Archivo de la etiqueta: paradigmas de salud

Epidemias de Gordura: ¿Estás loco?

• Me encontré con Benjamín y su gigantesco vientre. Me preguntó qué hacía para –al menos- no verme obeso. Mi respuesta lo sorprendió al extremo; “No como ni pan ni tortillas”… “¿¡Estás loco!?” Fue su expresión.

• Jairo trabaja donde yo. Desde hace un año le detectaron principios de diabetes, nada raro para la tremenda obesidad que siempre le he conocido. De hecho, su hijo que es estudiante de medicina inició una campaña para prevenir la obesidad juvenil. Ni Jairo ha dejado de beber sus tres o cuatro gaseosas por día (la mitad son, según, Diet) y siempre lo he visto comer más que generosamente. Por su parte, su hijo nunca integró a su propio padre en sus eventos orientadores de la calidad de vida; de hecho, me parece que este incipiente médico NO ve la obesidad de su propio padre.

• Alberto tiene quince años. Él es esbelto y fuerte de cuerpo. Es buen futbolista y estudiante. Pero en su familia, todos los miembros mayores que él (padre, madre, herman@s) tienen una figura demasiado “redonda”. Parece ser que será cosa que abandone su competitividad temporal de este deporte para seguir ese paradigma… el cual me atrevo de definir sociocultural antes que de salud y calidad de vida.

• Elvira, cuando les mostraba unas fotos de los balnearios de Nicaragua que visité en vacaciones, me preguntó que por qué todos allá estaban “desnutridos”. La verdad esos individuos, sobre todo los varones, tenían un cuerpo por demás atlético con un porcentaje de grasa sorprendentemente bajo… así me pude ver yo hace veinte años… nunca los llamaría desnutridos, pero Emilia vive en un contexto donde ese físico no es común y hasta resulta raro.

• Voy a la bodega de la esquina por un garrafón de veinte litros de agua. Salvo dos o tres cosas todo lo que allí se vende es comida chatarra de poderosas empresas mexicanas que mueven un respetable capital en ventas.

• Salgo a la calle y en verdad l@s obes@s abundan. Cuando paso por la plaza del pueblo miro a una mujer con un vientre desproporcionadamente enorme, ella sin complejo contempla su reflejo en un vidrio… y entra a la paletería a pedir un cono de helado.

• México es el país que más gaseosas consume. Pero y por lo tanto es el que más botellas bota a la basura; casi no hay reciclaje: mares y ríos pagan por el negocio de la Coca Cola Company.

• El Negrito Bimbo solía ser uno de mis dulces favoritos. Hace una semana leí del poderoso efecto casi adictivo del azúcar en el organismo. El Negrito Bimbo tiene cantidades elevadas de azúcar industrializada. Es un bocadillo común y hasta recomendado en las escuelas (por el mismo Bimbo claro, y autorizado en las escuelas al menos por los directivos). Bimbo es mexicana.

20100703-negrito.jpg
¡Ahhh qué rico pastelito!

• Hace quince años las unidades deportivas y los gimnasios estaban llenos. Había que buscar la hora o el local menos concurrido. Ahora no. Parece que todos andan bebiendo cocas y comiendo tortillas mientras andan con su celular, i-pods o sus laptops.

Pero en Nicaragua están desnutridos…. ¿Estás loco?

20100703-chicho.jpg

Mi “desnutrido” amigo nicaragüense Franciso, que es tan alto como yo pero pesa veinte kilos menos… ¿Estoy gordo?
Sigue leyendo