Archivo de la etiqueta: cartera gucci

Y a mí, ¿qué diablos me importa que su cartera sea Gucci?

[Visto: 1742 veces]

Lo conocí leyendo el infame diario peruano El Comercio (Chichamercio, nombre reformulado por mí). Al principio fue considerado un urban hero. Su novia fue agredida (nunca supe si a insultos, o la ametrallaron o le pellizcaron sus carnes) por un par de delincuentes que no esperaban que el Romeo haya salido ser un Bruce Lee versión peruana o algo así… y el Batichico los mató a tiros y no con el puño de la grulla o con la patada del búfalo o alguna otra técnica shaolín que él –porque además es un joven empresario opulento- pudo pagar a algún gran sensei oriental instalado en Lima para serle enseñada.

Recuerdo bien, fue aplaudido por muchos porque precisamente somos muchos –y solo en este punto me incluiré- estamos hartos de la delincuencia que existe en todas las partes del mundo.

Primera cápsula histórica
: Fui robado dos veces en Lima, pepeado también otra vez y mi sentimiento hacia esas personas fue en verdad de desearles muerte. Fui robado una vez en Managua -e intentado asaltar otra- y al auxilio del ladrón llegaron varios… y en mi auxilio tanto militares como policías prefirieron huir sin ocultar su cara de terror… y en mi país, pues la verdad NO quiero ni viajar a Acapulco y le pienso mucho antes de ir al D.F. Es decir, para donde uno mire, la cosa está caliente.

Miro el video donde habla este señor, y en verdad no deja de sorprenderme:

“Esos dos idiotas que han muerto” (¿no sería mejor que tú los mataste?), ni en la memoria ofrece un poco de respeto a los finados.

Su explicación de armas, más que elocuente: “Una semiautomática ¡taa-taaa!” ¿Qué tanto él ese las ha usado? Realmente cuando explica lo del casquillo, su corporalidad me asombra: “Dos revólveres… ¡nunca he dicho pistolas!” (¡Ahhh esa entonación en su voz!) Él les ahorrará el tiempo de búsqueda ya que los casquillos se quedaron en los tambores de las armas.

Pero cuando dice que su novia llevaba una cartera “Gucci marrón con beige” llego a un clímax desbordante… ¿qué diablos me importa que sea Gucci? ¿O quiere hacer énfasis que ese accesorio puede costar 500 dólares? ¿Un lujo que solo alguien de la clase y glamour de él y su novia pueden pagarse?

“¡Yo voy exhumar esos cuerpos!”- Viene como otra de sus poderosas declaraciones. Pero no me queda claro si él irá con pico y pala a sacarlos por sus meros calzones, o si va contratar algunos operarios desempleados necesitados de su plana o si con su dinero –además- puede sacar una orden judicial de hacer eso… porque lo noto tan Supermán que no sé qué esperar en verdad. Bueno, ya agregar a lo anterior que la razón de semejante capricho era “saber qué tanto de droga tenían en el cerebro” pues rebasa toda mi paciencia.

Cápsula dos: Todos odiamos el crimen. Nadie queremos ser víctimas y, cuando lo somos, deseamos la muerte de los criminales. Pero (¿por qué siempre hay peros?), cuando existen sociedades tan cargadas de odios culturales, tan llenas de prejuicio y rechazo hacia los otros, cuando personas se creen tan divinas porque compran carteras carísimas o toman clases particulares de artes marciales mixtas y ser así respetados por sus semejantes… ¿puede entonces la víctima ser el victimario?

Conclusión: La fiscal es incapaz, ¿qué acaso no vio que la cartera era Gucci?

20121119-gucci_carteras_diseno.jpg

¡Un lujo solo de la beautiful people!

Ver: Luis Miguel Llanos tildó de “incapaz” a la fiscal que lo denunció

Sigue leyendo