Archivo de la etiqueta: monstruo de Ecatepec

Monstruos y Caníbales (en Ecatepec, estado de México)

[Visto: 137 veces]

La noticia del mentado “monstruo de Ecatepec” está sonando mucho en los medios porque reúne elementos propios de una nota roja recontra amarilla: un psicópata, casado con otra psicópata, que entre ambos eran toda una empresa feminicida –aunque no sé si realmente el concepto de feminicidio aplique cabalmente en este caso-, que mataron a una veintena de mujeres jóvenes (algunas madres solteras), que tuvieron sexo antes (e incluso después) de asesinarlas, que se las comieron, que las destazaron, que alimentaron a sus perros son su carne, que botaron los restos a un terreno baldío, que vendieron algunos de sus huesos a un brujo practicante de artes oscuras… y un ETCÉTERA gigantesco.

Sin embargo, esa noticia puede que ni siquiera sea tan novedosa… y, posiblemente a pocos asuste.

En esta singular región del país más terrorífico de América ocurren cientos de asesinatos de mujeres al año; cientos, y, la policía poco ha hecho –si es que algo hubiese hecho-. Así que capturar finalmente a una pareja que participó en solamente veinte muertes no viene a significar nada de peso para la inflado y mortal estadístico; nada. De hecho, la mediatización de esta noticia puede afectar el interés por atrapar a las decenas de otros criminales que, solos, en pareja, en pandilla, en organizaciones o en el mismo Estado mexicano se dediquen a este diabólico acto. Una exaltación mediática para este par de caníbales se está llevando todas las atenciones, atenciones que ahora sí existen, pero que -siendo honestos- antes a nadie en el estado de México, a nadie, le importaba, porque este estado mexicano es propiedad del PRI y su clan de empresarios que nunca se han preocupado por ofrecer bienestar a sus votantes comprados.

Que quede claro que a estos asesinos antropófagos los atraparon por mero accidente; sin investigación de por medio, como suele suceder en México; pura chiripa.

Ahora bien, en uno de mis últimas publicaciones (antes de otro de mis comunes recesos que desde hace años me tomo sin decir nada) me referí a una película –increíblemente mexicana contextualizada en la ciudad de México, y, por qué no; en el mismo Ecatepec-: Somos lo que hay. En este post, hice la siguiente reflexión:

La película me pareció una crítica sociológica tremenda, aunque bien ingenua. Asuntos que trata son de lo más común en mi país, aunque haya quienes se indignasen. Hay escenas de sangre, que no me conmovieron; este es un pinche país bien sangriento donde eso que sale no es nada, y cada día deviene menos. Pero sobre todo, el susto que tuve fue por reconocer que hay situaciones que pueden ser posibles en este rompecabezas dantesco que vive el país… ¿Algunos de los miles de desaparecidos son por causa de un canibalismo común callado por la inepta policía?

Y, este cuestionamiento, al parecer, ahora es más válido que nunca.

Goya

Saturno devorando a su hijo