Archivo de la etiqueta: Daño a Chan Chan

La destrucción de Chan Chan

[Visto: 1410 veces]

Siempre hace falta un hecho con cierta carga simbólica y que sea más o menos inmoral por sus significaciones –más que por el mismo acto- para generar reacciones necesarias a manera de catarsis en las sociedades reprimidas. Esos hechos son privilegio de pocos; o sea, muchos pueden recurrir a ellos, pero solo cuando su impacto deviene mediático se hacen las olas de tsunamis ideológicos. Esa ola hasta acá me ha llegado y me ha embriagado, al grado que yo también quiero opinar. Agárrense entonces.

Un grupo de adolescentes escolares andaban en las ruinas de Chan Chan e hicieron gala de idiotez el resto es histeria.

No por sus actos, claro está, esto ha ocurrido y sigue ocurriendo a diario. Su virtud fue su ingenuidad, su estupidez; haber colgado sus acciones –tan comunes en la juventud actual- en el sitio generador de fama… o destructor de egos: YouTube.

Insisto, yo –como extranjero que alguna vez radiqué en Perú- pude ver muchos daños a las huacas de todas partes, así como a otro tipo de obras naturales o arquitectónicas… tengan el título de patrimonio o no. Y eso no es exclusivo del Perú. La singularidad viene a ser la tontería de haberse lucido on-line, exponerse ante el mundo glocal; lo que ocurrió en Trujillo se volvió mundial.

No creo en indignaciones nacionales. O sea, se manifiestan, es claro; pero sus razones las cuestiono tanto… Yo prefiero creer en motivos de unión para los desunidos. Qué mejor que una causa llamada “nacionalistapara generar una –más ridícula aún- conciencia colectiva y pedir un castigo ejemplar contra esos retrógradas.

– ¡Su cabeza! ¡Pena de muerte!
– ¡Sí! ¡Sí!
– ¡Ahora atacarán Machu Picchu! (Ese gran orgullo nacional que más de medio Perú ni siquiera ha visitado)

¡Uyyyy, sí! Ridículos en extremo.

Insisto, esto siempre ha pasado y nunca vi precauciones al respecto.

Ahora cuestiono lo siguiente:

¿Por qué el primero en abrir boca fue un directivo de esa escuela olivense? Quizá porque nadie mejor que él sabe todas las anomalías incurridas para realizar ese viaje, que como viaje debía tener una previa socialización, objetivos claros, un reglamento estricto de viaje, un fin pedagógico… un compromiso mutuo de padres, docentes, directivos…

¿No había algún profesor o guía turístico en ese grupo? Parece que no, ¿por qué? ¿Acaso no es otra anomalía escuela-complejo turístico-municipalidad en cuestión? ¿Por qué entonces echarle toda la culpa a los mocosos? (Yo, cuando estuve en Chan Chan, para no hacerle al bobo de manera solitaria, pagué mi propia guía personal que allí abundaba y se ofrecían desesperadamente, para que cuando menos me explicara el asunto)

¿Nadie toma en cuenta que “esta travesura” (como dicen sus sorprendidos padres) pudo ser algo así como un rite of passage (si es que alguien conocer el término? ¿Una manera adolescente –sumamente idiota pero entendible- de ganar fama con las chicas y los amigos? ¿Por qué hacer un super drama con esto?

En cambio, otros sucesos más críticos ni siquiera merecen esa prioridad de escándalo mediático:

¿Por qué los accidentes de carretera no generan comentarios del tipo: que el dueño, administrador o Ministro de Transportes pidan disculpas públicas?

¿O esos cuestionados futbolistas salidos de las discos en la madrugada, justo horas antes de un duelo decisivo han alguna vez pedido una disculpa?

Creo que el caso del audioescándalo de las concesiones petroleras tampoco generó un reclamo de disculpa pública…. Ni el esperpento de la Magaly pidió disculpa propiamente al andar jugando a la acusadora (sólo se limitó a leer el resolutivo).

En mi viaje a Machu Picchu me tocó ver cómo había extranjeros que se pasaban por los testículos las indicaciones de no usar bastón ni menos picos para caminar entre las ruinasy los sumisos guías a ellos NO les decían nada… pero si el turista hablaba español sí le echaban en cara las cosas. Y en mi parecer la arrogancia europea hace y deshace lo que visita (¡¡H de P!!).

¿Acaso estos agravios no tienen la carga simbólica de ser causas de indignación “nacionalista”?
¡Ahhh! Pero el espía chileno, uyyyyyy, ¡ese es otro caso!

Algo muy interesante sería analizar el por qué del hecho del ataque a la huaca. No solo considero fue una manera de ganar fama (una fama que nunca esperaron seguramente, el Dios Tube fue demasiado generoso con ellos), sino interpretar eso que hicieron… y dijeron.

¿Realmente hay motivos para querer a la patria, aparte de aquellos de todo mundo piensa que debieran tenerse? ¿Hay en verdad países que puedan ofrecer justicia, igualdad y oportunidad a todos sus habitantes? (Basta mirar la casa de uno de los “criminales” y me queda claro que NO puede amar a su país ) Porque cuando menos, ni sus padres, ni sus profesores… ni menos una camada de cuestionables políticos han podido hacérselo creer a estos jóvenes.

Muchas veces pensamos que el enemigo es un país vecino, cuando en verdad está dentro del país… o de la misma casa, dentro de la misma cabeza.

Sigue leyendo