Archivo de la categoría: Sucesos

Hechos y momentos relevantes

¿A dónde va Nicaragua?

No cesan las malas noticias en los diarios alusivas a este país centroamericano.

Nicaragua, una nación pobre y muy poco desarrollada, es –quizá- el país que más he visitado y creo conocer algunos aspectos de su idiosincrasia y economía.

Decir que nunca tuve un problema viajando por esta nación sería mentir. Tuve un susto con unos militares cuando salía de Bluefields ya que yo (acostumbrado a no necesitarlo) viajaba sin mi pasaporte sino con mis documentos mexicanos, y, como en esa zona del Caribe el tráfico de cocaína es sumamente fuerte… y todos los extranjeros rubios que andan por allá van buscando ese asunto (jaja, sería exagerar) me abrieron mi maletita encontrando solamente equipo fotográfico… y la libré. En otra ocasión en Granada, sentí que dos tipos (con un outfit de drogadictos) intentaron arrancarme la cámara cuando pasaron en su motocicleta, y hasta ese día comprendí que esa bella ciudad se había convertido en un paraíso de drogas y de prostitución entre locales y turistas.

IMG_1906

Pero lo que más recuerdo de Nicaragua, han sido dos características tan peliculares: Primeramente, su fijación/obsesión/paranoia hacia Costa Rica, un país que según los nicas, está al pendiente de absolutamente todo lo que hacen: Un vecino que les quita todo lo mejor para ponerle el Made in Costa Rica (hasta dicen que los únicos atletas ticos que han hecho ruido eran nicas nacionalizados). Y en segundo lugar, ese gran sueño de tener un gran canal seco que compita y supere al panameño… al parecer, un viejo sueño nacional.

Del affaire Costa Rica ni qué hablar, pero del canal ya se cocinan otras problemáticas.

Resulta que, al parecer, sí se les va cumplir el dichoso sueño, y que no solo llevará a tener el mejor canal del mundo, sino además aeropuertos, puertos marítimos y lacustres así como sofisticadas zonas turísticas a lo largo del recorrido del canal por este país. Solo que dicho recorrido atraviesa sus dos lagos más emblemáticos y otros territorios que serían expropiados a precios ridículos (de por sí allá, todo es tan barato), y, el gran problema de cómo van a procesar los millones de metros cúbicos de tierra y lodo (y materia orgánica del fondo de los lagos) que serán movidos es un asunto que pareciera que “por decreto de gobierno” poco se habla.

IMG_1938

Daniel Ortega comprometió con un consorcio chino a Nicaragua por más de cien años. Tomando decisiones él solo y sin escuchar a nadie más, ni a su pueblo (quizá solo a los viejos sueños rancios de los viejos quienes se creyeron esa idea).

Ahora, cada día sé menos de Nicaragua, porque perdí amistades allá y porque cada vez que leo algo relacionado se habla únicamente de las arbitrariedades e injusticias que allá están ocurriendo… y en todas, Daniel Ortega toma un papel tiránico preponderante.

Porque si este tipo no se mantiene en el poder, todo el sueño transoceánico se le derrumbaría, y todos los millones en juego que darían los supuestos beneficio para el magnate chino y para él se desharían… y no queda más que comparar con “las grandes reformas de México”, cuyos únicos beneficiados han sido y serán la pandilla de los políticos corruptos encabezados por Peña Nieto.

IMG_1889 IMG_2328 - copia IMG_2412 - copia

Y de pronto, ¿devine papista? Bergoglio en México

Lo admiré desde que fue escogido; por ser latinoamericano, ¡por ser argentino! ¡Y por ser jesuita!

Mis razones sobran, aunque no sean suficientes. Los jesuitas fueron determinantes en una época histórica de mi país (¡y de muchos otros!), Argentina es un país cuyo pensamiento y cultura admiro por varias razones (y no les reconozco esa supuesta arrogancia que dicen algunos que tienen). Por sus curiosas declaraciones que han levantado pequeños escándalos pero nadie se le ha atrevido a cuestionar. Pues sí, nunca en mi atea vida, había puesto atención en el representante de la Iglesia Católica.

Y, si alguien se pregunta, si soy ateo a pesar de ser orgulloso egresado de la Pontificia Universidad Católica del Perú: les digo que sí, sí se puede y sí se pudo. Mis respetos por esa universidad seguirán por siempre.

Su visita a México ha generado expectativas enormes, ¡y no por el catolicismo hipócrita y convenenciero de los mexicanos! Sino por el caos político, institucional y civil que se vive en este país. Un país de narcos, de crímenes atroces y de autoridades corrompidas que solapan todo. Un país donde una minoría de mega millonarios deciden sus intereses y se gastan enormes cantidades de dólares para que la televisión y demás medios legitimen estas decisiones dictatoriales. Porque somos un país cuya mayoría de la población ve telenovelas de una manera tan emocional que están al borde de la eyaculación admirando esas estupideces… y porque si juega la selección de fut la expectativa es monstruosa esperando una contundente victoria… contra un país cuyo ingreso per cápita no pasa los dos mil dólares por año…. Absurdo, ¿no?
Pero la palabra del Papa pesa. A pesar de los millones de Peña Nieto por aparentar un gobierno que no está en picada… una palabra de Jorge Mario lo puede poner a temblar.

¿Cuántas personas en México están urgidas de alivio, de paz y de justicia? MILLONES. Millones de rechazados por un sistema político de cofradías e intereses de unos cuantos que deciden el futuro de una nación ignorante y fanática. Por eso, y por más razones, en estos días de febrero, he leído más de Francisco de lo que pude haber leído de todos los demás Papas de la historia… y tengo la ingenua esperanza de que… algo cambie en este país tan herido.

Papa-Francisco

Yo, Sin « Solidarité » para la Francia

Entré a Amazon para ver qué ofertas tenía en este Buen fin (según recomendación de un podcast de tecnología) y, lo primero que vi, fue una imagen de la bandera franchute con la palabra “Solidarité”. De inmediato sospeché que mientras dormía algo había pasado.

Luego, como costumbre decadente y, ¿por qué negarlo? vergonzosa, entré a mi Facebook y vi la foto de perfil de un conocido (un tipo que nunca podrá decir la capital de más de tres países –y vecinos al suyo- con les trois couleurs; una nueva estrategia facebookera en apoyo a la Francia.

Entonces, en mi tercer hit de internet, visité mi diario más cercano y allí estaban las noticias del atentado terrorista en París.

Todo el mundo hablando de “solidaridad”… pero, me pregunto, ¿la solidaridad es poner los tres colores en mi foto de perfil? ¿O cantar La Marsellesa?

Yo no puedo hablar de Solidarité, ya que, ciertamente, me considero un egoïste. Soy crítico, distante, cínico y leído; todos los atributos de un intelectual típico en una época donde esta especie está en extinción. Y, como siempre, comencé a cuestionarme, ¿Francia alguna vez mostró solidaridad con las víctimas de las barbaridades islámicas? Francia, la nación de la cultura, de la enciclopedia, del arte por encima del bien comercial, ¿había hecho algo para evitar el exterminio del patrimonio universal de los pueblos atacados por el Estado Islámico?

Francia, esa Francia discriminadora y soberbia, ¿se fijó en esas calamidades generadas por individuos enfermos (de los cuales este país alberga a miles)?

Hoy (allá fue ayer) y mañana (allá es hoy), la Louvre y la Tour están cerrados, ¡qué pena! Y al menos pour les touristes que visitan ahora la nación más turística del mundo (y que pronto dejará de serlo) puedo sentir algo de empatía, pero no por la Francia, ese paisejo que apoyado por Alemania ha llevado a muchas naciones de Europa a entrar en crisis socioeconómica por seguir una idea hegemónica que no tomó en cuenta las subjetividades únicas de esas naciones tan cercanos pero tan diferentes. Hoy, la Francia, ese país soberbio está de rodillas… y quizá se levante, pero eso es algo que en verdad ni me importa.

 

 

 

 

 

¿Quién le ha mostrado “solidarité” a Grecia, por dar un ejemplo?

tonteria¡Uy! ¡Qué solidaria!

No voy hablar de los crímenes masivos que ocurren por doquier este país y terminan siendo declarados oficialmente robos, venganzas pasionales y vicisitudes cotidianas (pero bien, curiosamente, las víctimas son en su mayoría periodistas, activistas sociales y líderes indígenas), sino me referiré a un hecho infinitivamente más banal: los aconteceres cotidianos de ir a beber a un bar familiar.

Siete treinta de la noche (¿tan temprano es la hora del vampiro?), unos señores cincuentones bien borrachos coronan su día laboral extenuante y mal pagado escuchando a Leo Dan (el más mexicano de los extranjeros) y al inigualable Camilo Sesto (hijo de la famosa Mama Sesta). En la barra, Pedro (un robusto treintañero que trabaja para una gasera) platica con Edgar (mesero en su día de descanso). Afuera, una mesa con cinco empleados de una empresa del agro socializan muy tranquilamente… a un lado de ellos: YO, cliente consuetudinario del bar más open del lugar donde vivo.

De pronto, llegan tres imponentes camionetas de la policía federal, de ellas se bajan diez trogloditas uniformados hasta los dientes y armados de poderosos rifles… y nos apañan.

  • ¡Revisión de rutina!- dice el jefe (el menos indio cuya sonrisa parece decir “chinguen a su madre todos”.
  • Yo vengo diario y NUNCA ha pasado esto- le respondo exagerando un poquitito porque no voy diario sino cada dos días, y en verdad, nunca ha pasado esto.
  • ¡Pues alguien no ha estado haciendo bien su trabajo!- exclama indignado mientras se mueve protagónicamente.

¿Pues cuál trabajo? ¿Hay un trabajo que consista en ir a molestar clientes en un bar familiar?

La orden es clara y no hay excepciones; todos fuera del bar mirando la pared y las manos arriba recargadas. Me levanto y tomo mi collarín ortopédico, el cual me he quitado para que la cerveza resbalara fluidamente por mi garganta, y aviso que por mi gravísimo problema de salud No puedo levantar las manos. Y se la creen los muy imbéciles. Pero me toca estar de pie, mirando el patético show.

La política de miedo: los policías nos criminalizan por el hecho de estar bebiendo, por el hecho que son necios sin criterios que devengan la tercera parte de lo que nosotros ganamos, por el hecho que los ricos están tragándose a todo el país y no se quiere gente que levante la voz en protesta… y de pronto, ¡su victoria!

 

Hacer bien su trabajo

Hacer bien su trabajo

A los señores beodos –los de más edad y retronostálgicos- se les encuentra una bolsita con mariguana, ¡dos dólares de mercancía! Ni su borrachera o sus canas les salvan de ser llevados a la patrulla por semejante y abominable crimen. Entonces, el cara de no indio se le deja ir a la dueña y la saca del radio de vigilancia de las cámaras que hay en el bar, y le dice:

  • Ya nos dijeron que tú vendes droga.
  • ¿Que yo qué?- responde asustadísima, sus hijos están jugando cerca del local.
  • ¿Cuánto nos vas a dar para no molestarte?- cuestiona con total descaro el jefe de esa tribu de criminales uniformados y legitimados por un gobierno que apesta por corrupción e ineptitud.

Afortunadamente, llega el dueño que no es un caramelo suave, y como no hallan nada más y todos los autos estacionados afuera del bar tienen su documentación en regla. Molestos y frustrados, ese grupo de hijos de puta –que en otra geografía serán personas de respeto y confianza cuyo trabajo consiste en ayudar a la población- se suben a sus imponentes vehículos y continúan por la noche buscando víctimas, porque ellos “sí hacen bien su trabajo”. A unas cuadras de allí, todas las “tienditas” del pueblo venden la droga controlada por las verdaderas autoridades, quienes si consideran que esos uniformados se atreven a tocarlos los desaparecen en menos de cinco minutos y, con alguito de suerte, sin dejar rastro.

Y el presidente del país, de vacaciones, porque se las merece…

Pedro “Palanca” Santillana (Descansa en Paz)

La noticia me cayó de golpe.

Yo había perdido la comunicación con él hacía –quizás- un par de años, cuando no cumplió un acuerdo conmigo y eso me molestó. Ahora pienso que, quizá por cuestiones de su salud se desentendió del asunto… no lo sé, y poco importa ya.

Como siempre pasa en este tipo de historias. No supe más de él y yo -con mi vida- tenía más que suficiente, aunque ciertas veces me cuestionaba sobre su paradero.

20140806-palanca_aj.jpg

Él era un artista al que yo admiraba, de verdad. Su arte provocador, crudo, descarado… lo suficientemente auténtico para hacer temblar a una sociedad prejuiciosa; como la peruana (y la mexicana): Gay…fetichista, ¡un descaro social subersivo!

Alguna vez me contó que estuvo enfermo; bastante grave, pero cuando lo volví a ver lo encontré de lo más recuperado que hasta tuvimos el gusto de beber tequila en un parquecito de Cercado (a dos cuadras de mi hermosa y preciosa Universidad Católica), ¡y en pleno invierno! Y bueno, después de este evento me limité a llamarlo esporádicamente por teléfono… después; nada.

En cierto momento de estado inmaduro ingresé a uno de sus sitios y le deseé mala situación… y ahora imagino que fue cuando justo él pasaba –precisamente- por una muy mala situación.

Total, nomás me queda avergonzarme de mí… Pedro Santillana Cruzado murió el 22 de julio de 2014, y su muerte apenas ha sido comentada en los medios, al mismo tiempo que su arte sigue siendo underground, desconocido y poco aceptado por muchos.

Solo queda de mi parte reconocerlo como amigo, como artista y como uno de esos extraños pero divertidos personajes que hicieron de mi vida en Lima uno de los periodos más extraordinarios de mi vida… ¡Descansa en paz, Pedro Palanca!

20140806-3rubfeet.jpg

Revisa este sitio:

http://blog.pucp.edu.pe/item/66282/palanca-y-el-arte-homo-fetiche-lima-peru

 

Sigue leyendo

De tsunamis, el apocalipsis nuclear en Japón y El Demonio Lastimero

Siempre imaginé los tsunamis como las ilustraciones de las viejas revistas que solía leer: enormes olas con cresta espumosa (banquete celestial para surfistas) como el intro de la serie retro Hawaii 5-0. Imágenes re-confirmadas por películas más recientes como Impacto Profundo (1988) o Un después de mañana (2004).

Así era hasta hace dos días…

Una serie de videos donde se veía la tragedia que ahora le tocó a Japón me cambió el concepto totalmente… si bien, alejados de la espectacularidad Hollywood, los tsunamis son de impresionante magnitud destructiva macabra.
Entre los mil estragos que pudieron causar estos, está el daño a las plantas nucleares, que dicen -y otros desdicen- están generando fugas de radioactividad y el riesgo de un apocalipsis está latente.

Pero esta historia ya la conocía, justo en Los Sueños, esa soberbia y magistral película de Akira Kurosawa (1990) la conocí:

http://www.youtube.com/watch?v=B0fpsWgZPBE

http://www.youtube.com/watch?v=QEyhz2idPL4

No me queda otro asunto que comentar que, si bien las películas comerciales tergiversan y afectan, el auténtico cine culto es -inclusive- profético.

Deseo que Japón se recupere pronto de esta lamentable tragedia.
Sigue leyendo

Chile se sacude (¡No te derrumbes Santiago!)

Mi primer sábado de puro placer después de varios de trabajo constante; era temprano y todavía no despertaba por completo cuando leí las noticias: Terremoto en Chile.

Sin estar del todo conciente, en estado semionírico, me llegaron varios pensamientos tan fuertes y claros que seguí viendo las fotografías del desastre mientras historias y anécdotas volvían a tener existencia en mí.

• Santiago de Chile, hermosa ciudad donde las edificaciones “clásicas” combinaban armónicamente con otros edificios de vanguardia. Justo esta arquitectura vieja me emocionó tanto, así que tomé cientos de fotografías de casa, mansiones y otras estructuras alucinando que allí pudiera habitar…

Postal de Santiago de Chile, por José Zavala

• Creo que fue en Paraná, Argentina, donde en una maravillosa liquidación de libros conseguí Las películas de mi vida, de Alberto Fuguet (autor de Tinta Roja). Una bizarra y cinematográfica historia donde cuyo protagonista, Beltrán Soler, es un sismólogo que en una ocasión pudo predecir con tremenda exactitud fecha y zona en Chile.

Chile siempre ha sido una zona sísmica activa… como en muchos de esos países donde hay una cordillera como Los Andes, que sigue creciendo. Toda posible precaución en cuanto al asunto seguro hubo sido tomada… pero cada sorpresa de la Naturaleza termina siendo, inesperada.

Postal de Santiago de Chile 2, por José Zavala

• Mi primera gran experiencia en cuanto a un terremoto fue en México, en 1985. Si bien en mi ciudad (alejada del epicentro) no pasó absolutamente nada, nunca he experimentado una sacudida tan larga y tan extraña. Ese sismo afectó mucho al país, cambiando sobre todo la geografía humana; mi ciudad recibió una enorme ola de habitantes del D.F. quienes, se volvieron morelianos por fatalidades naturales.

Postal de Santiago de Chile 3, por José Zavala

• Yo estaba en mi departamento en Lima, en agosto del 2007, cuando Pisco quedaba en ruinas. El miedo que sentí fue enorme. Terminé abrazado con varias personas en la calle, titiritando de frío (estaba en shorts y bivirí) e imaginando ver que el edificio de cuatro pisos donde vivía iba caerse.

Siento que experimenté un estrés tremendo en muchas de las miles de réplicas que hubo. Tuve pesadillas donde mi piso se lo tragaba la tierra y yo allí entre las ruinas. Por otra parte, cuando veía las apocalípticas imágenes de la ciudad destruida y sus habitantes buscando a su gente… no era raro que terminara llorando.

Postal de Santiago de Chile 4, por José Zavala

Llamé de inmediato a Charo, a Valparaíso… Todo bien, sólo que aterrados.

Postal de Santiago 5, por José Zavala

Deseo que Chile, como Pisco, como Turquía… como Haití y todos quienes han padecido una tragedia así la puedan superar… es todo lo que me queda decir.
Sigue leyendo

Farrah y Michael: La muerte de dos iconos de mi juventud

Justo el día de ayer se dio una noticia que por su naturaleza inundó los encabezados de miles de diarios en el mundo, y generado además otras más miles de opiniones al respecto; la muerte de Farrah Fawcett y de Michael Jackson, dos personas norteamericanas verdaderos iconos no sólo del mundo del entertaining. Sobra decir que la web ahora está inundada de notas y comentarios relativos a ello, entonces pareciera complicado aportar algo diferente. A mí me tocó vivir mi niñez y adolescencia justo en los apogeos de cada uno de ellos y recuerdo muy bien esos momentos. Farrah y Michael fueron más que figuras de la industria cultural de los USA. Aquí ofrezco mis reflexiones.

La belleza total de finales de los setenta

Farrah Fawcett inundó las pantallas de televisión a finales de los setenta con su radiante sonrisa, pero sobre todo con una bellísima cabellera. Una cabellera que –imagino- pudo sostener por cierto tiempo la industria del shampoo y que enmarcaba su bello e inocente rostro que a su vez complementaba un cuerpo por demás estético haciendo de ella todo un símbolo sexual –pero sin malicia-, de gracia, simpatía y carisma. Farrah Fawcett era un ángel que había encontrado en Los Ángeles de Charly un espacio estelar para brillar con su hermosa luz.

Es que era esa virtuosa combinación de hermosura, sencillez y simpatía lo que completaban un cuadro perfecto con ese cuerpo de proporciones esbeltas y atléticas. Farrah encarnó posiblemente y sin querer un milticoncepto perfecto de belleza y salud. Su póster o afiche llegó a inundar las paredes de millones de habitaciones en el mundo entero, y el mío no fue la excepción. Durante un par de años mientras cursaba la secundaria cada mañana la sonrisa de Farrah me saludaba deseándome lo mejor del día.

El afiche de Farrah

Además, la bella donna tenía dos apellidos especiales. Primeramente Fawcett cuyo sonido en sí tiene mucho carácter, después Majors. Ella fue, por un tiempo, la esposa del Hombre Nuclear (¡vaya título castellanizado de El hombre de los seis millones de dólares), el Sr. Lee Majors.

Desde su inicio el cuento de hadas parecía darse; creo que ha sido el único caso en el mundo donde una pareja legal haya compartido los créditos de participar cada uno en los dos programas de mayor rating en los USA y quizá fuera de este territorio: Farrah, el ángel y Lee, el hombre biónico.

Todavía puedo recordar con enorme gusto esos capítulos, de ambas series… quizá como frágiles momentos de felicidad ingenua pero bella, sólo posible en esos años…

Si bien Farrah se diluyó un poco en la televisión mexicana, queda claro que siempre tuvo una trayectoria por demás destacada en la televisión de su país. Y en un ominoso día del año 2006 a la ya madura Lady Fawcett (también pareja sentimental de otro icono del cine, Ryan O’Neal) se le diagnosticó un cáncer anal que terminaría con su vida precisamente hace dos días.

Descansa en paz Farrah. ¿Dónde habrá quedado ese magnífico afiche de tu figura sonriente que adornaba mi cuarto?

Otro afiche de Farrah

El Rey del Pop

En 1980, justo cuando mi póster de Lady Farrah adornaba mi pared, en una pequeña grabadora monoaural que tenía en ese tiempo, solía escuchar un caset Scotch de cinta de óxido de cromo que me habían regalado. En ella estaban registrados 45 minutos de música de una estación de radio de Hartford, Connecticut –para ese tiempo y para mi persona, esa cinta era de mis posesiones más preciadas-, y una de las canciones más alucinantes que venían en ese tape era: Don’t stop till you get enough (del disco Off the wall, de Michael Jackson).

Tema de Jackson del año 1979 (disco con más 25 milones de copias vendidas all around the world).

Entre otros temas que aún recuerdo de esa misma cinta están Turn the page de Bob Seger and the Silver Bullet Band (tema que muchos años después Metallica covereó), Him de Rupert Holmes y The Devil went down to Georgia de Charly Daniels Band, lo comento a manera de contextualización y de ejercicio de memoria.

La cadencia y sobre todo la intensidad de ese tema del entonces claramente emergente y prometedor joven me sorprendió. Tres años más tarde (para mi vida) llegaría Thriller para invadir simplemente todo; la radio, la televisión y las cintas o acetatos que compartíamos entre los amigos.

La apoteosis de Michael. Era innegable la admiración hacia su manera de hacer música y de bailar. Sus recursos musicales, además, eran enormes; no sólo era pop, sino soul y rock y más géneros musicales que su esencia negra en combinación con otro genio de la producción como Quince Jones pudieron lograr.

Esa cantidad de millones de copias vendidas –justo antes de la era de la piratería- no pudieron haber sido casualidad.

El reinado de Jackson se mantuvo de manera intermitente unos años más… entonces vinieron sus excentricidades atroces que, debo admitir, poco a poco fueron ganando –cuando menos- mi rechazo hacia su persona.

Michael

Dormir con oxígeno, su amigo íntimo Bubbles (un chimpancé), su rancho de Neverland… nada de eso me importaba… pero haberse hecho esas abominables cirugías faciales para terminar con una especie de repugnante máscara debajo de su blanca epidermis (otrora negra) fue algo tan grotesco en mi parecer como el haberse involucrado en inmorales asuntos pseudosexuales… donde sin lugar a dudas, creo, que él fue tan culpable como los padres de esos infantes “agraviados”.

Me hubiera gustado verlo de regreso… aunque hubiera preferido que hubiera muerto mucho antes, y que se volviera simplemente legendario antes de tener un cuestionable ocaso.

¡Descansa en Paz, Jacko!
Sigue leyendo