarrollo motor, afectivo e intelectual. En el momento del nacimiento, besado y recibido con ternura, se sentirá aceptado, en seguridad, y la voz del padre le confirmará esa seguridad vivida en el útero”. (Kelen. 1986. Pág. 239)

La presencia del padre favorece de manera considerable la salud mental de los niños y niñas, pues es quien corta el cordón umbilical, participando en la separación de la relación simbiótica entre madre e hijo para guiarlo en sus procesos de identificación: autonomía, autoestima, creatividad, felicidad y comunicación. Es por ello, que hoy en día se intenta que la madre permita que el padre entre en la vida de los hijos e hijas, pues la figura paterna es de gran importancia para su sano desarrollo.

“La vivencia de la paternidad deber romper con el angustioso sentido del deber que ha instaurado el mito del proveedor, para regresar a la sensibilidad básica que produce el mero hecho de ser papá (…). Crear vida es uno de los hechos más significativos de la existencia humana, y si no alcanzamos a vislumbrar la magia que esto encierra, la paternidad se disipará en un conflicto de intereses, mal planteado e inexistente: “Mis hijos o yo”, en vez de: “Mis hijos y yo”. (Riso, Walter. 1998, página 116)

Según Erich Fromm, en su obra el arte de amar (1977) el padre significa el otro lado en el que no se halla la protección de la madre; muestra al niño y a la niña el camino hacia el mundo; es decir, es el pilar de su proceso de socialización. Fromm, plantea la diferencia entre el amor materno y paterno, afirmando que el amor de la madre es incondicional, es esa seguridad que necesita el niño o la niña hasta que llega a los seis o siete años de edad, en donde los cuidados son necesarios para su desarrollo fisiológico y psíquico. A partir de ahí, es cuando más necesitan al padre, pues es quien guía y enseña a enfrentar los problemas que se les presentan en su contacto con la sociedad. De ahí, la madre debe darle al hijo o hija, libertad y no sobreprotección y el padre enseñarle y transmitirle seguridad en sí mimo, pero sin ser autoritario, brindándole afecto y reconocimiento. Fromm también dice que el amor del padre es condicional, ya que debe ganarse y que la obediencia representa la principal virtud, pues lo positivo del amor del padre es que no está fuera de control como el de la madre. De todas formas, ambos referentes son indispensables, pues si solamente se tiene en cuenta el paterno, la persona puede llegar a convertirse en áspero e inhumano y si sólo se tiene en cuenta el materno, pierde su criterio y puede obstaculizar su propio desarrollo y el de los demás. Los niños y las niñas necesitan de ambos para desarrollar una personalidad madura que les permita incorporar lo afectivo y el carácter suficiente para enfrentarse a los avatares de la vida.

“Nancy Chorodow (1984) nos describe la familia de los años ’50 y ’60 en la que el padre pasaba largas horas ausente del hogar y los niños tenían un exceso de cuidados maternales. La figura paterna era idealizada y distante, y los hijos varones debían construir su identidad masculina tomando como referencia el relato de la madre acerca de los desempeños del padre y los mensajes de la escuela y los medios de comunicación acerca de los roles masculinos, más que a partir de una experiencia compartida”. (Burin y Meler 1998. Pág. 174-175).

Durante los años ’60, las mujeres empezaron a incursionar de manera considerable en el mundo laboral sin dejar de dedicarse al cuidado de sus hijos al estilo tradicional, lo que llevaba a una acumulación de funciones y a tener una vida más exigente, esto produjo un cambio en la mentalidad de los padres. Empezó a suceder, sobre todo, a partir de los años 70’ en donde quieren participar en el embarazo, la primera infancia, a desear compartir la custodia de sus hijos, a demostrarles el amor que sienten por ellos, lo cual se negaban o les era negado en épocas anteriores. A partir de esta década, hubo manifestaciones en el nivel profesional a cerca de la importancia de la figura paterna en el desarrollo de los niños y las niñas; se habla del padre que quiere ocuparse de sus hijos, de lo indispensable de su presencia en la vida de los niños y niñas. Ya no se menciona tanto los deberes del padre si no de sus derechos; este podría ser el inicio de la anti-patriarcalidad, en donde el hombre quiere asumir su papel de padre, pero no como amo de la autoridad y con actitud indiferente frente a sus hijos. Estos padres le temen a las actitudes que algunas mujeres tienen al decidir, definitivamente, asumir solas la crianza de los hijos negándoles su participación.



“En el curso del ejercicio de la paternidad va surgiendo un vínculo objetal con el hijo que, si el proceso de crianza se desarrolla adecuadamente, es reconocido gradualmente en su especificidad y respetado en sus necesidades y en su deseo. Esto puede producirse con mayor facilidad cuando el padre no se ve compelido a renunciar a las satisfacciones y los trabajos de la crianza por estar alienado en el trabajo productivo. Esta modalidad de ejercicio parental es incipiente, pero está en rápido ascenso”. (Burin y Meler 1998. Pág. 120).



Las autoras se refieren al vínculo que puede existir entre padre e hijo, pero que debe darse la posibilidad de que haya oportunidad de compartir tiempo suficiente para que el padre pueda sentirse satisfecho con su labor, pues siempre ha sido poca la participación en la crianza debido a las exigencias que debe cumplir socialmente, en especial, en lo referente a sus ocupaciones laborales. En este sentido, los padres separados se ven más alejados aún de la posibilidad de participación en la crianza dada su situación, en la que puede ver a sus hijos en un tiempo muy reducido. Las autoras plantean que muchos padres desean involucrarse en la crianza de sus hijos y que este tipo de padres cada vez son más.

5.2 Custodia vs custodia compartida

“Querer a un hijo no es obligarlo a vivir con nuestras verdades, sino ayudarle a que pueda vivir sin nuestras mentiras.”

Mirell, P. (1998)
La custodia se refiere al cuidado personal que los padres deben darle a los menores, lo que por ley les corresponde en caso de que convivan juntos. En el caso de los hijos habidos por fuera del matrimonio, la custodia le corresponde al padre con quien conviva el menor. Si los padres están separados de hecho o divorciados, dependiendo la situación el juez le otorgará la custodia a uno de los padres o a un pariente próximo, velando siempre por la conveniencia del niño o la niña. De todas formas, generalmente se hace una conciliación ante un defensor o comisario de familia.

La custodia, no debe confundirse con la patria potestad, pues ésta es inherente a los padres y nunca la pierden. Tiene que ver con la representación legal, judicial y extrajudicial hasta que cumple los 18 años. La custodia tiene que ver con los cuidados que se deben dar al niño y a la niña que, según el caso, puede ser dada a un tercero de acuerdo a lo mencionado en el párrafo anterior.

“Artículo 23. Custodia y cuidado personal.

Los niños, las niñas y los adolescentes tienen derecho a que sus padres en forma permanente y solidaria asuman directa y oportunamente su custodia para su desarrollo integral. La obligación de cuidado personal se extiende, además, a quienes convivan con ellos en los ámbitos familiar, social o institucional, o a sus representantes legales”. (Código de Infancia y adolescencia. Ley 1098).

Uno de los episodios más dolorosos que puede vivir una familia, es cuando se enfrenta a la separación o divorcio. Es muy poco lo que se conoce en Colombia sobre los efectos que esta situación puede generar en los implicados. Es por ello, que el tema de la custodia ha generado distintas reacciones en los últimos tiempos, pues existen algunos padres que no se conforman con las visitas restringidas, surge, entonces, la posibilidad de la custodia compartida. Muchos de ellos se quejan porque consideran que se les vulneran los derechos a los niños y niñas al obstaculizar la relación padres e hijos, y de la actitud sexista impidiéndoles poder ejercer su paternidad, durante y después del proceso de divorcio o separación.

Aunque es importante la atención secundaria, que se refiere a encontrar los motivos que llevan a la pareja a separarse y a encontrar soluciones a través de la mediación, también es importante tener en cuenta la atención primaria que tiene que ver con el apoyo que el Estado, a través del sistema legislativo, el cual está comprometido a apoyar y a dar protección a la familia y a que lleguen a acuerdos sobre cómo manejar la custodia, ya que es necesario que existan no sólo redes de apoyo suficientes para apoyarla, si no también estudios y teorías experienciales de los profesionales que aporten a la posibilidad de crear estrategias para los procesos de mediación.

El psiquiatra chileno Hernán Montenegro A. en su libro Separación Matrimonial y Conflicto Conyugal, dice que este problema empezó a permear el ámbito social y que es de suma importancia que todas las disciplinas, en su quehacer diario, aborden este tipo de problemáticas. Hace referencia a los psicólogos, orientadores familiares, abogados; jueces, a quienes legislan y a todos aquellos profesionales del área educativa y de la salud.

“Son muchos los errores que he visto cometer cuando los padres se separan. Algunos podrían haberse evitado simplemente si hubieran contado con una información adecuada, ya sea antes de tomar la decisión, en el momento de concretarla o con posterioridad a haberse separado” (Montenegro 2002 Pág. 8 y 9).

Montenegro en este aparte, se refiere a todos aquellos comportamientos y emociones que llevan a los padres a no tener en cuenta elementos de juicio que les permiten disminuir los efectos negativos en ellos y en sus hijos o hijas. El autor también señala que la mediación es necesaria y las estrategias para brindar información sobre el cómo afecta esas reacciones a los hijos en sus edades y etapas más significativas, para evitar que el deseo de venganza, el resentimiento y la rabia acentúen el sufrimiento que hay en los casos de divorcio, pues existen estudios que indican que no es el divorcio o separación en sí lo que causa efectos negativos en los niños y niñas, si no el manejo del conflicto de los padres antes y después de la separación.

El por qué del aumento del fenómeno de la separación puede ser tal vez, un efecto de los cambios sociales a partir del siglo XX, según afirma Montenegro (2002), no ha habido precedentes en la historia de la humanidad en la que tenga capacidad suficiente para adaptarse a los cambios que ha producido, tan trascendentales y en tan corto tiempo. Estos cambios han producido, según el autor, efectos como: inestabilidad, incertidumbre y desconcierto. La separación y el divorcio cada vez tienen más aceptación social y las exigencias laborales, el individualismo, la competencia, son cada vez más importantes que la vida familiar. También, los embarazos no deseados, que van en aumento y el decidir casarse por ese motivo, son un factor de riesgo para una separación.

Es el conflicto y no el tipo de custodia establecido, la verdadera fuente de desajuste para el niño. La respuesta ante esta situación ha sido la elaboración de normas legales que han incidido en el papel de la mediación familiar como primer paso, antes de su resolución en los tribunales. Estas medidas, independientemente de la custodia final, ponen su preocupación en el objeto real de interés, es decir, el conflicto”. (Aguilar 2006. Pág.96)

El autor señala que la mediación está orientada a la toma de decisiones sobre la separación y en especial, a la custodia de los hijos, pues en todos los países han mostrado que los conflictos se resuelven de modo más rápido disminuyendo la necesidad de comparecer ante los jueces. Por eso, es de darle prioridad a la disminución del conflicto si realmente se quiere asistir al superior interés del menor, pues si el padre al igual que la madre gozara de los mismos derechos en lo que se refiere a los hijos, propendería por tratar de tener una buena relación con ella; sería lo ideal, como también lo sería en la convivencia ciudadana, en la vida política; entre otros. El autor, agrega que si se exigiera llevar a cabo las tareas que corresponden en el nivel familiar y social no se habría los problemas que se dan en el nivel individual y social.

El problema de los intereses que tienen los padres separados por hacerle la vida imposible al otro, es que ponen al niño en una situación de lealtades encontradas, pues el niño no puede decirle a su madre cuán bien la pasó con su padre por temor a su reacción. Los niños pueden presentar secuelas pero no por causa de la separación per se o el régimen de custodia decidido, pero sí se presentan de acuerdo al conflicto entre los padres y a la ausencia de uno de sus progenitores. Según la teoría del apego los menores llegan a tener vínculos especiales con sus cuidadores y estos podían ser distintos de acuerdo a las distintas relaciones. El doctor Aguilar se refiere a que si se observa la vida diaria de una familia en donde no hay separación, se puede ver que los niños se adaptan continuamente a los cambios que la vida familiar presenta; por ejemplo, en las relaciones que establecen con distintos cuidadores como los abuelos, tíos, primos, niñeras, profesores y padres; esto es aceptado y no se nota el desajuste en los menores, van de un lugar a otro, sin problemas. Este fenómeno se ha dado porque ambos padres trabajan y cada vez se ve con mayor frecuencia y no se ha establecido que haya riesgo alguno respecto de la estabilidad del niño o niña. De ahí que se cuestione el hecho de que haya resistencia frente a la custodia compartida, pues la argumentación de la estabilidad, al otorgar la custodia, entendida como el mantenimiento de los espacios físicos y no a las relaciones del niño con el padre no custodio o la familia de éste, obviando los resultados de las investigaciones psicológicas, como el Síndrome de Alienación Parental (SAP), ha hecho que se tenga en cuenta solamente el hecho de que el hijo vaya con sus cosas de un lugar a otro, lo que hace que se deteriore su estabilidad, según se plantea, para justificar el ver como mejor alternativa, la custodia monoparental.

“…evitar el conflicto y potenciar la implicación de los progenitores en la vida de los hijos son dos variables que, científicamente, se han considerado indicadoras del buen ajuste de los menores al escenario resultante de la ruptura. Sin embargo, la aplicación de un modelo o patrón fijo al que toda familia debe ajustarse, es la base sobre la que construir el desajuste posterior”. (Aguilar 2006. Página 122).

De acuerdo a lo anterior se puede ver que muchas madres recurren a terceros, ya sean cuidadores o familiares, para cuidar de sus hijos, debido a los horarios de trabajo que tienen, cuando podrían estar, tal vez, en ese tiempo, con el padre. La necesidad que tiene, hoy en día, la mujer de destacarse en el campo laboral, social y afectivo, después de una separación, no contrasta con lo anteriormente mencionado, pues al no contar con la participación del padre en la crianza, se encuentra con una saturación en sus funciones, mezclando su trabajo fuera del hogar con el de la casa y los hijos. Al mismo tiempo, los padres se ven afectados en su frustración de no poder compartir más tiempo con sus hijos, lo que los lleva a asumir el papel que la sociedad le ha asignado desde siempre y que hace tiempo “quedó atrás”.

“Frente a esto, el concepto de traje a medida a la hora de establecer una custodia, ajustado a la familia a la que ha de aplicarse considerando las circunstancias específicas en las que se encuentra, su reparto de tiempo e intereses personales, y las necesidades de los menores de mantener el vínculo con ambos progenitores, se lanza como lógico y simple”. (Aguilar 2006. página 122).

El que ambos progenitores se involucren en la vida social, académica y afectiva de los hijos permite que haya participación y se compartan momentos importantes de las vivencias cotidianas: como responsabilizarse de que cumplan con las tareas escolares, levantarse para ir a estudiar; tener la posibilidad de que su madre le ayude a terminar algo pendiente para el colegio, hablar con su padre y contarle todo lo que ha hecho durante la semana. Ese ocupar un lugar en la vida de los hijos, hace que se establezcan vínculos importantes.

Las decisiones sobre la custodia monoparental, potencian la desaparición de las relaciones parentales, es por ello que se debe tener en cuenta que si la relación conyugal no existe, debe prevalecer la relación del padre con sus hijos por el bienestar de los mismos, pues se deja de ser pareja pero nunca se deja de ser padre o madre. El promover que se conserve la relación parento-filial es la mejor decisión de custodia, según el psicólogo José Manuel Aguilar (2006), pues la forma como se ha abordado el divorcio potencia el enfrentamiento, el cual, prevalece sobre el acuerdo. El hecho de que haya una separación de la pareja no afecta en sí a los hijos, es la actitud que adoptan los padres frente a la situación.

“Si la ruptura elige el conflicto, las secuelas en los menores serán abundantes y técnicamente avaladas, mientras que la facilitación de los acuerdos genera, sin ninguna duda, la adaptación de los hijos a la nueva realidad familiar. Primar el conflicto apoyado en valores, frente al conflicto en el que se dilucidan intereses, será un cambio tan radical como necesario”. (Aguilar 2006. página 124).

Cabe resaltar, que los hombres no han tenido tradicionalmente, la costumbre de pedir la custodia, debido a la visión que se ha tenido de roles entre hombres y mujeres, cuya idea sigue vigente en la sociedad y porque, según el autor, algunos abogados les recomiendan que no lo hagan para poder exponer la defensa en cosas que sí tienen alguna posibilidad. De todas formas, aunque esta situación sigue vigente, está desapareciendo gracias a los deseos de muchos padres y madres de compartir la custodia de sus hijos. Otro factor que influye en las decisiones de custodia tiene que ver con la argumentación de que la mujer tiene condiciones naturales especiales para ejecutar el papel de cuidadora de sus hijos, atribuyéndole una superioridad biológica al respecto, sumado a la entrega, sacrificio, abnegación; entre otros. Estos argumentos no tienen ninguna validez científica. El autor menciona que autoras como Badinter, discrepa de lo anteriormente mencionado, puesto que el darle un status biológico a la mujer frente a la maternidad, hace que algunas virtudes físicas de las mujeres sean ignoradas por los hombres y además de ello, este modo de ver la maternidad, los haría ver como inferiores y así se condenaría tanto a hombres como mujeres que de algún modo o no quieren tener hijos o sufren de esterilidad. Frente a esto el autor dice que se puede comprobar que muchas de las argumentaciones para no aceptar la custodia compartida se dan más por ideología que por argumentos científicos y aunque la psicología ha mostrado la igualdad de capacidades de hombres y mujeres para la crianza de sus hijos, la custodia compartida sigue siendo un tema de conflicto en los procesos de familia.

Hoy en día el modelo de custodia compartida no es avalado por muchos profesionales debido a que argumentan que no hay investigaciones que muestren que es adecuado, obviando que hay pruebas sólidas sobre las contraindicaciones del modelo monoparental. Las investigaciones demuestran que es fundamental el aporte que hace cada progenitor y que la presencia del padre desde los primeros meses de vida del niño, ayuda a estimular la relación tanto de él como con la madre y la habilidad que va a adquirir para hacer amigos. Según el autor, si esto se tiene en cuenta, favorecerá positivamente al menor.

“Las secuelas disociadoras de la custodia monoparental contribuyen a promocionar diversos espacios orientadas a desperfilar el rol psicoafectivo y la presencia psicosocial del padre, incita la ruptura del equilibrio paterno-filial (dado que en la mayoría de los casos no se le permite plasmar el ejercicio de las funciones nutritivas y normativas) y lesiona la matriz de familia disuelta. La desigualdad de las figuras parentales en el contexto de la custodia monoparental, potencia la vinculación con el progenitor cohabitante, suscitando una amalgama de identidades, afinidades y encierro, derivado de la pérdida del apoyo psicosocial de uno de los progenitores y por ausencia o precaria comunicación emocional con la red de la familia de origen. Asimismo, dependiendo del carácter de la separación, el conflicto interparental en muchas ocasiones cristaliza un lenguaje cotidiano de discordia permanente con ribetes insanos, que deriva de la tipología interaccional de la pareja post-separación, cuando el tipo en comento se precisa como: asociados enfadados, enemigos feroces y pareja disuelta sin contacto (…) El factor decidor que sella la gran pérdida, se enmarca en la ausencia contenedora del afecto paterno, porque el niño siente el descuido de una de sus representaciones medulares de apego, configurando un cuadro de estrés, ansiedad, baja auto estima, culpabilización e incluso depresión. Por tanto, las heridas de la custodia monoparental, configuran el núcleo de las profundas cicatrices que portan padres e hijos de por vida. ¿Vale la pena enfermar a nuestros hijos? ” (Stefen 2008. Extraído el 14 de septiembre de 2008 desde www.padresporsiempre.com)

La mayoría de los padres no custodios se quejan de la imposibilidad de estar con sus hijos cuando ellos más los necesitan sin poder fortalecer su rol en sus vidas. Según Aguilar (2006) las relaciones parentales se establecen participando en las tareas escolares, aplicando sanciones disciplinarias, apoyando y gratificando los logros alcanzados. En los regímenes de visitas los padres pueden dar atención, afecto, apoyo, entre otros, es decir, un acompañamiento que enriquezca la relación padres e hijos. De hecho, la regularidad de estas visitas pueden contribuir a que los niños tengan mayor rendimiento académico y evitar que desarrollen grados de vulnerabilidad en los comportamientos delictivos, baja autoestima y ciertas dificultades para tener relaciones heterosexuales satisfactorias y duraderas en su etapa adulta. Agrega el autor, que igual, el apoyo empírico no es unánime a esta postura, lo que ha hecho que los investigadores se centren más en lo cuantitativo. Algo importante que menciona, es que el sentimiento de cercanía, apoyo económico y las características que dan al padre valor en cuanto a respeto y autoridad frente a sus hijos, son elementos fundamentales para que los beneficie en su desarrollo.

“…la custodia compartida determina un cumplimiento mucho mayor de los pagos a la madre por este concepto. A la misma conclusión llega el citado informe elaborado por la American Psychological Association (1995) para la Comisión de Bienestar Social y Familiar de EE.UU. En este documento se resumen y valoran las principales investigaciones relativas a las custodia compartida y sus repercusiones en el bienestar del niño, concluyendo que las investigaciones analizadas respaldan la conclusión de que la custodia compartida conlleva determinados resultados favorables para los niños, en particular más participación del padre, mejor adaptación del niño, pago de pensiones alimenticias, reducción de los gastos en litigios y, en ocasiones, menor conflicto entre progenitores”. (Aguilar, 2006. página 107).

Lo anterior obedece a que el pago de la cuota alimentaria y la frecuencia de las visitas sean fortalecidos por el deseo de los padres de participar en el cuidado de los hijos, aunque de igual manera, según los conflictos entre el padre y la madre pueden entorpecerlos. A pesar de todo, depende del manejo que se le dé, como ya se ha mencionado anteriormente, con el apoyo de la atención primaria y secundaria.

“La coparentalidad se explicita por patrones de cooperación hombre-mujer en la crianza y roles igualitarios en la toma de decisiones. Ambos padres deben proveer la función nutritiva y coordinar en acuerdo la función normativa, lo que conlleva, el ejercicio de la función parental para socializar valores y pautas en un proceso contextualizado y dinámico” Reca, I. (1993:35-37) para una mejor adaptación y bienestar físico del grupo familiar”. Guevara, E. Montero, M. (1992)”. (Extraído el 14 de septiembre de 2008 desde www.padresporsiempre.com)

De acuerdo a los aportes de distintos autores sobre la custodia compartida, ésta no debe entenderse exclusivamente en el hecho de que los padres deban cumplir de forma rígida el tiempo asignado, en caso de que se de este tipo de custodia. Se trata de que los padres no custodios, al igual que las madres, puedan tener acercamientos a la vida de sus hijos, tales como reportes de su rendimiento en el colegio, su estado de salud, los progresos en su desarrollo; entre otros, sin poner límites en el tiempo y el espacio. De todas formas, en caso de que haya una distancia geográfica considerable, ya está en manos de los padres y madres, encontrar soluciones para que el padre no custodio, no pierda contacto con su hijo. Cabe resaltar, que en este sentido, por encima de la ley está el acuerdo entre las partes, es por ello que a pesar de la ley, la mediación es un método clave para que se lleve a cabo, en lo posible teniendo en cuenta que por encima de los derechos de los demás, están los de los niños.

5.3 Género
“…hombres cansados de ese papel de machos que una cultura, también dura con ellos, les hizo asumir; hombres fragilizados y entonces seductores, por lo menos para una mujer como yo. Hombres, por fin hombres de verdad, sin H mayúscula, sin pretensión de universalidad, de insoportable virilidad y de interpretar al mundo entero”.

Florence Thomas

La perspectiva de género, actualmente, ha cambiado, pues al hablar de género, siempre se relacionó con lo femenino, el apoyo a las mujeres y al desprecio y a la alienación de los hombres, debido a la opresión de éstas en épocas anteriores. Hoy en día, se está empezando a tener una mirada distinta frente al hombre, pues se ha visto que no todos ellos siguen el modelo patriarcal y quieren tener otro tipo de actitudes diferentes a los del hombre tradicional, son hombres que quieren trabajar en conjunto con las mujeres.

“El concepto de género hace referencia al tipo de relaciones que se establecen entre hombres y mujeres de una sociedad particular, con base en las características, los roles, y las oportunidades que el grupo social asigna a cada uno de aquellas y aquellos.

En este sentido, la categoría de género identifica diferencias y relaciones determinadas culturalmente, susceptibles de ser transformadas, y no particularidades biológicas determinadas por el sexo (PND 2006-2010)”.(www.PND.GOV:CO. Consulta de internet. Noviembre 4 de 2008. 11:36 am)

Según Burin y Meler (2001) el hecho de que la gestación se dé en el cuerpo femenino no se debe alimentar la omnipotencia en la mujer en su situación de madre, pues debe existir una igualdad de derechos reproductivos y parentales; debe existir respeto por la paternidad, pues hay casos en los cuales se presentan falsificaciones en donde la mujer atribuye la paternidad a su nuevo compañero, es por ello que esta situación se debe evitar.

En el ámbito familiar, el papel del padre es proveer a la familia y muy rara vez se le ha dado importancia a su contribución en lo emocional. Cuando un hombre hace “tareas de mujeres” barrer, lavar, bañar a los niños; lo hace porque la mujer delega esas funciones.

“Cuando los padres se relacionan con los hijos, lo hacen para crear independencia, como personas separadas, mucho más de lo que lo hacen las madres” (Burin y Meler 1998. Pág 82)

La masculinidad en este sentido muestra ciertas diferencias frente a la feminidad, en donde el niño es maternizado por una mujer y esto hace que el niño y la niña teman porque el vínculo materno les brinde mayor dependencia y menos autonomía. Existen teorías que de un modo simbólico muestran el rechazo de lo femenino, por parte del niño, tratando de desprenderse de la madre, pero en general, los autores están de acuerdo en que en el modo de organización familiar cultural hay un exceso en la valoración de la maternidad y falta de valoración de la paternidad en la crianza de los niños y niñas; lo cual estimula la división sexual del trabajo y la reproducción social-familiar y la desigualdad de género:

“…Para esta autora la identidad de género se adquiere en la intersubjetividad, en el vínculo temprano padres-hijos, en relación con los deseos inconscientes que esos vínculos intersubjetivos tempranos a la construcción de la subjetividad sexuada” (Burin y Meler 1998 Pág 83).

Para efectos de lo anterior, las autoras Burin y Meler, mencionan a Emilce D. Bleichmar quien, según ellas, dice que los niños y las niñas perciben la diferencia de género en sus padres más o menos a partir de los dos años de edad y que la diferencia se da en lo social más no en lo sexual.

Ahora, mencionando un aparte del libro “Con papá y con mamá” del psicólogo español José Manuel Aguilar (2006) que podría hacer alusión a la diferencia entre maternidad, paternidad y género, además de dar a entender las ventajas que también tiene para la mujer, no precisamente en su condición materna, la custodia compartida:

“Las mujeres que comparten la responsabilidad de la crianza de sus hijos mediante la custodia compartida parecen estar mejor ajustadas y menos sobrecargadas por responsabilidades de la maternidad, así como disponen de mayor libertad para ocuparse de otros intereses (Rothberg, 1983; Bender, 1994), lo que amplía sus posibilidades sociales, culturales y laborales futuras”. (Aguilar 2006. página 112).

En este sentido, el autor se refiere a lo que pueden experimentar las mujeres que son madres, en su vida profesional o cualquiera que fuera su situación laboral, al ceder por un tiempo la responsabilidad de sus hijos a sus ex parejas.

También, pueden dedicar tiempo a sí mismas; a aumentar su autoestima, salud en todos los sentidos y la oportunidad de tener mayor vida social, lo cual, puede darles, además, la oportunidad de tener una nueva pareja.

A continuación, un aparte del portal web del Departamento Nacional de Planeación frente a la perspectiva de género:

“Por su parte, el concepto de equidad de género hace referencia a la construcción de relaciones equitativas entre mujeres y hombres -desde sus diferencias-, tanto como a la igualdad de derechos, al reconocimiento de su dignidad como seres humanos y a la valoración equitativa de sus aportes a la sociedad.

Por tanto, esta categoría de análisis permite incluir tanto las inequidades que afectan a las mujeres como las que afectan a los hombres (PND 2006-2010).

Según el Plan Nacional de Desarrollo (PND 2006 – 2010), construir una sociedad más equitativa, humana y justa, supone garantizar la total inclusión de mujeres y hombres en la dinámica social y desarrollar estrategias específicas para que las personas o los grupos de la población que se encuentran en condiciones precarias o en situación de desventaja, puedan mejorar su situación actual. (www.PND.GOV:CO. Consulta de internet. Noviembre 4 de 2008. 11:36 am).
En este sentido, de acuerdo al plan de desarrollo, tanto hombres como mujeres deben ser apoyados si se encuentran en una situación de desventaja, no se menciona específicamente a la familia, pero en lo referente a construir una sociedad más equitativa debe incluirse, pues la familia es un subsistema del sistema social.

Construir equidad entre mujeres y hombres requiere impulsar acciones que compensen o moderen las discriminaciones que afectan a unas y otros; avanzar hacia la igualdad hace necesario introducir, de manera transversal y/o eje conductor, el enfoque de género como categoría de análisis social y como método de identificación y corrección de desigualdades, en las políticas públicas de equidad, y en los planes, programas, proyectos y mecanismos de trabajo de la administración pública”. PND 2006-2010)”.(www.PND.GOV:CO. Consulta de internet. Noviembre 4 de 2008. 11:36 am)

Es importante mencionarlo, ya que para efectos de este trabajo puede ser un aporte significativo para la comprensión frente a los padres que desean compartir la custodia de sus hijos y la forma como institucionalmente puede haber una puerta abierta frente al desarrollo del concepto y actitud frente a la igualdad de derechos entre hombres y mujeres al igual que entre padres y madres, no solamente teniendo en cuenta el ámbito social sino el familiar.

5.4 Familia

La familia es el primer espacio en el cual, el ser humano aprende a relacionarse con el otro y a recibir seguridad y afecto para brindarlo también a los demás, es la primera institución donde se inicia el desarrollo del individuo y de la sociedad. En esa relación existente entre familia y sociedad los cambios que se dan afectan a ambas, todo lo que ocurre en el contexto social afecta al sistema familiar y en la misma medida, todo lo que acontece en el sistema familiar afecta el contexto social.

“A principios del siglo XXI la familia es una realidad fundamental, sustentadora, de la organización social humana, cuya diversificación no es sino la lucha por la adaptación a la pluralidad de circunstancias que las relaciones humanas, el cambio en los valores económicos, sociales, culturales y religiosos, generan”. (Aguilar, 2006, pág 21).

El autor se refiere a la capacidad que tiene la familia de adaptarse a los cambios que van surgiendo en su entorno, aún cuando las personas buscan, actualmente su propio desarrollo personal por encima de lo establecido.

Debido a los cambios que se van generando, surge hoy en día un nuevo padre, distinto al tradicional padre de familia o pater familiae para reivindicar la paternidad y la masculinidad, deseando incluirse en ciertos aspectos del cuidado de los hijos en la cotidianidad como, brindarles abiertamente el afecto, acompañarlos en las tareas escolares, llevarlos al médico, cambiarles el pañal; entre otras funciones, que han sido propias de la mujer o llamadas labores femeninas. De acuerdo con la situación, se empieza a dar una nueva dinámica frente al ejercicio de la parentalidad, hombres y mujeres unidos, más allá de su condición sexual, ejercen la paternidad y la maternidad en la aventura de la co-parentalidad, participando y disfrutando de sus hijos o hijas y al mismo tiempo dándose el espacio para dedicarse a su profesión y a sus nuevas familias, aquellas que son post-divorcio, en las cuales de algún modo tienen un espacio por el hecho de compartir por siempre el patrimonio filial.

A continuación, se mencionarán los efectos de la separación en los niños, niñas y adolescentes y cómo es la convivencia con su padre o madre custodia y su relación con su padre no custodio:

“Durante los dos primeros años posteriores al divorcio los niños tienden a mostrar un aumento de trastornos emocionales y conductuales y una disminución en sus competencias sociales y académicas. Las niñas preadolescentes en general se adaptan rápidamente a su nueva situación cuando viven con su madre, los niños varones continúan exhibiendo conductas disruptivas tales como impulsividad, agresividad, desobediencia y aún conductas antisociales, cuatro a ocho años después. Estas diferencias de género tienden a desaparecer en la adolescencia. En esta edad los hijos de padres divorciados de ambos sexos son menos competentes desde el punto de vista social, más agresivos, trasgresores de normas, más sexualmente activos, más consumidores de alcohol y drogas y más proclives a ser dependientes”. (Montenegro 2002. pág 42).

El autor afirma que se han hecho estudios en los cuales se ha encontrado que si el niño o la niña viven con el padre de su mismo sexo pueden adaptarse más fácilmente a su nuevo estilo de vida, de lo contrario son más vulnerables a las conductas anteriormente mencionadas ¿Será así en todos los casos o habría que tener en cuenta las particularidades de cada caso y de cada familia? También hace mención a que el impacto es mayor para los adolescentes que para los niños, pero tienden a entender más fácil las razones por las cuales sus padres se separan. De todas formas, todo depende del uso del apoyo extrafamiliar y de las redes de apoyo con las que se cuenta, igualmente de la edad en el momento de la separación y el estrés que pueda causar el pertenecer a una familia monoparental, simultánea o reconstituida.

“Arts.9.3: “Los Estados Partes respetarán el derecho del niño, que esté separado de uno o de ambos padres, a mantener relaciones personales y contacto directo con ambos padres de modo regular, salvo si ello es contrario al interés superior del niño”.

18.1: “Los Estados Partes pondrán el máximo empeño en garantizar el reconocimiento del principio de que ambos padres tienen obligaciones comunes en lo que respecta a la crianza y el desarrollo del niño. Incumbirá a los padres o, en su caso, a los representantes legales la responsabilidad primordial de la crianza y del desarrollo del niño. Su preocupación fundamental será el interés superior del niño”. (Extraído el 13 de septiembre de 2008 desde http/www.padresporsiempre.com/. Convención sobre los derechos del niño. Consultado en octubre 1 de 2008).

Los hijos de padres separados, siempre añoran haber tenido una familia “norma
Publicado por: mbermudez
Visto: 1067 veces

En la publicación del día jueves 11 de diciembre de 2008 salió un reportaje en el cual detalla la historia de la tenencia compartida tanto a nivel de ley como a nivel de las luchas de los padres respecto de sus hijos.

Hay tres entrevistas. A quien escribe este blog, a un psicólogo y a la congresista Luisa María Cuculiza (nuevamente mil gracias).

La nota detalla entre otras cosas los aspectos generales de la tenencia compartida y cómo puede afectar a los padres.

Sin embargo, hay una nota que provoca seguir: las denuncias contra María Rentería (18 JEFL)

Como esta jueza (dónde habrá estudiado) es casi similar a la gran mayoría de juezas de familia de Lima, Callao y Lima Norte, esto es alienadas con la teoría de género.

Paradójicamente las juezas de familia de provincias no piensan igual y son más prácticas, en particular porque aprovechan mejor los plazos de notificación y se pueden "enterar" de los hechos de manera más rápida y eficiente.

De similar tendencia son las magistradas de segundo nivel (apelación) aunque a veces se les escapa su línea de interpretación sexista y machista (sí machista)

Luego de esta nota se publicará un espacio para DENUNCIAR A TODAS LAS JUEZAS DE FAMILIA. Al demonio, vamos a luchar para que no pasen los procesos de ratificación y que las boten del Poder Judicial por ineficientes, por malévolas y por idiotas (la gran mayoría)

MBT
Publicado por: mbermudez
Visto: 701 veces

El Comercio| Una de ellas aportará los genes y la otra la gestación. Sin embargo, la participación de un padre sigue siendo necesaria en la reproducción

Madrid (Agencias).- Una pareja de lesbianas que lo había solicitado de forma oficial podrá tener en España un bebé del que ambas serán madres biológicas, una como gestante y la otra aportando sus genes.

Para ello, sólo será necesario fertilizar un óvulo de una de ellas con esperma de un donante anónimo e implantar el embrión resultante en el útero de la otra mamá. A muchos quizá les parecerá otro milagro científico, pero es nada menos que un avance social.


La pareja manifestó en una solicitud oficial su deseo de tener un hijo del que ambas fueran madres biológicas, para lo que adujeron un vacío legal en la Ley de Reproducción Humana Asistida, de 2006, que discrimina los derechos de las parejas de mujeres homosexuales respecto a las parejas heterosexuales.


La petición de la pareja fue discutida a principios de diciembre por la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida órgano consultivo dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo, informa Público.


Este organismo dio la razón a las dos futuras madres, al dictaminar que no existe ningún impedimento legal para que las técnicas de reproducción asistida puedan ser utilizadas por parejas homosexuales de mujeres.


A juicio de la Comisión, dado que esta ley autoriza la donación de gametos del marido a la mujer, de igual manera debe autorizarse entre personas del mismo sexo unidas por vínculo matrimonial o relación de afectividad análoga a la conyugal.


La resolución del Consejo beneficiará no sólo a las dos mujeres, sino también a cualquier otra pareja de lesbianas que desee lo mismo, dado que la argumentación jurídica proporcionada por los expertos no deja margen a interpretaciones.


Tras un largo e intenso debate en el que participó la práctica totalidad de los 27 miembros presentes, la decisión se tomó por mayoría. La resolución, no vinculante, será enviada próximamente a las consejerías de sanidad de todas las comunidades autónomas, para que la tengan en cuenta en caso de recibir una solicitud de este tipo de intervención.


La participación de un padre biológico sigue siendo necesaria en este caso, pero deberá seguir siendo anónimo. Una de las condiciones que establece la legislación para que una fecundación in vitro pueda aprobarse es que el donante de los gametos masculinos, cuando no es el marido de la madre, proceda de un banco de semen.

Publicado por: mbermudez
Visto: 809 veces

Polémica en Reino Unido por documental que muestra suicidio asistido

'Right to die' muestra las últimas horas y la muerte de un docente universitario que se quitó la vida con ayuda de la organización suiza Dignitas

Londres (DPA) - La emisión prevista esta noche de un documental en la televisión británica que mostrará por primera vez a un público de millones de personas un suicidio asistido está generando polémica en el Reino Unido.

El documental "Right to die" (Derecho a morir) muestra las últimas horas y la muerte del ex profesor universitario estadounidense Craig Ewert. El hombre, de 59 años, se quitó la vida en septiembre de 2006 con ayuda de la controvertida organización suiza Dignitas.

El canal de televisión Sky Real Lives tiene previsto emitir la película del ganador de un Oscar John Zaritsky esta noche a las 21:00 hora local.

Los organismos que controlan los medios británicos y organizaciones que se oponen a la eutanasia ya lo criticaron duramente.

Ewert padecía una enfermedad neuronal degenerativa incurable, que llevaba progresivamente a la paralización del cuerpo y que, según los médicos, conduce a la muerte en entre dos a cinco años.

Cuando la evolución de la enfermedad comenzó a acelerarse, el hombre decidió suicidarse en una clínica de Dignitas en Zúrich. Allí, recibió un vaso con una dosis mortal de un somnífero, que ingirió con ayuda de una pajita.

Dado que sus brazos ya estaban paralizados, a continuación accionó con la boca un reloj con temporizador, que desactivó la respiración asistida 45 minutos después. Mientras moría, la cámara continuó grabando.

"Si hubiera estado completamente paralizado y no hubiera podido hablar, ¿cómo le hubiera podido decir a alguien que sufro? Habría sido un infierno", dijo Ewert antes de su muerte a la cámara. "De haberme decidido por la vida, me habría decidido por la tortura".

La esposa de Ewert, Mary, que acompañó a su marido en las últimas horas, defendió el documental. "Si la muerte es privada y se esconde, las personas no se enfrentan a sus preocupaciones al respecto. Craig era un maestro. Y se pudde decir que hizo esta película como maestro".

Expertos mediáticos criticaron la película. "Los informadores deberían ser objetivos. De lo contrario, influyen en la opinión pública o inducen a otros sufrientes a los mismos pasos", dijo el director del organismo británico de control de medios, John Beyer.

Dominica Roberts, de la organización "Alianza por la vida", señaló: "Es triste y peligroso mostrar algo así en la televisión".

La jefa de la cadena, Barbara Gibbon, defendió el documetal. "El tema afecta a cada vez más personas y este documental da una visión informativa, fácilmente comprensible e instructiva", aseguró.
Publicado por: mbermudez
Visto: 716 veces

Una mujer india dio a luz a su primer bebé a los 70 años

Rajo Devi tiene 50 años de casada y se sometió a un tratamiento de fecundación in vitro en abril último. La niña nació el 28 de noviembre en el Estado de Haryana, en la India.

AFP. Una mujer india dio a luz a su primer bebé a los 70 años después de recibir un tratamiento de fecundación in vitro.

Rajo Devi, que contrajo matrimonio hace 50 años, dio a luz a una niña el 28 de noviembre después de una fecundación in vitro, dijo Anurag Bishnoi, un médico del Centro de Fertilidad Hisar, en el Estado de Haryana (centro).

“Rajo Devi y (su esposo) Bala Ram vinieron al centro para un tratamiento y la transferencia del embrión fue realizada el 19 de abril”, declaró el Dr. Bishnoi.

“Tanto la madre como la hija gozan de buena salud”, agregó.

Según Bishnoi, Devi es la madre más vieja del mundo. En julio de este año se informó que otra india de 70 años dio a luz a mellizos luego de una fertilización in vitro, mientras que una española de 66 años tuvo mellizos en 2006.

El esposo de Devi, de 72 años, también se casó con la hermana de su esposa después de transcurridos diez años sin tener hijos de su primer matrimonio. Su segunda esposa tampoco pudo quedar embarazada.

No se indicó a quiénes pertenecían el semen y los óvulos utilizados en el tratamiento que tuvo éxito.

“La fecundación in vitro ha revolucionado la forma en que consideramos la esterilidad”, dijo el Dr. Bishnoi. “La esterilidad ya no es un tabú social ni una maldición divina. Puede ser tratada científicamente”, culminó.
Publicado por: mbermudez
Visto: 742 veces

El derecho de los niños y el daño generado por sus padres

Dr. Carlos Alberto Basile
(Argentina)

Conclusiones :

1-Se debe admitir la procedencia de la acción por daño moral y /o material al niño contra el progenitor que viole el derecho subjetivo derivado del derecho- función de la autoridad de los padres , como cuidado , educación , alimentación y protección integral .

2-Establecer que el sujeto legitimado para ejercer la acción resarcitoria por daños es el niño, representado por uno de sus padres , un tutor especial , un familiar u otra persona de su confianza, previa autorización judicial .

3-El progenitor de un niño que no cumpla con los derechos función de la patria potestad, vulnerando la colaboración para la protección integral y cuidado del niño que convive con el otro progenitor incurre en conducta ilícita , y ésta genera un daño moral y material resarcible al otro progenitor que ostenta la guarda del hijo en común , facultándolo como legitimado activo y por derecho propio a promover la acción resarcitoria , teniendo en cuenta la aflicción y descompensacin que éste sufre por la omisión de los deberes y funciones que corresponden al otro progenitor .

4- Recomendar establecer normas que brinden una función pedagógica y preventiva a las familias disfuncionales , advirtiendo a los progenitores la importancia de conservar una buena relación una vez finalizada su unión de hecho o matrimonial a fin de favorecer la coordinación de funciones para la educación y protección integral de sus hijos .



SUMARIO:

I-Introduccin . II-El resarcimiento de daños causados a los hijos menores por incumplimiento de los derechos-funcin emergentes de la autoridad de los padres .III-El resarcimiento de daños al ex cónyuge por la acción ilícita del otro que incumple con las obligaciones paterno-filiales . IV- El aporte del Derecho Europeo. V- Que es la piedad filial . VI- Bibliografía .



I-Introduccin

Los principios de solidaridad familiar que se hallan presente en los vínculos entre padres entre sí y cada uno de estos con su hijo generan un haz de derechos - función en los cuales sus titulares y destinatarios contemplan un único interés que es el familiar .

Actualmente los cambios sociales nos muestran a jefes de hogar solos , sin diferenciacin de sexo , en los cuales este se halla a cargo de los niños , ante el total o parcial desentendimiento de las obligaciones y derechos del otro progenitor .

Otras veces , hoy frecuentes ante una crisis económica y moral por la que atraviesan los países víctimas de la globalización , los niños se hallan a cargo de terceros , y ambos progenitores son los que se sustraen a sus obligaciones parentales .

Sin lugar a dudas los progenitores que quiebran su unión matrimonial o de hecho incluyendo en el conflicto a los menores , generan en estos una descompensacin en sus derechos y obligaciones ,los cuales sino se resuelven brevemente , reconduciendo la conducta de los adultos involucrados , culminarán dotando a los hijos de una familia disfuncional e irresponsable.



II-El Resarcimiento de daños causados a los hijos menores por incumplimiento de los derechos -función emergentes de la autoridad de los padres .

Los padres podrán dejar de ser una pareja estable , separase o divorciarse ; en este último supuesto disolverán su vínculo matrimonial , sin embargo su vínculo de filiación subsistirá y todas las obligaciones y derechos emergentes de la patria potestad lo continuarán .

El Art. 264 del Código Civil introducido por la ley. 23.264 destaca primeramente los deberes que integran la patria potestad de los padres hacia sus hijos menores , en idéntico sentido los arts. 265 , 267 y 268 destacan los obligaciones que ambos padres tienen sin distinción de quien ostenta la mal llamada tenencia de los mismos.

Para el supuesto de divorcio o separación de los progenitores , el art. 271 del Código Civil hace solidarios a ambos padres respecto de la obligación de educar y alimentar de los menores .

En ninguna norma se señala la obligación de los padres de codirigir la familia (1)y si bien el art. 265 del Código Civil , habla de la obligación de criar a los hijos , este término resulta poco descriptivo de obligaciones que tienen que ver con los sentimientos , y la ternura(2) que un niño también necesita para su correcto desarrollo .

Recientemente en nuestra jurisprudencia ante un conflicto por tenencia de hijos , régimen de visitas y vacaciones , se ha destacado la importancia "de tener en vista como objeto primordial el bienestar de los menores involucrados víctimas inocentes de las desaveniencias existentes entre los progenitores" (17)

Logrando un mayor acercamiento con la Convención Internacional de los Derechos del Niño el proyecto de Código Civil ( 1998 ) en su art. 574 referido a la autoridad de los padres dice en su último párrafo : Su preocupación fundamental debe ser el interés superior del hijo .

Asimismo la citada convención en su preámbulo ( sexto párrafo )dice :"... para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad debe crecer en el seno de la familia , en un ambiente de felicidad , amor y comprensión ".Y el art. 19 dice : "... Todo niño tiene el derecho a las medidas de protección que su condición de menor requiere por parte de su familia , de la sociedad y del Estado ".

En el Pacto Internacional de Derechos Económicos , Sociales y Culturales (1966 ) art. 10-1 , dice " se debe conceder a la familia ...la más amplia protección y asistencia posibles , especialmente para su constitución y mientras sea responsable del cuidado y educación de los hijos a su cargo ".

En la Convención Internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminacin contra la mujer ( 1979) , párrafo 7 del preámbulo , dice : "... la educación de los niños exige la responsabilidad compartida de hombres y mujeres y de la sociedad en su conjunto" .

La Convención Americana sobre Derechos Humanos ( Pacto de San José de Costa Rica ) en su art. 17 agrega : "...Los Estado partes deben tomar medidas apropiadas para asegurar la igualdad de derechos y la adecuada equivalencia de responsabilidades de los cónyuges en cuanto al matrimonio , durante el matrimonio y en caso de disolución del mismo .En caso de disolución , se adoptarán disposiciones que aseguren la protección necesaria a los hijos , sobre la base única del interés y la conveniencia de ellos ..."

Muchas pueden ser las razones para que uno o ambos padres no cumplan con sus obligaciones , sin lugar a dudas poco justificables , que los eximan de responsabilidad frente al incumplimiento sino que agravan la situación por tratarse de un miembro de la familia , siendo mayores los deberes de obrar con prudencia y conocimiento .

El principio romano alterum nom laedere , se halla plasmado en el art. 19 de la Constitución Nacional , trasladada a la responsabilidad aquiliana o extracontractual en nuestro derecho civil .

El ilícito lo configura el mismo incumplimiento de la obligación ( conforme art.1066 del C.Civil ) . Es decir que tal como dice el art. 1067 solo será resarcible el daño si se acredita dolo , culpa o negligencia del agente y por supuesto la existencia del daño , en concordancia con el art. 1.109 del C.Civil .

Los incumplimientos a las obligaciones aludidas podrán ser , como lo dice el art.495 del C.Civil , de hacer o de no hacer ( por ejemplo : cumplir con el régimen de visitas ) , de dar ( por ejemplo : pago de la cuota de alimentos ).

Es importante destacar que el sujeto activo o legitimado para promover la acción civil por daño moral y/o material es el niño , quien lo efectuará a través de su representante , progenitor o tutor .Asimismo el Art. 582 del Proyecto de Código Civil 1998 establece la posibilidad de que el propio hijo demande por alimentos al progenitor que deba proporcionárselos asistido por un tutor especial , por cualquiera de sus parientes o por el Ministerio Pupilar , norma que sin lugar a dudas podría haber avanzado estableciendo la posibilidad de que el propio niño designe su

abogado(3) o persona de confianza para que lo represente procesalmente ,concordante con el Art. 388-1 del Código Civil Francés .

Bernard Teyssie(4) - dice "..Aunque afortunadamente la regla es que el niño es protegido por sus padres , a veces necesita ser protegido de sus padres ... " .

El art.285 del Código Civil dispone que " los menores no pueden demandar a sus progenitores sino por sus intereses propios , y previa autorización del Juez ,... " , de este modo no hay ninguna norma que prohiba a los niños a demandar por daños a sus padres por incumplimiento de los deberes de la patria potestad .

La tesis positiva de la doctrina en este sentido la podemos hallar en la recomendación efectuada en las XVI Jornadas Nacionales de Derecho Civil ( 1997 ) manifestando : " ... frente al incumplimiento de los deberes familiares , la legislación debe estructurar sanciones que aseguren la efectiva concreción de los mismos ,autorizando a los jueces la aplicación de las sanciones reglamentadas que se adecuen a las circunstancias de las personas implicadas en aquellas defecciones " , " recomendando asimismo que " cualquier obstrucción o incumplimiento injustificado al régimen de visitas debe sancionarse " .

Es importante destacar que con posterioridad a dichas jornadas se sanciona la Ley 24.270 que penaliza el impedimento u obstrucción del contacto del progenitor conviviente con sus hijos menores.

Y en igual sentido la ley 24.029 tipifica la insolvencia alimentaria fraudulenta , complementando la ley 13.944 sobre el incumplimiento de los deberes de asistencia familiar .La existencia de antecedentes penales en el sujeto pasivo de la obligación , el progenitor , logran tipificar el delito que para el derecho civil constituye el ilícito .

Asimismo en las XVIII Jornadas Nacionales de Derechos Civil (2001) se decidió por unanimidad que " se debe admitir la procedencia de la acción por los daños originados en el incumplimiento de los derechos subjetivos de titularidad del menor " . (14 )

La fijación de astreintes , multas procesales por conducta temeraria o maliciosa ,fijación de punitorios , constituyen un recurso utilizado con la intención de rectificar la actitud dañosa de los progenitores respecto de sus hijos . Sin embargo este planteo apunta al reconocimiento del daño moral y sicológico , en el que la víctima o damnificado es el niño .(5)

Esta clase de responsabilidad tiene, desde el ángulo especial analizado , común denominador la existencia de vínculo familiar entre el responsable civil y el autor del daño , o entre el titular del derecho a reparación y la víctima .

Las tesis negativas en la doctrina nacional se fundan en la idea de que no se puede aplicar el plexo normativo de la responsabilidad civil de las obligaciones en general al ámbito del derecho de familia , porque atentarían contra la armonía y paz familiar , generarían un " alud de demandas " (6) ,la aplicación indiscreta de criterios indemnizatorios ajenas a las circunstancias propias de las relaciones de familia tenderían a desalentar la creación de éstas y colocarla en crisis (7) , deberían hallarse contempladas las posibilidades resarcitorias expresamente en la ley , como en el art. 255 del Código Civil .

Los argumentos referidos a la no aplicación de la responsabilidad civil en las relaciones de familia , dentro de la idea de que el reclamo de daños y perjuicios entre los miembros de una familia lejos de colaborar en la unidad y armonía familiar , son a mi criterio erróneos , ya que cuando de las obligaciones que ocupa este trabajo el padre o madre ha actuado u omitido en contrario sentido de sus deberes -derechos de su propia autoridad , han dejado de comportarse como familia , olvidándose no solo de su cónyuge , sino también de sus hijos .

Cuando el daño se ha producido ya no existe unidad y armonía familiar , ésta ha cedido por la ilicitud del incumplidor .

Además , no siempre es suficiente la mera culpa para atribuir responsabilidad . El dolo o la culpa grave son imprescindibles para asignar responsabilidad al tutor ( art. 461 del Código Civil ) , en este sentido referido a la categorizacin de la culpa , los criterios de aplicación deben tomar en cuenta los intereses familiares y el sentido de justicia de la comunidad .

En la doctrina y jurisprudencia de Estados Unidos(8) , si bien el criterio en todos sus estados no es el mismo , muchos son los que rechazan las acciones de daños de los hijos contra sus padres con dos argumentos relacionados , el primero referido a no aumentar la crisis familiar atentando contra su armonía y el segundo relacionado con la inmunidad de los progenitores y el riesgo de invadir la esfera de los padres en la educación , protección y crianza de sus hijos ( privacidad familiar ).

Considero que el criterio también es equívoco atento que uno de los progenitores es el que ha violado la ley familiar , colocando al niño y al resto de su familia conviviente en una situación de descompensacin que requiere ser resarcida , cuando un progenitor hace abandono de su hijo , aún pagando su cuota de alimentos o no , pero perdiendo todo contacto o comunicación con éste , lo está dañando por el resto de su vida .(12)

Los primeros diez años de vida de un niño son fundamentales en la formación de valores éticos y morales a través de lo cotidiano , creando hábitos , que logren la conciencia moral del menor . (9)

Steve Berman(10 ) dice : " ... muchos problemas aumentan porque vivimos en un mundo donde los padres no tienen tiempo e interactúan poco con sus hijos " .

Nuestra jurisprudencia nacional no registra antecedentes más que los conocidos referidos al daño moral por la falta de reconocimiento espontáneo del progenitor a su hijo , sin embargo la conducta ilícita como generadora de nuevos daños familiares como el que analizo no han hallado aún su tratamiento judicial.

Sin perjuicio de ello señalo un antecedente novedoso en el reclamo de daño moral de un hermano a otro como consecuencia de la violencia ejercida ante una conflictiva por un bien indiviso en un juicio sucesorio en el que los primeros fueran herederos en posesión de su cuota parte ( 15 ) ,que permite vislumbrar un notable avance en el progreso de estas acciones , en las cuales entre los justiciables , el daño y su vínculo familiar surgen particularidades en la manifestación jurídica del interés tutelado .

Esta titularidad de derechos y obligaciones derivada de la autoridad paterna , genera en el sujeto una mayor cantidad y calidad de derechos subjetivos y/o derechos funciones que debe tutelar con los menores .



III-El resarcimento de daños al excónyuge por la acción ilícita del otro , que incumple con las obligaciones paterno-filales .

El buen funcionamiento de la familia constituye uno de los índices para medir la salud social de una comunidad . Reconocer su papel fundamental para una sociedad impulsa a la preocupación por fortalecer los lazos afectivos entre las personas que la integran , asumiendo sus responsabilidades recíprocas como uno de los caminos para la realización personal .

Cuando uno de los progenitores se separa , divorcia o interrumpe su convivencia , por lo general el que ostenta la guarda de los hijos , mal llamada tenencia , es el titular del ejercicio de la patria potestad conforme art. 264 del Código Civil . Esta titularidad de derechos y obligaciones derivada de la autoridad paterna , genera en el sujeto una mayor cantidad de derechos subjetivos y/o derechos función que debe tutelar con los menores .

Sin lugar a dudas el ejercicio conjunto de la patria potestad está pensado en principio para la situación en la que los padres conviven y en la que existe un clima de entendimiento entre ambos progenitores que hace que las diferencias de criterios se resuelvan normalmente en forma amigable .

Muchos son los casos en los que el progenitor no conviviente se sustrae a sus obligaciones de proteger y formar integralmente a sus hijos .

Si su ilicitud es reiterada y se prolonga durante el tiempo , como se analizó en el título anterior , el niño como damnificado podrá reclamar la acción resarcitoria oportuna .

Sin embargo y como la ilicitud se manifiesta en función de la relación vincular y dentro del seno de una familia , la descompensacin afectará a otros miembros .

Así los intereses familiares y los individuales se entrelazan formando una compleja atribución de responsabilidades extracontractuales .

El cónyuge tenedor ante la acción ilícita de su co-responsable , el otro cónyuge , debe asumir la injusta acción de subrogarse en los derechos-funcin de éste para compensar la ausencia paterna o materna irresponsable . El primero asumirá la totalidad de todas las obligaciones co-participables , deberá generar mayores ingresos para hacer frente a la alimentación de los menores , restringirá su vida personal de relación , profesional y hasta sentimental para dedicarles el mayor tiempo que requiera el cuidado y protección de los hijos frente al desinterés del otro en la comunicación con los mismos .

La relación jurídica padre-madre -hijo es indivisible y por aplicación del art. 1079 del Código Civil , la ilicitud no solo afectaría al niño en forma directa e indirectamente , sino que también en igual sentido le ocasionaría al cónyuge cumplidor , respecto de los daños materiales que pudiera afectarle por la descompensacin de las obligaciones ejercida por el otro .

Considero asimismo que nada obstaculizara al reclamo del daño moral conforme el art. 1078 , atento que el cónyuge responsable es la víctima directa del ilícito de igual modo , y teniendo en cuenta que las reparaciones indemnizatorias comprenden daños distintos e independientes por obligaciones coparticipables , como lo constituyen la coordinación de una familia .

Los excónyuges disuelven su vínculo matrimonial , pero frente a los hijos deben seguir manteniendo las conductas propias de una familia .

De allí que no comparta la idea doctrinaria (11) de que resulten resarcibles los daños ocasionados a los hijos por el divorcio de sus padres por afectar el interés legítimo , de los hijos , de vivir en una familia bien constituida . La idea de familia y su funcionalidad , ha ido cambiando en los últimos tiempos , la familia ensamblada se relaciona con la unifamiliar y estas con la nuclear .

Considero equívoca la idea de que el divorcio declarado culpable o de mutuo consentimiento , dañen al niño , o lo perjudiquen en la asignación de su familia .

El niño es víctima por las acciones u omisiones de sus padres , quienes deberán mantenerlo al margen de todo conflicto o negociación , manteniendo una comunicación civilizada y responsable frente al mismo y entre ellos .

El divorcio o la separación de los padres obliga a estos a revincularce , ya de modo distinto entre ellos , pero manteniendo la idea que frente a los hijos menores seguirán comportándose como familia .(16 )

Es decir que es la conducta de los sujetos que integran el nuevo modelo de familia la que generará acciones responsables o no , afectando la coordinación y cooperación familiar necesaria para que el binomio madre-padre se vincule respecto de los niños , no solo observando los intereses de éstos , sino también los propios de los adultos .



IV-El aporte del Derecho Europeo .

El derecho comparado aporta interesantes variantes en el " deber de colaboración " a cargo de ambos cónyuges ; el derecho suizo (art.274.1 C.Civ Suiza) establece a cargo de ambos progenitores el deber de no hacer más difícil la educación de los hijos . El parágrafo 1634,1,2 del BGB establece que " el progenitor al que no corresponde la guarda , y el facultado para ejercerla , habrán de evitar el hacer todo aquello que perjudique las relaciones entre el hijo y el otro progenitor , o dificulte la educación " .

El código Civil Francés establece en su art. 356-2 que el progenitor que ejerce la patria potestad debe informar al otro sobre el ejercicio que lleva a cabo , este " deber de información " pensado en el interés del hijo , pues su interés exige que su otro progenitor esté al tanto de por que derroteros se desarrolla su vida .

Asimismo resulta interesante destacar que el C.Civil Francés reformado por ley del 22 de Julio de 1987 establece en su art. 372-2 la " garde conjointe " , existiendo la posibilidad de dos figuras novedosas para nuestro derecho como lo son las del guardador-ejerciente y el no guardador -ejerciente , así se delimitan la atribuciones , correspondiéndole al primero las acciones usuales con el menor , mientras que al segundo los actos comunes a ambos progenitores . Asimismo la reforma producida por ley del 8 de Enero de 1993 mantiene el ejercicio conjunto de la patria potestad , pero sin delimitación de actos usuales y /o comunes para el cónyuge guardador , como para el que no lo es .

La legislación Italiana regulan en similar sentido el " affidamento congiunto " por ley del 6 de Marzo de 1987 .

Y la legislación Española ( art. 156-párrafo 1 ) establece en igual sentido que el ámbito de actuación autónoma la posee el guardador para los actos ordinarios o usuales .

Ahora bien , más allá de conceptualizar que son actos usuales y/o de mayor importancia , la inmediatez en la toma de decisiones establecería el ámbito de autonomía del guardador , para pensar en decisiones más elaboradas y que puedan demorar mayor tiempo de deliberación en las segundas.

Resulta interesante destacar que tal vez el ejercicio conjunto de la patria potestad por los progenitores no convivientes , brindarían una mayor comunicación y relación parental con los hijos en común y seguramente un mejor balance en las responsabilidades comunes .

Así estas fuentes legislativas brindan un acabado concepto tendiente a no descuidar la prevención(13) como elemento básico utilizándolo como delimitación de conductas paternas y en la función pedagógica de la norma familiar misma .



V- ¿Qué es la piedad filial ?

El Proyecto de reforma del Código Civil de 1998 al referirse al daño ocasionado por el no reconocimiento voluntario de hijo establece limitaciones en su aplicación y así dice : Art. 1686 inc. a- " sin perjuicio de disposiciones especiales en los siguientes casos , solo hay responsabilidad si se obra por dolo o culpa grave : a- Si el daño , en los casos en que no está justificado , se produce en el ámbito de las relaciones de familia " .Por su lado , en el art. 1589 en su inc. d, se dispone que el daño está justificado : En el ámbito de las relaciones de familia , si la admisión reparatoria puede poner en peligro loas intereses generales respecto de la persistencia y de la estabilidad de la institución familiar , de la solidaridad entre sus miembros y , en su caso , de la piedad filial " .

La justificación del daño coloca a los sujetos de derecho involucrados en el ilícito familiar en una situación de vulnerabilidad , atento que se deja librado al juez de acuerdo a su saber y entender justificar o no , conductas que se producen en el seno de una familia , generadoras de actos y hechos jurídicos .

La sensibilidad del tema planteado se enmarca en una realidad que excede el marco jurídico , y si bien la reparación económica no es una solución feliz ante este tipo de conflictos , atento que sería más interesante poner énfasis en las medidas preventivas , el derecho no puede estar ajeno a estos fenómenos y desamparar a la víctima basándose en argumentos que carecen de solidez jurídica y ética .

Como se puede contemplar una piedad filial del progenitor irresponsable que no la tuvo para con su propio hijo en la medida en que este requirió de su cuidado y protección , la falta de amor paterno -filial no puede comprenderse en el término de piedad . La piedad constituye un pedido de perdón de un ofendido , en el caso , solo el niño puede por sí valorar tal situación , y es aquí donde éste se halla nuevamente en situación desigual y desventajosa , ya que si bien es un sujeto pleno de derechos , lo es en formación . A partir de los 14 años ( siguiendo la idea de discernimiento ) o de los 10 ( si se toma la idea de la autonomía ) éste se hallará personalmente en condiciones de perdonar .

As el concepto de piedad filial se encuentra ciertamente en contraposicin con los derechos de la víctima toda vez que la subjetividad en la aplicación del mismo generaría un término paradigmático sin solución dentro del marco de una verdad jurídica objetiva .

No por ello considero que puedan existir otras causas de justificación , pero la valoración de las mismas nunca puede generalizarse bajo la idea de piedad , término mas apropiado para un proceso ético que para una acción judicial en un proceso por daños .



VI- Bibliografia .

1- Familia y Responsabildad Civil .Makianich de Basset Lidia . N ; E.D. 139,p. 851.

2-Diez Picazo , Luis , Familia y Derecho , Civitas , Madrid , 1984 .

3-Basile Carlos Alberto , Ideas para garantizar el ejercicio del niño a ser oído en los procesos judiciales . Libro de Ponencias seleccionadas en Ier. Congreso Internacional " El niño víctima frente a los procesos judiciales " Universidad de Buenos Aires - 2000.

4-Teyssie Bernard, prólogo a la obra de Meirinch ,Claire " La Protection de la personne de l´enfant contre sens parents ", Pichon , Paris , 1984 , nro.59 , citado por Kemelmajer de Carlucci , Aída , en " Responsabilidad Civil en el Derecho de Familia " , E.D. 139 , p. 269 .

5-Minyersky .N, Flah .L , Viggiola .L. " La obligación alimentaria y el Daño Moral " ponencia presentada ante las II Jornadas de Derecho Civil de Mendoza , 1991 , C.II en J.A. 1991 , II , p. 847 .

6-ob.cit.(1) Pág. 847 .

7-Alterini A.A. y López Cabana.Roberto M. , Cuestiones de Responsabilidad Civil en el Derecho de Familia , L.L. T.1991 A , p. 952.

8-Medina Graciela y Kanefsck Mariana ," Responsabilidad y Derecho de Familia " , E.D. 2001-191, p. 819.

9-Investigacin Grupo Centro para el desarrollo moral ,Fundación Majdalani , Publicada en el Diario La Nación 19/8/2001 , p. 3 .

10 -Presidente de la Asociación Americana de Pediatría , Consultor de la O.M.S. ( extraído de publicación en Diario La Nación 15/8/2001 , p. 14 ).

11-Taraborrelli , José .N y otros , Derecho de Daños en el Derecho de Familia , Edición La Rocca , 4ta. Ed. Buenos Aires ,p.406.

12- Tercer Congreso Internacional de Derecho de Daños : Conclusiones , Comisión de reflexión , nro 1 , -Derecho de Familia , en J.A. 1993-III, pág.940 .

13-Minyersky Nelly . "Daños y perjuicios : Incumplimientos alimentario y obstrucción al régimen de comunicación entre padres e hijos" . publicado en Revista de Derecho de Familia , Nro 20 , p. 60 ( 2002 ) Editorial Abeledo Perrot .

14-Basile , Carlos Alberto ."La Responsabilidad Civil entre padres e hijos por incumplimiento de los deberes y derechos de la patria potestad " , ponencia efectuada en las XVIII Jornadas Nacionales de Derecho Civil , Buenos Aires , 2001 , Comisión V , Familia , ver http//www.jornadas-civil.org/jornadas2001 / comisión V / basile .pdf.

15-J.A. 13/6/2001 , p. 73 , fallo comentado por Mariana Kanefsck.

16- Basile , Carlos Alberto , " El ejercicio de la patria potestad de los progenitores que no conviven con sus hijos " La Ley , Doctrina Judicial , T: II , 2002 , ps 648 y ss. .

17- Fallo 16.865 - CNCiv., Sala K , 2000/11/03 , publicado en Doctrina Judicial de La Ley , 2001-2, p. 544 .
Publicado por: mbermudez
Visto: 696 veces

¿Se puede acordar con un no cuerdo? (En problemas de familia)

Por Eduardo Sirkin *

Cuerdo tiene una acepción liminar a persona física que está en su
juicio, equilibrado, prudente, reflexivo, etc.

No obstante el concepto, por lo general no existe persona que tenga un
certificado de cuerdo, ni una resolución judicial que lo declare como tal.

Como excepción viene a mi memoria un Jury de enjuiciamiento realizado
entre 1970 y 1971 en Argentina a un magistrado titular de un Juzgado
Nacional en lo Civil a quien acusaban de insano, se llamaba José M.
Cámpos Fue defendido por un prestigioso profesor de derecho Penal, el
Dr. Mario Oderigo y obtuvo sentencia absolutoria.

La conclusión podría ser que dicho magistrado obtuvo certificado de
cuerdo y mas allá de la ironía, lo mismo podríamos decir de personas
que son falsamente acusadas por familiares para obtener la declaración
de incapacidad, insania o prodigalidad, y la sentencia rechaza la
imputación y consiguiente declaración.

Sobre este tópico me remito a: SIRKIN, Eduardo "Acerca del Proceso de
Declaración de Demencia" en elDial.com del 19-06-08 (elDial - DCE58),
ya que no es el objetivo del presente artículo.

Reitero que para fines de año y ante la proximidad de las ferias
judiciales de enero se ha generalizado, para impedir el contacto de
los menores con el padre no conviviente la proliferación de denuncias
de abuso sexual, tema sobre el que Diego IPARRAGUIRE ha escrito un
artículo enjundioso publicado en elDial.com del 30-11-2006 bajo el
título: "El régimen de comunicación de los hijos con el padre no
conviviente. Consecuencias y posibles soluciones de las denuncias por
Abuso Sexual de un padre contra el otro"

Podemos encontrarnos frente a un "Síndrome de alienación Parental"
S.A.P. sobre el cual se explayó el Dr. Carlos M. Díaz Usandiváras "El
síndrome de alienación parental. Una forma sutil de violencia en el
post-divorcio" , ficha del Seminario intensivo de Psicología Forense,
dictado en el Colegio de Psicólogos de San Isidro en 1993. (citado por
IPARRAGUIRRE) .

En la cruda realidad hay denuncias infundadas a las que hasta que se
demuestre la sinrazón y que el padre denunciado es el más idóneo para
ocuparse de los hijos, será el progenitor sospechado durante el
proceso, sea de cautelares, de suspensión o pérdida de patria
potestad, de impedimento de contacto, prohibición de acercamiento,
etc. al amparo de lo dispuesto en la ley 24.417 o la que rija en cada
provincia (vgr: Provincia del Chaco: Ley 4.175/1995; Provincia de
Chubut: Ley 4.118/1995; Provincia de Corrientes: Ley n* 5.019/1995;
Provincia de San Juan: Ley 6.542/1995; Provincia de Santiago del
Estero: Ley 6.308/1995; Provincia de Misiones: Ley 3.325/1995;
Provincia de Río Negro: Ley 3.040/1996; Provincia de Santa Fe: Ley
11.529/1997; Catamarca: Ley 4.943/1998; Provincia de San Luis: Ley
5142/1998; Provincia de La Rioja: Ley 6.580/1998; Provincia de Jujuy:
Ley 5.107/1998; Provincia de Entre Ríos: Ley 9198/1999; Provincia de
Mendoza: Ley 6.672/1999; Provincia del Neuquén: Ley 2.212/1999 y en la
Provincia de La Pampa su incorporación con la reforma al Código
Procesal. Tucumán: Ley 7264/2003.) O lo dispuesto en el art. 232 del
CPCCN y art. 3º de la Convención Internacional de los Derechos del
Niño Ley 23.849 y C.N; la ley 26.061 de Protección de niños, niñas y
adolescentes; nuestra Carta Magna; la Convención sobre la Competencia,
Ley aplicable, Reconocimiento, Ejecución y Cooperación en Materia de
Responsabilidad Parental y Medidas de Protección de los Niños, etc.

En muchos casos hay progenitores que formulan la denuncia, obtienen la
cautelar y al amparo de la prohibición de contacto se van de
vacaciones con los menores munidos de la protección judicial a modo de
coraza, e invocando el interés superior del o los menores los
perjudican notoriamente impidiendo el contacto con el padre o madre en
su caso, en compañía de sus parejas actuales. (SIRKIN, Eduardo "Las
fiestas y los conflictos familiares" en elDial.com del 21-12-2006)
(elDial - DCA8C)

Está en los jueces investigar de inmediato para evitar males mayores
tomando las medidas adecuadas a favor de los menores aún a desmedro de
los padres biológicos para determinar cual es la persona idónea para
su cuidado y educación.

Al respecto también me he referido en: SIRKIN, Eduardo "Algo más sobre
presunciones en la Violencia psíquica y en los conflictos familiares"
en elDial.com del 04-05-2006 (elDial - DC8) Aclaración: El citado
artículo fue publicado en la Revista "Derecho de Familia" Directora:
Dra. Cecilia Grosman, Ed. LexisNexis nº 28 p.121 y sig. y
recientemente en "Temas de Derecho Procesal", Tribunal Supremo de
Justicia, Colección Estudios Jurídicos nº 15, Caracas / Venezuela
2005, Volumen II pag. 451 y siguientes

La comprensión de los operadores jurídicos de estos tópicos exige
ilustrarse teórica y empíricamente sobre el S.A.P.; las falsas
denuncias de abuso; asistencia a cursos; actuar
interdisciplinariam ente con Asistentes Sociales; Psicólogos/as;
Psiquiatras; Counselors, y aún así torna a nuestro juicio insuficiente
la actitud de los jueces, si no toman decisiones inmediatas, tanto al
inicio de los procesos, como cuando se demuestra que la denuncia es
falsa.-

El cúmulo de tareas, las derivaciones y delegación de funciones a la
espera de una opinión que dé sustento a su criterio, causan demoras
injustificadas en perjuicio de quienes las Convenciones y leyes
pretenden proteger, y siempre al amparo del "interés superior del
niño", pero pensamos que el espíritu y texto de la Convención, como el
aludido interés, en muchos casos, aunque así se sostenga, se deja de
lado- SIRKIN, Eduardo, "Impedimento de contacto de hijos menores con
su padre o madre no conviviente" (elDial - DC94A)

Es sabido que la separación de los niños de uno de sus progenitores
por lapsos superiores a los 4 ó 6 meses, torna dificultosa la
revinculación, especialmente cuando reciben diariamente el comentario
para lavar su mente de diatribas en contra del alejado padre, que lo
llevan a un convencimiento tal, difícil de reparar, no siendo
justificativo alguno que algún juez piense –deslindando
responsabilidad propia- que el niño "hará terapia" como ha ocurrido en
Argentina.-

Pero uno/a que así piense es suficiente para mantener el daño al no
tomar decisiones como desafectar a los niños del entorno familiar de
la madre desequilibrada, disponer una inmediata revinculación con el
progenitor para que el mismo pueda con sus hijos revalorarse como
papá; disponer el tratamiento correspondiente a quien causara tanto
daño y en caso de resistencia, ordenar su internación y eventualmente
el Defensor de Menores, que es el representante promiscuo de los niños
menores e incapaces formule la denuncia correspondiente, nombrándose
curador para la presunta incapaz hasta el dictado de una sentencia.-

En relación a las medidas a tomar, la única norma que ordena una
audiencia previa a resolver con intervención del Ministerio Pupilar es
el art. 264 ter del Código Civil, y muchos jueces lo aplican a toda
clase de conflictos, aún estando bien intencionados, por la
generalizada opinión –no compartida por mi- de intentar soluciones
consensuadas, en desmedro de decisiones inmediatas que podrán poner
límites o dar comienzo a una revinculación.

Art. 264 ter. C.C.– (Texto incorporado por ley 23264). En caso de
desacuerdo entre el padre y la madre, cualquiera de ellos podrá acudir
al juez competente, quien resolverá lo más conveniente para el interés
del hijo, por el procedimiento más breve previsto por la ley local,
previa audiencia de los padres con intervención del Ministerio
Pupilar. El juez, podrá aun de oficio, requerir toda la información
que considere necesaria, y oír al menor, si éste tuviese suficiente
juicio, y las circunstancias lo aconsejaren. Si los desacuerdos fueren
reiterados o concurriere cualquier otra causa que entorpezca
gravemente el ejercicio de la patria potestad, podrá atribuirlo total
o parcialmente a uno de los padres o distribuir entre ellos sus
funciones, por el plazo que fije, el que no podrá exceder de dos años.

Así en casos de violencia familiar, donde debe determinarse la
exclusión del hogar del imputado como violento fijan una audiencia en
algunos casos, en otros dan traslado por 48 hs. omitiendo la
notificación con carácter personal, en otros son recibidos el mismo
día y en un ámbito pequeño donde no harán más que exacerbar el
conflicto y salvo honrosas excepciones como magistrados de la Cámara
Nacional en lo Civil y de otra jurisdicción como la de Zárate ,
Provincia de Buenos Aires, en asuntos de familia en los que los tres
integrantes recibieran a las partes con sus letrados y presente la
Defensora Pupilar, el resultado es negativo.

Anticipé que no comparto la generalizada opinión de intentar
soluciones consensuadas en la mayoría de los casos, porque me atrevo a
sostener que el violento no se cura y por su caracteropatí a no admite
normas ni límites que no sean los que le son impuestos (pone en
ejercicio su seducción en simulación frente a terceros (SIRKIN, H.
Eduardo "La violencia familiar y la seducción del violento" (DJ
1996-2-992), con la aclaración que llamo "caracteropatí a" sin
implicancias patológicas para que no pueda interpretarse que es una
enfermedad y por ende justificable.

Por eso es que las peticiones de tantas medidas en muchos casos son
resistidas por el juzgador al enfocar la violencia sólo del punto de
vista humano, físico y psíquico, y permitir por omisión un desamparo
material aunado al comentado.-

Aun en esos casos, se corre el riesgo de sucumbir en las redes del
simulador/violento manteniendo situaciones que debieron concluir con
la premura del caso.-

Ha sido descripta con precisión la caracteropatí a del psicópata y muy
fundadamente, desprendiéndose que el psicópata responde a una
insatisfacció n inmensa reforzando su disconformidad con los límites
que le pone el sistema social.-

Muchos padecen de "concretismo" ,-ideas fijas-, avasallar cualquier
norma, obstáculo o persona que intente detenerlo en la obsesión de
conseguirlas. -

El egocentrismo es otro ingrediente importantísimo de su personalidad,
actuando con descalificació n constante hacia sus seres cercanos.-

La mitomanía complementa los anteriores, ya que relacionado con su
estrechez mental y concretismo aludido, imagina situaciones que vive
como reales y luego las traslada a sus actos y expresiones. -

La seducción referida anteriormente es otra de las peculiaridades con
que cuentan muchos violentos y unidos a la simulación, la mitomanía,
el egocentrismo y viveza (perdón por el rótulo vulgar) pueden envolver
a jueces, abogados, partes afectadas, profesionales designados y demás
auxiliares, no obstante los estudios, formación y experiencias que
tengan.- (SIRKIN, Eduardo y SIRKIN, Valeria "La Mujer y la
globalización. Enfoque existencial. Evolución hacia la igualdad. Los
retos de la legislación para erradicar la violencia de género en
Argentina" en elDial.com del 15-05-08) (elDial - DCE0E)

Tanta protección al núcleo familiar, imprescindible por cierto, más la
evolución del ser humano mujer en distintos órdenes de la sociedad,
(estudiantes, profesionales, ejecutivas, políticas, con cupos en los
distintos cargos, etc) ha introducido en la sociedad por oposición al
"machismo" una visión "hembrista" contradictoria porque en su lucha
por "igualdades" han obtenido su cometido, pero en la lucha judicial
se siguen mostrando como víctimas y en muchísimos casos utilizando a
los hijos como botines o trofeos de guerra, desconociendo que en ambos
casos previo a ello hubo muerte, avasallamientos, destrozos,
violaciones, etc.

Botín: calzado antiguo de cuero que cubría todo el pié y parte de la
pierna. Despojo que se concedía a los soldados, como premio de
conquista en el campo o plazas enemigas Diccionario de la RAE, TºI p.
210. También era lo que traían de las batallas los soldados para
mostrar cuántos enemigos habían matado. Trofeo: Despojo obtenido en la
guerra. Monumento, insignia o señal de una victoria. Diccionario de la
RAE, TºII P. 1343 (SIRKIN, Eduardo y SIRKIN, Valeria, cit.supra)

Si nos encontramos con uno de los progenitores que se encuentra
desequilibrado, o es una persona emocionalmente frágil, instable, con
distorsiones cognitivas, o es un violento que además tiene intención
de dañar, llegamos a la conclusión que el intento bien intencionado de
muchos magistrados se da de bruces con la decisión inmediata a tomar.

Por lo tanto la respuesta a mi juicio de la frase que acuñara hace
muchos años y que a pesar de su obviedad les ha gustado a muchísimos
terapeutas y operadores jurídicos, es que: no se puede acordar con un
no cuerdo.

(*) Profesor Adjunto de Derecho Procesal Civil de la Facultad de
Derecho de la UBA. Docente desde hace 43 años de la materia en dicha
Facultad. Abogado en ejercicio desde hace 45 años. Subdirector del
Departamento de Derecho Procesal de dicha Facultad. Ex docente de la
Escuela de Iniciación profesional del CPACF. Presidente de la Comisión
de Derecho Procesal de la AABA. Director y Docente del Curso de
Iniciación Profesional Área Procesal Civil y Comercial de dicha
Entidad. Ex Profesor Adjunto de Derecho Procesal en las facultades de
derecho de las Universidades de Belgrano y El Salvador. Ex Subdirector
de Doctrina Judicial de Editorial La Ley. Ex Director de la Sección
Procesal del Instituto de Asuntos Legislativos de la Federación
Argentina de Colegios de Abogados. Miembro de la Asociación Argentina
de Derecho Procesal. Miembro de la Sección Procesal de la Comisión de
26 Juristas del país, designada por el Ministerio de Justicia de la
Nación para el Digesto Jurídico Nacional. Autor de más de 150 trabajos
sobre la materia; disertante en Jornadas, Cursos y Conferencias en
Capital e interior del país. Designado "Profesor Consulto" por el
Consejo Superior de la Universidad Nacional de Buenos Aires el 29-06-06.



Publicado por: mbermudez
Visto: 1378 veces


http://www.20minutos.es/noticia/433794/0/divorcio/custodia/tareas/


Habrá indemnización para quien haya asumido las tareas domésticas. Los progenitores con niños adoptados deberán decirles su origen.

El Gobierno catalán ha modificado el Código Civil.

La modificación del Código Civil que aprobó este martes el Gobierno catalán establece la custodia compartida de los padres en caso de separación. "Se separan los padres entre ellos, no los hijos de los padres", sentenció la consellera de Justícia, Montserrat Tura.

Ambos padres tendrán igualdad de derechos y obligaciones. De este modo, se entierra el principio general de que un progenitor (el varón generalmente) quedaba apartado del menor.

Se separan los padres entre ellos, no los hijos de los padres". Monserrat Tura, consejera de Justicia Abuelos y hermanos tendrán relación con los niños, a quienes se protege para que no corten su relación con el núcleo familiar.

Padre y madre compartirán la responsabilidad sobre el hijo. Por eso, se promoverá que ambos escriban un plan de parentalidad. Se aconseja que la pareja acuerde el tiempo y el dinero para los hijos menores y otros aspectos como la educación, la sanidad o la alimentación.

Además, un maltratador no podrá quedarse con la custodia de un niño.

OTRAS NOVEDADES

Indemnización por tareas domésticas. Quien haya hecho el trabajo del hogar durante el matrimonio será compensado, si hay separación, con la cuarta parte de la diferencia de los ingresos de ambos cónyuges desde que se casaron.

Matrimonio. Implica compartir responsabilidades domésticas y "fidelidad" (lealtad). Los bienes se separan.

Pareja. Será estable tras dos años de convivencia seguida, con un hijo en común o con una escritura pública. Iguales en derechos y obligaciones.

Vivienda. Irá para el cónyuge que asuma la custodia, pero no será automático. Se podrá ceder al más desfavorecido, aunque no tenga al niño.

Incapacidad. Se introducen estadios intermedios para no perder todos los poderes.

Adopciones. El proyecto del Libro II del Código Civil de Cataluña obligará a los padres que adopten a niños a comunicarles su origen antes de que cumplan 12 años. El niño podrá mantener vínculos con la familia biológica.

'Noches locas'. El padre no podrá desentenderse de su descendiente si lo exige la madre (aunque sea fruto de una 'noche loca').

Los nacimientos se inscribirán justo al nacer, no al cabo de unos días.

En casos de inseminación, el cónyuge será padre desde el momento que acepta el embarazo.


Publicado por: mbermudez
Visto: 659 veces


¿Qué ocurre cuando es un hombre el maltratado?…
… ocurre que se pone en duda… estoy realmente enfadada e indignada la “ley de violencia de genero” no se entiende y no es igual para un hombre que para una mujer… la mujer solo tiene que denunciar el maltrato y todo el protocolo empieza a funcionar… pero ¿Qué ocurre cuando es al revés?
Si la violencia en mujeres queda muchas veces oculta, aquella que se produce en hombres no se queda precisamente atrás. La sociedad, los medios de comunicación e incluso las leyes favorecen la protección de las mujeres víctimas de la "violencia de género". Un término que por lo que veo lleva ya implícito el sexo del verdugo y la de la víctima.
Pero ¿qué pasa cuando las tornas se cambian y no es una mujer la víctima?
Debatiendo sobre un caso de maltrato a un hombre… sencillamente no funciona… se pone en duda… como si fuera muy complicado o imposible que una mujer maltrate a un hombre… y a sus hijos…
Las igualdades son para todos, sean del sexo que sean…
Existen estos casos… mujeres… que maltratan a los hombres… que utilizan el maltrato físico… el psicológico… amenazan con hacer daño a los niños… amenazan con denunciarles a la contra… y me niego a hacer como si no los viera, desde luego mal que le pese a la que se hace llamar feminista, si, me involucro en estos casos… y aun con mas ahínco, cuando oigo que si defendemos a estos hombres maltratados se pone en duda la lucha por la “Ley de Violencia de genero”… como si esta fuera en exclusiva para las mujeres…

Cuando la mujer denuncia… todo se pone en marcha… pero es mucho mas complicado cuando es al revés…
En estos casos el hombre suele marcharse de casa… y en cuanto sale por la puerta la mujer esta llamando a la policía para denunciar lo contrario… y no solo se queda en la casa… dice que se queda con los niños… pero en cuanto la policía se da la vuelta… le entrega los niños al hombre y la que los abandona es ella… pero en cuanto el se los lleva… le llama y le amenaza con denunciarle por llevarse los niños y hacerles daño, a cambio de no hacerlo le pide dinero, que como no tiene debe pedir prestado… el se queda con las deudas muchas veces provocadas por el derroche de ella… con unos niños que no sabe si se los van a quitar… con una casa por pagar y sin poder disfrutarla… le amenaza incluso con hacer daño a los niños… y lógicamente el hombre después de haberlo sufrido… se lo cree, y la maltratadora basándose en la “ Ley de Violencia de genero” que la protege.... se aprovecha.

El se queda en la calle… buscándose la vida… sin casas de acogida… teniendo que afrontar esta situación con miedo… y con muy poca ayuda o ninguna… de las instituciones… aunque a nivel privado si la va a tener…
He conocido casos de mujeres que exigían dinero a cambio de no quedarse con la mitad de la casa, a la cual nunca contribuyo y la cual era propiedad del hombre antes de conocerla y como eran pareja de hecho se creían con el derecho de llevarse la mitad de los bienes pero no de las deudas, y que después de conocer a otro hombre, por no marcharse con lo puesto, amenazaban con denunciar por maltrato…

Es indiscutible que las víctimas más frecuentes, según las estadísticas, de la violencia de genero son las mujeres, pero nunca debemos de olvidar que este maltrato también existe en hombres y que además, viene acompañado, al igual que en las mujeres, por muchos estigmas sociales que echan atrás al hombre para denunciarlo. Se enfrentan a un ridículo que no debería existir y a un término (el de "calzonazos") cuando se atreven a denunciar su maltrato... cuando oigo esta expresión es que me pongo mala… y os aseguro que la dicen por igual hombres y mujeres…
¡Vaya asco de sociedad que tenemos!

La ley de “Violencia de genero” no es igual para todos ni se aplica igual… asumen las deudas como si solo fueran suyas… se hacen cargo de unos hijos que en cualquier momento llega la madre y se los retira… teniendo que demostrar hasta el triple de pruebas… y por supuesto sin que ella se entere… para que no lo denuncie a la contra…

A los que me leéis, sabréis que el termino “violencia de genero” tal y como se aplica nunca me ha gustado… porque se reconoce prácticamente solo en mujeres… cuando también ocurre con los hombres… ancianos… niños…
La ley debería ser igual para todos los maltratadores sean del sexo o condición que sean… y la justicia debería trabajar igual para todas las victimas…

Habrá quien diga pero bueno que esto lo diga una feminista…
Para mi el ser feminista no es una lucha de hombres contra mujeres, no se trata de querer ser superior ni supermujer ni nada de eso... sino algo que debe ser defendido tanto por mujeres como por hombres para construir una sociedad más justa e igualitaria para todos.
Como feminista conozco mis derechos y obligaciones, y lucho por ellos, no dependo de la referencia de nadie para existir. Contrariamente a lo que la mayoría cree, para mi ser feminista se encuentra dentro de la ideología progresista donde se lucha por los Derechos Humanos como son; la xenofobia, la homofobia, el sexismo… ser feminista es saber que todos los seres humanos, somos iguales y que nos corresponden los mismos derechos y obligaciones.

Cosa que hoy por hoy… y después de haber oído y visto… no solo esta muy lejos… sino que al igual que existe el machismo retrogrado, también existe el feminismo visceral y mentiroso… de todo para la mujer… las mujeres así, que sepan que me tienen enfrente… y las afronto de cara… en la misma igualdad que a los hombres…

Un saludo a tod@s.
Mª GEMMA
http://www.mariagemmaopina.com/2008/07/qu-ocurre-cuando-es-un-hombre-el.html
Publicado por: mbermudez
Visto: 741 veces


Trome:
El Primer Juzgado de Familia tomó esta decisión, en primera instancia, debido a que el enlace "no se celebró en una ceremonia pública", informó Francisco Tudela Van Breugel-Douglas. El patriarca dijo que dicho fallo es una vergüenza, y anunció que evalúa apelarlo.

El Primer Juzgado de Familia, que preside Teresa Velásquez, declaró nulo el matrimonio entre Felipe Tudela y Barreda y Graciela de Losada Marrou, celebrado en noviembre del año pasado, informó hoy el ex canciller Francisco Tudela Van Breugel-Douglas.

El hijo del patriarca de los Tudela explicó que la decisión del tribunal, en primera instancia, se basó en que el enlace civil "no se celebró en una ceremonia pública. "Se hizo un matrimonio oculto para evitar que los hijos o terceros puedan oponerse", señaló en RPP, para luego añadir que, con este fallo, que puede ser apelado, "el matrimonio nunca ha existido y carece de todo efecto legal".

El ex canciller indicó que la funcionaria que casó a su padre, el 8 de noviembre del 2007, en el distrito de Magdalena, "no tenía delegación expresa para realizar el matrimonio".

HABLA EL PATRIARCA. Desde Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, donde radica junto a Graciela de Losada, el doctor Felipe Tudela y Barreda se refirió a la decisión del Poder Judicial, y anunció que sus abogados estudiarán una posible apelación de la sentancia judicial.

"Yo sigo casado porque mi voluntad es estar casado. Estoy en aptitud de estar casado lo mismo que mi señora. De manera que para mí es una muestra más de la indignación y de la calidad de nuestro Poder Judicial", declaró a través de RPP.

Tudela y Barreda insistió en subrayar que decidió contraer matrimonio por libre determinación y aseveró que seguirá casado por su voluntad, "que es superior a lo que pueda decir su hijo".

Asimismo, dijo "la corrupción es lo que mueve todos estos asuntos en mi contra en todos los estratos". Explicó que se refiere "a la forma ilógica e ilícita" como se está conduciendo todo este lío familiar.

Publicado por: mbermudez
Visto: 1082 veces

La negociación de Regimende viistas vs. Alimentos y bienes
Apadeshi

Es tanta la necesidad de estar con los hijos y los nietos que la vida pareciera tener ese único objetivo, como si todo pudiese cambiar desde el momento en que un papel dice que se tiene el Régimen de visitas y que de allí en adelante comienza la libertad de dar y recibir afecto de nuestros, hijos, nietos y sobrinos, libertad condicionada a horarios y en ocasiones a condiciones indeseables y con escasa seguridad.

En ese buscar, generalmente en angustia y desesperación, aparece el tema de alimentos y la negociación " Plata, bienes c/ Régimen de visitas, y es importante aclarar que cuando la obtención de un Régimen de vistas parte de esa consigna de negociación , esa premisa se transforma en el lastre que puede hundir las ilusiones de disfrutar de los niños y hacerse cargo económica y afectivamente de ellos.

Cuando se fija alimentos ya sea por importe porcentual, se transforma en algo por demás difícil de modificar, aun ante situaciones que demuestran la imposibilidad real de hacerse cargo de esos imponles estipulados.

No hacemos critica a la obligación que tiene un Progenitor no conviviente de hacerse responsable económicamente de sus hijos, es algo que mas allá de circunstancias puntuales, es un deber mas que una obligación, de la misma forma que estando junto a ellos nos produce goce el verlos bien vestidos, con una buena educación y disfrutando de la niñez y adolescencia, pero en donde surge el problema, es al condicionar los Alimentos y su costo, u otros bienes a obtener con la aceptación régimen de vistas.

Los alimentos a pesar de las dificultades de cobro que pudiera existir, genera una deuda el no pago que no caduce y tiene sus punitorios, como también su sanción Penal, y la inscripción condicionante en el Registro de Deudores Morosos, pueden ir sobre los abuelos para su cobro a través de ellos y la mirada castigadora de la sociedad en pleno, por el abandono malicioso de los hijos.. Es decir salvo las situaciones de incobrabilidad total, que se da no solo en la obligación alimentaría, sino que caen e todo tipo de deudas a las cuales no pueden responder,

El problema a surge con el Régimen de visitas, que puede estar ordenado Judicialmente , surgir de un convenio, pero si se incumple, empieza el peregrinar que todos conocemos, la Ley Penal 24270 que tanto esfuerzo costos conseguir, es vulnerada por los propios funcionarios judiciales, causando el efecto de impunidad para el obstructor de vinculo, no sancionado el licito, los pedidos de sanciones económicas y apercibimiento de cambio de Guarda ante los incumplimientos de visitas, cuesta abstenerlos y los juzgados no lo otorgan rápidamente y si lo otorgan dejan un espacio de tiempo tan enorme, que empieza producirse el rechazo de los hijos hacia el progenitor no conviviente , por acción de la inculcación maliciosa sobre los hijos para producir el rechazo hacia Progenitor demandante de visitas.

Es decir la negociación de alimentos c/n régimen de visitas se transforma a una negociación en la cual uno compra un bien y el vendedor del bien, cobra todo lo que tiene cobrar, y sigue cobrando por un bien que realmente no le pertenece y lo presta algunas veces o jamás cumplió con el compromiso y el comprador queda sin nada a cambio, reclamando ante la Justicia y con escasas respuestas positivas.

la pregunta recurrente de ¿vale la pena luchar por un régimen de visitas? la respuesta es SI, el no sería no hacer nada y olvidarse de los niños y quienes asumimos el amor por los hijos, nietos y sobrinos por encima de nuestra propia existencia , no lo podemos entender , ni aceptar , como un bien de cambio.

En ocasiones para obtener el Régimen de visitas con los hijos, se negocia pagos alimentarios o bienes a la espera que ese entregar en dinero, aseguré el afecto, el amor el poder hacerse cargo real de los hijos, y allí esta el error, porque se pacta alimentos que a priori se sabe de difícil o imposible cumplimiento, contra la obtención de un tiempo prestado con los hijos de difícil o nulo cumplimiento.

La palabra "negociar" resulta fea, pero así es impuesta y como tal debe conferir la búsqueda de seguridades en la negociación, con sanciones ya impuestas ante posibles incumplimientos y no esperar al impedimento de vinculo en si, para después buscar que un Juez justo, aplique una sanción.

¿Negociar sanciones es difícil? SI, muy difícil, al fin y al cabo es una negociación y como tal admite opciones a discutir, seguridades mínimas a conseguir.

Si hay que negociar, la negociación debe basarse en que forma de proteger el acuerdo, de lo contrario , es pura y exclusivamente una negociación comercial en la que el bien adquirido nunca se recibe.

Nuestros Hijos no son un bien comercial, son personas con derechos, y cuando el Régimen de visitas se presenta en la modalidad de negociación comercial, hay que estar muy alerta, para no caer en la trampa.

Son ilegales estas negociaciones con los hijos basadas en el dinero? NO, son inmorales

José Maria Bouza

Pte. De APADESHI

Moderador del FORODE APADESHI

www.apadeshi.org.ar


Publicado por: mbermudez
Visto: 995 veces

INFORME DE PONENCIA PARA PRIMER DEBATE AL

PROYECTO DE LEY 05 DE 2008 SENADO

"Por medio de la cual se establece el Régimen de Custodia Compartida de los hijos menores".



Bogota D.C., 19 de noviembre de 2008



Honorable Senador

JAVIER CACERES LEAL

Presidente Comisión Primera Constitucional Permanente

Atn Senado de la República

Bogota, D.C.


Honorables Senadores:

En cumplimiento del encargo impartido mediante oficio del 5 de agosto de 2008, me permito poner a su consideración para discusión de la honorable Comisión, el informe de ponencia para primer debate al Proyecto de Ley 05 de 2008 Senado "Por medio de la cual se establece el Régimen de Custodia Compartida de los hijos menores".


EXPOSICION DE MOTIVOS

El Honorable Senador MAURICIO JARAMILLO MARTINEZ, el Representante a la Cámara GUILLERMO SANTOS MARIN y el suscrito JUAN CARLOS VELEZ URIBE presentamos a consideración del la presente iniciativa que fue analizada ampliamente en la legislatura pasada, de igual manera como consecuencia de ser un tema de actualidad se realizo el pasado 30 de septiembre, el Foro "Por los Derechos de los Niños, Custodia Compartida" donde se debatieron y formularon propuestas de versados juristas y psicólogos especialistas en el tema con el animo de tener una visión mas profunda para orientar el debate en la Comisión Primera de Senado y en el resto del tramite legislativo en general.

Hoy dando cumplimiento a las instrucciones de la Mesa Directiva de la H Comisión, y después de haberse realizado un foro el pasado 30 de septiembre y efectuado un amplio análisis de las distintas posiciones sobre este importante tema, presento ante la Comisión Primera Constitucional Permanente del Senado de la Republica, informe de ponencia para primer debate al Proyecto de Ley que le correspondió el radicado numero 5 de 2008 Senado.

Como se dijo, este proyecto durante la legislatura fue objeto de estudio por parte de la Comisión bajo el radicado 249 de 2008, considere en aquella oportunidad y sigo pensando que la custodia compartida es una reivindicación irrenunciable de los padres separados, reconocido así en muchos países durante ya varios años, por ende es imprescindible que aplique en nuestro país por los efectos benéficos para los niños.

Inicialmente el Proyecto 249 de 2008 contenía diez (10) artículos, los nueve primeros establecían la Custodia y cuidado personal de los hijos. La Custodia en caso de separación, divorcio o nulidad del matrimonio. El Reparto de la Custodia y Cuidado Personal de los Hijos. Igualdad de derechos y obligaciones; las causales para la Pérdida de la custodia y cuidado personal. El Acuerdo de cesión temporal de la custodia, La Pérdida temporal de la custodia. El Incumplimiento del régimen de custodia compartida. De igual manera se propuso una modificación al artículo 230 A del Código Penal.

El Proyecto de Ley 05 de 2008 presentado dentro de la presente Legislatura tiene nueve artículos en el primero de ellos se establece que La Custodia y Cuidado Personal de los hijos corresponde de consuno a los padres o al padre o madre sobreviviente, el segundo regula la custodia en el caso de que los padres que no cohabitan efectivamente por causa de desavenencias entre la pareja, originadas en la separación de hecho, divorcio, o nulidad de matrimonio, la custodia será por períodos iguales de tiempo. Éste régimen se determinará por el mutuo acuerdo de ambos padres mediante los mecanismos de conciliación prejudicial contemplado en la ley 640 de 2001, y refrendada por el Juez de Familia. A falta de acuerdo, el Juez de Familia del domicilio del menor, a petición de parte, determinará el régimen de Custodia más adecuado mediante el Proceso Verbal Sumario contemplado en el Código de Procedimiento Civil, respetando siempre los criterios de igualdad contemplado en este artículo y protegiendo el interés superior de los niños, niñas y adolescentes.

El artículo 3 establece que los derechos y obligaciones que emanan de este régimen de custodia serán iguales para ambos padres.

En el artículo 4 se busca que todo cambio de residencia de uno de los progenitores, en la medida en que modifique las modalidades de ejercicio de la custodia compartida, deberá comunicarse con la debida antelación al otro progenitor. En caso de desacuerdo, uno de los progenitores podrá solicitar al juez de familia que adopte una decisión en función del interés superior del niño.

El artículo 5 regula las causales para la perdida de la custodia y del cuidado personal de los hijos.

En el artículo 6 se establece el Acuerdo de Cesión Temporal de la Custodia que consiste en que el padre o la madre de mutuo acuerdo podrán avenir la cesión temporal del derecho a custodia por un periodo y cual será previamente autorizado por el Juez de Familia.

El articulo 7 trae una sanción pecuniaria para el padre que incumpla el régimen de custodia establecido, con multa hasta de cinco (5) salarios mínimos legales mensuales vigentes, mediante incidente que debe iniciarse de oficio o a petición de parte, ante el Juez de Familia del domicilio del menor y se resolverá dentro de los diez (10) días siguientes a la ocurrencia del hecho, sin perjuicio de incurrirá en el delito de "Ejercicio Arbitrario de la Custodia".

En el artículo 8 para determinar a quien de los padres corresponde la custodia de los hijos, la decisión o sentencia deberá en lo posible acompañarse por estudios obligatorios de equipos técnicos interdisciplinarios integrados por lo menos por un psicólogo y un trabajador social. El concepto emitido por el equipo interdisciplinario tendrá el carácter de dictamen pericial que deberán ser tenidos en cuenta por el juez al momento de tomar la decisión.

El artículo 9 determina la vigencia de la Ley.



JUSTIFICACIÓN DEL PROYECTO Y EXPLICACIÓN DEL PLIEGO DE MODIFICACIONES

Son varios los estudios citados y analizados en el Proyecto Original han coincidido en que los niños que mantienen un contacto regular con ambos progenitores tras el divorcio muestran mejores niveles de adaptación social y rendimiento académico que los niños criados en hogares monoparentales, y han puesto de manifiesto las imborrables y negativas huellas de la ausencia del padre durante la infancia y la adolescencia. En cambio, los estudios sobre niños en situación de convivencia alterna con ambos padres no han permitido constatar trastornos significativos asociados al cambio de domicilio.

Con el presente proyecto se busca el interés superior del niño, piedra angular de cualquier régimen de divorcio o custodia, requiere el contacto frecuente y continuo del niño con ambos padres tras la separación de éstos. Con ello nos limitamos a hacer eco de lo dispuesto en las legislaciones sobre divorcio más progresistas del mundo y en la Convención sobre los Derechos del Niño, en cuyo artículo 9.3 se establece que:

"Los Estados Partes respetarán el derecho del niño que esté separado de uno o de ambos padres a mantener relaciones personales y contacto directo con ambos padres de modo regular, salvo si ello es contrario al interés superior del niño."

De la Intervención del doctor LEONARDO RODRÍGUEZ CELY Psicólogo de la Universidad Javeriana, Magíster en Psicología Clínica y Legal y Forense, en el foro realizado el pasado 30 de septiembre en el Senado de la República, podemos concluir que los estudios científicos mas recientes señalan la importancia del vinculo paterno y materno para el niño, incluso el vinculo familiar del niño con la familias cuando estas son extensas.

Desde el punto de vista de este experto, algo que garantiza el buen desarrollo cognitivo afectivo, social y emocional de un niño se gesta desde los primeros años de vida con un buen vinculo, citando los estudios de Eisborg y Elwis sobre el vinculo paterno y materno, se define el vinculo como la sensibilidad del padre y la madre para atender las necesidades del niño de acuerdo a su etapa en el desarrollo, es decir que es importante que los niños tengan referencia de la función paterna y materna, como comportarse con papa y como comportarse con mama, como comportarse con figuras masculinas y femeninas, algo que es fundamental para su desarrollo.

De igual manera es crucial el vinculo del niño con los abuelos paternos y maternos, con los tíos y primos, el vinculo también se crea al ayudar y acompañar a los niños por ejemplo con sus tareas, en ese desarrollo cognitivo como al aprender a leer y escribir, allí se garantiza éxito en la primaria en el bachillerato, y en la universidad, es el acompañamiento, eso es el vinculo, tener la sensibilidad para saber cuando un niño o una niña esta enferma, triste, feliz, cuando necesita recrearse.

Vale destacar que la custodia compartida también es objeto de critica, como así lo recoge el doctor RODRÍGUEZ CELY y los mismos estudios hacen referencia a esa critica, que consiste en que la custodia compartida mal manejada puede convertirse a mediano y largo plazo en un elemento de desestabilización en el comportamiento y salud emocional del niño, hecho que hace de suma importancia que el juez maneje los momentos sicológicos del menor y para ello es crucial su equipo interdisciplinario, para que el funcionario judicial conozca concretamente el momento adecuado para prevenir los factores de riesgo al otorgar la custodia compartida. Debe tenerse en cuenta que en el desarrollo del rompimiento marital, los excónyuges inician una travesía emocional que día a día se abastece de sentimientos negativos, de los cuales los menores recogen a diario y en silencio los peores consecuencias, tales como el abandono, las malas expresiones de sus padres en contra del otro y en general los factores que afectan su salud emocional.

De igual manera es de vital importancia para este proyecto, la opinión y aporte de los operadores jurídicos, partiendo del hecho de que algunos Jueces de Familia han manifestando la necesidad de la custodia compartida para el bienestar del niño y nada mas apropiado que el criterio de un juez especialista en la materia, quienes son los que conocen los aspectos prácticos, trascendencia y la eficacia de proferir un fallo concediendo la custodia compartida.

Además de compartir los aspectos científicos expuestos por el doctor LEONARDO RODRIGUEZ durante el foro, los jueces agregan que la custodia compartida es necesaria, porque es una forma para que cada uno de los padres ejerza plenamente su rol, sin embargo señalan que la custodia compartida debe ser una alternativa mas o forma en que se pueda otorgar la custodia y no como la única manera o alternativa para conferir la custodia compartida.

En este orden de ideas, miremos el articulado del proyecto:



1. El articulo primero del Proyecto de Ley 05 de 2008, quedara así:

Articulo 1. Custodia y cuidado personal de los hijos. La Custodia y Cuidado Personal de los hijos corresponde de consuno a los padres o al padre o madre sobreviviente y a los terceros autorizados en los casos establecidos en la legislación civil. La custodia compartida es una forma más de otorgar la custodia, por mutuo acuerdo de ambos padres o a falta de acuerdo por el Juez de Familia.

Justificación:

Es preciso aclarar el articulo primero del Proyecto original, con el que se pretende modificar la custodia, ya que trae a colación el Código Civil, y la custodia compartida que se pretende establecer con este proyecto busca que la custodia compartida sea una alternativa mas para otorgarla, de alguna manera ha sido ya citada por nuestra legislación en forma de responsabilidad parental como lo establece el articulo 14 de la Ley 1098 de 2006 Código de la Infancia y la Adolescencia.

Por ello es importante aclarar y ampliar la custodia a terceros, para no confundirla con la patria potestad que es una institución totalmente diferente Y exclusiva de los padres, en el articulo 1 del proyecto original se estaría cercenando o quitando la posibilidad de que la custodia este en cabeza de un tercero, a veces es necesario ubicar al niño ante el conflicto muy fuerte de sus padres con un familiar, no debemos olvidar que el ICBF cumple esta función en muchos casos.


2. El artículo 2 del Proyecto de Ley 05 de 2008, quedara así:

Articulo 2. Custodia en caso de separación, divorcio o nulidad del matrimonio. En el caso de los padres que no cohabitan efectivamente por causa de desavenencias entre la pareja, originadas en la separación de hecho, divorcio, o nulidad de matrimonio, se observará un régimen de custodia por períodos iguales de tiempo, atendiendo entre otros la residencia de los padres. Éste régimen se determinará por el mutuo acuerdo de ambos padres mediante los mecanismos de conciliación prejudicial contemplado en la ley 640 de 2001, y refrendada por el Juez de Familia. A falta de acuerdo, el Juez de Familia del domicilio del menor, a petición de parte, determinará el régimen de Custodia más adecuado mediante el Proceso Verbal Sumario contemplado en el Código de Procedimiento Civil, respetando siempre los criterios de igualdad contemplado en este artículo y protegiendo el interés superior de los niños, niñas y adolescentes.

Parágrafo 1. Cada progenitor se encargará de los gastos ordinarios del menor durante el tiempo que conviva con él, mientras que los gastos extraordinarios serán fijados por el juez, teniendo en cuenta la capacidad económica de los progenitores. El juez podrá imponer al padre que este en mayor capacidad económica la obligación de colaborar al otro de menor capacidad.

Parágrafo 2. Al establecer el régimen de custodia a que se refiere el presente artículo, el Juez de Familia tendrá en cuenta el periodo de lactancia materna, permitiendo contactos frecuentes con cada uno de los progenitores y sin perjuicio del régimen de visitas y de salidas del país.

Justificación:

Se trata de aclarar para el régimen de visitas, de que la custodia compartida se asigne no debemos entenderla como el desaparecimiento del Derecho que tiene el otro padre de ejercer su derecho a las visitas, porque en el estudio del Proyecto Original en ninguna parte se habla de que un padre tenga una semana al hijo y el otro la otra semana, muchas veces por cuestiones de escolaridad o de residencia no podría pensarse que fuese de una semana, sino que fuese de lapsos mas largos de un mes, de un semestre, o en el caso de que uno de los padres vive en el exterior y el otro en Colombia, donde al tener la custodia compartida no podemos hacerla de periodos tan cortos y evaluar el permiso para que el niño saliera necesariamente del país a gozar de ese legitimo derecho que tiene tanto el padre como el hijo a compartir el uno con el otro.

Ahora bien el parágrafo primero del articulo 2 del Proyecto Original se establece que cada progenitor se encargara de los gastos ordinarios del menor durante el tiempo que conviva con el mientras que los gastos extraordinarios serán fijados por el juez teniendo en cuenta la capacidad económica de los progenitores.

La realidad es que existen disparidades respecto de las capacidades económicas y a las ubicaciones sociales tanto de un padre como del otro, por ende buscamos que el padre que se encuentre en mayor capacidad económica pueda aportar y aporte en la medida de sus capacidades al padre que tiene menos capacidad económica para que pueda garantizar que la calidad de vida del niño se mantenga.


3. El artículo 4 del Proyecto de Ley 05 de 2008, quedara así:

Articulo 4. Cambio de Residencia. Tanto el padre como la madre deberán mantener relaciones personales con el menor y respetar los vínculos de éste con el otro progenitor.

Todo cambio de residencia o la salida del país de uno o ambos progenitores, en la medida en que modifique las modalidades de ejercicio de la custodia compartida, deberán comunicarse con la debida antelación al otro progenitor. En caso de desacuerdo, uno de los progenitores podrá solicitar al juez de familia que adopte una decisión en función del interés superior del niño.

El incumplimiento de estas obligaciones acarreara la perdida de la custodia para el padre infractor, sin perjuicio de las sanciones previstas en la legislación civil y penal para la perdida de la patria potestad, y el ejercicio arbitrario de la custodia.

Justificación:

Se trata simplemente de establecer un requisito para que el padre que no tiene la posibilidad de salir del país pueda ejercer su derecho, vale la pena revisar este articulo porque cuando los padres están en la misma ciudad o país el ejercicio de la custodia no se dificulta, sin embargo cuando uno de los padres se encuentra en el exterior, el derecho de custodia se ve afectado, por eso es necesario tomar medidas como puede ser la perdida de la custodia, sin perjuicio de las sanciones civiles y penales ya previstas por la Ley.



4. El artículo 5 del Proyecto de Ley 05 de 2008, quedara así:

Articulo 5. Perdida de la custodia y cuidado personal. Sin perjuicio de las causales previstas para perdida de la patria potestad, la custodia y el cuidado personal de los hijos se pierden por resolución emanada del Juez competente en los siguientes casos:

1. Abandono de los hijos por parte del que la tiene.

2. Maltrato físico hacía los menores por parte de quien la tiene.

3. Forzar o inducir a la prostitución de los menores por parte de quien la tiene.

4. Forzar o inducir a la delincuencia de los menores por parte de quien la tiene.

5. Incumplimiento de la ley de custodia compartida, cualquiera sea la forma de entorpecer el derecho que le corresponde al otro progenitor.

6. Fallecimiento del progenitor Tutor.

7. Declaración de Interdicción legal del Progenitor tutor.

8. Renuncia expresa de la Custodia del progenitor que la ostenta.

9. Por drogadicción del padre que ostenta la Tuición.

10. Inducir o forzar a los menores a desdibujar la imagen o cometer hechos que dañen la dignidad, credibilidad y honra del progenitor que no tiene la custodia.

11. Efectuar denuncias temerarias ante cualquier Juez de la República contra el padre no tutor y que en sentencia definitiva y ejecutoriada sea absuelto el padre demandado por falta de méritos.

12. Por las demás causales Indicadas en el Código Civil y leyes complementarias.




Justificación:

El articulo 5 del Proyecto Original establece unas causales para la perdida de la Custodia y el Cuidado Personal, sin embargo estas causales así establecidas, causarían una confusión en los operadores jurídicos porque estaríamos legislando sobre la perdida de la patria potestad y no sobre la custodia, por cuanto aquí en el articulo 1 del pliego de modificaciones aclaramos que terceros como el ICBF y los familiares del menor también pueden gozar de la custodia, mientras que la patria potestad atañe exclusivamente a los progenitores o padres reconocidos de acuerdo a la legislación civil.

En ese orden de ideas buscamos darle una claridad al articulo 5 del Proyecto Original, para evitar una confusión en la aplicación en el tiempo del régimen de patria potestad, ya que al establecer en este proyecto nuevamente causales o suprimiendo algunas, precisamos que estas causales se aplican "sin perjuicio de las causales previstas para perdida de la patria potestad" facilitando la función de los jueces en la aplicación de estas causales diferenciándolas de las causales de perdida de la patria potestad.



5. El artículo 6 del Proyecto de Ley 05 de 2008, quedara así:

Articulo 6. Acuerdo de Cesión Temporal de la Custodia. El padre o la madre de mutuo acuerdo podrán avenir la cesión temporal del derecho a custodia, por un periodo determinado, el cual será previamente autorizado por el Juez de Familia, sin perjuicio del derecho que le asiste a los progenitores a tener contacto personal con sus hijos, salvo que concurra alguna causal que ocasione peligro grave hacia el menor.



6. El artículo 7 del Proyecto de Ley 05 de 2008, quedara así:

Articulo 7. Incumplimiento del Régimen de Custodia Compartida. El incumplimiento del régimen de custodia establecido en la presente ley, acarreara multa hasta de cinco (5) salarios mínimos legales mensuales vigentes según el caso, mediante incidente que se iniciará a petición de parte, ante el Juez de Familia del domicilio del menor y se resolverá dentro de los diez (10) días siguientes a la ocurrencia del hecho, sin perjuicio de incurrirá en el delito de "Ejercicio Arbitrario de la Custodia".

Justificación:

Surgen varios interrogantes respecto al inicio oficioso para la imposición de multas por el incumplimiento del régimen de custodia, por eso consideramos pertinente suprimir la oficiosidad para que únicamente proceda su inicio a petición de parte, porque son los padres o un tercero quienes de alguna manera deben informar al Juez del incumplimiento del otro progenitor, ya que son los progenitores quienes tienen un interés jurídico legitimo, es al progenitor afectado a quien le corresponde promover este incidente para que se restablezca esta custodia, sin perjuicio del inicio de la acción prevista en el articulo 4 del pliego de modificaciones, de perdida de la custodia cuando uno de los padres impide el ejercicio del derecho de custodia, cuando sin autorización impide tal derecho cambiando de residencia o de país.

7. El artículo 8 del Proyecto de Ley 05 de 2008, quedara así:

Articulo 8. El proceso de custodia a que se refiere la presente ley, deberá ser acompañado por estudios obligatorios de equipos técnicos interdisciplinarios integrados por lo menos por un psicólogo y un trabajador social. Dichos conceptos tendrán el carácter de dictamen pericial que deberán ser tenidos en cuenta por el juez al momento de tomar la decisión.

Parágrafo I. En todos los procesos de custodia el equipo técnico, o en su defecto el trabajador social del Juzgado, intervendrá durante las diferentes etapas del proceso efectuando el estudio, diagnostico, educción y terapia familiar, además prestaran su apoyo en la etapa de conciliación.

Parágrafo II. El equipo técnico o en su defecto el trabajador social del Juzgado realizara el respectivo seguimiento, una vez proferida la sentencia o el acuerdo conciliatorio por un periodo no inferior a seis meses y no superior a un año.

Justificación:

Para que la custodia compartida sea una alternativa mas de otorgar la custodia debemos pensar y retornar a la tarifa legal, en caso de desacuerdo de los padres la definición del juez se encuentre científicamente respaldada por unos conceptos de un personal interdisciplinario, esto de alguna manera vendría a garantizar la correcta administración de justicia.



PROPOSICIÓN

Con fundamento en lo expuesto y en el pliego de modificaciones propuesto y adjunto, solicito a la Honorable Comisión Primera Constitucional Permanente del Senado dar primer debate al Proyecto de Ley 05 de 2008 Senado "Por medio de la cual se establece el Régimen de Custodia Compartida de los hijos menores".

Atentamente,



JUAN CARLOS VÉLEZ URIBE

Senador de la República


PLIEGO DE MODIFICACIONES PROPUESTO PARA PRIMER DEBATE AL PROYECTO DE LEY NO 05 DE 2008

" POR MEDIO DE LA CUAL SE ESTABLECE EL RÉGIMEN DE CUSTODIA COMPARTIDA DE LOS HIJOS MENORES"

(subrayado y negrilla modificaciones)


El Congreso de Colombia

DECRETA:


Articulo 1. Custodia y cuidado personal de los hijos. La Custodia y Cuidado Personal de los hijos corresponde de consuno a los padres o al padre o madre sobreviviente y a los terceros autorizados en los casos establecidos en la legislación civil. La custodia compartida es una forma más de otorgar la custodia, por mutuo acuerdo de ambos padres o a falta de acuerdo, por el Juez de Familia.

Articulo 2. Custodia en caso de separación, divorcio o nulidad del matrimonio. En el caso de los padres que no cohabitan efectivamente por causa de desavenencias entre la pareja, originadas en la separación de hecho, divorcio, o nulidad de matrimonio, se observará un régimen de custodia por períodos iguales de tiempo, atendiendo entre otros la residencia de los padres. Éste régimen se determinará por el mutuo acuerdo de ambos padres mediante los mecanismos de conciliación prejudicial contemplado en la ley 640 de 2001, y refrendada por el Juez de Familia. A falta de acuerdo, el Juez de Familia del domicilio del menor, a petición de parte, determinará el régimen de Custodia más adecuado mediante el Proceso Verbal Sumario contemplado en el Código de Procedimiento Civil, respetando siempre los criterios de igualdad contemplado en este artículo y protegiendo el interés superior de los niños, niñas y adolescentes.

Parágrafo 1. Cada progenitor se encargará de los gastos ordinarios del menor durante el tiempo que conviva con él, mientras que los gastos extraordinarios serán fijados por el juez, teniendo en cuenta la capacidad económica de los progenitores. El juez podrá imponer al padre que este en mayor capacidad económica la obligación de colaborar al otro de menor capacidad.

Parágrafo 2. Al establecer el régimen de custodia a que se refiere el presente artículo, el Juez de Familia tendrá en cuenta el periodo de lactancia materna, permitiendo contactos frecuentes con cada uno de los progenitores y sin perjuicio del régimen de visitas y de salidas del país.

Articulo 3. Igualdad de derechos y obligaciones. Los derechos y obligaciones que emanan de este régimen de custodia serán iguales para ambos padres. La comunicación entre el padre o madre y su hijo menor tendrá carácter inalienable e irrenunciable.

La suspensión, disminución o restricción del régimen previsto deberá fundarse en causas de extrema gravedad que pongan en peligro la seguridad o la salud del hijo menor. Dichas causas deberán ser apreciadas con criterio restrictivo y riguroso.

Articulo 4. Cambio de residencia. Tanto el padre como la madre deberán mantener relaciones personales con el menor y respetar los vínculos de este con el otro progenitor.

Todo cambio de residencia o la salida del país de uno o ambos progenitores, en la medida en que modifique las modalidades de ejercicio de la custodia compartida, deberán comunicarse con la debida antelación al otro progenitor. En caso de desacuerdo, uno de los progenitores podrá solicitar al juez de familia que adopte una decisión en función del interés superior del niño.

El incumplimiento de estas obligaciones acarreara la perdida de la custodia para el padre infractor, sin perjuicio de las sanciones previstas en la legislación civil y penal para la perdida de la patria potestad, y el ejercicio arbitrario de la custodia.

Articulo 5. Perdida de la custodia y cuidado personal. Sin perjuicio de las causales previstas para perdida de la patria potestad, la ccustodia y el cuidado personal de los hijos se pierden por resolución emanada del Juez competente en los siguientes casos:

1. Abandono de los hijos por parte del que la tiene.

2. Maltrato físico hacía los menores por parte de quien la tiene.

3. Forzar o inducir a la prostitución de los menores por parte de quien la tiene.

4. Forzar o inducir a la delincuencia de los menores por parte de quien la tiene.

5. Incumplimiento de la ley de custodia compartida, cualquiera sea la forma de entorpecer el derecho que le corresponde al otro progenitor.

6. Fallecimiento del progenitor Tutor.

7. Declaración de Interdicción legal del Progenitor tutor.

8. Renuncia expresa de la Custodia del progenitor que la ostenta.

9. Por drogadicción del padre que ostenta la Tuición.

10. Inducir o forzar a los menores a desdibujar la imagen o cometer hechos que dañen la dignidad, credibilidad y honra del progenitor que no tiene la custodia.

11. Efectuar denuncias temerarias ante cualquier Juez de la República contra el padre no tutor y que en sentencia definitiva y ejecutoriada sea absuelto el padre demandado por falta de méritos.

12. Por las demás causales Indicadas en el Código Civil y leyes complementarias.

Articulo 6.Acuerdo de Cesión Temporal de la Custodia. El padre o la madre de mutuo acuerdo podrán avenir la cesión temporal del derecho a custodia, por un periodo determinado, el cual será previamente autorizado por el Juez de Familia, sin perjuicio del derecho que le asiste a los progenitores a tener contacto personal con sus hijos, salvo que concurra alguna causal que ocasione peligro grave hacia el menor.

Articulo 7. Incumplimiento del Régimen de Custodia Compartida. El incumplimiento del régimen de custodia establecido en la presente ley, acarreara multa hasta de cinco (5) salarios mínimos legales mensuales vigentes según el caso, mediante incidente que se iniciará de oficio o a petición de parte, ante el Juez de Familia del domicilio del menor y se resolverá dentro de los diez (10) días siguientes a la ocurrencia del hecho, sin perjuicio de incurrirá en el delito de "Ejercicio Arbitrario de la Custodia".

Articulo 8. El proceso de custodia a que se refiere la presente ley, deberá ser acompañado por estudios obligatorios de equipos técnicos interdisciplinarios integrados por lo menos por un psicólogo y un trabajador social. Dichos conceptos tendrán el carácter de dictamen pericial que deberán ser tenidos en cuenta por el juez al momento de tomar la decisión.

Articulo 9. Vigencia. Esta Ley rige a partir de la fecha de su promulgación y deroga todas las disposiciones que le sean contrarias.



JUAN CARLOS VÉLEZ URIBE

Senador de la Republica


Publicado por: mbermudez
Visto: 1962 veces

Madre que mató a su bebe al meterla al congelador recibió sentencia

La joven, de 21 años, cometió el crimen porque su novio no quería niños en casa. La justicia alemana la condenó a tres años y medio de cárcel

Berlín (EFE).- La audiencia de Rottweil (sur de Alemania) condenó hoy a tres años y medio de cárcel a una mujer, de 21 años, que mató a su bebe, una niña recién nacida, al meterla en el congelador.

La procesada había confesado haber metido a la criatura en el frigorífico y alegó que lo hizo pensando que estaba muerta, pero el tribunal no creyó esta versión de los hechos y consideró que simplemente había querido deshacerse del bebe.

La mujer explicó asimismo a lo largo del juicio que ni siquiera se había dado cuenta de que estaba embarazada, hasta que tuvo las contracciones.

Tras alumbrar a la niña, en mayo de 2008, la metió en una bolsa de plástico y luego en el congelador.
Según la autopsia, el bebe falleció media hora después del nacimiento por asfixia.

La audiencia observó como atenuante las dificultades por las que pasaba la mujer, ya que su novio, de 31 años, le había repetido una y otra vez que no quería hijos.


El hombre, presunto neonazi, era conocido por su carácter violento y ello precipitó el ataque de pánico de la acusada, quien además sufría una gran dependencia emocional de su compañero.
Publicado por: mbermudez
Visto: 819 veces

LA REGULACIÓN DE LA TENENCIA COMPARTIDA EN EL PERÚ (Ley Nº 29269)

Textos resumen publicados en Jus. Doctrina y Práctica, Lima, 2008
Igualmente se publicará en Lex Family (España)

Manuel Bermúdez Tapia

1. INTRODUCCIÓN. LA RUTA LEGISLATIVA.
En septiembre 2006, la Congresista Luisa María Cuculiza presentó el Proyecto de Ley Nº 199/2006-CR y aunque parezca paradójico, una mujer parlamentaria reconoció que después de una separación de una familia (constituida o de hecho) la tenencia de los hijos se convierte en un asunto de “propiedades” porque los conflictos se vuelven degenerativos de la dignidad e identidad individual y familiar.
Complementaria la propuesta legislativa describe una serie de problemas socio familiares escasamente abordados por la legislación nacional:
a) La obstrucción del vínculo paterno filial, al privarse generalmente a los varones de un contacto con sus hijos, con lo cual si la situación es prolongada y reiterativa suele provocar el cansancio del padre y así terminar por alejarse de su propio hijo.
b) El síndrome de alienación parental, provocada por quienes tienen la tenencia de los hijos, manifestado en la generación de conductas y mensajes que influyen negativamente en el comportamiento con el otro progenitor.
c) La violencia familiar en el ámbito psicológico, provocado a quienes son la parte débil de toda relación conflictiva, que puede ser inclusive para los dos progenitores quienes actúan entre sí provocando la limitación de sus derechos.
Finalmente en este rubro, poco se ha estudiado del derecho de los abuelos y demás familiares cuando existe una relación fenecida de los padres, privándoseles a ellos de un contacto directo y frecuente con sus propios familiares, con sus sucesores.
La propuesta legislativa en este sentido tuvo una ruta parlamentaria un poco dilatada, debido principalmente a la acción política del mismo Congreso y así podemos detallar su itinerario a fines de septiembre 2008:

Estado Fecha

Dictamen favorable de la Comisión de la Mujer y Desarrollo Social.
Dictamen aprobado sólo por mayoría, lo cual implica que varias parlamentarias no estaban de acuerdo con la tenencia compartida.
La visión sexista, limitada y perversa de un problema socio familiar, es una muestra palpable de que al menos una parlamentaria es una evidente enemiga de la igualdad de género, paradójicamente el estribillo de su imagen política.

20 noviembre 2007
(casi un año después de la presentación de la propuesta legislativa)

Dictamen favorable de la Comisión sustitutoria de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos.
Dictamen aprobado por unanimidad.
Téngase presente que el grupo de trabajo está compuesto por una mayoría de varones.

29 de mayo de 2008.
(Casi un año y medio después de presentada la propuesta legislativa)

Texto sustitutorio consensuado entre las Comisiones de Justicia y de la Mujer
24 de septiembre de 2008.
Dos años después de presentada la propuesta legislativa.

Dictamen aprobado por el Pleno del Congreso de la República
Dispensa de la 2º votación, por acuerdo del Pleno del Congreso de la República

24 de septiembre de 2008.
Aprobado el Dictamen, Susana Pinilla (Ministra de la mujer), expresó de manera anticipada el apoyo del Ejecutivo en la pronta promulgación de la Ley de Tenencia Compartida y así modificar el Código del Niño y del Adolescente.
Sin embargo, nos sorprende que el Ejecutivo y el mismo Poder Judicial hayan tenido que esperar la decisión de una parlamentaria para regular una situación social de mucha importancia e impacto en el ámbito de las políticas públicas de protección de derechos de niños. La misma Ministra, después del Dictamen, señalaba la necesidad de regular la tenencia compartida por la cantidad de procesos judiciales vinculados a la materia y que se tornaba “necesaria” la promulgación de la ley. Pero ¿Antes del dictamen acaso no existían las mismas estadísticas?, ¿Por qué el Ejecutivo no quiso tomar la iniciativa en la búsqueda de una solución a los problemas que generalmente aquejan más a los varones en los conflictos familiares?
Paralelamente y sin el ánimo de estudiar el contenido del Dictamen que requiere la firma del Presidente de la República para convertirse en Ley, estudiaremos la institución de la Tenencia Compartida.

Finalmente se promulgó la Ley Nº 29269, Ley de Tenencia Compartida que reforma el Código de los Niños y Adolescentes en el Perú.

2. ANÁLISIS DE LA MODIFICACIÓN LEGISLATIVA

Las modificaciones que plantea la Ley Nº 29269, se pueden dividir en seis niveles:

- Respecto de las adecuaciones a parámetros tuitivos y progresivos de derechos fundamentales.

En principio, los progenitores tienen derechos equivalentes respecto de sus hijos, salvo si existen consideraciones personales respecto de la disolución del matrimonio o conveniencia o el vínculo con el hijo resultase perjudicial para el niño, niña o adolescente.

Quien provoca una situación perjudicial para el hijo, para el otro progenitor no puede pretender una equivalencia de derechos, dado que la Ley no ampara el Abuso de Derecho ni mucho menos puede admitir la indefensión de quien resultase perjudicado en sus derechos.

Si los progenitores, voluntariamente optan por la disolución del matrimonio o convivencia y aún no exista un acuerdo respecto de la tenencia compartida, el juez a partir del 20 de octubre del 2008 (primer día útil jurisdiccional para la entrada en vigencia de la ley) puede determinar la tenencia compartida del hijo entre los progenitores.

La posibilidad de actuar a favor del hijo (Interés Superior del Niño) es sólo un marco referencial, mas no es una imposición al juez especializado.

El contexto legislativo y jurisdiccional comparado nos permite señalar que sí es posible establecer parámetros regulatorios infralegales que permitan al magistrado, tener una mejor herramienta de interpretación casuística para resolver un caso específico, otorgando la tenencia compartida o fijando la tenencia a un solo progenitor.

Inclusive aún cuando existan niveles de conflicto entre los progenitores se ha observado la posibilidad de fijar la tenencia compartida (Alemania, Noruega). Solución vinculada sobre todo a los niveles de comprensión del problema social y político de los conflictos familiares que no necesariamente son factibles en el Perú.

El método para imponer la tenencia compartida en Alemania y Noruega, aún con oposición de los progenitores, parte de la facultad del órgano jurisdiccional de imponer reglas mínimas de conducta a los progenitores, que en caso de ser vulneradas generarían limitaciones de derechos.

De este modo, si el padre omite brindar su porcentaje de la obligación alimentaria (por ejemplo), se le impondrá una limitación de derechos, eliminándose o postergándose su derecho a una tenencia compartida, fijándose un régimen de visitas; si la madre obstruye el vínculo entre el padre y su hijo (por ejemplo), se ordenará la variación de tenencia a favor del progenitor “débil” o quien resulte obstruido vincularmente. Parámetros, que evidentemente generan en el litigante progenitor la toma de conciencia de que sus “expectativas y derechos” están supeditados a los intereses y cuidado del hijo.

La reducción de costos tanto para el Estado (optimización de órganos jurisdiccionales con mayor requerimiento de presupuesto) como para los progenitores, permite señalar que esta opción legislativa resulta útil, porque para ello los niveles de asesoría parlamentaria se han basado en informes multidisciplinarios y no en simples propuestas políticas que no tienen un resultado óptimo en el ámbito jurisdiccional o jurídico.

- Respecto de las inclusiones legislativas regulatorias de derechos fundamentales conexos.

Uno de los problemas habituales entre progenitores separados o divorciados con hijos esta vinculado a la obstrucción del vínculo paterno filial o a la limitación de derechos del progenitor sin tenencia efectiva.

Frente a esta situación progresiva y constante, habitualmente no existen métodos ni jurisdiccionales ni personales inmediatos para remediar el daño provocado al progenitor obstruido y su hijo.

En este sentido, observamos como remedio legislativo, el último párrafo del artículo 84º modificado:

“En cualquiera de los supuestos, el juez priorizará el otorgamiento de la tenencia o custodia a quien mejor garantice el derecho del niño, niña o adolescente a mantener contacto con el otro progenitor”

Regulación que resulta vinculante para el magistrado, quien deberá tener presente que la residencia principal del menor (aún si tuviese domicilio múltiple) debe estar en concordancia con la garantía de protección del vínculo paterno filial y en la obligación de un deber de diligencia y respeto de los derechos del hijo.

Esta regulación legislativa obligatoria, resulta ideal para la prevención de múltiples problemas y procesos judiciales vinculados a la sustracción de menores, la variación de tenencia, la limitación o suspensión del régimen de visitas o la ampliación del régimen de visitas.

- Respecto de las consideraciones de individualización de derechos y el respeto del derecho a la dignidad del individuo como sujeto de derechos.

El CNA tiene un severo error general en todo su contenido y es el manejo equivocado del concepto de “género”.

Habitualmente se considera un solo progenitor, el padre; inclusive el artículo VI, del Título Preliminar clama la necesidad de “incluir” a la madre, como si fuera necesario regular sus derechos en forma expresa.

En contra parte, el CNA habla indistintamente del “hijo” (usualmente referido como varón), y del niño y del adolescente; las “niñas” por tanto, no figuran expresamente.

No pretendemos señalar que existe un error o discriminación de género hacia las niñas, sólo mencionamos que leyes como la Venezolana, Colombiana y Argentina (sólo por citar) evitan que estudiosos más observadores no cuestionen el método de redacción legislativa, como los que se utilizan en el Perú.

Por tanto, si bien la Ley Nº 29269 procura incluir el término “niña”, casi al inicio del artículo 81º modificado, no sigue el mismo ritmo en el artículo 84º modificado, porque en el inciso a), sigue mencionado solamente al “hijo” en una referencia extensiva.

Finalmente concluye en el inciso c) del artículo 84º modificado, la inclusión a los términos “niño, niña o adolescente”.

No es un error cuestionable a toda la norma ni una crítica al legislador (que no tiene que darse cuenta de estos detalles), es sólo un defecto de redacción legislativa que corresponde a quien se encarga de redactar las propuestas de los Dictámenes a la Comisión del Parlamento, formuladora de la reforma legislativa al Congreso de la República; es pues un defecto del asesor, no del legislador.

- El defecto de redacción en la reforma.

Continuando con la observación de la norma, tarea sencilla si comprendemos que son sólo dos artículos, observamos una severa ceguera en la asesoría parlamentaria.

Se trata del mantenimiento literal del inciso c) del artículo 84º original, que en la reforma mantiene el término “obtenga”.

Severo error si consideramos que el niño, niña o adolescente es un sujeto de derecho y sus derechos no están a merced de que un progenitor los “obtenga”.

El “derecho” no es exclusivo del progenitor, porque no se trata de una propiedad de un bien; se trata de una concordancia de derechos entre el niño, niña o adolescente y sus progenitores.

Por ello en vez de mantener el indigno término de “obtenga”, debió modificarse la redacción y adecuarla a una visión más progresiva de interpretación de derechos fundamentales de todos los involucrados, planteándose la redacción: “para el que no goce de la tenencia o custodia”

La sutileza del término “goce” es preferible y ponderable frente a la “obtención”, porque en el último implica un conflicto judicial y una victoria, mientras que el primero sólo hace referencia a una condición que el progenitor nunca pierde, porque siendo un derecho no vinculado al núcleo duro de los derechos fundamentales, puede ser regulable tanto para su extensión como para su limitación.

- Los elementos ausentes que debieron ser incluidos.

Una simple intervención del Poder Judicial, Ministerio Público y el mismo MIMDES, hubiera permitido que el Congreso promulgue una Ley de Tenencia Compartida, más práctica, porque existe el peligro de convertirse en una norma no vinculante para los magistrados.

Las ausencias que observamos, van en diferentes sentidos:

1) Respecto de los procesos en trámite.

En una Disposición Final, se debió regular la factibilidad de que el juez deba fijar una tenencia compartida, si las condiciones de los progenitores lo permiten.

Eventualmente en estos procesos en trámite, al existir la posibilidad de transmitir los beneficios de la tenencia compartida en la etapa dilatada de la “audiencia única”, el magistrado podrá tener un rol más conciliador y mediador de conflictos interpersonales, evitando dilatar la redacción de la sentencia que eventualmente será apelada, porque ese progenitor siempre se considerará perjudicado en sus derechos.

Presumimos que de haberse dado esta inclusión normativa, un elevado porcentaje de procesos de variación de tenencia, régimen de visitas o suspensión de visitas podrían haber generado numerosos acuerdos conciliatorios, beneficiosos para todos los involucrados.

Finalmente, esta propuesta de inclusión bien hubiera generado una triada idílica para todo magistrado: tutelar el interés superior del hijo, garantizar los derechos de los progenitores respetando sus intereses y procurando la paz social. En el orden de beneficios, resultan favorecidos el hijo, los progenitores y la misma sociedad.

Lástima que la asesoría parlamentaria sigue siendo la cuestionada, al perder una magnífica oportunidad.

2) Respecto de los procesos ya tramitados, donde los progenitores han asumido una relación diplomática o están sometidos a terapia de socialización o atenuación de posiciones antagónicas.

Para la gran mayoría de causas tramitadas y resueltas respecto de la tenencia y régimen de visitas, que tengan la condición social de respeto y diplomacia entre los progenitores (no se pide amistad o afecto) o que estos se encuentren en tratamiento de terapia familiar, la omisión de una regulación expresa en la Ley de Tenencia Compartida podría generar un nuevo conflicto no previsto y no deseado por los progenitores.

En tal sentido, la inclusión de una Disposición Transitoria para estos casos, bien hubiera evitado el inicio de nuevos conflictos al interior de una familia disuelta.

La ley no sólo debe solucionar conflictos interpersonales, sino también prevenirlos y por ello resultaba idóneo regular la “socialización” entre progenitores e hijos.

La “socialización” a la que hacemos referencia, se trata de aquel proceso en el que se reintroduce la figura de un progenitor en la vida del hijo, o se aminora el impacto negativo en la relación entre progenitores; y esta situación sólo se produce posterior a una terapia familiar. Es el resultado de un largo proceso de asimilación de la crisis interpersonal entre los adultos y un mediano proceso de adaptación de los menores respecto de sus progenitores.

Socialización que debe ser exigible en todo trámite, aún cuando se imponga la variación de tenencia, para sí permitir un vínculo paterno filial fluido, que se inicia cuando el progenitor beneficiado como el menor se vinculan paulatinamente sin generar una crisis emocional entre sí.

3) Respecto de los nuevos conflictos y el establecimiento de parámetros vinculantes para establecer los Convenios de Separación. La cláusula de estabilización.

Una regla casi general en los Acuerdos o Convenios de Separación entre progenitores, tanto para el inicio de un proceso judicial o para regular sus derechos y obligaciones en caso de una transición en la separación, constituye la omisión de la regulación de los deberes morales respecto de la garantía de respetar los derechos del otro progenitor y de los hijos.

Complementariamente está el hecho de que los progenitores omiten regular las eventuales sanciones en caso de incumplimiento de deberes tanto civiles como morales.

Finalmente los progenitores omiten establecer los márgenes de estabilización necesarios para no recurrir constantemente al ámbito jurisdiccional, usualmente por ignorancia.

La principal razón, responde generalmente al poco conocimiento de estos márgenes regulatorios y a la nula asesoría legal conciliatoria que reciben los progenitores de parte de sus abogados, quienes en vez de tutelar los derechos del menor, aspiran a defender los intereses de su patrocinado, aún si esta acción genera la limitación de los derechos del niño, quien se convierte en el objeto de protección.

Por ello, un tercer artículo en la Ley de Tenencia Compartida, hubiera permitido regular las condiciones para que el juez admita el Convenio de Separación; actualmente al no existir este parámetro, los elementos subjetivos del magistrado se convierten en elementos objetivos regulatorios, dándose la errónea interpretación de un correcto uso del interés superior del niño.

Requerir los elementos objetivos del marco regulatorio del Convenio de Separación o eventualmente exigir, como requisito de admisibilidad, la inclusión de elementos referenciales sancionatorios, en el Convenio de Separación a los progenitores, permitiría un mejor margen de respeto a las garantías procesales de los mismos.

En el ámbito de las obligaciones económicas, la inclusión de una “cláusula de estabilización”, permite a los progenitores litigantes no recurrir ni a otro magistrado ni a otra instancia judicial, y actuar la solución de sus intereses en conflicto en el margen del proceso judicial inicial; propuesta que la hacemos basándonos en la Ley Venezolana de tutela de derechos del niño, niña y adolescente.

De este modo, aún en etapa de ejecución, el magistrado podría resolver una controversia respecto de la prestación de alguna obligación económica, para reducir, exonerar o incrementar dicha obligación según las nuevas circunstancias de los progenitores.

Actualmente, la reducción o exoneración de la obligación alimentaria exige un nuevo proceso judicial, que eventualmente es utilizable por el progenitor que desea reducir el cuantum de su obligación debido generalmente a la presunción de que el otro progenitor hace un mal uso de los recursos económicos o a una limitación en cuanto a sus derechos patrimoniales.

Al no existir una fiscalización de la cuota alimentaria de parte del juez, el progenitor obligado procura remediar su afectación recurriendo a acciones maliciosas o temerarias, incrementando o provocando un nuevo conflicto familiar.


- La progresividad de las reformas institucionales en el marco de la constitucionalización del Derecho de Familia.

La promulgación de la Ley de Tenencia Compartida no es sino la evidencia que el CNA resulta una norma obsoleta, aún a pesar de sus escasos ocho años de vigencia.

Errores de redacción, de interpretación y abuso de acciones afirmativas de género sin un fundamento objetivo, constituyen las severas limitaciones del CNA, que exigen en el corto plazo, la reforma total o la promulgación de un Nuevo Código del Niño, Niña y Adolescente.

Complementariamente proponemos, los siguientes marcos regulatorios:

1) La promulgación de un Código Procesal Familiar, por cuanto no es factible utilizar los mismos principios procesales en contextos de conflicto interpersonales familiares, dado que en estos niveles no sólo se busca la satisfacción del Interés Superior del Niño y la satisfacción de los intereses de los progenitores, sino también la paz social.

Basta con observar cómo se regula el artículo III del Título Preliminar del Código Procesal Civil, Fines del proceso: “el juez deberá atender a que la finalidad concreta del proceso es resolver un conflicto de intereses…”

2) La privatización de los delitos familiares a través de su despenalización y posterior abordamiento en el Código del Niño y Adolescente a través de la imposición de sanciones civiles.

De este modo complementamos el principio de socialización del conflicto y proceso judicial, como también el correcto uso del Derecho Penal que debe ser utilizable como última ratio.

En estos niveles, la propuesta no sólo resolvería un problema de política criminal, sino que además sinceraría la tutela de bienes jurídicos relevantes en su real dimensión. Los conflictos interpersonales, no ameritan una percepción gravosa a niveles de imposición de cárcel sino que pueden ser resueltos con acciones más inteligentes de parte del Estado, imponiendo niveles de intervención proporcionales al daño provocado en aras de una satisfacción efectiva del Interés Superior del Niño.

Nos justificamos en el sencillo hecho de que no se podría garantizar el “Interés Superior del Niño” si se remite a una cárcel (privación de la libertad de locomoción) a un progenitor por la omisión de alimentos o por haber sustraído a su propio hijo de la tenencia del otro progenitor.

La victimización secundaria resulta innecesaria tanto en el ámbito de los progenitores como atentatoria contra los derechos de los hijos, quienes podrían asumir acciones lamentables si asimilan la responsabilidad de la condena del progenitor (suicidio infantil).

Acciones sencillas como la variación de la tenencia a favor del progenitor obstruido o “débil” resultaría un elemento más disuasivo en el progenitor que recurra a obstruir la relación paterno filial.

El incremento de la obligación alimentaria o la reducción del mismo por falta del otro progenitor, igualmente permitiría que el magistrado tenga la dirección de la resolución del conflicto con un nivel más objetivo, sin provocar la indefensión de un progenitor (generalmente varón)

Propuestas que en conjunto deben ser materializadas en un conjunto de acciones coordinadas porque debe entenderse como una Política Pública, no como una Ley individual.

3. LIMITACIONES PROCESALES Y PRÁCTICAS DE LA LEY DE TENENCIA COMPARTIDA

a. El escaso nivel de aceptación de los parámetros de la Tenencia Compartida, en los magistrados.

El principal problema de la Tenencia Compartida, lo constituirán los magistrados quienes al igual que la gran mayoría de abogados y estudiosos presumen de que se trata de una equivalencia de derechos y obligaciones en términos absolutos.

Ideal hubiera sido que se imponga en una Disposición Transitoria, la obligación de brindar capacitación sobre los objetivos y alcances de la Tenencia Compartida a la Academia de la Magistratura o al MIMDES, no sólo para magistrados, sino también para el público en general.

Sólo a través de una capacitación óptima, se llegará a comprender que la Tenencia Compartida implica una proporcionalidad de derechos y deberes entre los progenitores, aún cuando los derechos entre sí no son equivalentes en cuanto a beneficios..

b. La elevada permeabilidad del legislador de judicializar todos los conflictos interpersonales.

Se ha utilizado a la Ley como un fetiche legislativo, al tratar de presumir que una propuesta legislativa solucionaría los conflictos sociales.

En tal sentido, sin un análisis multidisciplinario en el marco de Políticas Públicas, las propuestas suelen estar vinculadas al incremento de los parámetros punitivos o a la criminalización de conductas que no reflejan un grave daño a un bien jurídico tutelado penalmente.

Dejar ámbitos normativos tan extendidos o difusos en cuanto a su regulación constituyen elementos cuestionables en términos de una evaluación jurídica, sino que pueden provocar una ilusión legislativa en la sociedad que tendrá una ley inviable, será entonces una norma lírica.

c. La elevada carga emocional judicializable en los progenitores.

Usualmente los progenitores cuando ocurre una disolución o un divorcio asumen posiciones antagónicas excluyentes entre sí, sin mediar un intento de una conciliación o la recurrencia a medios alternativos de solución de conflictos, plantean demandas con intereses absolutos, que dilatan la resolución del conflicto o que terminan provocando un daño inmediato en el desarrollo psicosocial de los hijos.

El trámite judicial implica un periodo de indefensión prolongado en los hijos como en el progenitor “débil” o “perjudicado” (términos que nos alejan de la clásica percepción que sólo la mujer se perjudica en un divorcio), lo cual resulta un generador de nuevos conflictos que pueden provocar feminicidio, parricidio (Síndrome de Medea), violencia familiar física o psicológica (Síndrome de Alienación Parental)

Por ello consideramos que todo Convenio de Separación incluya cláusulas de estabilización, que puedan prevenir nuevos conflictos.


4. LAS CONCORDANCIAS NORMATIVAS CONSTITUCIONALES, LEGALES Y JURISDICCIONALES JUSTIFICANTES DE LA LEY DE TENENCIA COMPARTIDA.

Las principales concordancias constitucionales para la promulgación de la Tenencia Compartida son:

- Dignidad de la persona humana, porque todo niño o adolescente es una persona a quien inclusive por su condición natural se le debe brindar una mayor protección frente a su relación con sus progenitores.

- Derecho a la identidad y desarrollo de la integridad física y psicológica (bienestar)

- Derecho a la intimidad personal, porque el vínculo entre progenitores e hijos no puede estar garantizado si existen condiciones entre ellos que pudieren limitar el contacto o vínculo.

En el Código de los Niños y Adolescentes (CNA) observamos una complementación y concordancia con los siguientes artículos:

- Artículo II, Título Preliminar, cuando se observa la regulación expresa de que los niños y adolescentes son sujetos de derechos, y que tienen a su favor una “protección específica”

- Artículo IV, Título Preliminar, al regularse la tutela de los derechos de los niños y adolescentes vinculados al proceso de desarrollo (físico y psicológico)

- Artículo V, Ámbito de aplicación general del CNA, porque expresamente se ha regulado que los derechos de los niños y adolescentes se tutelan sin importar las condiciones de los progenitores, dándoles una preferencia normativa como grupo vulnerable de protección.

- Artículo VI, Extensión del ámbito de aplicación, dado que a la madre como mujer se le había regulado una situación especial y particular limitante y denigrante (que resulta inconstitucional por vulnerar la dignidad de las mismas mujeres y por atentar contra el concepto de igualdad).

Sin embargo, al regularse que toda “madre” también tiene el deber de atender a su hijo, se trabaja negligentemente y deficientemente la igualdad de los progenitores reconocido en la Constitución (artículo 6º, segundo párrafo)

Una severa limitación complementaria a lo mencionado, es el hecho de la poca protección jurisdiccional de los derechos de las personas de la tercera edad que tengan vínculo con los niños o adolescentes de familias separadas o en proceso de divorcio.

Ni la ley (a pesar del artículo 90º) ni los magistrados peruanos son conscientes de la necesidad de brindar protección a los derechos de los abuelos y de los demás miembros de la familia, cuando existe un proceso judicial de divorcio en donde existan hijos.

Increíblemente muchos magistrados trasladan las condiciones materiales y morales de los progenitores sin tenencia efectiva a los abuelos y tíos, impidiendo el vínculo.

¿Cómo queda la garantía de tutela jurisdiccional efectiva en estos casos? Sencillamente los magistrados hacen mención a que como los abuelos o tíos, no son “parte procesal” no pueden regular sus derechos, en una interpretación medieval y mediocre del CNA.

Adicionalmente exigen condiciones materiales propias de terceras personas a los abuelos, asumiendo una relación maliciosa y perjudicial frente al progenitor con tenencia, sin tener presente las condiciones materiales de los peticionantes del régimen de visitas de la tercera edad.

Pocos son los magistrados en el Perú que tutelan los derechos de los abuelos y tíos considerados “terceros procesales” para la gran mayoría de sus colegas, que inclusive son docentes universitarios de la especialidad.

- Artículo VII, al desarrollarse los diferentes niveles de fuentes legislativas para regular derechos vinculados a niños o adolescentes observamos que no existe ninguna limitación expresa respecto de los progenitores, razón por la que no se comprende el desarrollo del artículo VI del Título Preliminar del CNA.

- Artículo VIII, cuando se menciona la “correcta aplicación de los principios, derechos y normas…” observamos que esta regulación no está vinculada a la interpretación exegética, tan utilizada en nuestro sistema jurisdiccional, sino a una interpretación extensiva que permita la progresividad de los derechos no sólo de los niños, sino también de los progenitores, porque ellos tienen un vínculo especial con sus hijos.

- Artículo IX, porque es la mejor manera de garantizar el interés superior del niño, al ser este principio un “principio continente” vinculado a la constitucionalización del derecho de familia.

- Artículo X, porque a pesar de los ocho años del CNA, muy pocos legisladores y el mismo MIMDES no había tomado en cuenta que los procesos de familia son además de un problema jurisdiccional un problema social con un elevado costo social y político.

- Artículo 3º, porque sin la garantía de un “ambiente sano y ecológicamente equilibrado” sería imposible el desarrollo del niño o adolescente (artículo IV, TP del CNA)

- Articulo 4º, porque el desarrollo de un niño o adolescente no sólo involucra un desarrollo físico, sino que es un desarrollo psicológico y moral, en donde los progenitores trasladan sus valores y cultura a sus sucesores como método de traslación de su propia individualidad. Si los progenitores no pueden garantizar esta trasmisión de valores en la formación de los hijos, el desarrollo psicológico y moral de los niños es limitado y termina generando problemas sociales en el futuro.

- Artículo 5º, porque cuando no existía la tenencia compartida, los progenitores sin tenencia efectiva realizaban “sustracción de menores”, cometiendo un delito o provocaban la obstrucción del vinculo paterno filial, generando un conflicto que limitaba en esencia el derecho a la libertad del menor.

- Artículo 6º, porque la personalidad como carácter innato de una persona no puede ser desarrollada si existen factores ausentes en el desarrollo del menor. Un niño varón privado de su padre, no podrá tener una percepción de sus deberes de cuidado y diligencia respecto de su propia familia cuando crezca y ese daño implica una severa limitación a su derecho a la identidad.

- Artículo 8º, entendiéndose que la mención de “familia” debe entenderse en su máxima extensión, porque es imposible negar las actuales circunstancias de múltiples separaciones y divorcios; permitiéndose una participación efectiva y afectiva de los demás miembros de la familia con quien se tenga el vínculo familiar (véase el artículo VI, TP del CNA)

- Artículo 9º, la tenencia exige una tutela activa y guarda del niño o adolescente porque su especial condición de sujeto vulnerable le impide gozar del derecho de opinión a los niveles de solicitar la atención y cuidado del progenitor con quien no tiene vínculo; con la presente modificación del CNA, se tendría un mejor parámetro de regulación por la concordancia de normas vinculantes.

- Artículo 14º, respecto del ejercicio de derechos económicos, sociales y culturales porque estos no serían imposibles de materializar si existe un conflicto entre progenitores al nivel de la exclusión de uno de ellos; en menor medida hay una limitación respecto del ejercicio de estos derechos, justamente por los conflictos de los progenitores.

- Artículo 74º, al señalar que la patria potestad corresponde a los dos progenitores (superando la posición legislativa tradicional del Código Civil), se regula indirectamente la justificación de la tenencia compartida.

Salvo el inciso e), que incluye un término provocador de conflictos (“si fuere necesario para recuperarlos”) la tenencia compartida se sustenta en este artículo.

Nos oponemos a esta regulación porque los progenitores no “pierden” la patria potestad de sus hijos; permitir una “recuperación” constituye un elemento de victimización innecesaria, así como un acto de vulneración a la condición de sujeto de derecho del hijo porque se convierte en un “objeto” al cual sí se debe “recuperar”.

¿El legislador pensaría que si un progenitor no “recupera” su hijo en su oportunidad, el otro progenitor podría solicitar la prescripción de dicho derecho?

Regulación que finalmente resulta innecesaria porque existe el artículo 76º, que regula expresamente la vigencia de la patria potestad para los dos progenitores, aún exista un divorcio.

- Artículo 75º, que establece los parámetros de limitación del ejercicio de una tenencia compartida, cuando haya sido determinada.

Téngase presente que los casos de adulterio o infidelidad constituyen una condición evidente para no otorgar la tenencia compartida porque están expresamente prohibidos, al regularse como condición de pérdida de patria potestad los “ejemplos que corrompan” de los progenitores porque estos no pueden garantizar un desarrollo moral adecuado de los niños.

Usualmente la legislación incluye elementos normativos vinculados a la moralidad social, pero se inhibe inmediatamente después cuando los quiere regular, basándose finalmente en elementos vacíos como las “buenas costumbres” y el “orden público”.

Bajo esta interpretación extensiva del artículo, debemos tener presente los intereses del niño o adolescente y las condiciones de los progenitores para tutelar los derechos de los hijos, porque el mismo CNA les da una equivalencia al maltrato físico y psicológico como a la inmoralidad que perturbe el desarrollo (concordancias entre el inciso e) y el inciso c) del artículo 75 del CNA)

Siendo críticos, igualmente podríamos señalar que el Capítulo II “política y programas de atención integral al niño y el adolescente” del Libro segundo del CNA, “del sistema nacional de atención integral al niño y al adolescente” ha resultado un articulo ineficiente y obsoleto porque la Ley de Tenencia Compartida fue una iniciativa legislativa del Congreso, dejando al MIMDES en una posición negligente, en particular si observamos el artículo 32º.

El artículo 88º, regula equivocadamente el derecho del progenitor sin tenencia efectiva, porque equipara la “tenencia” con la “patria potestad”. Lamentablemente, nadie toma observación al respecto.

En el contexto de la producción jurisdiccional citable como elemento concordante para promulgar la Tenencia Compartida, encontramos dos niveles referenciales, ambas del Tribunal Constitucional:

- La producción jurisprudencial constitucional de desarrollo de derechos fundamentales.

- Caso Reynaldo Shols Pérez, Expediente N° 09332-2006-PA/TC (06/02/2008), donde se reconoce la promoción de los derechos de los hijos de familias extendidas a un reconocimiento de la equivalencia de derechos entre hijos (hijos biológicos e hijastros); aún cuando en el caso en cuestión, la hija a quien se le procuraba reconocer un derecho por extensión ya tenía la condición de ser mayor de edad.

La condición digna de la búsqueda de una protección a la familia de parte de Reynaldo Shols provocó una verdadera protección del interés superior de la adolescente al iniciar su tortura jurisdiccional, que sólo después de varios años se justificó con un fallo del Tribunal Constitucional que remedió la pésima interpretación progresiva de derechos humanos del Poder Judicial.

- Caso Francisco y Juan Tudela Van Breugel Douglas, Expediente N° 1317-2008-PHC/TC (04/06/2008)

Sin el ánimo de observar el interior de este conflicto familiar, el Tribunal Constitucional tuvo como elemento objetivo de elogio relacionar el vínculo familiar entre individuos como elemento de tutela constitucional.

Siendo adultos todos los involucrados, la defensa del vínculo y la necesidad de reprimir toda acción que obstruya este derecho, constituyen un elemento imprescindible para la ejecutabilidad de la Tenencia Compartida, aún sin necesidad de la promulgación de la misma.

- La producción jurisprudencial constitucional que establece marcos referenciales obligatorios para la jurisdicción ordinaria.

- Respecto de la tutela de derechos fundamentales, el TC ha manifestado las líneas directrices básicas de la obligación del Poder Judicial de garantizar tales derechos, porque es un “deber especial” de todos los órganos estatales, tal como se señala en el caso Roberto Woll Torres, Expediente N° 05637-2006-PA/TC (04/07/2007), fundamento Nº 11.

Evidentemente el TC sólo trasladó el principio de progresividad de los derechos fundamentales, tan estudiado por estudiantes de derecho, a una resolución judicial; presumimos por falta de preparación constitucional en los señores magistrados de la especialidad de familia.

Siendo maquiavélicos podríamos inclusive plantearnos mentalmente ¿Qué pensarán ahora las magistradas de la especialidad de familia que negaban derechos a varones?

5. DE LOS FUNDAMENTOS CONSTITUCIONALES, CIVIL TUTELAR (ISN), SOCIO POLÍTICOS, ECONÓMICOS Y PERSONALES.
a) Del fundamento constitucional.
Basados en los principios de:
- Dignidad, para así respetar materialmente los derechos de todo progenitor respecto de su vínculo con su hijo.
- Igualdad, para así asignar los mismos derechos y obligaciones respecto de su relación con sus hijos.
- De la protección de la institución “familia”, tanto en su esencia (vínculo) como en su estructura institucional.
- De la protección de grupos vulnerables, como lo son los niños.
b) Del fundamento civil tutelar. El interés superior del niño.
Principio concordante con el artículo 9.3 de la Convención sobre los Derechos del Niño: “Los Estados Partes respetarán el derecho del niño que esté separado de uno o de ambos padres a mantener relaciones personales y contacto directo con ambos padres de modo regular”; definido como el principio que debe ser tomado en cuenta cuando se discutan los derechos del menor, prefiriéndose su tutela aún en detrimento de los derechos de sus progenitores.
Lamentablemente una pésima interpretación jurisdiccional de este principio universal de tutela de los derechos e intereses de un menor, ha provocado que en casi todo el mundo se constituyan una única línea de trabajo excluyente de los derechos de los varones, debido sobre todo a una exagerada visión estereotipada de prácticas culturales, machismo y sobre todo de victimización.
En el ámbito jurisdiccional peruano por ejemplo el adulterio de una madre no es causal para variar la tenencia a favor del padre, porque existe un sesgo personal, social e inclusive legal, de tutelar los derechos de la mujer, así esta no garantice el cumplimiento de los artículos 3º (vivir en un ambiente sano ), 4º (integridad personal ) y 8º (a vivir en una familia ) del Código del Niño y del adolescente.
Bajo esos parámetros ¿qué moral se podría presentar una madre a su hijo que vive bajo la custodia de una persona que socialmente ha cometido un acto repudiable? ¿Por qué las consideraciones personales de un acto descrito como causal de separación sólo surten efectos limitativos de derechos para los varones?
c) Del fundamento socio político.
El grueso de la carga procesal del Poder Judicial lo constituyen los procesos vinculados a derechos y obligaciones de los progenitores respecto de sus hijos.
Este problema jurisdiccional no es exclusividad del Perú sino que es una constante universal y ha provocado en una serie de países el diseño de políticas de desarrollo inclusivo de derechos de los varones alejados de sus hijos, no sólo para garantizar el cumplimiento de sus obligaciones económicas, sino también para disminuir el impacto negativo de los conflictos interpersonales tanto en la vía judicial como en la vía personal (violencia familiar)
Aún no existen estudios completos sobre el costo social, económico y político de una mala administración de justicia en el contexto de la tutela de derechos de los niños que pudiere explicar el inmenso daño que se puede provocar con sólo participar en un proceso judicial (doble victimización).
Quien ha participado en un proceso judicial puede dar fe y su percepción sobre un eventual resultado es incierto y aún tuviere todas las garantías de acceder a un fallo positivo, finalmente no se sentirá satisfecho porque los elementos temporales (dilación procesal), los factores psicológicos (violencia familiar), los generados por las partes (temeridad procesal) y los económicos (costas y costas) terminan generando un conjunto de factores imposibles de manejar.
De esta manera, la tenencia compartida surge en el contexto comparado como una alternativa, a nivel de opción judicial (Perú, Brasil, México) como a nivel de exigencia judicial (Francia, Canadá, Noruega) para así regular (primariamente) el vínculo existente entre los progenitores con sus hijos y el costo social del manejo de los conflictos interpersonales (en forma secundaria, pero complementariamente).
La diferencia entre las opciones legislativas radica en un elemento sustancial, la relación entre los progenitores:
- En las legislaciones que facultan la tenencia compartida, se da una preferencia a la decisión de los padres de llevar una relación exclusiva al ámbito de la crianza de los hijos.
Facultad que está limitada sólo a un número reducido de casos, con lo cual el resultado político social también resulta limitado.
Douglas Grote, señala en este punto, que la tenencia compartida no puede ser solución universal y que sólo será factible para quienes puedan acceder a acuerdos satisfactorios después de una separación.
- En las legislaciones que imponen la tenencia compartida desde el inicio, optan por evitar la decisión de los progenitores, porque le asigna una responsabilidad superior, que es la de llevar una relación adulta y responsable entre sí y que en caso de la violación de este principio recién podría operar una variación de las condiciones, regulándose derechos de tenencia y régimen de visitas a los padres que no pudieron superar sus problemas personales.
La decisión política basada en generar una obligación moral y personal adulta a los progenitores se plantea para así aminorar los costos económicos (políticas de asistencia social), los costos judiciales (demandas y denuncias) como los costos sociales (violencia familiar). De esta manera se actúa preventivamente y el temor a una reacción jurisdiccional que podría disminuir derechos es un factor inhibidor de conductas beligerantes entre los padres.
Como es de observarse, las legislaciones que dan la facultad a las progenitores de acceder a una tenencia compartida de hijos vía acuerdo amistoso no previenen el inicio de los conflictos, los cuales surgen generalmente por:
- La generación de una nueva relación afectiva
- La variación de las condiciones económicas de los progenitores, para bien (éxito económico) como para mal (quiebra o disminución de los ingresos personales)
d) Del fundamento económico.
La custodia compartida no sólo resulta un elemento positivo para los hijos de familias disueltas, sino que además constituye un elemento importante respecto de las consecuencias económicas en las relaciones interpersonales, tanto de mantenimiento de obligaciones como a nivel de proyección de estilo o calidad de vida.
De esta manera, los progenitores con tenencia compartida, incrementan sus posibilidades económicas respecto de su vínculo con el hijo, dado que no tienen la necesidad de generar egresos innecesarios para discutir judicialmente los eventuales derechos que pudieran tener o extender (alimentos para la ex pareja).
La generación de una independencia respecto del destino de los fondos económicos va complementada con la satisfacción personal de ser autosuficiente en la toma de decisiones de mayor envergadura en el contexto económico: compra de un vehículo, compra de una vivienda o el gasto en actividades lúdicas (viajes) todo lo cual evidencia una mejora individualizada de la calidad de vida para todos los miembros de la familia disuelta.
e) Del fundamento personal.
Toda vez que es imprevisible determinar el destino futuro de una persona al finalizar una relación matrimonial o convivencial, no es posible asignar en forma inmediata una condición económica, jurídica y social a un progenitor respecto de su ex pareja como de su propio hijo.
En este sentido, la tenencia compartida permite a los progenitores, una salida positiva de una relación fenecida que les asegure o la posibilidad de iniciar inmediatamente una relación con una tercera personal (generalmente por adulterio o infidelidad) o fundar una nueva familia en el futuro. Derecho que inclusive fuese reconocido por el Tribunal Constitucional en el caso Reynaldo Shols Pérez, Expediente N° 09332-2006-PA/TC (06/02/2008)
Al existir una condición material de tranquilidad o de estabilidad, los progenitores pueden dedicar una parte de su vida en la construcción de un nuevo destino, que les permita no sólo mantener un estilo y calidad de vida, sino que eventualmente mejorarlo en el ámbito psicológico (felicidad). Extendiendo estos beneficios a los hijos, los grandes beneficiados de la tranquilidad de sus progenitores que no dilapidarán sus recursos en relaciones conflictivas, sino en ellos mismos .


6. DEFINICIÓN DE LA TENENCIA COMPARTIDA.
La “Tenencia Compartida” o “custodia compartida” o “coparentalidad” puede ser definida como el ejercicio equitativo, complementario y compartido de la autoridad parental respeto de la crianza, cuidado y protección de los hijos.
Habitualmente se suele entender que la tenencia compartida no es una figura jurídica con un efecto válido y positivo respecto de la relación de los progenitores con los hijos, debido a que la principal característica de un divorcio o separación es la ausencia física de uno de ellos en la habitualidad familiar del hijo, con lo cual la tenencia compartida se convierte en una aspiración casi imposible de alcanzar .
Sin embargo, la idea parte de una premisa errónea, que es la consideración de que el proceso de separación convierte a los progenitores en personas desvinculadas físicamente de sus hijos, extendiendo esta condición a toda la vida del hijo, desconociendo que en algún momento, ambos progenitores estuvieron en una etapa de convivencia óptima respecto de sus propios intereses y deseos personales.
El elemento de unión que permitió el acto de engendrar un hijo, suele ser desconocido inmediatamente después de un proceso de separación, sean cuales fuesen las razones existentes. En la eventualidad no se hubiera procedido a una separación, ambos progenitores hubieran continuando ejerciendo sus derechos y cumpliendo sus obligaciones en la misma proporción equitativa y complementaria respecto de sus hijos.
Entonces: ¿Por qué después de la separación, la equiparidad de posiciones, derechos y obligaciones son diferentes para los progenitores?
El melodrama en la asunción de una responsabilidad o culpabilidad, de una victimización o de una posición psicológica personal y excluyente (estado de alteración) es aquel factor que limita de manera directa el ejercicio equitativo de derechos y cumplimiento de obligaciones respecto de los hijos en aquellas circunstancias de separación o divorcio entre los progenitores .
Ya sea producto de procesos de violencia familiar (física o psicológica) como por el deterioro en la misma relación familiar por la cotidianeidad convivencial, los progenitores se reconocen como excluyentes entre sí respecto del vínculo con sus hijos, negándose entre ellos la posibilidad de ejercer una sociedad parental, como lo podría describir Beatriz Salberg .
De este modo, la tenencia compartida se convierte en la cúspide de la evolución de la figura de la custodia, al fundamentarse constitucionalmente y racionalmente como una mejor opción frente a la custodia dividida (excluyente entre progenitores), alternada (temporalmente excluyente a un progenitor) y la única (generalmente a favor de la mujer)
7. DE LA LEGISLACIÓN COMPARADA.
a) En los Estados Unidos.
La tenencia compartida parte del respeto absoluto de la dignidad de la persona humana, dándoles la igualdad de derechos y obligaciones a los dos progenitores (Constitución Americana)
En forma regulatoria, cada Estado tiene una denominación singular respecto de la Tenencia Compartida:
- En Lousiana, Idaho, Montana está definida como el contacto continuo, frecuente y significativo.
- En Missouri, está vinculada a las responsabilidades del progenitor que tiene bajo su cuidado y supervisión a su hijo.
- En Pensilvania es el acceso material de ambos progenitores a sus hijos .
b) En Francia
La Ley sobre la Autoridad Parental de 2002, regula la autoricé parentale (autoridad parental) que es ejercida en coparentalité (copartenalidad)
c) Canadá
La regulación de la tenencia compartida han excluido los conceptos de “custodia” (garde) y “acceso”, para dar paso a la regulación de la copartenalidad, siguiendo el modelo francés de 2002.
d) México.
En el 2004 se reforma el Código Civil para el Distrito Federal y se inserta la figura de la tenencia compartida en la legislación mexicana.
e) Brasil
En mayo del 2008, la Cámara de Diputados aprueba la reforma del Código Civil regulando la tenencia compartida como primera opción respecto de los derechos de los progenitores sobre sus hijos en caso de disolución de la relación.
En países como Argentina, España, Colombia entre otras la tenencia compartida si bien no está regulada en forma expresa en la ley, sí está protegida a través de la judicatura, que se fundamenta en la el principio del interés superior del niño.
8. CRITERIOS DE DETERMINACIÓN DE LA TENENCIA COMPARTIDA.
Regular los derechos de un conjunto de personas, requiere no sólo la disposición de que los progenitores cedan sus posiciones, evitando pretensiones excluyentes de derechos (“puedes ver a tus hijos cuando quieras, pero sólo en mi casa”), pretensiones condicionantes (“paga y luego ves a tus hijos, sólo por un par de horas”) como imposibles de admitir (“me voy al extranjero a vivir y me llevo a mis hijos”), sino que el mismo magistrado, encargado de determinar la regulación de la tenencia, sea proclive a tutelar los derechos económicos y afectivos de los niños.
Tarea por demás difícil de regular si consideramos el poco nivel de efectividad de las resoluciones judiciales, dada las características personales de los progenitores de continuar sus conflictos personales después de la disolución del matrimonio o convivencia o de la sentencia.
Bajo este conjunto de condicionantes, planteamos que la tenencia compartida debe tener presente algunos elementos materiales en los involucrados.
a) Respecto de las condiciones de los progenitores.

Condición Justificación
La calidad de la relación entre progenitores Para evitar regular la tenencia compartida en caso de violencia familiar física o psicológica
El progenitor mejor capacitado para la crianza debe ser quien tenga el derecho de definir el domicilio del menor
La calidad de la relación entre los progenitores y sus hijos Para evitar la extensión del síndrome de alienación parental y la obstrucción del vínculo paterno filial.
La calidad de la relación de los hijos con la familia del progenitor Para promover el ambiente ecológicamente equilibrado que regula el CNA.
La capacidad económica individual de los progenitores Para determinar las obligaciones individuales económicas de los progenitores
Un progenitor sin los recursos económicos suficientes inevitablemente traslada su condición a toda la familia disuelta, agravando su propia perspectiva personal.
Si la relación entre los progenitores puede permitir la variación del domicilio del menor, el progenitor con menos recursos podrá mejorar sus propias posibilidades de desarrollo económico al no estar psicológicamente presionado en mantener su propia subsistencia y la de sus hijos.
La residencia habitual Para garantizarle al menor el clima de estabilidad, cuando se efectúe la tenencia compartida y se garantice al otro progenitor el lugar exacto de residencia del menor
La voluntad del progenitor respecto de los intereses y derechos del menor Para observar qué progenitor puede garantizar una mejor calidad de vida, sin que ello constituya una limitación al otro progenitor de algún derecho
La condición personal afectiva del progenitor (nuevas parejas o pareja adúltera o infiel) Si a consecuencia de una relación adúltera o de una infidelidad el matrimonio del progenitor se diluye, no es viable que se le asigne inmediatamente una tenencia compartida, porque el otro progenitor no consentirá esta nueva relación y el daño emocional en un niño sobre la nueva relación puede resultar compleja de asimilar.
b) Respeto de las condiciones del hijo

Condición Justificación
La voluntad del menor Porque es una garantía del respeto de su propia dignidad, identidad, desarrollo psicológico y personal así como es la mejor manera de garantizar su participación en un conflicto de intereses en el cual se debate su destino.
La edad del menor Para la determinación de la frecuencia en el ejercicio del contacto paterno filial
El sexo del menor Para la determinación de la residencia principal del menor
9. LOS MITOS CONTRA LA TENENCIA COMPARTIDA PROVENIENTES DEL MACHISMO SOCIAL, DE LA PARANOIA DE GÉNERO Y DE LA LEY.
Quienes alegan la imposibilidad de conceder una tenencia compartida generalmente han expresado un discurso incoherente con los derechos humanos, basándose en una falsa imagen de victimización social (exagerada).
Y son dos los principales elementos objetivos para cuestionar la tenencia compartida, en particular porque existe un amparo subjetivo social que no es sino la tradición machista, típica de países como el nuestro.
a) La edad del menor.
El principio de la “tender years doctrine” (de la edad corta) pondera el rol casi exclusivo de la madre en la tenencia del menor; tendencia que ha sido extendida de manera genérica en la gran mayoría de legislaciones mundiales.
Así por ejemplo, el artículo 84.b del CNA, faculta la posibilidad de que el menor permanezca bajo la custodia del la madre en caso de una disolución matrimonial o convivencial; artículo casi bíblico para la mayoría de magistradas peruanas, que inclusive no toman en cuenta la condición de segunda regulación , porque en el inciso primero del mismo artículo se regula la posibilidad de que el derecho sea asignado al varón (si cumple las condiciones).
Toda vez que la tendencia ha sido la defensa de los derechos del varón respecto de su vínculo con los hijos, sin que esto implique una negación de los derechos de la madre, las legislaciones contemporáneas vienen regulando la tenencia del menor, basándose en algunos parámetros objetivos :

Edad Frecuencia del contacto Fundamento
Recién nacido Horas del día, bajo un horario, domicilio y condiciones predeterminadas
Las salidas del domicilio pueden ser estipuladas, limitándolas a condiciones materiales La fragilidad del menor respecto de su condición de salud y las exigencias que acarrea su cuidado
De 6 meses al año Horas del día, bajo un horario y condiciones predeterminadas
No se regula extraordinariamente las salidas El desarrollo psicológico, vocabulario y motor del menor (inicio del habla, inicio de la locomoción y el inicio de la interpretación de la realidad)
Entre el 1º y el 2º año Una parte del día (mañana o tarde), que puede extenderse a una frecuencia predeterminada La necesidad de interrelacionar socialmente con el entorno
Entre los 2 a los 4 años Un día completo en el fin de semana
La frecuencia es extendida a segmentos del día durante la semana La determinación de la función de los roles sociales
Entre los 4 a los 6 años Un día completo en el fin de semana, alternadamente en el mes
La frecuencia es extendida a algunas tardes durante la semana Inicio de la etapa pre escolar del menor, la cual requiere la presencia de los dos progenitores para que se garantice el respaldo moral en un nuevo entorno social
Entre los 6 a los 11 años Un fin de semana completo en forma alternada
La frecuencia se extiende a una o dos tardes durante la semana
Es la realización de la educación primaria, donde la interacción con los progenitores es fundamental para garantizar los roles de genero, las funciones sociales del individuo y la personalidad social del menor
Entre los 11 a los 14 años Un fin de semana completo en forma alternada
La frecuencia se extiende a una o dos tardes durante la semana
Es la culminación de la etapa infantil y el inicio de la desvinculación con los progenitores
Entre los 14 a los 16 años Un fin de semana completo en forma alternada
La frecuencia se extiende según disponibilidad de los progenitores y la necesidad del adolescente En el inicio de la adolescencia la ausencia de un progenitor puede provocar conflictos personales (rebeldía y anarquía)
Entre los 16 a los 18 años Un fin de semana completo en forma alternada
La frecuencia se extiende según disponibilidad de los progenitores y la necesidad del adolescente Es el inicio de la edad adulta, manifestado en el inicio de la vida universitaria, sexual, laboral o con la independencia económica.
Los progenitores ya no son el elemento principal en la vida de los hijos.
b) El sexo del menor y del progenitor.
Superar los parámetros de la apreciación subjetiva y social respecto de la crianza de los hijos constituye una valla demasiado alta, generalmente para los varones.
El resultado bajo estas características constituye un elemento discriminador para los varones que litigan sus derechos en el ámbito jurisdiccional.
Tradicionalmente sólo se han garantizado los derechos para las madres de familia, sobre la base de una tradición histórico, social y legal; situación que en los actuales cambios sociales a nivel estructural requieren de una necesaria reinterpretación.
La casi paridad en el acceso a fuentes laborales y económicas, el ingreso en cantidad y calidad a la vida política y al liderazgo social que muchas mujeres han experimentado viene generando la poca utilidad del discurso de género en muchas de ellas, al nivel inclusive de cuestionar las leyes de cuotas de participación (Susana Villarán) porque son autosuficientes y en mejor medida, son capaces; más capaces inclusive que sus pares masculinos en múltiples actividades.
Si en estos aspectos la mujer ha experimentado un notorio avance, ¿Por qué justamente algunas mujeres se enfrascan en la idea de limitar los derechos de los varones en la crianza de sus hijos? La explicación responde a los factores de victimización de quienes defienden un discurso de género como mecanismo de superación de traumas personales.
Si la evaluación individualizada de cada progenitor le permite a uno de ellos garantizar mejor los derechos de los hijos de ambos, no debería existir el inconveniente en el otro progenitor, de acceder o a una tenencia compartida o a una tenencia a favor del varón, porque finalmente el gran favorecido será el fruto de la relación disuelta.
Finalmente resulta complicado admitir los fundamentos de una “necesidad” de mantener la tenencia física de un menor de edad si no tiene algunas condiciones materiales para garantizar una buena calidad de vida al menor. Circunstancias laborales y económicas han venido generando en las mujeres la necesidad de ausentarse casi todo el día del hogar y de la crianza del menor, trasladando la responsabilidad a los abuelos maternos o al servicio doméstico, negando toda opción al padre de asumir un rol más activo en la crianza.
¿Esa conducta es la ideal?, ¿El menor se beneficia con estas condiciones de vida? Evidentemente la respuesta es negativa y por ello se requiere una nueva interpretación de las realidades sociales, económicas, laborales, tanto en el ámbito individual como social de cada progenitor, para así respetar la ratio legis del artículo 84.1 (convivencia del menor con el progenitor más conveniente)
c) Tenencia compartida ¿todo es al 50-50?
Uno de los principales errores provocados por la interpretación de la ley que regula la tenencia compartida está vinculado al hecho de la interpretación de la igualdad absoluta de derechos y obligaciones.
En realidad la tenencia compartida no procura que los progenitores tengan una relación paritaria en cuanto a sus derechos y obligaciones respecto de sus hijos, y muy por el contrario sólo garantiza la equivalencia subjetiva de derechos y obligaciones, esto es la garantía de la proporcionalidad de derechos y obligaciones.
En términos económicos mantendrá la mayor carga de obligaciones al progenitor que pueda afrontarlos, exigiéndole a quien tenga menores ingresos a cumplir con parte del mantenimiento del hijo, con lo cual se descarta la tradicional limitación del padre a un rol de proveedor económico de la familia (“tu sueldo es nuestro y el mío es sólo mío”)
Sí las condiciones son excluyentes para uno de los progenitores respecto de sus obligaciones económicas (en este caso generalmente para las mujeres), bien podría el juez variar el domicilio principal del menor y asignarle mayores obligaciones y derechos al padre, porque sólo de esta manera se garantiza una mejor tutela de derechos del menor. ¿Qué sentido tiene mantener el domicilio del menor en la residencia de la madre si esta no puede garantizar su propia subsistencia?, ¿necesariamente el sistema judicial debe proteger el abuso de derechos de quien no puede garantizar su propia subsistencia?
En términos de la frecuencia del vínculo, tal como se pudiera expresar en el cuadro líneas arriba, el objetivo no está en garantizar primariamente los derechos del progenitor, sino de vincular estos derechos sobre las condiciones materiales del menor y por ello la proporcionalidad en el contacto es una característica básica de la tenencia compartida.
10. LOS RETOS DE LA TENENCIA COMPARTIDA.
a) procesales.
El elevado número de expedientes materia de tenencia, variación de tenencia, régimen de visitas, alimentos, violencia familiar, bien pudieron ser atendidos con un artículo a nivel de Disposición Complementaria en la próxima ley de tenencia compartida, con la cual se hubiera podido conferir la posibilidad a las partes en conflicto de acceder a un mecanismo de conciliación más tuitivo de derec
Publicado por: mbermudez
Visto: 7223 veces

Hola PAPAS, MAMAS, ABUEL@S POR SIEMPRE y amigos de la CUSTODIA COMPARTIDA:

El próximo jueves 20 de noviembre se realizará una jornada mundial a la que ya adhirieron padres, madres y familias enteras de
Argentinos, Chilenos, Españoles, Griegos, Italianos, Franceses, Británicos, Belgas, Canadienses, Australianos, Neo Zelandeses, Noruegos, Brasileños, Alemanes, Croatas, Montenegrinos, Chipriotas,Mexicanos, Ecuatorianos, etc.

En América Latina adhirieron AMOR DE PAPA, AFAMSE, PADRES POR SIEMPRE, PADRES HOY, PADRES SUR.

En Colombia nos concentraremos con velas durante 1 hora al frente de la sede principal de los Juzgados de Familia. Llamamos a los PADRES POR SIEMPRE COLOMBIANOS de Medellin, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Pereira y todas las ciudades en donde haya PADRES LUCHADORES que se resisten a perder a sus hijos, para que se concentren al frente de los juzgados de familia de sus ciudades.

En Bogotá nos concentraremos en la Calle 14 no. 7 - 36 a las 6:30 p.m. y hasta las 7:30 p.m. estaremos con nuestras pancartas y veladoras participando en la jornada mundial. ya estamos invitando medios de comunicación y nos han confirmdo dos, entre elllos City TV. Los esperamos con sus hijos, familias enteras, compañeros y compañeras de trabajo. DEFENDAMOS LOS DERECHOS COMPLETOS DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES.

EL 20 DE NOVIEMBRE ES EL DIA UNIVERSAL DE LA INFANCIA.
EL 20 DE NOVIEMBRE DE 1959 LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU APROBO LA DECLARACION DE LOS DERECHOS DEL NIÑO.

Los esperamos cada uno con su velita y sus hijos en el corazón.

FUNDACION PADRES POR SIEMPRE
Colombia, Sur America.
www.padresporsiempre.com

¡El mejor padre: ambos padres!
¡Hijo...Papa te quiere y no te olvida!
¡No más Síndrome de Alienación Parental!
Por equidad de genero, ¡Custodia Compartida Ya!
Publicado por: mbermudez
Visto: 640 veces

NOVEDAD JURISPRUDENCIAL

Si la madre decide cambiar su residencia al extranjero, la custodia pasará automáticamente al padre.

Lex Family
http://www.lexfamily.es/revista.php?codigo=444

Audiencia Provincial de Barcelona, Sec. 12.ª (Familia)



Tema: GUARDA Y CUSTODIA

Clase de resolución: Sentencia

Fecha: 19 de septiembre de 2008

Ponente: Ilmo. Sr. D. Pascual Martín Villa

Resumen: Atribución de la custodia a la madre con la prevención de que si decide trasladarse a su ciudad natal de Hong Kong, la custodia pasará automáticamente al padre, otorgándose a éste ultimo la facultad de decidir el lugar de residencia de los menores.






SENTENCIA N° 588/2008

En la ciudad de Barcelona, a diecinueve de septiembre de dos mil ocho.

VISTOS, en grado de apelación, ante la Sección Doce de esta Audiencia Provincial, los presentes autos de Proceso Especial Contencioso Divorcio n° …, seguidos por el Juzgado de Primera Instancia n° 17 de Barcelona, a instancia de D. Antonio representado por el Procurador D. Ildefonso Lago Pérez y dirigido por el Letrado D. Ramón Tamborero y del Pino, contra D.ª María representado por el Procurador D. Carlos Arcas Hernández y dirigido la Letrada D.ª Meritxell Bosch Torreblanca; los cuales penden ante esta Superioridad en virtud del recurso de apelación interpuesto por la parte actora y demandada contra la Sentencia dictada en los mismos el día 30 de Julio de 2007, por el/la Juez del expresado Juzgado.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- La parte dispositiva de la Sentencia apelada es del tenor literal siguiente: "FALLO: Que estimando la demanda de divorcio interpuesta por D. ILDEFONSO LAGO PÉREZ, Procurador de los Tribunales en nombre y representación de D. Antonio contra D.ª María, debo declarar y declaro disuelto por divorcio el matrimonio contraído por D.ª María y D. Antonio en fecha 24 de julio de 1993, con todos los efectos legales y, en especial, las siguientes: 1.ª) Se atribuye la guarda y custodia de los hijos menores de edad a la madre, manteniéndose la patria potestad compartida por ambos progenitores. Para el supuesto de que la madre decida trasladar su residencia a otro país la guarda de los menores se atribuirá al padre al cual se atribuye en exclusiva la decisión sobre el lugar de residencia de los hijos. Conforme solicita el Ministerio Fiscal en su informe se prohíbe el traslado de los menores a otro país, siempre que no exista acuerdo expreso y escrito de ambos progenitores al respecto. 2.ª) Se establece, en defecto de otro acuerdo entre los padres, el siguiente régimen de visitas paterno filial: A) Fines de semana alternos desde el viernes a la salida de la escuela hasta el domingo a las 20 horas; B) La mitad de las vacaciones escolares de Navidad y Semana Santa, correspondiendo a la madre la primera mitad en los años pares y al padre la segunda y a la inversa en los años impares y la mitad de las vacaciones de verano, si bien repartidas en períodos de 20 días, correspondiendo a la madre el primer período en los años pares y al padre en los impares. C) Dos días entre semana desde la salida de la escuela hasta las 20 horas (martes y jueves). Este régimen de visitas rige en defecto de otro acuerdo entre los padres. 3 a) Se fija en concepto de alimentos para los hijos a abonar por el padre a la madre la cantidad de 1.278 euros al mes en la cuenta bancaria que la madre designe al efecto dentro de los cinco primeros días del mes, actualizados anualmente conforme al IPC. Además abonará los gastos de educación de los dos hijos, incluida la universitaria hasta su finalización, incluyendo matrículas, media pensión, cuotas normalizadas, libros, material escolar y transporte. Las actividades extraescolares que los hijos puedan realizar así como cualquier gasto extraordinario y muy especialmente los relacionados con la salud, siempre que sean decididos por ambos progenitores de común acuerdo. Las cuotas de la asistencia médica privada que, a través de la mutua que tiene concertada el padre, amparan a la madre e hijos comunes. 4.ª) Se fija en concepto de pensión compensatoria la cantidad de 3195 euros al mes abonados dentro de los primeros cinco días de cada mes en la cuenta corriente que la acreedora indique al efecto y que será actualizada anualmente conforme al IPC. No se hace especial pronunciamiento en costas".

SEGUNDO.- Contra la anterior Sentencia interpuso recurso de apelación la parte actora mediante su escrito motivado, dándose traslado a la contraria que se opuso; elevándose las actuaciones a esta Audiencia Provincial.

TERCERO.- Se señaló para votación y fallo el día 11 de Junio de 2008.

CUARTO.- En el presente procedimiento se han observado y cumplido las prescripciones legales.

VISTO, siendo Ponente el limo. Sr. Magistrado D. PASCUAL MARTÍN VILLA.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- En fecha 30 de Julio de 2007 por la Sra. Juez del Juzgado núm. 17 de Barcelona se dictó sentencia mediante la que se acordó el divorcio de ambos litigantes, con los siguientes efectos: 1.ª) Atribución de la guarda y custodia de los hijos menores a la madre -con la particularidad de que si ésta decidiese trasladar su residencia a otro país, dicha guarda se atribuirá automáticamente al padre-, con prohibición del traslado de los menores a otro país, siempre que no exista acuerdo expreso y escrito de ambos progenitores. 2.ª) En defecto de acuerdo de los padres, el régimen de visitas paterno-filial consistirá en que el padre pueda tener consigo a los dos menores los fines de semana alternos, desde el viernes a la salida de la escuela hasta el domingo a las 20.00 horas, así como la mitad de las vacaciones escolares y dos días intersemanales, desde la salida de la escuela hasta las 20.00 horas. 3.ª) En concepto de alimentos para los hijos habrá de abonar el padre a la madre la cantidad mensual de 1.278.- euros, así como la totalidad de los gastos de educación de los dos hijos, incluida la universitaria hasta su finalización y sus actividades extraescolares y cualquier otro gasto extraordinario relacionado con la salud y otros, y las cuotas de la asistencia médica privada, a través de la mutua que tiene concertada el padre. 4.ª) Se establece en concepto de pensión compensatoria la cantidad de 3.195.- euros, actualizable conforme al IPC, con un límite de tres años a contar desde la fecha de la sentencia de la primera instancia. 5.ª) Todo ello, sin verificar un especial pronunciamiento en materia de costas procesales.

Contra tales pronunciamientos se alzaron ambos contendientes y el digno representante del Ministerio Público: el padre, a fin de solicitar la ampliación del régimen de visitas a los días calificados como puente escolar, que habrán de quedar unidos al fin de semana más cercano y con el progenitor que hubiere tenido a los menores; la madre, a fin de obtener la autorización de traslado junto con sus hijos menores a su ciudad natal, Hong Kong, y, subsidiariamente, de serle ello denegado, sea revocado el régimen de visitas fijado en la sentencia y que se establezca un solo día intersemanal y se vuelva al sistema establecido con anterioridad en el convenio de separación, y asimismo se revoque la supresión de determinados gastos a los que venía obligado el padre en virtud del convenio regulador, y también sea mantenido su compromiso de designar a sus dos hijos como beneficiarios directos y por mitad de los seguros de vida que tenga el padre o pueda contratar en un futuro. Y, por último, el digno representante del Ministerio Fiscal se adhirió parcialmente a los recursos de apelación interpuestos por las partes contra dicha sentencia.

SEGUNDO.- La lógica impone que la primera materia objeto de examen haya de ser la planteada por la ex esposa con carácter principal; esto es, su autorización para la fijación de su residencia habitual en compañía de sus dos hijos menores en la ciudad de Hong Kong, a lo que el padre se ha opuesto y se opone. Esta materia debe ser resuelta en relación con los medios de prueba practicados en el procedimiento, desde dos puntos de vista, que, en última instancia, vienen a ser coincidentes: a) el arraigo de los menores en aquella localidad, lo que puede influir en su estabilidad y desarrollo emocional, y b) la necesaria salvaguarda de las relaciones personales y afectivas de ambos menores con su otro progenitor, el padre, lo que también en última instancia podría tener su repercusión en el armónico desarrollo de la personalidad de ambos menores.

Pues bien, pese a los denodados y contradictorios esfuerzos de la madre para justificar la bondad de este traslado para los menores, lo cierto es que ni está justificado un mínimo arraigo de los mismos en aquél país, aunque la madre puntualmente haya tratado a lo largo de este tiempo de salvaguardar en los menores algunos de sus aspectos culturales, como la lengua y alguna tradición; sin embargo, ha de considerarse especiosa la argumentación de la defensa de la madre, quien pretende reconducir toda esta cuestión a la circunstancia de que el padre ha nacido en Barcelona y la madre en Hong Kong, hallándose ambos puntos geográficos en igualdad de condiciones para poder constituir la residencia de ambos menores. Ello obviamente no es así, puesto que los niños desde su nacimiento en esta ciudad de Barcelona han vivido en ella de una manera habitual y permanente, con todo lo que ello representa para su desarrollo psicológico y las pautas culturales y vitales de toda índole que han podido moldear su carácter. No se trata de optar simplemente entre la ciudad en la que nació la madre y en la que nació el padre, sino en la que han nacido y han vivido los menores, a fin de no desarticular de una manera significativa y severa su evolución psicológica y afectiva, que de otra manera podría verse truncada de una manera altamente perturbadora para ellos, dada su edad actual.

Por otra parte, el sustitutivo de la figura paterna que propone la madre por su familia extensa -una vez que los niños se encontrasen ubicados en la ciudad de Hong Kong- no resiste la menor crítica ni desde el punto de vista de la ciencia psicológica ni tampoco desde la argumentación lógica, pues con él no sólo se trata de imponer a los menores de un sucedáneo de la figura paterna, quien también tiene necesidades afectivas y derecho morales que esgrimir en toda esta cuestión, sino que denota el designio de una madre de minimizar ante los hijos para lo sucesivo la figura paterna, lo que habría de generar un quebranto importante en el desarrollo psicológico armónico de ambos menores.

Así pues, esta Sala sentenciadora encuentra plenamente justificada la decisión de la juzgadora de primer grado que, tras reconocer a favor de la madre la guarda y custodia de los menores, impuso la limitación de que ambos habrían de permanecer en este país.

TERCERO.- Merece un comentario aparte las alegaciones de la defensa letrada de la ex esposa, en el sentido de que jamás debió haber sido decidido en la sentencia de primer grado que la circunstancia de que la madre abandonase este país fuese per se determinante del cambio de la guarda y custodia de los menores a favor del padre, pues esto implicaría una previsión de futuro, que salvo los supuestos estrictos contemplados en el artículo 216 de la LEC, no resulta posible; siendo por tanto nulo de pleno derecho. Sin embargo, esta argumentación es también inane, pues no se trata de impedir los naturales cambios resultantes de una modificación sustancial que en un futuro más o menos próximo pudiera producirse respecto de las circunstancias contempladas en la sentencia, sino tan sólo proveer de una manera inmediata de la debida protección jurídica a ambos menores en el caso de que la madre tuviese el impromptu de trasladar su residencia a Hong Kong. Quizás hubiese sido técnicamente más correcto simplemente afirmar que la madre ostentará la guarda y custodia de los menores en tanto y cuanto ella permanezca en el territorio del estado español, sin haber establecido al respecto ninguna otra previsión. Pero lo cierto es que esta sola circunstancia habría dado lugar al correspondiente procedimiento de modificación de efectos, que, sin embargo, con la previsión contenida en la sentencia de primer grado, se podrá evitar con una loable economía procesal y ahorro de esfuerzos y dispendios. Obviamente, ello no empece a que en un futuro pudiera por la madre o el padre entablarse el correspondiente procedimiento modificativo de efectos; pero ello siempre que varíen las circunstancias tenidas en cuenta en este procedimiento para la adopción de la medida, cuales son, a saber: el armónico desarrollo integral de los menores y, en segundo lugar, los legítimos derechos del padre a relacionarse de una manera fácil y fluida con sus dos hijos. Por último, en lo que hace al efecto establecido en la sentencia de primer grado de que dentro del territorio del estado español pueda elegir el padre, cuando ostente la guarda y custodia de ambos menores, la ciudad o localidad de residencia habitual, no puede objetarse frente a ello que este sería un aspecto que afectase de manera exclusiva a la patria potestad compartida, siempre que el padre no adoptase su decisión de una manera arbitraria o caprichosa o para lesionar injustificadamente los posibles derechos de la madre a comunicarse con sus hijos menores. Pero teniendo en cuenta que el padre ejerce su profesión con conocido arraigo en esta ciudad de Barcelona, es lógico pensar que la misma sea en la que van a permanecer dichos menores en su compañía, puesto que incluso desde la óptica de la salvaguarda de sus derechos -tal y como se ha dicho- no tendría cabida una intempestiva modificación de la residencia habitual ni cuando sea la madre cuando la plantee ni cuando sea el padre quien la suscite.

Por todo lo razonado, el recurso de apelación interpuesto con carácter principal por la madre debe ser desestimado, y mantenido en su integridad el pronunciamiento primero del contenido en la sentencia del primer grado.

CUARTO.- En lo que hace referencia al régimen de visitas del padre, se han de tratar dos cuestiones: primeramente, la contenida en el recurso de apelación del padre, al que se adhirió el digno representante del Ministerio Público, y, en segundo lugar, la propia del recurso de la madre, quien propone la supresión de la permanencia de los menores con el padre uno de los dos días intersemanales, y, además, que se garantice el que dichos menores asistan los sábados por la mañana a las clases de chino que vienen recibiendo; habiendo de estarse -según la madre- a lo ya convenido en sede de separación matrimonial.

La cuestión relativa al recurso del padre -referida a los días que tienen el carácter de puente festivo- debe ser acogida sin merecer especial mención, puesto que ni si quiera la madre se opone a ello, y, por otra parte, el digno representante del Ministerio Fiscal se ha adherido a este aspecto del recurso de apelación del padre.

Por lo que hace a la supresión del día intersemanal, esta Sala sentenciadora entiende que debe mantenerse el pronunciamiento sobre la materia recaído en la primera instancia, puesto que es el que resulta más idóneo para potenciar ante los menores la figura paterna. Como resulta del informe del SATAF, no es cierto cuanto se dice por la madre en orden a la despreocupación del padre por los aspectos personales de sus dos hijos cuando permanecen en su compañía. Si es cierto que la madre se ha comportado de una manera diligente en el cuidado de sus hijos, también lo es que no puede decirse del padre que se haya desentendido en ningún momento de su cuidado, o se haya conducido respecto de ellos de una manera poco diligente. Así las cosas y tratando de facilitar la normalidad de la comunicación de los dos hijos menores con el cónyuge no custodio, se ha de mantener -tal y como ya habíamos avanzado- el régimen de visitas establecido en la sentencia del primer grado, aunque haciendo expresa mención de que el padre, cuando tenga a los menores en su compañía, debe cuidarse de que ambos asistan a las clases de lengua china que venían recibiendo y que deben de seguir haciéndolo en su propio beneficio, puesto que ello les permitirá identificarse con mayor facilidad con la cultura materna.

QUINTO.- En lo que hace a la cuestión de los alimentos, esta sala sentenciadora entiende que ha de estarse a lo ya regulado por las partes en el convenio regulador suscrito el 23 de Julio de 2004. La defensa del padre mantiene que determinados conceptos, tales como los viajes de avión deben ser suprimidos, puesto que constituyen propiamente hablando cargas del matrimonio, por otra parte innecesarias, de mantenerse la prohibición de que los hijos menores abandonen el país sin el consentimiento expreso de ambos progenitores. Contrariamente a ello, la defensa procesal de la madre cree ver en ésta y similares circunstancias un acto propio del padre, en el sentido de estar él plenamente de acuerdo con la circunstancia de que sus hijos menores trasladen su residencia a la ciudad de Hong Kong; sin embargo, hay que tener en cuenta que tanto una como otra de las argumentaciones de los defensores en esta materia resultan especiosas. Ello es así si tenemos en cuenta que el importe a abonar por el padre por el concepto de viajes de avión sólo podrá llegar a producirse en la circunstancia de que tenga lugar la realidad de estos viajes, lo que habrá de justificarse documentalmente. Por tanto, de no llegar a producirse dichos desplazamientos, el padre no tendrá que abonar cantidad alguna por este concepto. Por otra parte, en respuesta a la argumentación de la defensa letrada de la madre, vale la pena recordar que los actos propios son aquellos que de una manera directa tienden a la creación modificación o extinción de una determinada situación jurídica; y no por simple inferencia o interpretación de otras circunstancias que, en todo caso, merecerían ser calificadas tan solo como hechos concluyentes (facta concludentia), y no como actos propios; lo que no acontece en el presente caso, porque tratar de inferir de esta y otra análoga circunstancia algo tan capital y vital como el traslado permanente de la residencia de los menores a la ciudad de Hong Kong ha de requerir una manifestación de voluntad expresa y evidente en este sentido, sin ningún tipo de inducción como las verificadas por la defensa de la madre, que, además, resultan artificiosas.

Y ya entrando propiamente en lo que constituye la pensión de alimentos de los hijos, el padre no ha acreditado en debida forma en este procedimiento su nueva relación y el nacimiento de un nuevo vástago de ella, lo que sería preciso para poder operarse la modificación de los efectos establecidos en el convenio regulador de constante mención, concretamente en su pacto quinto, en el que se atribuye carácter de pensión alimenticia a favor de los dos hijos del matrimonio a su designación como beneficiarios en las pólizas de seguro de vida que el padre contrate o pueda llegar a contratar. Efectivamente, este tipo de acuerdos puede ser objeto de modificación, tanto por estar contenidos en un convenio regulador -de contenido susceptible de modificación cuando se produzca una variación sustancial de las circunstancias-, como por lo que hace a la designación como beneficiarios de este tipo de contratos, siempre susceptibles de modificación a voluntad del asegurado.

Por otra parte, la defensa letrada del padre pretende que sean dejados sin efecto otros aspectos económicos establecidos en el convenio regulador, so pretexto de que constituyen cargas del matrimonio, que, por lo tanto, dejan de existir con la disolución del vínculo matrimonial. Ello no es así porque, aunque el pacto quinto del convenio se rubrique como alimentos de los hijos comunes y cargas, lo cierto es que su atenta lectura permite concluir que todas las contribuciones económicas del padre tienen atribuido en virtud del acuerdo un carácter estrictamente alimenticio; ya que, en primer lugar, han sido pactadas todas ellas como contribución económica del padre a los alimentos de los hijos en los dos apartados a) y b) que se contienen en dicho pacto quinto, en el que, además, la suma de 1.200.- euros a la que se hace referencia en el apartado b) tiene un carácter meramente residual, "para la atención de otros gastos de los hijos comunes no incluidos en los apartados precedentes". Así las cosas, debe ser mantenido íntegramente -con la salvedad de los acuerdos ya cumplidos y extinguidos, por tanto- el contenido de dicho pacto quinto del convenio regulador suscrito en fecha 23 de Julio de 2 004.

SEXTO.- En atención a todo lo razonado hasta el momento, no habrá de verificarse una expresa imposición a los recurrentes de las costas procesales ocasionadas en la tramitación de sus recursos de apelación.

VISTOS los mencionados preceptos y demás de general y pertinente aplicación,

FALLAMOS:

Que se estima el recurso de apelación interpuesto por el Procurador Don Ildefonso Lago Pérez en nombre y representación de Don Antonio en el sentido de que el régimen de visitas establecido en la sentencia de primer grado queda ampliado a los días calificados como puente escolar, que se unirán al fin de semana correspondiente más cercano y con el progenitor que hubiere tenido a los menores dicho fin de semana. Sin costas.- Que estimamos parcialmente el recurso de apelación interpuesto por el Procurador Don Carlos Arcas Hernández en nombre y representación de D.ª María dejando sin efecto la supresión de los conceptos alimenticios que se propugna de contrario y manteniendo la obligación de D. Antonio de abonar directamente los gastos de luz, agua y gas de la vivienda que habiten sus hijos junto con su madre, así como los de teléfono hasta un límite de 300.-euros al mes y el pago de los billetes de avión con un importe máximo de 16.200.- euros, así como el mantenimiento del compromiso en su día adquirido por el Sr. Antonio de designar a sus dos hijos como beneficiarios directos y por mitad de los seguros de vida que tenga o pueda contratar; todo ello sin verificar un expreso pronunciamiento respecto de las costas procesales de la presente alzada. Por último, lo que ahora se resuelve implica un acogimiento asimismo parcial del recurso interpuesto por el digno representante del Ministerio Público. En todos los demás aspectos, se mantiene el contenido de lo pronunciado en la sentencia del primer grado.

Y firme que sea esta resolución, devuélvanse los autos originales al Juzgado de su procedencia, con testimonio de la misma para su cumplimiento.

Así por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación al rollo, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicado por: mbermudez
Visto: 1292 veces

SINDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL INVERTIDO

Es ofensivo que un padre con un importante potencial económico, aunque esté desempleado, ofrezca 300 euros mensuales como pensión alimenticia del hijo
http://www.lexfamily.es/revista.php?codigo=499

Juzgado de Primera Instancia n.º 7 de Sevilla



Tema: PENSIÓN ALIMENTICIA

Clase de resolución: Sentencia

Fecha: 29 de Octubre de 2008

Magistrado-Juez: Ilmo. Sr. D. Francisco Serrano Castro

Resumen: Resulta casi ofensivo que el padre pretenda desentenderse de su responsabilidad como padre y como padre acaudalado, abonando como pensión alimenticia la ridícula cuantía de 300€ y atendiendo a sus medios económicos se fija una pensión mensual de 3.500 euros, evitando de esta manera que en un futuro pueda producirse el SAP invertido.






S E N T E N C I A Nº 639/08

En SEVILLA, a veintinueve de octubre de dos mil ocho.

Vistos por el Ilmo. MAGISTRADO de JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA NUMERO 7 DE SEVILLA, D. FRANCISCO DE ASIS SERRANO CASTRO, los presentes autos de Medidas sobre hijos de uniones de hecho 913/2008, instados por el Procurador D.xxxxxx, en nombre y representación de Dª. xxxxxxx, contra D. xxxxxx representado por la Procuradora Dª. xxxxxxx , ambos con asistencia Letrada.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.- Por el Procurador D. JOSEMANUEL CLARO PARRA en representación de Dª. xxxxxxxxx, presentó escrito de fecha VEINTICINCO DE JULIO DE DOS MIL OCHO por el que formulaba demanda de Medidas sobre hijos de uniones de hecho xxxx/2008 contra D. xxxxxxx en base a los hechos y fundamentos de derecho alegados en el escrito de demanda, y terminaba suplicando se dictara Sentencia conforme a los pedimentos del indicado escrito.

Segundo.- Turnada a este Juzgado, se admitió a trámite la indicada demanda, teniéndose por personado y parte al mencionado Procurador y acordándose emplazar por cédula y copias a la parte demandada por término de veinte días hábiles para personarse y contestarla, bajo apercibimiento de rebeldía. Dentro de dicho término se personó en autos la Procuradora Dª. xxxxxx en nombre y representación de D. xxxxxxxxx, contestando la demanda en tiempo y forma, y contestándola en base a los Hechos y Fundamentos de Derecho que estimaba pertinentes, interesando Sentencia conforme a sus pedimentos. Y, habiéndose citado a ambas partes a una vista que se celebró el día VEINTISIETE DE OCTUBRE DE DOS MIL OCHO, practicándose conforme al resultado obrante en autos.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.- La pretensión de la demandante se dirige a obtener un pronunciamiento judicial por el que, en lo sucesivo, se regulen los derechos y obligaciones de ambos progenitores litigantes en relación con su hijo xxxxx. Dicha acción, por tanto, tiene un fundamento material en lo dispuesto en los arts. 154 y siguientes del Código Civil en los que se establece todo lo relativo a las relaciones y obligaciones paternofiliales que se deriven del propio ejercicio de la patria potestad y en la responsabilidad parental que ambos progenitores ostentan sobre su hijo menor de edad, que el próximo 30 de Diciembre cumplirá 3 años de edad.

Se trata de fijar y regular unas obligaciones de carácter ineludible que bien los mismos padre y madre podían haber consensuado sin necesidad de su imposición a través de un proceso judicial, que, no obstante se hace preciso con el fin de preservar los derechos de orden público del niño, cuando las discrepancias surgidas entre sus progenitores, a raíz de su ruptura de pareja, han puesto en peligro su interés, felicidad y expectativas de desarrollo integral. En cualquier caso, esa intervención pública, representada en la tutela judicial que se impetra, resulta oportuna y necesaria, haya o no existido relación estable de pareja, de mayor o menor duración, pues lo cierto es que los hijos son iguales ante la Ley, aun con independencia de su origen y circunstancias de nacimiento, vinculando desde ese instante a que su madre y su padre, en la medida de sus posibilidades, se preocupen de su atención, cuidado, educación y crianza. No pueden existir hijos de primera y segunda categoría, no pudiendo el hecho puntual de un alumbramiento imprevisto, fruto de embarazo no deseado, ya sea para uno o ambos progenitores, servir de justificación y pretexto para eludir el cumplimiento de las responsabilidades que comporta el ejercicio de la patria potestad. En el presente caso, resulta muy significativo el anterior recordatorio, ante la actitud que ha puesto de manifiesto el padre demandado en su escrito de contestación de incluso en la prueba de interrogatorio de parte.

Segundo.- Una vez que se han destacado las anteriores premisas, y subrayando también que las medidas que se adopten se acordarán teniendo en cuenta el interés superior del pequeño Pablo (art. 2 de la Ley Orgánica 1/96 de Protección Jurídica del Menor), se ha de pasar a examinar las cuestiones que son objeto de controversia por parte de ambos progenitores litigantes:

A.- En primer lugar en lo que respecta a la atribución de guardia y custodia, resulta evidente que es la madre quien reúne mayor idoneidad para hacerse cargo de su hijo, como de hecho ha venido haciéndolo desde que nació. Aun cuando lo solicitare en su escrito de contestación, el Sr.xxxxx no ha persistido en esa pretensión, reconociendo que resultaría contraproducente para el niño, apartarle de su madre para llevárselo a un entorno geográfico y familiar extraño, privándole del cuidado afectivo y material que le brinda esa madre perfectamente capacitada y dispuesta a la atención de su hijo, y ofreciéndose una alternativa de un padre mayor, sin esa capacidad material (de la afectiva no se duda) y que no reúne las cualidades precisas para encargarse de la briega y dedicación que exige un niño de corta edad.

B.- En segundo lugar en lo que atañe al régimen de relación, visitas y contacto del padre con su hijo, también existió, y así se reflejó en el acta audiovisual del juicio, un principio de acuerdo, que ha partido del convencimiento común de que es necesario una progresiva y paulatina adaptación del niño a la figura paterna. De ahí que durante un plazo no se establezca ese contacto con pernocta, normalizándose el régimen de estancia con el progenitor no custodio una vez que concluyan las próximas vacaciones de Navidad, y siempre con la particularidad ineludible que comporta la distancia entre los domicilios de la madre y el padre. En la parte dispositiva de esta sentencia, se concretará ese régimen de relación, comunicación y visitas.

C.- Con todo, el principal, y casi exclusivo, escollo que ha imposibilitado una solución consensuada, ha sido el representado por las diferencias de contenido económico en la cuantificación de la pensión alimenticia a la que vendría obligado el padre demandado con relación a su hijo.

La cuantía de los alimentos, establece el art. 146 del C.C., que será proporcionada al caudal o medios de quien los da y a las necesidades de quien los recibe.

Dicho precepto introduce un concepto jurídico indeterminado de difícil valoración, pues el cálculo se habrá de hacer depender de una compleja y variada casuística que fluctuará en cada caso concreto.

Dos son los parámetros que han de ser objeto de esa valoración: por un lado o caudal o medios del alimentante, y por otro las necesidades del alimentista.

Seguidamente se analizarán ambos referentes en relación al caso concreto que nos ocupa: en primer lugar, se estima importante destacar que el legislador en su intención de establecer un principio de proporcionalidad entre capacidad económica del alimentante y necesidades del alimentista, no se ha limitado a tomar en consideración los ingresos, el caudal, la liquidez de la que, en un momento dado, disfruta el que ha de dar los alimentos (en el presente caso el padre, Sr.xxxxx), sino también los medios y recursos económicos con los que cuenta. Porque en caso contrario, podrían producirse situaciones injustas, por no decir incluso fraudulentas, y en claro perjuicio de los intereses del hijo; ya que un padre, por ejemplo en situación de desempleo, sin derecho a cobrar la correspondiente prestación del INEM, podría alegar una supuesta insolvencia e imposibilidad de atender a una obligación alimenticia al carecer de ingresos, emolumentos, salarios o pensiones. Mas podría suceder que ese miserable desempleado fuera titular de un patrimonio ingente, un capital en bienes inmuebles y otros activos que ya quisieran para sí muchos asalariados, lo que desde luego, no justificaría el incumplimiento de esa obligación alimenticia que se habría de cuantificar en proporción a esos medios y recursos con los que en realidad dispone.

Tal es la circunstancia que se aprecia en el Sr. xxxxxxx, ya que, al margen de estar lejos de ser un indigente desempleado, puesto que es un afamado Catedrático con un sueldo mensual que supera los 3.500€, resulta acreditado que es cotitular, de un patrimonio inmobiliario muy importante. Como administrador solidario de la Mercantil xxxxxx S.L, junto con su ex esposa, ostenta la propiedad de viviendas (24 pisos en el mismo bloque y 6 viviendas en Santa Cruz de Tenerife y 1 vivienda en Madrid de 120 metros cuadrados), locales comerciales y 2 plantas enteras de garajes. Como titular de pleno dominio, junto con su ex mujer, ostenta la propiedad de fincas, solares urbanos, fincas rústicas, locales, garajes, y 2 viviendas en Santa Cruz de Tenerife. Al margen de ello en el acto del juicio reconoció que él y su hermano, recientemente, y tras el fallecimiento de sus padres, habían adquirido por herencia otras 6 viviendas en Tenerife y 2 en Madrid. Por último, también consta y se reconoce que el Sr. xxxxxx es propietario de una Farmacia también ubicada en Tenerife, que tiene cedida gratuitamente a su ex esposa, quien se encuentra cercana a la edad de jubilación, lo que conllevará la reversión de ese negocio a su propietario. Ciertamente también consta que la Mercantil xxxxx S.L.(y por tanto el Sr. xxxxxx es un 50%) está haciendo frente a una elevada hipoteca de la que queda por amortizar 1.326.273€ (constituida para la construcción del bloque de 24 pisos y 2 plantas de garaje en Santa Cruz de Tenerife), mas la verdad es que a los ingresos íntegros reconocidos del padre alimentante, 71.931,18€ a tenor de su escrito de contestación, se han de sumar los que reportan los medios y propiedades de los que dispone.

El Sr. xxxxxxx, indudablemente, se estima que se encontraba en una fase de su vida en la que legítimamente había planeado “hacer caja”, recoger beneficios y disfrutar de una riqueza acumulada e invertir en activos inmobiliarios, esperando, en definitiva, el disfrutar de una acomodada jubilación y vivir el resto de su vida del desahogo que le proporcionaría el rendimiento y rentas devengados por su sustancial patrimonio. Mas el nacimiento de su hijo, se considera que ha trastocado esos planes, resultando casi ofensivo que pretenda desentenderse de su responsabilidad como padre y como padre acaudalado, abonando como pensión alimenticia la ridícula cuantía (en su caso) de 300€. La cuantía de esa pensión se ha de fijar, por tanto, teniendo en cuenta todo ese potencial y capacidad económica que representan los medios y patrimonio de los que dispone y de los que, si hiciera falta, podría desprenderse, obteniendo con el precio de la venta de solo una ínfima parte de esos bienes, la liquidez suficiente para asumir que su hijo pueda vivir con su madre con la calidad de vida correspondiente a la que su padre puede proporcionarle, una calidad que ya le brindó el Sr. xxxxxx a sus hijos mayores.

Se estima crucial que se establezca la cuantía de la pensión en correlación a esa real capacidad económica del padre, dado que en caso contrario, se sufriría el riesgo de que cuanto el niño sea mayor (10 u 11 años), cuando el Sr. Darías tenga más de 70 años y no reúna idoneidad alguna para asumir la educación, disciplina y control de un adolescente, se produzca una situación de Alineación Parental invertida, que, lamentablemente, resulta común cuando existe un profundo desequilibrio entre la situación económica y riqueza de ambos progenitores. Porque los niños, cuando adquieren uso de razón, y su egoísmo supera sus vinculaciones afectivas y de apego, confunden su verdadero interés con el de una voluntad manipulada, alienada y marcada por un puro y libertino capricho. Se ha de procurar, por tanto, que, en la medida de lo posible, ese desequilibrio se nivele para que la calidad de vida del menor no experimente un brusco y patente cambio, puesto que esa apreciación le conduciría a optar por el núcleo familiar paterno o materno que más le convenga, en el que obtenga más beneficio, en el que disfrute de una vida más regalada y con menos limitaciones. Lamentablemente cada vez más se reproducen esos episodios que causan estragos en la estabilidad emocional y psicológica de los adolescentes. Dicho perjuicio, y con el ánimo de garantizar el interés superior y auténtico del menor, es el que se pretende evitar estableciendo una cuantía de pensión proporcionada al caudal, medios, recursos, bienes y poder económico del padre.

En segundo lugar, en lo que concierne al otro referente que se ha de tomar en consideración para el cálculo de la pensión, es decir, las necesidades del hijo alimentista, se ha de precisar que constituye una variable que dependerá no solo de lo que requiera el niño para cubrir esas necesidades en el sentido amplio reconocido en el art. 142 del C.C., sino también del entorno familiar en el que se dé cobertura a dicha obligación. Porque aun cuando todos seamos iguales ante la Ley, y no pueda existir discriminación por razón de nacimiento, lo cierto es que ese principio, elevado a la categoría de derecho fundamental en nuestra Carta Magna, constituye una mera abstracción y entelequia, pues en nuestra Sociedad, siguen existiendo pobres, ricos y clase media, y en cada una de esas categorías sociales el concepto de cobertura y satisfacción de necesidad es muy distinto.

Esa desigualdad real que impregna el tejido social, por un lado, y por otro el referido objetivo de intentar reequilibrar la calidad de vida ya viva con su madre o con su padre, es lo que conlleva a considerar que se valoren las necesidades del menor en la medida que puedan serle atendidas por ambos. Dado que la madre trabaja, requerirá de auxilio y apoyo doméstico para ocuparse del niño, se le habrá de garantizar una vivienda digna, adecuada y proporcional a la que podría ofrecerle su padre, una educación privada reservada a una élite social, que no asegura el éxito pero si multiplica sus posibilidades, ropa cara, atención sanitaria privada. Lujos de los que nunca podría disfrutar un niño de un barrio marginal ni que tampoco podría brindar a un hijo con su digno salario.

En atención a todo ello se considera proporcional y adecuada la cuantificación de la pensión en la suma de 3.500€, si bien con la obligación de la Sra. Moreno de matricular a su hijo para el curso que viene en el Colegio Bilingüe en el que también el padre ha expresado conformidad que curse estudios.

Una cuantía superior se reputaría excesiva, ya que, por un lado, esa pensión cubriría los gastos ordinarios del menor, y no los gastos extraordinarios que también serían afrontados por ambos progenitores, en una proporción del 75% el padre y 25% la madre, en atención al desequilibrio existente entre los recursos de uno y otro. Por otra parte, se ha de tener en cuenta que la pensión se establece para atender las necesidades exclusivamente del hijo, no de la madre, en cuyo favor no se ha solicitado pensión indemnizatoria o compensatoria de ningún tipo, como se ocupó de recordar el letrado de la demandante en el acto de la vista. Porque por muy vinculado que se encuentre el concepto de necesidades del alimentista a el caudal y medios del alimentante, existe un límite en cuanto a la pensión de gastos ordinarios de alimentos (no para los extraordinarios) que se corresponde con la cuantificación de lo que resulte preciso para cubrir todas esas necesidades en el contexto familiar y económico analizado.

En los gastos extraordinarios, que se concretarán en la parte dispositiva, se englobarán los que resulten imprevisibles, excepcionales, necesarios, acomodados a las circunstancias económicas de ambos progenitores y previamente consensuado expresa o tácitamente. Los gastos de desplazamiento del menor en periodos vacacionales serán satisfechos por ambos progenitores.

Por último se ha de indicar que la obligación del pago de la pensión alimenticia se retrotraerá al momento de presentación de la demanda, tal y como se ha interesado expresamente por la demandante en escrito de ampliación, y de conformidad a lo dispuesto en el art. 148 del Código Civil. En todo caso, de la cuantía fijada se descontará lo satisfecho por el demandado en ese periodo (300€ mensuales).

Tercero.- No cabe pronunciamiento sobre uso de vivienda familiar, al no constar que haya existido ningún domicilio que revista ese carácter. En todo caso, la Sra. xxxxxx podrá seguir disponiendo del inmueble que actualmente ocupa al amparo de la facultad que le confiere el art. 394 del Código Civil, en su condición de copropietaria del mismo. Esa condición es la que le faculta para exigir al otro copropietario el pago de la mitad de las amortizaciones de hipoteca, reclamación que, no obstante, resulta ajena a la competencia objetiva de este juzgado.

Cuarto.- No apreciándose temeridad ni mala fe en ninguna de las partes litigantes no procede hacer condena expresa en costas.

FALLO

Que estimando parcialmente la demanda formulada por el Procurador D. xxxxxxxxx, en nombre y representación de Dª xxxxxxxx, contra D. xxxxxxxx, representado por la Procuradora DOÑA xxxxxxxxx, debo acordar la adopción de las siguientes medidas definitivas con relación a su hijo común xxxxxxxxxx.

1.- Se atribuye la guardia y custodia del menor a la madre quien compartirá con el padre el ejercicio de patria potestad y corresponsabilidad parental sobre el mismo.

2.- El padre tendrá el derecho y la obligación de relacionarse, comunicar y permanecer con su hijo en la forma que acuerde con la madre procurando ambos progenitores garantizar el interés y bienestar del menor.

Subsidiariamente, en defecto de acuerdo, el padre permanecerá con su hijo en el fin de semana comprendido entre los días 15 y 16 de Noviembre, recogiendo a su hijo en el domicilio materno el Sábado a las 10:00 horas y reintegrándolo a las 20:00 horas del mismo día. El Domingo permanecerá con su hijo durante la misma franja horaria. En Diciembre, también deberá de venir para ver y estar con su hijo en los día 7, 8 y 9, en el horario indicado y sin pernocta, en Navidades durante los días 26 a 30 en las mismas condiciones.

A partir de Enero el Sr. xxxxxx permanecerá con su hijo durante el último fin de semana de cada mes, recogiéndole el viernes por la tarde hasta el Domingo a las 20:00 horas. A partir de entonces, el padre también permanecerá en compañía de su hijo durante la mitad de las vacaciones de Navidad, Semana Santa y un mes en Verano, Julio o Agosto, distribuido por quincenas alternas con cado progenitor al menos en el primer año. En esas estancias el niño podrá vivir junto a su padre en su domicilio de Tenerife. El padre, en dichos periodos, recogerá a su hijo en Sevilla, asumiendo los gastos del desplazamiento de ida del niño, siendo la madre quien vaya a buscarle a Tenerife a la conclusión de la estancia con el padre, asumiendo ella los gastos del desplazamiento del regreso del niño.

En caso de discrepancia en los años pares el primer periodo vacaciones le corresponderá a la madre y en los años impares el segundo periodo, y a la inversa en lo que respecta al padre.

3.- El Sr. xxxxxxx contribuirá a los alimentos de su hijo abonando a la madre dentro de los primeros cinco día de cada mes, y con efectos retroactivos al momento de presentación de la demanda, una pensión por importe de 3.500€, cantidad que se actualizará anualmente conforme a las variaciones experimentadas por el IPC del INE. La Sra. Moreno asumirá la obligación de inscribir, asumiendo todos los gastos, a su hijo en le Colegio bilingüe al que se ha comprometido para el próximo curso escolar.

Ambos progenitores harán frente en una proporción del 75% el padre y el 25% la madre a todos los gastos extraordinarios que genere el cuidado y educación de su hijo. Por tales gastos se entenderán los que resulten excepcionales, imprevisibles, necesarios, acomodados a las circunstancias económicas de ambos progenitores y previamente consensuados expresa o tácitamente. En esos gastos, expresamente no se incluirán los derivados de posibles seguros sanitarios privados o clases particulares del menor que no revistan cuantía relevante, entendiendo, por tales, los que supongan más del 10% de la cuantía de la pensión alimenticia mensual, en ese mismo cómputo de un mes.

Todo ello sin imponer las costas del procedimiento a ninguna de las partes litigantes.

Llévese testimonio de la presente a los autos principales.

Así por esta mi Sentencia lo pronuncio, mando y firmo.

Publicado por: mbermudez
Visto: 1332 veces

RÉGIMEN DE VISITAS : Algunos convierten a sus hijos en mensajeros, terapeutas o espías
http://www.lexfamily.es/revista.php?codigo=496
Lex Family

MARÍA FRESNO. Diario de Avisos. Santa Cruz de Tenerife.

Cuando Silvia despide a sus hijos los acompaña hasta la puerta de casa. Apoyado en el coche les espera Luis, su ex pareja y padre de los niños. La escena es siempre la misma. Su madre los abraza como no lo hace el resto de la semana, les mira a la cara con rostro angustiado, y les asegura que no ocurre nada, que pronto estarán de vuelta. Los dos hermanos se miran y piensan que por fortuna, al menos hoy no ha venido también la abuela". Éste es un caso real de padres separados que aparece en el libro Tenemos que hablar de José Manuel Aguilar en el que se analizan los daños del divorcio y que refleja claramente la situación que viven los menores cuando sus progenitores deciden separarse.



En este sentido, no hay duda al afirmar que el divorcio de los padres es la mayor tragedia que sufren los niños en su infancia. La utilización de los hijos como moneda de cambio para obtener supuestas ganancias secundarias, como la pensión o la vivienda, o como vía de enlace entre los progenitores, es el mayor peligro que hay tras la ruptura.



José Manuel Aguilar explica en su libro que en la mayoría de los casos los menores son utilizados como mensajeros, es decir, los padres son absolutamente incapaces de comunicarse y usan a los hijos para sus propias necesidades. Por ejemplo, "Dice mamá que me compres unas zapatillas nuevas" o "dice papá que el bautizo del primo es el domingo y tengo que venir dos horas antes".



Asimismo, con mucha frecuencia los hijos también son utilizados como terapeutas. "El progenitor les cuenta lo cansado que está por ocuparse de todo solo, o incluso, le dice que ha tenido que dejar de hacer cosas por cuidarle". En estos casos, el menor crece casi en deuda con el progenitor.



Y por último, también están los hijos espías, donde su auténtica misión es informar sobre la vida del otro. Si tiene nueva pareja, coche nuevo, etc. Todas estas situaciones se dan en la vida real y los auténticos sufridores son los hijos. Ésta es una de las conclusiones a las que se llegó esta semana en el III Simposium sobre la Guardia y Custodia de los hijos en el que participaron más de 24 ponentes y en donde se analizaron las consecuencias de las rupturas matrimoniales en los menores.



La fórmula de la custodia compartida se planteó como una opción "extraordinariamente" válida para evitar los conflictos en las separaciones. Dividir el tiempo, así como los gastos, de forma equitativa, entre ambos progenitores, parece de por sí una buena herramienta. Sin embargo, hay detractores. Por ejemplo, algunos magistrados que participaron en las conferencias, afirmaron que "es muy difícil" valorar el tiempo que se da a cada uno y, sobre todo, recurrir a esta opción cuando los progenitores viven en lugares distintos". Asimismo, Vicente Ibáñez, psicólogo forense, indicó que se puede utilizar la custodia compartida como "escudo" y puede ser "peligroso".



En este sentido, se apuntó como única y posible vía de solución a los conflictos y sobre todo, muy beneficioso para los hijos, a la figura de la mediación, antes de la judicialización del proceso."La mediación", explicó Pascual Ortuño, magistrado de la Audiencia de Barcelona, "es la herramienta idónea para salvar el conflicto. Se hace de forma privada, sin intervención de jueces, abogados, psicólogos forenses, etc. Se pactan todos los asuntos que se plantean en el divorcio, desde el cuidado de los hijos, hasta la pensión y lo relacionado con la vivienda, entre otros aspectos. Lo que hay que apostar, desde la administración, es por formar a buenos mediadores", que a final actúan como negociadores. Además, la mediación es un proceso que se utiliza ya desde hace muchos años en Europa. En este punto, hizo un poco de autocrítica y señaló a aquellos abogados samurai cuyo único interés es sacarle lo máximo al contrincante, "como si se tratara de una guerra".

Intervención judicial

Por este motivo hay que apostar por disminuir la judicialización de los conflictos matrimoniales. Cada vez se acude más al juzgado para resolver problemas emocionales. Las facilidades que, en muchas ocasiones, se encuentra la mujer para ser asistida, también influyen. En este sentido, tanto José Manuel Aguilar, como Francisco de Asís Serrano, magistrado del Juzgado de Instrucción de Sevilla, afirmaron que el uso de denuncias falsas de abuso sexual a los hijos y de maltrato a la pareja ha crecido en los últimos años con el único objeto de "romper el vínculo entre el progenitor denunciado y el hijo". Así, Aguilar cifra hasta en un 80 % el número de denuncias falsas de abuso sexual a los hijos que se presentan durante un proceso de divorcio, y Francisco de Asís, aporta una cifra similar (el 86 %) en relación con el maltrato a la mujer.



Son datos absolutamente escandalosos, teniendo en cuenta además, que cuando se inicia un procedimiento de este tipo, el progenitor es apartado del menor hasta que se resuelva la denuncia que, en casos como Santa Cruz de Tenerife, puede tardar unos 15 meses, ya que se disponen sólo de dos equipos psicosociales que, a su vez, están saturados por el elevado número de alegaciones que se presentan. Mientras tanto, el menor se relaciona sólo con uno de ellos, y cuando se resuelve el conflicto, en muchos casos, señaló Aguilar, el ministerio fiscal dice que "el denunciante actuó para proteger al menor" y en otros, "si se le acusa, a lo mejor se le piden dos años de cárcel y al no tener antecedentes no ocurre nada. Mientras que el supuesto maltratador, como mínimo, ha estado unas horas en el calabozo".



Unido a esta terrible manipulación de los menores que se incrementa cada vez más, alentada también en muchos casos, por "aberrantes" informes psicosociales que el juez acepta sin contemplaciones, aparece el llamado Síndrome de Alineación Parental (SAP), antiguamente llamado Síndrome de la Madre maliciosa, y que consiste básicamente en la manipulación de los hijos para que odien al otro progenitor. Vicente Ibáñez, explicó que las situaciones que define este síndrome se pueden dar, pero que no se deben utilizar en los informes. "El mal meter siempre ha existido, pero por ambas partes, y esto no debe ser entendido como SAP". Frases inadecuadas como "tu madre quiere que nos divorciemos, o tu padre me ha dejado tirada", están al orden del día y "deben ser evitadas en cualquier proceso de divorcio" y recuerda Aguilar, "porque perjudican la salud del menor".

Publicado por: mbermudez
Visto: 688 veces

"Muchas mujeres usan la Ley para apartar a los padres de los hijos"
FRANCISCO SERRANO CASTRO. Magistrado de Sevilla
Francisco de Asís Serrano Castro es magistrado del Juzgado de Primera Instancia Número 7 de Sevilla y, a su vez, un crítico público de la actual Ley Integral de Violencia de Género, que considera "lesiva" para el colectivo que se discrimina, o sea, la mujer.

http://www.lexfamily.es/revista.php?codigo=500

María Fresno. Diario de Avisos. Tenerife.

- ¿Qué es lo que no le gusta de la Ley de Violencia de Género?

"Lo primero es que la Ley parte de un concepto falso de lo que se supone es el maltrato, y en ese planteamiento erróneo también incurre el Tribunal Constitucional cuando manifiesta que existe una situación de subordinación constitucionalmente intolerable de las mujeres en las relaciones sociales (relaciones de pareja). Pienso que hay situaciones de discriminación, donde las mujeres estáis en desigualdad, que generan miedo y a su vez una situación de maltrato machista. Pero eso no lo podemos generalizar y decir que la mujer española, por el hecho de ser mujer, en la relación de pareja es inferior al hombre. Esto me parece humillante, vejatorio y absolutamente injusto de cara a la mujer. Esto genera que cualquier situación de maltrato que se dé entre la pareja se justifica como manifestación de la situación de discriminación del hombre sobre la mujer. Esto se podría salvar diciendo en lugar de ’como manifestación de...’ debería indicarse ’cuando sea manifestación de...’".

-¿Niega entonces que existan situaciones de desigualdad y maltrato?

"No. Yo no es que niegue que existan situaciones de maltrato y desigualdad, pero le digo que el 86% de las denuncias, según las estadísticas del Observatorio de Violencia sobre la Mujer, no obedecen a situaciones de maltrato habitual sino a un hecho puntual, como por ejemplo, que un padre le diga a una madre: ’¡Mala madre, déjame ver a mis hijos porque te vas a enterar!’ Y lo denuncia. En una situación de estrés emocional, de separación matrimonial, de conflicto, de infidelidad, el hombre como la mujer, reaccionan igual. No podemos pedir que en una situación así, el hombre o la mujer digan: ’¡Bueno cariño, lo nuestro no va bien. Me has engañado. Vamos a separarnos. Nos tomamos una tilita y vamos al juez para que decida sobre nuestros hijas, la casa y la pensión!’. La situación en este caso es emocionalmente crítica. Se trata de un tsunami emocional donde, ojo, tanto hombre como mujeres reaccionan igual".

- ¿Cree que las mujeres están utilizando la Ley a su antojo?

"Creo que se están utilizando estrategias, usando la ley, para apartar algunos padres de sus hijos. Pero creo también que si la ley fuera en beneficio de los hombres, éstos también la utilizarían. Se dan todos los supuestos en estos casos para que las denuncias sean falsas: odio, visceralidad, interés, despecho y resentimiento. Estas características no se dan en otras denuncias. Hemos convertido, por desgracia, la política de género en uno de los negocios más boyantes en España, movido por cuantiosas subvenciones que podrían ir dirigidas a mediación, a programas de terapias familiares, a potenciar la jurisdicción de familia y a formar a los profesionales en los Juzgados. Y además, estamos educando a nuestros hijos en que los hombres y las mujeres, en las relaciones de pareja, somos enemigos. Y esto es incalificable porque no estamos luchando por políticas de igualdad sino de desigualdad".

- Bueno, es ’valiente’ al criticar tan abiertamente esta situación, sabiendo que se le echarán encima algunos colectivos.

"Bueno, sé que no es lo políticamente correcto, pero creo que todavía hay democracia y libertad de expresión y me niego a entrar en la dictadura de lo políticamente correcto que, además, nos marca una pequeñísima minoría, un lobby que yo llamo feminaci, feminismo talibán, hembrista, que tiene los mismos defectos y causa los mismos estragos que, en su momento, provocó el machismo".

- Según usted, entonces, las situaciones de violencia son muchas veces ficticias...

"En muchos casos el peligro no existe. Por supuesto habrá que valorar cada situación. Pero, por ejemplo, calificar al hombre que le dije antes (el de ’¡Te vas a enterar!’) como un maltratador es un disparate. Este señor ha estado 48 horas en un calabozo con medidas de alejamiento. Ya no le dejan ver a sus hijos. Los jueces, la fiscalía y todo el sistema judicial se vuelve en su contra. Y a las que realmente están con miedo, ese 14 %, que realmente sufren el maltrato, no las estamos protegiendo y, como pasa esto, hay otras muchas que también están en una situación de auténtico riesgo que no se atreven a denunciar. Pero, eso sí, el Ministerio se gasta millones de euros en campañas publicitarias, en fomentar lo que es la guerra de género y las denuncias. Y al final, a ese 14% valiente que ha denunciado, no se le atiende".

- ¿La Ley va en contra de la propia mujer?

"Sí claro. Muchos casos de este tipo, sobre todo los de divorcio y donde no hay situación de riesgo, se resolverían en los juzgados de familia o en mediación. Todos discutimos alguna vez, y las situaciones de conflicto se dan a diario. Es que hasta una discusión porque mi mujer quiere ver el documental y yo el fútbol es un conflicto.’ ¡Qué pasa, ¿que estoy ningunenado a mi mujer porque no la dejo ver el fútbol? ¿Qué hago, me voy a la mediación?’. Es que por ese motivo todos los hombres somos maltratadores y la diferencia es que yo no lo soy porque mi mujer no me denuncia. Mire usted, con todo esto yo creo que estamos apagando el incendio con fuego y al final salimos todos quemados porque tenemos un juzgado de violencia de género colapsado, sin adoptar medidas reales y desprotegiendo a las auténticas mujeres maltratadas. Tenemos que conseguir llegar a un divorcio sin traumas y, para ello, el Ministerio de Igualdad debe trabajar por la igualdad, y no hacer política de género discriminatoria contra el hombre porque la primera que sale discriminada es la mujer. Hay que esforzarse por educar en igualdad".

Publicado por: mbermudez
Visto: 541 veces

En América Televisiòn, salió el reportaje "en el nombre del hijo" en el cual relata el drama que vive un padre que denunció la muerte de su hijo a manos de su ex pareja, la madre del menor lo había matado.

En los Juzgados no pasa nada, no quieren ver y la mamá está libre. ¿Género?

Inexplicablemente los juzgados de familia, que saben los niveles de extorción de parte de las mujeres sobre alimentos, no hacen nada. Callan igualmente cuando hay violencia familiar contra los menores en el ámbito psicológico: Sindrome de Alienación Parental y Obstrucción de Vínculo

Se viene vacaciones escolares, época en la cual muchos padres tenemos que soportar la "buena gana" de madres que sólo buscan una satisfacción personal para utilizar al hijo en contra del padre.

¿Qué hacen las juezas? NADA.

Paradójicamente, el problema se incrementa si se sabe que la mayoría de esas juezas son SEPARADAS. ¿Justicia divina?

No importa, igual sus fallos son malos, infundados, tienen severos problemas para argumentar y finalmente no solucionan nada.

He tenido la oportunidad de conversar con varias, muy pocas pasan los niveles óptimos para seguir siendo magistradas, pero la gran mayoría deberían tomar clases de derecho constitucional y tambien de lógica.

MBT
Publicado por: mbermudez
Visto: 567 veces

Se traslada las noticias de Apadeshi, una asociación argentina que lucha por la igualdad de los progenitores respecto de sus hijos.

Interesante la jurisprudencia respecto de la "obstrucción de vínculo"; jurisprudencia que muchos magistrados de la especialidad en el Perú deberían leer, siquiera por curiosidad.


Fallo REGIMEN DE VISITAS- OBSTRUCCIÓN DE LA MADRE CONVIVIENTE- TERAPIA BAJO MANDATO- SANCIONES CONMINATORIAS [24-ABRIL-2006]


REGIMEN DE VISITAS- OBSTRUCCIÓN DE LA MADRE CONVIVIENTE- TERAPIA BAJO MANDATO- SANCIONES CONMINATORIAS-
En la Ciudad de Lomas de Zamora a los 24 días del mes de abril de 2006, reunido el Tribunal de Familia Nº 2 de esta ciudad, a fin de dictar sentencia en los autos caratulados “B.R. c/ L.N.E. S/ REGIMEN DE VISITAS”, los Señores Jueces observaron el orden resultante del sorteo llevado a cabo en el Veredicto.-
El Tribunal procedió a plantear y votar a la siguiente cuestión única:
A la cuestión única: Es procedente la demanda interpuesta?; y en su caso que pronunciamiento corresponde dictar?
A LA UNICA CUESTION PLANTEADA EL DR. IMPERIALE DIJO:

I.- ANTECEDENTES:
1.- A fs. 23/26 comparece R.B. y promueve demanda contra N.E.L. por fijación de un régimen de visitas a favor de la hija de ambos llamada Narra.
Relata que contrajo matrimonio con la demandada el 30.5.86 encontrándose separado de hecho desde hace 7 años, habiendo nacido de dicha unión la menor “supra” mencionada y que ambos convinieron lo atinente a los alimentos y el régimen de visitas.
Agrega que un día al retirar a la niña la demandada le dijo que había decidido irse vivir a Miami y que llevaría a la menor con ella, a lo cual el se negó.
Por ello inició un expediente de prohibición para salir del país que tramitó ante el Juzgado de 1ra Instancia en lo Civil Nº 26 de la Capital Federal.
Ante su oposición la demandada comenzó a prohibirle el contacto con la menor diciéndole o mandándole decir que la niña no quería verlo.
Aduna que para tener contacto con su hija concurrió al colegio al cual asiste la misma, conversando con su Director quien luego de hablar con la menor le dijo que ella no quería verlo porque no la había dejado ir a vivir a Miami.
Cree que la niña se encuentra influenciada por la madre, que cuando por casualidad la vio caminando por la calle con una tía y quiso acercarse a saludarla reaccionó como si estuviera cohibida o asustada, sin saber que hacer por lo cual interpreta que la madre seguramente le ha prohibido tener contacto con él.
Funda en derecho, ofrece prueba y solicita se haga lugar a la demanda, con costas.
2.- A fs. 67/69 contesta demanda N.E.L. opone excepciones de defecto legal e incompetencia y en lo que interés destacar niega lo expuesto en el escrito de demanda y que tenga derecho a un régimen de visitas ya que trabaja y no auxilia a su hija con alimentos.
Manifiesta que se encuentra en pareja con el SR. J.A. a quien la menor considera su verdadero padre y que se encarga de todos lo gastos de crianza y educación de la menor y de toda la familia, integrada además por un hijo de ambos, hermano de N.
Sostiene que es la menor la que no quiere ver a su padre.
Funda en derecho, ofrece prueba y solicita se rechace la demanda, con costas.
3.- A fs. 101/104 tiene lugar la correspondiente audiencia preliminar (art. 842 Cód. Proc.) en la cual se rechazan las excepciones de defecto legal e incompetencia, pasando los autos al acuerdo a fin de dictar veredicto y sentencia.
Asimismo en proveído por separado se fija un régimen de visitas provisorio del cual se notifica al Sr. Asesor de Incapaces el que lo consiente y que se intenta hacer cumplir infructuosamente.
Recibido nuevamente el expediente el mismo se encuentra en estado de sentenciar.
II.- CUESTION LITIGIOSA: Corresponde analizar en esta etapa la procedencia o no de la presente demanda, receptándola o rechazándolo en todo o en parte.
III.- SOLUCION DECISORIA PROPUESTA:
Primero: La atribución de la tenencia a uno de los progenitores en el supuesto de haberse producido el divorcio o separación de hecho con el consiguiente desplazamiento del ejercicio de la patria potestad (art. 264 2do parr. inc. 2 y 5 Cód. Civ.) deja librado al acuerdo de los progenitores y –en su ausencia- a la decisión judicial la forma de cumplimentar lo que tradicionalmente se ha nominado “régimen de visitas” y que el art. 264 inc. 2º citado denomina con mayor acierto derecho a una “adecuada comunicación” (conf. Belluscio: “Manual de Derecho de Familia”. T: 2, pág. 302).-
Esa adecuada comunicación abarca de la “visita”en sentido estricto, la correspondencia epistolar y telefónica, los posibles períodos de convivencia durante los fines de semana, las vacaciones escolares de los hijos que afiancen y desarrollen la valiosa corriente que en el orden de la formación y el afecto surgen a favor del hijo por la presencia en su vida del progenitor no ejerciente. Ese derecho es inalienable e irrenunciable pues tiende a la conservación y subsistencia de un lazo familiar y afectivo. Solo puede ser restringido o suprimido cuando de su ejercicio se deriven evidentes y notorios perjuicios para el menor, los que deberán ser apreciados con criterios restrictivo (Conf. Bueres-Highton: “Código Civil...”, Tº 1, pág. 1206).
Tal derecho posee en la actualidad raigambre constitucional en virtud de la incorporación al plexo jurídico de base de la Convención de los Derechos del Niño (art. 67 inc. 22 C.N. ) que establece expresamente que los estados partes respetarán el derecho del niño que esté separado de uno o ambos padres a mantener relaciones personales y contacto directo con ambos padres de modo regular, salvo si ello es contrario al interés superior del niño (art. 9 ap. 3).
En ese orden de ideas se consideró que no debía privarse a la menor de su vinculación con el padre a pesar de que tanto ésta como la madre se opusieron al régimen de visitas fijado por el tribunal de primera instancia. A esta habrá que somerterla a terapia para que recupere la relación con su progenitor, pero ello sin interrumpir el trato con él (Conf. Weinber: -“Convención de los derechos del niño”. Rubinzal –Culzoni Editores, pág. 177).
Segundo: -Sentado ello y atento las conclusiones a las cuales se arriba en la primera cuestión de veredicto en cuanto a que la fijación del régimen de visitas solicitado no puede acarrear perjuicios a la salud física o moral de la menor N. estimo que no existe ningún obstáculo que impida la fijación del mismo.
No obstante ello, también en consideración a dichas conclusiones de las que emerge que para modificar la situación actual y reestablecer el vínculo paterno-filial se requiere un tratamiento terapéutico profundo y prolongado con ambos padres y con la menor (fs. 82/84) y dado que la progenitora que ejerce la tenencia no presta su colaboración para el mantenimiento y/o reanudación del vínculo con su padre, actor en éstas actuaciones –ver segunda cuestión de veredicto- estimo que la única solución a la grave problemática planteada es imponer a los padres y a la menor la realización de terapia bajo mandato judicial.
Si las partes desobedecen la obligatoriedad de la terapia familiar o sabotean el tratamiento éste Organo Jurisdiccional aplicará las sanciones conminatorias que más abajo se indican y que se estima lo suficientemente severas como para vencer su resistencia: como así también cualquier otra medida tendiente a tal fin, sin perjuicio de dar intervención a la justicia Penal de ser necesario por la eventual comisión del delito de desobediencia(art. 239 Cód. Penal).
Consecuentemente, deberán por mandato judicial los nombrados realizar terapia con e profesional que proponga la parte actora, a cuyo fin el padre deberá denunciar el nombre y domicilio del licenciado que intervenga y fecha de la primer sesión. Tratándose de una terapia por mandato se impondrá una sanción conminatoria de cien pesos por cada oportunidad en que las partes o la menor no concurran, sin perjuicio de modificar este monto en consecuencia con la conducta del inclumpliente (art. 37 Cód. Proc.).- El menor será llevado a terapia por el progenitor que ejerce la tenencia y que será responsable de dicha concurrencia.- El costo que importe el tratamiento terapéutico, deberá ser soportado por ambos progenitores y por partes iguales, como derivación lógica de los deberes que impone la patria potestad (art. 264; 265; 267 etc.).-
Tercero: No obstante ello no debe privarse a la menor de su vinculación con su padre aunque ésta como la madre se opongan al régimen de visitas. A esta habrá que somerterla a terapia como se ordenara para que recupere la relación con su progenitor, pero sin interrumpir su trato con él (Conf. CNCiv. , Sala K, 26.10.2000, “L., M.C.R. c/ M.A. s/ Tenencia de hijos”, E.D> del 8.6.2001, pág. 4).
La menor deberá ser traída por su madre al Tribunal a efectos de llevar a cabo el régimen de visitas fijado a fs. 128 el 10 de diciembre de 2003 según el cual la misma mantendría contacto con su padre los días lunes en el horario de 10,00 a 11,30 hs., bajo apercibimiento de aplicar a su progenitora una sanción conminatoria de trescientos pesos ($ 300) por cada incumplimiento (art.37 Cód. Proc).
Cuarto: -Habida cuenta que –como ya dijera anteriormente y ase votara en la segunda cuestión de veredicto la progenitora que ejerce la tenencia de la menor no presta su colaboración para el mantenimiento y/o reanudación del vínculo con su padre, actor en éstas actuaciones, ello pone de resalto que existen intereses contrapuestos entre la misma y su hija y torna necesario a criterio del suscripto otorgar una representacin autónoma a dicha menor, lo cual se logrará mediante la designación de un tutor especial que intervendrá en lo atinente al régimen de visitas que nos ocupa (art. 397 inc. 1 Cód. Civ.) y cuyos honorarios serán soportados por la progenitora renuente (art. 77 Cód. Proc.)
De este modo el menor tendrá un representante individual para su directa intervención en éste pleito y ello le permitirá ponerse a salvo de los planteos de los padres quienes solo ponen de manifiesto sus discordias que catan de la crisis conyugal (Conf. Makianich de Basset: “Nuevos Horizontes en un Viejo Tema”, Rev. “derecho de Familia”, De. Lexix-Nexix, nro. 26, pág. 110).-
Quinto: - En cuanto a las costas del proceso, en virtud de lo votado en la segunda cuestión de veredicto deberán ser soportadas directamente por la Sra. N.E.L. quien con su conducta personal ha dado lugar a la iniciación de este proceso (art. 68 Cód. Proc.).
Propongo se regulen los honorarios de los letrados intervinientes Dres. M.O.L y A.Q.S. tomando en consideración las pautas del art. 16 de la ley arancelaria y las etapas cumplidas por cada uno de ellos en las sumas de dos mil ($ 2000) y setecientos ($ 700) respectivamentedebia dichos montos los aportes pertinentes (arts. 9 y 28 inc. f ley 8904; 12 y 14 ley 6716).
Las Dras. Almeida y Vicente por compartir fundamentos votan en idéntico sentido.
Con lo cual termino el acto, firmando los Sres. Jueces por ante mí, que doy fe. Dres. José Imperiale. Juez. Dra. Liliana A. Vicente. Juez. Dra. María E. Almeida. Juez. Dra. Belén Loguercio.Secretaria.
S E N T E N C l A
Lomas de Zamora, 24 de abril de 2006.-
Atento como ha quedado resuelta la cuestión anterior, el TRIBUNAL RESUELVE: A) Hacer lugar a la demanda promovida por R.B. contra N.E.L. por fijación de un régimen de visitas a favor de la hija de ambos llamada N. B) Imponer a los padres y a la menor la realización de terapia bajo mandato judicial, cuyo costo será soportado por partes iguales por ambos progenitores. Si desobedecen la obligatoriedad de la terapia familiar o sabotean el tratamiento éste Organo Jurisdiccional aplicará las sanciones conminatorias que mas abajo se indican y que se estima lo suficientemente severas como para vencer su resistencias; como así también cualquier otra medida tendiente a tal fin, sin perjuicio de dar intervención a la Justicia Penal de ser necesario por la eventual comisión del delito de desobediencia (art. 239 Cód. Penal).- Consecuentemente, deberán por mandato judicial los nombrados realizar terapia con el profesional que proponga la parte actora, a cuyo fin el padre deberá denunciar el nombre y domicilio del licenciado que intervenga y fecha de la primer sesión. Tratándose de una terapia por mandato se impondrá una sanción conminatoria de cien pesos por cada oportunidad en que las partes o el menor no concurran, sin perjuicio de modificar este monto en consecuencia con la conducta del incumpliente (art. 37 Cód. Proc.). El menor será levado a terapia por el progenitor que ejerce la tenencia y que será responsable de dicha concurrencia: C) Asimismo, la menor deberá ser traída por su madre al Tribunal a efectos de llevar a cabo el régimen de visitas fijado a fs, 128 el 10 de diciembre de 2003 según el cual la misma mantendría contacto con su madre los días lunes en el horario de 10.00 a 11.30 horas, bajo apercibimiento de aplicar a su progenitora una sanción conminatoria de trescientos pesos ($ 300) por cada incumplimiento (art. 37 Cód. Proc.) ; D) Otogar una representacin autónoma a dicha menor ,lo cual se logrará mediante la designación de un tutor especial que intervendrá en lo atinente al régimen de visitas que nos ocua (art. 397 inc. 1 Cód. Civ.) y cuyos honorarios serán soportados por la progenitora renuente (art. 77 Cód. Pprc.); E) Imponer las costas del proceso a la Sra. N.E.L. (art. 68 Cód. Proc.); F) Regular los honoraios de los letrados intervinientes Dres. M.O.L y A.Q.S. tomando en consideración las pautas del art. 16 de la ley arancelaria y las etapas cumplidas por cada uno de ellos enlas sumas de dos mil ($ 2000) y setecientos ($ 700) respectivamente, debiendo adicionarse a dichos montos los aportes pertinentes (arts. 9 y 28 inc. f ley 8904; 12 y 14 ley 6716) REGISTRESE Y NOTIFIQUESE . Dres. Liliana a. Vicente. Juez. María E. Almeida. Juez. Belén Loguercio. Sec.
“B.R. c/ L.N.E. S/ REGIMEN DE VISITAS” Expte. Nro. 11068
REG. Nº 506
En la Ciudad de Lomas de Zamora, a los 24 días del mes de Abril del año 2006, reunido el Tribunal de Familia Nº 2 de esta Ciudad, integrado por los Dres. José Imperiale, María Edith Almeida y Liliana Alicia Vicente, presente el Actuario, a fin de dictar el Veredicto prescripto por el artículo 850 inc. 4º de la ley 11.453, se procedió a practicar el sorteo de ley, resultando del mismo el siguiente orden de votación: Dr. Imperiale José ,Dra, Almeida María Edith y Dra. Vicente Liliana Alicia.
El Tribunal resolvió plantear y votar las siguientes cuestiones de hecho:
SE HA PROBADO:
Primera: Que la fijación del régimen de visitas solicitado pueda acarrear perjuicios a la salud física o moral de la menor N?
Segunda: Que la progenitora que ejerce la tenencia de la menor presta su colaboración para el mantenimiento y/o reanudación del vínculo con su padre, actor en éstas actuaciones?
A LA PRIMERA CUESTION PLANTEADA EL DR. IMPERIALE DIJO:
Surge del relato efectuado por el actor en el escrito de demanda que el régimen de visitas con la menor se cumplió normalmente hasta principios del año 2001. Vease que en el mismo denuncia que va a hacer casi un mes que no tiene contacto con la menor y el libelo fue acompañado el 18.4.01 (fs. 4 vta.) y ordenado desglosar a fs. 5.-
Ello se ve respaldado por la declaración de los testigos que depusieron en autos con fecha 10.12.03 (fs. 127).-
El testigo R. –vecino del actor desde hace veinticinco años- relató que “... la nena visitaba la casa del padre los sábados y domingos y hasta hace tres años tenía contacto con el papá . La llevaba a la casa y él (el deponente) la veía a veces en un campito donde se jugaba futbol y ello jugaba con otros chicos. Tenían una buena relación. El le daba todos los gustos y ello lo adoraba. Siempre estaba con él. Se iban de vacaciones con el papá. Todo esto fue a partir de la separación de los padres...”
La testigo M. manifiesta ser comerciante y conocer al actor y muy poco a la demandada. Los conoce del barrio porque la hermana del actor va a comprar a su negocio. Los conoce desde hace 40 años. Conoce a la hija del actor porque iba a comprar al negocio con el papá. Hace dos o tres años que no ve la nena. La mamá y la hermana del actor le dijeron que se interrumpió el contacto porque él le negó autorización para viajar.
Agrega que la relación con el padre era buena, cariñosa. Una vez fue a visitar a la hermana del actor y éste “... estaba armando un monopatín “o algo así” para la nena...él le compraba lo que la nena quería en el negocio...despus de divorciado el papá se iba de vacaciones con la nena...”.- La hermana se lo contó: “el “Bocha “se fue de vacaciones con N.”. Cree que al mar”.
La testigo G., vecina de ambos padres cuando estaban casados y ahora solamente del actor, expone que hace tres años que no ve a la nena con el padre; que la nena iba a buscar a su nieta a su casa; que la nene tenía locura con el padre; que la llevaba al zoológico y a todos lados y que su nieta también iba; que el padre la llevaba de vacaciones y que el vio las fotos. La hermana del actor le contó que la nena no lo quiso ver mas porque no la autorizó a salir del país.- Actualmente la nena pasa por el barrio porque va a visitar a la abuela materna, pero no va a ver ni al actor ni a la abuela paterna. “...pasa de largo... hace tres años que no va a verla”.
No obstante, por un principio de adquisición procesal, no puedo obviar el informe producido por la sicóloga del Tribunal licenciada Verónica Torrado obrante a fs. 82/84 quien entrevistando a ambos progenitores y a la menor arribó a la conclusión de que se produjo una ruptura del vínculo paterno-filial a partir de la negativa del SR. B. a autorizar el viaje de su hija a Estados Unidos con intención de radicarse en dicho país fundada en su deseo de no perder el vínculo con la misma.-
Agrega el informe que la menor N. de 12 años de edad al 25.11.02 fecha de dicho informe- presenta una actitud y conducta de franca oposición al reanudamiento del vínculo con su padre. Su negativismo es marcado. Si bien puede inferirse una considerable identificacin de la menor con la posición materna, la joven experimenta tales sentimientos en su propia subjetividad. La figura paterna para N. es el compañero de la madre y padre de su hermanito menor. Da cuenta de ello no solo en su discurso sino en las pruebas gráficas administradas y vivencia la negativa de su progenitor a autorizarla a viajar a los Estados Unidos como perjudicial y la presencia de éste como amenazante.
Concluye el informe que para modificar la situación actual y reestablecer el vínculo paterno-filial se requiere un tratamiento terapéutico profundo y prolongado con ambos padres y con la menor.
En consecuencia, con la salvedad establecida en el párrafo precedente, voto en forma negativa a la cuestión planteada.
Las Dras. Almeida y Vicente por compartir fundamentos adhieren al voto precedente.
A LA SEGUNDA CUESTION PLANTEADA EL DR, IMPERIALE DIJO:
Liminarmente cabe poner de resalto que en su escrito de contestación de demanda (fs. 67/70) la madre de la menor negó que el padre tuviera derecho a un régimen de visitas y negó que la hubiera visitado en los últimos dos años, es decir en el período que va desde el 30.9.99 al 30.9.02 (fecha del libelo de responde).
No obstante, la falacia de ésta última afirmación queda demostrada con lo votado en la cuestión de veredicto precedente, de la cual surge que el régimen de visitas con la menor se cumplió normalmente hasta principios del año 2001.

A ello debe agregarse que también sostuvo la progenitora en el referido libelo de contestación que la menor por impulso propio no quiere ver a su padre, pero surge del informe confeccionado por la perito sicóloga (fs. 82/84) que dicha postura de la ahora adolescente “que presenta una actitud y conducta de franca oposición a la reanudación del vínculo con su padre” lamentablemente incorporada a “su propia subjetividad”presenta “una considerable identificacin de la menor con la posición materna”.
Por otra parte la Sra. L. dedujo una excepción de incompetencia que a la luz de los fundamentos tenidos en cuenta para desestimarla aparece como carente de sustento y francamente dilatoria (fs. 101/103), no mostró en oportunidad de ser entrevistada por el Tribunal ninguna voluntad de colaborar para el mantenimiento y/o reanudación del vínculo con su padre (fs. 108 y 110), no llevó a la menor a la sede del Tribunal para la realización de la pericia ordenada sobre la misma (fs. 110 y 112/113) y ni siquiera ha concurrido a la audiencia de vista de causa (fs. 127).
En consecuencia voto también en forma negativa a la segunda cuestión planteada.
Las Dras. Almeida y Vicente por compartir fundamentos votan en idéntico sentido.
Con la cual termino el acto, firmando los Sres. Jueces por ante mi, que doy Fe. Dr. José Imperiale. Juez, Dra. LiliN . Vicente. Juez, Dra. María Edith Almeida. Juez, Dra. Belén Loguercio. Secretaria.

Publicado por: mbermudez
Visto: 7714 veces

Expertos piden en una jornada que no se use a los hijos como arma arrojadiza en los divorcios
Crean una asociación para defender los derechos de padres y madres y reivindicar que se respeten los intereses de los menores

http://www.diariosur.es/20081109/malaga/expertos-piden-jornada-hijos-20081109.html

CARLOS MORET

Los hijos nunca deben ser usados como arma arrojadiza en los procesos de separación o divorcio. Así se expresó el juez de familia Francisco de Asís Serrano, uno de los ponentes participantes en una jornada celebrada ayer en el Colegio de Médicos de Málaga. El encuentro lo organizó la Asociación para la Defensa de Madres y Padres y pro Derechos de los Hijos (SOS Papá-Mamá). El juez habló sobre 'Los nuevos modelos de coparentalidad'.

En su intervención subrayó que los progenitores deben dejar de lado sus intereses personales y defender lo que más les conviene a sus hijos, que nunca tienen que ser utilizados como un arma arrojadiza. A ese respecto, señaló que un matrimonio puede divorciarse, pero que los hijos no se divorcian jamás de sus padres, por lo que hay que velar por sus intereses y tenerlos más en cuenta cuando se rompe una relación de pareja. «Los progenitores deberían adoptar actitudes diferentes cuando hay una separación o un divorcio y pensar más en el bienestar de los niños que en el suyo propio», señaló Serrano.

Su ponencia se enmarcó en la jornada de presentación de la Asociación SOS Papá-Mamá. Su presidente, Francisco Marcos Becerra 'Frasco', aseguró que son una entidad que defiende por igual los derechos de los hombres y de las mujeres. «Sobre todo apoyamos a los menores y pedimos que se salvaguarden sus intereses», dijo Becerra. Añadió que SOS Papá-Mamá no es una asociación de padres separados, sino «un grupo de personas libres preocupadas por el deterioro de las familias».

También intervino Eleuterio Sánchez 'El Lute'. Su ponencia se tituló 'Camina y no revienta. Una visión de futuro'. El Lute contó su experiencia personal sobre la denuncia que le puso su ex mujer por presuntos malos tratos, acusación de la que fue absuelto. «Estoy estigmatizado por esa denuncia de maltratador. Hace dos años que no veo a una hija por culpa de esa acusación. En el franquismo me aplicaron la Ley de Bandidaje y Terrorismo, y me condenaron a muerte sin haber matado ni herido a nadie; en la democracia he sufrido la Ley de Violencia de Género por una denuncia que era falsa, como quedó demostrado en el juicio», afirmó El Lute.

A las denuncias falsas por presunto maltrato se refirió en su ponencia el abogado Manuel Fernández Poyatos, quien señaló que hay que tener mucho cuidado con ese asunto, porque se puede hacer un daño irreparable. «Hay hombres maltratadores, pero otros son acusados sin serlo», manifestó.

En la jornada también participaron el psiquiatra José María Porta, el psicólogo forense Antonio Videra, el policía José Luis Villanueva, las abogadas Adela Utrera y Amelia Zafra y la directora del Área de la Mujer del Ayuntamiento de Málaga, Gema del Corral.
Publicado por: mbermudez
Visto: 1481 veces

Hay algunas cosas interesantes en este enunciado, en los casos conflictivos puede resultar utopico, a pesar de ello , es recomendable su lectura
José María Bouza
Moderador del FORO DE APADESHI
Pte. de APADESHI
www.apadeshi.org.ar


El ABC de los padres separados:
cuando se forma una nueva pareja.
Este "ABC" está destinado a los padres, a sus nuevas parejas y también a los hijos, en la medida en que ellos puedan comprender.

La letra A.
1. La consolidación de la nueva pareja, en la generalidad de los casos, es sumamente importante tanto para los que la integran como para los hijos de la anterior unión: un fuerte lazo entre los nuevos compañeros protegerá a los hijos de otra pérdida familiar y también les puede brindar un modelo positivo para un eventual matrimonio propio. A veces, recurrir a un consejero especializado antes de formalizar la nueva unión, puede evitar fracasos.
2. Para alimentar su relación, los miembros de la nueva pareja necesitan tener un tiempo para ellos. Para lograrlo, no deben temer dejar a los hijos e hijastros al cuidado del otro progenitor o de otras personas.
3. Es arduo incorporar una o más personas nuevas a nuestro espacio, y también es difícil para esa nueva persona incorporarse a un grupo ya formado. Por estas razones, es conveniente que este tipo de familias se inicien en una casa distinta, que no sea la que habitaba el padre o la madre con sus hijos.
4. La relación del padre y de la madre con sus hijos es anterior a la de la nueva pareja. Muchas veces, el que forma una nueva unión siente que traiciona ese lazo de parentesco previo. Por eso es importante que exista una gran intimidad con el nuevo compañero o compañera.
5. En ocasiones los hijos, para no perder la exclusividad sobre el progenitor que formó nueva unión, o inducidos por el otro progenitor, sabotean la pareja nueva y tratan de separarla. Los hijos siempre deben tener claro que la nueva relación no los excluye, pero que no la controlan ni pueden afectarla. Una terapia de familia, en ciertos casos, es aconsejable.

La letra B.
1. Los dos progenitores serán siempre esenciales para sus hijos, tanto el que pasa con ellos la mayor parte de la semana como el otro. Ninguno debe excluirse a sí mismo, ni ser excluido por el otro o por la nueva pareja. En este sentido, es importante que la nueva pareja no genere en el otro progenitor un progresivo o brusco olvido de sus hijos.
2. Sucede a veces que un padre o una madre que siempre había tenido una buena relación con sus hijos, siente que ellos dejan de quererlo para volcarse a la nueva pareja del otro progenitor. Esto ocurre, generalmente, cuando el progenitor con el que los hijos conviven más tiempo, al formar nueva pareja, pretende que ésta sustituya al padre o a la madre no conviviente. A la larga, las consecuencias son muy negativas tanto para los hijos como para los adultos.
3. Pero ni el padre ni la madre pueden actuar como si la nueva pareja no existiese. En este punto, los acuerdos son esenciales, y el diálogo en favor de los hijos debe primar sobre los sentimientos negativos, muchas veces lógicos.
Casi siempre, los hijos tienen una atracción muy fuerte hacia los padres. Hay que tratar de que sientan que también pueden querer al padrastro o a la madrastra, sin que ello signifique querer menos o quedar mal con la madre o el padre. De otra manera tendrán dificultades para relacionarse cómoda y adecuadamente con todos.
De hecho, el rechazo de un padrastro o de una madrastra, por lo general, no tiene ninguna relación con sus características personales. Padrastros y madrastras afectuosos y bien intencionados pueden encontrarse en medio de severos conflictos con sus hijastros si estos no tienen "permiso" para llevarse bien con ellos.
4. Los hijos y las relaciones entre los adultos mejorarán si, tanto unos como otros, aceptan que aquéllos pueden ser cuidados por más de dos adultos.
El padre o la madre que formó nueva pareja, debe admitir que el otro progenitor participe en la crianza y educación de los hijos. Éste, a su vez, debe comprender que su ex-cónyuge ya no está solo o sola, que debe compartir sus decisiones con su nueva pareja, y que es inevitable que ésta tenga con sus hijastros, con el tiempo, una relación directa de protección y cierta autoridad.
5. Para que esto se logre con cierta facilidad, es importante que los ex-esposos tengan una relación respetuosa entre ellos, aunque les resulte difícil.

El mejorar dicha relación será muy positivo para los hijos, ya que así no quedarán acorralados entre dos padres hostiles. Los hijos tendrán menos necesidad de tomar partido y podrán utilizar para su crecimiento los elementos positivos de la situación que viven.

El contacto directo entre padres separados es, por lo general, útil, ya que saca a los hijos de la posición de mensajeros entre ellos. Muchos ex-esposos, a veces con esfuerzo, se relacionan bien, en consideración al interés que tienen por el bienestar de sus hijos.

6. Es importante que el padre que tenía obligación de pagar alimentos para sus hijos antes de la nueva unión de su ex-cónyuge, la cumpla escrupulosamente después de formalizada ésta. De lo contrario, si sus hijos son mantenidos sólo por el otro progenitor y/o su nueva pareja, es probable que él vaya perdiendo peso en las decisiones que cuentan sobre la vida de sus hijos, y que ellos resulten perjudicados por esta circunstancia.
Pero el progenitor que formó nueva pareja no puede pretender que su ex-cónyuge pase indirectamente dinero para él y su compañero o compañera: los alimentos serán exclusivamente para los hijos.
7. Si, a pesar de los esfuerzos, la relación entre los adultos se bloquea y ello repercute sobre los hijos e hijastros, recurrir a un consejero especializado o a un terapeuta familiar puede ser útil.

La letra C.
1. Las familias constituidas por el padre o madre separado, su nueva pareja y los hijos de la anterior unión son estructural y emocionalmente diferentes de las otras.
Los hijos -y a veces los adultos- experimentan tristeza y algunos trastornos por la pérdida de su familia anterior o por la frustración del "matrimonio perfecto".
Es preferible aceptar que éste es un tipo de familia diferente, ya que estos sentimientos provocan muchos comportamientos desconcertantes. Los celos, el rechazo, la culpa y la ira pueden ser más pronunciados y, por lo tanto, la expectativa de que la nueva familia viva feliz para siempre es aún más irreal que en las otras familias. El saber aceptar los sentimientos positivos y negativos, dará como resultado menos decepciones y un mayor disfrute de la "nueva familia".
2. Es importante fomentar nuevas relaciones en la "nueva familia"; sobre todo si los hijos son chicos o adolescentes. Por ejemplo, que el padrastro y los hijastros tengan algún proyecto en común, o la madrastra y las hijastras vayan juntas de compras.
Para poder desarrollar estas relaciones, se necesita tiempo y cuidado. Forzar a un hijo a amar a su madrastra o padrastro es imposible y contraproducente. La expectativa del amor instantáneo entre padrastros e hijastros puede conducir a muchas decepciones y dificultades. Por lo regular son necesarios dos años y, a veces, más.
3. Pocos saben que si la nueva pareja se une en matrimonio, el padrastro o madrastra pasa a ser pariente político de los hijos de su cónyuge. Este parentesco - por afinidad en primer grado: equivalente al del yerno con su suegro- crea una obligación de protección y cuidado hacia el hijastro, y ubica legalmente a la nueva pareja dentro de la "nueva familia".
4. También es necesario preservar la relación anterior que el padre o la madre tenía con sus hijos antes de formar la "nueva familia". Por ejemplo, es muy útil para el padre o la madre compartir algún tiempo y actividades con sus hijos, sin la nueva pareja. Esto facilita que los hijos consientan compartir a su padre o madre con la nueva pareja.
5. Tanto los hijos como los adultos de la "nueva familia" tiene cada uno una historia familiar. De repente estos individuos se unen y la nueva familia, con nuevos modelos y tradiciones, gana en riqueza. Pero es inevitable que sus miembros se cuestionen mutuamente sus costumbres personales. Aun cuando acepten los nuevos modelos, elaborar nuevas alternativas llevará tiempo y paciencia. Para la mayoría de estas familias serán necesarios constantes planteos y replanteos.
6. Ser padrastro o madrastra es una tarea poco clara y a veces difícil. El mito de la madrastra malvada puede producir malestar en muchas mujeres; y factores personales, culturales y estructurales afectan el rol del padrastro. En este sentido, si la nueva pareja tiene hijos, no discriminar entre los de la vieja y de la nueva unión, proporcionando más exteriorizaciones de cariño y complacencia a cualquiera de ellos, es elemental.
El ser padrastro o madrastra es generalmente mucho más productivo si la persona crea su propio rol.
7. La disciplina plantea generalmente algunos problemas. La autoridad de padrastros y madrastras no es aceptada generalmente por los hijastros hasta que se establece una relación amistosa entre ellos (aproximadamente alrededor de los dos años).
Los miembros de una nueva pareja necesitan apoyarse mutuamente en cuanto al ejercicio de la autoridad en la casa. Al principio, el padre o la madre puede ser el que dé las órdenes. Pero en muchas ocasiones no estará presente en la casa; es necesario que haya dado un mensaje claro a los hijos en el sentido de que el padrastro o la madrastra puede actuar como una figura de autoridad en su reemplazo.
Más adelante, ese ejercicio de la autoridad por el padrastro o madrastra será válido aunque el progenitor se halle en la casa.
Para que la familia funcione en este aspecto, es importante la unidad de la pareja. Cuando está bien integrada, las diferencias que puedan tener entre ellos en cuanto a los hijos pueden a veces ser elaboradas, inclusive, en presencia de éstos. Pero nunca los hijos deben ser colocados de parte de uno u otro adulto para dividir y reinar.
8. La integración de una "nueva familia" con adolescentes puede ser particularmente complicada. A esa edad los hijos comienzan a separarse de su familia, de cualquier tipo que ésta sea. Al convivir con su padre o madre cuando estaba solo, los adolescentes han ocupado el lugar de jóvenes adultos.
Luego, con la nueva unión de ese progenitor, ellos pueden encontrar extremadamente difícil o imposible volver a colocarse en la posición de hijo más chico.
Los adolescentes aprecian mucho que se les dé la oportunidad de ser parte en los replanteos de la "nueva familia", aunque se alejen de los padres y no deseen participar de muchas de las actividades familiares.
9. Cuando quien forma nueva pareja es el padre que tiene menos tiempo a los hijos, éstos generalmente se sienten como extraños cuando van a la nueva casa. Puede ser útil que tengan en ella algún lugar propio o, al menos, un cajón o estante para los juguetes o ropa. Si se los incluye en los proyectos de la "nueva familia", se sentirán más conectados con ella. El traer un amigo, o saber por anticipado que habrá alguna actividad interesante (juego familiar, paseo, etc.), puede a veces hacer más agradable al hijo la estadía.
Los padres que tienen poco tiempo a sus hijos y sus nuevas parejas, están frecuentemente perturbados debido a que tienen menos posibilidades para transmitir sus valores a los hijos. Éstos tienden a resistir los esfuerzos de inculcarles ideales durante su estadía. Pero es reconfortante para estos padres o madres y padrastros o madrastras saber que los ejemplos que sus hijos o hijastros reciben de ellos, de su comportamiento y formas de relacionarse, pueden provocar granjos, sin la nueva pareja. Esto facilita que los hijos consientan compartir a su padre o madre con la nueva pareja.
Tanto los hijos como los adultos de la "nueva familia" tiene cada uno una historia familiar. De repente estos individuos se unen y la nueva familia, con nuevos modelos y tradiciones, gana en riqueza. Pero es inevitable que sus miembros se cuestionen mutuamente sus costumbres personales. Aun cuando acepten los nuevos modelos, elaborar nuevas alternativas llevará tiempo y paciencia. Para la mayoría de estas familias serán necesarios constantes planteos y replanteos.
Ser padrastro o madrastra es una tarea poco clara y a veces difícil. El mito de la madrastra malvada puede producir malestar en muchas mujeres; y factores personales, culturales y estructurales afectan el rol del padrastro. En este sentido, si la nueva pareja tiene hijos, no discriminar entre los de la vieja y de la nueva unión, proporcionando más exteriorizaciones de cariño y complacencia a cualquiera de ellos, es elemental.
El ser padrastro o madrastra es generalmente mucho más productivo si la persona crea su propio rol.
La disciplina plantea generalmente algunos problemas. La autoridad de padrastros y madrastras no es aceptada generalmente por los hijastros hasta que se establece una relación amistosa entre ellos (aproximadamente alrededor de los dos años).
Los miembros de una nueva pareja necesitan apoyarse mutuamente en cuanto al ejercicio de la autoridad en la casa. Al principio, el padre o la madre puede ser el que dé las órdenes. Pero en muchas ocasiones no estará presente en la casa; es necesario que haya dado un mensaje claro a los hijos en el sentido de que el padrastro o la madrastra puede actuar como una figura de autoridad en su reemplazo.
Más adelante, ese ejercicio de la autoridad por el padrastro o madrastra será válido aunque el progenitor se halle en la casa.
Para que la familia funcione en este aspecto, es importante la unidad de la pareja. Cuando está bien integrada, las diferencias que puedan tener entre ellos en cuanto a los hijos pueden a veces ser elaboradas, inclusive, en presencia de éstos. Pero nunca los hijos deben ser colocados de parte de uno u otro adulto para dividir y reinar.
La integración de una "nueva familia" con adolescentes puede ser particularmente complicada. A esa edad los hijos comienzan a separarse de su familia, de cualquier tipo que ésta sea. Al convivir con su padre o madre cuando estaba solo, los adolescentes han ocupado el lugar de jóvenes adultos.
Luego, con la nueva unión de ese progenitor, ellos pueden encontrar extremadamente difícil o imposible volver a colocarse en la posición de hijo más chico.

Los adolescentes aprecian mucho que se les dé la oportunidad de ser parte en los replanteos de la "nueva familia", aunque se alejen de los padres y no deseen participar de muchas de las actividades familiares.
Cuando quien forma nueva pareja es el padre que tiene menos tiempo a los hijos, éstos generalmente se sienten como extraños cuando van a la nueva casa. Puede ser útil que tengan en ella algún lugar propio o, al menos, un cajón o estante para los juguetes o ropa. Si se los incluye en los proyectos de la "nueva familia", se sentirán más conectados con ella. El traer un amigo, o saber por anticipado que habrá alguna actividad interesante (juego familiar, paseo, etc.), puede a veces hacer más agradable al hijo la estadía.

Los padres que tienen poco tiempo a sus hijos y sus nuevas parejas, están frecuentemente perturbados debido a que tienen menos posibilidades para transmitir sus valores a los hijos. Éstos tienden a resistir los esfuerzos de inculcarles ideales durante su estadía. Pero es reconfortante para estos padres o madres y padrastros o madrastras saber que los ejemplos que sus hijos o hijastros reciben de ellos, de su comportamiento y formas de relacionarse, pueden provocar granlas constantes alteraciones. El cambio puede ser enriquecedor si se realiza sin resistencia y miedo.
Otra palabra clave es tiempo. Nadie puede pretender que la integración entre los adultos o entre éstos y los hijos ocurra instantáneamente. A veces son necesarios años y mucho amor y paciencia.

Fundación Retoño
Publicado por: mbermudez
Visto: 2159 veces

El Colegio como lugar para estar o ver a los hijos , no es el lugar correcto, ni idóneo para tal fin, indudablemente el tener que utilizarlo como lugar vinculante, surge del impedimento de contacto que hace el Progenitor Obstructor de vinculo. Obstrucción ya sea por la negación misma, por riesgo de recibir denuncias falsas ante el intento de visitas, ó por la violencia verbal y/ó Física del Obstructor y /ó su entorno.

Se llega al intento de estar con los Hijos en los Jardines de infantes ó en el Colegio, tal vez como la única forma de verlos, y sin embargo en ese intento se le complica aún más la existencia a los hijos , considerando al Colegio como el único lugar alejado de las presiones y discusiones , que le entregan los intentos de visitas y la vida diaria con el Progenitor obstructor.

El Colegio es el lugar de Estudio, de paz, de esparcimiento, el lugar en donde puedan crecer sin presiones , ni agresiones. Si ese lugar es invadido por el conflicto y los docentes son atrapados en medio de estas batallas , los hijos pierden mucho mas que el lugar de educación.

El Colegio no puede actuar como extensión de la obstrucción, pero tampoco como lugar vincular ante la imposibilidad de acceso personal con los niños.

Que las autoridades del establecimiento permitan algún día , retirarlos momentáneamente de clases ó verlos en el recreo, forma parte del respeto a la Patria Potestad, pero también a la buena voluntad de dichas autoridades.

Para entender la situación nos debemos remitir a pensar si la pareja estuviera junta, ò bien no existiera conflicto de obstrucción, sería una excepción el ir al Colegio, salvo fiestas y esporádicamente a relevar el estado de los hijos y hay que pensarlo de esa forma, por el bien de los hijos.
Lógicamente el obstructor de vinculo no colabora por el bienestar , sino con la intención de cerrar cualquier lugar de contacto posible, aleccionando a los docentes contra el Progenitor obstruido.
No se puede trasladar el conflicto al ámbito escolar, y en este concepto nos encontramos que se traslada porque a nivel de respuesta judicial se esta produciendo una falla que ocasiona la extensión del litigio al Colegio, con una contaminación Jurídica del lugar de estudio, por la disputa judicial.
Si los Progenitores no convivientes y / ó Abuelos, se ven obligados como única opción el ir al establecimiento Escolar, no hay dudas que lo deben hacer, pero sin crear una disputa con la Escuela. Los directivos y docentes a cargo no son los verdaderos responsables del desastre Jurídico ? Familiar, son una parte mínima en lo jurídico ,pero enorme en lo que respecta a la calidad de vida de los hijos.
Pueden ir y pedir explicaciones sobre la marcha del estudio o la conducta, ò las necesidades de los hijos, consultando con el Director, el Docente, al Gabinete psicológico y ese derecho no debe asumirse como la obligatoriedad del Establecimiento de reemplazar y / ó garantizar el contacto con los hijos que es obstruido por el Progenitor conviviente y no es debidamente protegido por la Justicia.
Con los Colegio hay que mantener un dialogo positivo, no enfrentarlos, salvo que la actitud obstructiva sea tomada claramente por esa institución , entonces de ser así, son ellos, los que se sumaron al conflicto de la pareja y como tales se implican legalmente.
Los divorcios ó separaciones destructivas con hijos menores tienen la particularidad de sumar adeptos y contrarios y el Colegio debe ser un lugar neutral ajena a las partes y a el Conflicto Jurídico.
José Maria Bouza
Pte. De APADESHI
Moderador del FORO DE APADESHI
www.apadeshi.org.ar
Publicado por: mbermudez
Visto: 784 veces

LEY Nº 29269, LEY QUE MODIFICA LOS ARTÍCULOS 81º Y 84º DEL CÓDIGO DE LOS NIÑOS Y ADOLESCENTES INCORPORANDO LA TENENCIA COMPARTIDA

Manuel Bermúdez Tapia
Publicado en Jus Doctrina y Práctica, octubre 2008


1. LAS CONCORDANCIAS CONSTITUCIONALES, LEGALES Y JURISDICCIONALES JUSTIFICANTES DE LA TENENCIA COMPARTIDA.

Las principales concordancias constitucionales para la promulgación de la Tenencia Compartida son:

- Dignidad de la persona humana, porque todo niño o adolescente es una persona a quien inclusive por su condición natural se le debe brindar una mayor protección frente a su relación con sus progenitores.

- Derecho a la identidad y desarrollo de la integridad física y psicológica (bienestar)

- Derecho a la intimidad personal, porque el vínculo entre progenitores e hijos no puede estar garantizado si existen condiciones entre ellos que pudieren limitar el contacto o vínculo.

En el Código de los Niños y Adolescentes (CNA) observamos una complementación y concordancia con los siguientes artículos:

- Artículo II, Título Preliminar, cuando se observa la regulación expresa de que los niños y adolescentes son sujetos de derechos, y que tienen a su favor una “protección específica”

- Artículo IV, Título Preliminar, al regularse la tutela de los derechos de los niños y adolescentes vinculados al proceso de desarrollo (físico y psicológico)

- Artículo V, Ámbito de aplicación general del CNA, porque expresamente se ha regulado que los derechos de los niños y adolescentes se tutelan sin importar las condiciones de los progenitores, dándoles una preferencia normativa como grupo vulnerable de protección.

- Artículo VI, Extensión del ámbito de aplicación, dado que a la madre como mujer se le había regulado una situación especial y particular limitante y denigrante (que resulta inconstitucional por vulnerar la dignidad de las mismas mujeres y por atentar contra el concepto de igualdad).

Sin embargo, al regularse que toda “madre” también tiene el deber de atender a su hijo, se trabaja negligentemente y deficientemente la igualdad de los progenitores reconocido en la Constitución (artículo 6º, segundo párrafo)

Una severa limitación complementaria a lo mencionado, es el hecho de la poca protección jurisdiccional de los derechos de las personas de la tercera edad que tengan vínculo con los niños o adolescentes de familias separadas o en proceso de divorcio.

Ni la ley (a pesar del artículo 90º) ni los magistrados peruanos son conscientes de la necesidad de brindar protección a los derechos de los abuelos y de los demás miembros de la familia, cuando existe un proceso judicial de divorcio en donde existan hijos.

Increíblemente muchos magistrados trasladan las condiciones materiales y morales de los progenitores sin tenencia efectiva a los abuelos y tíos, impidiendo el vínculo.

¿Cómo queda la garantía de tutela jurisdiccional efectiva en estos casos? Sencillamente los magistrados hacen mención a que como los abuelos o tíos, no son “parte procesal” no pueden regular sus derechos, en una interpretación medieval y mediocre del CNA.

Adicionalmente exigen condiciones materiales propias de terceras personas a los abuelos, asumiendo una relación maliciosa y perjudicial frente al progenitor con tenencia, sin tener presente las condiciones materiales de los peticionantes del régimen de visitas de la tercera edad.

Pocos son los magistrados en el Perú que tutelan los derechos de los abuelos y tíos considerados “terceros procesales” para la gran mayoría de sus colegas, que inclusive son docentes universitarios de la especialidad.

- Artículo VII, al desarrollarse los diferentes niveles de fuentes legislativas para regular derechos vinculados a niños o adolescentes observamos que no existe ninguna limitación expresa respecto de los progenitores, razón por la que no se comprende el desarrollo del artículo VI del Título Preliminar del CNA.

- Artículo VIII, cuando se menciona la “correcta aplicación de los principios, derechos y normas…” observamos que esta regulación no está vinculada a la interpretación exegética, tan utilizada en nuestro sistema jurisdiccional, sino a una interpretación extensiva que permita la progresividad de los derechos no sólo de los niños, sino también de los progenitores, porque ellos tienen un vínculo especial con sus hijos.

- Artículo IX, porque es la mejor manera de garantizar el interés superior del niño, al ser este principio un “principio continente” vinculado a la constitucionalización del derecho de familia.

- Artículo X, porque a pesar de los ocho años del CNA, muy pocos legisladores y el mismo MIMDES no había tomado en cuenta que los procesos de familia son además de un problema jurisdiccional un problema social con un elevado costo social y político.

- Artículo 3º, porque sin la garantía de un “ambiente sano y ecológicamente equilibrado” sería imposible el desarrollo del niño o adolescente (artículo IV, TP del CNA)

- Articulo 4º, porque el desarrollo de un niño o adolescente no sólo involucra un desarrollo físico, sino que es un desarrollo psicológico y moral, en donde los progenitores trasladan sus valores y cultura a sus sucesores como método de traslación de su propia individualidad. Si los progenitores no pueden garantizar esta trasmisión de valores en la formación de los hijos, el desarrollo psicológico y moral de los niños es limitado y termina generando problemas sociales en el futuro.

- Artículo 5º, porque cuando no existía la tenencia compartida, los progenitores sin tenencia efectiva realizaban “sustracción de menores”, cometiendo un delito o provocaban la obstrucción del vinculo paterno filial, generando un conflicto que limitaba en esencia el derecho a la libertad del menor.

- Artículo 6º, porque la personalidad como carácter innato de una persona no puede ser desarrollada si existen factores ausentes en el desarrollo del menor. Un niño varón privado de su padre, no podrá tener una percepción de sus deberes de cuidado y diligencia respecto de su propia familia cuando crezca y ese daño implica una severa limitación a su derecho a la identidad.

- Artículo 8º, entendiéndose que la mención de “familia” debe entenderse en su máxima extensión, porque es imposible negar las actuales circunstancias de múltiples separaciones y divorcios; permitiéndose una participación efectiva y afectiva de los demás miembros de la familia con quien se tenga el vínculo familiar (véase el artículo VI, TP del CNA)

- Artículo 9º, la tenencia exige una tutela activa y guarda del niño o adolescente porque su especial condición de sujeto vulnerable le impide gozar del derecho de opinión a los niveles de solicitar la atención y cuidado del progenitor con quien no tiene vínculo; con la presente modificación del CNA, se tendría un mejor parámetro de regulación por la concordancia de normas vinculantes.

- Artículo 14º, respecto del ejercicio de derechos económicos, sociales y culturales porque estos no serían imposibles de materializar si existe un conflicto entre progenitores al nivel de la exclusión de uno de ellos; en menor medida hay una limitación respecto del ejercicio de estos derechos, justamente por los conflictos de los progenitores.

- Artículo 74º, al señalar que la patria potestad corresponde a los dos progenitores (superando la posición legislativa tradicional del Código Civil), se regula indirectamente la justificación de la tenencia compartida.

Salvo el inciso e), que incluye un término provocador de conflictos (“si fuere necesario para recuperarlos”) la tenencia compartida se sustenta en este artículo.

Nos oponemos a esta regulación porque los progenitores no “pierden” la patria potestad de sus hijos; permitir una “recuperación” constituye un elemento de victimización innecesaria, así como un acto de vulneración a la condición de sujeto de derecho del hijo porque se convierte en un “objeto” al cual sí se debe “recuperar”.

¿El legislador pensaría que si un progenitor no “recupera” su hijo en su oportunidad, el otro progenitor podría solicitar la prescripción de dicho derecho?

Regulación que finalmente resulta innecesaria porque existe el artículo 76º, que regula expresamente la vigencia de la patria potestad para los dos progenitores, aún exista un divorcio.

- Artículo 75º, que establece los parámetros de limitación del ejercicio de una tenencia compartida, cuando haya sido determinada.

Téngase presente que los casos de adulterio o infidelidad constituyen una condición evidente para no otorgar la tenencia compartida porque están expresamente prohibidos, al regularse como condición de pérdida de patria potestad los “ejemplos que corrompan” de los progenitores porque estos no pueden garantizar un desarrollo moral adecuado de los niños.

Usualmente la legislación incluye elementos normativos vinculados a la moralidad social, pero se inhibe inmediatamente después cuando los quiere regular, basándose finalmente en elementos vacíos como las “buenas costumbres” y el “orden público”.

Bajo esta interpretación extensiva del artículo, debemos tener presente los intereses del niño o adolescente y las condiciones de los progenitores para tutelar los derechos de los hijos, porque el mismo CNA les da una equivalencia al maltrato físico y psicológico como a la inmoralidad que perturbe el desarrollo (concordancias entre el inciso e) y el inciso c) del artículo 75 del CNA)

Siendo críticos, igualmente podríamos señalar que el Capítulo II “política y programas de atención integral al niño y el adolescente” del Libro segundo del CNA, “del sistema nacional de atención integral al niño y al adolescente” ha resultado un articulo ineficiente y obsoleto porque la Ley de Tenencia Compartida fue una iniciativa legislativa del Congreso, dejando al MIMDES en una posición negligente, en particular si observamos el artículo 32º.

El artículo 88º, regula equivocadamente el derecho del progenitor sin tenencia efectiva, porque equipara la “tenencia” con la “patria potestad”. Lamentablemente, nadie toma observación al respecto.

En el contexto de la producción jurisdiccional citable como elemento concordante para promulgar la Tenencia Compartida, encontramos dos niveles referenciales, ambas del Tribunal Constitucional:

a) La producción jurisprudencial constitucional de desarrollo de derechos fundamentales.

- Caso Reynaldo Shols Pérez, Expediente N° 09332-2006-PA/TC (06/02/2008), donde se reconoce la promoción de los derechos de los hijos de familias extendidas a un reconocimiento de la equivalencia de derechos entre hijos (hijos biológicos e hijastros); aún cuando en el caso en cuestión, la hija a quien se le procuraba reconocer un derecho por extensión ya tenía la condición de ser mayor de edad.

La condición digna de la búsqueda de una protección a la familia de parte de Reynaldo Shols provocó una verdadera protección del interés superior de la adolescente al iniciar su tortura jurisdiccional, que sólo después de varios años se justificó con un fallo del Tribunal Constitucional que remedió la pésima interpretación progresiva de derechos humanos del Poder Judicial.

- Caso Francisco y Juan Tudela Van Breugel Douglas, Expediente N° 1317-2008-PHC/TC (04/06/2008)

Sin el ánimo de observar el interior de este conflicto familiar, el Tribunal Constitucional tuvo como elemento objetivo de elogio relacionar el vínculo familiar entre individuos como elemento de tutela constitucional.

Siendo adultos todos los involucrados, la defensa del vínculo y la necesidad de reprimir toda acción que obstruya este derecho, constituyen un elemento imprescindible para la ejecutabilidad de la Tenencia Compartida, aún sin necesidad de la promulgación de la misma.

b) La producción jurisprudencial constitucional que establece marcos referenciales obligatorios para la jurisdicción ordinaria.

- Respecto de la tutela de derechos fundamentales, el TC ha manifestado las líneas directrices básicas de la obligación del Poder Judicial de garantizar tales derechos, porque es un “deber especial” de todos los órganos estatales, tal como se señala en el caso Roberto Woll Torres, Expediente N° 05637-2006-PA/TC (04/07/2007), fundamento Nº 11.

Evidentemente el TC sólo trasladó el principio de progresividad de los derechos fundamentales, tan estudiado por estudiantes de derecho, a una resolución judicial; presumimos por falta de preparación constitucional en los señores magistrados de la especialidad de familia.

Siendo maquiavélicos podríamos inclusive plantearnos mentalmente ¿Qué pensarán ahora las magistradas de la especialidad de familia que negaban derechos a varones?

2. ANÁLISIS DE LA MODIFICACIÓN LEGISLATIVA

Las modificaciones que plantea la Ley Nº 29269, se pueden dividir en seis niveles:

a) Respecto de las adecuaciones a parámetros tuitivos y progresivos de derechos fundamentales.

En principio, los progenitores tienen derechos equivalentes respecto de sus hijos, salvo si existen consideraciones personales respecto de la disolución del matrimonio o conveniencia o el vínculo con el hijo resultase perjudicial para el niño, niña o adolescente.

Quien provoca una situación perjudicial para el hijo, para el otro progenitor no puede pretender una equivalencia de derechos, dado que la Ley no ampara el Abuso de Derecho ni mucho menos puede admitir la indefensión de quien resultase perjudicado en sus derechos.

Si los progenitores, voluntariamente optan por la disolución del matrimonio o convivencia y aún no exista un acuerdo respecto de la tenencia compartida, el juez a partir del 20 de octubre del 2008 (primer día útil jurisdiccional para la entrada en vigencia de la ley) puede determinar la tenencia compartida del hijo entre los progenitores.

La posibilidad de actuar a favor del hijo (Interés Superior del Niño) es sólo un marco referencial, mas no es una imposición al juez especializado.

El contexto legislativo y jurisdiccional comparado nos permite señalar que sí es posible establecer parámetros regulatorios infralegales que permitan al magistrado, tener una mejor herramienta de interpretación casuística para resolver un caso específico, otorgando la tenencia compartida o fijando la tenencia a un solo progenitor.

Inclusive aún cuando existan niveles de conflicto entre los progenitores se ha observado la posibilidad de fijar la tenencia compartida (Alemania, Noruega). Solución vinculada sobre todo a los niveles de comprensión del problema social y político de los conflictos familiares que no necesariamente son factibles en el Perú.

El método para imponer la tenencia compartida en Alemania y Noruega, aún con oposición de los progenitores, parte de la facultad del órgano jurisdiccional de imponer reglas mínimas de conducta a los progenitores, que en caso de ser vulneradas generarían limitaciones de derechos.

De este modo, si el padre omite brindar su porcentaje de la obligación alimentaria (por ejemplo), se le impondrá una limitación de derechos, eliminándose o postergándose su derecho a una tenencia compartida, fijándose un régimen de visitas; si la madre obstruye el vínculo entre el padre y su hijo (por ejemplo), se ordenará la variación de tenencia a favor del progenitor “débil” o quien resulte obstruido vincularmente. Parámetros, que evidentemente generan en el litigante progenitor la toma de conciencia de que sus “expectativas y derechos” están supeditados a los intereses y cuidado del hijo.

La reducción de costos tanto para el Estado (optimización de órganos jurisdiccionales con mayor requerimiento de presupuesto) como para los progenitores, permite señalar que esta opción legislativa resulta útil, porque para ello los niveles de asesoría parlamentaria se han basado en informes multidisciplinarios y no en simples propuestas políticas que no tienen un resultado óptimo en el ámbito jurisdiccional o jurídico.

b) Respecto de las inclusiones legislativas regulatorias de derechos fundamentales conexos.

Uno de los problemas habituales entre progenitores separados o divorciados con hijos esta vinculado a la obstrucción del vínculo paterno filial o a la limitación de derechos del progenitor sin tenencia efectiva.

Frente a esta situación progresiva y constante, habitualmente no existen métodos ni jurisdiccionales ni personales inmediatos para remediar el daño provocado al progenitor obstruido y su hijo.

En este sentido, observamos como remedio legislativo, el último párrafo del artículo 84º modificado:

“En cualquiera de los supuestos, el juez priorizará el otorgamiento de la tenencia o custodia a quien mejor garantice el derecho del niño, niña o adolescente a mantener contacto con el otro progenitor”

Regulación que resulta vinculante para el magistrado, quien deberá tener presente que la residencia principal del menor (aún si tuviese domicilio múltiple) debe estar en concordancia con la garantía de protección del vínculo paterno filial y en la obligación de un deber de diligencia y respeto de los derechos del hijo.

Esta regulación legislativa obligatoria, resulta ideal para la prevención de múltiples problemas y procesos judiciales vinculados a la sustracción de menores, la variación de tenencia, la limitación o suspensión del régimen de visitas o la ampliación del régimen de visitas.

c) Respecto de las consideraciones de individualización de derechos y el respeto del derecho a la dignidad del individuo como sujeto de derechos.

El CNA tiene un severo error general en todo su contenido y es el manejo equivocado del concepto de “género”.

Habitualmente se considera un solo progenitor, el padre; inclusive el artículo VI, del Título Preliminar clama la necesidad de “incluir” a la madre, como si fuera necesario regular sus derechos en forma expresa.

En contra parte, el CNA habla indistintamente del “hijo” (usualmente referido como varón), y del niño y del adolescente; las “niñas” por tanto, no figuran expresamente.

No pretendemos señalar que existe un error o discriminación de género hacia las niñas, sólo mencionamos que leyes como la Venezolana, Colombiana y Argentina (sólo por citar) evitan que estudiosos más observadores no cuestionen el método de redacción legislativa, como los que se utilizan en el Perú.

Por tanto, si bien la Ley Nº 29269 procura incluir el término “niña”, casi al inicio del artículo 81º modificado, no sigue el mismo ritmo en el artículo 84º modificado, porque en el inciso a), sigue mencionado solamente al “hijo” en una referencia extensiva.

Finalmente concluye en el inciso c) del artículo 84º modificado, la inclusión a los términos “niño, niña o adolescente”.

No es un error cuestionable a toda la norma ni una crítica al legislador (que no tiene que darse cuenta de estos detalles), es sólo un defecto de redacción legislativa que corresponde a quien se encarga de redactar las propuestas de los Dictámenes a la Comisión del Parlamento, formuladora de la reforma legislativa al Congreso de la República; es pues un defecto del asesor, no del legislador.

d) El defecto de redacción en la reforma.

Continuando con la observación de la norma, tarea sencilla si comprendemos que son sólo dos artículos, observamos una severa ceguera en la asesoría parlamentaria.

Se trata del mantenimiento literal del inciso c) del artículo 84º original, que en la reforma mantiene el término “obtenga”.

Severo error si consideramos que el niño, niña o adolescente es un sujeto de derecho y sus derechos no están a merced de que un progenitor los “obtenga”.

El “derecho” no es exclusivo del progenitor, porque no se trata de una propiedad de un bien; se trata de una concordancia de derechos entre el niño, niña o adolescente y sus progenitores.

Por ello en vez de mantener el indigno término de “obtenga”, debió modificarse la redacción y adecuarla a una visión más progresiva de interpretación de derechos fundamentales de todos los involucrados, planteándose la redacción: “para el que no goce de la tenencia o custodia”

La sutileza del término “goce” es preferible y ponderable frente a la “obtención”, porque en el último implica un conflicto judicial y una victoria, mientras que el primero sólo hace referencia a una condición que el progenitor nunca pierde, porque siendo un derecho no vinculado al núcleo duro de los derechos fundamentales, puede ser regulable tanto para su extensión como para su limitación.

e) Los elementos ausentes que debieron ser incluidos.

Una simple intervención del Poder Judicial, Ministerio Público y el mismo MIMDES, hubiera permitido que el Congreso promulgue una Ley de Tenencia Compartida, más práctica, porque existe el peligro de convertirse en una norma no vinculante para los magistrados.

Las ausencias que observamos, van en diferentes sentidos:

1) Respecto de los procesos en trámite.

En una Disposición Final, se debió regular la factibilidad de que el juez deba fijar una tenencia compartida, si las condiciones de los progenitores lo permiten.

Eventualmente en estos procesos en trámite, al existir la posibilidad de transmitir los beneficios de la tenencia compartida en la etapa dilatada de la “audiencia única”, el magistrado podrá tener un rol más conciliador y mediador de conflictos interpersonales, evitando dilatar la redacción de la sentencia que eventualmente será apelada, porque ese progenitor siempre se considerará perjudicado en sus derechos.

Presumimos que de haberse dado esta inclusión normativa, un elevado porcentaje de procesos de variación de tenencia, régimen de visitas o suspensión de visitas podrían haber generado numerosos acuerdos conciliatorios, beneficiosos para todos los involucrados.

Finalmente, esta propuesta de inclusión bien hubiera generado una triada idílica para todo magistrado: tutelar el interés superior del hijo, garantizar los derechos de los progenitores respetando sus intereses y procurando la paz social. En el orden de beneficios, resultan favorecidos el hijo, los progenitores y la misma sociedad.

Lástima que la asesoría parlamentaria sigue siendo la cuestionada, al perder una magnífica oportunidad.

2) Respecto de los procesos ya tramitados, donde los progenitores han asumido una relación diplomática o están sometidos a terapia de socialización o atenuación de posiciones antagónicas.

Para la gran mayoría de causas tramitadas y resueltas respecto de la tenencia y régimen de visitas, que tengan la condición social de respeto y diplomacia entre los progenitores (no se pide amistad o afecto) o que estos se encuentren en tratamiento de terapia familiar, la omisión de una regulación expresa en la Ley de Tenencia Compartida podría generar un nuevo conflicto no previsto y no deseado por los progenitores.

En tal sentido, la inclusión de una Disposición Transitoria para estos casos, bien hubiera evitado el inicio de nuevos conflictos al interior de una familia disuelta.

La ley no sólo debe solucionar conflictos interpersonales, sino también prevenirlos y por ello resultaba idóneo regular la “socialización” entre progenitores e hijos.

La “socialización” a la que hacemos referencia, se trata de aquel proceso en el que se reintroduce la figura de un progenitor en la vida del hijo, o se aminora el impacto negativo en la relación entre progenitores; y esta situación sólo se produce posterior a una terapia familiar. Es el resultado de un largo proceso de asimilación de la crisis interpersonal entre los adultos y un mediano proceso de adaptación de los menores respecto de sus progenitores.

Socialización que debe ser exigible en todo trámite, aún cuando se imponga la variación de tenencia, para sí permitir un vínculo paterno filial fluido, que se inicia cuando el progenitor beneficiado como el menor se vinculan paulatinamente sin generar una crisis emocional entre sí.

3) Respecto de los nuevos conflictos y el establecimiento de parámetros vinculantes para establecer los Convenios de Separación. La cláusula de estabilización.

Una regla casi general en los Acuerdos o Convenios de Separación entre progenitores, tanto para el inicio de un proceso judicial o para regular sus derechos y obligaciones en caso de una transición en la separación, constituye la omisión de la regulación de los deberes morales respecto de la garantía de respetar los derechos del otro progenitor y de los hijos.

Complementariamente está el hecho de que los progenitores omiten regular las eventuales sanciones en caso de incumplimiento de deberes tanto civiles como morales.

Finalmente los progenitores omiten establecer los márgenes de estabilización necesarios para no recurrir constantemente al ámbito jurisdiccional, usualmente por ignorancia.

La principal razón, responde generalmente al poco conocimiento de estos márgenes regulatorios y a la nula asesoría legal conciliatoria que reciben los progenitores de parte de sus abogados, quienes en vez de tutelar los derechos del menor, aspiran a defender los intereses de su patrocinado, aún si esta acción genera la limitación de los derechos del niño, quien se convierte en el objeto de protección.

Por ello, un tercer artículo en la Ley de Tenencia Compartida, hubiera permitido regular las condiciones para que el juez admita el Convenio de Separación; actualmente al no existir este parámetro, los elementos subjetivos del magistrado se convierten en elementos objetivos regulatorios, dándose la errónea interpretación de un correcto uso del interés superior del niño.

Requerir los elementos objetivos del marco regulatorio del Convenio de Separación o eventualmente exigir, como requisito de admisibilidad, la inclusión de elementos referenciales sancionatorios, en el Convenio de Separación a los progenitores, permitiría un mejor margen de respeto a las garantías procesales de los mismos.

En el ámbito de las obligaciones económicas, la inclusión de una “cláusula de estabilización”, permite a los progenitores litigantes no recurrir ni a otro magistrado ni a otra instancia judicial, y actuar la solución de sus intereses en conflicto en el margen del proceso judicial inicial; propuesta que la hacemos basándonos en la Ley Venezolana de tutela de derechos del niño, niña y adolescente.

De este modo, aún en etapa de ejecución, el magistrado podría resolver una controversia respecto de la prestación de alguna obligación económica, para reducir, exonerar o incrementar dicha obligación según las nuevas circunstancias de los progenitores.

Actualmente, la reducción o exoneración de la obligación alimentaria exige un nuevo proceso judicial, que eventualmente es utilizable por el progenitor que desea reducir el cuantum de su obligación debido generalmente a la presunción de que el otro progenitor hace un mal uso de los recursos económicos o a una limitación en cuanto a sus derechos patrimoniales.

Al no existir una fiscalización de la cuota alimentaria de parte del juez, el progenitor obligado procura remediar su afectación recurriendo a acciones maliciosas o temerarias, incrementando o provocando un nuevo conflicto familiar.


f) La progresividad de las reformas institucionales en el marco de la constitucionalización del Derecho de Familia.

La promulgación de la Ley de Tenencia Compartida no es sino la evidencia que el CNA resulta una norma obsoleta, aún a pesar de sus escasos ocho años de vigencia.

Errores de redacción, de interpretación y abuso de acciones afirmativas de género sin un fundamento objetivo, constituyen las severas limitaciones del CNA, que exigen en el corto plazo, la reforma total o la promulgación de un Nuevo Código del Niño, Niña y Adolescente.

Complementariamente proponemos, los siguientes marcos regulatorios:

1) La promulgación de un Código Procesal Familiar, por cuanto no es factible utilizar los mismos principios procesales en contextos de conflicto interpersonales familiares, dado que en estos niveles no sólo se busca la satisfacción del Interés Superior del Niño y la satisfacción de los intereses de los progenitores, sino también la paz social.

Basta con observar cómo se regula el artículo III del Título Preliminar del Código Procesal Civil, Fines del proceso: “el juez deberá atender a que la finalidad concreta del proceso es resolver un conflicto de intereses…”

2) La privatización de los delitos familiares a través de su despenalización y posterior abordamiento en el Código del Niño y Adolescente a través de la imposición de sanciones civiles.

De este modo complementamos el principio de socialización del conflicto y proceso judicial, como también el correcto uso del Derecho Penal que debe ser utilizable como última ratio.

En estos niveles, la propuesta no sólo resolvería un problema de política criminal, sino que además sinceraría la tutela de bienes jurídicos relevantes en su real dimensión. Los conflictos interpersonales, no ameritan una percepción gravosa a niveles de imposición de cárcel sino que pueden ser resueltos con acciones más inteligentes de parte del Estado, imponiendo niveles de intervención proporcionales al daño provocado en aras de una satisfacción efectiva del Interés Superior del Niño.

Nos justificamos en el sencillo hecho de que no se podría garantizar el “Interés Superior del Niño” si se remite a una cárcel (privación de la libertad de locomoción) a un progenitor por la omisión de alimentos o por haber sustraído a su propio hijo de la tenencia del otro progenitor.

La victimización secundaria resulta innecesaria tanto en el ámbito de los progenitores como atentatoria contra los derechos de los hijos, quienes podrían asumir acciones lamentables si asimilan la responsabilidad de la condena del progenitor (suicidio infantil).

Acciones sencillas como la variación de la tenencia a favor del progenitor obstruido o “débil” resultaría un elemento más disuasivo en el progenitor que recurra a obstruir la relación paterno filial.

El incremento de la obligación alimentaria o la reducción del mismo por falta del otro progenitor, igualmente permitiría que el magistrado tenga la dirección de la resolución del conflicto con un nivel más objetivo, sin provocar la indefensión de un progenitor (generalmente varón)

Propuestas que en conjunto deben ser materializadas en un conjunto de acciones coordinadas porque debe entenderse como una Política Pública, no como una Ley individual.

3. LIMITACIONES PROCESALES Y PRÁCTICAS

a. El escaso nivel de aceptación de los parámetros de la Tenencia Compartida, en los magistrados.

El principal problema de la Tenencia Compartida, lo constituirán los magistrados quienes al igual que la gran mayoría de abogados y estudiosos presumen de que se trata de una equivalencia de derechos y obligaciones en términos absolutos.

Ideal hubiera sido que se imponga en una Disposición Transitoria, la obligación de brindar capacitación sobre los objetivos y alcances de la Tenencia Compartida a la Academia de la Magistratura o al MIMDES, no sólo para magistrados, sino también para el público en general.

Sólo a través de una capacitación óptima, se llegará a comprender que la Tenencia Compartida implica una proporcionalidad de derechos y deberes entre los progenitores, aún cuando los derechos entre sí no son equivalentes en cuanto a beneficios..

b. La elevada permeabilidad del legislador de judicializar todos los conflictos interpersonales.

Se ha utilizado a la Ley como un fetiche legislativo, al tratar de presumir que una propuesta legislativa solucionaría los conflictos sociales.

En tal sentido, sin un análisis multidisciplinario en el marco de Políticas Públicas, las propuestas suelen estar vinculadas al incremento de los parámetros punitivos o a la criminalización de conductas que no reflejan un grave daño a un bien jurídico tutelado penalmente.

Dejar ámbitos normativos tan extendidos o difusos en cuanto a su regulación constituyen elementos cuestionables en términos de una evaluación jurídica, sino que pueden provocar una ilusión legislativa en la sociedad que tendrá una ley inviable, será entonces una norma lírica.

c. La elevada carga emocional judicializable en los progenitores.

Usualmente los progenitores cuando ocurre una disolución o un divorcio asumen posiciones antagónicas excluyentes entre sí, sin mediar un intento de una conciliación o la recurrencia a medios alternativos de solución de conflictos, plantean demandas con intereses absolutos, que dilatan la resolución del conflicto o que terminan provocando un daño inmediato en el desarrollo psicosocial de los hijos.

El trámite judicial implica un periodo de indefensión prolongado en los hijos como en el progenitor “débil” o “perjudicado” (términos que nos alejan de la clásica percepción que sólo la mujer se perjudica en un divorcio), lo cual resulta un generador de nuevos conflictos que pueden provocar feminicidio, parricidio (Síndrome de Medea), violencia familiar física o psicológica (Síndrome de Alienación Parental)

Por ello consideramos que todo Convenio de Separación incluya cláusulas de estabilización, que puedan prevenir nuevos conflictos.

4. CONCLUSION FINAL.

El camino de la igualdad de derechos entre progenitores va siendo una realidad con la Ley de Tenencia Compartida, concordante con la protección del Interés Superior del Niño. Y si bien, falta mucho por hacer en el Derecho de Familia, este paso es histórico no sólo en el contexto nacional sino Latinoamericano, porque el Perú es el primer país que lo regula expresa y directamente.






Publicado por: mbermudez
Visto: 15387 veces

COMENTARIOS A LA LEGISLACIÓN QUE REGULA LA PÉRDIDA DE LA PATRIA POTESTAD POR VIOLACIÓN Y VULNERACIÓN A LA INDEMNIDAD Y LIBERTAD SEXUAL DE HIJOS Y APODERADOS

Manuel Bermúdez Tapia
(texto publicado en JUS Legislación, noviembre 2008)


I. ANTECEDENTES DE LA LEGISLACIÓN.

Durante el año 2008, en el Congreso de la República y en particular en el seno de la Comisión de la Mujer, surgieron los Dictámenes que modificaron la legislación penal, civil y familiar que regula la institución de la Patria Potestad en el país.

En este sentido, mencionaremos los antecedentes y la correspondiente evolución:

a) Ley Nº 29194

Parte de la iniciativa de la congresista Lourdes Alcorta (Unidad Nacional) que propone a través de la Propuesta de Ley Nº 1070/2007-CR, presentado el 08 de marzo del 2007, modificar el sistema de regulación y limitaciones del derecho de los progenitores de tener la patria potestad de sus hijos.

Propuesta apoyada por el colectivo parlamentario de Unidad Nacional, tramitada en la Comisión de Justicia y Derechos Humanos y que por su elevada condición tuitiva de menores de edad, se dispensase de la segunda votación del Pleno del Congreso de la República por la Junta de Portavoces

Como elemento que visualiza la débil importancia que tiene la Comisión de la Mujer frente a la Comisión de Justicia y Derechos Humanos, la Presidenta de dicha Comisión nunca tramitó ser Comisión dictaminadora sobre la presente iniciativa legislativa.

Circunstancia agravante presente en la gran mayoría de iniciativas parlamentarias sobre Derecho de Familia, tramitadas en la última legislatura parlamentaria y no es necesario explicar en mayor medida.

La exposición de motivos tiene dos elementos evidentes que son necesarios explicar:

- Un elevado discurso político social de protección inmediata a los niños y adolescentes que pudieren verse afectados tanto en su indemnidad como en su libertad sexual por sus propios progenitores o tutores.

- Ninguna base bibliográfica, técnica o vinculación referencial con alguna política pública vinculada a los fines y actividades del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social.

Tan evidente es el discurso político que la sustentación de la propuesta legislativa no necesita un sustento técnico, validando la propuesta y en su oportunidad siendo ratificada por Dictamen positivo y finalmente aprobada por el Pleno de la República.

Finalmente fue promulgada y publicada el 25 de enero de 2008.

b) Ley Nº 29275

En forma semejante a la Propuesta Legislativa Nº 1070/2007-CR, la presente iniciativa también corresponde a Lourdes Alcorta (Unidad Nacional) y fue presentada el 28 de enero de 2008, casi a tres días de publicada la Ley Nº 29194.

Aprobada con Dictamen de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos (agosto 2008), aprobada en primera votación, corrió similar suerte que la anterior propuesta legislativa y por Acuerdo de Pleno se dispensó la segunda votación.

Se publicó en el diario oficial, el 1º de noviembre del 2008.

II. LEGISLACIÓN ANALIZADA.

Debido a la complementariedad de las Leyes Nº 29194 y Nº 29275, ambas regulatorias de la limitación, suspensión o pérdida de patria potestad, es imposible realizar una evaluación individualizada de las normas en cuestión.

En tal sentido, y debido al mismo contenido de la Ley Nº 29275 que adiciona un artículo (el 5º) a la Ley Nº 29194, consideramos que se trata de una única legislación sobre un tema específico.

a) Alcances de la Legislación.

La legislación en su conjunto regula la institución de la Patria Potestad en el ámbito de la regulación del ejercicio a cargo de un progenitor (padre o madre); regulación limitativa, al establecerse la suspensión o la pérdida de la patria potestad.

La violación a la indemnidad y libertad sexual de menores de edad a manos de sus propios progenitores o tutores, es el elemento catalizador de la decisión del juez.

b) Ámbitos de la legislación modificada.

Los alcances de la reforma de la Legislación, tiene una triple perspectiva:

- Modificación del Código Penal

- Modificación del Código Civil

- Modificación del Código del Niño y del Adolescente.

c) Análisis Costo Beneficio.

Sin considerar ninguno de los argumentos de las propuestas legislativas originales, por tener una argumentación débil, debemos tener presente los siguientes elementos:

- El carácter preventivo y disuasivo de la norma, por tener alcances más precisos en el contexto penal, cumpliendo de esta manera los márgenes de regulación del tipo penal, al no permitirse una interpretación extensiva.

- Una verdadera tutela del “Interés Superior del Niño”, en particular con la Ley Nº 29275, al permitir la defensa de niños o adolescentes, no involucrados en un hecho ilícito, porque el “peligro” no se refleja respecto de las circunstancias sociales (pobreza, turismo sexual, tráfico de menores, etc.), sino en el interior de la familia.


III. Análisis de la Ley Nº 29194 y Ley Nº 29275

a) Respecto de la incidencia en la legislación penal.

Por la gravedad de los hechos y teniendo presente la condición misma del agraviado, debiendo el Estado tutelar la indemnidad y libertad sexual de menores de edad, tenemos que considerar los elementos positivos de la legislación analizada, por las siguientes consideraciones:

- Una regulación penal explícita, al adicionarse la imposición de la pena de inhabilitación, complementaria a la condena principal (privación de libertad personal)

- La regulación explícita de sanciones frente a una realidad socioeconómica de mucha incidencia, en particular en Distritos Judiciales marginales (zonas rurales), en donde el turismo sexual infantil y la violación de menores de edad son hechos reiterativos.

- Una complementación de la Ley penal respecto de la Ley Civil, al establecerse los márgenes de actuación (bajo responsabilidad) del Ministerio Público.

b) Respecto de la suspensión de la Patria Potestad (Código del Niño y del Adolescente)

A primera impresión los alcances del artículo 2º de la Ley Nº 29194, pudieran no merecer una mayor interpretación o evaluación; sin embargo, consideramos que la Ley no tomó en consideración:

1) Los elevados márgenes de temeridad y malicia procesal de los litigantes al plantear “denuncias falsas”, tan comunes en los procesos de tenencia, régimen de visitas y alimentos.

2) La intervención de terceros ajenos a los progenitores convertidos en parejas de estas, que si bien no pueden tener el derecho de la tenencia o la patria potestad, son en mayor número los causantes de la inmensa mayoría de delitos contra la indemnidad y libertad sexual de los menores de edad al interior de la familia.

3) El margen de sanción de “suspensión de la patria potestad” al progenitor que bajo una acusación falsa (por temeridad procesal), ordenándose la variación del régimen de tenencia o asignación de la custodia a un familiar cercano (abuelos o tíos) mientras dura el período de socialización con el progenitor acusado injustamente de un delito no cometido.

En este sentido, los fundamentos de las propuestas legislativas y posteriores Leyes, bien hacían necesario que Lourdes Alcorta se hubiera informado más y hubiera solicitado al Poder Judicial, un informe respecto de los procesos tramitados en los despachos de la especialidad de Familia, para observar el elevado nivel de causas en situación de abandono.

Un elevado número de expedientes en estos despachos, terminan archivándose aún en los trámites penales, en particular por la falta de pruebas , el escaso apoyo de parte de los denunciantes y finalmente el elevado margen de miedo y pavor en los menores violentados, quienes no llegan a superar los márgenes de trauma personal.

Teniendo en consideración las últimas propuestas legislativas al interior del Congreso de la República, todas ellas vinculadas a la protección de la “mujer” y “niños y adolescentes” (en ese equivocado orden, cuando las obligaciones internacionales del país exigen una interpretación en sentido inverso), el margen de discrecionalidad para plantear denuncias por omisión de alimentos (en menor medida y gran cantidad de causas) y/o abuso sexual (en casos extremos) constituirá una herramienta de chantaje al interior de las familias en proceso de disolución o en proceso de establecer los márgenes de asignación de derechos y obligaciones.

Este peligroso margen de impunidad, generará un elevado nivel de causas en las cuales los varones terminarán siendo (nuevamente) los culpables y eventuales “culpables” por estigmatización social.

En tal sentido hay dos perspectivas respecto de los progenitores:

- Si el agresor es el “padre” (varón), la regulación legislativa es coherente y válida.

- Si el agresor es la “madre” (mujer), la regulación no concuerda con la realidad social, por cuanto las evidencias procesales indican que estos hechos son sólo excepcionales.

Pero, y ahí nuestra observación, hay una omisión regulatoria respecto de la participación de las nuevas parejas de la “madre” o “padre en los hechos ilícitos contra los menores hijos de estos.

Una evaluación de los expedientes con sentencia condenatoria tramitados ante la Corte Suprema en el año 2008 , nos permite observar que las parejas de los varones no han sido acusadas por la comisión de algún delito vinculado a la tutela de la indemnidad o libertad sexual de los hijastros.

Situación diferente e inversamente proporcional a las parejas varones de las “madres”, quienes en elevado porcentaje son acusados por violación sexual o atentado a la indemnidad sexual de los menores hijos.

En estos sentidos, bien hubiera hecho la Ley Nº 29194, anticiparse a los hechos siguiendo la ratio legis de la Ley Nº 29275, si hubiera también regulado la suspensión de la patria potestad de aquel progenitor (varón o mujer) que estuviese involucrado activamente en los hechos que signifiquen un atentado contra la indemnidad o libertad sexual de sus hijos.

En particular debido al hecho (inexplicable) que muchas madres conociendo los hechos ilícitos de violación sexual no tramitan la denuncia penal respectiva por temor a una agresión física, abandono personal o pérdida de una condición económica debido al pago de una pensión alimenticia.

Los elevados márgenes de vulneración de mujeres de sectores rurales (sobre todo) nos permiten indicar que esta apreciación puede encontrar una leve justificación frente al peligro material y físico que tuvieran respecto de sus parejas porque puede llegar al feminicidio.

En el otro ámbito, no encontramos argumentos válidos de una omisión de denuncia penal por violación sexual en aquellas mujeres que se amparan en los dos últimos motivos señalados (abandono personal y pérdida de una manutención económica), y de estos hechos hay numerosas evidencias procesales, en donde inexplicablemente se puede apreciar que los jueces de familia: a) suelen negar la variación de la patria potestad si el peticionante es el “padre” (varón), b) negar la suspensión de la obligación alimentaria si el peticionante es el padre, c) negar la suspensión de la patria potestad a la madre.

La estigmatización del “padre” por la Ley Familiar, es un hecho relevante que ninguna legislación ha considerado, incluyéndose la misma Ley de Tenencia Compartida (Ley Nº 29269)

Sin cuestionar el sentido del artículo 2º de la Ley Nº 29194, consideramos que la redacción legislativa, debía ser de la siguiente manera:

“h) A petición del Ministerio Público debidamente motivada, por habérsele aperturado proceso penal al progenitor por delitos previstos en los artículos 173º, 173º-A, 176º-A, 179º, 181º y 181º-A del Código Penal.”

c) Respecto de la restitución de la patria potestad.

Parecería contradictoria la regulación del artículo 3º de la Ley Nº 29194, si consideramos los dos primeros artículos, en particular por el hecho de que deja un margen discrecional para la vinculación entre agresor y el agredido de una violación o vulneración a la indemnidad y/o libertad sexual.

Nuestras críticas van en tres sentidos:

1) Respecto de la restitución de la patria potestad (1º párrafo del artículo 3º), consideramos que los márgenes de impunidad por falta o ocultamiento de pruebas y el temor ante el seguimiento de una denuncia penal, permite que el “agresor” (sin mención de un género específico) continúe vinculado con el “agredido” (sin mención de un género específico) y no exista la garantía suficiente para que en un segunda oportunidad se vuelva a cometer el mismo ilícito o se provoque un mayor daño, que puede provocar inclusive la muerte del menor de edad.

En tal sentido, consideramos que el legislador omitió la inclusión en este párrafo, la mención de la sentencia absolutoria del juez, porque sólo con dicha condición, acreditándose la inocencia del “acusado” se podría garantizar un vínculo paterno filial, acorde con las características naturales de esta relación.

La mención equivocada de la regulación “cuando cesen las causas que la determinaron” nos permite considerar que nunca hubo informe técnico ni del Poder Judicial ni del Ministerio Público en los debates correspondientes al interior de la Comisión de Justicia que respalden los Dictámenes correspondientes, o estos no fueron tomados en cuenta porque se hubieran dado cuenta del error en la propuesta legislativa.

Las causas en casos de violación sexual “no cesan” mucho más si el eventual agresor forma parte del interior de la familia y de esto basta leer las exposiciones de motivos de las dos propuestas legislativas originales, que sí mencionan una posición similar a la nuestra.


2) Respecto del segundo párrafo, con la regulación temporal de la petición.

Consideramos un error garrafal del legislador, el permitir la eventual restitución de la patria potestad de un agresor sexual con su víctima, con el agravante de la vinculación paterno-filial, porque el menor de edad se convertirá en el centro de atención del peticionante de la patria potestad, tanto para establecer una venganza por la sentencia condenatoria o para volver a cometer el mismo delito.

Ni la mención a una posible restitución parcial de la patria potestad, exonera del error al legislador, quien debió mencionar expresamente que por estos delitos se procede a la pérdida definitiva de la patria potestad.

Los argumentos políticos y la necesidad social de una tutela efectiva y los fundamentos originales de la Congresista Alcorta nos permiten fundamentar nuestra posición.


3) El tercer párrafo del artículo 3º, insiste en los mismos errores del segundo párrafo.

El artículo 3º en este sentido no toma en consideración las eventuales infracciones y estado de vulneración de los menores de edad agredidos sexualmente al permitir la posibilidad de una restitución de la patria potestad de quien fuese el agresor.

d) Respecto de las acciones complementarias.

La propuesta legislativa del cuarto artículo es coherente con los alcances tuitivos propuestos, en particular en los dos primeros artículos; sin embargo, consideramos que el legislador teniendo la oportunidad, bien puedo brindar un mayor alcance regulatorio, en particular respecto del procedimiento y las responsabilidades de los magistrados.

En tal sentido, la Legislación debía incluir:

1) Una regulación respecto de las funciones del Juez de la Especialidad de Familia, para declarar fundado (procedente) el pedido del Ministerio Público de suspender la patria potestad, aún existiendo oposición del cónyuge o del otro progenitor (si hubiese una separación)

2) Una regulación expresa para que el Juez de la Especialidad de Familia expida sentencia en forma anticipada, si el Ministerio Público le notifica la sentencia penal condenatoria al progenitor de quien se discute la patria potestad.

¿Que sentido tiene vulnerar más los derechos del menor de edad de provocar un proceso judicial más dilatado si el Juez Penal ha determinado la responsabilidad del progenitor acusado por violación sexual?

La omisión de esta regulación, no implica un daño a la misma Ley, pero que procesalmente debe ser tomada en cuenta por el Juez de Familia, para no extender más los niveles de victimización en los menores de edad, exigiéndoles de este modo una mayor eficiencia respecto de las partes afectadas, como también respecto del Estado porque no es factible incrementar los costos individuales de un proceso a una investigación ya acreditada en la vía más idónea.

e) Respecto de los alcances de la suspensión o pérdida de la patria potestad de los hijos no agraviados.

La necesidad de proteger a los más débiles al interior de una familia fue el principal motivo del legislador para proceder a extender los alcances de la Ley Nº 29194 con la inclusión del artículo 5º, propuesto por la Ley Nº 29275.


IV. RESPECTO DE LA VIGENCIA DEL VÍNCULO MATRIMONIAL EN CASOS DE DENUNCIA DE VIOLACIÓN O ATENTADO SEXUAL CONTRA LOS HIJOS.

Consideramos que la gravedad de los hechos que provocasen las leyes Nº 29194 y Nº 29275, bien hubiera motivado la inclusión de un inciso específico en el artículo 333º del Código Civil para permitir la separación de cuerpos y ulterior planteamiento del divorcio.

Si bien podemos hacer una interpretación extensiva de los incisos ya regulados en el 333º CC, una mención expresa vinculada a la necesidad de tutelar los derechos de los hijos en una familia, hubiera permitido la tutela de la “familia” en su esencia, que nosotros consideramos el vínculo familiar.

En forma complementaria, bien se pudo facultar al Ministerio Público para intervenir por “intereses Difusos” en la petición de la separación de cuerpos y ulterior divorcio, y de este modo evitar las amenazas del agresor (generalmente varón) sobre la denunciante (generalmente la madre), evitando así los casos de feminicidio.

¿Cómo tutelar la defensa de una familia en cuyo interior se ha violentado la indemnidad y/o libertad sexual del hijo menor de edad? En estos casos, la misma naturaleza del delito y del daño, provocan la necesidad de una intervención estatal y proceder a la liquidación de vínculo legal matrimonial.



Publicado por: mbermudez
Visto: 2301 veces

Un niño le salvó la vida a su padre luego de rogarle a sicario que no lo matara

El Comercio| El hecho se registró en San Juan de Lurigancho. El pequeño protegió a su progenitor incluso con su propio cuerpo


Rolly Ruperto Guzmán Corahua (31), un ex presidiario y actual confeccionista de ropa, fue salvado por su hijo de seis años luego que éste le implorara a un sicario que no lo matara, protegiéndolo incluso con su propio cuerpo.

Tres sujetos atacaron a Guzmán Corahua y a su amigo Juan Sánchez Capcha (32), quien también resultó herido de bala, cuando se encontraban libando en San Juan de Lurigancho.

Según la madre del niño, Katy Medina Pinillos, y una tía, quienes presenciaron el hecho, los ruegos del menor provocaron el arrepentimiento del criminal, quien luego de herirlo, opto por salir y huir.

Las víctimas se encontraban reunidas aproximadamente a las 2:42 p.m. en una esquina de la calle Las Piritas, en la urbanización Manco Cápac, en San Juan de Lurigancho, cuando tres sujetos, cuyos rostros estaban cubiertos con pasamontañas, descendieron de un automóvil y les dispararon.

Rolly Guzmán, quien huyó a su caso, recibió un balazo en la región abdominal mientras que su amigo fue impactado en la región inguinal derecha.

Aún se desconoce los móviles del ataque, sin embargo se presume que serían por venganza.

Publicado por: mbermudez
Visto: 747 veces

Los hijos permanecerán en la vivienda y los padres se alternarán en la custodia por semestres. ESPAÑA

Un juez de Gijón ha decidido que los hijos de un matrimonio divorciado residan permanentemente en la vivienda familiar y que sean sus padres los que, por turnos de seis meses, residan en ella alternativamente para cuidarlos. El titular del Juzgado de Primera Instancia número 8 de Gijón, Ángel Luis Campo Izquierdo, considera que los niños, de nueve y 14 años, no deben estar siempre con la maleta de un lado para otro, ya que la custodia era compartida. Sobre todo, después de que el informe del equipo psicosocial estableciera que los menores deseaban estar con su madre al mismo nivel que con su padre.


Según la sentencia de divorcio, el progenitor al que no le toque vivir con los hijos ese medio año podrá hacerlo en otra vivienda que posee la familia mientras ésta no se venda. Los gastos de ambas casas serán compartidos al 50%, ya que el nivel de ingresos de ambos es similar. Además, durante ese tiempo podrá ver a sus hijos dos tardes por semana, fines de semana alternos y la mitad de las vacaciones. Así convivirán con el padre del 1 de febrero al 31 de julio de cada año; y con la madre, del 1 de agosto al 31 de enero.

Según reconocía ayer la abogada del´ padre, Inmaculada González Álvarez, con esta sentencia «se ha primado el derecho del menor, mucho más vulnerable que sus padres, y se ha querido evitar el síndrome del niño con la maleta al que, por desgracia, miles de menores se han tenido que acostumbrar».

Sin embargo, la intención inicial del padre era luchar por la custodia en solitario de los niños porque, según su abogada, durante años él se ha encargado de su cuidado y del resto de la casa como lo pudiera hacer la madre, «e incluso más, porque tenía más tiempo libre que la madre». Pero lograrlo era «demasiado difícil», como reconoció Inmaculada, porque, hoy en día, en igualdad de condiciones y aptitudes, sigue primando conceder la custodia a la madre y no al padre; y, cuando se consigue, es presentando algún informe negativo sobre la progenitora».

Antes de conocerse la sentencia, el pasado 10 de octubre, los niños residían con sus padres en la vivienda unifamiliar, que tiene un apartamento en cada planta. Una semana lo hacían en el piso de arriba con su madre y la otra en el de abajo con su padre. Compartían la zona ajardinada y la piscina. Sin embargo, el equipo psicosocial entendió que no existía el ambiente ideal entre los progenitores para esa convivencia. Este tipo de sentencia es posible tras la reforma de la Ley del Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio de 2005.


La vivienda que ceden los padres a un hijo no pueden seguir ocupándola tras el divorcio ni la ex mujer ni los hijos.

Tribunal Supremo, Sala Primera.

Tema: USO DE LA VIVIENDA FAMILIAR
Clase de resolución: Sentencia
Fecha: 2 de octubre de 2008
Ponente: Excmo. Sr. D. Ignacio Sierra Gil de la Cuesta.
Resumen: La situación de quien ocupa una vivienda cedida sin contraprestacin y sin fijación de plazo por su titular para ser utilizada por el cesionario y su familia como domicilio conyugal o familiar es la propia de un precarista, una vez rota la convivencia, con independencia de que le hubiera sido atribuido el derecho de uso y disfrute de la vivienda, como vivienda familiar, por resolución judicial.

SENTENCIA

En la Villa de Madrid, a dos de Octubre de dos mil ocho.

Visto por la Sala Primera del Tribunal Supremo, integrada por los Excmos. Sres. Magistrados al margen indicados, el recurso de casación interpuesto por don Lucio y Doña Patricia, representados en esta alzada por el Procurador de los Tribunales Don Fernando Muñoz Ríos, contra la sentencia dictada en grado de apelación con fecha 1 de abril de 2003 por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Granada dimanante del juicio de menor cuantía seguido en el Juzgado de Primera Instancia número 9 de los de dicha Capital. Es parte recurrida en el presente recurso Dª Paloma, representado por la Procuradora de los Tribunales doña Pilar Cortés Galán.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- El Juzgado de Primera Instancia Nº 9 de los de Granada, conoció el juicio verbal de desahucio, seguido a instancia de D. Lucio y Dª Patricia, contra Dª Paloma, D. Luis Pablo y contra los hijos menores de ambos Jose Daniel y Esperanza.

Por la representacin procesal de la parte actora se formuló demanda en base a cuantos hechos y fundamentos de derecho estimó de aplicación, para terminar suplicando al Juzgado: "...se dicte sentencia por la que se declare que los demandados carecen de todo título y derecho para poseer la vivienda sita en CALLE000 nº NUM000, DIRECCION000 de esta ciudad de Granada y, en consecuencia, se condene a los demandados a que entreguen y dejen libre, vacuo y expedito, a disposición del actor la referida vivienda, dando posesión real de ella al actor, absteniéndose en lo futuro los demandados de todo acto de perturbación en el tranquilo disfrute de ella, con apercibimiento de lanzamiento si no lo verifican, y al pago de las costas de este juicio por su temeridad y maya fe."

Admitida a trámite la demanda, y señalado día para la celebración de la vista se celebró la misma con la comparecencia de la parte demandante representada en legal forma y la parte demandada que compareció sin representacin, siendo declarada el rebeldía.

Con fecha 28 de mayo de 2002, el Juzgado dictó sentencia cuyo fallo dice: "Que estimando la demanda interpuesta por Lucio y Patricia contra Paloma, Luis Pablo y Jose Daniel y Esperanza debo decretar y decreto el desahucio de estos del inmueble sito en Granada C/ CALLE000 nº NUM000, DIRECCION000, apercibiendo de lanzamiento a los mismos si no lo desalojan en el plazo de un mes, con condena a los demandados al pago de las costas.".

SEGUNDO.- Interpuesto recurso de apelación contra la sentencia de primera instancia y tramitado el recurso con arreglo a derecho, la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Granada, dictó sentencia en fecha 1 de abril de 2003, cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "1.- Estimar el recurso revocando la sentencia apelada y desestimándose la demanda se absuelve a los demandados de la acción ejercitada, condenándose a la parte actora al pago de las costas de 1ª Instancia.- 2º.- No ha lugar a condena de las costas del recurso.".

TERCERO.- Por la Procuradora Sra. Caballero Bueno, en nombre y representacin de la parte actora, se presentó escrito de formalización del recurso de casación ante la Audiencia Provincial de Granada, con apoyo procesal en los siguientes motivos:

Primero: "Infracción legal de los artículos 348, 444, 1750 y 1749 del Código Civil, referidos respectivamente al Precario los tres primeros y al Comodato el cuarto".

Segundo: "Interés casacional por oposición a doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo".

CUARTO.- Por Auto de esta Sala de fecha 19 de febrero de 2007, se admite a trámite el recurso y evacuado el traslado conferido, por la representacin procesal de la parte recurrida, se presentó escrito de impugnación al mismo.

QUINTO.- No habiéndose solicitado, por todas las partes personadas, la celebración de vista pública, por la Sala se acordó señalar, para la votación y fallo del presente recurso, el día veinticinco de septiembre del año en curso, en el que ha tenido lugar.

Ha sido Ponente el Magistrado Excmo. Sr. D. IGNACIO SIERRA GIL DE LA CUESTA

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Los hechos que conforman la base fáctica del litigio, y, por ende, de este recurso de casación son los que a continuación se exponen.

Los actores, propietarios de la vivienda sita en el piso NUM001, letra NUM002, de la planta NUM001 del bloque número NUM003 del grupo denominado Comandante Valdés, CALLE000 número NUM000, de Granada, cedieron gratuitamente dicha vivienda a su hijo y a la esposa de éste para que constituyeran en ella el hogar conyugal y familiar. Estos ocuparon la vivienda desde el momento de su enlace hasta que sobrevino la crisis matrimonial, a consecuencia de la cual le fue atribuida a la esposa el uso y disfrute de la misma por resolución recaída en las medidas provisionales previas al procedimiento de separación.

Los demandantes promovieron juicio verbal de desahucio por precario. El Juzgado estimó la demanda y declaró haber lugar al desahucio. La Audiencia Provincial acogió el recurso de apelación formulado por la parte demandada y, revocando la sentencia del Juzgado, desestimó la demanda, absolviendo a los demandados de la acción ejercitada.

Considera el tribunal de instancia, en síntesis, que, tal y como se desprende de la propia demanda y de la prueba practicada, la situación jurídica en la que se hallaban los demandados era la correspondiente a un contrato de comodato, que fue concertado con los actores en consideración al matrimonio de su hijo con la codemandada Paloma para que establecieran en ella la vivienda familiar, en la cual residieron junto con los hijos de ambos. Razona la Sala "a quo" que en el préstamo de autos quedaba evidenciado el uso al que se pretendía fuese destinado el piso, cual era servir de vivienda familiar, por lo que no puede considerarse que la cesión del inmueble lo fue en precario, sino como comodato, cuya extinción, si se considera procedente por haber perdido el título su eficacia tras el cese de la convivencia conyugal, debe solicitarse en el juicio ordinario correspondiente, estando vedado, en cambio, el examen de dicha cuestión en el juicio verbal de desahucio por precario, habida cuenta de su especialidad.

SEGUNDO.- Los demandantes han interpuesto recurso de casación contra la sentencia de la Audiencia Provincial por la vía del ordinal tercero del apartado segundo del artículo 477 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Fundamentan los recurrentes el interés casacional alegado en la oposición de la resolución impugnada a la jurisprudencia de esta Sala, concretamente la contenida en las sentencias de 30 de noviembre de 1964, 21 de mayo de 1990 y 31 de diciembre de 1994, conforme a la cual las resoluciones judiciales que atribuyen el uso y disfrute del domicilio familiar no generan un derecho antes inexistente ni confieren una protección posesoria de vigor jurídico superior al que el hecho del precario proporciona a la familia. De igual modo, se alega la presencia del interés casacional por la existencia de jurisprudencia contradictoria de las Audiencia Provinciales en relación con la cuestión objeto de debate. Como normas aplicables infringidas, se citan los artículos 348, 444, 1749 y 1750 del Código Civil.

Este recurso por interés casacional debe ser estimado.

En efecto, el recurso de casación que se examina suscita el problema, por lo demás bastante frecuente, y que esta Sala ha tenido ocasión de abordar al resolver otros recursos de casación análogos, de la procedencia de la reclamación por su propietario de la vivienda que ha cedido sin título concreto y de forma gratuita a un hijo, para su uso como hogar conyugal o familiar, cuando posteriormente el vínculo conyugal se rompe y el uso y disfrute de la vivienda se atribuye por resolución judicial a uno de los cónyuges.

La controversia se contrae, ante todo, a la concreción del título que legitima al hijo o hija para poseer el inmueble, y se complica con la determinación de la eficacia de la resolución judicial que confiere, una vez roto el vínculo conyugal, el derecho de uso y disfrute de la vivienda, como domicilio familiar, a uno de los cónyuges, que opone dicho derecho frente al demandante del desahucio por precario.

Para resolver la cuestión objeto de la denuncia casacional se ha de tener a la vista la Sentencia de esta Sala de fecha 26 de diciembre de 2005, que, tras examinar las anteriores resoluciones recaídas en supuestos similares, sienta las bases para fijar la doctrina jurisprudencial con arreglo a la cual ha de decidirse la controversia. El análisis del caso particular, conforme a la misma, se ha de realizar a partir de las siguientes consideraciones, que operan como reglas de aplicación, y que resultan de la fundamentacin jurídica de la citada sentencia. A) Cuando se aprecie la existencia de un contrato entre el titular cedente de la vivienda y los cesionarios, y, en particular, de un comodato, se han de aplicar los efectos propios de ese contrato; pero en el caso de que no exista, la situación de los cesionarios en el uso del inmueble es la propia de un precarista. B) En concreto, en los casos en que la vivienda se ha cedido a título gratuito y sin limitación temporal alguna, para determinar si la relación jurídica es la correspondiente a un contrato de comodato, se ha de comprobar si fue cedida para un uso concreto y determinado, que, ciertamente, puede consistir en la utilización por el cónyuge y la familia del hijo del concedente como hogar conyugal o familiar, si bien con la precisión de que dicho uso ha de ser siempre y en todo caso específico, y no simplemente el genérico y propio de la cosa según su destino, y de que la relación jurídica ha de constar de forma clara, con independencia de que pueda deducirse o resulte implícitamente de los actos de las partes. C) Cuando cesa el uso, lo que puede suceder cuando se rompe la convivencia conyugal, y el concedente no reclama la devolución del inmueble, la situación del usuario es la de un precarista. D) El derecho de uso y disfrute de la vivienda, como vivienda familiar, atribuido por resolución judicial a uno de los cónyuges, es oponible en el seno de las relaciones entre ellos, mas no puede afectar a terceros ajenos al matrimonio cuya convivencia se ha roto o cuyo vínculo se ha disuelto, que no son parte -porque no pueden serlo- en el procedimiento matrimonial, pues no genera por sí mismo un derecho antes inexistente, ni permite reconocer a quienes ocupan la vivienda en precario una protección posesoria de vigor jurídico superior al que la situación de precario proporciona a la familia, ya que ello entrañaría subvenir necesidades familiares, desde luego muy dignas de protección, con cargo a extraños al vínculo matrimonial y titulares de un derecho que posibilita la cesión del uso de la vivienda.

En el caso que se examina, la sentencia recurrida consideró, en esencia, que la relación jurídica que vinculaba a los demandantes, titulares dominicales de la vivienda, y los demandados, era la propia del comodato. Dicha calificación se basaba en el hecho de que la cesión de la vivienda por sus titulares se hizo en consideración al matrimonio de su hijo y con objeto de que los cónyuges establecieran en ella el hogar conyugal y familiar donde iban a residir junto con los hijos habidos en el matrimonio. Ahora bien, semejante circunstancia, que, desde luego, no ha de ser objeto de discusión, no permite por sí sola reconocer a la demandada un título capaz de enervar la acción de desahucio ejercitada en la demanda, pues con independencia de que en ella pueda identificarse el uso concreto y determinado que sirve para calificar la relación jurídica como un préstamo de uso, ha de convenirse, en línea con el criterio jurisprudencial expuesto, que este elemento caracterizador ha desaparecido al romperse la convivencia conyugal, encontrándose quien posee el inmueble desde entonces en la situación de precarista, que es la que en cualquier caso se da cuando, por cesar la convivencia conyugal, desaparece el uso concreto y determinado al que eventualmente pudiera considerarse que fue destinada la vivienda cedida. Y esta situación no se ve afectada por la atribución judicial a la esposa codemandada del derecho de uso y disfrute de la vivienda en su condición de vivienda familiar, pues, tal y como se ha indicado, semejante declaración jurisdiccional no comporta la creación de un derecho antes inexistente, ni confiere mayor vigor jurídico que el correspondiente al precario, que pueda oponerse eficazmente frente a un tercero en la relación y en el proceso matrimonial que pretende, contando con título jurídico bastante para ello, la recuperación posesoria del inmueble.

TERCERO.- La consecuencia de todo lo anterior es, como ya se ha dicho, que ha de estimarse el recurso de casación examinado, reiterando los criterios jurisprudenciales fijados en la Sentencia de 26 de diciembre de 2005, con los que, por ende, se pone fin a la contradicción existente entre la doctrina de las Audiencias Provinciales a la hora de abordar el examen de la cuestión que es también aquí objeto de debate. Se debe, por lo tanto, casar y anular la sentencia recurrida, y, ya en funciones de instancia, y por el efecto positivo de jurisdicción, procede confirmar la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 9 de Granada, recaída en autos de juicio verbal de desahucio por precario número 72/2002, de fecha 28 de mayo de 2002, por la que, estimándose la demanda interpuesta por Lucio y Patricia contra Paloma, Luis Pablo y Jose Daniel y Esperanza, se declara haber lugar al desahucio de éstos del inmueble sito en Granada, CALLE000, número NUM000, DIRECCION000, con el apercibimiento de lanzamiento si no lo desalojan en el plazo fijado.

Asimismo, procede, en cumplimiento de lo dispuesto en el último inciso del párrafo tercero del artículo 487 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, fijar como doctrina jurisprudencial la siguiente: "La situación de quien ocupa una vivienda cedida sin contraprestacin y sin fijación de plazo por su titular para ser utilizada por el cesionario y su familia como domicilio conyugal o familiar es la propia de un precarista, una vez rota la convivencia, con independencia de que le hubiera sido atribuido el derecho de uso y disfrute de la vivienda, como vivienda familiar, por resolución judicial".

CUARTO.- En materia de costas procesales, no procede imponer las de este recurso, según lo dispuesto en el artículo 398.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, ni tampoco las de segunda instancia, habida cuenta de las serias dudas de derecho que presentaba el caso, evidenciadas por las discrepancias jurisprudenciales existentes, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 398.1, en relación con el artículo 394.1, ambos de la Ley de Enjuiciamiento Civil ; debiendo mantenerse el pronunciamiento sobre las costas de la primera instancia contenido en la sentencia del Juzgado.

Por lo expuesto, en nombre del Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español

FALLAMOS

Que debemos acordar lo siguiente:

1º.- Haber lugar al recurso de casación interpuesto por don Lucio y doña Patricia frente a la Sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Granada, de 1 de abril de 2003.

2º.- Casar y anular la misma, y confirmar la dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 9 de Granada en autos de juicio verbal de desahucio por precario número 72/2002, de fecha 28 de mayo de 2002, por la que, estimándose la demanda interpuesta por don Lucio y doña Patricia contra doña Paloma, don Luis Pablo y Jose Daniel y Esperanza, se declara haber lugar al desahucio de éstos del inmueble sito en Granada, CALLE000, número NUM000, DIRECCION000, con el apercibimiento de lanzamiento si no lo desalojan en el plazo fijado en la misma Sentencia del Juzgado.

3º.- Fijar como doctrina jurisprudencial la siguiente: "La situación de quien ocupa una vivienda cedida sin contraprestacin y sin fijación de plazo por su titular para ser utilizada por el cesionario y su familia como domicilio conyugal o familiar es la propia de un precarista, una vez rota la convivencia, con independencia de que le hubiera sido atribuido el derecho de uso y disfrute de la vivienda, como vivienda familiar, por resolución judicial".

4º.- No hacer imposición de las costas procesales de este recurso ni de las de la segunda instancia, manteniendo el pronunciamiento sobre las costas de la primera instancia contenido en la sentencia del Juzgado.

Expídase la correspondiente certificación a la referida Audiencia Provincial, con remisión de los autos y rollo de Sala en su día enviados.

Así por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN LEGISLATIVA pasándose al efecto las copias necesarias, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.- Juan Antonio Xiol Ríos.- José Antonio Seijas Quintana.- Ignacio Sierra Gil de la Cuesta.- Firmado.- Rubricado.-

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior sentencia por el EXCMO. SR. D. Ignacio Sierra Gil de la Cuesta, Ponente que ha sido en el trámite de los presentes autos, estando celebrando Audiencia Pública la Sala Primera del Tribunal Supremo, en el día de hoy; de lo que como Secretario de la misma, certifico.


Publicado por: mbermudez
Visto: 1089 veces

Insólita protesta de papás que quieren ver a sus hijosLos padres se disfrazaron de súper héroes.Fecha de última actualización


Bogotá, Colombia (RCN) - Padres de familia que reclaman la custodia compartida de sus hijos, se vistieron de superhéroes y se encadenaron a la estatua de Simón Bolívar en el Monumento de los Héroes en el norte de Bogotá.



“Si no soy un héroe de la patria para mi pequeña hija sí soy un héroe”, dijo uno de los padres disfrazados como Flash.

Mientras la gente que pasaba se veía sorprendida al ver a estos súper amigos que gritaban consignas, ellos explicaron por qué se encadenaron a la estatua de Bolívar, vestidos de súper héroes.

“Cuando dos padres se separan generalmente el padre tiene que visitar a sus hijos, nosotros no queremos ser más padres que visitan a sus hijos. Estamos hablando de custodia compartida”, indicó un papá vestido como El Zorro.

Ellos hacen parte de un grupo de padres que perdieron la custodia de sus hijos.

“La juez le otorgó un permiso de salida fuera del país por 2 años, en este momento no se cuándo voy a ver a mis hijos y el permiso de dos años se me hace supremamente largo cuando el Bienestar Familiar recomienda un permiso de tres meses”, afirmó Héctor Ángel, otro de los hombres afectados.

Quieren que la custodia de los niños de padres separados sea compartida, cada uno de ellos escogió el disfraz del súper héroe preferido por sus hijos.

“Los amo mucho y por eso estoy acá luchando por ellos”, sostuvo otro de los padres.

La misión de ellos fue, lograr ser escuchados, y permanecen a la espera de ser atendidos por funcionarios de Bienestar Familiar. Después de que esto pase, se quitarán sus trajes de súper héroes pero afirman que siempre tendrán puesto el de superpapas.

Entre aquí para opinar en los foros de actualidad de Nuestra Tele
http://foros.canalrcn.com/index.php?board=12.0

Publicado por: mbermudez
Visto: 912 veces

Una abogada estará tres años en la cárcel por no permitir que su ex pareja vea a su hijo

http://www.ideal.es/granada/20081030/granada/abogada-estara-tres-anos-20081030.html

El padre, residente en Granada y también jurista, se hace cargo del menor tras la sentencia, dictada por incumplir la madre cuatro órdenes judiciales

RAFA LÓPEZ / 30 octubre 2008

Una abogada granadina acaba de entrar en prisión tras haber sido condenada a una pena de tres años y cuatro meses de cárcel por desobediencia judicial al no permitir que su ex pareja vea al hijo de ambos. Según la sentencia, la jurista ha hecho caso omiso, durante siete años, de cuatro órdenes judiciales procedentes de tribunales de Granada y de Zamora que la conminaban a acceder a un régimen de visitas mediante el cual el padre del menor pudiera ver a su hijo al igual que hacen otros padres separados, según informaron ayer la Plataforma Custodia Compartida ¿Ya!, la Asociación de Padres y Madres Separados y la Asociación de Damnificados por los Informes Periciales de Familia.

Tras la sentencia, la madre pasará alrededor de un año en la prisión de Topas (Salamanca), donde ya está ingresada. Esta abogada había denunciado en su momento que su ex pareja nunca se había interesado por su hijo hasta que supo que ella había sido diagnosticada de Parkinson.

Según la información aportada por la Plataforma Custodia Compartida ¿Ya!, la abogada es de Granada, ciudad en la que vivió largo tiempo, aunque posteriormente, hace más o menos un lustro, trasladó su residencia a la ciudad de Zamora. En esa capital fue detenida en agosto del pasado año por agentes de la Policía Nacional ya que se seguía negando a entregar al niño a su padre para que pasaran quince días juntos, indicaron las mismas fuentes.

Con la condena dictada ahora y que ha motivado el ingreso en prisión de esta mujer, el Juzgado de lo Penal de Zamora viene a ejecutar las cuatro sentencias que habían sido impuestas por otros magistrados anteriormente: dos de un año y otras dos de diez y seis meses.

Las mismas fuentes indicaron que la ex pareja de la jurista, que también es abogado, recogió el pasado sábado al menor del domicilio de Zamora que hasta ahora ha compartido la madre con su actual pareja sentimental. El propósito era el de llevarse al niño a la capital de Granada, en la que reside. Y es que el magistrado que ha dictado la última sentencia le ha otorgado tanto la tutela como la custodia de forma provisional

La tutela y la custodia durarán en tanto la madre cumpla definitivamente la totalidad de las sentencias que han sido dictadas y que ahora vienen a cerrar un contencioso entre los padres que ha durado alrededor de cinco años.

Reclamación

La madre había reclamado en su momento que se dictara una orden de protección en favor de hijo, de forma que se eliminase el régimen de visitas que había sido acordado judicialmente, ya que, según manifestó en su momento, el padre y el menor nunca han mantenido relación. De todos modos, jamás ha logrado que se cumpla su propósito, ya que los tribunales han mantenido que debe prevalecer el derecho del padre a gozar de la compañía de su hijo según las condiciones que establece el régimen de visitas.

El padre, por su parte, había reclamado la custodia del menor hace cuatro años al entender que la patología que sufre la madre le imposibilita para dar al hijo los cuidados que merece.

Este caso ha sido rocambolesco, pues la madre, que ha comparecido a veces ante los medios de comunicación zamoranos, aseguró a la prensa de esa localidad en 2004 que siempre ha deseado que padre e hijo mantuvieran relación y que incluso planteó una demanda para que el juez impusiera al padre un régimen de visitas y el pago de una pensión, a lo que él, según explicó entonces ella, se negó.

En esta espiral rocambolesca, el caso llegó hasta el Tribunal Constitucional, ya que la madre recurrió una sentencia de Granada al entender que el tribunal de la ciudad de la Alhambra no era competente ya que ella vivía ya por entonces en Zamora. El Constitucional estimó que debía resolver un tribunal zamorano, y así ha sido: le ha dado la razón al padre. La abogada llegó a acusar a los tribunales y a la Fiscalía de «violencia de género institucional».

Ambos, con partidarios

Pero para seguir con esta dinámica peculiar hay que indicar que tanto el padre como la madre cuentan con grupos de partidarios. Así, se ha organizado una plataforma de apoyo a la abogada que está promoviendo una petición de recurso de amparo y también una solicitud de indulto o bien de prisión domiciliaria por la enfermedad de Parkinson que padece.

Esta plataforma dice lo siguiente de la letrada: «Se encuentra en prisión por utilizar un mecanismo de protesta social no violenta, que consiste en la negativa a prestar obediencia a la leyes del poder establecido con el fin de rectificar los errores que, a su juicio, éste ha cometido. Este mecanismo está legitimado socialmente y la historia nos muestra 'héroes' que se han sumado a este tipo de protestas para hacernos ver lo que el poder obviaba, y como ejemplos tenemos a Mahatma Gandhi en la India, cuyo objetivo era la independencia del imperio británico; otra personalidad destacada en la desobediencia civil fue Martin Luther King, quien predicaba el desconocimiento de las leyes racistas impuestas en su país, Estados Unidos, contra los afroamericanos, o también la objeción de conciencia al servicio militar y cómo declararse insumiso».

Y por su parte, el padre cuenta con el respaldo de las diversas organizaciones que defienden el derecho a la custodia compartida. Dichas entidades entienden que el menor goza del derecho a compartir su vida tanto con su padre como con su madre. De este modo, rechazan la mayoría de las sentencias judiciales al respecto, dado que en la mayoría de los casos fallan que la tutela y la custodia recaiga sólo en la madre, mientras al padre se le suele conceder un régimen de visitas que se limita prácticamente a los fines de semana.





En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que, su dirección de correo electrónico forma parte de un fichero automatizado, cuya confidencialidad está garantizada. Usted tiene derecho de oposición, acceso, rectificación y cancelación de sus datos. Además, en cualquier momento, si es usted particular, puede manifestar su deseo de NO seguir recibiendo INFORMACION de APIF-CADIZ. Para ejercitar este derecho, y no volver a recibir nuestra información, por favor, respóndanos al email (apif.cadiz@gmail.com) desde la dirección de correo electrónico donde recibe los emails poniendo la palabra BAJA en el asunto del mensaje. Recogeremos su petición y le daremos de baja de nuestra base de datos, así mismo, informamos que APIF-CADIZ no se hace responsable de los reenvios que se hagan de nuestros mensajes a otras cuentas de correos electrónicos que no estén en la base de datos de la Asociacion por la Protección Integral de la Familia – Cádiz "APIF-CADIZ".



Aviso: Los datos adjuntos se examinan automáticamente para detectar posibles virus.



In compliance with the provisions of Law 15/1999, of December 13, Protection of Personal Data, we inform you that your email address is part of a computerized database, whose confidentiality is guaranteed. You have the right to object, access, modification and deletion of data. In addition, at any time, if you're particular, can express their wish to continue receiving NO INFORMATION SEGMENT. To exercise this right, and not to receive our information, please email to we responded (apif.cadiz@gmail.com) from the email address where you receive emails LOW putting the word in the message subject. Pick your request and we'll remain on our database, and also note that APIF-CADIZ is not responsible for forwards that are made of our messages to other accounts of emails that are not in the database of the Asociacion por la Protección Integral de la Familia – Cádiz "APIF-CADIZ".


--
Asociación por la Protección Integral de la Familia - Cádiz "APIF-CADIZ"
Nº Registro de Asociaciones Andaluzas 11/1/8188
E-mail contacto: apif.cadiz@gmail.com
Web: http://apif-cadiz.iespana.es
Publicado por: mbermudez
Visto: 1076 veces

Fallo Sobre Guarda y custodia y ejercicio exclusivo de patria potestad

JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA NUMERO 7 DE SEVILLA - España

AVD. DE LA BUHAIRA N º 29, primera planta

Procedimiento: Familia. Divorcio Contencioso 103/2008. Negociado: 3L
Sobre: DIVORCIO

De: D/ña. X

Procurador/a: Sr/a. x



-----------------------------------------------------------------------------------------

Contra: D/ña. Y

Procurador/a: Sr/a. x

S E N T E N C I A Nº 612/08

En SEVILLA, a veinte de octubre de dos mil ocho.

Vistos por el Ilmo. MAGISTRADO de JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA NUMERO 7 DE SEVILLA, D. FRANCISCO DE ASIS SERRANO CASTRO, los presentes autos de Familia. Divorcio Contencioso 103/2008, instados por el Procurador D. x, en nombre y representacin de Dª. X, contra D. Y representado por la Procuradora x, ambos con asistencia Letrada.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.- Por el Procurador x en representacin de Dª. X, presentó escrito de fecha VEINTICINCO DE ENERO DE DOS MIL OCHO por el que formulaba demanda de Familia. Divorcio Contencioso 103/2008 contra D. Y en base a los hechos y fundamentos de derecho alegados en el escrito de demanda, y terminaba suplicando se dictara Sentencia conforme a los pedimentos del indicado escrito.

Segundo.- Turnada a este Juzgado, se admitió a trámite la indicada demanda, teniéndose por personado y parte al mencionado Procurador y acordándose emplazar por cédula y copias a la parte demandada por término de veinte días hábiles para personarse y contestarla, bajo apercibimiento de rebeldía. Dentro de dicho término se personó en autos la Procurador x en nombre y representacin de D. Y, contestando la demanda en tiempo y forma, y contestándola en base a los Hechos y Fundamentos de Derecho que estimaba pertinentes, interesando Sentencia conforme a sus pedimentos.

FUNDAMENTOS JURIDICOS

PRIMERO.- La cuestión a resolver mediante este cauce procesal deriva de una pretensión de divorcio, por cuya motivación es de preceptiva aplicación lo dispuesto en el Capítulo IV del Título Primero del Libro IV de la Ley 1/2.000 de Enjuiciamiento Civil.

SEGUNDO.- Que el matrimonio se disuelve, sea cual fuere la forma y el tiempo de su celebración, por el divorcio, tal como señala el artículo 85 del Código Civil, y como el artículo 86 del mismo Cuerpo Legal contempla los motivos eficientes que pueden desembocar en la mentada situación, es obvio que corresponde analizar, por los datos obrante en la causa, si la solicitud planteada por la representacin procesal de las partes se fundamenta en las premisas válidas, a tenor del precepto últimamente reseñado, para alcanzar la finalidad suplicada, a tenor de la reforma operada en el Código Civil por la Ley 15/2005 de 8 de julio.

TERCERO.- Con base en el anterior razonamiento, es preciso acceder a la pretensión deducida en estos autos civiles, habida cuenta que, según aparece acreditado, concurren los presupuestos necesarios para el éxito de la acción ejercitada, en cuanto se ha demostrado, por la probanza aportada, la concurrencia y circunstancia de los requisitos exigidos en el art. 81 del Código Civil.

CUARTO.- En lo que concierne a las consecuencias y efectos derivados de dicho pronunciamiento de conformidad a lo dispuesto en el art. 91 y siguientes del Código Civil, procede adoptar las medidas definitivas consensuadas en el acto de la vista en lo que concierne a la atribución de la guarda y custodia del hijo menor, XY, y la contribución económica del padre a las necesidades alimenticias de dicho hijo.

Solo ha sido objeto de discusión la determinación de las medidas sobre el ejercicio de la patria potestad y la conveniencia del mantenimiento de un régimen de relación, contacto y visitas entre padre e hijo.

QUINTO.- Al respecto ha quedado en evidencia, así lo ha expresado el propio menor, de 12 años de edad, con total rotundidad y coherencia, que el Sr. Y se ha venido despreocupando y desentendiendo de su hijo en el aspecto afectivo y relacional desde hace más de cinco años, y en lo relativo a su obligación de contenido económico (pago de pensión alimenticia) desde hace más de cuatro. El pequeño XY ya no recuerda a su padre, ha desaparecido, por demérito propio, del ámbito de sus vinculaciones afectivas, no se acuerda ni de su cara, ni de su voz porque en más de cinco años (casi la mitad de la vida del menor) su padre ni siquiera se ha preocupado de llamarle por teléfono, nunca le ha mandado un regalo por su cumpleaños, día de Reyes..., nunca ha sentido la necesidad de saber si su hijo tenía problemas de salud o en su educación y desarrollo. El propio padre ha generado una situación de desapego que, a su vez, ha terminado creando en el hijo un sentimiento de orfandad, porque lo cierto es que durante más de cinco años ha sido la madre quien se ha ocupado en exclusiva de criar, atender, cuidar y educar a su hijo.

De ahí que no resulte extraño que el niño, en este momento, rechace volver a tener cualquier tipo de contacto con ese padre al que no conoce y a quien le reprocha su olvido inexcusable. En el presente c aso, si nos encontramos ante una interferencia parental, en la que el rechazo hacia la figura de su progenitor está claramente fundado en la conducta de ese progenitor.

El Sr. Y no puede pretender reaparecer en la vida de su hijo, como si nada hubiera ocurrido. Por consiguiente, como luego se indicará, procede suspender el régimen de relación que el propio menor rechaza, mas sin perjuicio de que esa suspensión no impida que el padre, si de verdad es sincera su intención de recuperar su cariño, pueda comenzar a demostrarle que le quiere, llamándole por teléfono por las tardes y fuera del horario escolar (aun asumiendo que su hijo, al menos en principio, no quiera hablar con él), acordarse de que es su cumpleaños, participar de sus estudios acudiendo a hablar con sus profesores y tutores (aun cuando el ejercicio de patria potestad se le atribuirá a la madre), cumpliendo puntualmente su obligación de contribuir a los alimentos de su hijo (aunque esa contribución se garantice mediante una orden de retención) y mandándole regalos y presentes que hagan reconsiderar a su hijo XY que no es tan huérfano de padre como él mismo le ha hecho creer.

Si al final, con humildad y poniendo en práctica habilidades parentales, de las que hasta ahora ha carecido totalmente, consiguiera que su hijo, llegara el momento, en que cambiara la opinión que tiene de él, podría en un futuro dejare sin efecto esa suspensión, valorando la conveniencia de un reencuentro paternofilial.

Mas, por ahora, resulta evidente que el interés superior del menor aconseja, por un lado, por las razones expuestas y en base a lo dispuesto en el art. 94 párrafo 1º del Código Civil, la suspensión del Sr. Y a relacionarse físicamente y visitar a su hijo. Asimismo ante el gran incumplimiento durante tantos años, de todas las obligaciones que computa el ejercicio de la patria potestad, procede privarle de ese ejercicio, atribuyendo en exclusiva a la madre, quien, en definitiva, ha sido quien se ha ocupado de adoptar en solitario todas las decisiones que han afectado a su hijo. Ello a tenor de lo establecido en el art. 170 del Código Civil.

SEXTO.- No apreciándose temeridad ni mala fe en ninguna de las partes litigantes no procede hacer condena expresa en costas.

FALLO

Que estimando la demanda formulada por el Procurador x , en representacin de DOÑA X contra D. Y, debo declarar DISUELTO POR DIVORCIO el matrimonio contraído entre ambos cónyuges litigantes, adoptando como medidas definitivas las siguientes:

1.- Se atribuye a la madre la guarda y custodia y ejercicio exclusivo de patria potestad sobre su hijo XY, quedando suspendido en ese ejercicio su padre.

2.- Se suspende el derecho del Sr. Y a contactar y relacionarse físicamente con su hijo, quedando suprimido el régimen de visitas que se estableció en la sentencia de separación de 19 de septiembre de 2002. No obstante, el Sr. Y podrá llamar a su hijo por las tardes y fuera de horario escolar, acudir a hablar con profesores y tutores y mandarle regalos y presentes, procurando poner en práctica habilidades parentales que, en un futuro, permitan la existencia de factores que favorezcan, al menos, un mínimo reencuentro paternofilial.

3.- El Sr. Y contribuirá a los alimentos de su hijo XY, abonando a la Sra. X dentro de los primeros cinco días de cada mes, una pensión por importe de 150€, cantidad que se actualizará anualmente conforme a las variaciones del IPC del INE. A fin de garantizar el pago de esa pensión se remitirá oficio de retención a la empresa para la que trabaja actualmente el Sr. Y.

Todo ello sin imponer las costas del juicio a ninguna de las partes litigantes.

Firme que sea la presente Sentencia, que se notificará a las partes y de la que se unirá testimonio literal a los autos, comuníquese la misma al Registro Civil donde el matrimonio está inscrito a los efectos procedentes.

MODO DE IMPUGNACION: Mediante recurso de Apelación ante este Juzgado, dentro del plazo de CINCO DIAS contados desde el día siguiente a su notificación y de conformidad con lo previsto en el artículo 774 párrafo 5, en relación con los artículos 457 y siguientes de la Ley 1/2000, de 7 de enero de Enjuiciamiento Civil, dicho recurso no suspenderá la eficacia de las medidas acordadas en la misma.

Así por esta mi Sentencia lo pronuncio, mando y firmo.

E./

Publicado por: mbermudez
Visto: 639 veces


TRIBUNAL SUPREMO DE ESPAÑA
SALA SEGUNDA DE LO PENAL
Pza. de la Villa de Paris s/n
Madrid 28071

Asunto: INDICIOS RAZONABLES DE QUE LA EXCMA. SRA. Dª BIBIANA AIDO ALMAGRO, MINISTRA DE IGUALDAD, DEL GOBIERNO DE ESPAÑA, ESTA PROVOCANDO, EN LOS HIJOS COMUNES, A LA DISCRIMINACION, AL ODIO Y A LA VIOLENCIA HACIA LOS PADRES DE FAMILIA, DE NACIONALIDAD ESPAÑOLA, CASADOS LIBREMENTE EN SOCIEDAD DE GANANCIALES, CONFORME AL ARTICULO 510.1 DEL CODIGO PENAL, AL IMPLICARLOS EN LA PROBLEMÁTICA DE PAREJA DE SUS PADRES.

Burgos, 25 de octubre de 2.008

Excmos. Sres.:

Estimo que corresponde a esa SALA SEGUNDA DE LO PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE ESPAÑA el instruir la denuncia que hago contra la Excma. Sra. Dª BIBIANA AIDO ALMAGRO, por su condición de Ministra de Igualdad del actual Gobierno de España, conforme al artículo 57.1.2º de la Ley Orgánica del Poder Judicial.



EL HECHO DENUNCIADO (Documento nº 1)

El hecho es el siguiente, el 15 de octubre de 2.008 realicé un viaje a Pamplona, donde se reparte el periódico gratuito ADN, cuyo ejemplar del día conseguí, en el que figura el anuncio del Ministerio de Igualdad, donde a un niño, menor de cinco años, le ponen las siguientes palabras:

“MAMA, HAZLO POR NOSOTROS, ACTUA”

A continuación, se indica:

“ANTE EL MALTRATADOR, TOLERANCIA CERO”

Este anuncio está encabezado por el patrocinador:

“GOBIERNO DE ESPAÑA, MINISTERIO DE IGUALDAD”

Se adjunta copia de la página en que figura dicho anuncio.



LA CAMPAÑA DENUNCIADA (Documentos 2 y 3)


Con fecha 8 de julio de 2.008, el Ministerio de Igualdad, que dirige esta responsable del Gobierno de España, lanzó una campaña en que se quiere implicar a menores en la posible problemática de pareja de sus padres, o de uno de ellos, pues muchos hay que no están conviviendo con los dos. Esto es lo que se dice, entre otras cosas, en la presentación, de la Ministra de Igualdad:

“En el tercer spot, hemos querido que los menores sean los protagonistas de un futuro sin violencia de género.”

ARGUMENTACION JURIDICA DE MI DENUNCIA

Esto es lo que dice el artículo 510.1 del Código Penal:

“Los que provocaren a la discriminacin, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía, serán castigados con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses.”



Primero (No sólo los hombres pueden ser causantes).-

Aquí, el Ministerio que dirige esta Ministra está haciendo creer a los niños y jóvenes de este país que el padre, o un varón, es responsable, siempre, de cualquier tipo de situación no deseada que pueda suceder a su madre en el domicilio familiar.

Evidentemente, hombre, situación familiar, violencia de género y maltratador están unidos, según el Ministerio de Igualdad y la presentación de la Excma. Sra. Ministra de Igualdad, como se indica en la presentación por la misma de dicha campaña (Documento nº 3).

La Excma. Sra. Ministra argumenta esta campaña por ciertas consecuencias, como indica en la presentación de esta campaña:

“Las consecuencias de esta violencia sobre los menores dan lugar a alteraciones de conducta, a retraso escolar, a problemas de salud y a la reproducción de conductas violentas por parte de los niños.

Por todo ello, es necesario que se conozcan estas consecuencias para prevenirlas y para darles un futuro al margen de la violencia. “

Hablar de alteraciones de conducta, retraso escolar, problemas de salud o reproducción de conductas violentas por parte de niños y atribuirlo al padre, o al hombre que vive con su madre, es hablar de unas consecuencias que pueden tener varias causas, y una de las causas es la propia madre, que queda excluida también como posible causante de estas conclusiones, sin razonamiento alguno. También, esas consecuencias, pueden tener origen en otras causas de las cuales no son culpables ni el padre, ni el hombre que vive con su madre, ni el vínculo que une a la madre con el hombre que convive la madre y el menor, sea o no el padre del menor o menores no emancipados.

Segundo (Los intereses de las madres no coinciden, necesariamente, con los de los hijos).-
En la propia Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, que utiliza la Excma. Sra. Ministra de Igualdad, en su artículo 14, dice:

“Los medios de comunicación fomentarán la protección y salvaguarda de la igualdad entre hombre y mujer, evitando toda discriminacin entre ellos.
La difusión de informaciones relativas a la violencia sobre la mujer garantizará, con la correspondiente objetividad informativa, la defensa de los derechos humanos, la libertad y dignidad de las mujeres víctimas de violencia y de sus hijos. En particular, se tendrá especial cuidado en el tratamiento gráfico de las informaciones.”
Al excluir a la mujer, como causa de problemas de convivencia o violencia, en mayor o menor porcentaje que el hombre, lo cual no es objeto de esta denuncia, incumple lo contemplado en la citada ley. La igualdad, nombre de su ministerio, brilla por su ausencia.
La objetividad informativa de que habla el citado artículo brilla, también, por su ausencia. “Se tendrá especial cuidado en el tratamiento gráfico de las informaciones”. Es tremendo que un niño que no sabe leer, como estimo es el de la foto, esté animando a una madre a pedir medidas personales, legales, penales o civiles, que no tienen que ser, necesariamente, en interés del niño.
¿ Son los intereses de la madre los mismos que los del hijo ?. En mi modesta opinión, no.
Una de las decisiones que vienen tomando diversas madres, en estas circunstancias, es llevar a los niños, como el de la foto, a casas de acogida y similares, que, en Castilla y León, son llevadas por asociaciones o empresas privadas, financiadas con dinero público.
Por ejemplo, en la ORDEN de 3 de abril de 2000, de la Consejería de Sanidad y Bienestar Social, por la que se regulan las características y el uso de los Centros de la Red de Asistencia a la Mujer víctima de maltrato o abandono familiar en Castilla y León, cualquier madre puede solicitar el ingreso en uno de esos centros, junto con un niño como el de la foto, con su sola firma y su sola manifestación de maltrato.

Se está dando a la madre un poder real, sobre un niño como el de la foto, sin control judicial, que no quiere decir que sea lo mejor para el niño.

A ese niño hay que explicarle que esa madre, a la que anima a exigir graves decisiones contra un hombre, su padre o actual compañero, también, sin ningún control judicial, pudo haber abortado al niño de la foto. ¿ En qué semana ?. ¿ En la quinta de embarazo o en la veinticinco ?. ¿ Seguro que los intereses o problemas psíquicos de la madre coinciden con los intereses de un niño de una edad similar al de la foto ?. Eso se hace sin ninguna tutela judicial hacia el concebido no nacido, y sin que su padre sea tenido en cuenta o informado. Concepción fruto de relaciones libremente consentidas, que se pudo evitar por múltiples medios existentes en España, si no quería quedar embarazada la madre.

Si la madre es abortista, ¿ enseñará la madre a abortar a las hijas como método anticonceptivo ?.

Claramente, las madres pueden tomar decisiones en que ni el padre ni un juez son tenidos en cuenta, primero en un posible aborto, luego en ser trasladados a una casa de acogida y similares.

¿ Seguro que una pensión compensatoria a la madre coincide con el interés del niño de la foto ?. Esto es lo que dice el artículo 101 del Código Civil:

“El derecho a la pensión no se extingue por el solo hecho de la muerte del deudor. No obstante, los herederos de éste podrán solicitar del Juez la reducción o supresión de aquélla, si el caudal hereditario no pudiera satisfacer las necesidades de la deuda o afectara a sus derechos en la legítima.”


3.- Tercero (Madurez de un niño que no sabe leer).-

Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, de modificación parcial del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil, en su artículo 5, habla del derecho de los menores a recibir información:
“1. Los menores tienen derecho a buscar, recibir y utilizar la información adecuada a su desarrollo.
2. Los padres o tutores y los poderes públicos velarán porque la información que reciban los menores sea veraz, plural y respetuosa con los principios constitucionales.
3. Las Administraciones públicas incentivarán la producción y difusión de materiales informativos y otros destinados a los menores, que respeten los criterios enunciados, al mismo tiempo que facilitarán el acceso de los menores a los servicios de información, documentación, bibliotecas y demás servicios culturales.
En particular, velarán porque los medios de comunicación en sus mensajes dirigidos a menores promuevan los valores de igualdad, solidaridad y respeto a los demás, eviten imágenes de violencia, explotación en las relaciones interpersonales o que reflejen un trato degradante o sexista.
4. Para garantizar que la publicidad o mensajes dirigidos a menores o emitidos en la programación dirigida a éstos, no les perjudique moral o físicamente, podrá ser regulada por normas especiales.
5. Sin perjuicio de otros sujetos legitimados, corresponde en todo caso al Ministerio Fiscal y a las Administraciones públicas competentes en materia de protección de menores el ejercicio de las acciones de cese y rectificación de publicidad ilícita.”

La edad a la cual obliga la ley para ser oídos los hijos, judicialmente, conforme a la Ley de Enjuiciamiento Civil y su artículo 770.4 es doce años, que se podría adelantar, pero el niño de la foto, evidentemente, no tiene edad, y tampoco madurez, para ser oído por un juez.

Conforme a la Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, en su artículo primero se habla de que esta ley es para exigir responsabilidad penal a las personas mayores de catorce años.

¿ Cómo podemos dejar en boca y mente de un niño hacer recomendaciones penales y civiles, con consecuencias jurídicas muy graves, a sus madres, cuando muchas madres las desconocen ?.

Permítaseme señalar algunas circunstancias, y legislación.

Esto es lo que dice el artículo 105 del Código Civil:
“No incumple el deber de convivencia el cónyuge que sale del domicilio conyugal por una causa razonable y en el plazo de treinta días presenta la demanda o solicitud a que se refieren los artículos anteriores.”
En este país, con millones de viviendas vacías, ¿ podemos dejar a un niño que aconseje a su mamá para que expulse a su papá de casa ?.
Conforme a los artículos 81 y 86 del citado Código Civil la madre de un menor como el de la foto puede pedir el divorcio una vez transcurridos tres meses de matrimonio, y sin que el padre pueda oponerse por motivos materiales, como se indica en la exposición de motivos de la Ley 15/2005, de 8 de julio, por la que se modifican el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio.
¿ Motivos a alegar ?. Ninguno.
¿ Documentos obligatorios ?. Conforme la Ley de Enjuiciamiento Civil y su artículo 770.1: certificación de la inscripción del matrimonio y, en su caso, las de inscripción de nacimiento de los hijos en el Registro Civil.
Muchos esposos y padres nunca saben lo que dice el artículo 102 del Código Civil, porque ni sus abogados se lo dicen, ni los jueces informan. ¿ Cómo lo va a saber el niño de la foto ?.
Cuando se están dictando órdenes de alejamiento, por si acaso, ¿ cómo podemos dejar a un niño que no sabe leer que aconseje a su mamá, si luego no la dejan retirar la denuncia, ni retirar la orden de alejamiento aunque no la quiera la mamá ?.
Aquí, la Excma. Sra. Ministra de Igualdad, promueve todo menos la igualdad entre padres y madres. ¿ Hay alguna campaña por parte de su ministerio sobre CUSTODIA COMPARTIDA ?.
La MEDIACION FAMILIAR, contemplada en la Ley de Enjuiciamiento Civil, ¿ Hay alguna campaña de ese MINISTERIO DE LA IGUALDAD ?.
Hay un hecho muy grave, por parte del estado, por parte de ese MINISTERIO DE IGUALDAD. Conforme a la CARTA DE DERECHOS DE LOS CIUDADANOS ANTE LA JUSTICIA, los padres y madres tenemos derecho a PRESUPUESTO PREVIO POR ESCRITO de abogados y procuradores.
La realidad es que el Estado Español, el Gobierno de España, SON INCAPACES DE GARANTIZARNOS ESE DERECHO.
¿ Sabe el niño de la foto la de pleitos y juicios que puede originar ese anuncio, con cargo a dinero que se van a llevar abogados y procuradores, en muchos casos, en beneficio de los mismos, y no de ese niño ?:
Proceso penal, medidas provisionales, divorcio, liquidación de gananciales, modificación de medidas, recurso va y recurso viene………… ¿ Tres mil, cinco mil, ocho mil………….. euros, o más ?.
¿ Sabe este niño lo qué son las litis expensas para que dé consejos a su mamá ?. ¿ Sabe el chollo que hay con subvenciones a asociaciones y el chollo de los abogados y procuradores con estos temas ?. ¿ Y esta Sra. Ministra de Igualdad sin garantizar a sus papás presupuesto previo por escrito para saber en qué lío y gastos les mete el MINISTERIO DE IGUALDAD ?.
¿ Paro, empleos precarios, viviendas caras, falta de financiación……?.
¿ Qué consejos y qué madurez se requieren para poner en la boca de un niño ?:
MAMÁ, HAZLO POR NOSOTROS, ACTÚA .
EN VIRTUD DE QUE HAGO ESTA DENUNCIA.
En la Ley 34/1988, de 11 de noviembre de 1988, General de publicidad, se indica:
“El Juez, atendidos todos los intereses implicados y, especialmente, el interés general, podrá acordar a cesación provisional o la prohibición de la publicidad ilícita, así como adoptar una serie de medidas encaminadas a corregir los efectos que la misma hubiera podido ocasionar. “
En su artículo 25 se indica:
“1. Cualquier persona natural o jurídica que resulte afectada y, en general, quienes tengan un derecho subjetivo o un interés legítimo, podrán solicitar del anunciante la cesación o, en su caso, la rectificación de la publicidad ilícita.”
En mi modesta opinión, y salvo mejor criterio, el Ministerio de Igualdad, con la Excma. Sra. Ministra de Igualdad, Dª BIBIANA AIDO ALMAGRO, están cometiendo un delito contra los padres de familia, y vejando a las mujeres españolas, casadas libremente, en sociedad de gananciales, llamándolas tontas por no tomar ciertas decisiones.
Independientemente de que cualquier anuncio con menores sobre temas de maltrato “recomendando” a las mamás actuar debe cesar, corresponde a ese TRIBUNAL SUPREMO Y SU SALA SEGUNDA DE LO PENAL hacerse cargo de esta denuncia.
En virtud de mis obligaciones constitucionales hacia los niños de este país, firmo la presente denuncia. Atentamente,

Jesús AYALA CARCEDO, de la ASOCIACIÓN DE PADRES DE FAMILIA SEPARADOS DE BURGOS-A.P.F.S.-BURGOS.
Publicado por: mbermudez
Visto: 912 veces


Tuvieron que morir atropellados dos niños para que la Municipalidad de Lima decidiera colocar semáforos en el peligroso crucero de la Carretera Central donde ocurrió, el martes, el accidente. No solo eso. Los representantes del Ministerio de Transportes y Comunicaciones y del Concejo de Lima se responsabilizaron mutuamente de tener a su cargo la administración de la vía.


Entre tanto, fueron velados ayer los restos de los hermanos Guiordy y Yakelin Anaya Campos, de 10 y 7 años, respectivamente. Hoy serán enterrados en el cementerio de Santa Clara.


¿AUTORIDAD COMPETENTE?
Indignados por el terrible accidente y porque los cadáveres de los pequeños fueron levantados sin la presencia del fiscal, pobladores de esa zona de la Carretera Central bloquearon ayer por la mañana un kilómetro de la vía con piedras y llantas quemadas. La policía tuvo que usar gases lacrimógenos para dispersarlos.


Por su parte, operarios municipales trabajaron desde el mediodía hasta la noche para instalar ocho semáforos a la altura del kilómetro 12,5 de la Carretera Central, en el sector de San Juan de Pariachi, en Ate-Vitarte. Del total de los semáforos, seis son vehiculares y dos peatonales. Hoy estarán operativos.


El alcalde de Lima, Luis Castañeda, aseguró que la semaforización se programó rápidamente por tratarse de un caso de urgencia. "Conversaremos con el alcalde de Ate para colocar semáforos en esa zona, pese a que es una pista que no está bajo nuestra competencia", declaró horas antes de la instalación de los semáforos.


En respuesta al burgomaestre, el viceministro de Transportes, Carlos Puga, aseguró que ese sector de la Carretera Central sí es responsabilidad del municipio metropolitano, según el último convenio suscrito entre ambas partes. "Nosotros no somos responsables de ese tramo de la Carretera Central, pero estamos de acuerdo en que el alcalde coordine con la Municipalidad de Ate-Vitarte, porque esas son zonas urbanas y es su labor", aseguró.


El alcalde Castañeda volvió a responder que ellos podían seguir discutiendo sobre la competencia en esa vía posteriormente, pero que lo importante en ese momento era que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones le había dado autorización pública para colocar los semáforos.


Esta última afirmación del alcalde carece de sentido para Marco Tulio Gutiérrez, especialista en derecho municipal, quien aseguró que, según la Ordenanza 341, que aprueba el Sistema Vial Metropolitano, el tramo de la Carretera Central que va desde Manzanilla hasta el límite con el distrito de Ricardo Palma (kilómetro 40) es de responsabilidad de la Municipalidad de Lima.


"El alcalde debe haber sido mal informado acerca del contenido de esa ordenanza, pues ella especifica claramente en su artículo 7 que tiene a su cargo la ejecución, el mantenimiento, rehabilitación, remodelación, señalización horizontal y vertical, semaforización, ornato, publicidad y mobiliario urbano de las avenidas e intercambios viales de la ciudad, incluyendo la Carretera Central", afirmó Gutiérrez.


En tanto, el alcalde de Ate-Vitarte, Juan Dupuy, aseguró que la Carretera Central está bajo la responsabilidad del referido ministerio y que era su deber asumir su competencia.


Para Gutiérrez, el burgomaestre distrital también estaba equivocado.


FRENTE A FRENTE
"La Carretera Central, entre Santa Anita y Ricardo Palma, es de entera responsabilidad del Concejo de Lima. Además, el mantenimiento implica una tarea mayor a la semaforización".
CARLOS PUGA. VICEMINISTRO DE TRANSPORTES




"Esa pista no es nuestra responsabilidad. Mantenimiento es una cosa y modificaciones a la vía es otra. Podrían acusarnos de malversación si invertimos en algo que no nos corresponde".
LUIS CASTAÑEDA LOSSIO. ALCALDE DE LIMA


El Comercio
Publicado por: mbermudez
Visto: 989 veces

Estimulan a niños de la cárcel de Chorrillos con Plan Lector
Son hijos de las internas allí recluidas. Pequeños escuchan cuentos y luego los dramatizan. Técnica permite mayor concentración e integración en niños.

Redacción La República.

El objetivo es estimular a los niños para que desarrollen la afición por la lectura. Para ello se utiliza la dramatización de cuentos clásicos para los menores de 2 a 3 años. Hasta el momento el resultado de este Plan Lector es muy satisfactorio y se desarrolla con éxito entre los hijos de las internas del Penal de Mujeres de Chorrillos, Santa Mónica.

Dos veces por semana la profesora de educación inicial del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe), Martha Moreno Wu, realiza estas valiosas actividades en el Centro de Educación Inicial (CEI) "María Parado de Bellido".

En este grupo observamos a 7 infantes, quienes escuchan atentamente la historia que les proporciona la docente y luego uno a uno salen al frente para representar a un personaje del cuento que ellos mismos eligen. Para hacerlo más interesante, la profesora los viste con improvisadas prendas que identifican al protagonista.

MAYOR INTEGRACIÓN

Esta técnica del Plan Lector, que se viene llevando a cabo desde hace un mes, está logrando que los niños obtengan mayor concentración e integración, aspectos fundamentales para el desarrollo de la comprensión lectora.

En este Plan Lector también participan otros dos grupos, de 0 a 12 meses y de 1 a 2 años. Ellos escuchan las historias en forma de cánticos, ya que se busca que sean más atractivas para los oídos de los niños. La participación de los pequeños y su entusiasmo ayudan a conseguir los objetivos de educación trazados.

Consultado el Inpe sobre el uso de este método, aseguraron que en todo momento se busca hacer respetar los derechos del niño. En este caso, ocurre con el respeto a la educación igualitaria.

CLAVES

Son 46. Actualmente, el Centro de Educación Inicial en el penal de Chorrillos forma a 46 niños menores de tres años.

Apoyo. Es de destacar el apoyo de las madres internas, quienes participan como motivadoras, al ver a sus hijos representando a algún personaje.

Publicado por: mbermudez
Visto: 1098 veces

Tres años de cárcel para una mujer por impedir que su ex pareja vea a su hijo
El Juzgado de lo Penal ordenó su ingreso en prisión por incumplir cuatro
Sentencias en las que se establecía el régimen de visitas del padre

La mujer que denunció al padre biológico de su hijo de ocho años por maltrato psicológico ha ingresado en prisión para cumplir una pena de tres años y cuatro meses por desobediencia judicial. La condenada lleva siete años haciendo caso omiso a las órdenes judiciales de Granada y Zamora que imponían un régimen de visitas para que el progenitor pueda ver al niño.
María José Blanco Barea, ( ABOGADA ) que incluso llegó ser detenida por la Policía Nacional en agosto de 2007 en Zamora por negarse a entregar al niño a su padre para que pasaran quince días juntos, tendrá que permanecer más de un año en la macroprisión de Topas. El Juzgado de lo Penal ejecuta las cuatro sentencias impuestas por otros magistrados: dos de un año y otras dos de diez y seis meses. El ex compañero de la condenada recogió el sábado al infante del domicilio que comparte con su madre y la actual pareja de ésta, para llevárselo a la capital de Granada en la que reside. El magistrado le ha concedido la tutela y la custodia de forma provisional, hasta que la mujer, que sufre la enfermedad de Parkinson, cumpla con las sentencias dictadas por el Juzgado tras varios años de litigio, que comenzaron cuando el menor tenía casi tres años.
La ahora reclusa, abogada de profesión, solicitó públicamente «una orden de protección para mi hijo, para eliminar el régimen de visitas y que se inicie un proceso de revinculación psicológica», necesario a su juicio porque el primogénito y su padre no han tenido ninguna relación. Pedía que un equipo de especialistas ajustara los criterios de educación y facilitara la adaptación del niño a su progenitor. Nunca ha logrado estos objetivos y los jueces han hecho valer el derecho de su ex novio a disfrutar del hijo.
El hombre, que nunca ha realizado ninguna manifestación pública en los medios de comunicación, demandó en 2004 la custodia del menor de edad por considerar que la enfermedad de la madre le impedía cuidarle adecuadamente. La dolencia se le diagnosticó tres meses después de dar a luz. Ella alega que el padre inscribió con sus apellidos al niño en el Registro Civil el último día de plazo, lo que, a su entender, refleja la falta de interés en el bebé. Una actitud que María José Blanco afirma haber tratado de combatir en los primeros años de vida del pequeño, al que llamaba para que le visitara. «He procurado que estuviera presente, que tuviera un vínculo con él», declaraba en junio de 2004, cuando aseguraba que incluso llegó a ponerle una demanda judicial para que se le impusiera un régimen de visitas y una pensión, a lo que su ex novio «se negó».
María José Blanco, que promovió una Asociación por una Cultura sin Violencia Psicológica, llegó a acusar a su ex pareja, también abogado, de pertenecer a un grupo de gran influencia en la provincia andaluza que le sirvió para que un magistrado de la capital le favoreciera y ordenara el primer régimen de visitas en 2004, tras dos años y medio sin ver al niño. Esa fue su primera rebeldía contra una disposición judicial. María José Blanco inició una lucha que sabía que la podía conducir a la cárcel. En una rueda de prensa concedida el dos de septiembre de 2007 comunicó que estaba condenada cinco veces por desobediencia a la justicia, al tratar de impedir los contactos de su hijo y el padre, que según ha asegurado siempre no quiso participar del nacimiento del niño, ni ocuparse de él hasta que el menor estaba a punto de cumplir los tres años.
Aquella primera orden del juez de Granada la recurrió porque ya vivía con su vástago en Zamora y consideraba que la instancia andaluza no era competente para resolver el caso. Llegó hasta el Tribunal Constitucional. Entonces afirmaba que «yo desobedezco al padre del niño no al juez, porque no es competente». Debería decidir un juez de Zamora. Y así fue: Ordenó que el padre y el hijo entraran en contacto y se vieran fines de semana y en vacaciones. Apoyado en el informe de la Fiscalía, que favorecía esa relación porque no estaba acreditado que fuera perjudicial para el menor. Además, en base a la tesis que mantenía el progenitor, indicaba que si el Parkinson de María José Blanco se agravaba o fallecía, tendrá que ser el padre biológico quien se haga cargo del niño y no la pareja actual de la mujer.
Lejos de asumir la determinación judicial, cursó una denuncia por «violencia de género institucional, porque se está hablando del patriarcado, de que al niño le beneficia el contacto con el padre porque es su padre biológico. La justificación debe ser ese beneficio y no porque yo tenga una discapacidad o porque me vaya a morir». Remitió una queja ante la Fiscalía General del Estado por la conducta de la fiscal.
El hombre la ha acusado de alienación parental, es decir, de provocar en el niño un rechazo hacia su padre. Ella sostiene que su ex novio, en las tres ocasiones que asegura haberle facilitado visitas al niño, ha influido negativamente sobre el menor. En septiembre de 2007 declaró que la había sometido a un «acoso procesal» por las continuas denuncias para exigir la tutela del niño y lograr un régimen de visitas para verle.
Publicado por: mbermudez
Visto: 812 veces

Francisco Tudela dice que abogado Chehade no puede ejercer defensa de su padre
Felipe Tudela y Barreda se encuentra privado de sus derechos civiles por una resolución judicial emitida el 21 de julio del presente año


(Andina).- El ex canciller Francisco Tudela manifestó esta noche que el abogado Omar Chehade no puede ejercer la defensa de su padre, Felipe Tudela y Barreda, pues este se encuentra privado de sus derechos civiles por la resolución judicial del 12º Juzgado Tutelar de Familia de Lima emitida el 21 de julio del presente año.

Tudela explicó que ante esta situación, se designó un curador procesal, cuya función recayó en el abogado Máximo Lagos quien fue designado por el mencionado Juzgado.


En ese sentido mencionó que un abogado solo puede representar a una persona que está en goce de sus derechos civiles.


"Entonces (el señor Chehade) es abogado de Graciela de Lozada o es abogado de los antiguos que son el estudio Rodrigo, pero no es abogado de Felipe Tudela porque no tiene posibilidad de ser apoderado para ser abogado", dijo.


Señaló que presentarán una queja al Colegio de Abogados de Lima contra Chehade por patrocinio ilegal y anunció que lo querellará por calumnia.


"Vamos a querellar a Chehade por decir que nos hemos hecho de las cuentas en Suiza, eso es calumnia y lo vamos a denunciar por decir de que no mandamos una pensión a mi padre", añadió.


Sostuvo que como administrador de los bienes de su padre no tiene poderes de disposición y por tanto las entidades bancarias no aceptan sus órdenes sobre las cuentas de su progenitor.


"Entonces así yo quisiera mandar todo el dinero del mundo no puedo porque no estoy autorizado judicialmente, soy solo un administrador", comentó.

Publicado por: mbermudez
Visto: 605 veces

Piden detener a hermanos Tudela
Fiscal boliviano Joadel Bravo Bezerra lanza requerimiento. Autoridad indica que Francisco y Juan Tudela y sus abogados pretendieron secuestrar en Santa Cruz de la Sierra a Felipe Tudela padre.

César Romero.
La República

Huyó de sus hijos. Felipe Tudela Barreda afirma que se vio obligado a refugiarse en Bolivia porque sus hijos tienen controlada a su favor a la justicia peruana.

Se reaviva la guerra de los Tudela. La fiscalía de Bolivia ordenó la captura de los hermanos Francisco y Juan José Tudela Van Breugel-Douglas y de sus abogados Enrique Ghersi Silva y Juan de Dios Zorrilla Quintana, como parte de una investigación por presunto delito de secuestro en agraviado del nonagenario millonario Felipe Tudela Barreda.

Por ser domingo, ayer no fue posible ubicar a los autores de la disputa familiar. Además, Felipe Tudela cambió de abogados. El estudio jurídico Rodrigo, Elías y Medrano ya no lo seguirá defendiendo. Enrique Ghersi y Francisco Tudela hijo no respondieron las llamadas.

A nombre de Tudela padre, el reconocido jurista Jorge Avendaño promovió un arreglo extrajudicial del conflicto, pero las conversaciones no habrían llegado a nada.

La República tuvo acceso al "requerimiento fiscal de aprehensión" dictado por el fiscal de Santa Cruz de la Sierra, Joadel Bravo Bezerra, fechado el cinco de agosto último, contra Francisco Antonio y Juan José Tudela, Enrique Ghersi y Juan de Dios Zorrilla (ver facsímil).

A LA FUERZA



Haga click en la imagen para ampliar.

La orden fue notificada a la policía de Bolivia y por ese medio a la Interpol. El fiscal Bravo pidió recurrir a los "acuerdos y tratados internacionales" para detener a los hermanos Tudela y a sus abogados en cualquier lugar del mundo, lo que supone que pedirá que sean extraditados.

Bravo indicó que procede a pedir la detención de dichas personas porque al desconocerse su dirección, trabajo y vínculos familiares en ese país "que aseguren la averiguación de la verdad, el desarrollo del proceso, la aplicación de la ley y/o el resarcimiento civil, presentan peligro de fuga y obstaculización al proceso investigativo".

Agregó que existen indicios suficientes que demostrarían que el 21 de julio último los hermanos Tudela y sus abogados pretendieron secuestrar a su padre y traerlo de regreso al Perú, lo que fue impedido por la intervención de la fiscalía boliviana.

La Dirección General de Aeronáutica Civil de Bolivia, dice el fiscal, certifica que Francisco Tudela, Juan de Dios Zorrilla y otros ingresaron a Bolivia en la aeronave OB-1703 en "vuelo de ambulancia" que cubriría la ruta Lima-Santa Cruz-Lima, señalando como uno de sus pasajeros a Felipe Tudela Barreda.

La orden de detención no tiene efectos en Lima. La fiscalía boliviana tendría que iniciar un proceso de extradición ante la justicia peruana para lograr capturar a los hijos de Felipe Tudela.



Fiscalía peruana también indaga

En el Perú, el encargado de la 10ª Fiscalía Penal de Lima, Elmer Ríos, también investiga un supuesto secuestro de Felipe Tudela padre. Pero aquí, a diferencia de lo que sucede en Bolivia, los agresores no son los hijos sino los abogados y la familia de la esposa de Felipe padre, Graciela de Losada, por ayudarlo a refugiarse en Santa Cruz de la Sierra.

Don Felipe Tudela y sus hijos pelean desde comienzos de este año por el control de la fortuna familiar. El pleito se inició luego de que el patriarca de los Tudela decidiera casarse con De Losada, tras 30 años de convivencia.

Los hijos de Felipe Tudela padre respondieron con una demanda de interdicción, declaración de incapacidad mental, que fue acogida por la justicia peruana. Así, desde agosto Francisco Tudela es el administrador judicial de los bienes de su padre.



Publicado por: mbermudez
Visto: 1142 veces

Aspec plantea prohibir venta de comida "chatarra" en quioscos de colegios

Una de las preocupaciones fundamentales se sustenta por los estudios de la Organización Mundial de la Salud que admite una epidemia mundial de sobrepeso


(Andina).- A fin de que se reduzca el consumo de alimentos y bebidas con elevadas cantidades de azúcar, sodio y grasas saturadas, la Asociación Peruana de Consumidores (Aspec) propuso hoy reglamentar en los colegios del Perú la venta de alimentos, de manera que se prohiba las comidas "chatarra".
Este pedido fue formulado por Jaime Delgado, titular de Aspec, en el parque Raimondi, de Miraflores, donde se armó una enorme mesa con frutas y verduras que fueron ofrecidas a centenares de escolares invitados, como una manera de estimularlos a consumir esos alimentos.

Aspec realizó esta actividad con el apoyo del Consejo Latinoamericano y del Caribe de Organizaciones de Consumidores, que agrupa a 16 países del continente.


La preocupación fundamental de los organizadores se sustenta en que la Organización Mundial de la Salud admite una epidemia global de sobrepeso y obesidad, lo que se ha constituido rápidamente en el mayor problema de salud pública en gran parte del mundo.


Este problema está íntimamente relacionado con el aumento de enfermedades crónicas como diabetes mellitus, dolencias cardiovasculares, hipertensión y ciertos tipos de cáncer.


Se debe prestar mucha atención al hecho de que durante la primera década de vida se forman los hábitos alimenticios, que pueden permanecer a lo largo de la vida, siendo la escuela un espacio privilegiado para la educación nutricional, anotó Aspec.


La propuesta de esta organización también incluye incorporar en el currículo escolar la educación alimentaria y nutricional, y asegurar a la comunidad escolar el acceso gratuito a agua debidamente potabilizada para su consumo directo.


Igualmente, se pide prohibir bebidas adicionadas de cafeína, glocoronalactona o cualquier sustancia que actúe como estimulante por sus efectos en el sistema nervioso.

Publicado por: mbermudez
Visto: 900 veces


ASOCIACIÓN CIVIL

“PADRES HOY”


La gran cantidad de casos de padres no convivientes con sus hijos que se ven impedidos del contacto y/u obstruido en el vínculo con los niños, esta dando muestras de que ya no se trata de casos aislados. Se trata de una PROBLEMÁTICA SOCIAL

- Tampoco las justificaciones para tal alejamiento son claras y alcanzan dimensiones de ser muy poco serias pero enormemente perjudiciales. La sistematización de estas situaciones comienzan a dejar en claro que no se tratan de meros “errores” en los fallos y/o decisiones de quienes contribuyen a negar el vínculo de un niño con su padre no-conviviente, sino que se tratan de acciones con maliciosa intencionalidad.

- Sabemos (por haberlo vivido también) que un padre que no puede ver o estar con sus hijos primero se encuentra en una situación de desamparo, soledad y muchas veces de incomprensión ( cuantas veces escuchamos ¿que habrás hecho para que no te lo dejen ver?) hasta desde su propia familia, o amigos, o profesionales, etc. Y la mayoría de las veces, ese padre que no puede estar con su hijo, solo encontrará quien comprenda la verdadera dimensión de su problema en otra persona que este pasando por su misma situación.

- Luego se encuentra en un verdadero enredo de cuestiones jurídicas y legales, con un discurso técnico tan hermético e incomprensible que no le sirve de consuelo, y peor aún, no le devuelve el vínculo con sus hijos. Y este malestar, sumado a la falta de información (que muy pocos proporcionan y con cuentagotas) sobre como accionar cuando a uno se le cercena el contacto con su hijo, llevan a este padre a la confusión y a los errores en sus actos.

NUESTRO RECLAMO ES EL LEGITIMO DERECHO A SER PADRES (no visitas), EN IGUALDAD DE CONDICIONES Y ES, FUNDAMENTALMENTE, EL DERECHO DE NUESTROS HIJOS A SER CRIADOS POR AMBOS PADRES.

Es por eso que un grupo de padres con la problemática de ser victimas de la OBSTRUCCIÓN DEL VÍNCULO CON NUESTROS HIJOS nos hemos nucleado con el propósito de:

- CONTENERNOS SIN RESIGNARNOS; para poder pensar mejor cuales serán los pasos a seguir en favor de la recuperación del vínculo con nuestros hijos.-

- INFORMARNOS SIN CONFUNDIRNOS; porque hay leyes, derechos, formas de luchas, propuestas, etc, que debemos conocer todos y que nos permitan ver que es lo que se puede hacer y contrarrestar el discurso del “no, esto no se puede”.-

- CAPACITARNOS SIN SOBERBIA; sabemos que hay mucho que aprender y que no somos los únicos en el mundo que tenemos este problema, cuanto mas sepamos de él serán mayores las posibilidades de revertirlo y de que no lo sufran nuestros hijos ni ahora ni en el futuro.-

- ORGANIZARNOS SIN AISLARNOS; porque somos parte del cuerpo social, y debemos trabajar en red para hacer llegar nuestra voz a todas las organizaciones, instituciones, medios de comunicación, asociaciones civiles, etc, ya que nuestra problemática no tiene dueños, es de todos.-

“El problema es grave y las consecuencias lo son aún mas, porque un padre que no puede ver o estar con su hijo siente un profundo dolor, pero un hijo que no puede ver o estar con alguno de sus padres es un sujeto en construcción al que se le está negando una parte de su historia, de su identidad y de su capacidad de elección. ¿Que clase de futuro se podrá construir así?”.-

COORDINADORES:

DIEGO FERNANDO LUNA Y DIEGO HALLE (PSICOLOGOS SOCIALES)

¡SOY PADRE Y LO SOY AHORA!

http://www.padreshoy.org/home/
Publicado por: mbermudez
Visto: 864 veces



www.unidosporlacustodiacompartida.org



Comunicación a los Medios: Unidos por la Custodia Compartida



14 de octubre de 2008





El sábado 11 de octubre, los principales diarios de tirada nacional se hacían eco de los cambios de última hora que el Departamento de Justicia de la Generalitat había asumido, con relación a la regulación, en el derecho de familia de la ?CUSTODIA COMPARTIDA-.



La razón que se apuntaba para ello era: ?satisfacer las presiones del Instituto Catalán de la Mujer?, detrás del cuál se encuentran, sin duda, un reducido grupo de organizaciones mal llamadas ?feministas?, que se han auto atribuido la representación en exclusiva de la mujer, y que han copado puestos significativos en la jerarquía del poder.



Estos colectivos han sido los inspiradores de la implantación en España de una legislación generadora de nuevos escenarios de conflictividad y violencia en las relaciones entre las personas. Los cooperadores necesarios para instar políticas claramente discriminatorias, por más que se pinten de constitucionales para mayor descrédito de tan Alto Tribunal y de algunos de sus miembros, de la semiorfandad de varios centenares de miles de niñ@s que siendo rehenes del sistema, han visto vulnerados derechos fundamentales reconocidos en los tratados internacionales y suscritos por nuestro país.



Colectivos que han hecho del conflicto una fuente de financiación de su ideología, creando estructuras paralelas a las Instituciones y a los órganos de la Administración, que han conformando los cimientos de una industria perversa, mezquina y cruel.



En nota de prensa de Europa Press, de 20 de abril de 2005, se recogían esta información acerca de unas declaraciones del Sr. Rodríguez Zapatero:



Zapatero revisará el régimen de custodia compartida de los hijos previsto en la reforma del divorcio

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió hoy a revisar el régimen de custodia compartida de los hijos diseñado en el proyecto de reforma de la Ley del Divorcio, que precisamente será debatido mañana en el pleno del Congreso, para su remisión al Senado.

El presidente del Gobierno hizo esta promesa durante la celebración del acto de balance de la labor del Ejecutivo en materia de igualdad, en el que además estrenó un nuevo formato al someterse, tras una intervención inicial, a un diálogo más informal con representantes de 19 organizaciones de mujeres.

Precisamente, las organizaciones hicieron notar reiteradamente al jefe del Ejecutivo su desacuerdo con la reforma del divorcio en lo que se refiere a la custodia compartida de los hijos. Representantes como la presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, reclamaron al presidente del Gobierno que intervenga para evitar la imposición judicial de la custodia compartida cuando no hay acuerdo entre las partes. "Si no cambia esta Ley, neutralizará la Ley Integral contra la violencia de género", denunció.

Durante la intervención de Pérez del Campo, el jefe del Ejecutivo le interrumpió para afirmar "esta misma noche". "No hagas más esfuerzos, conmigo, no hace falta", dijo tras el discurso de la feminista en contra de una custodia compartida sin acuerdo de los padres.

El resultado es ampliamente conocido por varios centenares de miles de padres de familia y padecido por un número equivalente de menores a los que les han hurtado los cuidados frecuentes de uno de sus progenitores.



Esta presión, que contó inicialmente con la oposición del Ministerio de Justicia, fue difuminada tras la nueva redacción del art. 92 del Código Civil, al condicionarlo al acuerdo previo de los progenitores, a un informe favorable del Ministerio Fiscal, interfiriendo claramente en la función jurisdiccional de Jueces y Magistrados, y abriendo la puerta de lo que se ha convertido en práctica habitual en un gran número de divorcios de este país, falsas acusaciones de malos tratos en el ámbito familiar o de abusos sexuales sobre los hijos, para obtener las ventajas legislativas creadas, a favor de la verdadera violencia doméstica.



Son los mismos que durante mucho tiempo se permitieron insultar gratuitamente a los progenitores que solicitaban la CUSTODIA COMPARTIDA, porque entendían que era el mejor sistema para garantizar el desarrollo armónico de sus hijos. Y lo hicieron desde un discurso vil y provocador en el que acusaban de maltratadores a todos aquellos que solicitan este modelo porque tenían una visión igualitaria de los derechos y obligaciones entre mujeres y hombres respecto a sus hijos.



Los mismos grupos que se empecinaron en negar la realidad que sufren decenas de miles de menores inmersos en estos contextos, al ser manipulados por alguno de los progenitores para convertirlos en el brazo ejecutor de sus odios, venganzas y chantajes, harto frecuentes tras las rupturas de pareja, llegando a desembocar en el denominado SAP. Incluso para ello, no dudaron en acompañarse de supuestos ?expertos? afines a sus principios ideológicos fundamentalistas, algunos de los cuales ya han sido llevados ante los tribunales de justicia, en otras latitudes, por sus supuestos y depravados vicios personales. ?Poderoso caballero es don dinero?.



Recientemente, algún otro de estos ?expertos?, encumbrado a altos cargos de la Administración por aquellos a quienes ha servido disciplinadamente, profetizaba, en una reciente Conferencia por tierras castellanas, sobre su esperpéntica forma de entender las relaciones entre mujeres y hombres, llegando a calificar de ?trampa? del hombre hacia la mujer, el tema de la Custodia Compartida, apostillando que ?la mujer es capaz de renunciar a casi todo por mantener a sus hijos, y el varón lo aprovecha?.



Este personaje, médico que pasa por ?experto en violencia?, es el mismo que ha negado la existencia del SAP (Síndrome de Alienación Parental), hasta el punto de avalar con su firma, un panfletillo en el que se justificaba esta conducta de los menores como un invento de los padres no custodios, debido al ?comportamiento inapropiado del progenitor rechazado ?, la negligencia o maltrato del progenitor no custodio ?, o la violencia previa por parte del padre hacia la madre y los menores? (se adjunta panfleto al final del dossier).



Muchas madres tuvieron que alzar la voz por padecer el rechazo característico de estas interferencias y programaciones alienadoras, para que la sociedad y los medios de comunicación también abrieran los ojos a esta cruel realidad. Como dice un representante de la carrera judicial, ?la mala leche no tiene sexo? .



La propia coordinadora del Psicología Jurídica del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España, en un comunicado hecho público el pasado 18/06/08 explicó:





??deseamos avalar la conveniencia del análisis de la problemática que se conoce como Síndrome de Alienación Parental en la evaluación psicológica, tanto dentro del ámbito forense del derecho de familia, como de otros relacionados. Los investigadores y los psicólogos muestran gran consenso al considerarlo como una alteración cognitiva, conductual y emocional, en la que el niño desprecia y critica a uno de sus progenitores. Esta conducta y actitud de rechazo y minusvaloración, es injustificada o responde a una clara exageración de supuestos defectos del progenitor rechazado??



?? Como todo avance científico y profesional, está sujeto a continua revisión, pero no puede ser negado "a priori", cuando existe literatura científica y actividad profesional que lo describe, y reconoce su utilidad.?





Pero a mayores, en España se han realizado cursos organizados por la propia Administración del Estado.



Sirva como ejemplo el promovido en Zaragoza, del 7 al 9 de noviembre de 2007, bajo la referencia (Cod. IR07/26), dentro del programa de ?Infancia en riesgo social?, con el título ?SÍNDROME DE ALINEACIÓN PARENTAL (SAP) COMO NUEVO TIPO DE MALTRATO Y SU TRATAMIENTO EN LOS SERVICIOS ESPECIALIZADOS: DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN?.



De igual forma, con el amparo de la administración académica universitaria, se van a realizar próximamente dos congresos monográficos sobre SAP.



Además es falso que OMS y la APA (Asociación Psiquiatría Americana) hayan rechazado oficialmente el SAP, y el dato de que no esté recogido actualmente en el DSM-IV no justifica su inexistencia. ¿Acaso lo está el ?síndrome de la mujer maltratada? que tanto le gusta referir a dicho sujeto y a las organizaciones afines?. A pesar de ello, nadie puede cuestionarse tampoco su existencia, aunque si, el uso torticero que interesadamente nos intentan imponer.



Ahora la conciencia colectiva y el clamor popular es abrumador hacia la CUSTODIA COMPARTIDA, que parte de un modelo de coparentalidad y aboga por el desarrollo en principios de igualdad de niños, mujeres y hombres.



Ya en abril del 2005, en una encuesta realizada por Gallup para SOS Papá se señalaba lo siguiente:



Nueve de cada diez españoles (90%) son partidarios de la custodia compartida, frente a tan sólo un 3 por ciento que la rechaza y, aun más allá, el 83,6 por ciento apoya esta medida incluso aunque no haya acuerdo entre los padres. Según una encuesta de Gallup realizada a 964 españoles el pasado mes de abril, son las mujeres las más partidarias de la custodia compartida, con un 92,1 por ciento del total de las consultadas frente al 87,9 por ciento de los hombres.

La opinión favorable sobre posibilidad de compartir la custodia de los hijos por parte de ambos cónyuges es más apoyada a medida que aumenta en nivel de estudios y la clase social, y disminuye ese apoyo a medida que crece la edad de los encuestados. Así, entre quienes tienen estudios universitarios la defiende el 94,1 por ciento frente a uno de cada cuatro (76,7%) de quienes tienen estudios inferiores.

Igualmente un 94,9 por ciento de los individuos de clase alta abogaban por esta medida frente al 84,4 por ciento de los de clase baja, y lo mismo sucedía entre los jóvenes, que lo apoyan en un 94,6 por ciento mientras el porcentaje se reduce hasta el 81,1 por ciento entre los mayores de 65 años.

En el caso de desacuerdo entre los padres, el porcentaje que sigue apoyando la custodia compartida baja al 83,6 por ciento, aunque sólo un 4,8 por ciento se opondría a ello. en este caso, el 86,6 por ciento de las mujeres apoyan la medida frente al 80,5 por ciento de los hombres.

Por otra parte, dos de cada tres encuestados (64,3%) consideran "deshonesta" la actitud de los políticos al considerar que, por un lado, dicen estar a favor de la igualdad entre hombres y mujeres y, por otro, se oponen a la custodia compartida en la nueva ley.

En las grandes ciudades, como Madrid y Barcelona, el porcentaje se eleva al 75 por ciento. Por contra, el 8,6 por ciento considera "honesta" la actitud de los políticos.



En los referidos colectivos se ha hecho cierta la máxima: ?Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo?.



En estos años, hemos tenido igualmente que soportar estoicamente las confidencias de más de un político reconociendo en privado la verdadera causa de estas políticas tan disparatadas que estamos padeciendo, y que no eran otras que las presiones de un lobby, camuflado bajo un falso discurso del interés de la mujer.



Pero a todo ello hemos dicho ¡¡BASTA!!. Ya no nos valen excusas torpes ni sometimientos de nuestros representantes políticos a presiones de este tipo.



Estamos en disposición de cambiar el significado de algunos términos que no por reivindicados, dejan de estar ya superados en las legislaciones más avanzadas de la Europa Occidental.



Pero no aceptamos que se trate de sustituir bajo denominaciones como ?responsabilidad parental? las mismas obligaciones y deberes que se recogen en la figura de la ?patria potestad?, para perpetuar modelos anacrónicos que solamente responden a espurios intereses.



No tenemos inconveniente que se hable de COPARENTALIDAD y de CORRESPONSABILIDAD, pero entendemos que no van por ahí las últimas modificaciones que está recogiendo el Proyecto de Ley de Familia de Cataluña.



La realidad socio-familiar de la España del siglo XXI, dista mucho de la que nos intentan hacer creer estos grupos de presión. La incorporación de la mujer al mundo laboral como una conquista social, además de por las necesidades económicas familiares derivadas entre otras cosas, de la hipoteca, ayudó a implicar al hombre, en las generaciones que mayoritariamente ahora se están divorciando, en aquellas tareas que tradicionalmente habían sido asumidas por la mujer.



Que tengamos que seguir avanzando en este sentido nadie lo duda, pero que nos quieran encasillar en esquemas, afortunadamente superados, de una sociedad patriarcal, obedece solamente a discursos interesados impulsados desde el revanchismo más repugnante.



La sociedad tendrá en cuenta que representantes políticos se empeñan en el ?sostenella y no enmendalla?, lo malo es que será demasiado tarde, y no para ellos que no dejan de ser estar al servicio de la sociedad y tan pronto pueden ser aupados como relegados por la voz del pueblo, sino para las varias generaciones de niñ@s de las parejas separadas y divorciadas, con consecuencias tan terribles como las que nos enseñan los estudios realizados en culturas de más amplia tradición divorcista y que en el pasado cometieron los mismos errores que estamos queriendo hacer buenos; o incluso los estudios dentro de nuestra sociedad sobre la incidencia en el maltrato infantil, de la variable familia monoparental como tipo de familia tras la aplicación de la primera ley de divorcio del año 1981.

El problema de la ausencia del padre se ha estudiado en otros países de modo muy directo a través de los centros de protección de la infancia y otras instituciones, en particular:

.- hospitales para el tratamiento de la drogadicción y el alcoholismo en los jóvenes
.- servicios de salud pública para el tratamiento de los trastornos de la conducta
.- centros de enseñanza primaria y secundaria
.- universidades (para comprobar las tasas de abandono)
.- archivos policiales (sobre pertenencia a bandas urbanas y actividad delictiva)
.- servicios públicos de salud (que atienden casos de embarazos precoces)

De estos estudios, realizados en el mundo anglosajón, podemos extraer las siguientes conclusiones resumen:

Según el U.S.A. Department of Health and Human Services, Administration for Children and Familie, National Center on Child Abuse and Neglect, 1996, en contraste con los hijos que conservan el trato con su padre, los hijos que crecen sin conservar el contacto y relación con su padre, son:

* 5 veces más propensos a cometer suicidio.

* 32 veces más propensos a irse de casa.

* 20 veces más propensos a tener desórdenes de conducta.

* 14 veces más propensos a cometer actos de precocidad y abuso sexual.

* 9 veces más propensos a abandonar los estudios.

* 10 veces más propensos a abusar de substancias químicas y drogas.

* 20 veces más propensos a acabar en prisión.

Además no podemos obviar otros datos significativos:



El maltrato a niños en las nuevas estructuras familiares (creadas después de la ley de divorcio de 1981)



Según datos del Centro de Reina Sofia para el estudio de la violencia y del INE, los porcentajes de maltrato infantil correspondientes a los distintos tipos de famlia en la sociedad española (1997-1998), en comparación con las familias tradicionales eran: 16,9 veces más frecuentes en familias monoparentales y 4,6 veces más frecuentes en familias reconstituidas.



Los 4 tipos de maltrato infantil que se recogen en los estudios internacionales son: Negligencia, Abuso físico, Abuso sexual y Abuso emocional.



El mismo Centro Reina Sofía, con datos del 2001 atendiendo a esta metodología, y sin tomar en consideración el estado civil de los progenitores (es decir, en la población en general) presentaba que un 52,5% de las madres biológicas eran las agresoras (maltrato global), frente a un 35,8% de los padres biológicos.



Idénticos porcentajes recogía Save the Children, en un trabajo que realizó sobre los niños y niñas victimas de violencia de género, cuando analizaba el parentesco de los agresores con las víctimas de maltrato infantil.







Contra ello, el único argumento que se esgrime por parte de esos colectivos de mujeres, que no representan la voz de la mayoría, sino a las que habiendo alcanzado importantes cuotas de poder, no quieren utilizarlo en beneficio de la verdadera igualdad, y si por el contrario en sus derivas ideológicas enmascaradas bajo discursos populistas en los que se habla de forma contraria a como se actúa, es perpetuar los clichés de madre cuidadora y padre proveedor.



Que se empeñen en afirmar que los padres no están implicados en el cuidado de los niños refleja, o un desconocimiento interesado y maniqueo de nuestra sociedadl, o una muy desafortunada experiencia en sus relaciones con aquellos hombres con los que compartieron un proyecto de vida. En cualquier caso ajenas a la voz de la mayoría de las mujeres.



Triste evolución social hubiésemos tenido de no haber logrado romper los moldes que establecían la asignación de los roles femenino y masculino. No nos imaginamos que hubiese sido de la mujer sino se hubiese conseguido romper las inercias para incorporarla plenamente al mercado laboral. Si mirando hacia atrás, la sociedad se hubiese empeñado en mantener la situación del pasado con el argumento de que como no habían trabajado fuera del ámbito familiar, no debían hacerlo tampoco a partir de aquel momento.



Tenemos que ser conscientes que los escenarios que se abren tras la ruptura, obligan nuevas soluciones y por tanto, un reparto equilibrado de estas responsabilidades, incluso, más allá de las situaciones anteriores a la ruptura.



Esto solamente puede hacerse desde esquemas de coparentalidad y/o corresponsabilidad.



Es por ello que EXIGIMOS tras la ruptura de la pareja:



.- Que los niños puedan seguir conservando SIN TRABAS, la misma relación de afectividad respecto a sus dos progenitores.



.- Que se enriquezcan emocionalmente con la aportación de ambos.



.- Que se eliminen los escenarios de vencedores y vencidos, estableciendo de forma automática una reparto equilibrado de la presencia de ambos progenitores en la vida de sus hijos.



.- Que se ayude a concebir un reparto equilibrado de las cargas derivadas de la relación paterno-filial como algo natural.



.- Que se deje de cuestionar la idoneidad de cualquiera de los progenitores.



.- Que se evite las situaciones de manipulación consciente o inconsciente de los hijos, por cualquiera de los progenitores.



.- Que se ponga fin a los conflictos de lealtades, a los sentimientos negativos de los menores por miedo a un posible abandono, a la suplantación de alguna de sus principales figuras vinculadas, o de culpa en la ruptura de sus progenitores.



.- Que se separen las cuestiones afectivas de las económicas, permitiendo a ambos miembros reorganizar su vida post-ruptura con las mismas garantías.



.- Que se rebaje la conflictividad en estas rupturas, apostando por mecanismos de mediación familiar, de tal manera que puedan seguir siendo los progenitores quienes orienten el desarrollo posterior de sus hijos.



.- Que la mediación sea un recurso de paso ?obligatorio?, de tal manera que se pueda llegar al procedimiento judicial con parte de los deberes hechos. Esto también servirá para calibrar las posturas de ambos miembros ante el nuevo formato que asume la familia y sus compromisos ante el mismo.



En definitiva un modelo de AUTENTICA IGUALDAD que permita a los dos progenitores desarrollar su vida personal y profesional evitando las dinámicas de dependencia de los hijos.







¡¡ UNIDOS POR LA CUSTODIA COMPARTIDA !!



¡¡ UNIDOS POR UN MODELO DE COPARENTALIDAD EN IGUALDAD !!

Publicado por: mbermudez
Visto: 1411 veces

Diez reglas para papás divorciados

Fuente: http://www.nosdivorciamos.com/articulo.php?id=ED107

El momento de la separación significa para el padre que sale de casa el comienzo de una nueva etapa en su vida como progenitor. Este, deberá adaptarse a los cambios y especialmente al tiempo que tendrá para compartir con sus hijos. Para ajustarse a su nueva realidad le ayudará el tener en cuenta los aspectos siguientes:

1. Aproveche al máximo los encuentros con sus hijos. Establezca los horarios de convivencia y las temporadas de vacaciones que permanecerá con ellos. El cumplimiento de las fechas y horas establecidas da seguridad a los niños y les permite programar sus propias actividades. No olvide que ellos necesitan prepararse para los cambios.

2. ¡No deje de ser el padre de sus hijos! Después de la separación muchos hombres se convierten en papás exclusivamente complacientes con ellos y olvidan la responsabilidad que tienen como formadores. Es frecuente escucharlos decir: “comparto poco tiempo con los niños y deseo que nuestros encuentros sean placenteros; no voy a dedicar ese espacio a corregirlos y disciplinarlos; quiero que deseen estar conmigo”. Esta posición desestabiliza a los hijos y genera dificultades con el padre que mantiene la custodia. Tenga siempre presente que al disciplinar y corregir a sus pequeños usted les está trasmitiendo un mensaje de orientación y por lo tanto de amor.

3. Establezca las normas que regirán cuando están juntos. Lo niños deben aprender a vivir en casa del padre con las reglas que él establece. Recuerde que ellos no son huéspedes del lugar, sino pequeños que necesitan sentir que pertenecen a él. En los casos en que hay una nueva pareja ambos deben definir cuáles son las normas que hay que respetar durante las visitas. Tenga en cuenta que el caos y la improvisación generan inseguridad y baja autoestima en los niños.

4. Es importante crear un hogar estructurado que genere seguridad y pertenencia en los niños. Esto los ayuda a saber lo que deben hacer cuando están en casa. No importa si las exigencias son diferentes a las de la casa materna. Lo que se pretende es que poco a poco los niños se sientan parte de un grupo familiar sólido donde los padres son el soporte. Los niños desarrollan su autoestima cuando han contribuido con su trabajo a formar un equipo con su familia.

5. Ayude a sus hijos a desarrollar el respeto hacia usted y hacia sí mismos. Para lograrlo, debe generar en ellos expectativas reales sobre lo que serán las visitas. Tener normas claras y rituales especiales les hará sentirse seguros y mantener los lazos afectivos.

6. Recuerde que usted es el padre y el guía de su grupo familiar, el modelo de la figura masculina para sus hijos. Ellos aprenderán de usted la forma como un hombre debe comportarse en sus papeles de pareja y de padre. Este modelo será definitivo en su futuro desempeño como adultos.

7. El dinero puede ser un aspecto que genere tensión entre usted y sus niños. Para algunos padres separados es difícil decir NO a las peticiones económicas de sus hijos. Estos sienten que darles gusto es una buena forma de compensar su ausencia y de demostrarles su amor. Es importante recordar que los niños también necesitan papás que no les den todo lo que piden.

8. Acepte que la culpa es un sentimiento que está presente en algunas de sus decisiones. Muchos hombres se sienten culpables por el divorcio, por haber perdido su lugar en la familia y haberse convertido en padres de tiempo parcial para sus hijos.

9. Si ya tiene una nueva pareja construya con ella un frente unido ante a sus hijos. El trabajo en equipo es indispensable en la creación del naciente hogar. Evite que estos estén presentes en sus discordias y peleas. Póngase en el lugar de su compañera y trate de entender los cambios que la actual unión genera.

10. Usted y su nueva pareja son los encargados de definir las normas de disciplina de la casa. Los hijos deben aceptarlas cuando están en ella. Muchos niños las cuestionan poniendo de ejemplo las que existen en el otro hogar. En este caso, es importante ayudarles a entender que ambas casas son diferentes y ellos deben respetar los dos lugares de la misma manera. Cuando afirmamos “en esta casa nosotros…” evitaremos que los pequeños manipulen la situación diciendo: “Tú no eres mi mamá; no puedes decirme lo que debo hacer.”

Por: Gloria Mercedes Isaza

Divorcio, Padres y Sicologìa
Publicado por: mbermudez
Visto: 1943 veces

Denuncian que los "papás" son los mas grandes olvidados en el colapso de los tribunales de Familia

El senador Jaime Naranjo, presidente de la Comisión de DD.HH, junto al psicólogo Miguel González Guerra; David Abuhadba, y Rodrigo García, presidente e integrante, respectivamente de la Agrupación “Amor de Papá” denunciaron hoy que los “papás son los grandes olvidados en el colapso de los tribunales de familia, ya que deben esperar aún más para que sus casos de tuición o visitas sean vistos

Senador Jaime Naranjo, presidente Comisión de Derechos Humanos
Fuente: Senado de la República de Chile
26 septiembre 2008

Un número no inferior al 20% del total de las presentaciones ante los Juzgados de Familia tienen relación con padres que buscan hacer valer sus derechos, en especial a mantener una relación directa y regular con sus hijos o pidiendo su tuición. “Considero que estos padres son los grandes olvidados del colapso de los Juzgados de Familia, ya que sus casos, al no ser de violencia intrafamiliar o alimentos muchas veces son pospuestos por largos periodos de tiempo”, denunció el senador Jaime Naranjo, presidente de la Comisión de Derechos Humanos.

Agregó que “este lapso que transcurre sin que las presentaciones de los papás se resuelvan, genera un daño que puede ser permanente en la relación con sus hijos o hijas. En efecto, muchos niños crecen sin que puedan ver a su padre (caso de régimen de visitas, tuición) deteriorándose gravemente el lazo afectivo con ellos. “Es decir, no sólo los padres se ven afectados, sino lo que es más grave y con efectos más profundos es que los niños se ven también perturbados en su derecho a mantener una relación directa y de manera regular con su padre. Derecho reconocido en nuestra legislación y en los tratados internacionales sobre la materia”.

Indicó que numerosos estudios reafirman que la relación del padre con sus hijos - independientemente, que este se encuentre separado o divorciado de la madre - es de vital importancia para el desarrollo de estos. Más aun, su presencia constante puede evitar incluso riesgos de drogadicción y alcoholismo, provocando la ausencia del padre incluso un síndrome de alienación parental, el cual posteriormente es muy difícil de revertir.

Según el parlamentario, es un hecho que nuestra legislación actualmente en esta materia no es la adecuada a la situación actual de la familia, donde existe un incremento de las separaciones y muchos niños se ven obligados a vivir con uno solo de sus progenitores, casi siempre con sus madres.

En este sentido, advirtió que un aspecto especialmente conflictivo es el que hasta la fecha nuestro Código Civil privilegia el cuidado del menor a cargo de la madre sin tomar en consideración el interés superior del niño, que debería primar en este aspecto sobre cualquier otra consideración. Con el fin de paliar esta situación es que en conjunto con el senador Pedro Muñoz presente un Proyecto de Ley que busca mejorar esta situación, ya que entrega el cuidado de los hijos al padre que esté más capacitado para esta función, independiente si es el padre o la madre.

Por su parte, el psicólogo Miguel González dijo que ”los tribunales no están preparados para este tipo de demanda que no es solo el litigio de una posesión, sino cómo educamos a los hijos. En los derechos del niño está consagrado que todo hijo tiene el derecho al cuidado y cariño de sus padres y esto no siempre ocurre”.

A su juicio “esto tiene consecuencias tan brutales y desastrosas como lo que se llama el Síndrome de Alineación Parental (SAP), el que normalmente vemos con preocupación no está siendo considerado en las instituciones del Estado que deben resolver los problemas con los hijos. No hay conciencia de lo que esto significa y por lo tanto, hay ciertas carencias para poder fallar con celeridad. El hecho que un padre pase 5 meses de no ver a su hijo por un tema administrativo, es ahí donde esta iniciativa parlamentaria viene a restituir el derecho de fortalecer la familia”.

El psicólogo detalló que el SAP “es un tipo de maltrato tipificado mundialmente, que tiene consecuencias severas a largo plazo, esto porque está condición de maltrato se da en los primeros años de vida, justo cuando se está construyendo una relación vincular con la madre y la figura paterna. El daño psicológico es mucho más difícil de revertir que una situación económica. Cuando un niño empieza a odiar al papá es muy difícil de revertir y así lo entienden organismos internacionales que han sancionado a Chile en dos ocasiones por no ponerse a la altura en los derechos del niño.”

Puntualizó que “vemos con preocupación que esta situación el SAP no está siempre respaldada profesionalmente. Por eso invito a los jueces a solicitar mayores antecedentes, porque finalmente lo que está en juego aquí son las consecuencias en los hijos de decisiones de adultos junto a la respuesta del Estado. Los niños que sufren este síndrome la pasan muy mal y hacen pasar muy mal al resto. El daño es severo porque tenemos a gente menos felices y más frágiles emocionalmente”.

En tanto, Rodrigo García, integrante de la Agrupación “Amor de Papá” dijo que “esta organización fue fundada por padres que no han podido ver por largo tiempo a sus hijos. Pero con el tiempo se han ido integrante otras personas, que como yo podemos ver a nuestros hijos, pero buscamos una decisión compartida de lo que sea mejor para los niños. Que ellos tengan acceso a ver a ambos padres. Es una invitación abierta a hombres y mujeres”.

Por “todas estas razones, es necesario que los Juzgados de Familia y los magistrados que los encabezan tomen en cuenta el deterioro emocional que se produce en la relación de los hijos con sus padres por una ausencia prolongada y por tanto agilicen los trámites correspondientes sobre regimenes de visitas o tuiciones. Los padres no pueden seguir siendo los grandes olvidados del funcionamiento de los Juzgados de Familia”, concluyó el senador Naranjo al anunciar que solicitaran una entrevista con el Presidente de la Corte Suprema, Enrique Tapia con el fin de solicitarle instruya a los Tribunales de Familia para que le den preferencia a este tipo de casos.
Publicado por: mbermudez
Visto: 999 veces

A las 8 pm de la noche en Radio Nacional se emitirá un especial sobre la próxima promulgación de la Ley de Tenencia Compartida.

Se entrevistará a Luis María Cuculiza y se hará un análisis de los objetivos, alcances y limitaciones del Dictamen aprobado a cargo de Manuel Bermúdez Tapia.

Se invita a todos los padres que han pasado por problemas judiciales y tienen problemas respecto de su vínculo con sus hijos (provocados por la madre) que estén atentos porque si bien la Tenencia Compartida es un sueño próximo a ser realidad, no es la mejor alternativa de solución.

La tenencia compartida no elimina los actos generadores del Síndrome de Alienación Parental ni soluciona el conflicto económico entre los progenitores.

Por ello se espera un debate con la señora Congresista, quien ha sido la única parlamentaria con sensibilidad social hacia los varones.

MBT
Publicado por: mbermudez
Visto: 2556 veces

LA TENENCIA COMPARTIDA, COMO GARANTÍA DE TUTELA PROPORCIONAL DE DERECHOS PARA LOS MIEMBROS DE UNA FAMILIA DISUELTA

Manuel Bermúdez Tapia

1. INTRODUCCIÓN. LA RUTA LEGISLATIVA.
En septiembre 2006, la Congresista Luisa María Cuculiza presentó el Proyecto de Ley Nº 199/2006-CR y aunque parezca paradójico, una mujer parlamentaria reconoció que después de una separación de una familia (constituida o de hecho) la tenencia de los hijos se convierte en un asunto de “propiedades” porque los conflictos se vuelven degenerativos de la dignidad e identidad individual y familiar.
Complementaria la propuesta legislativa describe una serie de problemas socio familiares escasamente abordados por la legislación nacional:
a) La obstrucción del vínculo paterno filial, al privarse generalmente a los varones de un contacto con sus hijos, con lo cual si la situación es prolongada y reiterativa suele provocar el cansancio del padre y así terminar por alejarse de su propio hijo.
b) El síndrome de alienación parental, provocada por quienes tienen la tenencia de los hijos, manifestado en la generación de conductas y mensajes que influyen negativamente en el comportamiento con el otro progenitor.
c) La violencia familiar en el ámbito psicológico, provocado a quienes son la parte débil de toda relación conflictiva, que puede ser inclusive para los dos progenitores quienes actúan entre sí provocando la limitación de sus derechos.
Finalmente en este rubro, poco se ha estudiado del derecho de los abuelos y demás familiares cuando existe una relación fenecida de los padres, privándoseles a ellos de un contacto directo y frecuente con sus propios familiares, con sus sucesores.
La propuesta legislativa en este sentido tuvo una ruta parlamentaria un poco dilatada, debido principalmente a la acción política del mismo Congreso y así podemos detallar su itinerario a fines de septiembre 2008:

Estado Fecha

Dictamen favorable de la Comisión de la Mujer y Desarrollo Social.
Dictamen aprobado sólo por mayoría, lo cual implica que varias parlamentarias no estaban de acuerdo con la tenencia compartida.
La visión sexista, limitada y perversa de un problema socio familiar, es una muestra palpable de que al menos una parlamentaria es una evidente enemiga de la igualdad de género, paradójicamente el estribillo de su imagen política.

20 noviembre 2007
(casi un año después de la presentación de la propuesta legislativa)

Dictamen favorable de la Comisión sustitutoria de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos.
Dictamen aprobado por unanimidad.
Téngase presente que el grupo de trabajo está compuesto por una mayoría de varones.

29 de mayo de 2008.
(Casi un año y medio después de presentada la propuesta legislativa)

Texto sustitutorio consensuado entre las Comisiones de Justicia y de la Mujer
24 de septiembre de 2008.
Dos años después de presentada la propuesta legislativa.

Dictamen aprobado por el Pleno del Congreso de la República
Dispensa de la 2º votación, por acuerdo del Pleno del Congreso de la República

24 de septiembre de 2008.
Aprobado el Dictamen, Susana Pinilla (ministra de la mujer), expresó de manera anticipada el apoyo del Ejecutivo en la pronta promulgación de la Ley de Tenencia Compartida y así modificar el Código del Niño y del Adolescente.
Sin embargo, nos sorprende que el Ejecutivo y el mismo Poder Judicial hayan tenido que esperar la decisión de una parlamentaria para regular una situación social de mucha importancia e impacto en el ámbito de las políticas públicas de protección de derechos de niños. La misma ministra, después del Dictamen, señalaba la necesidad de regular la tenencia compartida por la cantidad de procesos judiciales vinculados a la materia y que se tornaba “necesaria” la promulgación de la ley. Pero ¿Antes del dictamen acaso no existían las mismas estadísticas?, ¿Por qué el Ejecutivo no quiso tomar la iniciativa en la búsqueda de una solución a los problemas que generalmente aquejan más a los varones en los conflictos familiares?
Paralelamente y sin el ánimo de estudiar el contenido del Dictamen que requiere la firma del Presidente de la República para convertirse en Ley, estudiaremos la institución de la Tenencia Compartida.
Confiamos en la próxima aprobación de la Ley de la Tenencia Compartida, porque aún el mismo Presidente de la República resulta favorecido con la propuesta, al tener un hijo extramatrimonial menor de edad, con el cual tiene un vínculo fluido, constante y amoroso; privilegio que la mayoría de varones divorciados desearían tener.
2. DEFINICIÓN DE LA TENENCIA COMPARTIDA.
La “Tenencia Compartida” o “custodia compartida” o “coparentalidad” puede ser definida como el ejercicio equitativo, complementario y compartido de la autoridad parental respeto de la crianza, cuidado y protección de los hijos.
Habitualmente se suele entender que la tenencia compartida no es una figura jurídica con un efecto válido y positivo respecto de la relación de los progenitores con los hijos, debido a que la principal característica de un divorcio o separación es la ausencia física de uno de ellos en la habitualidad familiar del hijo, con lo cual la tenencia compartida se convierte en una aspiración casi imposible de alcanzar .
Sin embargo, la idea parte de una premisa errónea, que es la consideración de que el proceso de separación convierte a los progenitores en personas desvinculadas físicamente de sus hijos, extendiendo esta condición a toda la vida del hijo, desconociendo que en algún momento, ambos progenitores estuvieron en una etapa de convivencia óptima respecto de sus propios intereses y deseos personales.
El elemento de unión que permitió el acto de engendrar un hijo, suele ser desconocido inmediatamente después de un proceso de separación, sean cuales fuesen las razones existentes. En la eventualidad no se hubiera procedido a una separación, ambos progenitores hubieran continuando ejerciendo sus derechos y cumpliendo sus obligaciones en la misma proporción equitativa y complementaria respecto de sus hijos.
Entonces: ¿Por qué después de la separación, la equiparidad de posiciones, derechos y obligaciones son diferentes para los progenitores?
El melodrama en la asunción de una responsabilidad o culpabilidad, de una victimización o de una posición psicológica personal y excluyente (estado de alteración) es aquel factor que limita de manera directa el ejercicio equitativo de derechos y cumplimiento de obligaciones respecto de los hijos en aquellas circunstancias de separación o divorcio entre los progenitores .
Ya sea producto de procesos de violencia familiar (física o psicológica) como por el deterioro en la misma relación familiar por la cotidianeidad convivencial, los progenitores se reconocen como excluyentes entre sí respecto del vínculo con sus hijos, negándose entre ellos la posibilidad de ejercer una sociedad parental, como lo podría describir Beatriz Salberg .
De este modo, la tenencia compartida se convierte en la cúspide de la evolución de la figura de la custodia, al fundamentarse constitucionalmente y racionalmente como una mejor opción frente a la custodia dividida (excluyente entre progenitores), alternada (temporalmente excluyente a un progenitor) y la única (generalmente a favor de la mujer)
3. DE LA LEGISLACIÓN COMPARADA.
a) En los Estados Unidos.
La tenencia compartida parte del respeto absoluto de la dignidad de la persona humana, dándoles la igualdad de derechos y obligaciones a los dos progenitores (Constitución Americana)
En forma regulatoria, cada Estado tiene una denominación singular respecto de la Tenencia Compartida:
- En Lousiana, Idaho, Montana está definida como el contacto continuo, frecuente y significativo.
- En Missouri, está vinculada a las responsabilidades del progenitor que tiene bajo su cuidado y supervisión a su hijo.
- En Pensilvania es el acceso material de ambos progenitores a sus hijos .
b) En Francia
La Ley sobre la Autoridad Parental de 2002, regula la autoricé parentale (autoridad parental) que es ejercida en coparentalité (copartenalidad)
c) Canadá
La regulación de la tenencia compartida han excluido los conceptos de “custodia” (garde) y “acceso”, para dar paso a la regulación de la copartenalidad, siguiendo el modelo francés de 2002.
d) México.
En el 2004 se reforma el Código Civil para el Distrito Federal y se inserta la figura de la tenencia compartida en la legislación mexicana.
e) Brasil
En mayo del 2008, la Cámara de Diputados aprueba la reforma del Código Civil regulando la tenencia compartida como primera opción respecto de los derechos de los progenitores sobre sus hijos en caso de disolución de la relación.
En países como Argentina, España, Colombia entre otras la tenencia compartida si bien no está regulada en forma expresa en la ley, sí está protegida a través de la judicatura, que se fundamenta en la el principio del interés superior del niño.
4. DE LOS FUNDAMENTOS CONSTITUCIONALES, CIVIL TUTELAR (ISN), SOCIO POLÍTICOS, ECONÓMICOS Y PERSONALES.
a) Del fundamento constitucional.
Basados en los principios de:
- Dignidad, para así respetar materialmente los derechos de todo progenitor respecto de su vínculo con su hijo.
- Igualdad, para así asignar los mismos derechos y obligaciones respecto de su relación con sus hijos.
- De la protección de la institución “familia”, tanto en su esencia (vínculo) como en su estructura institucional.
- De la protección de grupos vulnerables, como lo son los niños.

b) Del fundamento civil tutelar. El interés superior del niño.
Principio concordante con el artículo 9.3 de la Convención sobre los Derechos del Niño: “Los Estados Partes respetarán el derecho del niño que esté separado de uno o de ambos padres a mantener relaciones personales y contacto directo con ambos padres de modo regular”; definido como el principio que debe ser tomado en cuenta cuando se discutan los derechos del menor, prefiriéndose su tutela aún en detrimento de los derechos de sus progenitores.
Lamentablemente una pésima interpretación jurisdiccional de este principio universal de tutela de los derechos e intereses de un menor, ha provocado que en casi todo el mundo se constituyan una única línea de trabajo excluyente de los derechos de los varones, debido sobre todo a una exagerada visión estereotipada de prácticas culturales, machismo y sobre todo de victimización.
En el ámbito jurisdiccional peruano por ejemplo el adulterio de una madre no es causal para variar la tenencia a favor del padre, porque existe un sesgo personal, social e inclusive legal, de tutelar los derechos de la mujer, así esta no garantice el cumplimiento de los artículos 3º (vivir en un ambiente sano ), 4º (integridad personal ) y 8º (a vivir en una familia ) del Código del Niño y del adolescente.
Bajo esos parámetros ¿qué moral se podría presentar una madre a su hijo que vive bajo la custodia de una persona que socialmente ha cometido un acto repudiable? ¿Por qué las consideraciones personales de un acto descrito como causal de separación sólo surten efectos limitativos de derechos para los varones?
c) Del fundamento socio político.
El grueso de la carga procesal del Poder Judicial lo constituyen los procesos vinculados a derechos y obligaciones de los progenitores respecto de sus hijos.
Este problema jurisdiccional no es exclusividad del Perú sino que es una constante universal y ha provocado en una serie de países el diseño de políticas de desarrollo inclusivo de derechos de los varones alejados de sus hijos, no sólo para garantizar el cumplimiento de sus obligaciones económicas, sino también para disminuir el impacto negativo de los conflictos interpersonales tanto en la vía judicial como en la vía personal (violencia familiar)
Aún no existen estudios completos sobre el costo social, económico y político de una mala administración de justicia en el contexto de la tutela de derechos de los niños que pudiere explicar el inmenso daño que se puede provocar con sólo participar en un proceso judicial (doble victimización).
Quien ha participado en un proceso judicial puede dar fe y su percepción sobre un eventual resultado es incierto y aún tuviere todas las garantías de acceder a un fallo positivo, finalmente no se sentirá satisfecho porque los elementos temporales (dilación procesal), los factores psicológicos (violencia familiar), los generados por las partes (temeridad procesal) y los económicos (costas y costas) terminan generando un conjunto de factores imposibles de manejar.
De esta manera, la tenencia compartida surge en el contexto comparado como una alternativa, a nivel de opción judicial (Perú, Brasil, México) como a nivel de exigencia judicial (Francia, Canada, Noruega) para así regular (primariamente) el vínculo existente entre los progenitores con sus hijos y el costo social del manejo de los conflictos interpersonales (en forma secundaria, pero complementariamente).
La diferencia entre las opciones legislativas radica en un elemento sustancial, la relación entre los progenitores:
- En las legislaciones que facultan la tenencia compartida, se da una preferencia a la decisión de los padres de llevar una relación exclusiva al ámbito de la crianza de los hijos.
Facultad que está limitada sólo a un número reducido de casos, con lo cual el resultado político social también resulta limitado.
Douglas Grote, señala en este punto, que la tenencia compartida no puede ser solución universal y que sólo será factible para quienes puedan acceder a acuerdos satisfactorios después de una separación.
- En las legislaciones que imponen la tenencia compartida desde el inicio, optan por evitar la decisión de los progenitores, porque le asigna una responsabilidad superior, que es la de llevar una relación adulta y responsable entre sí y que en caso de la violación de este principio recién podría operar una variación de las condiciones, regulándose derechos de tenencia y régimen de visitas a los padres que no pudieron superar sus problemas personales.
La decisión política basada en generar una obligación moral y personal adulta a los progenitores se plantea para así aminorar los costos económicos (políticas de asistencia social), los costos judiciales (demandas y denuncias) como los costos sociales (violencia familiar). De esta manera se actúa preventivamente y el temor a una reacción jurisdiccional que podría disminuir derechos es un factor inhibidor de conductas beligerantes entre los padres.
Como es de observarse, las legislaciones que dan la facultad a las progenitores de acceder a una tenencia compartida de hijos vía acuerdo amistoso no previenen el inicio de los conflictos, los cuales surgen generalmente por:
- La generación de una nueva relación afectiva
- La variación de las condiciones económicas de los progenitores, para bien (éxito económico) como para mal (quiebra o disminución de los ingresos personales)
d) Del fundamento económico.
La custodia compartida no sólo resulta un elemento positivo para los hijos de familias disueltas, sino que además constituye un elemento importante respecto de las consecuencias económicas en las relaciones interpersonales, tanto de mantenimiento de obligaciones como a nivel de proyección de estilo o calidad de vida.
De esta manera, los progenitores con tenencia compartida, incrementan sus posibilidades económicas respecto de su vínculo con el hijo, dado que no tienen la necesidad de generar egresos innecesarios para discutir judicialmente los eventuales derechos que pudieran tener o extender (alimentos para la ex pareja).
La generación de una independencia respecto del destino de los fondos económicos va complementada con la satisfacción personal de ser autosuficiente en la toma de decisiones de mayor envergadura en el contexto económico: compra de un vehículo, compra de una vivienda o el gasto en actividades lúdicas (viajes) todo lo cual evidencia una mejora individualizada de la calidad de vida para todos los miembros de la familia disuelta.
e) Del fundamento personal.
Toda vez que es imprevisible determinar el destino futuro de una persona al finalizar una relación matrimonial o convivencial, no es posible asignar en forma inmediata una condición económica, jurídica y social a un progenitor respecto de su ex pareja como de su propio hijo.
En este sentido, la tenencia compartida permite a los progenitores, una salida positiva de una relación fenecida que les asegure o la posibilidad de iniciar inmediatamente una relación con una tercera personal (generalmente por adulterio o infidelidad) o fundar una nueva familia en el futuro. Derecho que inclusive fuese reconocido por el Tribunal Constitucional en el caso Reynaldo Shols Pérez, Expediente N° 09332-2006-PA/TC (06/02/2008)
Al existir una condición material de tranquilidad o de estabilidad, los progenitores pueden dedicar una parte de su vida en la construcción de un nuevo destino, que les permita no sólo mantener un estilo y calidad de vida, sino que eventualmente mejorarlo en el ámbito psicológico (felicidad). Extendiendo estos beneficios a los hijos, los grandes beneficiados de la tranquilidad de sus progenitores que no dilapidarán sus recursos en relaciones conflictivas, sino en ellos mismos .
5. CRITERIOS DE DETERMINACIÓN DE LA TENENCIA COMPARTIDA.
Regular los derechos de un conjunto de personas, requiere no sólo la disposición de que los progenitores cedan sus posiciones, evitando pretensiones excluyentes de derechos (“puedes ver a tus hijos cuando quieras, pero sólo en mi casa”), pretensiones condicionantes (“paga y luego ves a tus hijos, sólo por un par de horas”) como imposibles de admitir (“me voy al extranjero a vivir y me llevo a mis hijos”), sino que el mismo magistrado, encargado de determinar la regulación de la tenencia, sea proclive a tutelar los derechos económicos y afectivos de los niños.
Tarea por demás difícil de regular si consideramos el poco nivel de efectividad de las resoluciones judiciales, dada las características personales de los progenitores de continuar sus conflictos personales después de la disolución del matrimonio o convivencia o de la sentencia.
Bajo este conjunto de condicionantes, planteamos que la tenencia compartida debe tener presente algunos elementos materiales en los involucrados.
a) Respecto de las condiciones de los progenitores.

Condición Justificación
La calidad de la relación entre progenitores Para evitar regular la tenencia compartida en caso de violencia familiar física o psicológica
El progenitor mejor capacitado para la crianza debe ser quien tenga el derecho de definir el domicilio del menor
La calidad de la relación entre los progenitores y sus hijos Para evitar la extensión del síndrome de alienación parental y la obstrucción del vínculo paterno filial.
La calidad de la relación de los hijos con la familia del progenitor Para promover el ambiente ecológicamente equilibrado que regula el CNA.
La capacidad económica individual de los progenitores Para determinar las obligaciones individuales económicas de los progenitores
Un progenitor sin los recursos económicos suficientes inevitablemente traslada su condición a toda la familia disuelta, agravando su propia perspectiva personal.
Si la relación entre los progenitores puede permitir la variación del domicilio del menor, el progenitor con menos recursos podrá mejorar sus propias posibilidades de desarrollo económico al no estar psicológicamente presionado en mantener su propia subsistencia y la de sus hijos.
La residencia habitual Para garantizarle al menor el clima de estabilidad, cuando se efectúe la tenencia compartida y se garantice al otro progenitor el lugar exacto de residencia del menor
La voluntad del progenitor respecto de los intereses y derechos del menor Para observar qué progenitor puede garantizar una mejor calidad de vida, sin que ello constituya una limitación al otro progenitor de algún derecho
La condición personal afectiva del progenitor (nuevas parejas o pareja adúltera o infiel) Si a consecuencia de una relación adúltera o de una infidelidad el matrimonio del progenitor se diluye, no es viable que se le asigne inmediatamente una tenencia compartida, porque el otro progenitor no consentirá esta nueva relación y el daño emocional en un niño sobre la nueva relación puede resultar compleja de asimilar.
b) Respeto de las condiciones del hijo

Condición Justificación
La voluntad del menor Porque es una garantía del respeto de su propia dignidad, identidad, desarrollo psicológico y personal así como es la mejor manera de garantizar su participación en un conflicto de intereses en el cual se debate su destino.
La edad del menor Para la determinación de la frecuencia en el ejercicio del contacto paterno filial
El sexo del menor Para la determinación de la residencia principal del menor
6. LOS MITOS CONTRA LA TENENCIA COMPARTIDA PROVENIENTES DEL MACHISMO SOCIAL, DE LA PARANOIA DE GÉNERO Y DE LA LEY.
Quienes alegan la imposibilidad de conceder una tenencia compartida generalmente han expresado un discurso incoherente con los derechos humanos, basándose en una falsa imagen de victimización social (exagerada).
Y son dos los principales elementos objetivos para cuestionar la tenencia compartida, en particular porque existe un amparo subjetivo social que no es sino la tradición machista, típica de países como el nuestro.
a) La edad del menor.
El principio de la “tender years doctrine” (de la edad corta) pondera el rol casi exclusivo de la madre en la tenencia del menor; tendencia que ha sido extendida de manera genérica en la gran mayoría de legislaciones mundiales.
Así por ejemplo, el artículo 84.b del CNA, faculta la posibilidad de que el menor permanezca bajo la custodia del la madre en caso de una disolución matrimonial o convivencial; artículo casi bíblico para la mayoría de magistradas peruanas, que inclusive no toman en cuenta la condición de segunda regulación , porque en el inciso primero del mismo artículo se regula la posibilidad de que el derecho sea asignado al varón (si cumple las condiciones).
Toda vez que la tendencia ha sido la defensa de los derechos del varón respecto de su vínculo con los hijos, sin que esto implique una negación de los derechos de la madre, las legislaciones contemporáneas vienen regulando la tenencia del menor, basándose en algunos parámetros objetivos :

Edad Frecuencia del contacto Fundamento
Recién nacido Horas del día, bajo un horario, domicilio y condiciones predeterminadas
Las salidas del domicilio pueden ser estipuladas, limitándolas a condiciones materiales La fragilidad del menor respecto de su condición de salud y las exigencias que acarrea su cuidado
De 6 meses al año Horas del día, bajo un horario y condiciones predeterminadas
No se regula extraordinariamente las salidas El desarrollo psicológico, vocabulario y motor del menor (inicio del habla, inicio de la locomoción y el inicio de la interpretación de la realidad)
Entre el 1º y el 2º año Una parte del día (mañana o tarde), que puede extenderse a una frecuencia predeterminada La necesidad de interrelacionar socialmente con el entorno
Entre los 2 a los 4 años Un día completo en el fin de semana
La frecuencia es extendida a segmentos del día durante la semana La determinación de la función de los roles sociales
Entre los 4 a los 6 años Un día completo en el fin de semana, alternadamente en el mes
La frecuencia es extendida a algunas tardes durante la semana Inicio de la etapa pre escolar del menor, la cual requiere la presencia de los dos progenitores para que se garantice el respaldo moral en un nuevo entorno social
Entre los 6 a los 11 años Un fin de semana completo en forma alternada
La frecuencia se extiende a una o dos tardes durante la semana
Es la realización de la educación primaria, donde la interacción con los progenitores es fundamental para garantizar los roles de genero, las funciones sociales del individuo y la personalidad social del menor
Entre los 11 a los 14 años Un fin de semana completo en forma alternada
La frecuencia se extiende a una o dos tardes durante la semana
Es la culminación de la etapa infantil y el inicio de la desvinculación con los progenitores
Entre los 14 a los 16 años Un fin de semana completo en forma alternada
La frecuencia se extiende según disponibilidad de los progenitores y la necesidad del adolescente En el inicio de la adolescencia la ausencia de un progenitor puede provocar conflictos personales (rebeldía y anarquía)
Entre los 16 a los 18 años Un fin de semana completo en forma alternada
La frecuencia se extiende según disponibilidad de los progenitores y la necesidad del adolescente Es el inicio de la edad adulta, manifestado en el inicio de la vida universitaria, sexual, laboral o con la independencia económica.
Los progenitores ya no son el elemento principal en la vida de los hijos.
b) El sexo del menor y del progenitor.
Superar los parámetros de la apreciación subjetiva y social respecto de la crianza de los hijos constituye una valla demasiado alta, generalmente para los varones.
El resultado bajo estas características constituye un elemento discriminador para los varones que litigan sus derechos en el ámbito jurisdiccional.
Tradicionalmente sólo se han garantizado los derechos para las madres de familia, sobre la base de una tradición histórico, social y legal; situación que en los actuales cambios sociales a nivel estructural requieren de una necesaria reinterpretación.
La casi paridad en el acceso a fuentes laborales y económicas, el ingreso en cantidad y calidad a la vida política y al liderazgo social que muchas mujeres han experimentado viene generando la poca utilidad del discurso de género en muchas de ellas, al nivel inclusive de cuestionar las leyes de cuotas de participación (Susana Villarán) porque son autosuficientes y en mejor medida, son capaces; más capaces inclusive que sus pares masculinos en múltiples actividades.
Si en estos aspectos la mujer ha experimentado un notorio avance, ¿Por qué justamente algunas mujeres se enfrascan en la idea de limitar los derechos de los varones en la crianza de sus hijos? La explicación responde a los factores de victimización de quienes defienden un discurso de género como mecanismo de superación de traumas personales.
Si la evaluación individualizada de cada progenitor le permite a uno de ellos garantizar mejor los derechos de los hijos de ambos, no debería existir el inconveniente en el otro progenitor, de acceder o a una tenencia compartida o a una tenencia a favor del varón, porque finalmente el gran favorecido será el fruto de la relación disuelta.
Finalmente resulta complicado admitir los fundamentos de una “necesidad” de mantener la tenencia física de un menor de edad si no tiene algunas condiciones materiales para garantizar una buena calidad de vida al menor. Circunstancias laborales y económicas han venido generando en las mujeres la necesidad de ausentarse casi todo el día del hogar y de la crianza del menor, trasladando la responsabilidad a los abuelos maternos o al servicio doméstico, negando toda opción al padre de asumir un rol más activo en la crianza.
¿Esa conducta es la ideal?, ¿El menor se beneficia con estas condiciones de vida? Evidentemente la respuesta es negativa y por ello se requiere una nueva interpretación de las realidades sociales, económicas, laborales, tanto en el ámbito individual como social de cada progenitor, para así respetar la ratio legis del artículo 84.1 (convivencia del menor con el progenitor más conveniente)
c) Tenencia compartida ¿todo es al 50-50?
Uno de los principales errores provocados por la interpretación de la ley que regula la tenencia compartida está vinculado al hecho de la interpretación de la igualdad absoluta de derechos y obligaciones.
En realidad la tenencia compartida no procura que los progenitores tengan una relación paritaria en cuanto a sus derechos y obligaciones respecto de sus hijos, y muy por el contrario sólo garantiza la equivalencia subjetiva de derechos y obligaciones, esto es la garantía de la proporcionalidad de derechos y obligaciones.
En términos económicos mantendrá la mayor carga de obligaciones al progenitor que pueda afrontarlos, exigiéndole a quien tenga menores ingresos a cumplir con parte del mantenimiento del hijo, con lo cual se descarta la tradicional limitación del padre a un rol de proveedor económico de la familia (“tu sueldo es nuestro y el mío es sólo mío”)
Sí las condiciones son excluyentes para uno de los progenitores respecto de sus obligaciones económicas (en este caso generalmente para las mujeres), bien podría el juez variar el domicilio principal del menor y asignarle mayores obligaciones y derechos al padre, porque sólo de esta manera se garantiza una mejor tutela de derechos del menor. ¿Qué sentido tiene mantener el domicilio del menor en la residencia de la madre si esta no puede garantizar su propia subsistencia?, ¿necesariamente el sistema judicial debe proteger el abuso de derechos de quien no puede garantizar su propia subsistencia?
En términos de la frecuencia del vínculo, tal como se pudiera expresar en el cuadro líneas arriba, el objetivo no está en garantizar primariamente los derechos del progenitor, sino de vincular estos derechos sobre las condiciones materiales del menor y por ello la proporcionalidad en el contacto es una característica básica de la tenencia compartida.
7. LOS RETOS DE LA TENENCIA COMPARTIDA.
a) procesales.
El elevado número de expedientes materia de tenencia, variación de tenencia, régimen de visitas, alimentos, violencia familiar, bien pudieron ser atendidos con un artículo a nivel de Disposición Complementaria en la próxima ley de tenencia compartida, con la cual se hubiera podido conferir la posibilidad a las partes en conflicto de acceder a un mecanismo de conciliación más tuitivo de derechos que termine generando nuevas fórmulas de relación interpersonal, que hubiere podido finalizar un elevado conjunto de procesos judiciales, garantizando así no sólo la satisfacción de derechos de los progenitores, sino también una paz social (como política pública)
b) personales en el ámbito afectivo.
La posibilidad de una nueva relación familiar o de la procreación de más hijos constituye un elemento que pudiera ser el detonador de nuevos conflictos.
Ante estas situaciones, bien hubiera hecho el legislador en imponer en una Disposición Complementaria, la obligación al juzgador de que los progenitores asistan a terapias de familia para así prevenir estos conflictos futuros.
c) personales en el ámbito económico.
La regulación de derechos en el ámbito procesal tutelar familiar resulta sumamente complejo y contradictorio con los fines de la defensa del menor, debido principalmente a la existencia de procesos principales tramitados en vías separadas (alimentos en la vía de juzgados de paz) y tenencia (juzgados especializados)
Frente a esta realidad y considerando que las circunstancias personales no siempre son estáticas en el contexto económico, el legislador debe modificar el actual procedimiento para permitir que el mismo juez que atendió el requerimiento de alimentos también vea su incremento, disminución o la suspensión en la obligación alimentaria.
d) la movilidad y traslado de la residencia de un progenitor.
El mayor problema no sólo para la tenencia compartida sino para toda relación paterna filial es el traslado de la residencia de un progenitor a una ciudad o país diferente.
Los problemas vinculados a la migración o emigración son elementos poco estudiados y por tanto resultan poco tutelados no sólo respecto del menor. En las cortes estaduales norteamericanas inclusive se ha regulado un régimen de visitas a través de las plataformas virtuales, para así suplir los problemas de la desvinculación física .
Desde la perspectiva de quien se ve forzado a tomar la difícil decisión de mudarse, constituye una situación sumamente compleja que no sólo se vincula con la pérdida del vínculo con su hijo, porque también los padres de este progenitor perciben que sus propios derechos serán difíciles de materializar al limitarse paulatinamente el contacto con sus nietos.
8. CONCLUSIONES.
Abordar la temática de la tenencia compartida en un contexto de exagerada visión de género resulta complicado, por ello nuestra sorpresa con la aprobación del Dictamen que la regulaba en el Congreso de la República.
Las consideraciones positivas resultan por demás elocuentes y beneficiosas no sólo para el menor sino también para los mismos progenitores, para la sociedad y para el mismo Estado que podrá optimizar los recursos económicos en otras áreas de mayor incidencia jurisdiccional.
Sin embargo, el mayor peligro de la tenencia compartida, la constituyen los mismos progenitores que usualmente en cuestiones de defensa de intereses (no de derechos) se convierten en verdaderos infantes ególatras, con lo cual la efectividad de una institución de tanta importancia familiar puede ser destruida en unos pocos momentos.

NOTAS

A Valeria y Alessandra, por todo lo que representan. A todos los varones que jamás recuperarán el tiempo de ausencia de sus hijos en sus corazones, pero que próximamente podrán tener, al menos, una mejor garantía de que sus derechos no volverán a ser obviados por los magistrados.
Abogado. Magíster en Derecho y candidato al grado de Doctor en Derecho por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Docente de Postgrado en las Universidades Pedro Ruiz Gallo, Antenor Orrego, Hermilio Valdizán y Alas Peruanas.
Primer párrafo de la Exposición de Motivos del Proyecto de Ley Nº 199/2006-CR, http://www2.congreso.gob.pe/Sicr/TraDocEstProc/CLProLey2006.nsf
Robert Bauserman. Child Adjustment in Joint-Custody Versus Sole-Custody Arrangements: A Meta-Analytic Review. En: Jurnal of family psychology. Vol. 16, Nº 1, pp. 93. AIDS Administration/Department of Health and Mental Hygiene. New York: AIDS, 2002.
Thoennes Pearson. Custody alter divorce: demographic and attiduinal patterns. pp. 233-249. En American Journal of Orthopsychiatry. Vol. 60. Nº 2, 1990.
Beatriz Salberg. Los niños no se divorcian. Estudio psicológico: cómo preservar a los hijos antes, durante y después el divorcio. Buenos Aires: Beas, 1993.
Tomado de: Michigan Child Custody Act, http://www.aaaalegalcenter.com/Joint.htm, Code of Alabama, http://www.legislature.state.al.us/CodeofAlabama/1975/22063.htm, Texas Family Code, chapter 153 – Conservatorship, possesión and access, http://www.capitol.state.tx.us/statutes/fa/fa0015300.html#top , California Family Code, http://caselaw.lp.findlaw.com/cacodes/fam.html, Maine Revised Statutes Annotated, title 19-A: Domestic Relations, http://janus.state.me.us/legis/statutes/19-a/title19-Ach55.pdf, Lousiana Civil Code, art. Custody of children pending the litigation, http://www.lsbep.org/custody_pending_lit_.htm, Iowa Family Code 1999, section 598.41, http://www.legis.state.ia.us/IACODE/1999/598/41.html, Oklahoma Statutes, http://oklegal.onenet.net/oklegal-cgi/get_statute?99/Title.43/43-109.html, Kansas Statute, http://www.kslegislature.org/cgi-bin/statutes/index.cgi/60-1610.html, Montana Code Annotated 1995, http://data.opi.state.mt.us/bills/1995/mca_toc/40.htm, Idaho Statutes, Title 32 - Domestic relations, Chapter 7 - Divorce Actions, http://www3.state.id.us/idstat/TOC/32007KTOC.html, Illinois Marriage and Dissolution of Marriage Act, http://www.legis.state.il.us/ilcs/ch750/ch750act5articles/ch750act5artstoc.htm, Missouri Revised Statutes, chapter 452, Dissolution of Marriage, Divorce, Alimony and Separate Maintenance, http://www.moga.state.mo.us/STATUTES/C452.HTM, Alaska Statutes, http://touchngo.com/lglcntr/akstats/Statutes/Title25/Chapter20.htm, Pennsylvania Consolidated Statutes, Title 23: Domestic Relations, http://members.aol.com/StatutesP2/23.Cp.53A.html, Nevada Revised Statutes, Chapter 125, http://www.leg.state.nv.us/NRS/NRS-125.html, Mississippi Code of 1972, as amended by Laws 2000, http://www.mscode.com/free/statutes/93/005/0024.htm, Florida Statutes Annotated, http://www.leg.state.fl.us/Statutes/index.cfm?App_mode=Display_Statute&URL=Ch0061/titl0061.htm, Wisconsin Statutes and Annotations, chapter 767, Actions affecting the family, http://www.legis.state.wi.us/statutes/97Stat0767.pdf
¿Qué ambiente podría ser ecológicamente equilibrado, si los mismos progenitores no admiten la conducta deshonrosa y adúltera en entre sí?
Estadísticamente se puede demostrar que un elevado porcentaje de violaciones a niños y adolescentes provienen del interior de una familia ensamblada, donde las nuevas parejas de las madres se convierten en la mayor amenaza de los hijos.
Los jueces peruanos (generalmente las mujeres) no suelen apreciar los casos de obstrucción del vínculo paterno filial y excusan el contenido de sus resoluciones a una interpretación exegética, obviando la libertad de interpretación y de actuación que les confiere una norma y principio universal como lo es el interés superior del niño.
Douglas Grote y Jeffrey Weinstin. Joint Custody. En: Journal of Divorce. New Yersey: Fall, 1977. pp. 3
Véase: María de Monstserrat Perez Contreras. Reflexiones en torno a la custodia compartida de los hijos La custodia compartida y las reformas de 2004. En: Boletín Mexicano de Derecho Comparado. Año XXXIX, Nº 116, mayo-agosto 2006. pp. 526.
El imaginario social se refleja en la premisa del juzgador con la errada interpretación de Juan 19.26-27 “mujer, he ahí a tu hijo”.
La posibilidad de que una mujer procesada o sentenciada a un régimen cerrado de reclusión tenga a su hijo menor de tres años en una prisión constituye un ejemplo de cómo el fiscal de familia resulta un adorno jurisdiccional, porque no puede prevenir el inmenso daño no sólo al niño sino a al propio padre por tal situación. Paradójicamente el fiscal de familia pocas veces es notificado por el juez penal, si un progenitor es detenido o recluido en presencia de un menor, lo cual confirma nuestra visión respecto de la función del fiscal en casos de análisis de derechos de los niños.
Tomamos como guías centrales los aportes obtenidos de la Children´s Rights Council (USA) www.crckids.org; de la Canadian Children´s Rights Council www.canadiancrc.com; La Japan Children´s Rights council www.crcjapan.com; y la Children´s Commisioner de la Children´s Rights Alliance for England www.guardian.co.uk; en el contexto legislativo igualmente nos guiamos de las “Reglas del tiempo del padre” del Estado de Indiana, Estados Unidos. http://www.in.gov/judiciary/rules/parenting/index.html

La sociedad peruana muestra un marcado quiebre en la tradición social a partir de 1980, donde las mujeres producto de la crisis económica, la lucha terrorista, la migración y la violencia familiar física existente, prácticamente reconfiguraron el mapa social, político, económico y urbano del país.
El diario norteamericano The Washington Post publicaba: Una Audiencia Nacional determinó que una mujer divorciada podía mudarse a California con su hija y depender de Internet para que la niña mantuviera contacto con su padre domiciliado en Nueva Jersey. Trenton, New Yersey, 5 de enero 2001. www.blog.pucp.edu.pe/mbermudez

Publicado por: mbermudez
Visto: 2494 veces


Lo corté y, como no moría, lo estrangulé

Correo

Desgarrador testimonio de mujer que asesinó a su hijo

Primero le corté tres veces en el tórax, pero no moría. Para no verlo sufrir, cogí dos chalinas y lo estrangulé. Después quise matarme, pero no pude. Tales palabras forman parte de la terrible confesión que hizo a la Policía Sonia Cajaleón Coz (25), la mujer que el último lunes acabó cruelmente con la vida de su niño de apenas siete años.

En el interrogatorio policial, en todo momento intentaba justificarse. Temblorosa y en medio de lágrimas, contó a los policías que de niña fue maltratada físicamente por sus familiares.
Ante la pregunta de por qué lo hizo, su respuesta fue contundente: No quería seguir viviendo si a mi lado no estaba él (Jorge Obregón, su conviviente y padrastro del menor).
Él me dijo que ya no tenía sentido estar juntos porque amaba a otra mujer. Me dijo que estaba enamorado de ella y que nunca me había amado como a ella, contó la homicida, según consta en su manifestación, a la que Correo tuvo acceso.
MANUSCRITOS. Antes de cometer el crimen, Sonia Cajaleón escribió una carta dirigida a su pareja. En ella decía: Amor, te pido perdón por amarte tanto. No te sorprendas por lo que estoy haciendo. Este dolor que me causaste es muy grave.

Su desquiciada mente hizo que luego escribiera similares mensajes en las paredes de su habitación.

La mujer, según se informó, había sido sometida anteriormente a un tratamiento sicológico en el Hospital Hermilio Valdizán, luego de que el padre biológico del pequeño la abandonara hace seis años.
Publicado por: mbermudez
Visto: 712 veces

Mujer mata hijo a cuchillazos
Por José Yucra

Porque descubrió que su pareja tenía otra mujer, una desquiciada madre asesinó a cuchillazos a su hijo de 7 años e intentó suicidarse, pero un grupo de vecinos irrumpió en la vivienda de la criminal, a quien capturaron e intentaron lincharla, en Ate-Vitarte.

El crimen se produjo, a las 6 de la tarde, en un cuarto alquilado del jirón Los Andes 151, en la urbanización San Gregorio, donde Sonia Cajaleón Cruz (25) se encontraba con su pequeño hijo.

Intentó suicidarse
Horas antes, la mujer había discutido con su pareja, quien salió del cuarto, lo que ella aprovechó para hacer una inscripción en la pared donde afirmaba que iba a matar a su hijo y suicidarse luego.

A los pocos minutos cogió un cuchillo y atacó por la espalda a su vástago, a quien le asestó varias cuchilladas.

Tras la muerte del menor, la mujer ató una cuerda a una viga del techo, pero los vecinos que escucharon lo ocurrido irrumpieron en el lugar y la golpearon. La filicida fue rescatada por la policía y llevada a la comisaría del sector.

Publicado por: mbermudez
Visto: 1825 veces

Personalidades psicopáticas
Dr. Hugo Marietán
Publicado en la revista Alcmeón, Volumen 7, Nº 3, Noviembre 1998

Enviado a correo electrónico personal

Índice

Cuarta Parte

El complementario del psicópata
Escala de Psicopatía de Hare (PCL) (Adaptación)
La responsabilidad legal del psicópata
En Argentina
A modo de conclusión
Consideraciones sobre la psicopatía
Descriptor de psicopatía(15)
El psicópata pude tener tres tipos de conductas
a) Accionar normal
b) Accionar psicopático
c) Tormenta psicopática
Bibliografía
Notas al pie
Otros artículos relacionados con este tema

--------------------------------------------------------------------------------

Tercera Parte



El complementario del psicópata

Cuando se está intrincado con un psicópata ¿cómo salir y sobrevivir en el intento? La primera pregunta que hay que hacerse frente al paciente que está en manos de un psicópata es cómo entró y por qué.



Yo tenía una paciente que era la ex esposa de un profesional exitoso. Estaban separados, él vivía en Capital y ella en la zona sur. Lo que se repetía en el patrón conductual era, con algunas variaciones, lo siguiente: a las dos de la mañana ella lo llama a él y le dice "me tomé 6 frascos de Lexotanil y no hay nadie en casa, así que te digo adios". Entonces él iba raudamente hasta la zona sur, produciéndose una y otra vez los mismos hechos. Este hombre subía al dormitorio (por supuesto que ella había tomado la medicación), la agarraba de la ropa y tomándola del pelo (vivía en un dúplex), la arrastraba por las escaleras. Llegaban al lavadero, le ponía el dedo en la garganta y la hacía vomitar, todo esto a golpes. Luego la llevaba al hospital de la zona y ahí le hacían el lavaje de estómago. Cuando llegaba a la consulta, venía con anteojos oscuros, apabullada, al preguntarle por lo que había pasado, me decía: "no, nada, tomé unas pastillitas y fulano me hizo vomitar. Lo que pasa es que yo a veces lo provoco". Pero cuando se mencionaba el hecho de violencia para ver si la paciente tenía alguna idea de hacer una denuncia, ella lo minimizaba. Y lejos de mostrarse llorosa o angustiada por lo que había pasado, estaba tranquila. Cuando hablaba con este hombre, él me decía "y ¿qué quiere que haga, que la deje morir?, tengo que hacerla vomitar y ella no quiere vomitar". Yo la vi durante 6-7 meses. En 5 o 6 oportunidades repitió lo mismo. A veces no iban al hospital, directamente lo solucionaba él. ¿Es esta una relación normal? Ni ella ni él podían desprenderse de éste círculo. Estaban enganchados en este juego peligrosísimo. Y se repetía una y otra vez. Una foto, como dice Bumke. Y después está la regla de oro del círculo psicopática, cuando se le dice por qué no corta esto, entonces responden "yo, doctor, con él estoy mal, pero sin él estoy peor", eso hace que esto se perpetúe. "Si no está él me angustio y quiero que venga a cualquier precio". Este sería un caso de psicopatías complementarias. Hay casos en que la persona realiza una actitud complementaria con el psicópata y después ese vínculo se deteriora y quiere zafar del psicópata.

Todo sistema se mantiene si hay un acuerdo tácito entre los miembros de ese sistema. Psychopathy checklist reviset (PCL-R) Hare 1991 (para información de cómo usar esta escala y conseguir los materiales necesarios, consultar en internet: www.hare.org)

O sea que cuando ustedes vean una mujer golpeada y le pregunten cuánto hace que la golpea y diga hace 5 años, es que hay un acuerdo tácito de violencia. Porque una persona la puede golpear una vez a su pareja, pero no un año seguido...

Cuando el complementario tiene un enganche del 100% con el psicópata, es muy poco lo que se puede hacer. Se puede actuar cuando hay pocos anclajes. Es ahí cuando la persona que está con un psicópata consulta, si no, no consulta. O bien lo hace por otras patologías. En los ajustes 100%, como se da en algunas parafilias, nadie consulta. Se consulta cuando hay pocos anclajes y el sufrimiento es bastante duro de soportar (el psicópata hace sufrir). Si una persona tiene dos anclajes (por ejemplo sexual, que es uno de los más firmes) consulta, ¿qué le dirían ustedes?, ¿cómo zafar de un psicópata?

Para un psicópata ¿qué son los complementarios? Son objetos que le pertenecen por fuera de cualquier otra normativa legal, social, o la que les parezca. Todo esto de acuerdo a sus códigos psicopáticos, no hacia las leyes. No crean que se van a salvar porque van a un abogado, porque eso no le importa al psicópata. Esa persona le pertenece y se acabó. Porque él así lo considera. Entonces el problema de separar al psicópata del complementario es muy complejo. ¿Cómo convencer al paciente de que ponga distancia y que no diga que primero quiere hablar con él? En primer lugar tenemos que aumentar el alicaído Yo de esta persona. Porque el psicópata socava la autoestima del otro, y al final el otro cree que gracias al psicópata es alguien, porque si no ella es lo que es, una basura. Lo primero que hay que hacer es elevarle la autoestima, fortalecer a la persona complementaria y en segundo lugar hacer pedagogía, explicarle en qué consiste la personalidad de su pareja. Tienen que ser creativos, fortalecerles la autoestima como puedan. Tienen un caso muy particular y muy especial, y tal vez las normativas estándar de cómo implementar técnicas psiquiátricas no sirven para nada o sirvan poco. Como integrante del problema hay una persona con códigos propios, no pueden implementar ustedes técnicas que den resultados para el común y menos aferrarse rígidamente al libro de siempre. Fortalecerle el yo, fortalecerla, elevarle la autoestima. Y luego sí, una vez que está logrado este objetivo, que tenemos la docencia hecha, nos fijamos si alguna persona del entorno familiar del complementario nos puede ayudar, alguien que sea una persona significativa desde siempre. Ya se van a dar cuenta, cuando estén tratando esto, que vamos a necesitar a un tercero que sirva de apoyo. Luego hay que revisar la logística. La logística consiste en saber cuáles son las factibilidades, con qué se cuenta para que esta mujer lleve adelante las indicaciones que se le dan. De lo contrario se está fantaseando y generando utopías. El psiquiatra, dice Henry Ey, es un embajador de la realidad. Se debe pensar de qué medios económicos se va a valer la mujer, si ha vivido dependiendo del dinero del psicópata. A qué lugar va a ir, con quién va a estar, quién va a cuidar a los hijos y todas esas cosas que desde el punto de vista clásico, uno tendría que desentenderse como psiquiatra y sin embargo, aquí son importantes, porque de eso dependerá el éxito de esta empresa.



Escala de Psicopatía de Hare (PCL) (Adaptación)

F 2 1 0
1 Locuacidad
1 Encanto superficial
1 Sensación grandiosa de autovalía
1 Mentiras patológicas
1 Dirección
1 Manipulación
1 Falta de remordimiento y culpabilidad
1 Escasa profundidad en los afectos
1 Inestabilidad
1 Falta de empatía
1 Fracaso de aceptar responsabilidad de las propias acciones
2 Necesidad de estimulación
2 Tendencia al aburrimiento
2 Estilo de vida parásito
2 Escaso control conductual
2 Problemas de conducta tempranos
2 Falta de metas realistas a largo plazo
2 Impulsividad
2 Irresponsabilidad
2 Delincuencia juvenil y revocación de la libertad condicional
Totales

Puntuación:

F1= Rasgos centrales de la psicopatía.

F2= Rasgos de inestabilidad.

Total:

Valoración:

- 2 Puntos: cuando la conducta del sujeto es consistente y se ajusta a la cualidad o intención del ítem.

- 1 Punto: el ítem se ajusta en cierta medida pero no en el grado requerido para puntuar dos. Existen dudas, conflictos en la información que no pueden resolverse en favor de una puntuación 2, ni tampoco en 0.

- 0 Puntos: el ítem no se adecua. El sujeto no muestra el rasgo o la conducta en cuestión que propone el ítem.

Conclusión:

0-20: normales.
21-30: grupo medio.
31 o más: psicópata.

Una vez que tenemos aumentada la autoestima, hecha la pedagogía, la logística del entorno, recién ahí podemos instrumentar el salto. O sea, imponer distancia con el psicópata. Esto debe ser hecho, de acuerdo a mi experiencia, con total y absoluta dureza. Ustedes deben instruir a la paciente que sea extremadamente dura y sin concepciones, sin ninguna concepción de ningún tipo, porque él no la va a tener con ella. El tipo de contacto que tiene que tener con el psicópata desde ese momento en adelante, es cero. No debe, ni directa o indirectamente, relacionarse con el psicópata. Miren de la dureza y de la postura extrema que la que estoy hablando. ¿Por qué? Porque apenas "B" aviste a "C", se reinicia el circuito y ahí, todo vuelve atrás.

Esto, a veces, no se puede instrumentar la primera vez porque la mujer quiere hablar, quiere explicarle, pero apenas el psicópata la ve, tiene la posibilidad de hablar tres o cuatro palabras con la persona y es suficiente, esto es una cosa de sugestión animal, la lógica queda muy atrás.

A: frente a los hijos ¿qué se hace?

M: Algunos psicópatas le tienen miedo a la policía. Entonces lo primero que se le indica a la persona es que ante cualquier acto agresivo haga la exposición a la policía y se lo haga saber al psicópata. Esto puede volverlo agresivo, pero va a establecer cierto cuidado. Es ahí donde va a funcionar el tema de los hijos. Los hijos generalmente se dejan en la casa de la madre, el tipo los pasa a buscar, los retira y luego los deja en la casa de la madre, manteniendo contacto cero con el paciente. Siempre con la amenaza de que cualquier cosa que pase, se vuelve a hacer la denuncia. A veces hay que hacer dos o tres veces la denuncia, y a veces la policía llama al psicópata, por algún extraño motivo conversan con él y lo persuaden. He tratado casos en que venía la paciente llorando y me decía que ella hizo la denuncia y él fue, y a los 15 minutos estaban todos riéndose con él y lo soltaron. Y ella quedó como una idiota. A veces el encanto es fuerte.

Esto no da siempre buen resultado, pero se puede intentar cuando el enganche no es muy fuerte. Hay que utilizar antidepresivos y ansiolíticos porque la angustia en el complementario, cuando está en este periodo, es fuerte dado que la atracción es muy intensa, casi animal. Sufre cuando está y se angustia cuando no está. Uno tiene que trabajar mucho y hacer pedagogía. El acoso del psicópata es de mucha presión. Entonces tenemos que tener un tercero que proteja a esta persona, que le sirva de escudo, porque sola no puede soportar el acoso por teléfono, personal, a cualquier hora; sale del trabajo y está el psicópata ahí; quiere que el objeto vuelva a su pertenencia.



La responsabilidad legal del psicópata

Genovés (3) se plantea el interrogante ¿el psicópata es responsable de sus actos? Y para ello establece tres pruebas para estimar el grado de responsabilidad de una persona en sus acciones criminales:

1. No puede ser declarado a priori insano, si no es con un peritaje previo. La regla principal es que un imputado está cuerdo hasta que se demuestre lo contrario. Si nos basamos estrictamente en lo legal, los psicópatas son responsables, ya que conocen perfectamente las normas, al igual que todos los demás. En cambio si nos referimos a lo estrictamente moral, el prejuicio se vuelve más ambiguo, porque el psicópata carece de apego emocional y sentido de culpabilidad.

2. Impulso irresistible. Esta regla afirma que el sujeto puede conocer la diferencia entre el bien y el mal, pero tener el impulso irresistible de cometer el acto. Esto no es compartido por todos, ya que algunos encuentran ambigüedad en la definición de irresistible al impulso. Impulso implica espontaneidad (incapacidad para demorar la gratificación) y en algunos casos el psicópata prepara cuidadosamente su crimen durante largo tiempo antes de cometerlo.

3. Se propone que el sujeto no es responsable criminalmente si su acción delictiva es producto de su enfermedad o su tara mental. En Estados Unidos, por ejemplo, en el modelo del Código Penal de 1962, se expone que una persona no es responsable de una conducta criminal, si en el momento de realizar tal conducta tiene disminuidas sus capacidades fundamentales para ejercer la criminalidad por la conformidad de su conducta con la ley, como resultado de un trastorno o tara mental.

O sea que hay tres posibilidades en teoría que la ley ofrece en los tribunales mundiales y son las siguientes:

a) Responsabilidad total: castiga a un individuo anormal del mismo modo que al normal;

b) Responsabilidad atenuada: no hay solución plausible, ya que después de una corta estancia en prisión encuentran mejores condiciones para volver a delinquir.

c) Exención de responsabilidad: equipara al psicópata como un enajenado debiendo ingresar a un hospital psiquiátrico. En Estados Unidos, el Tribunal Supremo (sentencia de abril de 1988) dice que el concepto estadístico de considerar la psicopatía como una desviación del comportamiento, tiende en la actualidad a ser sustituido por una anomalía estructural de la personalidad y por ello como auténtica enfermedad mental, tal y como la consideraba la Organización Mundial de la Salud. Y en su virtud reduce la pena por homicidio en dos grados quedando rebajada a cuatro años de prisión.



En Argentina

El hecho de no ser consideradas personas enfermas, abre una polémica dentro del campo de la medicina legal.

La postura actual es no considerarlos personas enfermas. En ocasiones ciertas conductas los ponen en contacto con el sistema judicial (robos, violaciones, homicidios, etcétera). Pueden discernir y entender la criminalidad de sus actos y dirigir sus acciones, en consecuencia son responsables por lo que hacen. No entrando en las condiciones de inimputabilidad del artículo 34 del C. P. (no son enfermos) siendo, por lo tanto, punibles.

El doctor Vicente Cabello, médico legista argentino, sustenta otra postura.Opina que ante toda psicopatía debe investigarse exhativamente la posibilidad de una noxa cerebral. Considera que son personas enfermas, la conducta que tienen no es porque sí, sino que es producto de su enfermedad, en consecuencia, para esta escuela, son inimputables.(16)



A modo de conclusión

Consideraciones sobre la psicopatía

Los valores tienen su origen en las necesidades sociales. La suma de experiencias individuales y del grupo van formando aquellos sedimentos de patrones de conductas deseables que constituyen los valores. Estos valores son transmitidos del entorno al individuo a través de la familia, la escuela. Conceptos externos al individuo son introyectados, asimilados y luego pasan a ser parte del propio individuo. Pasan a convertirse en "sus valores". Esto le permite tener una conducta ajustada y no discordante con su entorno. Por supuesto que hay un rango de ajuste, y también un rango de desajuste tolerado. Son aquellas pequeñas desviaciones a los "valores bases". Es decir que en toda sociedad existe la posibilidad de tolerancia a pequeñas desviaciones a las normas.

La comunidad, el hecho de pertenecer a un grupo, significa para el individuo un resguardo, un sistema de seguridad. En ese grupo, él va a tener un deber, una responsabilidad y deberá seguir un código. A cambio de eso el grupo, a su vez, lo protege de circunstancias que pueden ser riesgosas para un solo individuo. El deber, entonces, es la responsabilidad del individuo frente el grupo, es un hecho extrínseco, objetivable; se sabe si tal individuo cumplió o no con su deber, si ha sido responsable o no.

Luego están los principios personales, los códigos propios de cada individuo, eso es interno y solamente él tiene en cuenta, para sí mismo, si ha cumplido o no con sus principios. El código personal, los propios principios, es absolutamente subjetivo. No cumplir con esos códigos individuales genera culpa. Así en ocasiones, se puede faltar al deber, ser irresponsable desde el punto de vista objetivo y desde el punto de vista de la mirada del grupo hacia el individuo. Pero, para él, si ese acto o esa acción que cometió tiene una justificación personal, privada, coherente con su código personal, no manifiesta para sí mismo culpa, no se siente culpable.

Existen, por un lado la ley, las normas, y por otro lado las ambiciones del individuo. Las ambiciones individuales deben encajar o seguir las reglas de juego, los códigos de la sociedad para conseguir un equilibro adaptativo. Hay límites a la ambición. La sociedad tolera ciertos errores, pero no la ostentación del error.

La sociedad tiene una limitación y un permiso que es explícito y corresponde a las normativas, a las leyes. Luego hay un permiso tácito, implícito, que no está escrito, que hace que se toleren algunas desviaciones a la norma.

¿Por qué al psicópata no le importa sortear las normas? Porque sobredimensiona sus posibilidades, su ingenio o su suerte por un optimismo ingenuo: "esta vez no me van a agarrar", o "esto me va a salir bien", o por un costo - beneficio aceptado. Es decir, por asumir un riesgo que puede tener una consecuencia grave, pero que el resultado de esa acción vale el llevar adelante el riesgo. Ser optimista es fantasear en una proyección virtual hacia el futuro con un resultado positivo. El optimismo está relacionado con la ensoñación. Ésta es parte del trabajo psíquico que consiste en utilizar la imaginación como campo de proyección de posibles acciones a realizar.

El psicópata no transgrede las normas. Transgredir es valorar (conocer y sentir) las normas y a pesar de ello sortearlas. El psicópata ve a las normas como un obstáculo a sus ambiciones. La norma no le genera el temor inhibitorio que a la mayoría de las personas. La norma tiene un enunciado y un significado por sí (explícito) y por la amenaza (implícita) que implica su no seguimiento. Es decir, en toda ley hay una amenaza, una apelación a las consecuencias negativas que pueden ocurrirle al individuo de no seguirlas. Subyace una prohibición, un daño a futuro para aquel que no la cumpla.

Toda ley, toda norma, genera temor e implica la posibilidad de castigo. La ley está hecha para domar, para doblegar y para condicionar las conductas instintivas de los individuos y entornarlas con el siguiente lema "Si quieres pertenecer a este grupo, estas son las reglas. Si se cumplen las reglas estás dentro, si no las cumples estás fuera". El psicópata tiene la particularidad de estar dentro del grupo y de sortear alguna de sus normas pero no todas, de lo contrario sería desplazado del grupo.

¿Hasta cuándo sucede esto? Hasta que en algún momento se extralimita fuertemente y es "descubierto y señalizado". Un personaje poderoso, recientemente fallecido, seguía un concepto sobre el poder. Él decía "el poder es tener impunidad, es hacer sin temer las consecuencias".

El psicópata es siempre otro, no hace un insight , es decir, no hay un darse cuenta. Él no es consciente de su propia psicopatía.

¿Es el psicópata un inmaduro que se quedó en la etapa adolescente de su desarrollo? A veces, algunos psicópatas dependientes parecen contestar sí a esta pregunta, o algún tipo de asunción de riesgo "infantiloide" parece confirmar este punto.

Los psicópatas son refractarios a los estímulos, tanto a los estímulos negativos (castigos, penas, contra argumentaciones a la acción en apelación a las normas), como también, y esto es poco notado, son refractarios a los estímulos positivos (cariños, recompensas, suavización de las penas, apelaciones a lo afectivo). El psicópata no modifica su conducta por ninguno de los dos estímulos, ni positivos ni negativos.

La mentira, para el psicópata, es una herramienta de trabajo. La mentira es desvirtuar la verdad ex profeso, con un objetivo "en mente", con el objeto de conseguir algo. La mentira siempre apunta a algo. Se miente para evitar un castigo, se miente para conseguir una recompensa, se miente para engañar a otro. Detrás de la mentira siempre hay un rédito y esto lo diferencia de la fabulación, que también es una transgresión a la verdad , pero por el mero hecho de satisfacer el ego. Es lo que utiliza el fanfarrón.

El psicópata puede sortear todo tipo de normas, pero no el 100% de las normas, sino sería rápidamente detectado y eliminado del grupo. Puede sortear las normas, la ley social, y convertirse en un delincuente, estafador o un revolucionario. Puede no cumplir las leyes éticas, en general, de la sociedad o puede tener conductas sexuales como la prostitución, la homosexualidad y cualquier otro tipo de perversión.

Dentro de las alteraciones de la ética, está su particular relación con los otros seres humanos, que es la cosificación del otro, que le permite utilizarlo como una cosa, como un objeto de intercambio o de utilidad. Esta cosificación es lo que explica, tal vez, llegar a torturar o matar al otro. Hay distorsión en la forma de autoestimulacin, por eso el psicópata a veces cae en la droga y el alcohol.

Algunas conductas psicopáticas pueden parecen ilógicas (visto desde afuera), pero es perfectamente lógica para el psicópata. Son lógicas distintas, son sistemas de razonamientos distintos, códigos distintos y valores diferentes basados en necesidades distintas.

La conducta psicopática puede, ser a veces, de mucha inestabilidad frente a estímulos objetivamente pequeños (para el normal), o al revés, el psicópata puede permanecer con una conducta de mucha estabilidad, a pesar de las fluctuaciones del ambiente, es decir, puede permanecer sereno en situaciones que desestabilizan a la mayoría.



Descriptor de psicopatía(15)

A los rasgos psicopáticos los reunimos en tres grupos, A) Los derivados de satisfacer necesidades distintas al común, B) Los derivados de la cosificación de las personas y C) los actos psicopáticos graves. Los rasgos del grupo A y B deben ser investigados a través de la biografía y evaluados. Hay presunción de psicopatía si presentan rasgos correspondientes a los subgrupo A1, A2, A3, A4 y al grupo B. Lógicamente, la presencia de un hecho del punto C señala al psicópata por sí solo.

Concepto: La personalidad psicopática se da en individuos que deben satisfacer necesidades especiales y para ello hacen un uso particular de su libertad, valiéndose de códigos propios y utilizando a las otras personas como cosas.




A. Satisfacción de necesidades distintas
A través de: 1. Uso particular de la libertad Ejemplos Ej.: Intolerancia a los impedimentos
2. Creación de códigos propios
a) Sorteo de las normas
b) Falta de remordimientos y culpa
c)Intolerancia a las frustraciones – reacciones de descompensacin d)Defensa aloplástica
3. Repetición de patrones conductuales a) Ritos
b) Automatismos
c) Impulsos
d) Sello psicopático
4. Necesidad de estímulos intensos a)Asunción de conductas riesgosas
b)Tendencia al aburrimiento
c)Escasos proyectos a largo plazo
d)Uso de drogas
e)Búsqueda de emociones intensas
f)Satisfaccin sexual perversa
B. Cosificación de otras personas
A través de: 1. Egocentrismo Ej.: Sobrevaloracin
2.Falta dempatía
3.Manipulacin a) Seducción (captación de las necesidades del otro)
b) Mentiras
c) Actuación
4. Coerción
5.Parasitismo
6. Relaciones utilitarias
7. Insensibilidad a) Crueldad
b) Tolerancia a situaciones de tensión

C. Acto psicopático grave
A través de: 1. Tormenta psicopática Ej.: a) Homicidio brutal
b) Masacre
c)Violaciones en serie
d) Otros actos asociales graves
2. Perversiones sexuales




El fracaso lo derrumba. Los momentos de crisis de los psicópatas son producidos por frustraciones y fracasos. Siempre coloca la responsabilidad de su fracaso o su frustración, en lo otro, en lo externo (defensa "aloplástica"). El éxito del psicópata en el medio social, no asegura que se estabilice. En ocasiones después de mucho esfuerzo, destruyen todo lo que han hecho, por un acto banal, por un impulso. Esto es desconcertante para el "normal" que observa esto, que ha seguido toda la trayectoria y el accionar de la inteligencia de éste hombre exitoso y sin embargo, por una tontería, destruye todo andamiaje. Los casos resonantes de personajes internacionalmente importantes, me eximen de más comentarios

Dentro de los tipos de psicópatas, en su relación con el sistema, están:

Los que aprovechan el sistema, para sacar beneficio (estafadores menores, algunos políticos, especuladores);

Los que confrontan con el sistema dentro del sistema (delincuentes, estafadores graves, criminales, políticos extremistas, tanto de derecha como de izquierda);

Aquellos que quieren cambiar el sistema (los que se marginan, y desde la marginación tratan de romper el sistema).

Cualesquiera sea la pertenencia del psicópata en estos tres grupos, siempre están contra el orden establecido. Hay algo en el psicópata que le impide aceptar el orden establecido. Así lo vemos al querellante fatigar tribunales apelando una justicia que nunca termina de convencerlo. Y si la "justicia" se demora o no es suficiente ¿por qué no ser él mismo el que la ejecute?



El psicópata pude tener tres tipos de conductas:

a) Accionar normal: es su parte adaptada al patrón conductal normal. No se le "nota" la psicopatía.

b) Accionar psicopático: es la manifestación de sus conductas psicopáticas. La ejerce sobre determinadas personas, complementarios o víctimas.

c) Tormenta psicopática: es la conducta psicopática desestabilizada. De gran inestabilidad emocional y tensión interna, que el psicópata trata de equilibrarla a través del rito psicopático, grupo de conductas repetitivas (el patrón conductual psicopático). Hay impulsos y automatismos. Intensa descarga de la tensión interna sobre lo externo. No puede parar sus acciones hasta lograr reestabilizarse. La forma que toma esta desestabilizacin dependerá del tipo y grado de psicopatía. Aquí es donde se producen los homicidios seriales o extremadamente crueles, las violaciones, destrucciones y también los suicidios. Es donde el psicópata de tipo asocial deja su sello, su marca personal.

El psicópata en general, se justifica a sí mismo en todas sus acciones. Suele ser acusador y crítico. A la pregunta ¿por qué el psicópata no sigue las normas? La respuesta es simple, porque las normas no se ajustan a sus deseos.

Este tipo de personalidades tienen un particular sentido de la libertad. Ser libre es poder hacer sin impedimentos. Poder optar. Las trabas a la expansión de la acción, pueden ser internas o externas. Si estos seres minimizan sus trabas internas (llámese represión, inhibición o remordimiento) sólo les quedan las trabas externas. Si los impedimentos externos no están corroborados por la propia lógica ni tienen el peso de los sentimientos, a qué seguirlos. Se convierten en algo artificioso, armado por otros. Un como sí lúdico. Un juego donde se conocen las reglas, los obstáculos, pero en el fondo es todo fantochada. Es así un jugador sin impedimentos que conoce los impedimentos.

¿No será este uso particular de la libertad lo que lo hace seductor al apelar a las libertades reprimidas del otro? Tal vez el psicópata busque detrás de las máscaras, de la imagen, de la "persona", al "animalito" deseoso y encerrado que todos llevamos dentro y lo anime a participar en un juego ambivalente de satisfacciones y angustias.

Es campo de estudio del biólogo la variabilidad de la especie humana (raro – común); del sociólogo el ajuste del individuo en el grupo (adaptado – inadaptado); del moralista (religioso, ético) valorar lo bueno y lo malo; del legista juzgar las responsabilidades; del psicólogo las motivaciones de la conducta individual. El médico debe limitarse a su estricto campo que consiste en evaluar si una persona está sana o enferma. Y, el psicópata, puede ser raro, inadaptado, malvado, delincuente o tener una conducta incomprensible, pero, no es un enfermo.



Bibliografía:

Bruno, Antonio; "Personalidad perversa post traumática", tesis de doctorado, 1958.
Garrido Genovés, Vicente; Técnicas de tratamiento para delincuentes, Ramón Areces, Madrid, 1993.
Garrido Genovés, Vicente; Psicópata; Editorial Tirant Lo Blanch; Valencia; 1993.
Otto Kernberg, Diagnóstico Diferencial de la Conducta Antisocial, Revista de Psiquiatría, 1988,volúmen 5, página 101 a 111, Chile
Bruno, A.; Tórtora, G.; " Las psicopatías", Psicología forense, Sexología y praxis, año 3, vol. 2, Nº 4, año 1996.
Pinel, Philippe "Tratado médico filosófico de la enajenación mental o manía", Ediciones Nieva, Madrid 1988.
Schneider, Kurt, "Las personalidades psicopáticas", Ediciones Morata, 8º edición, Madrid, 1980
Laplanche, J., Pontalis B. "Diccionario de psicoanálisis", Editorial Labor, Barcelona, 1981.
Berrios, G. "Puntos de vista europeos en los trastornos de la personalidad", Comprehensive Psychiatry, Nº 1, 1993.
Bercherie, Paul, Los fundamentos de la clínica, editorial Manantial, Buenos Aires, 1986.
Gregory R. L., Diccionario de la Mente, Editorial Alianza, Madrid, 1955.
Marietán, H., Semiología psiquiátrica. Funciones básicas. Editorial Ananké, Buenos Aires, 1996.
DSM IV, Editorial Mason, Barcelona, 1995
Oates, J., Babilonia, Ediciones Martínez Roca, Barcelona, 1989.
Marietán, H., Semiología psiquiátrica. Grupos sintomáticos. Editorial Ananké, Buenos Aires, 1998.
Cabello, V., Psiquiatría Forense en el Derecho Penal. T3, Editorial Hammurabi, Buenos Aires, 1984.
Notas al pie:


1 - Este trabajo es resultado de un resumen de tres clases dictadas para el Curso Superior de Especialistas en Psiquiatría, en la materia Clínica III, de la Unidad Académica Borda (UBA) en octubre de 1998. Desde ya solicito tolerancia por el uso de un lenguaje coloquial y de las redundancias propias de las clases orales.


2 - Médico psiquiatra, Hospital "José T. Borda"
Docente Adscripto de Salud Mental, Facultad de Medicina (UBA).
Uruguay 292 4º D, Telefax 254-2261
marietan@drwebsa.com.ar

3 - Según Nerio Rojas "se da el nombre de constitución psicopática a un desequilibrio psíquico degenerativo, congénito, de grado leve, pero que da un tinte anormal a la personalidad. Estas constituciones son formas especiales de la personalidad psíquica, con predominio de tendencias ya anormales por su dirección y su grado. Así se han individualizados las constituciones asténica, emotiva, esquizoide, paranoide, perversa, ciclotímica, y mitomaníaca. En la constitución perversa las anomalías son casi exclusiva de los instintos, lo que hace a los sujetos antisociales y peligrosos. Son, según Regis: amorales, inafectivos, inadaptados e impulsivos. Con respecto a las perversiones instintivas Dupré las agrupaba por el tipo de instinto involucrado. Así los trastornos del instinto de conservación incluían: suicidio, suicidio ampliado, prodigalidad, avaricia, toxicomanía, etcétera; los del instinto de reproducción: satiriasis, homosexualidad, prostitución, parafilias, etcétera; los del instinto de sociabilidad: crueldad, egoísmo, amoralidad, criminalidad, destructividad, inadaptabilidad, etcétera. La constitución mitomaníaca según Dupré es la tendencia patológica más o menos voluntaria y consciente a la mentira y a la creación de fábulas, por el sólo placer de mentir. Tiene tres formas: vanidosa (deseo de llamar la atención, autoacusación, invención, fanfarronería, simulación de lesiones y atentados al pudor); maligna (maliciosa, mistificación, calumnia); perversa (estafadores, acusaciones, difamaciones públicas). Para Cesar Lombroso existía una psicología del delincuente que incluía estos rasgos: insensibilidad moral, falta de compasión, desprecio por la vida ajena y la propia, inestabilidad y exceso en los afectos, vanidad, crueldad, voluptuosidad, pereza, toxicomanía, imprevisión, cinismo, mentiras...(2).

Sobre el concepto de antisocial, o bien como lo denominaba Schneider "personalidad desalmada", anotamos la descripción hecha por el profesor Antonio Bruno en su tesis del año 1958 (1), que siguiendo el criterio de Regis, resume en cinco términos la sintomatologa de este cuadro. Y ellos son:

1. Inafectividad. Desde niño se observa un desapego y el carácter disimulado. No manifiesta inclinación por nadie, pero no es indiferente al afecto que se le brinda. No comprende los afectos y la frialdad emocional es su signo.

2. Amoralidad. Son insensibles moralmente. Falta el juicio moral y la noción de ética. Algunos autores como Lombroso dicen que estas personas también tiene hipoalgesia (mucha tolerancia al dolor físico)

3. Impulsividad.

4. Inadaptabilidad. Son crueles. Hay una tendencia a lo delictivo y a no respetar las jerarquías. Se molestan con las autoridades. No respetan los reglamentos escolares. No respetan la jerarquía en los trabajos.

5. Incorregibilidad. Son incorregibles porque son insensibles al castigo o al premio.(5)

Publicado por: mbermudez
Visto: 2987 veces

Nota realizada por el Diario la Voz de San Justo, (Domingo 14/09/08) de la Prov. de Córdoba, previo a la realización de la Jornada sobre "Obstrucción de vinculo entre padres y niños en casos de separación y/o divorcios en San Francisco ? Córdoba ? Argentina

A José María Bouza ? Pte. de APADESHI Asociación de Padres Alejados de sus Hijos y Al Dr. Carlos H. Arrieta del Colegio de Abogados de San Francisco Cordoba

Padres Divorciados: Cuando uno obstaculiza la relación del otro con el Hijo
Entrevista A José María Bouza


Hoy en día, las estadísticas advierten que casi la mitad de los matrimonios se separan, aunque tengan hijos. La presión para que el matrimonio continúe hasta la muerte ha disminuido lo que permite considerar ahora la separación conyugal como una crisis que da lugar a que la familia cobre una organización diferente. No obstante, los especialistas aseguran que el recinto de crecimiento más saludable para adultos, niños y adolescentes sigue siendo el de la familia formada por una pareja conyugal y parental estable y feliz. Es más, la separación y el divorcio son siempre algo intensamente doloroso para los adultos y dramático para los hijos.
Hace 20 años, un grupo de Padres separados, que sufría el impedimento arbitrario de contacto con sus
hijos, tomaron la decisión de crear un lugar desde el cual pudieran trabajar en defensa del derecho de
los hijos al vínculo con ambos padres, proponer leyes, en fin, dar a conocer una problemática hasta
ese momento poco difundida, pero que muchas personas padecían. Así nació la Asociación de Padres
Alejados de sus Hijos (APADESHI).
El presidente de esa institución, José María Bouza, habló con LA VOZ DE SAN JUSTO y destacó que
"en la última década crecieron en todo el país y a nivel mundial las acciones penales tendientes a lograr la restricción de acercamiento a nivel legal al punto tal que se convirtieron en un uso habitual".
Además, Bouza se refirió a algunas creencias sociales que ponen en duda el rol del papá y consideran
que su función puede ser ocupada por la mamá, los tíos, compañeros o concubinos de la madre o
abuelos. "La figura del papá o la mamá es irreemplazable, salvo en situaciones de abandono malicioso
en el que es indispensable que alguien asuma roles ausentes", afirmó.

Que sucede, en el caso de Padres separados, cuando uno de los dos obstaculiza la relación del otro con el Hijo?
Obliga a recurrir a la justicia, bien utilizando la Ley Penal 24.270 (impedimento de contacto con hijos menores) que fue un proyecto presentado por APADESHI al Congreso, o recurriendo al Juzgado de Familia para denunciar y pedir sanciones "económicas" o apercibimientos de "cambio de guarda", para intentar el cumplimiento del régimen de visitas. Si no hubiera régimen de visitas homologado, debería abrirse un incidente. La no existencia de un de régimen de visitas homologado, no priva el derecho al vínculo.
La Argentina, al igual que ocurre en otros países más desarrollados como Estados Unidos, ¿se enfrenta con la problemática de que los padres varones están más ausentes o alejados de la vida de sus hijos?

Nuestro país es latino, todavía tiene estructura de familia. Los padres varones y a nivel mundial, cada vez exigen más su ejercicio. En la Argentina se da una presencia muy fuerte que contradice con la figura del padre ausente de mediado del siglo XX, actualmente la figura predominante es la del "padre reclamante del vínculo".
-¿Ha surgido una institución familiar diferente en la sociedad actual en que la crianza de los hijos esté a cargo de la mujer como figura parental única ¿Qué consecuencias sociales trae aparejada el debilitamiento de la función paternal?
Hay movimientos tendientes a eliminar la figura del padre varón, desvalorizarlo y relegarlo como mero proveedor, que se contradice con la realidad social de que cada vez más papás reclaman la responsabilidad de crianza. Uno de los errores, en algunos casos mal intencionados, es ubicar al padre varón en una línea en la que se ubica al padre que abandona, que no se hace cargo de los hijos en forma voluntaria y esta tipología se emparenta directamente con el progenitor obstructor del vínculo, ambos con la actitud de dañar a los hijos. La institución familia es la que está siendo desvirtuada y agredida y no importa cuál sea el formato de la misma, sino su función, que al carecer de sus componentes necesarios (papá, mamá, abuelos, tíos, primos) que le brinde su historia y pertenencia, a la vez que les de contención y protección, resquebraja la estructura de la sociedad, que necesita la prevención primaria que le da un núcleo familiar sano y responsable.

Los tuyos, los míos y los nuestros
Muchos chicos tienen padres que no están casados o viven con una madre soltera, divorciada y se volvió a casar con un hombre que a su vez ya había estado casado y tenía hijos... etc. ¿Esta realidad se impone en la Argentina?
Las parejas que cada vez duran menos tiempo juntas son personas jóvenes que van a reincidir en nuevas parejas y tendrán otros hijos. Falta legislación que contemple que nuestra sociedad tiene
amplia mayoría de parejas separadas con hijos, con todas las dificultades desde lo legal y social que esto conlleva. Entonces, deben crearse leyes y programas que eviten los excesos de ambas partes, trabajando desde la prevención y la educación, Actuar desde las consecuencias y sancionado es quedar a la espera de mayores conflictos y más violencia cruzada.
Las situaciones de divorcio, separación, ruptura o crisis familiar suponen un cambio en las relaciones de los miembros de la familia y, en la mayoría de los casos, están implicados hijos menores de edad. ¿Qué debe prevalecer en estas situaciones?
Como primera medida evitar el ingreso al sistema jurídico, debe ser ante la falta total de acuerdo y no como la forma de conducirse tras la separación; tratar de llegar a acuerdos, homologarlos y cumplirlos; asegurar el vínculo con los hijos y potenciarlo, cuidar los ingresos económicos de ambos progenitores, porque ante una separación litigiosa quedan destruidos y absorbidos en el conflicto y se va a ver afectado todo el núcleo familiar.

¿Obviamente ser Padre nunca es una tarea sencilla, tras una separación o divorcio conflictivo?
El conflicto de la pareja separada siempre afecta a los hijos. El progenitor no conviviente, atrapado en estos conflictos, se ve privado hacia los hijos de supervisar su educación, su salud, con quien se rodea, tampoco puede trasmitir su experiencia, no puede poner límites ante los desbordes, queda como un mero espectador, imposibilitado de actuar cuando los hijos están en riesgo personal o social.
¿Qué significa la obstrucción del vinculo?
La obstrucción de vinculo con los hijos se da desde la simple negativa del progenitor, que ejerce la Tenencia de los hijos, a permitir el contacto, hasta realizar denuncias tendientes a lograr que un juzgado imponga el alejamiento y de esa forma trasladar su deseo de eliminación del otro progenitor alcanzando impunidad en sus actos de obstrucción, con un amparo legal. La inculcación maliciosa a los hijos para lograr el rechazo hacia el progenitor no conviviente es probablemente una de las estrategias más perversa, pues no sólo afecta al otro progenitor, sino que daña psicológicamente a los hijos.
¿Están lejos de ser mayoría los papás que piden la custodia de sus hijos?
La Justicia tiende a no dar lugar a la tenencia a los padres varones y eso desalienta las presentaciones, esto ocasiona que muchos niños se encuentren en situaciones no ideales para su seguridad y crianza. En la medida que con objetividad la prioridad sea otorgar la tenencia a quien realmente este más capacitado para ejercerla y garantice el vínculo de los hijos con el otro progenitor, se eliminaría la gran litigiosidad que existe en los casos de separación con hijos menores.
¿Los abuelos están ajenos a la obstrucción de la relación con nietos? ¿La Ley contempla a la figura del abuelo en estas situaciones?
Los abuelos tienen derecho de visitas, al igual que los tíos y los hermanos. Cuando se produce el impedimento de contacto con los hijos, la familia extensa del progenitor afectado se ve también dificultada en el vínculo teniendo escasos elementos jurídicos para defenderlo. En algunos casos se presentan abuelos que no pueden acceder a los nietos estando los progenitores juntos.


Rehenes de una Disputa
Entrevista a Dr. Alberto H. Arrieta
La aparición de casos en loa que se produce una obstrucción de los vínculos entre padres separados son cada vez más frecuentes en nuestra ciudad a raíz de la intensa actividad que sobre este tema se desarrollan en los distintos estudios jurídicos y en Tribunal."
En nuestro país, Apadeshi trabaja intensamente con la finalidad de aportar para la solución de casos en 1os cuales se encuentra obstruido el vinculo entre alguno de los padres y sus hijos,
El abogado Alberto H. Arrieta, ""p",'ja- lista en la temática, se mostró preocupado por esta situación al señalar que la misma "está preocupando a la actividad judicial de todo el mundo debido a que los índices de violencia familiar en América o Europa son asombrosos y lamentablemente estos flagelos sociales se trasladan a países emergente como la Argentina",
El letrado no dudó en señalar que en nuestra ciudad se dan "muchísimas" situaciones en las cuales los hijos son alejados de uno de los cónyuges como consecuencia de un divorcio o una separación, aunque luego reconoció que "no hay actuaciones judiciales en cantidades extraordinarias que justifiquen realizarlas en San Francisco y no en Córdoba, De todas maneras, nosotros en los estudios jurídicos tenemos consultas casi a diario sobre temas de esta naturaleza, lo que significa que hay muchísimos casos".
Al analizar las causas por las cuales se generan estas situaciones, explicó que .se trata de un cuadro que afecta a los padres que no asumen con responsabilidad la realidad del matrimonio y utilizan a sus hijos como prendas de castigo o rehenes de una disputa en la cual no tienen nada que ver y les desnaturalizan el vínculo porque los ponen a los hijos en contra del otro cónyuge, Esa desnaturalización de la función paterno filial genera esta serie de obstáculos en las relaciones entre los padres y sus hijos que no tiene justificación alguna desde el punto de vista que se lo mire y son cada vez más reiterados estos casos, ya que se piensa que se tiene que castigar al cónyuge con lo que más le duele: los hijos".
"Lo más grave es que se va obstruyendo el vínculo a través de un proceso paulatino por el cual se va inculcando paulatinamente al menor que ese padre o esa madre no sirve, es mala madre o mal padre y que no merece mantener la relación con ese hijo., acotó.
En tanto, "esto se da incluso sin que exista divorcio, puesto que cuando la relación matrimonial es mala ya empieza el sistema de obstaculización e incluso, se da no sólo con los cónyuges sino también respecto a los abuelos porque hay padres separados que obstruyen el contacto adecuado y necesario de los nietos con sus abuelos. Los abuelos tienen derechos y régimen de visita de la misma manera que la tienen los padres, aunque quizá no con la misma frecuencia, pero de hecho la tienen".
En "las clases media y alta" se dan con frecuencia estas situaciones. Arrieta dijo que "los sectores más humildes tienen me- nos interés y posibilidades económicas de librar disputas". Esto revela que generalmente "subyace detrás de Esta situación alguna dificultad económica relacionada con el pago de la cuota alimentaria, la división de los bienes o la adquisición de un poder económico diferente por parte del cónyuge en la separación".
Según el abogado, este tipo de situaciones obedece "al rencor de un padre con respecto al otro y no asumir el fracaso del matrimonio o admitir la responsabilidad propia y no perdonar la responsabilidad ajena. Siempre son causas ajenas a los hijos que se incorporan a la relación paterno filial y obstruyen ese vínculo".
¿Qué dice la legislación?
Arrieta explicó que "la legislación vigente en la materia trata a los casos de obstrucción del vínculo como un caso de violencia familiar y por lo tanto está regulada bajo el régimen d~ las leyes de violencia familiar. tanto a nivel provincial como nacional".
Además, "la legislación se adecuó y la previsibilidad es amplia, de modo que puedo tomar recaudos legales para tratar de resolver el problema. Lo grave de este tipo de flagelo social es que la solución legal no siempre es la solución definitiva a la cuestión, porque puedo tener una sentencia pero no puedo impedir que el padre conviviente continúe obstruyendo el vínculo, de modo que a veces la batalla legal es muy larga para recién obtener alguna modificación. Lo cual lo ideal sería que hubiera la forma de obligar al padre obstructor a que haga un tratamiento psicológico para que advierta la gravedad del cuadro que está generando en sus hijos".

Publicado por: mbermudez
Visto: 2098 veces

Creando Falsos Recuerdos

Por Dra. Elizabeth F. Loftus

La memoria puede ser traicionera, no sólo porque es muy fácil olvidar, sino porque la mente puede confundir escenas imaginadas con la realidad. En casos de primera plana, algunas personas han jurado recordar eventos traumáticos -incluyendo abuso infantil y abducciones extraterrestres- que nunca ocurrieron. Esta investigadora describe cómo se pueden implantar falsos recuerdos por medio de sugerencias deliberadas o intencionales.
(Los investigadores actualmente están mostrando cómo se puede usar la sugestión y la imaginación para crear "recuerdos" de eventos que realmente no ocurrieron.)


En 1986 Nadean Cool, una ayudante de enfermera en Wisconsin buscó terapia de un siquiatra para ayudarla a copar con su reacción a un evento traumático experimentado por su hija. Durante la terapia, el psiquiatra usó hipnosis y otras técnicas de sugestión para escarbar recuerdos enterrados de abuso que supuestamente la misma Cool había experimentado. En el proceso, Cool llegó a convencerse de que tenía recuerdos represados de haber estado en un culto satánico, de comer bebés, de ser violada, de haber tenido sexo con animales y de haber sido forzada a presenciar el asesinato de su antiguo amigo de ocho años de edad. Llegó a creer que tenía más de 120 personalidades - niños, adultos, ángeles e incluso un duck-all porque, según se le dijo a Cool, había experimentado abuso físico y sexual severo en su infancia. El psiquiatra también le realizó exorcismos, uno de los cuales duró cerca de 5 horas e incluyó el rociar de agua bendita y los gritos a Satanás para que dejara el cuerpo de Cool.
Cuando finalmente Cool se dió cuenta de que le habían implantado recuerdos falsos, demandó al psiquiatra por mala práctica. En marzo de 1997, después de 5 semanas de juicio, el caso a su favor fué fijado en una suma de $2.4 millones de dólares.

Nadean Cool no es el único paciente en desarrollar falsos recuerdos como resultado de una terapia cuestionable. En Missouri, un consejero de la iglesia ayudó a Beth Rutherford a recordar durante la terapia que su padre, un ministro, la había violado regularmente entre las edades de 7 y 14 y que su madre algunas veces lo ayudaba sosteniéndola. Bajo la guía de su terapeuta, Rutherford desarrolló recuerdos de que su padre la había embarazado dos veces y que la había forzado a abortar su feto, a ella misma, usando un gancho para colgar abrigos. El patre tuvo que renunciar a su puesto como ministro cuando las acusaciones se hicieron públicas. No obstante, un examen médico posterior de su hija reveló que ella aún era virgen a los 22 años, y que nunca había estado embarazada. La hija demandó al terapeuta y recibió una indemnización de $1 millon de dólares en 1996.

Cerca de un año antes, dos jurados emitieron veredictos en contra de un psiquiatra de Minessota acusado de implantar falsos recuerdos por parte dos expacientes, Vynnette Hammane y Elizabeth Carlson, quienes, bajo hipnosis y amital sódico, y después de haberles sido suministrada información errónea acerca del funcionamiento de la memoria, terminaron recordando horroríficos abusos por parte de miembros de sus familias. Los jurados otorgaron a Hammane $2.67 millones y a Carlson $2.5 millones por sus ordalías.


En los cuatro casos, las mujeres desarrollaron recuerdos del abuso infantil durante la terapia y posteriormente negaron su autenticidad. ¿Cómo podemos determinar si los recuerdos de abuso infantil son verdaderos o falsos? Sin corroboración, es muy difícil diferenciar entre recuerdos falsos y verdaderos. También, en estos casos, algunos recuerdos son contrarios a la evidencia física, como los recuerdos detallados y explícitos de violación y aborto cuando el examen médico confirma la virginidad. ¿Cómo es posible que la gente adquiera recuerdos falsos, elaborados y "confiables"? Un número creciente de investigaciones demuestran que bajo las circunstancias correctas se pueden instilar falsos recuerdos de forma más bien fácil en algunas personas.

Mi propia investigación en la distorsión de la memoria se remonta al inicio de la década de los años 70, cuando comencé estudios sobre el "efecto de mala información". Estos estudios mostraron que cuando los testigos de un evento se exponen posteriormente a información nueva y tergiversada acerca de éste, sus recuentos a menudo se distorsionan. En un ejemplo, los participantes veían un accidente simulado de automóviles en una intersección con un signo de pare. Después de la proyección, la mitad de los participantes recibieron una sugerencia de que el signo de tráfico era un "siga". Cuando posteriormente se les preguntó acerca de cuál signo de tráfico recordaban que hubiera en la intersección, aquéllos que habían recibido la sugerencia tendían a afirmar que habían visto un signo de "siga". Aquéllos que no habían recibido la información errónea fueron mucho más precisos en su recuerdo del signo de tráfico.

Ahora mis estudiantes y yo hemos conducido más de 200 experimentos que involucran a más de 20.000 individuos que documentan cómo la exposición a información equivocada induce una distorsión en la memoria. En estos estudios, la gente "recordaba" un enorme granero en una escena bucólica que no contenía ningún edificio, vidrios rotos y grabadoras que no estaban en las escenas que habían visto, un vehículo blanco en vez de uno azul en una escena de un crimen, una ratoncita Minnie cuando realmente vieron a Mickey Mouse. Tomados en conjunto, estos estudios muestran que la información falsa puede cambiar los recuentos de un individuo en formas predecibles y a menudo muy poderosas.

La información errónea tiene el potencial de invadir nuestros recuerdos cuando hablamos a otras personas, cuando somos interrogados en forma sugerente, o cuando leemos o vemos cubrimientos noticiosos acerca de algún evento que hayamos experimentado nosotros mismos. Después de más de dos décadas explorando el poder de la información errónea, los investigadores han aprendido bastante acerca de las condiciones que hacen que la gente sea susceptible a la modificacion de la memoria. Los recuerdos se modifican más fácilmente, por ejemplo, cuando el paso del tiempo permite que el recuerdo original se desvanezca.

Recuerdos Falsos de Infancia.

Una cosa es cambiar un detalle o dos en un recuerdo en otras circunstancias intacto, y otra muy distinta implantar un recuerdo falso de un evento que nunca ocurrió. Para estudiar los recuerdos falsos, mis estudiantes y yo primero teníamos que encontrar una forma de implantar un pseudorrecuerdo que no causara un estrés emocional indebido en nuestros sujetos, ya fuera en el proceso de crear el falso recuerdo o cuando reveláramos que ellos habían sido engañados intencionalmente. Aún así, deseábamos intentar implantar un recuerdo que fuera por lo menos medianamente traumático, si la experiencia hubiera ocurrido realmente.

Mi asociada en la investigación, Jacqueline E. Pickrell, y yo decidimos tratar de implantar un recuerdo específico de haber estado perdido en un centro comercial o en una almacén de cadena grande en una edad cercana a los 5 años. Así es como lo hicimos. Le pedimos a nuestros sujetos, 24 individuos que tenían una edad entre 18 y 53, que trataran de recordar eventos de infancia que habían sido relatados por sus padres, hermanos mayores u otros parientes cercanos. Preparamos una cartilla para cada participante, la cual contenía historias de un párrafo acerca de tres eventos que realmente les habían pasado y uno que no. Construímos el evento falso usando información acerca de un viaje de compras plausible, provisto por un pariente, que también verificaba que el participante realmente no había estado perdido alrededor de los cinco años. El escenario de extravío en el mall incluía los siguientes elementos: pérdida por un período de cierta duración, llanto, ayuda y confort por parte de una anciana y finalmente, reunión con la familia.

Después de leer cada historia de la cartilla, los participantes escribieron lo que recordaban acerca del evento. Si no lo recordaban, tenían que escribir "no recuerdo esto". En dos entrevistas subsecuentes, le dijimos a los participantes que estábamos interesados en examinar cuánto detalle podían recordar, y cómo eran sus recuerdos comparados con el de su pariente. Los eventos de los párrafos no se les leían literalmente, sino que se les daban porciones como pistas para recordar. Los participantes recordaban alrededor de 49 entre 72 eventos verdaderos (68%) inmediatamente después de la lectura inicial y también en cada una de las dos entrevistas subsecuentes. Después de leer la cartilla, 7 de los 24 participantes (29%) recordó, ya fuera parcialmente o totalmente el evento falso construído para ellos, y en las dos entrevistas subsiguientes, seis participantes (25%) continuaron afirmando que recordaban el evento ficticio. Estadísticamente, hubo algunas diferencias entre los recuerdos verdaderos y los falsos: los participantes usaban más palabras para describir los recuerdos verdaderos y calificaron a los recuerdos verdaderos como más claros. Pero si un asistente fuera a observar a muchos de nuestros participantes mientras describían un evento, hubiera sido difícil de hecho el diferenciar cuando el recuento fué de un recuerdo verdadero o de uno falso.

Por supuesto el perderse, aunque es aterrador, no es lo mismo que ser abusado. Pero el estudio de la pérdida en el mall no es acerca de experiencias reales de estar perdido; es acerca de implantar recuerdos falsos sobre estar perdido. El paradigma muestra una forma de instilar recuerdos falsos, y da un paso en la dirección necesaria para permitirnos entender cómo puede suceder esto bajo condiciones del mundo real. Más aún, el estudio provee evidencia de que la gente puede ser conducida a recordar su pasado de formas distintas, e incluso pueden ser coaxionadas para que también "recuerden" eventos completos que nunca sucedieron.

Estudios realizados en otros laboratorios usando un procedimiento experimental similar han producido efectos similares. Por ejemplo, Ira Hyman, Troy H. Husband y F. James Billings, de la Western Washington University le pidieron a estudiantes de universidad que recordaran experiencias de infancia que habían sido narradas por sus padres. Los investigadores le dijeron a los estudiantes que el estudio era acerca de cómo la gente recordaba experiencias compartidas de forma distinta. Adicionalmente a los eventos reales reportados por los padres, a cada participante se le dió un evento falso - ya fuera una hospitalizacin de madrugada por una fiebre alta y una posible infección de oído, o una fiesta de cumpleaños con pizza y un payaso - que supuestamente habían ocurrido a la edad de cinco años. Los padres confirmaron que ninguno de estos eventos realmente tuvo lugar.

Hyman encontró que los estudiantes recordaron total o parcialmente el 84% de los eventos reales en la primera entrevista y 88% en la segunda entrevista. Ninguno de los participantes recordaron el evento falso durante la primera entrevista, pero el 20% dijoque recordaban algo acerca del evento falso en la segunda entrevista. Un participante que había sido expuesto al evento de la hospitalizacin de emergencia recordó posteriormente un doctor, una enfermera y un amigo de la iglesia que había ido de visita al hospital.

En otro estudio, junto con los eventos reales, Hyman presento eventos falsos diferentes, como derramar accidentalmente una fuente con ponche sobre los padres de la novia en una recepción de boda o tener que evacuar una supermercado cuando los sistemas de apagado de incendio se activaron erróneamente. De nuevo, ninguno de los participantes recordaron el evento falso durante la primera entrevista, pero 18% recordaron algo acerca de ella en la segunda entrevista y 25% en la tercera entrevista. Por ejemplo, durante la primera entrevista, cuando se le preguntó acerca del evento ficticio de la boda a un participante, éste afirm "no tengo idea. Nunca había escuchado eso antes". En la segunda entrevista el participante dijo "fué una boda al aire libre y pienso que estábamos correteando y golpeamos algo como una fuente de ponche o algo y um hicimos un daño grave y por supuesto nos gritaron por esto."

Inflación de la Imaginación

El descubrimiento de que una sugerencia externa pueda conducir a la construcción de falsos recuerdos de infancia nos ayuda a entender el proceso por el cual surgen los falsos recuerdos. Es natural cuestionarse si esta investigación es aplicable en situaciones reales como el ser interrogado por oficiales de ley o en una psicoterapia. Aunque en la terapia o en los interrogatorios policiales no ocurren rutinariamente las sugestiones fuertes, a veces aparece la sugestión en forma de un ejercicio de imaginación. Por ejemplo, cuando tratan de obtener una confesión, los oficiales de la ley pueden pedirle a un sospechoso que se imaginara habiendo participado en un acto criminal. Algunos profesionales de la salud mental recomiendan a los pacientes que imaginen eventos de infancia como una forma de recuperar supuestos recuerdos ocultos.

Recuentos de psicólogos clínicos revelan que 11% instruyen a sus clientes para que "dejen correr desbocadamente la imaginación" y un 22% le dicen a sus clientes que "le den reinado absoluto a la imaginación". La terapeuta Wendy Maltz, autora de un libro popular acerca de abuso sexual infantil, aboga diciéndole al paciente: "Pase tiempo imaginando que Ud. fué abusado sexualmente, sin preocuparse acerca de la precición, o de probar nada, o de hacer que sus ideas tengan sentido... pregúntese a sí mismo... estas preguntas: ¿Qué hora del día es? ¿Dónde está? ¿Bajo techo o al aire libre? ¿Qué clase de cosas están sucediendo? ¿Hay una, o más personas con Ud?" Maltz recomienda posteriormente que el terapeuta continúe preguntando cosas como "¿Probablemente quiénes fueron los que lo perpetraron? ¿Cuándo fué más vulnerable al abuso sexual en su vida?"

El uso creciente de tales ejercicios de imaginación me llevaron a varios colegas y a mí a preguntarnos acerca de sus consecuencias. ¿Qué pasa cuando la gente imagina eventos de infancia que no les ocurrieron? ¿Imaginarse un evento de infancia incrementa la confianza en que haya ocurrido? Para explorar esto, diseñamos un procedimiento de tres etapas. Primero le pedimos a los individuos que indicaran la probabilidad de que ciertos eventos les hubieran ocurrido durante su infancia. La lista contenía 40 eventos, cada uno clasificado en una escala desde "definitivamente no ocurri" hasta "definitivamente ocurri". Dos semanas después, le pedimos a los participantes que imaginaran que habían experimentado algunos de estos eventos. A distintos sujetos se les pidió que imaginaran distintos eventos. Algún tiempo después se les pidió de nuevo a los participantes que respondieran a la lista original de 40 eventos de infancia, indicando qué tan probable era que estos eventos realmente les hubieran ocurrido.

Considere uno de los ejercicios de imaginación. Se les dice a los participantes que se imaginen jugando dentro de casa, después de la escuela, que escuchan un ruido extraño en el exterior, que corren a la ventana, que se tropiezan, se caen, que se tratan de agarrar y que rompen la ventana con su mano. Adicionalmente, le preguntamos a los participantes cosas como: "¿En qué se tropezó?" "¿Cómo se sintió?"

En un estudio, 24% de los participantes que imaginaron el escenario de la ventana rota, reportaron posteriormente un incremento en la confianza de que el evento había ocurrido, mientras que sólo 12% de los que no se les pidió que imaginaran el evento, reportaron un incremento en la probabilidad de que el evento hubiera ocurrido. Encontramos este efecto de "inflación de la imaginación" en cada uno de los 8 eventos que se les pidió a los participantes que imaginaran. Vienen a la mente varias explicaciones posibles. Una obvia es que un acto de imaginación simplemente hace que el evento parezca más familiar y que la familiaridad se relaciona equivocadamente con los recuerdos de infancia más que al acto de imaginación. Tal fuente de confusión - cuando una persona no recuerda la fuente de la información - puede ser especialmente aguda para eventos distantes de la infancia.

Estudios realizaros por Lyn Goff y Henry L. Roedinger III de la Washington University acerca de experiencias recientes en vez de las experiencias de infancia, conectaron de forma más directa las acciones imaginadas con la construcción de falsos recuerdos. Durante la sesión inicial, los investigadores instruyeron a los participantes para que ejecutaran la acción establecida, que se imaginaran haciéndola, o que sólo escucharan la afirmación y no hicieran nada más. Las acciones eran cosas simples como golpear una mesa, levantar una grapadora, romper un palillo de dientes, cruzar los dedos, entornar los ojos. Durante una segunda sesión, se les pidió a los participantes que imaginaran algunas de las acciones que no habían ejecutado previamente. Durante la sesión final, respondieron preguntas acerca de qué acciones realmente habían ejecutado durante la sesión inicial. Los investigadores encontraron que mientras más veces imagianaban los participantes una acción no ejecutada, más probablemente iban a recordar como si la hubieran hecho.

Recuerdos imposibles.

Es altamente improbable que un adulto pueda recordar memorias episódicas genuinas del primer año de vida, en parte porque el hipocampo, que juega un papel clave en la creación de recuerdos, no ha madurado lo suficiente como para formar y almacenar recuerdos de larga duración que puedan ser recuperados en eventos de la adultez. Se ha desarrollado un procedimiento, por parte del finado Nicholas Spanos y sus colaboradores de la Carleton University, para implantar recuerdos "imposibles" acerca de experiencias que ocurrieron poco después del nacimiento.

Se hace creer a los individuos que tienen movimientos oculares y habilidades de exploración visual bien coordinados probablemente porque nacieron en hospitales que colgaban móviles coloridos sobre las cunas de los infantes. Para confirmar si habían tenido tal experiencia, la mitad de los participantes fueron hipnotizados, se les hizo una regresión al día posterior al nacimiento y se les preguntaba que recordaban. La otra mitad del grupo participaron en un proceso de "reestructuracin mnemotécnica guiada" que también usa regresión de edad, así como recomendación activa para que se recreen las experiencias de infancia imaginándolas.

Spanos y sus colaboradores encontraron que la vasta mayoría de sus sujetos fueron susceptibles a estos procedimientos de implantación de recuerdos. Tanto los participantes hipnotizados como los guiados reportaron recuerdos de infancia.

Sorprendentemente, el grupo guiado lo hizo en un nivel más alto (95% versus 70%). Ambos grupos recordaron el móvil coloreado a una rata relativamente alta (56% del grupo guiado y 46% de los sujetos hipnotizados). Muchos participantes que no recordaron el móvil, recordaron otras cosas, como doctores, enfermeras, luces brillantes, cunas y máscaras. También, en ambos grupos, de aquéllos que reportaron recuerdos de infancia, el 49% sintió que eran recuerdos reales, en oposición al 16% que afirmaron que eran simplemente fantasías. Estos hallazgos confirman los estudios anteriores auq muestran que muchos individuos pueden ser inducidos a construír recuerdos falsos vívidos, complejos y detallados por medio de un procedimiento simple. Claramente no es necesaria la hipnosis.

Cómo se forman los falsos recuerdos.

En el estudio de la pérdida en el mall, el implante de falsos recuerdos ocurrió cuando otro individuo, usualmente un miembro de la familia, afirmó que el evento sucedió. La corroboración de un evento por otra persona puede ser una técnica poderosa para instilar un recuerdo falso. De hecho, simplemente el afirmar haber visto una persona hacer algo puede conducir a una confesión falsa de haberlo hecho.

Esto se mostró en un estudio hecho por Saul M. Kassin y sus colegas en el Williams College, quienes investigaron las reacciones de individuos que eran falsamente acusados de dañar un computador por presionar una tecla equivocada. Los inocentes participantes inicialmente negaron el cargo, pero cuando una confabulada dijo que ella los había visto ejecutando la acción, muchos participantes firmaron una confesión, internalizaron la culpa por el hecho y terminaron fabulando detalles que eran consistentes con esa creencia.

Estos hallazgos muestran que una evidencia incriminante falsa puede inducir a la gente a aceptar la culpa por un crimen que no cometieron, e incluso a desarrollar recuerdos para respaldar sus sentimientos de culpa.

Los estudios de investigación están comenzando a darnos un entendimiento de cómo se crean en personas adultas recuerdos falsos de experiencias completas, emocionales y autoparticipatorias. Primero, hay exigencias sociales hacia los individuos para que recuerden; por ejemplo, los investigadores ejercen alguna presión en los participantes en un estudio, para que terminen recordando. Segundo, se puede fomentar explícitamente la construcción de recuerdos imaginando eventos cuando la gente tenga dificultad en recordar. Y, finalmente, se puede recomendar a los individuos que no piensen acerca de si sus construcciones son reales o no. Es más posible que ocurra la creación de falsos recuerdos cuando estos factores externos están presentes, ya sea que esto ocurra en un entorno experimental, en un entorno terapéutico, o en las actividades de la vida cotidiana.

Los falsos recuerdos se construyen combinando reduerdos reales con el contenido de las sugestiones recibidas de terceros. Durante el proceso, los individuos pueden olvidar la fuente de la información. Este es un ejemplo clásico de confusión de fuentes, en el cual el contenido y la fuente terminan disociadas.

Por supuesto, simplemente porque podamos implantar recuerdos falsos de infancia en algunos individuos no implica de ninguna manera que todos los recuerdos que surjan después de la sugestión sean necesariamente falsos. Dicho de otra forma, aunque el trabajo experimental sobre la creación de recuerdos falsos puede sembrar duda acerca de la validez de los recuerdos largamente olvidados, como un trauma repetido, de ninguna manera los refuta. Sin corroboración, poco es lo que puede hacer incluso el más experimentado evaluador, para diferenciar los recuerdos reales de los que se implantan por medio de sugestión.

Los mecanismos precisos por los cuales tales recuerdos falsos se construyen quedan en espera de investigaciones posteriores. Aún tenemos mucho que aprender acerca del grado de confianza y de las caracteríesticas de los falsos recuerdos creados de estas formas y necesitamos descubrir qué tipos de individuoes son particularmente susceptibles a estas formas de sugestión y viceversa: quiénes son resistentes.

A medida que continuemos este trabajo, es importante recordar por precaución, la moraleja de los datos que hemos obtenido hasta ahora: los profesionales de la salud mental y otras personas deben estar conscientes acerca de cuánto pueden influir el recuerdo de eventos y de la gran necesidad de restringirse en situaciones en los cuales la imaginación se usa como una ayuda para recuperar recuerdos supuestamente perdidos.


La autora:
Elizabeth F. Loftus es profesora de psicología y profesora adjunta de leyes en University of Whashington. Recibió su Ph. D. en psicología de la Stanford University en 1970. Su investigación se ha enfocado en la memoria humana, testimonio de testigo ocular y procedimientos de salas de juicio.
Loftus ha publicado 18 libros y más de 250 artículos científicos y ha servido como testigo experto o consultora en cientos de casos, incluyendo el caso de abuso preescolar de mcMartin. Su libro Testimonio Ocular ganó un national media Award de la American Psychologicasl Foundation. Ha recibido doctorados honorarios de la Miami University, Leiden University y John Jay College of Criminal Justice. Recientemente, Loftus fue elegida presidenta de la American Psychological Society.

Publicado por: mbermudez
Visto: 2477 veces


Hermanos de 9 y 7 años fueron rescatados en Huaraz y traídos a Lima. Se hallan en institución que los cobija, pero necesitan tratamiento médico.

Luis Velásquez C. La República

Pobreza. Iban a ser regalados porque su madre no tenía qué darles de comer. Abajo, carta en la que explica decisión. Menores se hallan ahora en local de Villa El Salvador.

Viéndolos así, en medio de otros niños, jugando y aprendiendo sus primeras ‘palabras’, nadie podría decir que Manahem de 9 años, y Wenceslao, de 7, pasaron por una experiencia terrible hace apenas unos días. ¿Acaso la olvidaron?, quién sabe, tal vez solo hayan decidido fingir que nunca pasó.

O quizá crean que fue un mal sueño, pues solo en una pesadilla podría ocurrir que una madre quisiera regalar a dos de sus hijos. En especial cuando son los que necesitan más de ella.

NECESITAN AYUDA

En todo caso, hoy están mejor cuidados, van a clases y pronto aprenderán el lenguaje a señas. Claro, necesitan ayuda para vencer la sordera que limita sus posibilidades, especialmente de aquellas personas o entidades que puedan sufragar el costo de los equipos de audición que necesitan.

Estos gastos no pueden ser afrontados por la institución que los ha acogido y esa es la parte de la historia que queremos resaltar. Resulta que la Asociación de Audición y Lenguaje ‘Efata’ (Fe abierta), que funciona en Villa El Salvador no cuenta con los medios para someter a Manahem, quien tiene una audición del 10% a las pruebas de audiometría que requiere. Estas cuestan aproximadamente S/.150 cada una. Tampoco a las evaluaciones que necesita Wenceslao.

En cuanto a los audífonos digitales que deberán usar más adelante, cuestan aproximadamente 800 dólares. Son fabricados en el exterior, pero se consiguen en el mercado local. Lo que falta es dinero.

MUJER DESESPERADA

El hecho ocurrió. Los personajes existen y son parte de una historia que se antoja más triste de lo que parece, pues lo anterior es apenas el principio de una serie de ingratitudes que envolvieron a una familia pobre de Huaraz, en Áncash.

A lo mejor convendría estar en el pellejo de Verónica Ardiles Castillo, la mujer protagonista de esta historia, para entender por qué un día decidió regalar a sus pequeños. ¿La miseria? Posiblemente. ¿La desesperación? Tal vez.

Mejor prestemos atención a sus "razones". El caso fue conocido en Lima, tras la intervención del Instituto Nacional de Bienestar Infantil (Inabif) que respondió a un llamado del Ministerio Público de Huaraz, el cual a su vez intervino al enterarse que una mujer quería regalar a sus hijos sordomudos.

En efecto, la mujer, a quien luego se identificó como Verónica Ardiles, contó a los representantes de la Fiscalía que había tomado tal decisión obligada por las circunstancias. Dijo que trabajaba como ayudante de cocina y ganaba 200 soles, los cuales no le alcanzaban para pagar el cuarto alquilado donde vivía, ni la alimentación de sus seis hijos.

En la larga explicación que dio ante la Policía, el Inabif y el Ministerio Público, describió su situación de extrema pobreza, y cómo había solicitado infructuosamente la ayuda de varias autoridades de la provincia. También recordó que era viuda.

DECIDIDA A REGARLOS

Pero no fueron los únicos a quien contó los planes que tenía respecto a sus pequeños Manahem y Wenceslao. Previamente y por escrito, le hizo saber a un efectivo de la Policía de Huaraz que ya no soportaba ver sufrir a sus hijos, quienes eran discriminados en el colegio.

Le dijo entonces que estaba decidida a regalar a sus pequeños y no importaba a quién, siempre que fueran buenas personas. Por suerte el efectivo PNP la convenció de hablar con la Fiscalía y tamaña barbaridad fue impedida, tras lo cual los niños fueron traídos a Lima e internados en 'Efata'.

CLAVES

Apoyo. Verónica Ardiles permanece en Huaraz con sus otros 4 hijos, uno de ellos de solo unos meses. Necesitan apoyo económico y atención médica.

Contacto. El teléfono de la institución 'Efata' es 287-0958. Cualquier ayuda para los pequeños niños puede ser ofrecida en ese número.

Publicado por: mbermudez
Visto: 1170 veces

Patriarca de los Tudela vuelve a desaparecer

El paradero de don Felipe Tudela y Barreda es nuevamente desconocido por sus hijos, según lo denunció ayer el ex canciller Francisco Tudela, quien indicó que desde el pasado 21 de julio que lo vieron él y los suyos en Bolivia, no han podido comunicarse con él.

Calificó la situación de "penosa y triste", ya que esperaban que la justicia de Bolivia pudiera acercarlos a su padre a través de la "curatela"; no obstante, él y sus familiares no han tenido novedades aún.
"Mi padre, desde nuestro punto de vista, está secuestrado desde el 21 de julio que lo vimos en Bolivia y no hemos podido hablar con él y su paradero es desconocido", se quejó el ex canciller.
De otro lado, fuentes judiciales manifestaron a EXPRESO que el pliego interrogatorio (exhorto suplicatorio) que enviaron a Bolivia a través de la Unidad de la de Cooperación Internacional y de Extradiciones del Ministerio Público Peruano, a cargo de la fiscal suprema adjunta Secilia Hinojosa, para validar la resolución de "curatela" en ese país que les otorgó la jueza del 12° Juzgado de Familia de Lima, Carmen Torres, se encuentra en la Corte Suprema Superior de Sucre.

Última audiencia
Asimismo, hoy se llevará a cabo la última audiencia en el proceso que interpusieron por la nulidad de matrimonio entre su padre y Graciela de Losada Marrou, con quien contrajo nupcias anteriormente.

KAREM BARBOZA Q. Expreso



Publicado por: mbermudez
Visto: 868 veces

Filicidas. La vida que quitamos

Hombres y mujeres que acaban con la vida de sus propios hijos. Un cóctel mortal, hecho de pobreza extrema, conflictos de pareja e infortunio, estalla cada vez con mayor frecuencia. Aquí dos historias recientes.

Fotos Claudia Alva (La REpública)

Eran las seis de la tarde del último 24 de agosto. María Roncal salió de su casa, en el asentamiento humano García Ronceros, de Ventanilla. Se iba a trabajar a una esquina en donde cada noche vendía caldo de gallina. Con lo poco que ganaba mantenía a sus dos hijos.

Después de la medianoche, al regresar a su casita de esteras y cartones, una imagen de pronto se transformó en un impacto. El impacto devino en gritos. Los gritos en desesperación. Sus dos hijos, con las boquitas llenas de espuma, permanecían en el piso inertes, aún con vida, pero muriéndose a simple vista. "Escuchamos gritos, mientras dormíamos", cuenta una vecina de María que, acompañada de otros familiares y amigos, narraban a la prensa los detalles más dolorosos de esa madrugada.

Según el atestado policial 232, de la Dirincri del Callao, María se percató de que sus hijos todavía estaban con vida. Por eso sostuvo en sus brazos a Nelson, el mayor. En segundos, varios vecinos aparecieron en el lugar decididos a socorrerla. Querían llevar a los niños a un hospital. Pero era de madrugada y ningún vehículo circulaba en la zona. Hasta que alguien ofreció su camioneta. Son contadas las pistas con asfalto en la ciudadela de Pachacútec, de modo que solo después de una hora y media los hermanitos Clinton, de dos años, y Nelson, de seis, recibieron atención médica en el hospital de Ventanilla. Para ellos ya era demasiado tarde.
"¿Cómo puedo seguir viviendo? ¡No podré soportar esto! Díganme, por favor, ¿cómo puedo seguir viviendo?" María se hacía estas preguntas con desesperación y ante los ojos de un puñado de periodistas que registraban su rostro desgarrado por el dolor. "¿Cómo puedo seguir viviendo?"

Esa misma madrugada, Víctor Montoya, el esposo de María, se recuperaba en una cama del hospital Daniel Alcides Carrión luego de haber sido sometido a un lavado gástrico. No pasó mucho tiempo para que varios policías le avisaran que sus dos hijos habían muerto y que él tenía mucho que explicar sobre lo sucedido durante la noche anterior. "Sólo diré la verdad", respondió.
Uno de los policías, el comandante Mayo, estaba dominado por una sensación de espanto e incredulidad. Víctor Montoya le contó entre lágrimas cómo envenenó a Nelson y a Clinton, sus hijos. Dijo que se dejó llevar por la angustia de un cáncer que pronto acabará con su vida. En la víspera había comprado cuatro sobres de un poderoso raticida. Mezcló su contenido en un litro de leche y se lo dio a beber a sus hijos. Él mismo tomaría después el veneno. Luego los pequeños se desmayaron y él también perdió el conocimiento. El filicida que también intentó matarse es ahora el único sobreviviente de la mayor insensatez de su vida.


UN DÍA DE FURIA



Los abuelos del pequeño Clinton sostienen la foto de su nieto y no entienden cómo su hijo Víctor Montoya (abajo) pudo matar a sus propios vástagos.

Carla Calderón sentía miedo. No recuerda cuándo empezó ese temor. Probablemente fue desde el día en que su esposo, Andrés Medrano, la golpeó por primera vez. Según lo que pudimos leer de su manifestación ante la Policía de Lurín, Medrano es un monstruo al que hay que temer. Por eso empezó a temblar cuando este le exigió los 150 soles que ella había extraviado un tiempo atrás. "Te doy hasta las nueve de la noche para que me devuelvas la plata", le dijo a ella. Luego le advirtió que la golpearía y la arrojaría a la calle si no le daba el dinero.

¿Qué hizo Carla después? Ella misma se lo contó a la Policía de Villa María del Triunfo. Cogió unos soles y en una ferretería del asentamiento humano Corona Santa Rosa, en la Tablada de Lurín, compró tres sobres de veneno para ratas. Más allá, en una bodega, compró dos cajitas de jugo de frutas. Después regresó a casa y mezcló el jugo con el raticida, lo sirvió en dos vasos y llamó a Keymi, la mayor de sus hijas. Keymi, de cinco años, bebió lo que su madre le había ofrecido. Pero la locura no había terminado. Carla vació el jugo mortal en un biberón, recogió de la cuna a Ivone, su hija de un año, y le dio de beber.
Para entonces solo quedaba Carla. Y ella decidió tomar el veneno. Poco después se desplomó y en el piso empezó a retorcerse de dolor y a vomitar.

A las 9 de la noche Andrés llegó a casa con el mismo mal humor de la mañana, pero su sensación fue otra cuando descubrió a Carla en el piso, arrojando una extraña espuma por la boca. Sus hijas aún vivían. Andrés buscó la ayuda de su hermano y con él abordó un taxi llevando en brazos a su familia. En el camino Ivone dejó de respirar. Keymi, su hija mayor, sobrevivió. Carla, su desequilibrada esposa, también.å

PARA QUE SUFRAS CMO YO...

Por Nelly Chong. Psicoterapeuta familiar.



Carla Calderón es llevada a prisión.

Son las madres las que cometen el mayor número de filicidios, según las estadísticas. Una de las hipótesis es que siendo ellas las que pasan más tiempo con los niños, soportan el peso de la crianza y factores como la relación con la pareja. Si uno se siente despreciado o hay infidelidad, el filicidio es una forma de venganza, de quitarle a la pareja lo que más ama, los hijos: "Dado que ya no me quieres, te hago sufrir con lo que más quieres, para que sufras como yo".

Otro factor sería la pobreza. Si es que no hay otros problemas, esta hablaría de la desesperanza y el deseo de liberarse a sí mismo de la pesadumbre por no poder darle al hijo lo que necesita. Es probable que exista maltrato previo a los niños asesinados, como una manera de descargar las frustraciones de los padres. En los casos que se plantean, el dilema para los padres será su propia sobrevivencia, ya que, dado que sus hijos murieron, ellos deberán enfrentarse a vivir con la culpa por lo que han hecho.



Publicado por: mbermudez
Visto: 1901 veces

RPP

Una madre de familia quemó la boca de su hijo de 11 años con un fierro caliente en la provincia cusqueña de Acomayo, luego que el menor gastara tres soles de más de un dinero que recibió para pagar una cuota en su centro educativo.

Así lo denunció el director de la institución educativa Nº 50050 "Daniel Alcides Carrión", Wendel Flores, quien expresó su sorpresa ante la actitud asumida por Ceferina Pumahuilca de 33 años.

Indicó que el menor presenta quemaduras de segundo grado que le impiden articular bien las palabras e ingerir alimentos.

El caso fue puesto en conocimiento de la Comisaría de Acomayo y la Defensoría Municipal del Niño y Adolescente (Demuna), que citó a la insensible madre para que rinda su testimonio.



Publicado por: mbermudez
Visto: 667 veces

Cuando me enteré que esta es la nueva modalidad que algunas madres obstructoras del vínculo paterno filial emplean para eludir una entrevista tanto con los magistrados como con los peritos (psicólogos y asistentes sociales) me embargó una ira irrefrenable.

No sólo ocurría en Lima, también pasa en Chiclayo, Cusco, La Libertad (Trujillo), Arequipa, Huancayo; esto es en ciudades más o menos populosas, en donde puede existir una mayor carga laboral para psicòlogos y asistentes sociales.

La modalidad es sencilla: una vez ocurrida la citación, los progenitores obstructores planifican una estrategia para "confirmar" sus denuncias o posición.

Se acuden a psicólogos que se prestan a este engaño y planifican:

a) las entrevistas y los diálogos que tendrán los niños. Se les instruye a bajar las cargas emocionales y a seguir un patrón pre definido porque se sabe de antemano que preguntarán los magistrados.

b) se planifica el "dibujo", al nivel inclusive que tienen el especial cuidado en dibujar los actos de violencia denunciados y la "bondad" de la persona que obstruye el vínculo.

c) se planifica el ambiente del niño, esto es, el mismo psicológo asistente acude a las casas donde se hará la visita inopinada del asistente social para acreditar que la obstrucción del vínculo está justificada y que no existen elementos que pudieran acreditar una limitación emocional en el niño.

d) quienes asumen la carga económica de este engaño, no suele ser el padre o madre obstructor sino la nueva pareja o los padres de las madres, para "apoyar" la posición de quien comete violencia psicológica.

Lamentablemente esta situación no ha sido una excepción en el conjunto de problemas familiares, es ya una constante y es un hecho que debe generar un patrón de entrevistas, un método específico para poder atender cada problema en particular.

Felizmente en ciudades como Ayacucho, Huánuco, Puno (más pequeñas) el problema no se ha presentado porque los jueces suelen tener un mayor conocimiento de sus realidades y al tener un mayor acceso a los denunciantes y denunciados (inclusive los pueden ubicar socialmente) las denuncias falsas son desbaratadas con mayor prontitud y eficacia.

A pesar de esta situación favorable para los niños y para quienes resulten víctimas de violencia, quienes se oponen generalmente a la solución judicial son los profesionales del MINDES que sólo acogen las denuncias de mujeres, sin considerar que en el fondo se puede tratar de una denuncia falsa.

MBT
Publicado por: mbermudez
Visto: 725 veces

La Justicia condena a un hombre a pagarle alimentos a su hijo antes de que nazca

De: Eduardo Maccio

En un fallo sin antecedentes, NOVEDOSO que valoramos por el juez Dr. Ricardo DUTTO del Tribunal Colegiado Nº 5 de la ciudad de ROSARIO hizo lugar al reclamo de una mujer y condenó a su ex marido a pagarle alimentos para su hijo, que aún no nació. Según la resolución, el hombre, que trabaja en la Policía provincial, deberá aportar el 20% de su sueldo.

El conflicto arrancó en marzo de este año, cuando el hombre decidió separarse de su esposa, estando ésta embarazada. Y desde entonces no aportaba dinero. La pareja convivía desde 2006 y se había casado en julio de 2007.

Al justificar su decisión, el juez Ricardo J. Dutto sostuvo que "si bien el por nacer es un incapaz -art. 54 C. Civil-, puede adquirir derechos por medio de sus representantes -art. 56 del mismo ordenamiento - teniendo sus padres - para el caso de autos sólo la madre - ese carácter legal -art. 57 inc. 1° C Civil".

Y agregó: "La circunstancia de la incapacidad no puede ser tomada como excusa para no reconocérsele sus derechos por la propia existencia como persona que le reconoce el codificador desde la concepción en el seno materno".

Además, el magistrado dijo que la cuota alimentaria provisional "tiende a cubrir las necesidades imprescindibles de la persona por nacer e indirectamente a la madre durante el curso del juicio, hasta tanto se arrimen otros elementos que permitan establecer el importe de la pensión definitiva". "También podría darse el caso que tengan más de un hijo", apuntó una fuentes judicial.

Publicado por: mbermudez
Visto: 761 veces

Las parejas gay tendrán derecho a la pensión por viudez

Las parejas del mismo sexo podrán acceder a una pensión por viudez en todo el territorio nacional, anunció hoy el director ejecutivo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), Amado Boudou.

La medida, que beneficiará a todos aquellas personas que puedan demostrar una convivencia de por lo menos cinco años, aspira a "poner en un plano de igualdad de derechos a todos los convivientes", explicó Boudou en declaraciones realizadas en la sede del organismo previsional.

"La Presidenta -precisó el funcionario- encomendó definir esta resolución no discriminatoria que reconocerá el derecho a la pensión por viudez a las personas del mismo sexo, al igual que la que reconoce ese derecho a los convivientes de distinto sexo, sin necesidad de recurrir a la justicia".

La resolución, de alcance nacional, será firmada mañana por el titular de la ANSES y entrará en vigencia tras su publicación en el Boletín Oficial el miércoles próximo.

Para poder acceder a este beneficio, las parejas homosexuales deberán demostrar su convivencia a través de "pruebas documentales" como la escritura de un inmueble en común o cuentas bancarias.

FUENTE: http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-109922-2008-08-18.html
Publicado por: mbermudez
Visto: 760 veces

Una niña muere envenenada por su madre y su hermano se salva

El Comercio | La homicida había mezclado insecticida con una gaseosa que dio a sus hijos y que ella también ingirió por el abandonado de su conviviente


Una menor de dos años, llamada Andrea, murió envenenada tras ingerir una bebida que le había preparado su madre, Jessica Quispe de Carnaque (26), al interior de su vivienda, ubicada en Independencia.

Según se indicó, la homicida había mezclado insecticida con el contenido de una gaseosa, sustancia que luego dio de beber a sus dos hijos, aunque el mayor, de 6 años, logró salvarse tras escapar de su casa al ver las convulsiones de su hermana.

La madre también logró sobrevivir a la ingesta del veneno al ser trasladada por su vecinos al Hospital Cayetano Heredia.

La Policía indicó que decidió suicidarse porque su conviviente, Luis Ríos Espinoza, los había abandonado.
Publicado por: mbermudez
Visto: 1140 veces

Directo al corazón
La historia de Guo Wenjun, la tiradora china que busca a su padre desde hace 10 años

Por Patricia Castro Obando. El Comercio

Llevo horas leyendo en blogs chinos sobre la campaña para intentar encontrar al padre de Guo Wenjun, la tiradora que batió el récord olímpico en la categoría de pistola de aire 10 metros femenino con 492,3 puntos, y ganó la tercera medalla de oro para China en el Campo de Tiro de Beijing.

Guo Wenjun, de 24 años, nacida en la provincia de Shaanxi, soñó con subir al podio olímpico simplemente porque desde allí sería más visible para su padre, que desapareció de su vida hace más de una década. Esa tarde desde el podio, la nueva campeona del oro se preguntaba si su papá la estaría viendo en algún lugar del mundo.

Sus padres se divorciaron en 1999 y poco después su papá, Guo Jingsheng, abandonó el país, sin decir dónde iba. Desde entonces, Guo Wenjun no ha dejado de buscarlo. Diez años que han pasado en vano.

La joven tiradora empezó a disparar a los 13 años, cuando el director de su colegio descubrió su potencial y la colocó bajo la supervisión del entrenador Hang Yanhua. En la previa a un torneo, su padre se fue sin despedirse. Ella todavía no cumplía los 15. Antes de irse, el señor Guo se comunicó con la esposa del entrenador Hang para informarle de su partida y rogarle a la pareja que cuidara de la deportista como si fuera su propia hija.

Pero Guo Wenjun nunca más dio en el blanco. Su carrera fue en descenso hasta que en el 2005 tuvo que abandonar el tiro y convertirse en una vendedora de ropa deportiva. A pesar de su buena puntería, no lograba mantener la concentración. Su mente se fugaba en busca de su padre. Su entrenador la ayudó a convertir su debilidad en una fortaleza. "Los juegos están muy cerca. Si te retiras, tu papá se sentirá decepcionado. Pero si ganas una medalla de oro, lo sabrá, no importa dónde se encuentre", la convenció.

Guo Wenjun regresó a las competencias y a partir de entonces no ha vuelto a perder. A diferencia de otros deportistas que conquistan el oro, la tiradora no saltó por los aires, no se envolvió en la bandera nacional, no lloró de emoción. Solo dijo "estoy satisfecha con mi resultado" cuando saludó al efusivo público. Desde que la blogósfera local se enteró de su sueño, hay más de 10.000 usuarios de la red en China que están trabajando para encontrar al papá de la nueva campeona.

Mi padre también desapareció hace 14 años. Se mudó al cielo un día de enero, sin avisar. Dudo que allí tengan Internet.
Publicado por: mbermudez
Visto: 817 veces

En España:

http://www.diariodesevilla.es/article/andalucia/187228/retiran/la/custodia/una/madre/por/infundir/su/hija/su/odio/visceral/padre.html

Un juzgado de Sevilla determina que la mujer sufre un "desequilibrio psicológico" y que privaba a su hija de las visitas paternas poniendo "todo tipo de trabas" a la relación filial.

Un juzgado sevillano ha retirado la custodia de una niña a su madre, una mujer que padece un "desequilibrio psicológico", porque de manera "reiterada" privaba a la menor de ver a su padre, hacia quien siente un "odio visceral" que ha reconducido a través de la propia niña.

En la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, el juez de Familia Francisco Serrano explica que dicha madre ha evidenciado su incapacidad para mantener la custodia, "causando un perjuicio y victimización a su hija", a quien ha privado de su derecho de contactar con su padre y hermanos mayores "haciendo oídos sordos de los requerimientos y advertencias judiciales".

La resolución judicial recoge que la mujer demandada ha sufrido una situación emocional de "frustración no superada y despecho hacia el padre de su hija, confundiendo maltrato psicológico con su propia sintomatología ansioso-depresiva".

En este sentido, el juez entiende que ha quedado "más que de manifiesto" la predisposición de la citada mujer a "no permitir y poner todo tipo de trabas a que su hija pueda tener una sana y saludable relación con su padre y hermanos".

La sentencia prosigue que ha quedado demostrado que el progenitor que solicita la custodia tiene una capacidad acreditada para hacerse cargo de la pequeña "desde el instante en que la niña ha tenido una rápida y positiva integración en el núcleo familiar paterno", donde se encuentra "en un clima familiar adecuado, estable y seguro". Con el cambio de domicilio la niña, además, "no tendrá que cambiar de colegio ni de entorno de convivencia".

El juez indica que existen los requisitos necesarios para el cambio de guardia y custodia propuesto por el demandante, si bien la madre podrá ver a la menor en fines de semanas alternos y la mitad de las vacaciones. Finalmente, entiende el magistrado que "a la vista de la conflictividad existente entre ambos progenitores, sería conveniente que se sometieran voluntariamente a un proceso terapéutico".

Publicado por: mbermudez
Visto: 887 veces

El dolor emocional duele de verdad

Un equipo de científicos de EE UU afirma que la zona del cerebro que procesa el dolor físico también se encarga de procesar el emocional y que ambos pueden llegar a ser crónicos
ADN.es

Muchas personas podrán decir que ya lo sabían por experiencia propia pero ahora la ciencia también lo corrobora. Gracias a nuevas tecnologías, y como publica la británica BBC, un equipo de científicos confirma que el sufrimiento emocional realmente puede doler físicamente.

La razón se encuentra en la investigación cerebral que han realizado recientemente y que revela que la parte del cerebro que procesa el dolor físico también se encarga de procesar el dolor emocional. Y esto explica, según afirman los expertos, que igual que una lesión física puede llegar a provocar un dolor crónico, mucha gente nunca se recupera de una herida emocional.

El sufrimiento emocional, como apunta la BBC, puede venir dado por muy diversas situaciones que van desde la finalización de una relación sentimental a la exclusión social, pasando por la forma más extrema de todas ellas que es la pérdida de un ser querido.

Los que han experimentado este tipo de dolor a menudo hablan de "un dolor en el pecho", "un vacío debajo del esternón" o de pensar que se están volviendo locos por tanto dolor. Y es que, como afirma en declaraciones a la BBC el profesor David Alexander, director del Centro de Investigación de Trauma en Aberdeen (Escocia), "la gente que ha sufrido daños emocionales a menudo traduce ese dolor en algo físico".

Investigar sobre el dolor emocional

Sin embargo, las investigaciones médicas tienden a dejar de lado este sufrimiento para concentrarse en el dolor físico. Un equipo de neurocientíficos de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA) se ha propuesto cambiar esa tendencia centrando sus estudios en el dolor emocional. Gracias a la nueva tecnología dicen que es posible analizar lo que pasa en el cerebro y en el corazón.

La doctora Naomi Eisenberger, según la BBC, ha logrado demostrar qué zonas del cerebro se activan cuando sentimos dolor emocional. Para ello, ha desarrollado un juego de ordenador en el que se hace lo posible por que los participantes se sientan excluidos.

Los escáneres cerebrales que se toman mientras se juega han revelado que el cerebro procesa de la misma forma el dolor que la persona siente al ser rechazada socialmente que el que siente con el dolor físico y lo hace en una zona cerebral llamada corteza cingular anterior.

La investigadora cree que el dolor físico y el dolor emocional están relacionados porque las relaciones sociales son cruciales para nuestra supervivencia como especie. Enfrentado a una situación de peligro, un hombre solo tiene menos posibilidades de sobrevivir que un grupo de humanos. "El sistema de uniones sociales está muy vinculado al sistema de dolor físico para asegurar que el ser humano permanece conectado a los otros", afirma Naomi Eisenberger, en declaraciones a la BBC.

Un dolor crónico

El dolor físico es una advertencia de nuestro organismo para no hacer algo que nos hace daño, como, por ejemplo, caminar con un tobillo o una pierna fracturada. El dolor emocional, según los expertos, también puede ser una advertencia para no volvernos a ver involucrados en una situación que nos puede herir emocionalmente.

Y si el dolor físico puede volverse crónico, lo mismo ocurre con el dolor emocional. Mary Frances O'Connor, otra investigadora de la UCLA, lo llama "pena compleja" y asegura que se da aproximadamente en el 10% de las personas que pierden un ser querido y que no consiguen adaptarse al dolor que sienten.

Los científicos sospechan que estas personas experimentan también los mayores niveles de dolor físico. Por ello, los expertos afirman que sí es posible morir por un revés emocional. Según Martin Cowie, profesor de cardiología del Hospital Brompton de Londres, una persona que ha perdido a un ser querido corre el riesgo de morir durante los seis meses siguientes.

Esto se debe a que en el estrés que genera la pérdida están involucradas unas hormonas que aumentan las posibilidades de se produzca un infarto o una embolia, como explica el experto. Por eso, agrega, es muy importante identificar y tratar a las personas cuyo dolor emocional podría convertirse en dolor crónico y provocar una importante depresión o incluso la muerte.
Publicado por: mbermudez
Visto: 1394 veces

Es un fallo de España en donde se cambia la Guarda ante los reiterados incumplimeintos al Regimen de visitas

Guarda y Custodia Cambio][Procesos Modificación de Medidas]
Publicación: FAM-79. Julio de 2008. Pág. 0

AP Santa Cruz de Tenerife, Sec. 1.ª, 4/2008, 14-1-2008 Recurso 428/2007 PONENTE: EUGENIO SANTIAGO DOBARRO RAMOS.

Se sustituye en ejecución forzosa (art. 776.3ª LEC) la guarda materna por la paterna por los continuos incumplimientos de la madre en el régimen de visitas

EXTRACTOS
Pérdida de eficacia de la medida de guarda materna, al sustituirse esta en ejecución forzosa por los continuos incumplimientos de la madre en el régimen de visitas

ANTECEDENTES DE HECHO
FUNDAMENTOS DE DERECHO
FALLAMOS
EXTRACTOS
Pérdida de eficacia de la medida de guarda materna, al sustituirse esta en ejecución forzosa por los continuos incumplimientos de la madre en el régimen de visitas
"... Lo que es objeto de recurso de apelación es el auto dictado en procedimiento de ejecución de la sentencia de Divorcio -autos 786/2002 - , en el que dentro del ámbito de la ejecución forzosa de los pronunciamientos sobre medidas que contempla el artículo 776 LEC, hace aplicación de la "especialidad 3ª " de dicho artículo, del que resulta que: "El incumplimiento reiterado de las obligaciones derivadas del régimen de visitas, tanto por parte del progenitor guardador como del no guardador podrá dar lugar a la modificación del régimen de guarda y visitas". Todo ello en base a la invocación que se hace por el padre con fundamento en el incumplimiento del régimen de visitas establecido respecto de las hijas por parte de la madre, que obstaculizaba su normal desarrollo. Y, así, el auto recurrido aprecia la concurrencia de la circunstancia invocada y da lugar a la modificación del régimen de guarda y visitas, en el ámbito de la ejecución forzosa y atribuye "la guarda y custodia de las menores Carmen y Olga a su padre ..."
"... La parte apelante se opone al archivo invocando, sustancialmente, la tutela judicial efectiva; y, en tal sentido, debe de recordarse que las nuevas medidas establecidas en la sentencia de fecha 27 de noviembre de 2006 , lo han sido en el procedimiento establecido legalmente para la modificación con carácter definitivo de medidas anteriormente establecidas, por cambio de circunstancias. Juicio contradictorio de idéntico alcance al que estableció las medidas en el divorcio, y que impide el pronunciamiento sobre lo que es objeto del recurso de apelación, que se concreta en la petición de revocación del auto que apreció la concurrencia de la "especialidad 3ª" del artículo 776 , en sede de ejecución forzosa, respecto del régimen de visitas; por cuanto, lo que se postula por la parte apelante, sustancialmente, es que se deje sin efecto y recobre plena eficacia la medida establecida en la sentencia de divorcio que atribuía la guarda y custodia de las hijas a la madre, pronunciamiento que ha perdido eficacia al haber sido reemplazado por el nuevo pronunciamiento ahora en vigor. Todo ello lleva a apreciar la carencia sobrevenida de objeto al carecer de interés legítimo la tutela judicial pretendida (art. 22 LEC ). Consiguientemente se acuerda el archivo solicitado ..."
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- En el procedimiento indicado, por la ILMA. SRA. MAGISTRADO -JUEZ DOÑA MARIA DOLORES AGUILAR ZOILO se dictó Auto el día tres de abril de 2007 , en cuya parte dispositiva a efectos de recurso se establece:
" ACUERDO:
1.- Atribuir la guarda y custodia de las menores Carmen y Olga a su padre, manteniéndose provisionalmente y hasta que las relaciones paterno filiales se normalicen, la tutela provisional de la tía de los menores con la que pasarán a convivir de modo inmediato y en el plazo de dos días desde la notificación de la presente notificación.
2.- Suspender las visitas maternas durante el periodo de tres meses, tras el cual se reanudarán en el modo y forma previstos
3.- Fijar la pensión de alimentos en importe de 400 € mensuales revalorizables anualmente conforme al IPC e ingresables en los cinco primeros días de cada mes en la cuenta corriente que designe el padre, más abono por mitad de gastos extraordinarios.
4.- Se acuerda la prohibición de salida del territorio español de las menores Carmen y Olga .
(...)
Así por este auto lo manda y firma Mª Dolores Aguilar Zoilo , Magistrado Juez del Juzgado de primera Instancia nº Siete de Santa Cruz de Tenerife...".
SEGUNDO.- Así, notificada la anterior resolución por DOÑA Encarna , representada por el Procurador DON JOAQUIN CAÑIBANO MARTIN, se formuló recurso de apelación, evacuándose el traslado por DON Lucio , representado por el Procurador DON MIGUEL RODRIGUEZ LOPEZ, y el MINISTERIO FISCAL, oponiéndose, formulando a su vez impugnación de la sentencia DON Lucio , y efectuados los traslados se remitieron la actuaciones a esta Sección, previo emplazamiento las partes.
TERCERO.- Seguido el correspondiente trámite del recurso de apelación en la alzada, se personó en tiempo y forma el actor, como parte apelante, DOÑA Encarna , representada por el Procurador DON JOAQUIN CAÑIBANO MARTIN, el apelado impugnante DON Lucio , representado por el Procurador DON MIGUEL RODRIGUEZ LOPEZ, y el MINISTERIO FISCAL. La deliberación y votación tuvo lugar el día once de enero de dos mil siete, siendo Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado DON Eugenio Santiago Dobarro Ramos
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Del examen de actuaciones practicadas en trámite de recurso aparece que por Auto de fecha 22 de octubre de 2007 se acuerda conforme a lo instado por la partes la unión de documentos, la exploración de las menores y testifical, y la emisión de informe por el Gabinete Psico-Social. Por escrito presentado el 30 de noviembre de 2007 por el Procurador Don Joaquín Cañibano Martín, en representacin de la apelante Doña Encarna , se solicita, sustancialmente, la exploración con carácter de urgencia de las menores dada la situación de riesgo emocional en que se encuentran , y al que acompaña copia de la sentencia de fecha 27 de noviembre de 2007 recaída en los autos 696/06 , seguidos entre las mismas partes , de modificación de medidas definitivas , en cuyo Fallo se dispone: "Que debo estimar y estimo parcialmente la demanda interpuesta por el Procurador Sr. Rodríguez López, en nombre y representacin de Lucio , contra Encarna , modificando las medidas definitivas fijadas por sentencia de divorcio acordando las siguientes medidas: 1.- Se atribuye la guarda y custodia de las menores Carmen y Olga a su padre, compartiendo ambos padres la patria potestad sobre las hijas.- 2.- Se fija régimen de visitas para la progenitora conforme a lo señalado en el Fundamento de Derecho Primero de la presente sentencia.- 3.- Se establece la pensión de alimentos para las hijas menores en importe de 800 € mensuales, 400 € para cada una de las hijas, revalorizables anualmente conforme al IPC e ingresables en los cinco primeros días de cada mes en la cuenta corriente que designe el padre, más abono por mitad de gastos extraordinarios.- 4.- La menores seguirán la terapia individual y familiar que por ahora viene llevando a cabo y se emitirán informes mensuales por el Gabinete Adscrito a estos juzgados en relación al seguimiento de la resolución a las menores . (...)".
Al evacuar el traslado del escrito por Don Lucio se solicita el Archivo de las actuaciones por entender, sustancialmente, que "el presente procedimiento carece de objeto al haberse dictado sentencia en procedimiento de Modificación de Medidas 696/20006 ". Dado traslado de la petición de archivo a la demás partes personadas, por la apelante Doña Encarna se solicitó la continuación del trámite del recurso, se practique la prueba de exploración de las menores acordada y la celebración de la vista del Recurso de Apelación. Por el Ministerio Fiscal se manifiesta que está de acuerdo con el razonamiento expuesto por Don Lucio , "en cuanto que el presente recurso -y procedimiento de Divorcio- carece de objeto al haberse dictado sentencia en el procedimiento de modificación de medidas 696/2006 , que ya se está ejecutando...".
SEGUNDO.- Lo que es objeto de recurso de apelación es el auto dictado en procedimiento de ejecución de la sentencia de Divorcio -autos 786/2002 - , en el que dentro del ámbito de la ejecución forzosa de los pronunciamientos sobre medidas que contempla el artículo 776 LEC, hace aplicación de la "especialidad 3ª " de dicho artículo, del que resulta que: "El incumplimiento reiterado de las obligaciones derivadas del régimen de visitas, tanto por parte del progenitor guardador como del no guardador podrá dar lugar a la modificación del régimen de guarda y visitas". Todo ello en base a la invocación que se hace por el padre con fundamento en el incumplimiento del régimen de visitas establecido respecto de las hijas por parte de la madre, que obstaculizaba su normal desarrollo. Y, así, el auto recurrido aprecia la concurrencia de la circunstancia invocada y da lugar a la modificación del régimen de guarda y visitas, en el ámbito de la ejecución forzosa y atribuye "la guarda y custodia de las menores Carmen y Olga a su padre, manteniéndose provisionalmente y hasta que las relaciones paterno filiales se normalicen, la tutela provisional de la tía de los menores con la que pasarán a convivir de modo inmediato y en el plazo de dos días desde la notificación de la presente notificación", y suspende "las visitas maternas durante el periodo de tres meses, tras el cual se reanudarán en el modo y forma previstos".
Independientemente de la ejecución forzosa seguida, planteada en base a tal circunstancia específica, se insta por el padre proceso de modificación de las Medidas Definitivas acordadas en la sentencia de Divorcio, procedimiento número 696/06 , en el que, seguidos los trámites que a dicho juicio corresponden, se dicta Sentencia en fecha 27 de noviembre de 2007 , en cuyo Fallo se recogen los nuevos pronunciamientos sobre medidas que han de aplicarse respecto de los progenitores y las hijas y que se recogen en el fundamento primero de esta resolución
TERCERO.- El artículo 774 de la LEC , en lo relativo a las Medidas Definitivas establece en su número 5 que "Los recursos que, conforme a la ley, se interpongan contra la sentencia no suspenderán la eficacia de las medidas que se hubieren acordado en ésta. Si la impugnación afectara únicamente a los pronunciamientos sobre medidas, se declarará la firmeza del pronunciamiento sobre la nulidad, separación o divorcio". De ello resulta la eficacia inmediata de las medidas establecidas en la sentencia de fecha 26 de noviembre de 2007 , por lo que las medidas que establece en cuanto a guarda y custodia y demás, son las que necesariamente deben de aplicarse. Ello supone que la medidas anteriores establecidas por la sentencia de divorcio, y ahora sustituidas por el fallo de la nueva sentencia de Modificación, no son ya ejecutables. Y la medida que es objeto del recurso tiene su base y único fundamento en la ejecución forzosa de lo establecido en la sentencia de Divorcio, por aplicación de la circunstancia número 3ª del artículo 776 LEC. Y , en tal sentido, no hay que olvidar, y es preciso insistir en ello, que cuando se trata de pronunciamientos sobre medidas, el artículo 776 LEC, además de los supuestos que contempla en sus números 1º y 2º , respecto de incumplimiento de obligaciones de pago y obligaciones no pecuniarias, en su número 3º, de modo preciso establece que "el incumplimiento reiterado de las obligaciones derivadas de visitas, tanto por parte del progenitor guardador como del no guardador, podrá dar lugar a la modificación del régimen de guarda y custodia". Cambio de custodia, que constituye una medida de carácter temporal que debe de ser acordada dentro del propio proceso de ejecución forzosa, por cuanto todo lo dispuesto en el artículo 776 LEC se recoge bajo el epígrafe "Ejecución forzosa de los pronunciamientos sobre medidas", y no remite para su adopción al proceso de modificación de medidas del artículo 775 LEC , sino que configura como "especialidades" que expresamente establece después de la remisión de carácter general que hace a: "Los pronunciamientos sobre medidas se ejecutarán con arreglo a lo dispuesto en el libro III de esta Ley, con las especialidades siguientes:". Consiguientemente su adopción -modificación de la guarda y custodia- debe de hacerse, en su caso, dentro de la propia ejecución forzosa instada, como una medida de carácter temporal, condicionado y susceptible de modificación y alzamiento si decaen las circunstancias que llevaron a acordarla. Característica que, en un plano similar, se recoge con el alcance más general de "órdenes y prohibiciones" en el artículo 726.2 LEC, que separándose de lo que se establece en su número 1 , van dirigidas a medidas que ya no son de mero aseguramiento, sino anticipatorias de un resultado.
CUARTO.- Consiguientemente, lo que es objeto de recurso se enmarca en el ámbito de la ejecución forzosa de la sentencia de divorcio, cuyo pronunciamiento sobre la guarda y custodia y visitas de las menores ha sido sustituido por la sentencia dictada en el procedimiento de Modificación de Medidas, por lo que el régimen de guarda y visitas a aplicar es el que en la misma se establece, independientemente de la formulación, en su caso, de recurso de apelación. Por cuanto, si las sentencias han de ejecutarse en sus propios términos, y la ley permite la modificación y cambio de pronunciamientos concretos de las medidas establecidas como efecto de la separación y divorcio, la pérdida de eficacia de la inicial medida al ser sustituida por el pronunciamiento de la nueva sentencia, impide que tal pronunciamiento anterior pueda ejecutarse a partir de la eficacia del nuevo pronunciamiento que lo sustituye; es decir, el régimen de visitas exigible en todo caso es el que establece la nueva sentencia.
QUINTO.- La parte apelante se opone al archivo invocando, sustancialmente, la tutela judicial efectiva; y, en tal sentido, debe de recordarse que las nuevas medidas establecidas en la sentencia de fecha 27 de noviembre de 2006 , lo han sido en el procedimiento establecido legalmente para la modificación con carácter definitivo de medidas anteriormente establecidas, por cambio de circunstancias. Juicio contradictorio de idéntico alcance al que estableció las medidas en el divorcio, y que impide el pronunciamiento sobre lo que es objeto del recurso de apelación, que se concreta en la petición de revocación del auto que apreció la concurrencia de la "especialidad 3ª" del artículo 776 , en sede de ejecución forzosa, respecto del régimen de visitas; por cuanto, lo que se postula por la parte apelante, sustancialmente, es que se deje sin efecto y recobre plena eficacia la medida establecida en la sentencia de divorcio que atribuía la guarda y custodia de las hijas a la madre, pronunciamiento que ha perdido eficacia al haber sido reemplazado por el nuevo pronunciamiento ahora en vigor. Todo ello lleva a apreciar la carencia sobrevenida de objeto al carecer de interés legítimo la tutela judicial pretendida (art. 22 LEC ). Consiguientemente se acuerda el archivo solicitado, sin pronunciamiento sobre las costas de la alzada.
Por todo lo anteriormente expuesto, y vistos los preceptos legales citados y demás de general aplicación,
FALLAMOS
1º.- Dar por terminado el recurso de apelación por carencia sobrevenida de objeto, con archivo de lo actuado en esta instancia.
2º.- No hacer pronunciamiento sobre las costas de la alzada
Así por este nuestro auto, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.
.
Publicado por: mbermudez
Visto: 2583 veces

To: eduardomedeot@hotmail.com
CC: padresincensura@gruposyahoo.com.ar
From: tzugebol7@yahoo.es
Date: Thu, 7 Aug 2008 18:22:35 +0000
Subject: [padresincensura] Rv: [Derechos humanos de los niños en Argentina] Derechos Humanos en Argentina , ...

La justicia realizo allanamiento a los domicilios de las psicólogas Susana Toporosi, Rosalía Bikel… que había realizando informes ocultando la verdad, en perjuicio de mi persona y de mi hija, y hoy están afrontando juicio por mala praxis.

NOTA del mensaje:

Detienen a psicólogo argentino, y la preocupación de otros psicólogos. (Buenos Aires 5 de agosto de 2008)

Correo colectivo.

Por el delito de corrupción de menores, no es extraño que tilden al Psicólogo) Jorge Corsi como delincuente porque en nuestros tribunales, hay cientos de casos sobre abuso sexual que en la mayoría son ocultados por los psicólogos que trabajan en los juzgados de familia, y claro está que a estos psicólogos alguien les tiene que haber enseñado hacer esas cosas aberrantes como “ejercer el oficio de corromper menores a cambio de dinero”, y no hay duda que eso lo deben de haber aprendido de Jorge Corsi.

Estos delitos repugnantes, deberían ser investigados y condenados ejemplarmente para que ningún psicólogo que trabaje con los niños por mandato del juzgado se anime a falsear la realidad, por lo tal la justicia debería de investigar los antecedentes de los psicólogos. Estando a la vista los antecedentes de estos malos psicólogos, se les debería prohibir trabajar con los chicos. Las reiteradas denuncias que se apoyan en pruebas contundentes es suficiente para que la justicia Argentina destituya a estos psicólogos corruptos, como los que a continuación mencionaré:

Justicia argentina ordeno allanar el domicilio de psicóloga Susana Toporosi por mala praxis, haber emitido informe mintiendo en perjuicio de mi persona y de mi hija.

Por mi denuncia, el Juzgado Civil 33 de esta capital, el 24 de abril de 2008 envió allanar el domicilio de la psicóloga Lic. Susana Toporosi; en la calle Scalabrini Ortiz en la que dice “a cuyo efecto líbrese mandamiento, haciendo constar las facultades del Sr. Oficial de Justicia de allanar domicilio y solicitar el auxilio de la fuerza pública”, en este acto se logro el secuestro de las evidencias que la mencionada psicóloga venia escondiendo a la justicia, el ocultamiento de esas evidencia poniendo en grave riesgo la integridad de mi hija. La mencionada psicóloga venia ejerciendo el lavado de cerebro…

Cuando se apoderan ilegalmente de los niños y lo trasladan forzosamente de un lugar a otro violando el derecho internacional, esta clase de delitos la Corte Penal Internacional lo incluye entre los delitos de Genocidio: el Artículo 6 inciso e) “Traslado por la fuerza de niños del grupo a otro grupo”. Cuando esto sucede los captores emprenden el lavado de cerebro; causando grandes sufrimientos al menor. El Artículo 7. 2, inciso i) Por "desaparición forzada de personas" … , “…seguido de la negativa a informar sobre la privación de libertad o dar información sobre la suerte o el paradero de esas personas, con la intención de dejarlas fuera del amparo de la ley por un período prolongado”

Hoy en día esta psicóloga; Toporosi, está luchando por impedir que la verdad salga a la luz, pues, trata que el juzgado no entregue las pruebas de corrupción que ella ejercía, pero ésto no lo logrará porque en corto tiempo todo saldrá a la luz. Los secuestradores de mi hija que han sido denunciados e identificados en el año 2005, ellos trabajan con esta delincuente; psicóloga Susana Toporosi.

El otro caso fue la Lic. Liliana Bikel, el 21 de abril de 2008 en el que también fue allanado su consultorio en la calle Cabello, donde se incautaron pruebas que venían siendo ocultados en perjuicio de mi hija y mi persona. El Juzgado Civil 74 envió allanar el domicilio de la mencionada psicóloga Lic. Liliana Bikel, lo cual se concretó el 24 de abril de 2008 a las 15:30 horas, ante el resultado: la psicóloga se escondió (desapareció, típico de una psicóloga que pretende ocultar a la justicia). Los mismos hechos están denunciados ante los tribunales, y en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Las organizaciones de derechos humanos vienen rechazando la figura de los responsables,

Sería bueno que todos los perjudicados por estos casos denuncien para que se investigue la vinculación del Lic. Jorge Corsi con psicólogos que están siendo cuestionados por su mal desenvolvimiento en los tribunales, y su influencia en los juzgados de familia. (La Nación)

Hay muchos psicólogos que han sido denunciados centenares de veces, y éstos son los más peligrosos, porque continúan delinquiendo aún así siguen trabajando para el poder judicial, ejerciendo influencia sobre un sector del Cuerpo Médico Forense; como lo denuncian los padres de familia Eduardo Medeot (Documentos), y Nestor Charpentier (Padres sin Censura). Ellos nos indican los mecanismos de cómo delinquen ciertos psicólogos argentinos siendo avalados muchas veces por ciertos Juzgados de familia, y por la Cámara de Apelaciones en lo Civil. Si pensáramos que estas instituciones son honestas, entonces entenderíamos que un grupo reducido de psicólogos vienen engañando con sus falsos informes, con el objeto de lucrarse económicamente a costa del sufrimiento del niño.

Nadie puede olvidar como Alejandro Molina delinquía en la Cámara Civil falseando informes en perjuicio de los menores (hechos denunciados ante la C.I.D.H), para esto él usaba su cargo para robar niños, así de sencillo amenazaba al padre y luego cometía su fechoría de falsear la verdad, para justificar y robar una criatura “a cambio de dinero o de un puesto de trabajo”, como lo hizo con mi persona (esta denunciado). Es lamentable que hayamos tenido autoridades que cometan delitos como este ex defensor o como psicólogas corruptas Susana Toporosi o el Lic. Jorge Corsi.

Las denuncias del padre de familia Héctor Alejandro Baima de AFAMSE esclarecen otros casos, él dice “Habrá que pedir que se impugnen todos los informes en donde jorge corsi haya intervenido junto a su equipo de tarea”

El 31 de julio de 2008, en CMI-Brasil titulado “LA OTRA RED DE JORGE CORSI”, él medico Leandro Argañaras: dice que los "especialistas en violencia familiar y Abuso sexual infantil" salgan de su "estupor" por la detención de su máxima figura acusado de pedofilia, deberán replantear su praxis o naufragar con su "maestro".

Los dichos por el Dr. Argañaraz, tiene tanta validez porque nos muestra que existe una subordinación de muchos psicólogos, empleados de juzgados, trabajadores del Cuerpo Médico Forense al mencionado Lic. Jorge Corsi. Ante esta situación los psicólogos denunciados deben entregarse a la justicia por seguir el ejemplo de su maestro, con lo cual han venido destruyendo la integridad de centenares de niños inocentes, a ésto se agrega que un numero reducido de madres apoyando este delito, que en los últimos años aumento las falsas denuncias, claro estas están apoyadas por las psicólogas (cuestionadas). Pero esto no puede apañar a los excelentes psicólogos que hay en nuestra Argentina.

El Dr. Argañaras nos ayuda aclarar los acontecimientos, él dice, que esto sucede muchas veces “Con la complicidad o la negligencia de los jueces de familia…”, “…éste erróneo accionar constituye una grave violación a los Derechos Humanos porque lo ejercen desde los puestos de poder en las instituciones del Estado y recae sobre ciudadanos comunes”.

El Informe del Equipo Nizkor “Cuando los actos inhumanos se cometen de manera sistemática o a gran escala, entran en la categoría más grave de crímenes contra la humanidad”

El siglo pasado millones de niños, mujeres y hombres han sido víctimas de atrocidades que desafían la imaginación y han conmovido profundamente la conciencia de la humanidad.

Ante estos sucesos ocurridos no podemos dejar que estas cosas pasen nuevamente, la desaparición forzada de niños, los actos inhumanos que causan intencionalmente grandes sufrimientos, lesionan gravemente la integridad física y mental del menor: todos estos delitos están abolidas para siempre; así lo establece el derecho internacional.

Para que nunca más nuestros hijos sean víctimas de esta clase de gente, los agraviados deben denunciar estos actos, las denuncias ayudaran a prevenir los delitos y a poner fin la impunidad de los autores. Estas cuestiones del abuso sexual de menores en Argentina debe ser sancionado y los psicólogos que han venido cometiendo este delito deberán ser destituidos.

Benjamín Gebol Gómez
Publicado por: mbermudez
Visto: 2796 veces

Página web sobre tenencia compartida y violencia familiar cometida por la madre contra sus hijos ...
De: Cong. Luisa Cuculiza [lcuculiza@congreso.gob.pe]
Enviado el: jueves, 19 de junio de 2008 10:16
Para: 'VICTOR'
Asunto: RE: Proyecto de Ley Tenencia Compartida

Estimado señor:

Acuso recibo de su comunicación, efectivamente su caso como el de muchos otros padres, amerita un trato diferente del que se viene dando, esa es la razón primordial y el fondo de mi proyecto de tenencia compartida, porque considero que los hijos no deben ser objeto de disputas y revanchas entre los padres. La tenencia compartida propugna la participación activa de los padres en la vida de los hijos. Espero que pronto se pueda ver en la Comisión Permanente, o en los primeros días de la próxima legislatura, estoy luchando por ello.
Le agradezco que me escriba, porque imprimo su correo y el de otros padres, que sufren igual que usted y me sirve de base para reclamar la discusión y aprobación del proyecto, presentando como prueba el clamor de tantos papás.

Reciba usted un afectuoso saludo.

LUISA MARIA CUCULIZA TORRE

NOTA

La congresista responde después de un AÑO, pero no importa, el Dictamen está a punto de aprobarse y será la noticia del año para miles de padres que han perdido contacto y no pueden tener opción en la crianza de sus hijos.
Publicado por: mbermudez
Visto: 1073 veces

Por http://www.somosjovenes.cu/index/semana61/papa.htm

Una intimidad tierna y respetuosa entre padre e hijo es perfectamente posible.
(Foto: Elio Miranda)
El criterio del “papá ausente” o de que “padre es cualquiera” va cayendo en desuso. No queremos decir con esto que hayamos desterrado por completo los patrones de una estructura todavía patriarcal ni nada por el estilo; solo que se evidencia que aquella jerarquía del machazo fuerte, impenetrable y carente de sentimientos que representaba el padre de antaño, está desmoronándose poco a poco.

De hecho, hoy día muchas niñas, niños, adolescentes y jóvenes ven en la figura paterna alguien con quien poder contar, conversar, e incluso intercambiar ciertas confesiones “calientes”, cosa impensada hace unas décadas.

Lo anterior está dado porque evidenciamos notables cambios sociales en cuanto a roles sexuales asignados durante años, siglos, milenios… y, aunque falta mucho por alcanzar, se dan saltos cualitativos.

Lo asignado
Ser padre tiene, y ha tenido, históricamente, un costo muy alto, sobre todo porque la sociedad no prepara al varón para tal desempeño.

Generalmente los niños han sido entrenados en función de que cuando crezcan sean los superhombres proveedores, protectores y sostenedores de la familia; pero en asuntos relativos a la crianza, alimentación y el cuidado de los hijos quedan emocionalmente desfasados en comparación con las féminas.

El juego con muñecas es aceptado como “jugar a ser mamá”, mientras que las habilidades del “macho” ,como futuro padre, estarán encaminadas a poner “mano dura”.

En consecuencia, ambos sexos crecen con patrones inculcados desde la infancia para desempeñar roles muy bien definidos que, en muchos casos, privan a los hombres del disfrute de los hijos desde una intimidad tierna y cariñosa.

¿Y al final? Encontramos estos padres que cualquiera ha visto por la calle: ambivalentes, orgullosos de tener hijos, pero con limitada incidencia sobre ellos; el que solo sale a relucir para los castigos más severos o, en el mejor de los casos, aquel que vive con su prole y sin embargo, carece de voz y voto porque la encargada de la crianza es la madre.

Rompiendo esquemas
Diversos estudios sobre los roles masculinos recogen las afectaciones emocionales de un padre fantasma, ese que ningún joven desea tener. La revista Sexología y sociedad, del Centro Nacional de Educación Sexual, en su edición número 4 de 1996, apuntaba que “la paternidad distante periférica los priva [a los hombres] de grandes cuotas de goce, disfrute y pertenencia para con los hijos”.

Afortunadamente, se rompen esquemas. Ya en muchos concursos infantiles de pintura con el tema de la familia, los pequeños abandonan la acostumbrada postura del padre ausente, leyendo el periódico, fumando o viendo la televisión, para ubicarlo vinculado a tareas hogareñas como la limpieza de la casa, tendiendo la ropa o ayudando a los hijos a estudiar.

No obstante, en los patrones estereotipados de funciones, sigue primando el arquetipo sexual tradicional y diferenciado, propio de una educación sexista.

“Es por ello —apunta la mencionada fuente consultada— que cuando un padre rompe con el estereotipo, asumiendo otras actividades, las personas suelen decir: Es una madre para sus hijos”.

Padres de nuevo tipo
Resulta significativo que un alto número de muchachas y muchachos se refieran a sus papás con el cariño que brota de una comunicación fluida, sin que con ello se fracture el respeto mutuo.

Parece que las transformaciones hacia formas más adecuadas de convivencia auguran un buen final. Baste el criterio de esta adolescente, de quien reproducimos fragmentos de una carta relativa a su padre:

“Mi papá se comporta muy bien con mis amigas (os). Conmigo él es bueno, agradable y juguetón. Mis amigas me dicen que quisieran tener un padre como el mío. […] A veces se pone de mal humor cuando hago algo malo. Es sencillo y, además, me ha dado parte de la educación que está formada en mí. Se preocupa mucho por mí en la escuela y además asiste a todas las reuniones de padres.

“Su cara es linda para el que quiera verla así. […] Me deja tener amigos formales, es decir, tener novio. Dentro de sus posibilidades me brinda todo lo que está al alcance de su mano. […]También me explica que, aunque soy menor de edad, debo estar protegida en la calle. Me dice que debo comportarme lo mejor posible en las casas y no me exige nota, pero me dice que si aspiro a una buena carrera soy yo la que sé qué nota debo coger. Mi papá es el mejor padre del mundo”.

Indiscutiblemente, un padre diferente para tiempos diferentes.

Publicado por: mbermudez
Visto: 988 veces

Así lo aseguró el alcalde de Pueblo Libre, Rafael Santos, con el fin de evitar la separación

(Andina).- Las parejas que gestionen ante el municipio de Pueblo Libre su trámite de divorcio rápido recibirán, previamente, charlas de consejería familiar en un intento de evitar la separación, informó el alcalde del distrito, Rafael Santos.

"Todas las parejas que soliciten divorcio en nuestro municipio, antes de que empiecen a realizar sus trámites, nosotros les brindaremos charlas de orientación para que piensen bien en lo que están haciendo", señaló el burgomaestre.

Explicó que estas charlas -que contarán con la presencia de representantes de la iglesia católica- se harán en un ambiente de tranquilidad, donde se tratará de orientar a la pareja.

También se les hará tomar conciencia de las verdaderas consecuencias que trae para los hijos la separación de los padres, añadió.

Comentó que su municipio acaba de modificar todo su Texto Único de Procedimientos Administrativos (TUPA), para poder ser acreditado próximamente por el Ministerio de Justicia para poder tramitar solicitudes de divorcio rápido.

"Nuestro TUPA ya ha sido remodelado y también hemos mandado nuestra solicitud de acreditación ante el Ministerio de Justicia y creemos que en un plazo de tres meses podremos iniciar los trámites", detalló.

Publicado por: mbermudez
Visto: 1099 veces

Mayoría gastó ingresos extras en compras, viajes y entretenimiento, señala encuesta de Proexpansión

El 97% de limeños gastó su gratificación de Fiestas Patrias y sólo un 3% decidió ahorrarlo

(ANDINA).- El 97 por ciento de los limeños gastó su gratificación de Fiestas Patrias y sólo un tres por ciento decidió ahorrar estos ingresos extras, señaló hoy la presidenta ejecutiva de la consultora de negocios Proexpansión, Gladys Triveño.
“Estamos aún en la era del gasto, no vemos en el horizonte aún una cultura del ahorro ni conciencia de que debemos empezar a ahorrar para situaciones no tan favorables como las actuales”, manifestó.

Precisó que según una encuesta realizada por Proexpansión en el Cono Norte de la capital, el 55 por ciento de los entrevistados declaró haber recibido este beneficio laboral durante Fiestas Patrias.

Explicó que Lima Norte es una zona muy representativa respecto de lo que puede pasar en toda la capital pues abarca distritos como San Martín de Porres, Los Olivos, Comas, Independencia y Carabayllo.

“Lima Norte es la zona con mayor concentración poblacional de Lima Metropolitana, alberga a la cuarta parte de los establecimientos comerciales y de servicios existentes y presenta el mayor incremento de ingresos promedios mensuales con el 17.1 por ciento a nivel de todos los conos, en empresas de más de 20 trabajadores”, puntualizó.

El 38 por ciento de los trabajadores de Lima Norte que recibió la gratificación en Fiestas Patrias gastó su dinero en la compra de prendas de vestir y un 23 por ciento adquirió electrodomésticos.

Mientras que un 17 por ciento salió de viaje, 15 por ciento asistió a lugares de esparcimiento en Lima y un 41 por ciento lo destinó a otros gastos diversos.

Asimismo, puntualizó que estos datos coinciden con el incremento de las ventas de textiles y confecciones en el emporio comercial de Gamarra, ubicado en el distrito limeño de La Victoria.

“Según sus representantes, las ventas en ese lugar aumentaron en un 25 por ciento, respecto a la misma época del año 2007, con lo que se habría facturado hasta 150 millones de dólares superando todas las expectativas”, dijo Triveño.

Finalmente, comentó que de la encuesta también se desprende que la situación económica sigue siendo favorable para la mayoría de encuestados.

“Del total de consultados, el 58 por ciento declaró que su situación económica ha mejorado frente a un 42 por ciento que respondió que no”, indicó.

Publicado por: mbermudez
Visto: 839 veces

06/08/08: Vida planificada


Por Claudio Chaparro. La República

Remigio Nanza y Silvia Díaz se conocieron en su humilde barrio en San Juan de Miraflores y se enamoraron mientras estudiaban carreras paralelas. El afán de culminar sus estudios, tener un lugar propio donde vivir y hasta ver crecer su familia, lo atribuyen a algo específico: concibieron los hijos que realmente deseaban tener y lo hicieron en el momento elegido.

"Nosotros nos casamos en el año 2000 –revela Remigio–, después de siete años de ser pareja y tras acabar nuestros estudios. Recién al año de casados decidimos tener un hijo. Lo pensamos bastante. En mi caso, el tema de la planificación lo escuché desde el colegio".
Cinco años después del nacimiento de su primer hijo, decidieron aumentar la familia, y hoy tienen otro pequeño, que tiene cuatro meses de nacido.

"Lo que Silvia y yo resaltamos –agrega–es que nuestro segundo hijo nació cuando la familia ya estaba bien establecida. Me refiero a que ya llevábamos varios años como profesionales y teníamos una casa propia. No pretendemos ser ejemplo, simplemente creemos que la información sobre planificación familiar nos ayudó. Creo que si hubiera tenido mi primer hijo cuando recién conocí a mi esposa, lo más probable es que ni siquiera hubiésemos terminado ambos nuestras carreras".

El testimonio de Remigio y Silvia, poco a poco, empieza a replicarse en el Perú. Sin embargo, si bien es cierto que la tasa de fecundidad ha descendido –a base de mayor información sobre planificación familiar y otros factores– ello ocurre, mayormente, en mujeres en edad adulta o madura (mayores de 25 años), pero no entre las adolescentes (mujeres entre 15 y 19 años).

Según sostiene Esteban Caballero, representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), el avance de la planificación familiar en el Perú tiene una tendencia al alza y a largo plazo en cuanto al uso de métodos anticonceptivos modernos.

"En el Perú estamos en un estadio de transición demográfica –asegura Caballero–. La tasa de prevalencia de anticonceptivos modernos ha crecido. La planificación tiene que ver con la salud reproductiva en general, ayuda a que los embarazos sean deseados y oportunos y en la edad adecuada".

Sin embargo, Caballero incide en la aún insuficiente información en adolescentes sobre temas de planificación familiar. Y es que la adolescente de hoy será mañana madre y formará también una familia.

"Las niñas o adolescentes que se embarazan tienen muchas posibilidades de sufrir algún daño, sea infertilidad o hasta la muerte. Es que muchas veces esos embarazos acaban en abortos clandestinos. Si eso les ocurre a esa edad, es muy probable que se repita cuando ya tengan una familia, por puro desconocimiento. Eso genera la necesidad de introducir más programas e información, sobre todo en los colegios. Ya existe en la secundaria, pero hay que darles a los docentes más elementos para orientar a los alumnos. Es hora de fortalecer ese aspecto", señala el representante del organismo internacional.

AYUDA PARA PROGRESAR


Carmen Condori revela que, junto a su esposo, optó por elegir un método de planificación familiar. Y cuenta que eso se debió a una decisión responsable según la realidad que vivían ella y su pareja.

"Fuimos conscientes de la situación económica que atravesábamos, y qué tipo de educación y vida queríamos darle a nuestro hijo. Los dos trabajábamos, pero nuestra situación requería de planificación y aceptamos la recomendación del centro de salud. Y creo que fue la mejor decisión. Hemos estabilizado nuestra familia según nuestras posibilidades y, gracias a ello, ya pensamos, más adelante, en tener otro hijo", dice Carmen.

Lo dicho por Carmen Condori genera otra reflexión en Caballero. "El avance de la planificación familiar en el Perú tiene mucho que ver con el crecimiento de la mujer en lo profesional y su posicionamiento en la sociedad. Hay mayor difusión de los programas de planificación, pero también responsabilidad por parte de las parejas respecto de cómo vivir, cómo educar a sus hijos, y eso incide en el crecimineto profesional. Esos testimonios son gratos. Pueden ser parejas humildes que se enamoran, pero estudian y forman su familia. El método los ayuda a progresar", afirma. Respecto de métodos de planificación, Caballero refiere que los tradicionales, como el del ritmo, el de Billings o moco cervical, entre otros, aún tienen prevalencia entre las mujeres peruanas. Sin embargo, indica que los métodos modernos como el preservativo, la píldora anticonceptiva, el inyectable, la T de cobre o la anticoncepción temporal de emergencia, tienen un uso que va en aumento.

"Uno de los más consumidos en el Perú –señala Caballero– es el inyectable, porque se aplica cada tres meses. En la zona urbana se usa mucho la píldora anticonceptiva. La T de cobre es bastante útil y accesible. En el caso de personas que no tienen relaciones sexuales estables es más recomendable el condón ya que ofrece doble protección, porque también previene enfermedades sexuales".

El aspecto sociocultural en cuanto al embarazo –refiere Caballero– también se debe trabajar en el Perú. "En la zona indígena o amazónica, por ejemplo, el embarazo le da a la madre un estatus distinto. Y muchas veces se busca afanosamente. Ese tipo de enfoques no hay que dejarlos de lado. Es una valoración distinta del embarazo que la planificación no puede soslayar".

FECUNDIDAD VARIANTE

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) busca que todo embarazo sea deseado, los partos seguros y los jóvenes estén libres del VIH y de otras enfermedades de transmisión sexual. Además, ayuda a los países en la utilización de datos sociodemográficos. Precisamente, un reciente estudio de la UNFPA revela que el 71.3% de las mujeres peruanas usa algún método anticonceptivo, ya sean tradicionales o modernos. De ellas, sin embargo, solo el 23.7% recurre a métodos modernos.

Asimismo, en el Perú la fecundidad ha descendido. En los últimos veinte años el descenso ha sido del 40%: en 1986 el promedio era de 4.3 hijos por mujer y en el 2006 de 2.6. Aún así, las mujeres del área rural tienen casi el doble de la fecundidad que las mujeres de las ciudades. Las regiones con dos o menos hijos por cada mujer son Tacna, Arequipa, Moquegua y Lima, mientras que en Loreto y Huancavelica se supera la cifra de cuatro hijos por mujer.

Publicado por: mbermudez
Visto: 1094 veces

Presentan documental "Rompiendo el silencio" sobre violencia familiar en San Juan de Lurigancho


Lima, ago. 01 (ANDINA).- Rompiendo el silencio es un documental de 25 minutos de duración que hoy a las 19.30 horas, el Centro de Promoción y Desarrollo Poblacional (Ceprodep) presenta en el centro cultural Cafae-SE, José María Arguedas (Arequipa 2985, San Isidro).

Dirigida por Felipe Degregori, la cinta aborda el problema de la violencia familiar en San Juan de Lurigancho, al mostrar la dimensión del peligro al que están expuestas las mujeres maltratadas, que muchas veces prefieren guardar silencio pensando que estas situaciones son pasajeras, sin darse cuenta de que sus vidas y la de sus hijos están de por medio.

Muchos de estos hechos son calificados como pasionales y no se indaga más. Es también común el elevado porcentaje de ataques y agresiones sexuales contra niñas y adolescentes, donde generalmente el agresor es un miembro de su familia. Rompiendo el silencio se enmarca en el proyecto Depromunas, experiencia de concertación en torno a la violencia familiar y sexual.

Publicado por: mbermudez
Visto: 3424 veces

30/07/08: Suicidio infantil


Más de 300 escolares intentaron suicidarse este 2008
Ministerio de Salud revela impactante cifra a nivel nacional. Especialista recomienda mayor comunicación y atención a menores.

La República

Más cuidado. Muchos niños padecen la falta de confianza de sus padres.

El temor de cientos de niños y adolescentes al enfrentar las bajas calificaciones durante el primer trimestre del año hizo que al menos 300 menores en edad escolar intentaran suicidarse, reveló Manuel Escalante, director de la Dirección de Salud Mental del Ministerio de Salud (MINSA).

El médico explicó que la falta de confianza y el miedo que los menores sienten por sus padres al momento de informar una situación nada favorable les genera daños en su estabilidad emocional.

Indicó que la principal causa de suicidios en menores se debe a depresiones, falta de control de sus impulsos y poca comunicación con sus progenitores.

¿QUÉ HACER AHORA?

Para evitar esos inconvenientes se recomendó a los padres dedicar espacios familiares para jugar y conversar con sus hijos. El especialista señala que la mejor manera de identificar las necesidades de los menores es a través de actividades deportivas y didácticas como paseos, dibujo y pinturas.

En el caso de observar aislamiento de los menores o comportamientos no acostumbrados, los padres deben llevarlos a un establecimiento de salud para recibir orientación con psicólogos o psiquiatras.

PRECISIONES

Atención. Según el informe de la DSM del Minsa , el mayor número de casos de intento de suicidio atendidos en los establecimientos de salud se registraron en las regiones de Arequipa, Callao, Lima y Huánuco, donde optaron por tomar sustancias tóxicas o hacerse daño con cortes en distintas partes del cuerpo.

Motivos . El informe detalló que "la carencia de espacios de comunicación con los padres y evitar ser agredidos física y psicológicamente es motivo para que una persona que aun no controla sus impulsos tome una fatal decisión".


Publicado por: mbermudez
Visto: 813 veces

FUNDACION PADRES POR SIEMPRE
Colombia, Sur America.
www.padresporsiempre.com

¡El mejor padre: ambos padres!
¡Hijo...Papa te quiere y no te olvida!
¡No más Síndrome de Alienación Parental!
Por equidad de genero, ¡Custodia Compartida Ya!

Los Abuelos frente al Divorcio y a sus Nietos




http://www.aciprensa.com/Familia/abuelos.htm

¡Al rescate de los abuelos!
Algunos cambios sociales y las condiciones actuales de vida han limitado la función de los abuelos dentro de la familia.
Bryce J. Christensen examina esta nueva situación en un estudio publicado en "The Family in America".
A la vez, explica el importante papel que los abuelos tienen en la vida de los niños. Ofrecemos un resumen de este trabajo.

Gracias al aumento de la longevidad, actualmente hay más personas que nunca con posibilidad de ser abuelos, y de serlo por más tiempo.

En Estados Unidos, a principios de siglo había sólo 14 abuelos por cada 100 padres, mientras que hoy la proporción es de 48 por 100. Sin embargo, diversos factores sociales hacen que a menudo se desaproveche su valiosa contribución a la vida familiar.

La memoria familiar.
Los abuelos ocupan un lugar destacado en la vida de los niños.
Según el psiquiatra infantil Kornhaber, "para un niño, sólo los padres está por encima de los abuelos en la jerarquía del afecto".
Los abuelos son como "libros vivientes y archivos de la familia", dice Kornhaber.
Transmiten experiencia a sus nietos y les inculcan valores.

Esta función es especialmente importante en la actualidad, ya que, al pertenecer a una generación en que había menos divorcios y más familias numerosas, los abuelos están en condiciones de "ayudar a los padres y a los nietos a comprender principios hoy olvidados con demasiada frecuencia, y sin embargo esenciales para una buena vida familiar. En palabras de un periodista "se aprende más de diez abuelos que de diez expertos en temas familiares."

En particular, los abuelos pueden ser excelentes transmisores de la herencia religiosa.
Para los niños, los abuelos son símbolos vivientes de la tradición y de las trascendencia.

Abuelos en los tribunales.
Por desgracia, las nuevas tendencias sociales y familiares privan a muchos niños de los abuelos. En primer lugar, a causa de la brusca caída de la fertilidad, un gran número de personas mayores tienen pocos nietos o ninguno. Se prevé que en el año 2000 habrá en Estados Unidos más mayores de 55 años que niños menores de 14, lo que supondrá un desequilibrio demográfico sin precedentes.
Y se observa que los hijos únicos -muy frecuentes ahora- suelen tener a su vez un solo hijo.

En opinión de algunos estudiosos, esta escasez de nietos puede tener efectos educativos perjudiciales, al provocar en los abuelos demasiada competencia por el afecto y la atención de los niños.

El problema se complica con el divorcio.
Cuando los padres se separan, los niños pierden dos abuelos, generalmente paternos, ya que suele ser la madre la que se queda con los hijos.
Para la madre divorciada, la ruptura con el marido lleva naturalmente a cortar la relación con los suegros, como parte de su deseo de enterrar los antiguos vínculos.

Así, es frecuente que la madre impida que los padres del ex marido visiten a sus nietos. Lo que resulta doloroso para los abuelos paternos y para los niños, que siguen ligados con lazos de sangre y por tanto no en las cosas del mismo modo.

Esto ha provocado que en Estados Unidos algunos abuelos acudan a los tribunales para que se les otorgue el derecho de visitar a sus nietos.
Es ilustrativo de las situaciones paradójicas y los quebraderos de cabeza a los que conduce el divorcio

Por un lado, el mantenimiento de la relación abuelos-nietos es natural.
Por otro, la pura lógica legal se opone a que persistan vínculos de derivados de un matrimonio declarado disuelto.
De modo que, mientras unos juristas están a favor de reconocer el derecho a visita a los abuelos, pensado en el bien de los niños, otros consideran que eso significa una intrusión en asuntos familiares y una dificultad adicional para que se cierre la herida abierta por el divorcio.

En cualquier caso, el recurso a los jueces acarrea consecuencias desagradables.
El proceso inevitablemente saca a la luz disputas familiares: para los niños, ya maltratados emocionalmente por la ruptura de sus padres, es un golpe más. Y si el tribunal concede derecho de visita a los abuelos, los pequeños no podrán menos que percibir un conflicto entre el afecto por aquellos y la postura de su madre; pero en caso contrario, sufrirán igualmente, al verse separados de sus abuelos.

En sustitución del padre.
Los abuelos maternos están en otro caso.
Muchas veces han de llenar el vacío creado por la desaparición del padre al producirse el divorcio. Cuando unos abuelos ejercen las funciones que normalmente corresponden al padre, se crea una situación ambigua.

Para el niño, los abuelos son objeto de cariño particular y está investidos de una autoridad distinta de la del padre.
Si se mezclan los papeles, el niño parece tener unos abuelos demasiado enérgicos o un "padre" excesivamente blando.
Si la madre vuelve a casarse los niños no ganan -contra lo que se podría pensar- dos nuevos abuelos que reemplacen a los perdidos.
Los "abuelastros" no se sienten especialmente vinculados a los "nietastros", ni estos a aquellos.
A la vez, los verdaderos abuelos paternos quedan aún más marginados.

Un síntoma más de la actual patología familiar son los nacimientos ilegítimos.
En Estados Unidos, no llegaban a 400.000 en 1970, pero en 1988 fueron más de un millón.
En relación con el total de nacimientos, pasaron del 11% al 25% en el mismo período.
Este fenómeno también crea situaciones difíciles desde el punto de vista de los abuelos.
Rara vez los abuelos paternos de un niño nacido fuera del matrimonio ayudan o ven siquiera al pequeño.

Por su parte, los abuelos maternos suelen verse obligados a sustituir al padre ausente. Pero es habitual que estén disgustados por el nacimiento ilegítimo, lo que puede influir negativamente en su afecto hacia el nieto.
De este modo, el aumento de nacimientos ilegítimos también contribuye a que haya niños privados de los valiosos beneficios que les podrían dar unos buenos abuelos

Apartheid generacional.
Incluso cuando no media divorcio ni unión ilegítima, la labor de los abuelos resulta obstaculizada por los recientes cambios del ambiente social.
En primer lugar, ahora es más difícil que los abuelos vivan cerca de sus nietos.
Las distancias hacen que la familia nuclear lleve una vida separada de los demás parientes. A menudo los abuelos no están tan lejos que no puedan visitar a los nietos en forma más o menos regular.
Pero las visitas periódicas no son suficientes para que los abuelos lleguen a formar parte de la vida diaria de la familia, por lo que se convierten en algo parecido a los actos sociales, como las reuniones con los amigos.

Otro fenómeno reciente que aumenta la separación física entre los abuelos y nietos es la proliferación -especialmente marcada en Estados Unidos- de zonas residenciales para jubilados, generalmente situadas en lugares cálidos.

Christensen se refiere también a los efectos de la cultura juvenil.
La exaltación de la juventud como valor en sí mismo ha llevado a un cierto menosprecio de los mayores.
El culto acrítico a las novedades crea el prejuicio de que por boca del abuelo habla un pasado caduco, más que la experiencia y la sabiduría, por lo que sus opiniones son menos tenidas en cuenta. Esto es, en ocasiones, tan general y notorio, que muchos abuelos renuncian a dar consejos a sus hijos y nietos.

En consecuencia, los abuelos de hoy tienen menos autoridad e influyen menos en la formación de los nietos. Los miman, pero no los educan como en otros tiempos, ni tienen la misma facilidad para inculcarles verdades espirituales y morales.

Abuelos atendidos en casa.
Otro hecho que favorece la marginación del abuelo es la creciente tendencia a transferir a instituciones especiales la responsabilidad de cuidar de los ancianos, que tradicionalmente ha corrido a cargo de la familia.
Esto es, en parte consecuencia de la baja fecundidad, pues cada vez más ancianos tienen uno solo o ningún hijo que pueda ocuparse de ellos. También influye el aumento de familias en que trabajan los dos cónyuges.

Christensen señala un factor mas: la resistencia pensar en la muerte.
Citando al historiador francés Philippe Ariés, "la muerte se ha convertido en un tabú, en una cosa innombrable".
Se prefiere que el pariente anciano muera en el hospital, donde "saben que hacer en estos casos", en vez de en casa, rodeado de la familia, nietos incluidos.

La agonía y la muerte se han hecho casi invisibles, salvo para los profesionales sanitaristas.
El olvido de la muerte fomenta la búsqueda de satisfacciones terrenas. "Cuando la moralidad dominante -dice Christensen- se basa en la existencia de un juicio después de la muerte, los que está cerca de ella naturalmente son objeto de un profundo respeto".
Mientras que si sólo se persigue el éxito y la recompensa en esta vida, la reverencia a los ancianos se pierde en gran medida.

Para que los abuelos vuelvan a ocupar el lugar que merecen, el autor cree que es preciso reformar los sistemas de seguridad social, de modo que las familias contribuyan más al cuidado de sus mayores en forma directa.

El mal estado financiero de la seguridad social en muchos países puede hacer que, en el futuro, esta opinión se convierta en un imperativo. De todas formas, no es una cuestión meramente económica.
Si la familia numerosa sigue siendo una rara avis, resultará difícil que los ancianos pasen del asilo al hogar familiar.

Una asignatura que nadie más enseña.
El fondo del problema, señala el autor, esta en los mismos factores sociales, espirituales y culturales que perjudican a la familia en general. Christensen propone algunas soluciones al alcance de las familias mismas.

Los abuelos, dice Christensen, deben renunciar a la extendida aspiración de disfrutar de un cómodo retiro lleno de diversiones y de viajes de placer.
Por el contrario, tienen la posibilidad de llenar los últimos años de su vida con una tarea más útil y satisfactoria: dedicarse a sus hijos y nietos.

A su vez, los padres deberían tener en cuenta el factor de la proximidad de los abuelos a la hora de fijar su residencia.
Conviene también "apagar mas a menudo la televisión y el video para que los nietos puedan escuchar historias narradas por los abuelos".

Hay que hacer un sitio a los abuelos en los planes familiares, para que compartan con los nietos las vacaciones, los días de fiesta, y la asistencia a actos de culto.
Y, aunque esto suponga un sacrificio, la familia misma debe ocuparse directamente del cuidado de los abuelos ancianos, sin recurrir a la residencia o al hospital salvo cuando no quede otro remedio.

Desde cierto punto de vista, hoy los abuelos son mas necesarios que nunca.
Su ayuda puede ser especialmente valiosa para los matrimonios jóvenes que necesitan dos sueldos.
Pero los abuelos son mucho más que una buena guardería: son un eficaz complemento de la tarea educativa de los padres.
Como dice el citado psiquiatra Kornhaber, "La asignatura que imparte el abuelo no se enseña en ningún otro sitio".
Publicado por: mbermudez
Visto: 2038 veces

Diario Uno Digital. Mendoza, Miercoles 14 de Febrero de 2007
China acató el fallo local de restituirle un niño a su madre
En un caso inédito, un chico de 5 años fue restituido a su madre luego de que el padre, de origen chino, lo retuvo en el país asiático. La odisea de una madre que luchó para recuperar a su hijo.


Cintia Vargas
cvargas@diariouno.net.ar

Por primera vez, la República de China hizo lugar a un fallo judicial de otro país. En este caso, a uno surgido de Argentina, más precisamente de Mendoza. La decisión judicial fue de la jueza María Cecilia Zavattieri de Olascoaga, del Tercer Juzgado de Familia, quien decidió que un menor argentino que estuvo tres años en China regresara al país con un pasaporte provisorio.
La estadía ilegal del menor de 5 años –había ido de paseo un mes en enero del 2003– obedeció a que su padre, de origen chino pero nacionalizado argentino, tuvo un conflicto con su pareja y madre del menor. A raíz de eso retuvo el pasaporte del chico, impidiendo que saliera del país. Recién el pasado 27 de enero la madre y el pequeño volvieron a la Argentina.
"Es un paso muy trascendente el que China le haya dado cumplimiento a lo ordenado por un juez argentino y de Mendoza, ya que este país no ha firmado tratados de cooperación internacional. Siempre las resoluciones son antecedentes. Aunque ésta sea de primera instancia, sienta un precedente la actitud asumida por las autoridades chinas porque no es habitual en ellos", consideró la jueza Zavattieri de Olascoaga, quien le explicó a Diario UNO los fundamentos de su decisión.
El 3 de enero del 2003, Wang Xue Dong –padre del menor– decidió hacer un viaje a China para que el chico conociera a sus abuelos paternos. El viaje con visa turística era por un mes, junto a Zunilda Zorilla, pareja suya y madre del menor.
Sin embargo, una pelea hizo que el padre le quitara el pasaporte del menor a la mujer y dejara al niño al cuidado de sus abuelos paternos. Además le pidió a ella 15 mil dólares para entregarle los papeles, contó Fabiana Quaini, abogada de Zorrilla y quien llegó a China con la resolución judicial de Mendoza para que se hiciera un pasaporte provisorio por 60 días y sólo para Argentina, a los efectos de que el menor pudiera regresar al país.
Los tribunales chinos en primera y segunda instancias se declararon incompetentes, ya que adujeron que se trataba de una "contienda entre extranjeros", debido que el padre del menor se había nacionalizado argentino, perdiendo todos los derechos de su país de origen.
"Este proceso duró casi un año y medio. Inmediatamente de conocida la resolución de China, en el 2006, es que Zunilda tuvo que recurrir a la Justicia argentina, iniciando un expediente en el Tercer Juzgado de Familia de Mendoza porque la mujer y el niño tenían su último domicilio legal en nuestra provincia", explicó Quaini.
Desde el 2003 hasta mediados del 2004, el menor estuvo al cuidado de sus abuelos y vivió en la localidad de Wuhu, a 1.000 kilómetros de Shanghai. En esa ciudad tiene sede un consulado de Argentina, donde se emitió el pasaporte que le permitió al niño volver al país junto con su madre.
El padre del chico, según contó la abogada Quaini, tuvo varios ingresos a la Argentina, que quedaron registrados en su pasaporte, mientras su hijo estaba en China.
La madre del pequeño trabajó en Japón en una fábrica de empaque, donde ganaba 5.000 dólares por mes, para pagar los 15 mil dólares que le exigía su ex pareja para entregaRle el niño y su documentación.
"A los seis meses juntó el dinero y le pidió que le devolviera a su hijo. Cuando ella le envió la plata, él le exigió otros 15 mil dólares, por lo que Zunilda decidió secuestrar al menor de la casa de sus abuelos. Lo hizo e intentó sacarlo ilegalmente por la frontera, pero fue descubierta, por lo que debió pagar una multa y pedir perdón", dijo.
La abogada explicó que el fallo en Mendoza se emitió en diciembre del 2006 y en enero viajó a China para que se le diera cumplimiento. "El 8 de enero se emitió el pasaporte, dando lugar a la resolución judicial, pero se demoraron19 días para entregar todos los papeles, cuando en realidad en Argentina por estar ilegal se paga $50 de multa y a los cinco minutos te dejan ir", fustigó.



Odisea. Zunilda Zorrilla junto a su hijo de 5 años

y un soldado chino, cuando su insistencia dio frutos y pudo volver a la Argentina.

Por qué se pudo resolver en Mendoza

Los fundamentos de la jueza María Cecilia Zavattieri de Olascoaga, titular del Tercer Juzgado de Familia de Mendoza, se basan en un dictamen del abogado Roberto Stocco, titular del Departamento de Cooperación Internacional (DECI), dependiente de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza. A fin de evitar una denegación de Justicia se trabaja con el concepto de "foro de necesidad", del derecho internacional privado.

Este foro establece darle la competencia a un tribunal cuando originariamente no la tiene, siempre que existan ciertos presupuestos de conexidad con el país donde se aplique este principio, a fin de que no se caiga en una verdadera denegación de justicia, explicó la magistrada.


Fabiana Quaini. Abogada del caso.


En ese sentido, estableció que en este caso se demarcan los presupuestos, ya que el primer punto tiene que ver con que haya imposibilidad de iniciar una acción en el extranjero. Según explicó la jueza, esto se cumple porque la Justicia china se declaró incompetente.

El segundo presupuesto tiene que ver con que la causa tenga algún tipo de relación con el país donde se juzgará. En este caso lo tiene, ya que dos protagonistas son argentinos y el tercero, si bien es de origen chino, se nacionalizó en nuestro país. Y el tercer presupuesto tiene que ver con garantizar el ejercicio de defensa.

Por primera vez en Argentina este principio se aplicó en el caso Vlasof, un juicio de divorcio. Éste sería el segundo caso.

El otro punto en el que se hace hincapié en la resolución es en garantizar los derechos del niño y lo que es mejor para él: "En el mejor lugar donde puede estar es con su madre en su país de origen, ya que cuando estuvo en China vivió con abuelos que no conocía. Además de que el padre realizó un abandono del menor, desconociéndose el paradero del progenitor".



Mendoza encabeza ranking de causas de familia en el exterior
Después de Buenos Aires, nuestra provincia es la que más conflictos por restitución de menores, alimentos y divorcios tiene con el extranjero. Un organismo judicial asesora a los jueces locales. Mendoza, 15 de Febrero del 2007

Cintia Vargas
cvargas@diariouno.net.ar

Mendoza se convirtió en la segunda provincia del país, después de Buenos Aires, con más conflictos internacionales de familia. Estos son, entre otros, alimentarios, de restitución de menores y de divorcios.
Cuando hace ocho años se creó el Departamento de Cooperación Internacional (DECI), justamente por el crecimiento que tenían este tipo de disputas, se manejaban cinco casos. El año pasado la cifra llegó a 290 y en el 2005 hubo 262 causas.
Los números elevados se deben a que nuestra provincia es atractiva para una gran cantidad extranjeros, sobre todo por razones turísticas. También inciden los negocios, entre ellos los vinculados al sector vitivinícola. Y para rematar, también hay muchos mendocinos con posibilidades de viajar fuera del país.
Así lo explicó el abogado Roberto Stocco, titular del DECI, quien actuó en el caso inédito en el que China dio lugar a un fallo de la Justicia de Mendoza publicado en exclusiva por Diario UNO. En esta resolución de la jueza del Tercer Juzgado de Familia, María Cecilia Zavattieri de Olascoaga, pidió que un menor argentino volviera a su país con un pasaporte provisorio. Así lo hizo el pasado 27 de enero pasado. Esto después de tres años en el que el chico permaneció en China porque el padre, originario de ese país pero nacionalizado argentino, le retuvo su pasaporte por conflictos con su madre.
"Los índices actuales de los conflictos internacionales que tiene Mendoza eran impensables diez años atrás. El DECI se crea porque la Suprema Corte de Justicia de Mendoza observa que se estaban dando algunos casos interesantes, pero nunca se pensó que tendría el trabajo que hoy en día tiene", explicó Stocco, titular de la cátedra de Derecho Internacional Privado de la universidades Nacional de Cuyo, Aconcagua y Mendoza.
"En el DECI orientamos a los jueces sobre qué principios deben aplicarse en cada caso, ya que los temas internacionales son complejos. Por eso en el caso de China dijimos que se usara el instituto de Foro de Necesidad, algo que no se aplica usualmente".
La cantidad de casos de restitución, como el del chico argentino en China, que se manejan en Mendoza es alta comparada con la población, argumentó el abogado. El año pasado hubo 20 casos de este tipo con distintos países y en el 2005 se registraron 13. Otro aspecto que también ha proliferado es el de los pedidos de envío de alimentos.
Principalmente los casos de restitución se hacen con países como Chile, España, Italia, Estados Unidos, Bolivia y, en menor medida, con Canadá. Si se hace una evaluación sobre los resultados, en el 50% de los pedidos se consigue la restitución.
Según explicó Stocco, los casos negativos se deben a que muchos jueces aplican el interés del niño abusivamente. En este sentido ejemplificó con lo que pasaba durante el 2001 en España. Los casos de restitución no salieron favorables, ya que los jueces argumentaban que era mejor que los niños estuvieran en ese país antes que en Argentina con inseguridad y caos. "Sólo un juez en Barcelona vio el lado humano de las cosas y priorizó que los niños debían volver a su lugar de origen donde tenían el centro de sus vidas", dijo.
Sin embargo, el principal problema en Mendoza para la restitución de menores es que todo se maneja en Buenos Aires por Cancillería. El titular del DECI fustigó el centralismo y dijo que las demoras para resolver los casos son enormes. "Teóricamente tenemos legisladores nacionales que van a peticionar ante la Nación sobre las necesidades de la provincia. Habría que ver qué hacen estos señores que no logran que los trámites se realicen en Mendoza", cerró.

Para Roberto Stocco, abogado y estudiante del Doctorado en Derecho Internacional, que China haya acatado un fallo de otro país y sobre todo de Mendoza es "realmente conmovedor".

Explicó que la República de China es un país que a pesar del desarrollo económico cuenta con el sistema jurídico más arcaico y antiguo del mundo. A esto se suma que no realiza tratados de cooperación internacional, por lo que no tiene reciprocidad con otros países.
"Es la primera vez y es un caso inédito lo que se dio en China con este fallo. Lo interesante es que esto es un ovillo en el que ahora pueden salir muchos ejes de pensamiento y seguramente será un tema de discusión internacional. El mundo cambió, está globalizado y los operadores jurídicos no están al tanto de este desarrollo, por eso se crea el DECI para socorrer a la Justicia en los nuevos cambios", explicó Stocco, quien además es el presidente argentino de la Asociación de Estudios de la Unión Europea en el mundo (ECSA) y juez de Paz de Villa Nueva, Guaymallén.
Desde la creación del DECI se actúo en cooperación internacional con 30 países entre los que están Estados Unidos, Chile, Canadá, Chipre, Dinamarca, Andorra, Islas Caimán y Puerto Rico.
La decisión judicial salió del Tercer Juzgado de Familia, a cargo de la jueza María Cecilia Zavattieri de Olascoaga, quien ordenó que se le hiciera un pasaporte provisorio a un menor argentino que estuvo tres años en China. La abogada Fabiana Quaini fue quien llevó la medida judicial a ese país. Recién el 8 de enero el Consulado Argentino en Shanghai dio el pasaporte.


CASOS TESTIGOS

20 de octubre del 2002
Un juez ordenó restituir al hijo de la reina vendimial de 1981, Josefina Yzquierdo, desde España a su país de origen, Argentina. El pequeño, de siete años, era reclamado por su padre Mario Castro desde hacía varios meses. En el fallo, el juez de primera instancia Nº3 de El Ejido (España), Jesús Miguel Hernández Columna, declaró hacer lugar a "la restitución del menor a las autoridades de la República Argentina para que éstas entreguen su custodia a quien legalmente corresponda". En julio de ese año la defensa de la madre decía que "la crisis actual que vive la Argentina en su aspecto social colocaría al niño en una situación intolerable, por el hambre que soporta gran parte de la población" y que España ofrecía buenas condiciones de vida.
10 de julio del 2004
Tras un fallo atípico y más de un año de litigio judicial abordado por abogados argentinos y de Estados Unidos, en julio pasado la Justicia estadounidense determinó la restitución de Dana (5) a su papá, el mendocino Pablo Moreno, de 24 años. El joven recuperó a su hija y la menor comenzó una nueva vida junto a la familia paterna. La abogada Fabiana Quaini trajo a la menor en sus brazos desde Arlington, Texas. En este caso se aplicó la Convención Internacional de Restitución de Menores, firmada en 1989 por un número importante de países, y a la que adhirieron Argentina y Estados Unidos. Este tratado marca que los chicos siempre deben volver al hábitat natural del que salieron.
17 de mayo del 2005
La argentina Rebeca Kaba y su hijo de casi 2 años regresaron al país después que les impidieran el paso en la aduana unificada argentino-chilena frente a un recurso que había presentado el padre chileno del menor. Lo raro fue que habían cruzado Horcones con la misma documentación que mostraron 37 días antes cuando la Policía internacional los obligó a regresar a Santiago de Chile a pedido de una jueza de Menores, quien posteriormente les permitió el regreso.



Mendoza entre los Estados con más conflictos por la salida de menores al exterior. Los Andes, 15/2/07


El niño que permaneció en China con su padre hasta que la Justicia hizo lugar al pedido de la madre.


Virginia di Bari - vdibari@losandes.com.ar


--------------------------------------------------------------------------------

En Mendoza existen 20 casos de pedidos de restitución de menores. Con esta cifra se convierte en la segunda provincia, luego de Buenos Aires, que cuenta con la mayor cantidad de conflictos legales entre los padres por la tenencia de sus hijos.

Detrás de cada una de estas situaciones, existe una historia en común. Se trata de menores de edad que uno de sus progenitores llevó a la fuerza a otro país o bien lo sacó legalmente, pero su estadía excedió los límites de autorización y se tornó ilegal. Aunque los que reclaman son mendocinos, también hay extranjeros que insisten en recuperar a sus hijos que residen acá.

Las razones que ubican a Mendoza entre las primeras de Argentina en temas de restitución de menores y en otras problemáticas internacionales, son diversas. "Fundamentalmente tiene que ver con que vivimos en una zona de frontera. Por aquí, por ejemplo, pasa toda la mercadería del Mercosur", sostuvo el director del Departamento de Cooperación Internacional (DECI), Roberto Stocco.

Sin embargo, los verdaderos disparadores pasan por la creciente industria vitivinícola y el aumento del turismo. "Las personas vienen acá, se quedan, se casan y tienen hijos. Algunos viajan y se divorcian en el exterior. Luego, muchas de estas situaciones desatan problemas de tenencias y regímenes de alimentos. También interviene el derecho penal con aquellos extranjeros que piden terminar su sentencia en su país de origen", especificó Stocco.

La mayoría de los casos de restitución de menores se tramitan con Chile, Bolivia, Perú y España, pero también aparecen Estados Unidos, Italia y Canadá. Cada uno de ellos pasa por el DECI, una oficina dentro de la red del Poder Judicial que se encarga de colaborar con los jueces en materia de Derecho Internacional Privado, única en Argentina y también en América Latina.

Según manifestó Stocco, la posición de Mendoza es preocupante. Mientras que hace cinco años sólo había dos casos, el año pasado el número subió a 15. "Hay un aumento progresivo, que se relaciona con todos los elementos anteriores, con la cantidad de habitantes y, a su vez, con el Producto Bruto Interno", indicó. En tanto, agregó que el nivel de éxito en la resolución de los conflictos marca un promedio del 50 por ciento.



Caso resonante

Uno de los últimos casos recientemente solucionados es el de Zunilda Zorrilla, una mamá que luchó durante casi cuatro años para que su hijo regresara de China, adonde lo habían llevado junto a su pareja Wang Xue Dong para visitar a sus abuelos paternos.

El suceso es inédito. Es la primera vez que la Justicia china hace lugar a una resolución judicial argentina, en este caso de Mendoza. El fallo local fue dado por la jueza María Cecilia Zavattieri de Olascoaga, del Tercer Juzgado de Familia para que el niño regresara al país con un pasaporte provisorio otorgado por 60 días, basado en un dictamen de Stocco.

El 3 de enero de 2003, el niño partió de vacaciones hacia Wuhu, China (a mil kilómetros de Shanghai) con sus padres. Iba por un mes, y un conflicto en la pareja hizo que el niño quedara retenido en ese lugar hasta el pasado 27 de enero.

El padre del niño retuvo su pasaporte y puso como condición a la madre el pago de la suma de 15 mil dólares para devolverle el documento. Para juntar este dinero, la mujer se fue a trabajar a una fábrica de empaque en Japón, donde ganaba 5 mil dólares por mes. Mientras tanto, el niño estaba bajo el cuidado de sus abuelos, ya que su padre viajaba con frecuencia a la Argentina. Así lo demuestran los ingresos en su pasaporte.

A los seis meses, cuando logró juntar la suma pactada, su marido le pidió 15 mil dólares más. Esto la obligó a secuestrar al nene de la casa de sus abuelos y a intentar sacarlo ilegalmente por la frontera. Sin embargo fue descubierta, y no sólo tuvo que pagar una multa, sino que también debió pedir perdón. "Por temor a ser descubierta por el padre tuvo que vivir tres años oculta", dijo la abogada del caso, Fabiana Quaini.

A fines de 2004, Zorrilla inició acciones legales en China, pero los tribunales de ese lugar se declararon incompetentes porque se trataba de un conflicto entre extranjeros. La mujer recurrió a la Justicia mendocina, donde registraba su último domicilio. Desde acá se apeló al concepto de Foro de Necesidad (del Derecho Internacional Privado) para sortear el vacío legal, y evitar la desprotección del menor. La figura da competencia a un tribunal que originariamente no la tiene para no caer en una denegación de justicia.


El caso de una madre que no podía salir de Chile

--------------------------------------------------------------------------------

En abril de 2005, la mendocina Rebeca Kaba (35) y su hijo intentaron ingresar a Mendoza, desde Chile, pero una orden judicial, pedida por el chileno Reiner Franz Feliú (38), padre del menor, impidió la salida del niño del país trasandino.

La mujer decidió viajar hacia Mendoza para que el menor recibiera asistencia médica, ya que en Chile no tenían obra social y el menor padecía un problema renal grave. Pero la Policía Internacional los retuvo en la frontera porque existía una orden judicial de arraigo, dictada por el Juzgado de Menores Nº 3, de Santiago. Según la disposición, el niño de un año y medio no podía abandonar Chile sin autorización de su padre.

El caso llevó varios capítulos en la que los progenitores cruzaron acusaciones. Una de ellas fue que la madre denunciaba al padre por ejercer violencia familiar. Además cargó contra la Embajada argentina por no asistirla en la situación. Desde esas dependencias diplomáticas respondieron que sí le brindaron garantías, pero que el proceso judicial debía seguir su curso.

Finalmente en mayo de 2005 el problema se resolvió. Sucedió que el Consulado chileno en Buenos Aires validó un permiso de viaje que los padres del chico habían firmado antes de viajar a Chile. Con esa autorización, la jueza del tercer juzgado de Menores de Santiago -que entendía en la causa- levantó el arraigo y Kaba pudo viajar hacia nuestro país.


Publicado por: mbermudez
Visto: 4700 veces

La República | Una jueza de Bolivia decidiría hoy quién tendrá la custodia de Felipe Tudela y Barreda


El ex canciller de la República, Francisco Tudela, manifestó que el encuentro en Bolivia con su padre, Felipe Tudela y Barreda, fue muy emotivo y afectuoso con lo que descartó la versión que señalaba que su progenitor no quería verlos.

En declaraciones a RPP, el ex ministro dijo que durante la reunión en ningún momento pudo estar a solas con su padre ya que una persona cercana a Graciela de Losada, esposa de su progenitor, permanecía a dos metros de ellos.

Tudela lamentó que De Losada haya fingido una fuga cuando en realidad se mantenía escondida en el hotel donde se encuentra su padre lo que demuestra "un comportamiento procesal impropio".

Finalmente, señalo que la decisión del Juzgado de Familia 12 busca el bienestar físico de su padre, por lo que buscará los medios para lograr que este sea repatriado al Perú.

Como se sabe, Tudela y Barreda ha sido privado provisionalmente del ejercicio de sus derechos civiles y se le ha otorgado a su hijo Francisco la administración temporal de sus bienes. Así lo resolvió el mencionado juzgado, en respuesta a la medida cautelar interpuesta por los hijos del nonagenario.

La resolución cautelar que nombra como curador provisional de Felipe Tudela a su hijo Francisco advierte que este debe abstenerse de vender o traspasar los bienes inmuebles, así como las empresas que pertenecen a su padre, que desde hace más de un mes se encuentra en Santa Cruz, Bolivia.

JUEZA BOLIVIANA DECIDE HOY

De acuerdo con información proporcionada a El Comercio por el periodista Carlos Orías, del diario "El Deber" de Santa Cruz, posiblemente hoy se abrirá una nueva etapa del conflicto familiar cuando la jueza Estrella Montaño defina quién tendrá la custodia del padre de los Tudela. O los hijos, que aluden demencia senil o su esposa, Graciela de Losada, con quien se casó en noviembre último, siete meses antes de ir a Santa Cruz, supuestamente escapando de un "intento de secuestro y extorsión" de parte de sus hijos, dijo el periodista.

Publicado por: mbermudez
Visto: 818 veces

ARTICULO EXTRAIDO DE NOTA DEL DIARIO "DIAGONALES"(21-7-08) DE LA CIUDAD DE LA PLATA, ARGENTINA, ESCRITA POR EL LIC. ENRIQUE FIDALGO...



LA IMPORTANCIA DEL VINCULO PARENTAL



COMO PSICOLOGO INTERVENGO PERMANENTEMENTE EN CONFLICTOS, CONSTRUIDOS EN LA CONFUSION DE ARRASTRAR LOS VINCULOS PARENTALES EN LA DISOLUCION DE LOS VINCULOS CONYUGALES, HASTA CONDENSARLOS EN UNA INDISCRIMINADA NUEVA SITUACION, EN LA QUE LOS HIJOS QUEDAN ATRAPADOS Y SIN NINGUNA OPCION ALTERNATIVA. ESTO REQUIERE UNA LECTURA PSICOSOCIAL EN EL ABORDAJE, DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO Y ES ADEMAS IMPRESCINDIBLE ENMARCARLO EN EL CONTEXTO SOCIO-HISTORICO DE NUESTRO PAIS Y NUESTRA REGION LATINOAMERICANA DE FUERTE INFLUENCIA CULTURAL COLONIZADORA, EN LA TRADICION JUDEO-CRISTIANA DE FAMILIA PATRIARCAL. ESTO LLEVA ADEMAS A CONSIDERAR LOS EFECTOS EN LA SUBJETIVIDAD DE LA NEFASTA LEGISLACION DEL PATRONATO QUE DURANTE CASI 100 AÑOS ATRAVESO TODA LA PROBLEMATICA DE INFANCIA Y FAMILIA Y QUE EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES SE EXPRESO EN EL DECRETO LEY 10.067 DE LA ULTIMA DICTADURA MILITAR QUE PADECIMOS.

TODO ESTE PREAMBULO ES NECESARIO PARA ENTENDER QUE HAY UNACONTINUIDAD HISTORICA EN LA OBSTRUCCION DE VINCULOS DE UN PADRE O UNA MADRE CON SUS HIJOS EN LA ACTUALIDAD, CON LOS SECUESTROS DE LOS HIJOS DE NUESTROS COMPAÑEROS DESAPARECIDOS DURANTE LA DICTADURA Y CON LA APROPIACION Y DESVINCULACION DE LOS HIJOS DE LOS POBRES DE SUS FAMILIAS DE ORIGEN DE PARTE DE LA INSTITUCION DEL PATRONATO, HASTA SU ABOLICION A NIVEL NACIONAL Y PROVINCIAL HACE APENAS 2 AÑOS.

ES EL MISMO COMUN DENOMINADOR EN LAS TRES SITUCIONES: DE DAÑO EN LA IDENTIDAD DE LOS NIÑOS, CON GRAVES CONSECUENCIAS PSICOPATOLOGICAS Y VIOLACION DESVASTADORA DE SUS DERECHOS, CONSAGRADOS EN TODA LA LEGISLACION PROVINCIAL, NACIONAL E INTERNACIONAL VIGENTES DE PROMOCION Y PROTECCION DE LOS MISMOS.

TODO ESTA CULTURA AUTORITARIA, DISCRIMINATORIA Y DESCALIFICATORIA DEL OTRO ( PADRE Y/O MADRE, DESAPARECIDO, VICTIMA DEL PATRONATO Y/O DICTADURA Y LA POBREZA ESTRUCTURAL) HA ESTADO NATURALIZADA, HE INVISIVILIZADA DURANTE DEMASIADO TIEMPO Y ES GRACIAS A LAS ORGANIZACIONES DE DERECHOS HUMANOSQUE SE HA CORRIDO EL VELO DEL OCULTAMIENTO PERVERSO Y MANIPULADOR, Y HA QUEDADO EXPUESTO PARA QUE DESDE LOS DIFERENTES LUGARES DE INTERVENCION SIGAMOS RECLAMANDO JUSTICIA Y REPACION DE LOS DAÑOS IRREVERSIBLES OCACIONADOS POR LA EXCLUSION Y/O DESAPARICION DEL OTRO.

AL NIÑO QUE SE LE PRIVA DE VINCULARSE CON SU PADRE O SU MADRE, COMO AL HIJO DE DESAPARECIDOS, SIEMPRE SE LE MIENTE PARA JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE Y AQUI ESTA EL DAÑO IRREPARABLE, PORQUE LA DEFORMACION MALICIOSA DE LA VERDAD DE LA HISTORIA DEL SUJETO, APARTE DE SER UNA VIOLACION DE SUS DERECHOS, ENFERMA PSICOLOGICAMENTE, PORQUE HAY UN SABER INCONSCIENTE QUE TARDE O TEMPRANO ESTALLARA Y SI NO SE DESCOMPRIME A TIEMPO APLASTARA AL SUJETO INVOLUCRADO Y A LOS COMPLICES DEL ENCUBRIMIENTO.



LIC. ENRIQUE FIDALGO

PSICOLOGO. PROFESOR TITULAR EN LA UNLP. PERSONAL JERARQUICO DE LA SUBSECRETARIA DE NIÑEZ Y ADOLESCENCIA DEL MINISTERIO DE DESARROLLO SOCIAL BONAERENSE. COORDINADOR ACADEMICO DEL FORO POR LOS DERECHOS DEL NIÑO. INTEGRANTE DE CTA, ATE, ADULP Y CODESEDH
Publicado por: mbermudez
Visto: 1965 veces


Abogados del anciano apelarán la medida cautelar. Graciela Losada retornó al hotel donde la pareja residía.

Romina Mella. La República

La situación de Felipe Tudela y Barreda –hasta ayer custodiado por policías bolivianos y despojado de sus bienes en Bolivia– ha dado un giro inesperado. El 12 Juzgado de Familia Civil de Lima nombró, mediante una medida cautelar, como curador provisional de toda su fortuna a su hijo Francisco Tudela van Breugel-Douglas.

"Desde hoy será representante legal de su padre, quien ha quedado privado de sus derechos civiles. Eso quiere decir que desde mañana (hoy) Francisco Tudela ejercerá la administración de todos los bienes y el cuidado de su padre", aseguró Enrique Ghersi, abogado de los hijos del patriarca Tudela.

La resolución judicial a la que tuvo acceso este diario señala que "el despacho llega al convencimiento de que el señor Felipe Tudela y Barreda presenta menoscabo mental, que si bien no lo priva totalmente de discernimiento, sí le impide expresar libremente su voluntad, encontrándose por lo tanto en el supuesto recogido en el inciso 3 del artículo 44 del Código Civil, como un incapaz relativo".

El documento, suscrito por la jueza Carmen Torres Valdivia, también refiere que "la señora Graciela Losada vulnera la integridad individual de don Felipe Tudela y Barreda, poniendo en riesgo su vida".

En ese sentido, Ghersi adelantó que hoy presentará la resolución judicial ante el 12 Juzgado Cautelar de Santa Cruz (Bolivia), a cargo de Estrella Montano, con la finalidad de que autorice el retorno del patriarca Tudela a Lima.

Desde el momento en que se haga efectiva esta medida cautelar, Felipe Tudela será separado de su esposa y solo podrá verla si su hijo lo autoriza. Sin embargo, el ex canciller no podrá vender o hacer transferencias de las propiedades o acciones de su padre.

En diálogo con La República, el abogado de Tudela y Barreda, José Reaño, del estudio Rodrigo, Elías & Medrano, indicó que apelarán de inmediato a la resolución judicial.

En tanto, ayer por la tarde la jueza Estrella Montano ordenó que se le levante la custodia policial a Tudela y Barreda, y se le devuelvan los bienes incautados.

"Tuvimos una reunión con la jueza, quien reconoció que se habían cometido vicios procesales. Por ese motivo hemos declarado nula la diligencia del sábado (donde se detuvo a Felipe Tudela)", indicó Reaño.

Asimismo, Reaño confirmó que alrededor de las dos de la tarde el patriarca interpuso una denuncia contra sus hijos por los delitos de secuestro, extorsión y falsedad.

"PELEARÉ POR PROTEGERLO"

Ante la inminente separación a la que serán sometidos, La República logró conversar vía telefónica con Graciela Losada.

"Jamás he manipulado a mi esposo para quitarle sus bienes. Él no es ningún idiota. Yo pelearé para protegerlo mientras esté viva. Es obvio que sus hijos lo único que quieren es apropiarse de la herencia, fue lo primero que pidieron. Recién ahora dicen que quieren tener a su padre al lado", aclaró Losada.

La controvertida nueva esposa de Felipe Tudela reiteró su malestar por esta nueva maniobra judicial.

"Ellos siempre han querido separarlo de mi lado, pero lucharé hasta el último cartucho porque es mi esposo y es mi derecho", dijo.

Doña Graciela aprovechó para responder las acusaciones de Francisco Tudela. Desde Bolivia, ella niega que estaba no habida y que se había apropiado de todos los bienes de su padre, así como acciones de las empresas. "Graciela ha huido y no está pedida por la justicia, eso es un indicio grave", declaró en RPP.

Lo cierto es que retornó al mediodía al Apart Hotel Yotaú, donde vive con el patriarca Tudela.

"Nunca he abandonado a mi esposo. Cuando me avisaron que había sido detenido, estaba con mis nietos fuera de Santa Cruz por el fin de semana. Los abogados aconsejaron que me quedara en el campo y recién hoy me autorizaron a volver", dijo.



Felipe Tudela se reunió con sus hijos

Alrededor de las 7 de la noche de ayer, Felipe Tudela y Barreda y sus hijos, Juan Felipe y Francisco, se reunieron en privado en su habitación del Apart Hotel Yotaú, donde reside desde el mes pasado.

Ambos llegaron acompañados por un fiscal. El encuentro duró poco más de 20 minutos y concluyó cuando Graciela Losada ingresó al hotel. Los hijos de Tudela y Barreda retornarán hoy a Lima. Según manifestó el abogado Enrique Ghersi, fue una reunión emotiva.

Según abogados especializados en derecho de familia consultados por este diario, la medida cautelar provisional que declara incapaz relativo a Tudela y Barreda deberá ser de acatamiento obligatorio de la justicia boliviana. Sin embargo, aclararon que esta medida puede ser suspendida en cualquier momento si la defensa del patriarca Tudela demuestra que las pruebas que sustentan la resolución no corresponden a la realidad.



Publicado por: mbermudez
Visto: 626 veces

Closed-court system
Family courts must open up

http://www.timesonline.co.uk/tol/comment/letters/article4352804.ece

Sir, As a solicitor with the Sally Clark team I can testify to the way in which the justice system can be perverted to convict the innocent and destroy their families. It can prove fatal. Sally Clark died in March 2007, aged 43.

Criminal cases are conducted openly; the standard of proof is guilt beyond reasonable doubt. The public know the identity of those charged, the details of the crime, whether guilt or innocence is the result and the length of any prison term. Possible miscarriages of justice can be fully investigated and victims can voice their complaints to anybody. None of these protections of openness exist in the family courts.

Child abuse is abhorrent and children must be removed from homes where they are abused. But in family courts accusations need only be proved on the balance of probabilities and the proceedings are conducted in secret. Injustice can be caused by experts with invalid theories, social workers abusing their power and pro-prosecution courts. Secrecy guarantees that this will be allowed to continue indefinitely. Successful appeals are extremely rare. There is no legal or moral justification for secrecy. Family court appeal cases can be publicly reported and the anonymity of children — the justification for secrecy — is preserved by the use of initials. Their use at the original hearing would abolish the need for secrecy.

As Camilla Cavendish says in times2 (reports, July 7-9), child abuse takes two forms: adults harming children and the State wrongly taking children from loving homes. As with criminal convictions, jail is also the sentence when abuse is by servants of the State, but it is the victims — innocent parents — who are sent to jail if they breach the secrecy, not the perpetrators of the abuse. It is called contempt of court. This is a misnomer; it is contempt for loving mothers and fathers and contempt for the suffering of their children. No humane society should allow it to continue.

John Batt
Solicitor, Batt Broadbent
Mickleham, Surrey

Publicado por: mbermudez
Visto: 5442 veces

Felipe Tudela: ‘‘Si me pasa algo los responsables serán mis hijos’’
Hoy los demandará por los delitos de secuestro, extorsión y falsedad. Ellos llegarán mañana a Bolivia en busca de la tutela de su padre.

Romina Mella. La República

El litigio judicial entre los hermanos Juan Felipe y Francisco Tudela van Breugel-Douglas y su padre, don Felipe Tudela y Barreda, cruzó fronteras y, desde el último sábado, el patriarca de la familia está bajo custodia policial en su habitación del Apart Hotel Yotaú, en Santa Cruz, Bolivia, luego de haber sido despojado de su dinero, pasaporte, medicinas, documentos y recibir una orden de impedimento de salida de dicho país.

La abrupta detención domiciliaria de Tudela y Barreda obedeció a una medida cautelar como parte del proceso iniciado por una denuncia contra su esposa, Graciela de Losada, bajo el supuesto de haber cometido delito de abuso de personas incapaces y engaño. En diálogo con La República –dos días después de su detención– don Felipe Tudela manifestó que su arresto se hizo de manera ilegal porque además de haber sido privado de su libertad sin que haya cometido delito alguno, se puso en peligro su integridad física.

" Este arresto es totalmente ilegal y peligroso para mí. Me han tratado como si fuera un delincuente y yo no he cometido ningún delito. Debido a un acto de prepotencia me han colocado en mi habitación del hotel día y noche policías para que me vigilen", sostuvo Tudela y Barreda, quien narró que la mañana del sábado, cuando se dirigía a su terapia física en un centro de rehabilitación, fue interceptado por 15 policías.

"Cuando entré al local me di con la sorpresa de que estaba rodeado de un ejército de policías que me llevaron a la fuerza a mi departamento. Luego ingresaron a mi habitación y tomaron todo mi efectivo, mis chequeras, mis acciones, documentos legales, recetas médicas, medicinas y mi pasaporte", sostuvo don Felipe y agregó: "Este es un tremendo abuso. Lo peor que le puede ocurrir a un ciudadano es verse despojado de su identidad".

"Me parece un disparate tratar de retenerme con policías cuando tengo todos mis documentos en regla. Además, estoy siendo sometido a un tratamiento de salud en un centro geriátrico y me siento de maravilla. Esto, sinceramente, es un atropello", puntualizó.

El allanamiento a la habitación –donde reside desde el 2 de junio junto con su esposa, Graciela de Losada, y su hija política Augusta Aljovín– se hizo con la venia del fiscal Gonzalo Arenas Camacho, a cargo de la división de personas de la ciudad de Santa Cruz.

Durante su detención, Tudela y Barreda estuvo acompañado por su enfermera Gabriela Trelles. Luego de la confiscación de bienes, ambos fueron trasladados a una comisaría para que don Felipe rindiera sus declaraciones.

ACCIONES

Minutos más tarde, Aljovín acudió al centro policial y fue detenida por unas horas. Luego retornaron al hotel para ponerse en contacto con sus abogados en Lima, pertenecientes al estudio Rodrigo, Elías & Medrano con la finalidad de alistar una acción de amparo y un hábeas corpus, que será presentada hoy por el abogado José Reaño, quien partió ayer rumbo a Santa Cruz.

"La custodia policial tendrá que levantarse entre el lunes (hoy) y martes porque la detención del señor Tudela ha sido ilegal. Un juez de turno de instrucción mixto de la ciudad de Montero en Santa Cruz determinó que nuestro defendido goza plenamente de sus facultades y es capaz", aseguró Renzo Carrasco, abogado del estudio Rodrigo, Elías & Medrano, en conversación con La República.

Asimismo, indicó que el estudio boliviano de abogados Von Borries Blanco también ha sido contratado recientemente por Felipe Tudela y Barreda para que elabore junto con los juristas peruanos los recursos legales.

En ese sentido, el abogado René Carrasco estimó que en 15 días la justicia boliviana deberá resolver la denuncia interpuesta por Juan Felipe y Francisco Tudela. Si el fallo resulta desfavorable para ellos, don Felipe deberá retornar al Perú bajo la tutela de sus hijos.

LOS DENUNCIA POR SECUESTRA

En respuesta a la detención policial a la que viene siendo sometido, Tudela y Barreda hoy a las nueve de la mañana interpondrá una denuncia contra sus hijos por los delitos de secuestro, extorsión y falsedad.

"Voy a denunciar a mis hijos por los delitos de tentativa de secuestro, extorsión y falsedad. Además, solicitaré que se dicten medidas de detención contra Francisco y Juan Felipe para cuando lleguen a Bolivia el martes (mañana) con la finalidad de adueñarse de mi persona", expresó don Felipe.

En ese sentido, dijo que debido "a la persecución a la que estaba siendo sometido en mis propias tierras tuve que dejar mi casa para venir a descansar a Bolivia, pero aquí también me persiguen. Esos son unos muchachos (Juan Felipe y Francisco Tudela) prepotentes que han querido adueñarse de todos los elementos que figuran a mi nombre, esa es la clave del asunto", enfatizó don Felipe Tudela, quien confiesa estar agotado y agobiado por "la intromisión de mis hijos en mi vida. Si me pasa algo, los únicos responsables serán ellos, quienes han recurrido a fuerzas internacionales para adueñarse de mis bienes y de mi persona", agregó Tudela y Barreda, tras sostener con voz enérgica que está en Santa Cruz por su propia voluntad.

DISPUESTA A DECLARAR

Por su parte, Augusta María Aljovín reveló que su madre, Graciela de Losada, está hospedada momentáneamente en un hotel a las afueras de Santa Cruz junto a sus nietos.

"Mi madre está mucho mejor de salud (sufrió un golpe en la cadera hace algunas semanas). Ella salió de fin de semana con mis hijos sin pensar lo que pasaría. Mientras la situación persista ella permanecerá en las afueras de la ciudad", manifestó Aljovín en diálogo con La República.

Asimismo, anunció que de ser requerida a alguna citación, la esposa de don Felipe Tudela y Barreda acudirá sin ningún problema.

DATOS

Llegada. El patriarca de los Tudela arribó a Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, en los primeros días de junio en un vuelo de Taca. Desde ese entonces, Felipe Tudela y Barreda está alojado en el Apart Hotel Yotaú.

Pedido. El 25 de junio, don Felipe Tudela comunicó al juez de turno de instrucción mixto de la ciudad de Montero (Santa Cruz), que estaba siendo víctima de "una persecución sistemática contra mi persona". El documento también hace referencia a que decidió abandonar el Perú voluntariamente y radicar permanentemente en Bolivia junto con su esposa.



Ghersi: ‘‘Podrían darles la tutela a sus hijos"

En declaraciones a RPP, Enrique Ghersi, abogado de los hermanos Juan Felipe y Francisco Tudela, adelantó que mañana la justicia boliviana podría entregar la tutela de Felipe Tudela y Barrera a sus hijos. "La justicia de Bolivia podría entregar la tutela a sus hijos y ellos regresarían al Perú de inmediato con su padre", aseguró Ghersi.

De otro lado, el defensor de Felipe Tudela y Barreda, Jorge Avendaño, calificó de "desproporcionada" la custodia policial impuesta a su defendido, a consecuencia de la medida cautelar en el marco de la denuncia contra su esposa Graciela de Losada.

"El señor Tudela está prácticamente detenido en su casa en Bolivia, no puede moverse. Sufre la presencia de un policía dentro de su casa. Es una paradoja, una cosa de locos. Él es un hombre libre que no ha cometido ningún delito, que está casado con su señora conforme a las leyes peruanas. Viven juntos y pueden mudarse a donde les dé la gana", manifestó Avendaño.



Publicado por: mbermudez
Visto: 1362 veces

El Comercio| Un juez boliviano le prohibió la salida de ese país por una denuncia planteada en contra de su esposa Graciela de Losada por el delito de engaño y abuso de personas incapaces


Desde el sábado Felipe Tudela y Barreda se encuentra con orden de impedimento de salida del país y con custodia policial en su habitación del hotel que ocupa en Santa Cruz, Bolivia. Merced a una medida cautelar dada como parte del proceso iniciado por una denuncia planteada contra su esposa, Graciela de Losada, por el delito de engaño y abuso de personas incapaces, el nonagenario fue llevado el sábado a una comisaría de Santa Cruz, donde fue interrogado por más de una hora.

Luego se realizó un allanamiento en su habitación de hotel, de donde se incautaron documentos y hasta una cámara fotográfica.

Desde Lima, Gracia Aljovin de Losada, hija de Graciela, consideró excesiva la acción policial, que fue iniciada con una denuncia formulada por la ex fiscal boliviana, Nancy Rojas, en nombre de los hijos de Felipe, Juan y Francisco.

Asimismo, se quejó de que en la habitación de hotel se encuentra un policía, que además de impedir su salida escucha y observa lo que realiza en su habitación don Felipe.

Asimismo, aseguró no saber dónde se encontraba su mamá, pues ella fue internada en una clínica por un leve accidente que sufrió. También, indicó que un grupo de abogados ha viajado a Santa cruz para prestarle asesoría jurídica.

Publicado por: mbermudez
Visto: 551 veces

Defensoría del Pueblo: Es injusto para víctimas que se permita conciliación con agresores

(ANDINA).- La Defensoría del Pueblo recomendó al Poder Ejecutivo observar algunos extremos de la autógrafa de la Ley de Protección frente a la Violencia Familiar -aprobada por la Comisión Permanente del Congreso-, al considerar que es injusto para las víctimas que se permita la conciliación con sus agresores, al igual que por no incorporar este delito como autónomo en la legislación penal.
La adjunta para los derechos de la mujer de la Defensoría del Pueblo, Eugenia Fernán-Zegarra, expresó su especial preocupación con este nuevo dispositivo, porque la autógrafa permite el uso de la conciliación en la sede policial y que la víctima tenga que solicitar la variación de la medida de su protección, en lugar de que ésta sea dispuesta de oficio por el juez.

Sostuvo que al existir la posibilidad de una conciliación, se coloca en situación de desventaja a la víctima respecto de su agresor y esa situación no permite un acuerdo conciliatorio justo.

Por ello, afirmó, la vulneración de los derechos fundamentales que se produce en este contexto merece un pronunciamiento estatal.

Según la especialista, si una resolución judicial establece como medida de protección el tratamiento del agresor y éste no cumple el mandato judicial, el juez puede variar dicha medida por una más rigurosa sólo de oficio y sin necesidad de solicitud de la víctima.


Por otro lado, Fernán-Zegarra lamentó también que la norma aprobada por el Legislativo no haya incorporado la violencia familiar como delictivo autónomo y, por el contrario, dispone sancionarla mediante las figuras penales tradicionales como lesiones y faltas contra la persona.

Reiteró la recomendación defensorial de incorporar en la legislación penal la violencia familiar como un delito autónomo y, además, que no se exija ni la cuantificación del daño ni la habitualidad del acto violento para considerarlo como delito.

Recordó que estas recomendaciones se hicieron llegar en su momento al Congreso de la República, mediante los Informes Defensoriales N° 95 denominado: ‘La protección penal frente a la violencia familiar en el Perú’, y N° 110 titulado: ‘Violencia familiar: un análisis desde el derecho penal’.

De esta manera –dijo la adjunta de la Defensoría del Pueblo– se contribuirá eficazmente a garantizar el respeto y la protección de los derechos fundamentales de las personas víctimas de violencia familiar, que en su mayoría son mujeres.

El Texto Único Ordenado de Ley de Protección frente a la Violencia Familiar fue aprobado el 2 de julio, con el propósito de que el Estado cumpla con garantizar el derecho de toda persona a una vida libre de violencia. El Ejecutivo tiene un plazo de 15 días hábiles para promulgar u observar la norma.

Publicado por: mbermudez
Visto: 653 veces

The family court system must protect children
The complexities that local authorities must face, and access to legal aid

http://www.timesonline.co.uk/tol/comment/letters/article4338978.ece

Sir, Your support for Camilla Cavendish’s list of ten reforms needed for the family justice system (leading article, July 12) ignores the complexity of the issues facing the local authorities, the Children and Family Court Advisory and Support Services (Cafcass) and others who seek to protect children at risk of abuse or serious neglect. No one is saying that our system is free from miscarriages of justice but it is incorrect to characterise the solution as lying with the media.

If we are serious about listening to what children want we must be mindful of responses to government directly from children who did not want to be identified by the media and do not trust journalists. Media exposure is not necessarily a prerequisite for good family justice. But it is true that more information about family courts is needed in the public domain and new proposals are under way.

I am not quite sure what Ms Cavendish means by her proposal to restructure Cafcass “from being an organisation that reports on the parents to the courts to one that actively promotes the parenting needs of children. . . It should be diverting parents away from contested hearings into the making of parenting plans.”

Ms Cavendish possibly confuses two different types of proceedings and more seriously ignores the sometimes urgent nature of public law cases. Where children are not at immediate risk local authorities do work with parents with the aim of rehabilitation. Where children may be removed from the family home Cafcass guardians do rigorously test that local authority proposals are in the best interests of children. All of this is discussed in court with all parties present.

New proposals are being implemented this year that will ensure parents get the information they need to be properly represented but also to ensure that they actively consider the best interests of their children.

Anthony Douglas
Chief Executive, Cafcass (Children and Family Court Advisory and Support Service)

Sir, The debate about transparency in the family courts is important and complex. However, I must correct a regularly repeated error. Parents can access legal aid in childcare cases. It is important that no one is put off seeking legal aid because of this mistake repeated by various commentators.

In every case where a local authority wants to apply for a care or supervision order, the parents have the right to a publicly funded legal aid lawyer to provide them with advice and if proceedings are taken to represent them — irrespective of their means or of the details of the case. The Legal Services Commission (LSC) makes a priority of funding representation for parents of children who are the subject of care proceedings.

There is no lack of provision — 95 per cent of the population live within 45 minutes on public transport of a childcare solicitor contracted with the LSC to undertake legal aid work. Revised payment schemes for this area of legal aid started in October 2007 and the LSC has no evidence or knowledge of any reason why solicitors would be unwilling to take on this work.

Our reforms are about ensuring the long-term sustainability and future of legal aid. We want to get the best value from the system so that we can help as many people as possible within the resources available.

Carolyn Regan
Chief Executive, Legal Services Commission

Publicado por: mbermudez
Visto: 3467 veces

A moving response to our family justice campaign

http://www.timesonline.co.uk/tol/comment/columnists/camilla_cavendish/article4346958.ece
The Times call for an end to secrecy has produced a huge reaction - except from the man who could change itCamilla Cavendish
I am awed by the response to the family justice campaign that The Times launched last week. So many readers have e-mailed their MPs that I am getting calls from all three main parties. Several MPs have also raised their private concerns about how their own local authorities behave. It is uplifting to see democracy in action.

There are chinks of light already. Thoughtful people on all sides of the argument seem to accept that some degree of change is needed. Sir Mark Potter, President of the Family Division, gave broad but qualified support to many of our proposed reforms, although he argues strongly that the courts are private, not secret, and that families want them that way. Bridget Prentice, the Justice Minister, has announced that the Government will finally publish new proposals this autumn. Many social workers restrained the urge to hurl rotten eggs and supported our call for openness, while saying that the system is not as Kafkaesque as I fear.

Bill McKittrick, a social worker for 35 years and director of Bristol Social Services for ten, wrote to say that openness is a moral imperative in care proceedings where, he tells me, “lawyers get rich, social workers check and check, but children and parents get lost”. He says that “groupthink” can easily take hold. “The more people involved in a decision, the more dangerous the decisions are.” But he still thinks that mature professionals would get a better press if they gave their side of the story, being honest about the uncertainties involved in decisions, rather than trotting out the mantra of “never apologise, never explain”.

Two main arguments have been made against The Times's position. First, that the family courts should not be open to the press because the parents and children involved in cases dread being identified. Sir Mark, the heads of the Children and Family Court Advisory and Support Service (Cafcass), the Royal College of Paediatricians and Child Health and Family Justice Council have all made this point. It is understandable that families don't want the neighbours to know highly personal details.


A Conspiracy of Silence
Allowing the family courts and social services to operate in secret allows miscarriages of justice without the possibility of redress

Background
Family justice: what we can do to protect our children
Family justice: your word against theirs
Family courts: the hidden untouchables
Family justice: the secret state that steals our children
The same argument was used by Lord Falconer of Thoroton last year to reject the recommendation of the Constitutional Affairs Select Committee, that the family courts should be open and parents no longer gagged. It is prompted by a visceral dislike of the press, which I can partly understand. Yet it is overdone. I see from the inside how concerned the press is to remain within the law. In rape cases and family appeals, reporting restrictions have successfully kept names secret while allowing evidence to be reported.

The halfway house proposed by many, including the Government, is to publish all judgments, but made anonymous. That would be a good step. But without access to the underlying evidence, it will be impossible to discover whether experts or social workers are making repeated errors. The public do not need to name names for justice to be done. But they do need to see the evidence on which people are effectively convicted.

The second criticism is that professionals do their job properly, and we critics do not understand the complexity they have to deal with. The Family Justice Council states that “the courts do not shrink from exposing poor practice by social workers and questionable medical evidence”. I cannot agree. In the past few years, Court of Appeal judges have made blistering criticisms of lower courts for relying on shockingly poor statements from social workers and experts. Family court judges can rely heavily on such people, in cases where there is no circumstantial evidence.

It seems Orwellian to ask us to trust people who are not subject to scrutiny to make correct decisions about cases which we are repeatedly told are too complex for us to understand. Years can pass between children being taken into care and a successful appeal. Those are formative years in which children are deprived of their parents, and sometimes adopted before an appeal is even heard.

The Royal College of Paediatricians gives warning that doctors will stop giving evidence for fear of vilification in the media. That very real fear is made worse becuase so many paediatricians still support Professor Sir Roy Meadow, who went beyond his remit, and gave evidence that led to the jailing of innocent people. If innocent experts do live in fear then that is entirely the media's fault, and we must correct that. But I do not believe that they would have to.

Intriguingly, only one person challenged our view that the system is unaccountable. That was Sir Rodney Brooke, chair of the General Social Care Council. I have seen no evidence that the GSCC has disciplined a single social worker denounced by appeal court judges in the past few years. But I hope to be corrected. Nor did any one of the eminent bodies who wrote to us deny that miscarriages of justice occur. Some of the glib references have made miscarriages of justice sound like a standard occupational hazard. There are 550,000 referrals to social services every year. It makes the Birmingham Six fade by comparison.

Yesterday, Frank Lockyer wrote to point out that the authorities have closed ranks in response to our campaign. “The agencies defend themselves by persisting that things are done as they expect, rather than as they are,” he said. Mr Lockyer should know. His daughter was Sally Clark, jailed for killing two of her sons until her conviction was quashed, and who has since died. Mr Lockyer knows that his daughter was exonerated only because she could protest her innocence in public. In the family courts, gagging orders make that impossible. We cannot know how many Sally Clarks have lost their children. The volume of mail on this topic has been hugely welcome. Only one person has remained silent. Jack Straw, the Secretary of State for Justice, holds the power to change the system for the better. It would be good to know what he is going to do about it.

Publicado por: mbermudez
Visto: 3712 veces

www.dad.info

www.relate.org.uk

www.fnf.org.uk

www.oneparentfamilies.org.uk

www.fatherhoodinstitute.org.uk

Los derechos de los padres despues de un divorcio en el Perú no han ido protegidos, felizmente la teoría y la misma jurisprudencia en el ámbito comparado está cambiando y observen esas páginas.

Sus aportes, su presión mediática y también la defensa de derechos ha sido la causa porque la que países como Argentina, Brasil, Colombia, Mexico reformen sus procedimientos judiciales para otorgar un verdadero nivel de protección de derechos del niño (primero) y luego una equiparidad de derechos y obligaciones a los padres.

Obligaciones que sólo se imponían al varón como si fuera un verdadero demonio estupido sin opción a nada.

Se rinde por tanto un merecido homenaje de este bloger a aquellas páginas que me permitieron "ver" que el derecho necesita vincularse con la realidad y que para ello no importan las estupidas ideas de género que no admiten opiniones.
Publicado por: mbermudez
Visto: 711 veces

Virginia Ironside: Divorce hurts – and it hurts the children most of all

http://www.independent.co.uk/opinion/commentators/virginia-ironside-divorce-hurts-ndash-and-it-hurts-the-children-most-of-all-868652.html

When my parents separated – I was 14 at the time – I remember the terrible mixture of horror and relief that I experienced. Both my parents were, in their own way, shell-shocked by what had happened, with very little room in their shattered lives to explain to me what was going on.


All I do remember is that when I went to school the next day, I was asked to sit outside the classroom while the headmistress spoke to the class about the situation. "Virginia's parents have separated," she said, apparently, to my class-mates. "I hope you will be very sensitive and caring towards her for the next few weeks."

In those days no one, but no one, had divorced parents. But these days one in four out of 12 million children have separated parents. And more often than not, the parents, at the moment of separation, not only are far too upset themselves to be able to think of the effect the separation is having on their children but they drastically underestimate the effect it's having on them. Even tiny babies can feel distress, though of course they can't express it – and that's why so many parents often imagine their children are unaffected.

But they're wrong. Which is why, today, Relate, One Parent Families, Families need Fathers and the Fatherhood Institute, aided by a special grant for the Big Lottery Fund, are launching a national debate, called Kids in the Middle, (you can join in by logging on to www.fatherhoodinstitute.org.uk), and they hope to be able to present their findings to the Government in the autumn in the hopes that more help is available for children of separating parents.

Occasionally, agony aunts band together to support a campaign – I think the last time we all got together was to support the abortion law – but this time everyone from myself and Deirdre Sanders, to Irma Kurtz and Bel Mooney, are all throwing ourselves behind this initiative, simply because we know, from letters we've received, the terrible damage that can be done to children when their parents split up.

A survey has already shown that 93 per cent of people believe that there is not enough help on offer for children of separating couples, and that services available concentrate too much on custody, contact and child maintenance, but don't address the issues of managing conflict and emotional damage.

The odd thing is that while everyone's in agreement that children should be protected from emotional damage, when you're in the thick of an unpleasant separation, it's very difficult to remember that the children's emotional health is paramount.

The result is that children whose parents separate can, first of all, feel incredibly lonely. Each parent is suffering, in his or her own way, and doesn't have enough emotional strength to support anyone else except themselves. Then, it's quite likely that each parent is blaming the other – without remembering that the children consist of each partner in equal parts. So every time a father rants about his wife's behaviour, he is, in effect, criticising 50 per cent of the child's genes, and each time the mother rants about the father's behaviour she is also criticising 50 per cent of the child's genes.

Small wonder that children feel confused, hated, and isolated. They feel, literally, torn. There is no one, unless they have a sympathetic grandparent, aunt, uncle, older brother or sister or, at a pinch, a teacher, to confide in. There is no one to reassure them that what is happening is not their fault, to reassure them that though their parents may loathe each other, each one does love them deeply.

Having probably endured the misery of hearing their parents arguing for months before the separation – or, equally stressful, suffered the unbearable atmosphere of silent tension – children of parting parents do not know to whom they can turn. They daren't show their misery at losing a parent to the one they're living with in case they unleash a flood of abuse or, worse, tears.

While the parents imagine the kids are coping "remarkably well", they're usually suffering agonies in silence, often even agreeing to suffer roles as little postmen between the parents just in order to keep a kind of peace.

If only solicitors, who are in the front line of witnessing parental rage and distress, could have somewhere to point the parents to send their children for help – of if only teachers could suggest to parents, involved in disputes, that counselling and sympathy were available for their children – so much agony and guilt might be spared children who often carry the scars of parental separation well into later life.

Publicado por: mbermudez
Visto: 4467 veces

Campaña de APADESHI en prevención a los conflictos familiares

Ser Padre (Papá ó Mamá) nunca es una tarea sencilla, ser Padre no conviviente (Papá ó Mamá) tras una separación o divorcio conflictivo, es una tarea de un esfuerzo descomunal.

La relación conflictiva entre sus Padres siempre afecta a los hijos.

Algunas sugerencias para hablar entre los Padres para resolver temas vinculados a los hijos

· Mantengan siempre un dialogo en tono bajo, no use malas palabras ni insultos, piensen antes de hablar. Eviten cualquier riesgo de discusión ante sus hijos.

· Si están en un conflicto de separación, no se aparten del tema a tratar. No hablen sobre nada ajeno a ese tema, evitando de esa forma temas conflictivos y de difícil solución priorizando las necesidades de los hijos.

· No lleven el tema a cuestiones que se dirimen en los Juicios y que al presente no hay posibilidad de acuerdos.

· Fijen como prioridad lo que sea mejor para los hijos, asegurándose de no defender deseos propios o por negación al otro.

· Si no puede frenar la agresividad del otro o le cuesta permanecer sereno/a, acuerde posponer el dialogo para otro momento.

· Sea claro/a y específico sobre el tema a tratar.

· Escriba el tema o cuestiones a convenir, no se aparten de eso y escriban los puntos sobre los que van llegando a un acuerdo, respetando los puntos consensuados.

· Cumplan sus compromisos. Sus hijos necesitan de ustedes y del ejemplo de cumplir sus palabras. La credibilidad que otorgan como padres educa a sus hijos.

· No hablen sobre cuestiones que no están de acuerdo y son innecesarias en los temas a tratar puntualmente en la reunión.

· No utilice de mensajeros a los hijos, sobre temas a resolver por ustedes, eviten hacerlos elegir por uno por otro.

· Cuando consulte con Docentes, Médicos u otros profesiones en relación a los hijos, traten de hacerlo juntos y que sus hijos sepan que en conjunto se ocupan de ellos.

· Respete el estilo de vida y costumbres del otro padre, cuando están con los hijos. Si algo le molesta tengan una reunión especifica y sin los hijos. Si no hay acuerdo no tome decisiones drásticas por cuenta propia, que el juzgado intervenga verificando sus supuestos temores ó molestias.

· Si el niño está con usted, es responsable, pero evite cambios importantes en la educación o la atención médica del niño sin hablarlo primero con el otro padre.

· Traten de buscar convenios entre ustedes en donde asuman compromisos conjuntos, en los cuales los hijos observen que tienen a sus Padres ocupándose los dos por ellos, estos momentos de no confrontación les da seguridad a los hijos, mostrándoles que aun separados los Padres, todavía son una familia, aunque residan en casas distintas.

· Cuando retire o deje a los hijos con el otro padre, eviten hablar sobre cualquier tema de controversia. Si tiene algo que charlar ó discutir, combinen una reunión en horarios en donde los hijos estén en sus actividades personales, sean de estudio o esparcimiento.

Eviten hablar cuestiones judiciales con los hijos, ó delante de ellos. En caso de haber resoluciones o convenios que estén siendo participes ellos, explíquenle sobre que tratan, háganlo juntos, asumiendo el compromiso de cumplirlo, sin remarcar que hay terceros (Ej. Jueces) por encima de las decisiones y acuerdos de los Padres (Ej., Régimen de visitas, Alimentos, vacaciones etc.)
Piensen que como Padres (Papá – Mamá) de sus hijos son una sociedad indisoluble, que va a tener continuidad más allá de la mayoría de edad de los ellos, que la separación es de la Pareja y no de los Hijos y que la familia y las responsabilidades persisten mas allá de esa separación.

José María Bouza - Presidente de APADESHI

Dante Alfredo Miceli - Secretario de APADESHI
APADESHI Asociación de Padres Alejados de sus hijos - Argentina Papás, Mamás, Abuelos / as en defensa del derecho al vinculo de los hijos con ambos Padres"
(054) (011) 43954295 43043662
Publicado por: mbermudez
Visto: 3505 veces

La ausencia del padre es la principal causa del retroceso en el bienestar de
los niños. También es un factor crucial para comprender la crisis actual de
la familia.

Así lo explica el francés Tony Anatrella, experto en psiquiatría social y
consultor del Consejo Pontificio para la Familia, en su libro La diferencia
prohibida (2), del que resumimos algunos párrafos.

Firmado por Juan Meseguer Velasco

Fecha: 18 Junio 2008
fuente: Apadeshi

Anatrella advierte que la devaluación de la función paterna tiene
consecuencias sobre la estructuracin psíquica de los individuos y sobre la
sociedad: debilitamiento de la imagen masculina, trastornos de la filiación,
aumento de las conductas adictivas, pérdida del sentido de los límites
(toxicomanías, bulimia/anorexia, prácticas sexuales reaccionales),
dificultades para socializarse, etc.


La sociedad actual valora mucho la figura de la madre. Es verdad que ésta es

una fuente de seguridad para el niño, pero la relación de la madre y el hijo
necesita completarse con la función paterna. "El padre es el que dice que no
(tanto al hijo como a la madre, lo que permite justamente diferenciar a los
dos padres), el que introduce la negatividad y el que declara la
prohibición, es decir el límite de lo posible".


La figura del padre es necesaria para el desarrollo psicológico equilibrado
de los hijos. El padre es el mediador entre el niño y la realidad; permite
al hijo tomar iniciativas, "porque él ocupa una posición de tercero, de
compañero de la madre, y no de madre bis". Gracias a la figura del padre, el
bebé aprende a diferenciarse de la madre y a adquirir autonomía psíquica. El
niño descubre que él no hace la ley, sino que existe una ley fuera de él.


Gracias a la relación con el padre, el niño y la niña adquieren también su
identidad sexual. "La diferencia de sexos encarnada por el padre juega por
otra parte un papel de revelación y de confirmación de la identidad sexuada.
Tanto la chica como el chico tienen en efecto tendencia, al comienzo, a
identificarse con el sexo de la madre, y es el padre, en la medida en que es
reconocido por ella, el que va a permitir al hijo situarse sexualmente".


El padre excluido


¿Por qué se ha impuesto en nuestra sociedad esta idea de la ausencia del
padre? Hoy se divulga la figura del padre indigno o incompetente, sostenida
por la legislación y estereotipada por los medios de comunicación. "Así, en
la mayor parte de los guiones de las series televisivas, es presentado como
incapaz de situarse en la relación educativa, de ocuparse de adolescentes,
menos todavía de proclamar las exigencias necesarias a la vida en sociedad,
incluso de reprender cuando es necesario".


Muchas mujeres reprochan a los hombres no cumplir con el papel de padre
cuando, más o menos conscientemente, ellas se las han arreglado para no
dejarles el lugar que les corresponde. "La madre aleja así al padre, con el
riesgo de culparlo en un proceso perverso que le permite confirmar su poder
y su sentimiento de omnipotencia sobre sus hijos, sobre el hombre y sobre el
padre".


La que está valorada sobre todo es la relación madre/hijo y el padre cree
que tiene que ser una segunda madre para hacerse aceptar. Algunos hombres,
condicionados por este conformismo, han llegado a identificarse con "el
modelo de 'papás gallinas', es decir, no un padre, sino más bien un hermano
mayor o un tío".


La ausencia del padre se explica también por la confusión entre procreación
y maternidad. Para Anatrella, esta confusión "remite al fantasma femenino de
la partenogénesis (es decir, de la fecundación sin macho). La sociedad ha
confirmado demasiado fácilmente este fantasma acreditando la idea de que, al
no concernir la procreación y la maternidad más que a la mujer, ésta puede
educar a un hijo sin padre".


Hijos objeto


Los países occidentales han contribuido a reforzar esta concepción del padre
excluido de la procreación. Así ocurre cada vez que se legisla pensando
únicamente en "la madre en solitario". El ejemplo cercano que describe
Anatrella es el de las leyes francesas que, en caso de divorcio, hacen
depender los derechos del padre de las buenas o malas relaciones que tenga
con la madre. Lo mismo ocurre con las decisiones judiciales, al confiar
sistemáticamente la custodia del hijo a la madre.


Lo más grave del asunto es que la exclusión del padre penaliza también a los
hijos. "¿No se ha creado, al privilegiar los derechos de la madre, una doble
categoría de excluidos, por una parte los padres biológicos rechazados, por
otra los hijos, propuestos a un padre de sustitución tras otro, o incluso
confiados a terceros especializados, 'hijos-objeto', 'hijos-capricho',
'hijos-prótesis', que se ofrecen como valedores?"


La ausencia del padre tiene efectos muy negativos en el desarrollo de los
hijos. Según encuestas citadas por Anatrella, en Estados Unidos un niño
tiene seis veces más riesgo de crecer en la pobreza y dos veces más de
abandonar la escuela si ha sido educado por una madre sola que si pertenece
a una familia constituida por dos padres, capaces de ofrecerle puntos de
referencia.


La consecuencia última de la ausencia del padre se manifiesta en el aumento
de la violencia. Al no llegar a aceptar lo real, por falta del sentido de
los límites que debería inculcar el padre, los hijos se rebelan y se
multiplican los actos de violencia. Pero la agresividad también se vuelve
contra uno mismo y se convierte en autodestruccin.


Para revalorizar la figura del padre, Anatrella propone recuperar el sentido
de la familia. Se trata de redescubrir qué significa la experiencia del
parentesco y la diferencia de generaciones. Ha de afirmarse que padre y
madre son necesarios, que ninguno es más que el otro, que ninguno de ellos
es sustituible o canjeable por el otro.
Publicado por: mbermudez
Visto: 832 veces



Análisis del contenido de deberes y derechos que corresponden a los progenitores

Por Abog. Cecilia Lopes

Secretaria del Instituto de Derecho de Familia y Sucesiones

T° XLVIII F° 24 del Colegio de Abogados de La Plata

Fuente: Apadeshi


Sumario

I- INTODUCCION

II- BREVES PRECISIONES ACERCA de la patria potestad

III- Ejercicio conjunto de la patria potestad

IV- Ejercicio unilateral de la patria potestad

IV- a) Tenencia unilateral

V- Tenencia compartida

VI- CONVENIOS SOBRE Ejercicio compartido de la patria potestad

VII- CONCLUSION



















I- INTRODUCCION

La confección del presente trabajo parte de la idea de la necesidad de dar un uso correcto a las figuras jurídicas, entendiendo que su cabal conocimiento otorga a quien deba hacer uso de ellas, cualquiera sea el lugar desde donde lo hace, un panorama mayor de las soluciones a las que puede acudir en un caso concreto.

Asimismo, cuando los progenitores deciden de que manera se organizará la familia con posterioridad a la cesación de su convivencia, deben conocer adecuadamente las alternativas jurídicas a las que pueden echar mano y no caer necesariamente en la clásica opción `tenencia-régimen de visitas'.

Interesa distinguir entonces, las distintas situaciones en las que un progenitor puede ubicarse respecto a sus hijos e identificar el rol que juega frente a ellos. Para conseguirlo se han escogido algunas situaciones que pueden plantearse en los hechos, con el objeto de contrastar distintas modalidades de relacionamiento entre padres e hijos.



II- BREVES PRECISIONES ACERCA de la patria potestad

De acuerdo al artículo 264 del Código Civil, la patria potestad es "...el conjunto de deberes y derechos que corresponden a los padres sobre las personas y bienes de los hijos, para su protección y formación integral, desde la concepción de éstos y mientras sean menores de edad y no se hayan emancipado..."

Se ha discutido en doctrina la naturaleza de la patria potestad, ya que los deberes y derechos que derivan de ella no se encuentran inmersos en el campo de los derechos subjetivos, debido que no están establecidos sobre la base del interés individual del titular del derecho. Se está frente a verdaderos derechos-deberes "...que se confieren a los titulares de la patria potestad no sólo atendiendo a sus intereses, sino, principalmente, considerando el interés de otro sujeto (el menor sujeto a patria potestad), por lo cual, los derechos que se confieren implican correlativos deberes..."[1]

Debe distinguirse la titularidad de la patria potestad, que es el conjunto de deberes y derechos y corresponde a ambos progenitores; de su ejercicio, que es la facultad de actuar concretamente en virtud de esos deberes-derechos. Respecto a las modalidades de ejercicio, existen distintos supuestos que se analizarán a continuación.



III- Ejercicio conjunto de la patria potestad

Si los progenitores conviven, sea en matrimonio o unidos de hecho, el ejercicio de la patria potestad respecto a sus hijos menores de edad corresponde a ambos, tal cual lo disponen los incisos 1° y 5° del artículo 264 del Código Civil. Este ejercicio, que tradicionalmente se ha denominado conjunto, en la realidad no funciona así en razón de lo engorroso que podría tornarse contar con el consentimiento expreso de los dos progenitores para cada acto de la vida civil del niño. La ley presume que los actos ejercidos por uno de los padres cuentan con el consentimiento del otro, salvo su expresa oposición. Esto otorga a este supuesto de ejercicio de la patria potestad notas de carácter indistinto. Sin embargo, para determinados actos que son de mayor trascendencia para el hijo, la ley exige que ese consentimiento sea expreso por parte de los dos progenitores, estableciendo aquí un verdadero ejercicio conjunto de la patria potestad (artículo 264 quater).

Los deberes y derechos que tienen los padres son ejercidos respecto a la persona y los bienes de sus hijos.

Respecto a la persona, tienen la guarda de sus hijos, es decir que todos deben convivir en el mismo hogar. Este deber-derecho se halla consagrado en los arts. 265, 275 y 276 del Código Civil, contemplando este último el uso de la fuerza pública para conminar al hijo a cumplirlo. La guarda implica para los padres la obligación de cumplir con todo lo que tenga que ver con el cuidado físico y psíquico del menor.

La guarda de los hijos trae aparejada una serie de circunstancias que se vinculan estrechamente al hecho de residir en una misma casa y con el fin mismo de la patria potestad, esto es la protección y formación integral del menor.

Así, los padres tienen el deber de vigilancia con el objeto de preservar a sus hijos del peligro y evitar que causen perjuicios.[2] En consecuencia, son civilmente responsables si, como consecuencia de un hecho ilícito cometido por el hijo, éste causa daños a terceros (art. 1114 CC). Disponen del deber de corrección, tendiente a asegurar la autoridad y el respeto que les es debido,[3] que los autoriza a imponer sanciones moderadas que no impliquen malos tratos, castigos o actos que lesionen o dañen físicamente al niño (art. 278 CC). Por último, pueden pretender que el niño preste la colaboración propia de su edad en los quehaceres cotidianos del hogar, sin obligación de remunerarlos (art. 277 CC).

Los padres tienen también el deber de brindar educación a sus hijos (art. 265 CC), entendiendo al término `educación' en sentido amplio, sin reducirlo únicamente al campo de la educación formal en los establecimientos educativos destinados a ello. De acuerdo a su condición y fortuna deben instruir a su hijo incentivando a que practique deportes, estudie idiomas, ejecute algún instrumento así como también cultivarlo, darle consejos y, en definitiva, orientarlo para el mejor desenvolvimiento a lo largo de su vida.

Los padres deben prestar asistencia a sus hijos (art. 265 CC), ya sea moral o material, aparejando esto último un deber alimentario amplio, tal cual lo establece el artículo 270 del Código Civil.

Por último, los padres son los representantes legales de sus hijos (art. 274 CC). Se trata de una representacin necesaria, ya que no podrían desentenderse de esta obligación, y universal en tanto abarca todos los actos de la vida civil.[4]

Respecto a los bienes del hijo, ambos progenitores tienen su administracin y usufructo. De acuerdo al art. 264 quater del Código Civil, la administracin y disposición de los bienes del hijo configuran actos para los que la ley requiere el consentimiento expreso de ambos progenitores (incisos 6° y 7°). En razón de ello, uno de los dos sólo podrá ejercer individualmente actos conservatorios, dado el carácter urgente de los mismos.

En cuanto al usufructo de los bienes de los hijos, es el derecho que tienen de usar y gozar de ellos y de percibir sus rentas sin necesidad de rendir cuentas, con la obligación de aplicarlas prioritariamente al cumplimiento de sus deberes como padres (art. 287 del CC).[5]



IV- Ejercicio unilateral de la patria potestad

Existen supuestos donde, debido a la ausencia de alguno de los progenitores, los deberes y derechos se concentran necesariamente en aquel que se encuentra presente. El artículo 264 del Código Civil establece estos supuestos en el inciso 3° para el caso de muerte de uno de los padres, ausencia con presunción de fallecimiento, privación de la patria potestad o suspensión de su ejercicio y en el inciso 4°, cuando el hijo extramatrimonial ha sido reconocido por uno sólo de sus progenitores.

Existen otros supuestos que se relacionan diametralmente con la cesación de la convivencia de los progenitores. El inciso 2° del artículo 264 del Código Civil establece que, si se trata de hijos matrimoniales y sus padres no conviven, la patria potestad será ejercida por aquél que ejerza legalmente la tenencia, sin perjuicio del derecho del otro a mantener una adecuada comunicación y supervisar su educación. Por su parte, el inciso 5° establece idéntica solución si se trata de hijos extramatrimoniales.

Nuestra legislación presume que cuando los progenitores dejan de convivir, ante las desavenencias conyugales, el ejercicio en común de la patria potestad no es el más conveniente, debido a que las constantes disidencias entre los progenitores podrían obstaculizar en los hechos el ejercicio de la autoridad parental retardando la toma de decisiones respecto del menor, lo cual, obviamente, lo perjudicaría.[6]

IV- a) Tenencia unilateral

La tenencia del niño, entendida como el elemento material de la guarda que implica la convivencia efectiva, apareja el ejercicio de la patria potestad. En función de ello, el discernimiento respecto a cual de los dos progenitores corresponde la tenencia resulta fundamental en este punto. Azpiri señala que en muchos casos los progenitores no tienen en cuenta que la decisión respecto a la tenencia implica una modificación del ejercicio de la patria potestad.[7] A continuación, se distinguirá la amplitud de derechos y obligaciones que atañe a cada uno de los progenitores.

La decisión respecto a cual de los dos progenitores corresponderá la tenencia de los hijos puede derivar de un convenio entre las partes o, ante la falta de acuerdo, de una decisión judicial.

El artículo 206 del Código Civil se refiere a la tenencia judicial, estableciendo que los menores de cinco años estarán a cargo de la madre, salvo causas graves que afecten su interés. Los mayores de esa edad, a falta de acuerdo de los cónyuges, quedarán a cargo de aquel a quien el juez considere más idóneo.

Cuando los cónyuges deciden separarse o divorciarse por presentación conjunta (arts. 205 y 215 CC) la demanda puede contener acuerdos sobre tenencia y régimen de visitas de los hijos. En estos casos el juez podrá objetar una o más estipulaciones del mismo, si afectaren el bienestar de los menores (art. 236 CC).

En primer lugar, la tenencia unilateral entraña la cesación de la presunción de conformidad establecida en el inciso 1° del artículo 264 del Código Civil.

El progenitor que detente la tenencia, conserva la guarda del niño. Ello significa que además tiene el deber de vigilancia, será responsable frente a terceros por los hechos ilícitos que cometa el niño, dispone del deber de corrección y puede exigir el deber de colaboración. Asimismo, tendrá a su cargo la representacin judicial y extrajudicial del hijo.[8]

En cuanto al usufructo de los bienes del menor, se encuentra controvertido en doctrina a quien le corresponde, ya que el artículo 287 del Código Civil lo consagra a quien ejerza la autoridad del niño. Una postura entiende que ello refiere al ejercicio de la patria potestad,[9] la otra juzga que aún cuando los padres están separados, los hijos siguen estando `bajo la autoridad' de ambos y, consecuentemente, el usufructo será compartido.[10]

Continúa en cabeza de ambos progenitores el deber de asistencia moral y material como así también la necesidad de consentimiento expreso para la realización de los actos enumerados en el artículo 264 quater del Código Civil.

El progenitor no tenedor tiene derecho a una adecuada comunicación con el hijo y a la supervisión de la educación (art. 264 inc. 2° in fine CC).

Grosman sostiene que la labor de quien no tiene la tenencia de los hijos no es de mera supervisión, a la manera de un tercero ajeno a la relación que vigila si la tarea conferida se lleva a cabo adecuadamente, sino que conserva su rol parental y tiene derecho a tomar una posición activa que implica colaborar con el titular de la guarda en la función de educación, amparo y asistencia del menor.[11]

La adecuada comunicación se materializa a través del régimen de visitas, que también puede ser estipulado convencional o judicialmente. Obviamente, las visitas no implican que se lleven a cabo en el sentido estricto de la palabra, sino que lo que ocurre en la realidad es un verdadero desplazamiento de la guarda de quien detenta la tenencia hacia el progenitor no conviviente. Un claro ejemplo de ello lo configura el artículo 1114 del Código Civil, que responsabiliza frente a terceros al progenitor que se encuentre cuidando al niño al momento del acaecimiento del evento dañoso cometido por él. No puede entenderse de otra manera a un régimen de visitas amplio, por ejemplo, pasar todos los fines de semana junto al progenitor que no detenta la tenencia.

Además de ello, el progenitor que no detenta la tenencia tiene el derecho-deber de participar en la educación del niño. La ley le otorga la "...supervisión de la educación..." (art. 264 CC) pero el sentido correcto de ello debe buscarse entendiendo que toda iniciativa vinculada a la educación del menor, en especial las relativas a la educación formal, deben estar sujetas al consenso de ambos progenitores.[12]

Sin embargo, sí los progenitores no pueden ponerse de acuerdo respecto a alguna circunstancia, quien detente la tenencia tiene derecho de iniciativa, pudiendo por sí mismo ejercer el acto controvertido, restándole al otro la posibilidad de oponerse judicialmente.

Independientemente de ello, debe quedar claro que corresponde a ambos progenitores el deber de brindar a sus hijos, conforme su condición y fortuna, la educación no formal entendida en los términos ya expuestos, y sobre este tópico no debieran plantearse inconvenientes ya que ambos trasmitirán a sus hijos aquello que, de acuerdo a sus propias experiencias, será útil para formar la personalidad del niño.



V- Tenencia compartida

Desde hace aproximadamente veinte años, esta figura jurídica está apareciendo en los repertorios de doctrina y jurisprudencia a través de distintos comentarios y sentencias que la aplican.[13] Consiste en la posibilidad de que, aunque ambos progenitores hayan abandonado la convivencia, continúen ejerciendo la tenencia de sus hijos.

Grosman sostiene que la tenencia compartida no ha sido prevista por el legislador pero tampoco ha sido prohibida, de lo cual se deduce que los cónyuges están autorizados para efectuar tales acuerdos siempre que no perjudiquen al menor,[14] logrando que decrezca el estigma que significa pertenecer a una familia incompleta ya que se crea un esquema organizativo parecido a una familia intacta.

Con la tenencia compartida los dos progenitores están en igualdad de condiciones tanto respecto a la organización de su tiempo como a su vida personal y profesional. El vocablo `compartida' "...denota en una de sus acepciones "participar uno en alguna cosa", concepto que trasladado a la materia en estudio implica que las partes (padre y madre) se vinculen para participar en el cuidado y formación de los hijos..."[15]

Ha quedado dicho que el ejercicio de la patria potestad queda atado a la tenencia del niño, de ello se desprende, naturalmente, que cuando se dispone de una tenencia compartida ambos progenitores van a ejercer sobre el niño su autoridad parental.[16]

La tenencia compartida puede ser resuelta a través de un convenio entre los progenitores no convivientes, que si se presenta a homologación judicial puede ser rechazado en virtud de la rigidez de algunos órganos judiciales; o de una decisión judicial que en algunos casos puede resultar muy acertada, aún ante un relación muy conflictiva entre los padres.[17]

Ambos progenitores van a ejercer alternadamente la tenencia sobre sus hijos, sea por días, por semana o por cualquier otro período de tiempo que se establezca. Ambos podrán ejercer todos los derechos y deberes derivados de la patria potestad, y para que ello sea posible funcionará la presunción de que los actos realizados por uno de los progenitores gozan del consentimiento del otro, salvo oposición expresa (art. 264 inc. 1° CC).

Si los progenitores no logran ponerse de acuerdo respecto a alguna circunstancia, uno de los dos podrá recurrir al juez a los efectos de que determine "...lo más conveniente para el interés del menor..."[18]. La tenencia compartida siempre se impone, cómo cualquier otra decisión donde el estén afectados menores de edad, teniendo en cuenta principalmente el interés superior del niño (art. 3° Convención sobre los Derechos del Niño, art. 75 inc. 22° CN), por ello si los desacuerdos de los progenitores son reiterados, deberán buscarse alternativas a la modificación del régimen. Una de las alternativas la da la misma ley, ya que se podrá solicitar que el Juez distribuya las funciones que hacen a la autoridad parental entre los dos progenitores (art. 264 ter CC).



VI- CONVENIOS SOBRE Ejercicio compartido de la patria potestad

Azpiri considera que los acuerdos sobre la titularidad de la patria potestad son nulos de nulidad absoluta, mientras que resultan admisibles los relativos a su ejercicio, ya que se vinculan con la tenencia de los hijos. Implican la continuación de la situación vigente durante la convivencia, y el principio de no innovar es considerado fundamental para resguardar el interés superior del niño.[19]

El ejercicio compartido de la patria potestad es el principio general en nuestro derecho, siendo el ejercicio unilateral una solución que el legislador ha previsto ante la situación excepcional de que se produzca la cesación de convivencia de los progenitores. Por ello, si los padres deciden seguir haciéndose cargo juntos de las responsabilidades que implican la crianza de sus hijos, se deberían admitir este tipo de convenios. Se ha dicho que estos acuerdos "...permiten asumir con madurez las obligaciones emergentes de la calidad de padres, que no cesan por el hecho de la separación..."[20]

La Jurisprudencia ha dicho que "...Mantener el ejercicio compartido de la patria potestad significa sostener en la conciencia de los progenitores extramatrimoniales, la responsabilidad que sobre ambos pesa respecto del cuidado y la educación de los hijos, no obstante la falta de convivencia; y además, preserva el fin querido por la ley, de que no sea uno sino ambos padres quienes tomen las decisiones –expresa o tácitamente- atinentes a la vida y el patrimonio de los hijos..."[21]

Otro fallo, en el año 1995, resolvió que debía homologarse el acuerdo relativo al ejercicio de la patria potestad en el que los padres, no obstante su falta de convivencia, resuelven mantener el ejercicio compartido de la misma y, sin incidencias judiciales, acuerdan la tenencia y establecen un régimen de visitas libre y amplio a favor del otro progenitor, pues dicha circunstancia es beneficiosa para los hijos.[22]

En estos casos, ambos padres son responsables del cúmulo de deberes y derechos que implica la patria potestad. Independiente de quien detente la tenencia, que puede ser compartida o no[23], se aplicaría en toda su extensión el artículo 264 inciso 1° del Código Civil, en lo que respecta a la presunción de consentimiento de uno de los padres respecto a los actos que realiza el otro, salvo oposición expresa.



VII- CONCLUSION

Como se evidencia a lo largo del trabajo, las posturas clásicas respecto a la dualidad tenencia-régimen de visitas van lentamente perdiendo terreno. Hoy en día la responsabilidad compartida de los progenitores que han dejado de ser pareja parece, al menos, una alternativa de coparentalidad. También es mandato constitucional (art. 9 de la Convención sobre los Derechos del Niño, art. 75 inc. 22° de la Constitución Nacional).

Una psicóloga ha dicho que "...La primera generación de hombres divorciados en nuestro país en muchos caso desertó de su rol parental, ya que estaban desalentados por la falta de convivencia, eran inexpertos en la atención de los hijos sin la mediación de las esposas...", por lo que "...muchas mujeres lograron criar a sus niños en soledad absoluta, trabajando y siendo sostenes principales cuando no exclusivos de su hogar...". En razón de ello "...Los hombres, atónitos, vieron como el personaje de la pobre mujer abandonada con sus hijos se iba transformando en una figura activa, atractiva y que...en ocasiones instalaba a su nuevo compañero en el hogar...de modo que ellas parecían haberse quedado con todo...". Así fue como "...El padre biológico se vio de pronto en una situación de desventaja jamás antes experimentada...", por lo que "...en Buenos Aires se formaron asociaciones civiles destinadas a la defensa de los derechos de los padres no convivientes, en su mayoría hombres...Los padres allí reunidos expresan el dolor por la exclusión y reclaman la posibilidad de conservar y desarrollar su rol parental..." Concluye la autora que "...Los nuevos padres, entonces, reclaman criar...se muestran más dispuestos a atender a sus hijos que a aceptar la figura del otro, el actual compañero de sus ex esposas...Cualquier progenitor que quede en situación periférica con respecto a los hijos temerá, a veces con razón, ser desplazado en su afecto por la pareja amorosa de aquel que convive con ellos..."[24]

Por ello, es necesario bregar porque la responsabilidad parental compartida después del cese de la convivencia sea el principio general. Así, sólo ante la inconveniencia de aplicar este principio en el caso concreto, inconveniencia que deberá ser demostrada, podría plantearse una opción distinta: la tenencia unilateral con los alcances ya vistos. Si bien es cierto que el cambio debería provenir de una reforma legislativa al artículo 264 del Código Civil, nada obsta a seguir recorriendo el camino que varios fallos vienen andado desde hace tiempo.







--------------------------------------------------------------------------------

[1] Bossert, Gustavo-Zannoni, Eduardo; "Manual de Derecho de Familia", Ed. Astrea, Buenos Aires 1991, p. 524. En el mismo sentido Belluscio, Augusto Cesár ; "Manual de Derecho de Familia", Ed. Depalma, 6° Edición, Bs. As. 1996, T° II p. 299.

[2] Belluscio, Augusto Cesár; "Manual..." op. cit., p. 303.

[3] Belluscio, Augusto Cesár; "Manual..." op. cit., p. 303.

[4] Belluscio, Augusto Cesár; "Manual..." op. cit., p. 310.

[5] Belluscio, Augusto Cesár; "Manual..." op. cit., p. 335.

[6] Chechile Ana María, "Patria potestad y tenencia compartidas luego de la separación de los padres: desigualdades entre la familia intacta y el hogar monoparental", JA 2002 III, p. 1313.

[7] Azpiri, Jorge Osvaldo; "El orden público y la autonomía de la voluntad en la patria potestad", Revista de Derecho de Familia Nº 15, Ed. Abeledo Perrot, Buenos Aires 1999, p. 93.

[8] Fleitas Ortiz de Rozas, Abel; "El ejercicio de la patria potestad en caso de separación", LL 1997 A, p. 130.

[9] Bossert, Gustavo-Zannoni, Eduardo; "Manual...", op. cit., p. 557; Belluscio, Augusto; "Manual ...", op. cit., p. 338.

[10] Fleitas Ortiz de Rozas, Abel; "El ejercicio...", op. cit., p. 130.

[11] Grosman, Cecilia P., "La tenencia compartida después del divorcio. Nuevas tendencias en la materia", en LL 1984 B, p. 813.

[12] Fleitas Ortiz de Rozas, Abel; "El ejercicio...", op. cit., p. 130.

[13] CNCiv. Sala F, 23/10/1987, LL 1989 A p. 94; ST Tierra del Fuego, 8/10/1998, LL 1998 F p. 569; CNCiv. Sala J, 24/11/1998, JA 1999 IV, p. 603; CNCiv. Sala F, 14/02/02, JA 2002-II-fascculo Nº 2; CNCiv. Sala H, 28/04/2003, sent. 357.127 publicada en www.eldial.com.ar, TF N° 1 La Plata, 23/12/2003, sent. 3143/03, inédita; entre otras.

[14] Grosman, Cecilia P., "La tenencia compartida...", op. cit., p. 806.

[15] Arianna, Carlos; "Régimen de visitas", Revista de Derecho de Familia N° 2, Ed. Abeledo Perrot, Buenos Aires, p. 124.

[16] Mizrahi, Mauricio; "Familia, matrimonio y divorcio", ed. Astrea, Bs. As. 1998, p. 420.

[17] TF N° 1 La Plata, 23/12/2003, sent. 3143/03, inédita

[18] Artículo 264 ter del Código Civil.

[19] Azpiri Jorge O.; "El orden público...", op. cit. p. 94.

[20] Chechile, Ana María "Patria potestad y...", op. cit. p.1314.

[21] CNCiv. Sala F, 23/10/87, LL 1989 A p. 94.

[22] CNCiv. Sala D 21/11/1995, LL 1996 D p. 678.

[23] Azpiri sostiene que los padres podrán establecer válidamente que el ejercicio de la patria potestad continúe desarrollándose tal como ocurría durante la convivencia, aunque la tenencia sea atribuida a uno solo de ellos (Azpiri, Jorge; "El orden público..." op. cit., p. 94.)

[24] Meler, Irene; "Parentalidad" en Género y Familia, Ed. Paidós, Buenos Aires 1998, p. 110 y ss.


__._,_.___
Publicado por: mbermudez
Visto: 1307 veces

"LA TENENCIA COMPARTIDA"
AUTORA: ALESSIO, MARIA FRANCA

MATERIA JURÍDICA: DERECHO DE FAMILIA. PATRIA POTESTAD.-

Fuente: Apadeshi

SUMARIO:

I) INTRODUCCION.- 2

II) LA TENENCIA EN EL ORDENAMIENTO JURIDICO. 4

III) LA TENENCIA COMPARTIDA Y LA DOCTRINA FAVORABLE.- 8

IV) LA TENENCIA COMPARTIDA EN LA JURISPRUDENCIA.- 13

V) LA TENENCIA COMPARTIDA EN LA DECLARACIÓN DE LANGEDAC 14

VI) CONCLUSIÓN.- 15



PALABRAS CLAVES: MENORES DE EDAD. HIJOS. PATRIA POTESTAD. TENENCIA.

Mayo de 2005.-




I) INTRODUCCION.-
La tenencia compartida plantea un nuevo modelo de tenencia de los hijos de parejas separadas o divorciadas, así como su inserción en el orden jurídico. Es una propuesta del ejercicio de la autoridad parental, en la que ambos padres ejercen sus derechos y deberes sobre sus hijos basados en el interés superior del menor y en la igualdad entre hombres y mujeres.

La justificación para el estudio profundo de este tema se encuentra en la misma realidad social y judicial.-

La continuidad de la convivencia del menor con ambos padres, es indispensable para el desarrollo emocional saludable del mismo. Por eso, no puede dejar de cuestionarse las formas desactualizadas de solución a este problema, como es la tenencia unilateral, que se otorga en nuestro país por considerarse la mas adecuada al interés del niño.-

La noción de tenencia compartida surgió como una consecuencia del desequilibrio de los derechos parentales en una cultura que desplaza al menor como centro de su interés, dentro del contexto de una sociedad de tendencias igualitarias. La nítida preferencia reconocida a la madre para la tenencia, ya venia siendo criticada como abusiva y contraria a la igualdad entre los géneros.-

La tenencia compartida, busca reorganizar las relaciones entre padres e hijos dentro de la familia desunida, disminuyendo los traumas consecuentes del alejamiento de uno de los padres. La relaciones parentales abarcan todo el ejercicio de la autoridad parental, incluyendo la tenencia, la educación, la asistencia, la representacin, la vigilancia y la fiscalización; atributos controlados por el Estado para la protección integral de los menores.-

Mientras la familia permanece unida, el menor disfruta de los dos progenitores. La ruptura crea una nueva estructura y la responsabilidad parental se concentra en apenas uno de los padres, quedando el otro reducido a un papel secundario.- En la realidad social, surgen cada vez mas conflictos que involucran las relaciones entre padres e hijos, sin embargo, son escasas las normas legales en relación a esto. Le cabe, mientras tanto, a la doctrina y a la jurisprudencia establecer soluciones que privilegien los lazos familiares, en acuerdo con el texto constitucional, privilegiando el interés superior del niño.-

Pero la definición y el estudio específico del tema, es de suma importancia para que los jueces puedan orientarse y tomar decisiones, respetando ese interés superior.-

El problema a resolver abarca dos aspectos: 1.-Que los hijos tengan la posibilidad de tener a los padres con las mismas responsabilidades que tenían antes de divorciarse o separarse, puesto que si eran idóneos juntos para ejercerla conjuntamente , también se les debe reconocer esa idoneidad, cuando se separan por la causa que sea, sin perder de vista, que los hijos son las victimas del conflicto y no los generadores.-2.-Que los padres puedan continuar cumpliendo su rol plenamente, sin contaminar la relación paterno-filial con los conflictos derivados del fracaso matrimonial del cual son los únicos responsables.- Así como compartieron la patria potestad estando juntos, se debe buscar la posibilidad de que compartan el ejercicio de la tenencia estando separados, siempre que no perjudique el interés superior del niño.

El objetivo es entonces, posibilitar un cambio y reestructuracin de las relaciones familiares preservando la paterno-filial. Surge la necesidad de humanizar el procedimiento, devolviendo a los miembros de la familia en conflicto la responsabilidad, la dignidad y la importancia de la familia como autogobernarte, como protagonista y ejecutora de sus propias decisiones[1].



II) LA TENENCIA EN EL ORDENAMIENTO JURIDICO.
La tenencia se encuentra regulada en el Capitulo X "De los efectos de la separación personal" en el art. 206 el Código Civil , que dice: " Separados por sentencia firme, cada uno de los cónyuges podrá fijar libremente su domicilio o residencia. Si tuviesen hijos de ambos a su cargo se aplicarán las disposiciones relativas al régimen de patria potestad. Los hijos menores de 5 años quedaran a cargo de la madre, salvo causas graves que afecten el interés del menor. Los mayores de esa edad a falta de acuerdo de los cónyuges quedarán a cargo de aquel a quien el juez considere mas idóneo. Los progenitores continuarán sujetos a todas las cargas y obligaciones respecto de sus hijos"

Se vuelve a regular sobre ella, en el Titulo III " De la patria potestad", en el art. 264 inc. 2 que reza:" La patria potestad es conjunto de deberes y derechos que corresponden a los padres sobre las personas y los bienes de los hijos, para su protección y formación integral, desde la concepción de éstos y mientras sean menores de edad y no se hayan emancipado: Su ejercicio corresponde: 1º..............2º.-En caso de separación de hecho, separación personal, divorcio vincular o nulidad de matrimonio al padre o madre que ejerza legalmente la tenencia, sin perjuicio del derecho del otro de tener adecuada comunicación con el hijo y de supervisar su educación."

La ley prevé la tenencia de los hijos en cabeza de uno solo de los padres, prevalece el principio de la tenencia única, que lleva a sostener que lo natural para un menor es convivir con ambos progenitores[2], pero cuando éstos se separan o divorcian, el niño necesariamente debe vivir con uno, ya sea mediante el acuerdo de los padres que se homologa judicialmente conforme el art.236 inc.1 o por decisión judicial, a falta de acuerdo.- Es dable poner de relieve que art.264 del Código Civil comienza poniendo en cabeza de "ambos padres", la patria potestad "como conjunto de deberes y derechos que corresponden a aquellos padres sobre las personas y bienes de sus hijos".Ello implica, un juicio de valor respecto de la titularidad y del ejercicio a favor de ambos padres. Si esa protección y formación integral de los hijos desde la concepción de éstos y mientras sean menores de edad y no se hayan emancipado, es el objetivo buscado por la ley, el mismo se puede concretar a través de distintos medios, algunos más adecuados que otros.

Puede observarse, que en todos los preceptos señalados con relación a la tenencia se fuerza a una elección entre el padre y la madre, opción que pueden realizar los propios interesados o en su defecto el tribunal a base de ciertos principios rectores que han sido construidos, teniendo en cuenta el prevalente interés del hijo[3].-

En el Código Civil la tenencia uniparental del art.264 inc.2, tiene como propósito someter al hijo a una "unidad de criterio" en cuanto a su formación, educación y estabilidad. Criterio aplicado permanentemente, que no siempre logra el propósito. La experiencia demuestra que el padre que no tiene la tenencia se halla menos dispuesto al contacto con sus hijos al transcurrir el tiempo, y que la falta se cotidianeidad en la convivencia y de responsabilidad en el cuidado del hijo, determinan que ese padre empiece escatimando hasta disminuir por completo el cumplimiento de sus obligaciones parentales. Como correlato, el hijo pierde de alguna manera al padre en su rol proteccionista, vislumbra el abandono material y espiritual sobre todo cuando se forman nuevas familias. Y esa comunicación que la ley desea defender en su normativa legal se disminuye ante las variaciones insospechadas que suele tener la realidad en sus nuevos matices[4].

La legislación no contempla otras formas de ejercer la tenencia, lo que lleva a buscar a la doctrina y alguna jurisprudencia la manera de instalar el tema de la tenencia compartida a través de sus artículos, comentarios y alguna sentencia aislada, pero no se logra que legislativamente se reconozca dicha posibilidad hasta el momento, y que la jurisprudencia mayoritariamente no la vea con disfavor.-

Sin embargo, si se considera que los preceptos del Código Civil son una barrera infranqueable para otorgar otro modo de tenencia, nuestra Constitución Nacional ha consagrado en la cúspide de la pirámide los convenios y tratados internacionales al considerarlos integrantes de la ley fundamental, como lo consagra en el art.75 inc.22, entre ellos la Convención de los Derechos del Niño, la cual presta atención primordial el interés superior del niño y esto sólo bastaría para superar la falta de legislación interna en la materia[5].

El 22 de abril de 2004, fue elevada ante el Presidente de la H. Cámara de Diputados de la Nación una nota bajo el nº de expediente 147D-2002, solicitando se le de estado parlamentario a un Proyecto de Ley para incorporar y modificar los arts. 206, 207 inc.2, 264 inc.2, inc.5, 275 del Código Civil.- El texto del Proyecto cuya autora es la Diputada Nacional Margarita Sotlbizer, en los artículos pertinentes dice:

Art.1º: Incorporase al art.206 del Código Civil, el siguiente y último párrafo:

" De oficio o a pedido de parte, el Juez podrá otorgar la tenencia compartida de los hijos a ambos progenitores, teniendo siempre en consideración el superior interés del niño y el mantenimiento de una relación regular y equilibrada con ambos padres".-



Art.2º:Modificase el inc.2 del art.207 del Código Civil que quedará redactado del siguiente modo:

"2. La dedicación que el cónyuge inocente hubiere prestado al cuidado y educación de los hijos".-



Art.3º:Modificase el inc.2 del art. 264 del Código Civil que quedará redactado del siguiente modo:

"2.En los casos de separación de hecho, separación personal, divorcio vincular o nulidad de matrimonio, al padre y a la madre conjuntamente, sin perjuicio de los deberes y derechos que corresponda a alguno de ellos en particular como consecuencia del ejercicio efectivo de la guarda o tenencia, cuando esta no fuere compartida".-



Art.4º:Modificase el inc.5 del art.264 del Código Civil que quedará redactado del siguiente modo:

"5.En los casos de hijos extramatrimoniales reconocidos por ambos padres, al padre y a la madre, con observancia de lo dispuesto en el inc.2".-

Todo esto, nos hace pensar que la tenencia de los hijos no debe ser prioridad de uno de los cónyuges, sino un derecho de los dos- un derecho sobre todo el hijo- y debe ser ejercido por los dos. Razón por la cual, considero que debe propiciarse un debate legislativo sobre el tema para adaptarse a los tiempos que corren, puesto que los padres han asumido su instinto paternal en la mayoría de los casos y sería bueno para los hijos que los mismos puedan ejercerlo cotidianamente, y no solo cuando el régimen de visita se los permite, aunque sea amplio. Si bien la tenencia compartida no es la panacea en todas las situaciones, en los casos que es posible, permitiría a los hijos demostrarles que el nuevo estado de familia no significa ningún cambio para ellos, puesto que todo debe seguir igual. Que se lo considera un sujeto de derechos y que sus padres siguen siéndolo aún después del divorcio, con todos los derechos y obligaciones, evitándole al niño la angustia que le causa las disputas de sus padres, con la consiguiente incertidumbre sobre el presente y su futuro.



III) LA TENENCIA COMPARTIDA Y LA DOCTRINA FAVORABLE.-
Frente a la posición que sostenía que la tenencia debía ser otorgada unilateralmente, ante la situación de divorcio o separación, criterio aceptado por la doctrina y jurisprudencia nacional mayoritaria, aparece otra corriente que cuestiona este principio, y mas allá del dogmatismo surge como una necesidad de los distintos involucrados, a partir de los aportes de las distintas disciplinas como la sicología y la sociología.

El deseo de compartir ambos padres- aún siendo no convivientes-lo relativo a la educación y crianza de los hijos, y el de éstos últimos, de tener un adecuado vínculo con los progenitores, motivó que en los hechos apareciera esta nueva forma de tenencia[6].

Se la define como aquella que: "consiste en reconocer a ambos padres el derecho a tomar decisiones y distribuir equitativamente, según sus distintas funciones, sus recursos, posibilidades y características personales, responsabilidades y deberes"[7]. Se trata del cuidado de los hijos concedido a los padres que se comprometen a ello, con respeto e igualdad. En la misma, uno de los padres puede detentar la tenencia material o física del hijo, pero el que no detenta la tenencia física, participa de manera efectiva en ella, capaz de decidir directamente en la educación, religión, cuidados de salud, recreación y estudios, es decir participan activamente de la vida del hijo en pos de su bienestar. Evita la sobrecarga a uno solo de los padres, eliminando ansiedades, estrés y el deterioro de las relaciones coparentales.-

Si hay acuerdo entre los padres, son ellos los que están en condiciones de establecer cual es el mejor interés del hijo, basados en su autonomía personal (art.19 C.N.) para concretar juntos el proyecto de vida pensado para su hijo menor.

Las forma de llegar a este tipo de tenencia son:

a) Por decisión judicial, sin que los padres lo hayan requerido,

b) Por petición de uno solo de los padres;

c) Por acuerdo de ambos;

d) Cuando es la forma que la ley establece para la tenencia de los hijos[8].

La figura de la tenencia compartida puede aparecer como una respuesta a una realidad sociológica del grupo familiar de nuestro tiempo, Así como se han modificado las funciones y roles de la familia dentro del matrimonio, ésta también seguramente ha sufrido los mismos cambios cuando el vínculo conyugal está disuelto. Las funciones de cuidado de los hijos ya no sólo están a cargo de la mujer, sino de ambos progenitores, dado que la mujer ahora también aporta al hogar con su trabajo fuera del él.-

Se puede encontrar es este sistema una forma de promover la coparentabilidad. Es un camino mucho mas difícil de seguir, la responsabilidad es compartida en lo emocional y físicamente. Los dos deberán atender a sus necesidades primarias, ser un "pap" con algo de "mam".Sobretodo si el hijo es muy pequeño. Pero no hay que desmerecer al hombre, que también "puede", cuando el amor por su hijo lo impulsa[9]. Pese a la separación, intentan mantener un funcionamiento que garantice a los vástagos una socialización construida sobre la base de las dos figuras parentales. La asunción compartida de algunos derechos-deberes originados en el vínculo paterno-filial o efectuar una división pormenorizada de actividades a cargo de uno y otro de los progenitores[10].-

El proyecto de compartir las responsabilidades paternas sobre el hijos, es mucho mas que la elección del lugar de residencia, puesto que la reconocida necesidad de estabilidad de un menor, debe ser definida más en términos relacionales que en términos geográficos y temporales.

Esta tenencia tiene ventajas y desventajas para los padres y para los hijos.-

La ventajas para los padres son: que ambos son guardadores, calificación en la aptitud, equiparación en el tiempo libre, comparten gastos de manutención y hay mayor cooperación.-La desventajas son: mayores costos; permanencia en el mismo lugar o ciudad; constante adaptación y necesidad de un empleo flexible. Con respecto a los hijos, las ventajas se traducen en: convivencia igualitaria con sus padres; inclusión en el nuevo grupo familiar de cada padre; no hay padres periféricos; mayor comunicación; menos problemas de lealtades y buen modelo de roles parentales.- En cuanto a las desventajas se refieren a: adaptación a dos casa y problemas prácticos y logísticos[11].-

La doctrina favorable a esta tenencia compartida es analizada por distintos autores, entre ellos, la Dra. Cecilia Grosman cuando desarrolla el tema sosteniendo: que ante la falta de prohibición legal es facultativo para los cónyuges efectuar acuerdos de este tipo, siempre y cuando no fueren perjudiciales para el menor[12].- En igual sentido, el Dr. Carlos Arianna expresa: "...los acuerdos de esta naturaleza inhiben en los hijos la angustia producida por el sentimiento de pérdida del padre que no tiene la custodia, también los ex cónyuges obtienen ventajas del sistema..."ya que"...aligera las sobrecargas de responsabilidades que aflige comúnmente al cónyuge que detenta la guarda..."[13].- El Prof. Enrique Díaz de Guijarro se pronuncia por una permanente y efectiva relación de los hijos con ambos progenitores después del divorcio o separación, y que ambos participen de la organización y vigilancia de los hijos. Que no se debe modificar ninguno de los derechos y obligaciones de la patria potestad, y que la tenencia no constituye un restricción a la co-educación y a la compañía del otro progenitor, por ser la esencia única y común de la filiación[14]. Hace también referencia al tema el Dr. Carlos Vidal Taquini, en su comentario al art.206 cuando dice que :la salud física, moral y espiritual de los menores es el aspecto primario por el cual se debe velar y, en tanto no se vea afectado, también se debe considerar como principio no absoluto el de la tenencia única, por más que esta sea la mas deseable, aceptándose la tenencia compartida o la alternada, una de sus formas, en la medida que no sea perjudicial para la estabilidad del hijo, admitiéndose que los padres puedan formular acuerdos en tal sentido, en tanto éstos no utilicen el sistema para un hostigamiento recíproco[15]. La Dra. Adriana Wagmaister dice que la tenencia compartida, es hacerse cargo conjuntamente con independencia del tiempo en que vive con cada uno, y que la tenencia y la guarda son lo mismo, pues se trata de la custodia física del menor cuando no convive.

En las Jornadas Nacionales de Derecho Civil, realizadas en Bs.As., el 25 y 26 de septiembre de 2003, en la Comisión nº 5 sobre el tema : "La autonomía de la voluntad en las relaciones entre padres e hijos" se resolvió puntualmente sobre este tema:1.-"Los acuerdos de tenencia compartida no violan en orden público, sin perjuicio del control judicial en cada caso concreto relativo al respeto de los derechos constitucionales de las partes involucradas. La función estatal a través del órgano jurisdiccional debe limitarse a controlar que el interés del menor de edad sea el que prive en dichos acuerdos". Mayoría (40 votos)

2.-" Resulta imperativo el pleno reconocimiento del hijo como individuo autónomo que, más allá del conflicto de sus padres, tiene derecho a acceder, a ejercitar y a obtener la ayuda y colaboración para preservar el vínculo con ambos." Mayoría (40 votos)

3.-"Se incorpore expresamente a la legislación la figura de la tenencia compartida". Mayoría (33 votos)



Coincido con la doctrina favorable a la tenencia compartida, en virtud de ser una modalidad que beneficia en primer lugar, a los hijos, pues la interacción permanente con sus padres contribuye a su formación espiritual y material, descubriendo que cada uno de ellos tienen su código el que implica la existencia de hábitos, prohibiciones, tolerancias, etc., para poder madurar y crecer en relación a los otros.-En segundo lugar, a los padres, demostrarles a su hijos que son capaces y responsables de mantener un contacto pacífico, para continuar juntos la formación y educación del mismo, en el respeto como ejemplo de adultez.- Y en tercer lugar, a los jueces, porque dictarán resoluciones mas ajustadas a la realidad y acorde con las necesidades de los niños y sus padres, en mira del interés superior de niño, el único norte que debe guiarlos, en todos los conflictos de tenencia.-



IV) LA TENENCIA COMPARTIDA EN LA JURISPRUDENCIA.-
En principio, la jurisprudencia juzgó negativo el deseo del padre de gozar de la tenencia compartida, aplicando sólo la regla de la tenencia unilateral, regulada por la ley, mediante la homologación de los acuerdos presentados por los esposos o por decisión de los jueces.-

En la actualidad, la situación de tenencia compartida no es la más frecuente y fallos sobre el particular no abundan. Sin embargo, se pueden recoger una jurisprudencia vacilante, que en los últimos tiempos parece orientarse a homologar acuerdos de progenitores que satisfaciendo el interés filial, resuelve la tenencia compartida[16].

La jurisprudencia ha elaborado en el transcurso del tiempo, pautas para la atribución de la tenencia que tienden a preservar el interés superior del niño y se resumen en los siguientes ítems:1.-El mantenimiento del lugar físico, la situación existente, el barrio y la escuela.-2.-La improcedencia de innovar sobre estados de hecho consolidados, salvo poderosas razones que así lo aconsejen.-3.-La preservación de la convivencia con los hermanos para no distorsionar el grupo familiar.-4.-Las incidencias de factores económicos.-5.-La edad, condiciones de vida materiales y espirituales de los progenitores. Todas deben ser analizadas y valoradas por el juez, sin perder de vista el interés superior del niño, buscando el justo equilibrio.-6.-La opinión del niño, es un deber para el juez oírlo, cuando la edad lo permita, por ser la persona sobre cuya existencia va a tomar decisiones trascendentales.-Para valorar esa opinión debe tenerse en cuenta la edad, su madurez emotiva, la autenticidad de sus conceptos, etc.-

Algunos de los fallos que han resuelto favorablemente sobre tenencia compartida:

-Causa nº:49.690.-CNac. Civ.,Sala J, noviembre 24-1998-P.,F. E. y P.,E.N. s/ divorcio art.215-Proceso Especial. "Patria Potestad: Tenencia compartida: procedencia; fundamento; interés de los menores".ED-185-103.-

-Causa nº:98.213.-ST Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, octubre 8-997-B.A. c.T.,M.H. LL-1998-F-569.-

-Causa nº:42.616-C.Apel.Civ. y Com. de Azul, Sala II, junio 4-2001-T.,C.A. c/M.,J.R. s/Incidente tenencia y régimen de visitas".- L.L.Buenos Aires 2001:pág.1429.



V) LA TENENCIA COMPARTIDA EN LA DECLARACIÓN DE LANGEDAC
En 1999 se celebró en Langedac (Francia) la Conferencia Internacional sobre la Igualdad Parental, en la que los delegados de todos los países mostraron su acuerdo unánime en que la tuición o custodia compartida representa los mejores intereses de los niños, los padres y la sociedad en general. Asimismo, se consideró que la promoción de la tuición o custodia compartida, tanto dentro de las familias casadas como en las familias separadas, constituía una prioridad que debería contar con el apoyo de las instituciones gubernamentales de cada país. Los informes sobre la situación en cada país, presentados por los delegados asistentes a la Conferencia, permitirán al recién formado Comité Internacional sobre la Tuición Compartida identificar las "mejores prácticas" para la promoción de la tuición o custodia compartida y hacer recomendaciones a las autoridades estatales de los distintos países. En la Conferencia se decidió suscribir un documento en que es establecen los principios básicos de la tuición o custodia compartida, conocido como "Declaración de Langedac".

Principios
1. Se le debe otorgar tanto a los padres y como a las madres el mismo status en relación a la crianza de sus hijos. Consecuentemente, deben tener también igualdad de responsabilidades y de derechos.



2. Cuando los padres no puedan llegar a un acuerdo en relación al tiempo de convivencia con los hijos luego de la separación, los niños deberán gozar de igual tiempo de convivencia con ambos.



3. La paternidad y la maternidad pueden basarse solamente en la calidad de las relaciones padres-hijos y no en la calidad de las relaciones que mantienen los cónyuges separados entre sí. Los niños tienen el derecho de tener un vínculo con ambos padres y viceversa.



VI) CONCLUSIÓN.-
Teniendo en cuenta que en materia de tenencia no es posible manejarse con criterios generalizados, razón por la cual la conveniencia y eficacia de un régimen de tenencia dependerá de la particularidad de cada familia y de cada caso en especial.- Expuesto el tema en los distintos puntos, las conclusiones son las siguientes:

a) El principio de ejercicio unilateral de la patria potestad en el caso de padres no convivientes del art. 264 inc.2, se refiere a los que no han podido evitar las diferencias respecto del cuidado de los hijos. Por consiguiente, resulta injusto para los padres que no resignan su obligación compartida.-

b) Debe estimularse la participación activa de los padres, para que los hijos pueden entablar luego de la separación o divorcio lazos paterno-filiales más seguros.-

c) Que los padres puedan realizar acuerdos sobre tenencia compartida y que sean aceptados por los jueces, respetándoles la autonomía personal, siempre que no perjudique a los hijos.-Todo ello, con la previa evaluación de el Equipo Técnico Interdisciplinario.-

d) Que las desventajas que pueda tener esta modalidad de tenencia puedan ser superadas con la cooperación de los padres, en tanto dejen de lado sus conflictos personales pos divorcio o separación, en mira del bienestar de sus hijos.-





--------------------------------------------------------------------------------

[1] WAGMAISTER, Adriana M. ,.: "La coparentalidad en el divorcio".-Derecho de Familia. Libro homenaje a la Dra. Josefa Méndez Costa, pág. 197. Ed. Rubinzal Culzoni 1990.-

[2] VIDAL TAQUINI, Carlos , "Matrimonio Civil. Ley 23.515" , Pág.432.Ed. Astrea.-

[3] GROSMAN, Cecilia,"La tenencia compartida después del divorcio. Nuevas tendencias en la materia". L.L.,1984-B-pág.807.-

[4] YARKE, Maria el Carmen,"Un derecho del menor: la tenencia compartida" , L.L., 1993-A-pág.1039.-

[5] CNCiv.,sala J, noviembre 24-1998.-"P.F.E. y P.E.N s/ divorcio art.215.Proceso Especial", E.D.185-110.-

[6] OPPENHEIM, Ricardo y SZYLOWICKI, Susana, "Partir o compartir la tenencia" ¿Es posible compartir la tenencia de los hijos en caso de divorcio?. Revista de Derecho de Familia nº 5, pág. 76. Ed.Abeledo-Perrot, Bs.As..1991.-

[7] SCHNEIDER, Mariel V, "Un fallo sobre tenencia compartida",L.L.Bs.As.-2001, pág.1446.-

[8] OPPENHEIM, Ricardo y SZYLOWICKI, Susana, Ob.cit., pág.77.-

[9] YARKE, Maria del Carmen, Ob.cit.,pág.1042.-

[10] GROSMAN, Cecilia, Ob.cit.pág.807.-

[11] OPPENHEIM, Ricardo y SZYLOWICKI, Susana, Ob.cit.pág.78.-

[12] GROSMAN, Cecilia ,"El proceso de divorcio. Derecho y realidad",Abaco, Bs.As., 1985.-

[13] ARIANNA, Carlos," Régimen de visitas", Revista de Derecho de Familia Nº 2, pág.122, Ed.Abeledo Perrot,Bs.As., 1989.-

[14]DIAZ de GUIJARRO, Enrique, "La patria potestad compartida. Principios y consecuencias",J. A.,29/6/83.-

[15] VIDAL TAQUINI, Carlos, Ob.cit., pág.432.-

[16] GREGORINI CLUSELLAS, Eduardo, "El interés de los hijos como valor superior en los acuerdos sobre tenencia y patria potestad", L.L.1997-E, pág.427.-

Publicado por: mbermudez
Visto: 6774 veces

Divorce still damaging to children despite being more acceptable

By James Kirkup, Political Correspondent
http://www.telegraph.co.uk/news/uknews/2269144/Divorce-still-damaging-to-children-despite-being-more-acceptable.html

Divorce remains equally damaging to a child's prospects in life despite having become more common and more socially acceptable, researchers say.
A study run over several decades has shown that children whose parents split up are more likely to end up without qualifications, claiming benefits and suffering depression.

The National Child Development Study has tracked around 17,000 people born in Britain during one week in 1958 over the course of their lives.

As those people approach their 50th birthdays, researchers have compared their lives with those of other sample groups born in earlier and later years.

The lengthy study has confirmed that children born in 1958 were much less likely to experience parental divorce than children today.

Family break-up was subject to much greater social stigma at the time, something that was sometimes thought to contribute to the problems experienced by the children of divorced parents.

Yet the study's data suggest that greater social acceptance of divorce has not reduced its impact on children.

"It might be expected that as divorce has become more commonplace, its effects might have reduced," the researchers write. "Yet a comparison with children born in 1970 shows that this is not the case."

Comparing the outcomes of people born in 1958 and those born in 1970 when they reached their early 30s, the researchers found that the children of divorced parents in both groups were equally likely to lack qualifications, be on benefits and suffer from depression.

"The estimates across cohorts are surprisingly similar in magnitude and not significantly different from one another," the NCDS team say.

Summarising the effects of divorce, the report says it "has repercussions that reverberate through childhood and into adulthood."

The report says: "Children from disrupted families tend to do less well in school and subsequent careers than their peers. They are also more likely to experience the break-up of their own partnerships."
Publicado por: mbermudez
Visto: 3766 veces

Understanding the family justice system

Presenting a distorted picture of the family justice system

Sir, The Family Justice Council is disappointed by the lack of understanding of the family justice system (times2, July 9, and letters, July 10). The distorted portrayal of the family justice system includes attacks on the integrity of thousands of specialist social care and medical professionals (who are working to protect children from abuse) as well as on expert lawyers.

Ms Cavendish accuses the family justice system of being a “secret state” where social workers and medical experts are unaccountable. One of the principal functions of the courts is to scrutinise the evidence provided by medical experts and social workers, which is subjected to rigorous testing by specialist legal practitioners; the judicial task is to evaluate that evidence. The courts do not shrink from exposing poor practice by social workers and questionable medical evidence.

The Family Justice Council supports greater transparency and accountability in the family courts, as detailed in its responses to the two public consultations published by the Government in 2006 and 2007. These responses were informed directly by the views of a panel of children and young people. They were clear that they did not want personal information, which could identify them in their communities and schools, placed in the public domain. The council recognises the vital importance of ensuring public confidence in the work of the family justice system. It supports judicially controlled access to the courts and has proposed reforms to guide the exercise of the judicial discretion.

The council supports publication of judgments in family cases, made appropriately anonymous, to improve public understanding of this vital work, and believes it is of the greatest importance for children to understand the reasons why the courts made the decisions they did.

The Family Justice Council is an independent interdisciplinary body responsible for advising Government on proposals to reform the family justice system. Its membership includes paediatric and mental health specialists, solicitors and barristers, judges, academics, the police, social workers, Cafcass and representatives for parents and children.

Stephen Cobb, QC


Paul Clark
Corporate Director Children’s Services, London Borough of Harrow
Family Justice Council

Paul Clark
Director Corporativo de Servicios de la Infancia, London Borough of Harrow
Consejo de Familia del Servicio de Justicia Británico

Publicado por: mbermudez
Visto: 3227 veces

Family justice is private - not secretive
Britain's most senior family judge replies to criticism that the courts are unfair to parentsMark Potter
In its leading article on Monday, The Times accused the family courts of operating in “a conspiracy of silence”, that allowed miscarriages of justice without the possibility of redress. This was supported by the first of a thought-provoking series of articles by Camilla Cavendish on the family justice system.

The system is far from perfect, and in her final article yesterday, Cavendish set out a ten-point plan for improving it, much of which I am in broad (but qualified) agreement with. However, the vision of a secretive system that removes children from families without good reason is an inaccurate and unfair reflection of the work of the family courts in England and Wales. The suggestion that there is a need to guard against any judges “on a crusade against parents” is a slur for which I have seen no supporting material in any of her articles.

The Children Act 1989 requires judges and magistrates to regard the welfare of the child as paramount. While they bear in mind that the welfare of the child is best promoted wherever possible by keeping the family intact, cases brought before them are, by definition, those in which there are serious concerns that harm has occurred or is likely to occur to the child if left in his or her present circumstances. Many cases involve parents with learning difficulties, drink or drug problems and very vulnerable children.

The leading article ended by stating that The Times would not be part of what has become in effect a conspiracy of silence against children “who have no voice”.

In truth, children have a voice in the guardian and lawyer expressly charged with representing their interests, and the parents, too, have the benefit of legal aid representation. (The increasing threat to the availability of this is a matter of high judicial concern.)

As Cavendish recounted, miscarriages of justice can occur, but where they do, judges will not hesitate to publish their judgments (granting the child anonymity), as does the Court of Appeal.

The leading article's main criticisms of the judicial process relate to the “secrecy” of proceedings and the fact that a lower standard of proof is required than in the criminal courts. The “secrecy” is, of course, the “privacy” that the law accords to the conduct of proceedings and the documents filed in them. If change is necessary, the solution lies in the hands of government which, over the past 18 months, has consulted widely on this problem.

Whatever the views of the media (or judiciary), the vast majority of parents and children in care cases want privacy, rather than the “washing of dirty linen” and the exploring of deeply emotional and personal issues in public.

These considerations, and in particular the views of children old enough to give their opinion, have so far persuaded the Government that a better balance would be struck by publicising the judgments in all final hearings that result in the removal of children from their parents, with the parties remaining anonymous to protect the identity of the child.

Senior judges have welcomed this suggestion. Not only would it enable the court's reasoning to be understood; it is likely to justify decisions in the eyes of the wider public. It will certainly ease the frustration felt by many judges that they cannot respond to criticism in the media based on one-sided accounts by aggrieved parents.

It is true that in criminal cases where a parent is charged with harming a child, the burden of proof for conviction is “beyond all reasonable doubt”, whereas in family proceedings the civil burden is less strict (“the balance of probabilities”).

In such cases, while parents may feel that they are in the position of the accused, the nature of the inquiry is very different. Family courts have to base most of their decisions on alleged events and patterns of behaviour within families that have extended over months or years; and their decisions have to focus on harm or the risk of harm to the child whose welfare is the centre of the inquiry and governs its outcome.

Here judges operate in a minefield of complexity and emotion in which they must take into account the evidence not only of professionals, (whether social workers or medical experts), but of family members and, when old enough, the children themselves. Judges adopt a critical approach to the professional evidence or that of anyone advocating the removal of the child from the family, but in the end they are obliged to take a decision based on the child's interests.

Miscarriages of justice are a matter of deep concern to everyone, not least the judiciary. However, the idea that such cases would have been avoided by the presence of the press when the evidence was given is highly questionable. By what criterion would a reporter be more likely to spot faults or insufficiencies in the evidence undetected by the guardian, the advocates or the judge? I do, however, emphasise that the publicising of judgments, subject to anonymity, is a development to be commended and encouraged.

Sir Mark Potter is president of the Family Division and Head of Family Justice


http://www.timesonline.co.uk/tol/comment/columnists/guest_contributors/article4311394.ece

Publicado por: mbermudez
Visto: 3735 veces

(ANDINA).- Los procesos de revocatoria contra autoridades locales, en muchas ocasiones, se producen porque el alcalde defrauda la expectativa popular, sostuvo el presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Enrique Mendoza Ramírez.
Indicó que existen muchos alcaldes que no han cumplido con eficiencia su labor municipal, con lo cual han defraudado a sus electores, al incumplir sus promesas electorales.

“Cuando hay una defraudación, cuando la población ve que el alcalde no funciona o lo ve con mucha displicencia y que no asume responsabilidades, se produce la revocatoria”, dijo en declaraciones a Radio Nacional.

Refirió que en estos casos es “perfectamente legítimo” aplicar este mecanismo de control democrático.

Esta realidad, prosiguió, debe servir como elemento de educación tanto para ciudadanos como para candidatos, “en el sentido de no ofrecer lo que no se puede cumplir”.

"Debemos ser muy cuidadosos y vamos a tomar una serie de medidas educativas, instruyendo a la población para que no haya 'mangoneos' ni manipulaciones.”

El titular del JNE mencionó que a la fecha existen 1,046 pedidos de revocatoria de autoridades distritales y provinciales, de las cuales 1,022 son locales y 24 a nivel de provincias.

Publicado por: mbermudez
Visto: 1322 veces

El Comercio| En opinión del decano de Lima, Eduardo Laos de Lama, los municipios no tienen la experiencia ni los especialistas para atender las solicitudes de la ciudadanía

El decano del Colegio de Notarios de Lima, Eduardo Laos de Lama, aseguró que los procesos de divorcio rápido demorarán menos en las notarías que en las municipalidades, debido a que estas no tienen la experiencia para efectuar esas solicitudes y "no cuentan con los especialistas en el tema".

"Las notarías están acostumbradas a realizar estas diligencias, las cuales son muy parecidas a los trámites no contenciosos que ya vemos desde hace varios años. Además, somos abogados expertos en derecho de familia", expresó a elcomercio.com.pe.

Desde el último lunes, los municipios distritales y provinciales que deseen brindar el servicio de divorcio rápido en sus sedes pueden gestionar su acreditación ante el Ministerio de Justicia (Minjus). Hasta el momento solo 21 comunas han iniciado sus trámites con ese objetivo.

Para Laos de Lama, las parejas que quieran terminar su unión matrimonial sopesarán el tema de la eficiencia y la agilidad para definir a qué instancia recurren.

No obstante, reconoció que -por una cuestión de precio- muchos matrimonios acudirán a los municipios, aunque avizoró que estos no podrán dar abasto cuando las solicitudes de divorcio aumenten.

Por otro lado, aseveró que con la entrada en vigencia de la Ley 29227 (norma del divorcio rápido) se reducirá la carga procesal que tiene el Poder Judicial.

Publicado por: mbermudez
Visto: 2100 veces

Condenaron a una pareja por dejar morir de inanición a su hija

Los padres de la menor no la alimentaron correctamente durante meses, aunque sí cuidaban de los dos perros que tenía la familia.

El Tribunal regional de Schwerin, en el norte de Alemania, dictó hoy una condena de 11 años y nueve meses de prisión para los padres de Lea-Sophie, una niña de cinco años a la que dejaron morir de deshidratación y desnutrición.

El tribunal consideró que los padres, de 23 y 26 años, son directamente culpables de la muerte en noviembre de 2007 de Lea Sophie.

La fiscalía había pedido 13 años de prisión cada uno de los progenitores.

Durante meses no la alimentaron correctamente, aunque sí cuidaban de los dos perros que tenía la familia. Los servicios de asistencia social que asesoraban a esa familia, que vivía de la ayuda social, no se percataron de la negligencia.

Cuando la niña fue ingresada en el hospital era ya demasiado tarde. Pesaba tan solo siete kilos, menos de la mitad de lo normal a esa edad. Murió pocas horas después en el mismo centro médico.

Publicado por: mbermudez
Visto: 808 veces

El Comercio
El gerente general de la Asociación de Municipalidades del Perú (Ampe), Pedro Morales, estimó que aproximadamente mil comunas de todo el país están en capacidad de gestionar su acreditación respectiva para tramitar el divorcio rápido, cuya ley entró en vigencia en la víspera.


Desde hoy, 15 de julio, los municipios provinciales y distritales que deseen ejecutar dicho mecanismo legal podrán solicitar su acreditación ante el Ministerio de Justicia (Minjus) y obtenerla en un plazo de 48 horas.


Según la titular del sector, Rosario Fernández, hasta el momento solo 21 municipalidades de Lima y el Callao han formulado el pedido para realizar los trámites relacionados con la Ley 29227.


En diálogo con elcomercio.com.pe, Morales comentó que de las 1832 municipalidades peruanas, unas 800 ubicadas en las zonas rurales no cuentan con la información necesaria sobre los requisitos y procedimientos para aplicar el divorcio rápido.


"A estos municipios hay que llegar mediante un trabajo de difusión y evaluar si tienen o no la capacidad para ejercer esta nueva función que se les está otorgando con esta ley", sugirió.


Por esta razón, el directivo recomendó ampliar los plazos fijados para el trámite de acreditación, toda vez que estas comunas necesitan recibir la información adecuada sobre los alcances y procedimientos contemplados en la norma.


No obstante, aseguró que la Ampe remitirá a todos los gobiernos locales del país una invocación para que puedan sumarse al proceso de acreditación, siempre que cumplan con los requisitos estipulados en el reglamento de la ley.


"Las municipalidades tienen que cumplir con estos requisitos, y el consejo municipal tendrá que fijar el costo de acuerdo a los gastos que puedan hacer. Esto implicaría la implementación de esta nueva función e incorporarla al Texto Único de Procedimientos Administrativos (TUPA)", culminó.

Publicado por: mbermudez
Visto: 593 veces

La representación del niño en el proceso directamente por un abogado en Argentina y el Derecho Comparado

Autora: Dra. Fabiana Marcela Quaini
Fuente: Apadeshi

Voces: ABOGADOS - DERECHOS DEL NIÑO - CONVENCIÓN DE LOS DERECHOS DEL NIÑO - DERECHO COMPARADO - CAPACIDAD - INCAPACIDAD DE DERECHO - MENORES - DERECHOS PERSONALÍSIMOS - TUTELA JUDICIAL DE MENORES - DERECHO A LA JURISDICCIÓN



Título: La representacin del niño en el proceso directamente por un abogado en Argentina y el Derecho Comparado



Autor: Dra. Fabiana Marcela Quaini

Cita: MJ-DOC-3474-AR | MJD3474


Sumario: I. Introducción. II. El artículo 27 de la ley 26.061. Garantías mínimas de procedimiento. Garantías en los procedimientos judiciales o administrativos. III. La representacin de los menores por un abogado en el derecho comparado iV. Conclusión.

Doctrina: Por Fabiana Marcela Quaini (*)

I. INTRODUCCIÓN

Hoy en día los niños, hijos de parejas o matrimonios desavenidos, quieren ser partícipes en la elección de dónde y con quién vivir y dejar de ser trofeos de guerra entre sus padres, donde hay una lucha continua por quién se queda con ellos.

Cierto es que las madres suelen ser más convenientes para la crianza de los niños cuando son pequeños, pero no siempre es así y hay excelentes padres que crían a sus hijos sin la presencia ni ayuda de sus parejas.

Hoy ya los niños tienen muchos más derechos que aquellos que teníamos nosotros, los hoy mayores. Sin lugar a dudas la Convención sobre los Derechos del Niño fue un gran paso y ahora la ley 26.061 ha despejado más aún las dudas en cuanto a lo que un niño tiene derecho, especialmente en el acceso a la justicia. El artículo 27 de dicha ley, juntamente con el Decreto 415/2006 , abre las puertas para que el niño pueda ser representado directamente por un abogado, preferentemente especialista en niñez y adolescencia.

Ahora bien, esta posibilidad para el niño de poder recurrir a la justicia directamente con su propio abogado, lleva ya bastantes años en la práctica de otros países. En Argentina muchos jueces han sido y siguen siendo reacios a escuchar a los niños y mucho más a que ellos sean parte directa en un proceso junto a un abogado que los represente. Los niños no están cargados de historias funestas ni odios. Ellos simplemente intentan expresar su deseo y necesidad de vivir con uno u otro padre y algunas veces con ninguno de los dos.Las ganas o no de viajar a visitar a un padre en el extranjero como la elegir su educación.

Esto sí presenta una dificultad que no es menor en cuanto que el Juez debe determinar cuándo el niño puede tener la capacidad y el discernimiento suficiente para nombrar a su abogado.

II. EL ARTÍCULO 27 DE LA LEY 26.061. GARANTÍAS MÍNIMAS DE PROCEDIMIENTO. GARANTÍAS EN LOS PROCEDIMIENTOS JUDICIALES O ADMINISTRATIVOS

El artículo 27 c. de la ley 26.061 dispone que "...Los Organismos del Estado deberán garantizar a las niñas, niños y adolescentes en cualquier procedimiento judicial o administrativo que los afecte, además de todos aquellos derechos contemplados en la Constitución Nacional, la Convención sobre los Derechos del Niño, en los tratados internacionales ratificados por la Nación Argentina y en las leyes que en su consecuencia se dicten, los siguientes derechos y garantías: ...c) A ser asistido por un letrado preferentemente especializado en niñez y adolescencia desde el inicio del procedimiento judicial o administrativo que lo incluya. En caso de carecer de recursos económicos el Estado deberá asignarle de oficio un letrado que lo patrocine..."

La ley argentina no especifica una edad a partir de la cual un niño puede designar a su propio abogado.

La doctrina se ha ocupado de esta laguna legal y ha abordado bastante el tema. Pérez Manrique, letrado especialista en temas de minoridad, en su informe titulado "La Participación Judicial de los niños, niñas y adolescentes", presentado en el Segundo Encuentro Regional de Derecho de Familia en el Mercosur, celebrado en la Facultad de Derecho de la U.B.A. el 24 y 25 de agosto del 2006, ha expresado que "...el abogado es un personaje ligado al principio de capacidad progresiva, que justamente aparece a raíz de la madurez y desarrollo del niño para participar en el proceso.Así el abogado no sustituye su voluntad (del niño), la reproduce o transmite al juez mediante su defensa especializada, como podría ocurrir con cualquier adulto...".

Por su parte Garrido di Paula en el artículo publicado bajo su firma titulado "El Ministerio Público y los Derechos del Niño y Adolescente en Brasil", Revista Justicia y Derechos del Niño-Nº 2-UNICEF-Buenos Aires Año 2000, señaló que "...el abogado del niño representa el punto de vista de su cliente, a diferencia del Defensor de Menores, cuya función consiste en solicitar al tribunal lo que él percibe como más conveniente respecto del niño...".

Laura Rodríguez en su trabajo "El derecho a ser oído y la defensa técnica a la luz de la ley 26.061 de Protección Integral de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes", publicado en http://www.surargentina.org.ar/derechoido.htm de la Fundación Sur, nos dice que "...la directiva legal que garantiza al niño su derecho a participar activamente en el procedimiento (artículo 27 inciso d) implica que podrá intervenir en la causa sin limitaciones discriminatorias, por lo que deberá revestir la calidad de parte, y como tal, con derecho a plantear en el escrito constitutivo una formula distinta a la de sus padres y a la del asesor de menores. Así las cosas, el derecho a ser oído se materializa en la asistencia técnica especializada que le permitirá al niño ejercer adecuadamente su derecho de defensa material. Tal defensa técnica, debe responder a un interés parcial, existiendo un deber de lealtad del defensor hacia su defendido.El abogado de confianza deberá alejarse de toda forma de paternalismo, siguiendo las instrucciones del niño, único protagonista en cuanto a la definición de su interés particular".

Andrés Gil Domínguez, María Victoria Famá y Marisa Herrera en la obra "Ley de Protección integral de Niñas Niños y Adolescentes" Editorial Ediar 2007, página 167 apuntan que "...la evolución psicofísica del niño hace que pueda acceder a sus derechos fundamentales que implica necesariamente el abandono de la rígida y obsoleta dicotomía entre capacidad-incapacidad propuesta por el código civil".

Mizrahi en su obra "La participación del niño en el proceso y la normalización del Código Civil en el contexto de la ley 26.061" Editores Puerto, Fundación Sur, Buenos Aires, 2006, señala entre otros conceptos que "...la ley establece el loable criterio de receptar la denominada "capacidad progresiva" en lo relativo en los actos que el niño puede ejercer directamente (arts. 19 , inc. a, y 24 , inc. b), pauta que se desprende de la Convención Internacional que le atañe. Esta inserción también nos parece esencial, pues obligará a los jueces a no ajustarse al texto literal de los arts. 54 y 55 del Código Civil, de manera que -al menos en cuanto a sus derechos personalísimos- los niños podrán ejercerlos por sí y sin acudir a terceras personas; obviamente en función de su desarrollo y madurez. Se intenta superar así el paradigma capacidad-incapacidad, propio de la época pseudo-tutelar en el que se inscribe nuestro Código Civil. El concepto de la capacidad progresiva se sustenta tanto en la capacidad de derecho o de goce, como en la capacidad de hecho o de ejercicio...". Más adelante y en la misma obra el autor esgrime este concepto:"...A la luz de las prescripciones sobre la Convención de los Derechos del Niño y la ley interna 26.061 que resguarda sus derechos, los citados artículos -se refiere a los arts. 54; 55 y 59 del Código Civil- tendrán que ser reinterpretados por la judicatura y no podrán ya ser considerados en su sentido literal.......Los niños podrán ejercer todo lo que hace a sus derechos personalísimos sin acudir al auxilio de terceras personas, en la medida de su madurez y desarrollo; ello a pesar de lo que surgiría de una fría lectura de los arts. 54 y 55..."

Por su parte la jurisprudencia también se ha ocupado de la norma en cuestión.

Un fallo de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, sala K del 28/09/2006, caso R., M. A., donde una abogada representaba a una niña de tres años de edad, basándose justamente en el artículo 27 de la ley 26.061, confirmó el fallo de primera instancia rechazando la apelación de la abogada patrocinante donde justamente se le negaba su legitimación para actuar como abogada de la niña. El Defensor de Menores había dispuesto en su dictamen que los menores eran incapaces absolutos de derecho y no podían elegir un abogado ya que ello importaría que celebren contratos de locación de servicios para lo cual carecen de capacidad. La Cámara en sus considerandos agregó que la ley 26.061, siguiendo las directivas de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño en su art. 4°, donde obligaba a los Estados partes a adoptar todas las medidas administrativas, legislativas y de otra índole para dar efectividad a los derechos reconocidos en la presente convención, estipula en su art.27 que "los organismos del Estado deberán garantizar a las niñas, niños y adolescentes en cualquier procedimiento judicial o administrativo que los afecte... los siguientes derechos y garantías... a ser asistido por un letrado preferentemente especializado en niñez y adolescencia desde el inicio del procedimiento judicial o administrativo que lo incluya... a participar en todo el procedimiento y a recurrir ante el superior frente a cualquier decisión que lo afecte...".

A su turno, la Defensora de Menores de Cámara expuso en su dictamen que, tratándose en el supuesto de autos de un menor que sólo cuenta con tres años de edad y a los fines de compatibilizar la nueva figura del "abogado del niño" prevista en el inc. c) del art. 27 de la ley 26.061, al ser una abogada patrocinante y no una forma de representacin, su actuación requiere del discernimiento del patrocinado, es decir, requiere la edad de catorce años tanto para elegir el letrado como para darle instrucciones o removerlo del patrocinio.Por debajo de esta edad correspondera, en caso de ser pertinente, la designación judicial de un tutor "ad litem" en la medida que, de acuerdo a las normas de fondo, el menor sigue careciendo de capacidad para obrar y por ello se encuentra sujeto a la doble representacin legal (necesaria y promiscua) como una forma de proteger sus intereses.

En este orden, el ministerio de menores resulta ser el conjunto de funcionarios estatales esencialmente pertenecientes al orden judicial o asimilados a él que tiene legalmente asignadas funciones de representac ión, asistencia y contralor y que integran el patronato del Estado, correspondiéndoles en consecuencia las tareas propias de la tutela oficial de los menores de edad.

La Cámara se refirió a que "...sin adentrarse la discusión sobre tal derecho alegado, lo cierto es que la nueva normativa debe ser interpretada en conjunción con la ya existente pues una debida hermenéutica de la misma nos lleva a concluir que en el presente caso la escasa edad del menor, tres años, impide que pueda considerarse la actuación como parte legítima de un letrado patrocinante que no fue elegido por el interesado encontrándose en imposibilidad de condiciones de comprender la trascendencia de dicha actuación (conf. Art. 921 del Cód.Civil)...".

"...En razón de lo antedicho y considerando aún que la representante legal del menor sigue siendo su progenitora, pues ésta no ha sido privada ni suspendida en el ejercicio de la patria potestad, con más la intervención de los funcionarios de menores estatales nacionales, ello torna improcedente la representacin pretendida, pues como se ha dicho los intereses y derechos del niño se encuentran ampliamente protegidos y garantizados en el proceso judicial, máxime teniendo en cuenta que existe un Juez que interviene en la causa y que velará sin lugar a dudas por su estricto cumplimiento, teniendo en cuenta que ni siquiera se ha alegado seriamente que esta defensa se encuentre menoscabada por quienes ya se encuentran interviniendo...".

Considero que la opinión de la Asesora de Menores de Cámara, fue en este caso, poco feliz al establecer que un menor sólo a partir de los catorce años puede elegir su letrado como para darle instrucciones o removerlo del patrocinio. Es cierto que un niño de tres años de edad difícilmente tenga el discernimiento para saber lo que es un abogado, pero siempre debe estudiarse cada caso en forma particular y jamás rechazar una presentación de un niño por un abogado so pretexto que no tiene edad suficiente y utilizando ese sólo parámetro de medición de la capacidad del niño.

III. LA REPRESENTACIN DE LOS MENORES POR UN ABOGADO EN EL DERECHO COMPARADO

1. Canadá y la representacin del niño por un abogado

El Orden de Abogados de Quebec, Canadá, en su "MEMOIRE LA REPRÉSENTATION DES ENFANTS PAR AVOCAT - DIX ANS PLUS TARD du Barreau de Québec. CE MÉMOIRE A ÉTÉ APPROUVÉ PAR LE COMITÉ ADMINISTRATIF. LE 14 JUIN 2006 Dépôt légal - Bibliothèque nationale du Québec. Bibliothèque nationale du Canada.2ième trimestre 2006", ha marcado delineamientos muy importantes para la representacin de los niños por un abogado, hemos extractado lo más relevante a continuación:

Un niño que hace valer lo que quiere, puede dar instrucciones a un abogado y por ello puede ser representado. Un niño de 4 años ya puede tener esta capacidad.

El abogado es un arquitecto legal que construye un expediente en función de las opiniones del niño. Debe indicar al tribunal, las preocupaciones, los deseos y las opiniones del niño. Dicho de otra manera supone presentar al tribunal una prueba exacta y completa compatible con la posición del niño. Se trata de una obligación de hacer en la medida que ello sea posible teniendo en cuenta la edad y la situación del niño, las opiniones y deseos expresados por el niño, sean dadas en total libertad y en ausencia de toda manipulación, violencia ejercida de una u otra parte.

La capacidad de un niño para mandatar a un abogado debe ser determinada por el abogado sobre una base individual. Se deberá entonces observar la organización del nivel intelectual del niño para evaluar su madurez y discernimiento, que no sea un mero capricho del niño. Se analizará si el niño es inteligente, vivo de espíritu y se expresa claramente. Si percibe la realidad con seguridad, si es realista conciente de su situación y no teme expresar lo que piensa. Si es capaz de tomar decisiones pensadas.

Los tribunales por su parte toman en cuenta el sentimiento general del niño, separado de sus dichos, la actitud del niño, su deseo debe aparecer motivado, su sensibilidad, su franqueza.

Inclusive si el abogado duda si el niño tiene o no capacidad, puede llevar al tribunal dicha situación de duda para que éste resuelva. Así sucedió en el caso F. (J.) c. L.(C.) REJB 2003-48773, (C.S.) Donde un juez consideró que el niño era hábil y capaz para mandatar a su abogado.

La edad no debe ser el único parámetro para indicar si el niño es capaz o no de maniatar a su abogado, pero ya teniendo 12 años debe presumirse que ya es capaz de hacerlo.

Ramsey afirma que un niño de 7 años, tiene la capacidad suficiente para designar un abogado que lo represente. En todo caso, el tribunal no debiera dejar de lado el derecho fundamental del niño de ser escuchado basándose en sólo la edad del mismo para ver si el menor tiene o no capacidad. (Fuente: "Representation of the Child in Protection Proceedings: The Determination of Decision-Making Capacity » (1983), 17 Fam. L.Q. 287, p. 312-314." Le Point de vue des Enfants dans les procédures en Matière de divorce, de garde et de droit de visite . 2002-FCY-1F © Ronda Bessner, 2002. Ministere de la justice Canada.) Fuente : http://canada.justice.gc.ca/fr/ps/pad/reports/2002-fcy-1.html#2.1

La edad no debe ser el único criterio para determinar si el niño tiene o no capacidad para mandatar a un abogado, la capacidad del niño dependerá de su desarrollo cognitivo, de su comunicación en una primera instancia y en una segunda de su capacidad de expresar sus deseos, o punto de vista de las preguntas que le conciernen. Fuente: Me Michel Tétraultt - Droit de la famille, 2ième édition, Éditions Yvon Blais, pages 707 et 708.

Las instrucciones que da un niño de 4 o 5 años no deben ser saboteadas so pretexto que no se trata de instrucciones que le da a su abogado, a menos que el niño tenga una discapacidad mental. El Abogado sólo debe apartarse del caso cuando considere que el niño no es capaz o no quiere expresar sus opiniones sobre el derecho de visita o custodia. Fuente:Bessner, Ronda, "Le point de vue des enfants dans les procedures en matière de divorce, de garde et de droit de visite", Ministère de la Justice du Canada, 2002-FCY-1F. (http://www.Canada.justice.gc.ca).

2. Estados Unidos y la representacin de menores

Los diferentes Estados de E.E.U.U. autorizan a que un menor sea representado directamente por su abogado en temas de custodia controvertida entre los padres: Alaska, ver Alaska Stat. § 25.24.310(a) (Michie 1996); Arizona, ver Ariz. Rev. Stat. Ann. § 25-321 (West 1991); California, ver Cal. Fam. Code § 3150(a) (West 1994); Colorado, ver Colo. Rev. Stat. Ann. § 14-10-116 (West 1997); Connecticut, ver Conn. Gen. Stat. Ann. § 46b-54(a) (West 1995); Delaware, ver Del. Code Ann. tit. 13, § 721(c) (1993); District of Columbia, ver D.C. Code Ann. § 16-918(b) (1997); Florida, ver Fla. Stat. Ann. § 61.401 (West 1997); Idaho, ver Idaho Code § 32-704(4) (1996); Illinois, ver 750 Ill. Comp. Stat. Ann. 5/506 (West 1993); Iowa, ver Iowa Code Ann. § 598.12(1) (West 1996); Louisiana, ver La. Rev. Stat. Ann. § 9:345(A)-(B) (West 1997); Maine, ver Me. Rev. Stat. Ann. tit. 22, § 4005(1)(A) (West 1996); Maryland, ver Md. Code Ann., Fam. Law § 1-202 (1997); Michigan, ver Mich. Comp. Laws Ann. § 722.27(1)(e) (West 1993); Nebraska, ver Neb. Rev. Stat. § 42-358(1) (1993); New Jersey, ver N.J. Stat. Ann. § 9:2-4(c) (West 1993); New York, ver N.Y. Fam. Ct. Act § 249(a) (McKinney 1983); Ohio, ver Ohio R. Civ. P. 75(B)(2); Oregon, ver Or. Rev. Stat. § 107.425(3) (1990); Pennsylvania, ver Pa. R. Civ. P. 1915.11; Rhode Island, ver R.I. Gen. Laws § 15-5-16.2(c) (1996); South Dakota, ver S.D. Codified Laws § 25-4-45.4 (Michie 1992); Utah, ver Utah Code Ann. § 30-3-11.2 (1995); Vermont, ver Vt. Stat. Ann. tit. 15, § 594 (1989); Virginia, ver Va. Code Ann. § 16.1-266(D) (Michie 1996); Washington, ver Wash. Rev. Code Ann.§ 26.09.110 (West 1997). Fuente http://law.indiana.edu/ilj/oldsite/volumes/v73/no2/hill.html

En los Estados de New York y California, al abogado se le permite por los intereses del niño separarse de lo que éste desea y adoptar por una posición diferente toda vez que lo que quiere el niño podría resultar perjudicial para él mismo. En estos casos el abogado se encuentra autorizado al revelar el secreto profesional abogado-cliente niño, siempre en el interés superior del niño. Este apartamento no es posible en otros Estados, así como tampoco revelar el secreto profesional.

Por su lado la ABA American Bar Association, en Estados Unidos, ha reconocido que el abogado debe apreciar la capacidad del niño y ya un infante de 5 o 6 años tiene opiniones de peso "entitled to weight" en procesos judiciales de custodia.

La capacidad de niño para estar en juicio es funcional y debe ser revisada en cada caso concreto. Am. Bar Assn, Standards of Prac. for Lawyers Who Represent Children in Abuse and Neglect Cases (1996), at B-3 Commentary.

Algunas Cortes americanas han establecido que el niño tiene el derecho a elegir su propio abogado. Merril Sobie, The Child Client: Representing Children in Child Protective Proceedings, 22 Touro L. Rev. 745 (2006).

Inclusive las Cortes deben proveer al menor un nuevo abogado cuando vean que la relación con el abogado actual se ha roto o deteriorado de alguna manera. Fargnoli v. Faber, 481 N.Y.S.2d 784, 786-87 (App. Div. 3d Dept. 1984); cf. In re. Elianne M., 601 N.Y.S.2d 481, 482 (App. Div. 1st Dept. 1993), (permitting Law Guardian to withdraw when both Law Guardian and child client agree that representation is no longer productive).

En caso de divorcio, si el abogado que representa al niño tiene lazos inapropiados con uno de los padres, podrá ser removido. Sheiman v. Sheiman, 804 A.2d 983, 989 (Conn. App. Ct. 2002); Albanese v. Lee, 707 N.Y.S.2d 171, 172 (App. Div. 1st Dept. 2000).

3.Consejo de Europa y la representacin de los niños

El Consejo de Europa en la Convención Europea sobre el ejercicio de los Derechos del N iño de Strasbourg, 25.I.1996, en su Capítulo II, desarrolla los derechos del niño en el proceso, entre los que se encuentran los de designar su propio abogado, de demandar y estar en juicio, que se actúe rápidamente en los procesos donde los niños son partes. Fuente: Http://conventions.coe.int/Treaty/FR/Treaties/HTML/160.htm

4. Francia y la representacin de los niños por un abogado

En Francia el niño puede designar su abogado directamente, según lo disponen los artículos 338-7 y 338-9 del NCPC de Francia. En este caso, el abogado debe informar de su aceptación al juez que entenderá de la causa. Inclusive el niño puede solicitar al Juez se le designe un abogado.

La remuneración del abogado es realizada por el propio gobierno, lo que en Francia de se llama la "aide jurisdictionnelle"

Muchos colegios de abogados como el Barreeau de Marseille han creado una asistencia para los niños, gratuita y cuando se representan a los niños directamente en justicia, los abogados son remunerados por el Estado. Igualmente lo ha hecho el "Barreau de Versailles" y de Toulouse. Muchos de ellos han creado sus propios códigos de deontología: Abogado - Cliente - Niño.

5. Algunos casos jurisprudenciales testigos

a) Inglaterra y la Corte Europea

Inglaterra, siempre aprobó el castigo corporal a los niños, no sólo en las casas, sino en las escuelas. Un adolescente de 9 años acusó a su padrastro de pegarle con una caña como castigo por su comportamiento. El caso fue denunciado por el hermano del niño golpeado en la escuela donde asistía el menor. Una Corte inglesa entendió que no había habido abuso físico "known phisical abuse" y de alguna manera justificó los golpes tomándolo como una reprimenda al niño. El padrastro fue declarado "no guilty" o sea inocente.El niño recurrió a la Corte Europea de Derechos Humanos y obtuvo ayuda económica del Consejo de Europa para pagar a los honorarios de los abogados que lo representaron. La Corte entendió que Gran Bretaña había violado el artículo 3 de la Convención Europea de los Derechos Humanos respecto al castigo corporal y condenó al padrastro a pagar 10.000 libras al niño y 20.000 libras de gastos y honorarios. Este caso es apuntado reiteradamente en tribunales internacionales por cuanto la "costumbre" de reprimir a los niños que la misma Corte inglesa justificó como una reprimenda, luego la Corte Europea de los Derechos Humanos la condenó por considerar que aquella "costumbre", dentro de la concepción actual de defensa de los derechos humanos, no era otra cosa que un castigo corporal al que no tenía derecho un mayor sobre el niño.

b) Inglaterra, la oposición y representacin de un niño en un caso de restitución internacional

Un tribunal Inglés, había interrogado a dos niños ante un pedido de restitución de su madre en Dinamarca. Los niños manifestaron al juez su voluntad de quedarse con su padre en Inglaterra. La Autoridad Central acogió la restitución de los niños entablada por la madre en Dinamarca y los tribunales Ingleses decidieron que correspondía la restitución de ambos niños a su madre, haciendo caso omiso a lo que querían los niños. La niña se negó a subir en el avión e intervino como parte en el proceso, apelando y objetando su derecho a ir a Dinamarca con su madre. El caso volvió a primera instancia para que la niña sea representada por un abogado y su objeción fuera estudiada más minuciosamente. (HC/E/Uke 168 [25/11/1997; High Court (Angleterre); Première instance] Re H.B. -Abduction: Children's Objections No. 2- [1998] 1 FLR 564 Re H.B. -Abduction: Children's Objections- [1998] 1 FLR 422. Fuente:http://www.hcch.net.)

c) Inglaterra y oposición de un niño a abordar un avión, lesiones a un oficial y seguridad en el aeropuerto

En ciertos casos la reacción de los niños a regresar al país de residencia habitual va más allá de una manifestación y se produce una oposición física muy fuerte. Por lo que decisiones de que el menor regresara fueron desestimadas. Además puede haber tendencias al suicidio del menor en caso de que regrese cuando no quiere hacerlo. En un caso un menor trató de abrir la puerta de un avión cuando se lo obligó a subir a la fuerza y ante el estado del menor, no se lo obligó a viajar. En otra oportunidad, un niño atacó a un oficial en el aeropuerto de Heathrow, Inglaterra, cuando debía viajar a Nueva Zelanda (Fuentes: 1.- HC/E/AU 864 [28/07/2006; Family Court of Australia; Appellate Court] Re F (Hague Convention: Child's Objections) [2006] FamCA 685. 2.- HC/E/UKe 167 [05/11/1997; Court of Appeal (England); Appellate Court] Re H.B. (Abduction: Children's Objections) [1998] 1 FLR 422. 3.- HC/E/UKe 56 [22/11/1993; Court of Appeal (England); Appellate Court]. Re M. (A Minor) (Child Abduction) [1994] 1 FLR 390, [1994] Fam Law 242. (4) HC/E/UKe 87 [07/07/1992; Court of Appeal (Angleterre); Deuxième instance]. Re S. (A Minor) (Abduction: Custody Rights) [1993] Fam 242, [1993] 2 WLR 775, [1992] 2 FLR 492, [1993] FCR 12, [1993] Fam Law 212. Fuente: http://www.hcch.net.)

d) Estados Unidos y el caso Ireland v. Ireland

En Estados Unidos encontramos un fallo testigo en cuanto a la representacin de un menor por un abogado. Caso Ireland v. Ireland, 246 Conn. 413, 717 A. 2d 676 (1998) en el que estableció que el abogado de un niño, es tan sólo un abogado, que argumenta a favor de su cliente, basado en la evidencia del caso y la ley aplicable. El abogado no es un testigo ni un quasi experto.Por lo que un abogado debe ser escuchado en iguales condiciones que cualquier otro abogado. Fuente: www.jud.state.ct.us/LawLib/Notebooks/Pathfinders/RepresentingMinorsinCT/Representingminors.htm

e) Canadá y consideraciones del Juez Rothman de la Corte Suprema

El honorable Juez Rothman en Canadá, integrante de la Corte Suprema, dictaminó que el niño maduro capaz de expresar un deseo, puede designar su abogado. El niño también pude verse impuesto de un abogado por la Corte ya sea maduro o no, con o sin su consentimiento. En todo caso si se le designa un abogado, este debe asegurar que sus deseos sean manifestados en el escrito. La Corte puede designar además un tutor ad litem cuando hay intereses contrapuestos entre el niño y sus padres, así como solicitar la asistencia de un amicus curiae. El abogado además debe aconsejar al menor sobre lo que crea mejor para él. Debe acercar a la Corte los medios de prueba que considere apropiados y debe velar por que el niño sea escuchado. Fuente: Fallo M. (F.) c. J.(L.) et F. (L.) REJB 2002-29840.

f) Turquía y la Corte Europea de Derechos Humanos

En el caso Oneryildiz versus Turquía (2002), una menor por sí y su padre reclamaron ante la Corte por la no información de Turquía de los daños que estaban padeciendo por vivir frente a un basural, hecho que provocó muchas muertes y heridos por un tema de contaminación. Aquí la legitimación de la niña fue aceptada por la Corte.

En el caso Akdeniz y otros versus Turquía (2001), recurrieron a la Corte, por la desaparición de 11 personas en un operativo en Ankara. Se recurrió por el derecho a la vida de los 11 desaparecidos y entre lo reclamantes había una niña hija de uno de los desaparecidos que se presentó por sí.

h) Voto concurrente del Juez A. A. Cancado Trindade en la Opinión Consultiva OC-17/2002 del 28 de agosto de 2002.de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Adujo el Juez Trindade que "...las manifestaciones precoces de algunas grandes vocaciones, no son de difícil constatación, a veces muy temprano en la vida. Todo niño tiene efectivamente el derecho de crear y desarrollar su propio proyecto de vida. A mi juicio, la adquisición del conocimiento es una forma, quizás la más eficaz, de emancipación humana e imprescindible para la salvaguarda de los derechos inherentes a todo ser humano... Es innegable que la subjetividad jurídica internacional del ser humano se ha afirmado y expandido en las últimas décadas (cf. supra), y que el niño (como titular de derechos) no hace excepción a esto. Frente a las limitaciones de capacidad jurídica del niño (para ejercer por sí mismo sus derechos), se le reconoce un representante legal. Pero independientemente de dichas limitaciones, la personalidad jurídica del niño, como de todo ser humano, se proyecta en el plano internacional. Como no es posible concebir derechos emanados directamente del Derecho Internacional sin la prerrogativa de reivindicarlos, toda la evolución de la materia se ha orientado hacia la consagración del derecho del individuo, inclusive el niño de recurrir directamente a las jurisdicciones internacionales. Todos vivimos en el tiempo. Cada uno vive en su tiempo, que debe ser respetado por los demás. Importa que cada uno viva en su tiempo, en armonía con el tiempo de los demás. El niño vive en el minuto, el adolescente vive en el día, y el ser adulto, ya "impregnado de historia", vive en la época; los que ya partieron, viven en la memoria de los que quedan y en la eternidad. Cada uno vive en su tiempo, pero todos los seres humanos son iguales en derechos". (Fuente: www.corteidh.or.cr)

IV.CONCLUSIÓN

Para terminar quisiera referirme a la etimología de la palabra niño, que viene del latín infans, en inglés child, en francés enfant, en italiano bambino, en portugués criança, en alemán kina, siginifica "aquel que no habla". Hoy los niños, hablan mucho más que antes, conocen sus derechos y hasta denuncian a sus padres cuando son maltratados.

Además del cuidado tutelar por parte de la Justicia, del Estado, hoy entra a jugar el rol del abogado del niño, quien ya no tiene que esperar para ver qué opina su madre, su padre o el propio Estado. El niño puede recurrir a un abogado, explicarle su situación y solicitarle que lo represente para reclamar lo que él estima justo para sí.

El abogado debe representarlo, con el mayor de los cuidados, tratando de comprender su situación aconsejándolo. Debe defenderlo ante todas las instancias en lo que reclama como justo, aun contra los jueces que no quieren hacer lo parte o de los Asesores que no aceptan la capacidad procesal del niño. No debe jamás abandonarlo en su lucha.

Un trabajo muy importante ha sido realizado por Apadeshi, Asociación de padres alejados de sus hijos, donde su actual presidente José María Bouza ha publicado un libro sobre Síndrome de Alienación Parental, de García Alonso Editores, edición 2008 y donde desarrolla casos internacionales sobre reconocimiento de Alienación Parental, inclusive en la Corte Europea de Derechos Humanos. Esta Asociación ha sido una de las pioneras en la representacin de niños por abogados independientes en forma directa. Gracias a ello hoy muchos niños han recuperado la felicidad de vivir y estar con quienes quieren hacerlo.

En mi experiencia de haber vivido situaciones donde los niños no siempre han salido beneficiados con resoluciones judiciales o con los acuerdos entre los padres, es importante escucharlos, tratar de comprenderlos e inclusive de aconsejar a los padres lo mejor para los niños.Si uno ya intervino como abogado de uno de los progenitores, no debe representar al niño y sí recomendar que otro colega lo haga.

Si un niño se acerca a hacernos una consulta, es preciso atenderlo, tomar el caso gratuitamente, acordándonos cuando éramos pequeños y ese derecho era inimaginable. Si lo que quiere el niño es justo, ayudarlo, asistirlo y dar lo mejor de uno en ese caso. La satisfacción de ver a un niño sonreír por haber logrado lo que él consideraba y de hecho era justo, es simplemente impagable.

(*) Abogada, Universidad Católica Argentina de La Plata. Maître en Droit Privé option Commerce International, Universidad de Tours France. Master en Derecho Comercial Internacional del "Centre de Droit du Commerce International" de la Universidad de Tours, Francia. Master en Derecho Comercial Internacional y en Derecho de Negocios Internacionales, Toulouse, Francia. Licenciada en Derecho, España (homologación de titulo). Ha presentado ponencias sobre su especialidad en distintos países.


__._,_.___
Publicado por: mbermudez
Visto: 3493 veces

Científicos estadounidenses encuentran tres genes productores de violencia
Estos genes actuan en la regulación de la dopamina y suelen estar presentarse más en jóvenes pobres con familias divididas


Washingtonl (EFE).- Científicos estadounidenses han detectado tres genes que desencadenarían la violencia en jóvenes que provienen de familias pobres o en las que no existe la figura paternal, reveló un estudio difundido hoy por la revista American Sociological Review.


El grupo científico de la Universidad de Carolina del Norte señaló que esos genes son el gen 2R, una variación del gen MAOA, el vector de dopamina (DAT1) y el receptor de dopamina (DRD2). Las mutaciones de esos genes aparecieron sobre todo en niños de vecindarios pobres o procedentes de familias divididas en las que no existía la figura de uno o los dos progenitores.


La investigación utilizó datos aportados por el Estudio Longitudinal y Nacional de Salud de Adolescentes, que incluyó a unos 20.000 jóvenes que respondieron preguntas personales y dieron muestras de sangre.


Los científicos definieron la violencia cuando los resultados fueron lesiones que hicieron necesario el tratamiento médico, el uso de algún tipo de armas para robar, participación en peleas entre grupos, disparar o apuñalar a alguien, daño deliberado de propiedad ajena y amenazas con algún tipo de arma.


Los tres genes estuvieron vinculados con los estallidos de violencia, pero más que nada en niños que sufrieron algún tipo de presión, sobre todo problemas familiares, rechazo o mal rendimiento escolar.


Según los investigadores, la relación con los genes fue muy específica en la mayoría de los casos de violencia juvenil. Señalan como ejemplo que el efecto de repetir un curso dependía si el joven tenía una mutación del gen MAOA. Por otra parte, una cierta mutación del DRD parecía entrar en actividad cuando de forma regular el joven no compartía las cenas con su familia.


"Pero si alguien tiene un padre que comparte con él la cena u otro tipo de comidas, el riesgo desaparece", indicó Guang Guo, profesor de sociología que dirigió el estudio. "Comer en familia demuestra un interés paternal. Sugiere que la presencia de los padres es muy importante", añadió.


Guo manifiesta que tal vez sería recomendable que los niños más vulnerables tuvieran alguien que representara la figura paternal ante la ausencia de sus progenitores.


Según los científicos, el resultado de la investigación, que sería la primera que vincula las variaciones moleculares genéticas con la delincuencia, "aumenta de manera significativa" la "comprensión de la conducta violenta o delincuente". Además, agregan, "subraya la necesidad de considerar de forma simultánea los orígenes sociales y genéticos" de una persona
Publicado por: mbermudez
Visto: 954 veces

Modalidades de ejercicio de la autoridad parental

Análisis del contenido de deberes y derechos que corresponden a los progenitores


Por Abog. Cecilia Lopes

Secretaria del Instituto de Derecho de Familia y Sucesiones

T° XLVIII F° 24 del Colegio de Abogados de La Plata
Fuente: Apadeshi



Sumario

I- INTODUCCION

II- BREVES PRECISIONES ACERCA de la patria potestad

III- Ejercicio conjunto de la patria potestad

IV- Ejercicio unilateral de la patria potestad

IV- a) Tenencia unilateral

V- Tenencia compartida

VI- CONVENIOS SOBRE Ejercicio compartido de la patria potestad

VII- CONCLUSION










I- INTRODUCCION

La confección del presente trabajo parte de la idea de la necesidad de dar un uso correcto a las figuras jurídicas, entendiendo que su cabal conocimiento otorga a quien deba hacer uso de ellas, cualquiera sea el lugar desde donde lo hace, un panorama mayor de las soluciones a las que puede acudir en un caso concreto.

Asimismo, cuando los progenitores deciden de que manera se organizará la familia con posterioridad a la cesación de su convivencia, deben conocer adecuadamente las alternativas jurídicas a las que pueden echar mano y no caer necesariamente en la clásica opción `tenencia-régimen de visitas'.

Interesa distinguir entonces, las distintas situaciones en las que un progenitor puede ubicarse respecto a sus hijos e identificar el rol que juega frente a ellos. Para conseguirlo se han escogido algunas situaciones que pueden plantearse en los hechos, con el objeto de contrastar distintas modalidades de relacionamiento entre padres e hijos.


II- BREVES PRECISIONES ACERCA de la patria potestad

De acuerdo al artículo 264 del Código Civil, la patria potestad es "...el conjunto de deberes y derechos que corresponden a los padres sobre las personas y bienes de los hijos, para su protección y formación integral, desde la concepción de éstos y mientras sean menores de edad y no se hayan emancipado..."

Se ha discutido en doctrina la naturaleza de la patria potestad, ya que los deberes y derechos que derivan de ella no se encuentran inmersos en el campo de los derechos subjetivos, debido que no están establecidos sobre la base del interés individual del titular del derecho. Se está frente a verdaderos derechos-deberes "...que se confieren a los titulares de la patria potestad no sólo atendiendo a sus intereses, sino, principalmente, considerando el interés de otro sujeto (el menor sujeto a patria potestad), por lo cual, los derechos que se confieren implican correlativos deberes..."[1]

Debe distinguirse la titularidad de la patria potestad, que es el conjunto de deberes y derechos y corresponde a ambos progenitores; de su ejercicio, que es la facultad de actuar concretamente en virtud de esos deberes-derechos. Respecto a las modalidades de ejercicio, existen distintos supuestos que se analizarán a continuación.


III- Ejercicio conjunto de la patria potestad

Si los progenitores conviven, sea en matrimonio o unidos de hecho, el ejercicio de la patria potestad respecto a sus hijos menores de edad corresponde a ambos, tal cual lo disponen los incisos 1° y 5° del artículo 264 del Código Civil. Este ejercicio, que tradicionalmente se ha denominado conjunto, en la realidad no funciona así en razón de lo engorroso que podría tornarse contar con el consentimiento expreso de los dos progenitores para cada acto de la vida civil del niño. La ley presume que los actos ejercidos por uno de los padres cuentan con el consentimiento del otro, salvo su expresa oposición. Esto otorga a este supuesto de ejercicio de la patria potestad notas de carácter indistinto. Sin embargo, para determinados actos que son de mayor trascendencia para el hijo, la ley exige que ese consentimiento sea expreso por parte de los dos progenitores, estableciendo aquí un verdadero ejercicio conjunto de la patria potestad (artículo 264 quater).

Los deberes y derechos que tienen los padres son ejercidos respecto a la persona y los bienes de sus hijos.

Respecto a la persona, tienen la guarda de sus hijos, es decir que todos deben convivir en el mismo hogar. Este deber-derecho se halla consagrado en los arts. 265, 275 y 276 del Código Civil, contemplando este último el uso de la fuerza pública para conminar al hijo a cumplirlo. La guarda implica para los padres la obligación de cumplir con todo lo que tenga que ver con el cuidado físico y psíquico del menor.

La guarda de los hijos trae aparejada una serie de circunstancias que se vinculan estrechamente al hecho de residir en una misma casa y con el fin mismo de la patria potestad, esto es la protección y formación integral del menor.

Así, los padres tienen el deber de vigilancia con el objeto de preservar a sus hijos del peligro y evitar que causen perjuicios.[2] En consecuencia, son civilmente responsables si, como consecuencia de un hecho ilícito cometido por el hijo, éste causa daños a terceros (art. 1114 CC). Disponen del deber de corrección, tendiente a asegurar la autoridad y el respeto que les es debido,[3] que los autoriza a imponer sanciones moderadas que no impliquen malos tratos, castigos o actos que lesionen o dañen físicamente al niño (art. 278 CC). Por último, pueden pretender que el niño preste la colaboración propia de su edad en los quehaceres cotidianos del hogar, sin obligación de remunerarlos (art. 277 CC).

Los padres tienen también el deber de brindar educación a sus hijos (art. 265 CC), entendiendo al término `educación' en sentido amplio, sin reducirlo únicamente al campo de la educación formal en los establecimientos educativos destinados a ello. De acuerdo a su condición y fortuna deben instruir a su hijo incentivando a que practique deportes, estudie idiomas, ejecute algún instrumento así como también cultivarlo, darle consejos y, en definitiva, orientarlo para el mejor desenvolvimiento a lo largo de su vida.

Los padres deben prestar asistencia a sus hijos (art. 265 CC), ya sea moral o material, aparejando esto último un deber alimentario amplio, tal cual lo establece el artículo 270 del Código Civil.

Por último, los padres son los representantes legales de sus hijos (art. 274 CC). Se trata de una representación necesaria, ya que no podrían desentenderse de esta obligación, y universal en tanto abarca todos los actos de la vida civil.[4]

Respecto a los bienes del hijo, ambos progenitores tienen su administración y usufructo. De acuerdo al art. 264 quater del Código Civil, la administración y disposición de los bienes del hijo configuran actos para los que la ley requiere el consentimiento expreso de ambos progenitores (incisos 6° y 7°). En razón de ello, uno de los dos sólo podrá ejercer individualmente actos conservatorios, dado el carácter urgente de los mismos.

En cuanto al usufructo de los bienes de los hijos, es el derecho que tienen de usar y gozar de ellos y de percibir sus rentas sin necesidad de rendir cuentas, con la obligación de aplicarlas prioritariamente al cumplimiento de sus deberes como padres (art. 287 del CC).[5]


IV- Ejercicio unilateral de la patria potestad

Existen supuestos donde, debido a la ausencia de alguno de los progenitores, los deberes y derechos se concentran necesariamente en aquel que se encuentra presente. El artículo 264 del Código Civil establece estos supuestos en el inciso 3° para el caso de muerte de uno de los padres, ausencia con presunción de fallecimiento, privación de la patria potestad o suspensión de su ejercicio y en el inciso 4°, cuando el hijo extramatrimonial ha sido reconocido por uno sólo de sus progenitores.

Existen otros supuestos que se relacionan diametralmente con la cesación de la convivencia de los progenitores. El inciso 2° del artículo 264 del Código Civil establece que, si se trata de hijos matrimoniales y sus padres no conviven, la patria potestad será ejercida por aquél que ejerza legalmente la tenencia, sin perjuicio del derecho del otro a mantener una adecuada comunicación y supervisar su educación. Por su parte, el inciso 5° establece idéntica solución si se trata de hijos extramatrimoniales.

Nuestra legislación presume que cuando los progenitores dejan de convivir, ante las desavenencias conyugales, el ejercicio en común de la patria potestad no es el más conveniente, debido a que las constantes disidencias entre los progenitores podrían obstaculizar en los hechos el ejercicio de la autoridad parental retardando la toma de decisiones respecto del menor, lo cual, obviamente, lo perjudicaría.[6]

IV- a) Tenencia unilateral

La tenencia del niño, entendida como el elemento material de la guarda que implica la convivencia efectiva, apareja el ejercicio de la patria potestad. En función de ello, el discernimiento respecto a cual de los dos progenitores corresponde la tenencia resulta fundamental en este punto. Azpiri señala que en muchos casos los progenitores no tienen en cuenta que la decisión respecto a la tenencia implica una modificación del ejercicio de la patria potestad.[7] A continuación, se distinguirá la amplitud de derechos y obligaciones que atañe a cada uno de los progenitores.

La decisión respecto a cual de los dos progenitores corresponderá la tenencia de los hijos puede derivar de un convenio entre las partes o, ante la falta de acuerdo, de una decisión judicial.

El artículo 206 del Código Civil se refiere a la tenencia judicial, estableciendo que los menores de cinco años estarán a cargo de la madre, salvo causas graves que afecten su interés. Los mayores de esa edad, a falta de acuerdo de los cónyuges, quedarán a cargo de aquel a quien el juez considere más idóneo.

Cuando los cónyuges deciden separarse o divorciarse por presentación conjunta (arts. 205 y 215 CC) la demanda puede contener acuerdos sobre tenencia y régimen de visitas de los hijos. En estos casos el juez podrá objetar una o más estipulaciones del mismo, si afectaren el bienestar de los menores (art. 236 CC).

En primer lugar, la tenencia unilateral entraña la cesación de la presunción de conformidad establecida en el inciso 1° del artículo 264 del Código Civil.

El progenitor que detente la tenencia, conserva la guarda del niño. Ello significa que además tiene el deber de vigilancia, será responsable frente a terceros por los hechos ilícitos que cometa el niño, dispone del deber de corrección y puede exigir el deber de colaboración. Asimismo, tendrá a su cargo la representación judicial y extrajudicial del hijo.[8]

En cuanto al usufructo de los bienes del menor, se encuentra controvertido en doctrina a quien le corresponde, ya que el artículo 287 del Código Civil lo consagra a quien ejerza la autoridad del niño. Una postura entiende que ello refiere al ejercicio de la patria potestad,[9] la otra juzga que aún cuando los padres están separados, los hijos siguen estando `bajo la autoridad' de ambos y, consecuentemente, el usufructo será compartido.[10]

Continúa en cabeza de ambos progenitores el deber de asistencia moral y material como así también la necesidad de consentimiento expreso para la realización de los actos enumerados en el artículo 264 quater del Código Civil.

El progenitor no tenedor tiene derecho a una adecuada comunicación con el hijo y a la supervisión de la educación (art. 264 inc. 2° in fine CC).

Grosman sostiene que la labor de quien no tiene la tenencia de los hijos no es de mera supervisión, a la manera de un tercero ajeno a la relación que vigila si la tarea conferida se lleva a cabo adecuadamente, sino que conserva su rol parental y tiene derecho a tomar una posición activa que implica colaborar con el titular de la guarda en la función de educación, amparo y asistencia del menor.[11]

La adecuada comunicación se materializa a través del régimen de visitas, que también puede ser estipulado convencional o judicialmente. Obviamente, las visitas no implican que se lleven a cabo en el sentido estricto de la palabra, sino que lo que ocurre en la realidad es un verdadero desplazamiento de la guarda de quien detenta la tenencia hacia el progenitor no conviviente. Un claro ejemplo de ello lo configura el artículo 1114 del Código Civil, que responsabiliza frente a terceros al progenitor que se encuentre cuidando al niño al momento del acaecimiento del evento dañoso cometido por él. No puede entenderse de otra manera a un régimen de visitas amplio, por ejemplo, pasar todos los fines de semana junto al progenitor que no detenta la tenencia.

Además de ello, el progenitor que no detenta la tenencia tiene el derecho-deber de participar en la educación del niño. La ley le otorga la "...supervisión de la educación..." (art. 264 CC) pero el sentido correcto de ello debe buscarse entendiendo que toda iniciativa vinculada a la educación del menor, en especial las relativas a la educación formal, deben estar sujetas al consenso de ambos progenitores.[12]

Sin embargo, sí los progenitores no pueden ponerse de acuerdo respecto a alguna circunstancia, quien detente la tenencia tiene derecho de iniciativa, pudiendo por sí mismo ejercer el acto controvertido, restándole al otro la posibilidad de oponerse judicialmente.

Independientemente de ello, debe quedar claro que corresponde a ambos progenitores el deber de brindar a sus hijos, conforme su condición y fortuna, la educación no formal entendida en los términos ya expuestos, y sobre este tópico no debieran plantearse inconvenientes ya que ambos trasmitirán a sus hijos aquello que, de acuerdo a sus propias experiencias, será útil para formar la personalidad del niño.


V- Tenencia compartida

Desde hace aproximadamente veinte años, esta figura jurídica está apareciendo en los repertorios de doctrina y jurisprudencia a través de distintos comentarios y sentencias que la aplican.[13] Consiste en la posibilidad de que, aunque ambos progenitores hayan abandonado la convivencia, continúen ejerciendo la tenencia de sus hijos.

Grosman sostiene que la tenencia compartida no ha sido prevista por el legislador pero tampoco ha sido prohibida, de lo cual se deduce que los cónyuges están autorizados para efectuar tales acuerdos siempre que no perjudiquen al menor,[14] logrando que decrezca el estigma que significa pertenecer a una familia incompleta ya que se crea un esquema organizativo parecido a una familia intacta.

Con la tenencia compartida los dos progenitores están en igualdad de condiciones tanto respecto a la organización de su tiempo como a su vida personal y profesional. El vocablo `compartida' "...denota en una de sus acepciones "participar uno en alguna cosa", concepto que trasladado a la materia en estudio implica que las partes (padre y madre) se vinculen para participar en el cuidado y formación de los hijos..."[15]

Ha quedado dicho que el ejercicio de la patria potestad queda atado a la tenencia del niño, de ello se desprende, naturalmente, que cuando se dispone de una tenencia compartida ambos progenitores van a ejercer sobre el niño su autoridad parental.[16]

La tenencia compartida puede ser resuelta a través de un convenio entre los progenitores no convivientes, que si se presenta a homologación judicial puede ser rechazado en virtud de la rigidez de algunos órganos judiciales; o de una decisión judicial que en algunos casos puede resultar muy acertada, aún ante un relación muy conflictiva entre los padres.[17]

Ambos progenitores van a ejercer alternadamente la tenencia sobre sus hijos, sea por días, por semana o por cualquier otro período de tiempo que se establezca. Ambos podrán ejercer todos los derechos y deberes derivados de la patria potestad, y para que ello sea posible funcionará la presunción de que los actos realizados por uno de los progenitores gozan del consentimiento del otro, salvo oposición expresa (art. 264 inc. 1° CC).

Si los progenitores no logran ponerse de acuerdo respecto a alguna circunstancia, uno de los dos podrá recurrir al juez a los efectos de que determine "...lo más conveniente para el interés del menor..."[18]. La tenencia compartida siempre se impone, cómo cualquier otra decisión donde el estén afectados menores de edad, teniendo en cuenta principalmente el interés superior del niño (art. 3° Convención sobre los Derechos del Niño, art. 75 inc. 22° CN), por ello si los desacuerdos de los progenitores son reiterados, deberán buscarse alternativas a la modificación del régimen. Una de las alternativas la da la misma ley, ya que se podrá solicitar que el Juez distribuya las funciones que hacen a la autoridad parental entre los dos progenitores (art. 264 ter CC).


VI- CONVENIOS SOBRE Ejercicio compartido de la patria potestad

Azpiri considera que los acuerdos sobre la titularidad de la patria potestad son nulos de nulidad absoluta, mientras que resultan admisibles los relativos a su ejercicio, ya que se vinculan con la tenencia de los hijos. Implican la continuación de la situación vigente durante la convivencia, y el principio de no innovar es considerado fundamental para resguardar el interés superior del niño.[19]

El ejercicio compartido de la patria potestad es el principio general en nuestro derecho, siendo el ejercicio unilateral una solución que el legislador ha previsto ante la situación excepcional de que se produzca la cesación de convivencia de los progenitores. Por ello, si los padres deciden seguir haciéndose cargo juntos de las responsabilidades que implican la crianza de sus hijos, se deberían admitir este tipo de convenios. Se ha dicho que estos acuerdos "...permiten asumir con madurez las obligaciones emergentes de la calidad de padres, que no cesan por el hecho de la separación..."[20]

La Jurisprudencia ha dicho que "...Mantener el ejercicio compartido de la patria potestad significa sostener en la conciencia de los progenitores extramatrimoniales, la responsabilidad que sobre ambos pesa respecto del cuidado y la educación de los hijos, no obstante la falta de convivencia; y además, preserva el fin querido por la ley, de que no sea uno sino ambos padres quienes tomen las decisiones ?expresa o tácitamente- atinentes a la vida y el patrimonio de los hijos..."[21]

Otro fallo, en el año 1995, resolvió que debía homologarse el acuerdo relativo al ejercicio de la patria potestad en el que los padres, no obstante su falta de convivencia, resuelven mantener el ejercicio compartido de la misma y, sin incidencias judiciales, acuerdan la tenencia y establecen un régimen de visitas libre y amplio a favor del otro progenitor, pues dicha circunstancia es beneficiosa para los hijos.[22]

En estos casos, ambos padres son responsables del cúmulo de deberes y derechos que implica la patria potestad. Independiente de quien detente la tenencia, que puede ser compartida o no[23], se aplicaría en toda su extensión el artículo 264 inciso 1° del Código Civil, en lo que respecta a la presunción de consentimiento de uno de los padres respecto a los actos que realiza el otro, salvo oposición expresa.


VII- CONCLUSION

Como se evidencia a lo largo del trabajo, las posturas clásicas respecto a la dualidad tenencia-régimen de visitas van lentamente perdiendo terreno. Hoy en día la responsabilidad compartida de los progenitores que han dejado de ser pareja parece, al menos, una alternativa de coparentalidad. También es mandato constitucional (art. 9 de la Convención sobre los Derechos del Niño, art. 75 inc. 22° de la Constitución Nacional).

Una psicóloga ha dicho que "...La primera generación de hombres divorciados en nuestro país en muchos caso desertó de su rol parental, ya que estaban desalentados por la falta de convivencia, eran inexpertos en la atención de los hijos sin la mediación de las esposas...", por lo que "...muchas mujeres lograron criar a sus niños en soledad absoluta, trabajando y siendo sostenes principales cuando no exclusivos de su hogar...". En razón de ello "...Los hombres, atónitos, vieron como el personaje de la pobre mujer abandonada con sus hijos se iba transformando en una figura activa, atractiva y que...en ocasiones instalaba a su nuevo compañero en el hogar...de modo que ellas parecían haberse quedado con todo...". Así fue como "...El padre biológico se vio de pronto en una situación de desventaja jamás antes experimentada...", por lo que "...en Buenos Aires se formaron asociaciones civiles destinadas a la defensa de los derechos de los padres no convivientes, en su mayoría hombres...Los padres a