Archivo de la categoría: Problemáticas sociales

Situaciones para comprender y mejorar

En el país de las desapariciones

[Visto: 229 veces]

Otros países tuvieron pesadillas de décadas generadas por gobiernos militares, otros por sus luchas paramilitares debido a la intervención de intereses extranjeros; pero creo, que en esas naciones y de alguna manera como consecuencia de esos terribles momentos, una vez terminados los periodos de terror la forma de pensar cambió, para bien.

En México, ahora… y desde hace ocho años se vive una realidad tan singular; desaparecen (y mueren) una considerable cantidad de personas día con día. Y de esto poco se informa (¡orden presidencial).

No, no estamos en guerra. Ni hay intereses de intervención. Lo cotidiano aquí es consecuencia de los gobiernos corruptos (partidos políticos, como el PAN y, sobre todo; el PRI) que empoderaron al crimen organizado. Con él “se arreglaron” para entregar territorios, para que devinieran la autoridad fáctica de dichas regiones a cambio de desconocidas ganancias económicas.

Cada día platicando con amigos de otras regiones el tema es igual; asesinados, levantados, desaparecidos. Peor aún; es tan intenso que ya vivimos dentro de esa dinámica, ya no es una historia escuchada, un “a mí me contaron”. El servicio forense está lleno de cuerpos que nadie reclama. Ayer mataron a un ciudadano X: padre de familia, obrero de tiempo completo, se le veía a diario con su familia… asesinado con saña. Antier encontraron a una joven mujer, desaparecida hace ocho meses; asesinada. Mañana veremos quién sigue. ¿Hay patrones en los crímenes o perfiles en las víctimas? Nadie sabe.

En la esquina de mi barrio hay dos jovencillos sentados en la sombra, con una moto al lado. Tienen tres días allí. Parecen convivir, platicar, y varios tipos del barrio pasan y los saludan. Cualquiera que tenga ojos y sepa ver entiende qué pasa. Ver y callar, y –dicen- no pasará nada. Pero nada pasa hasta que pasa.

¡Gracias presidentes corruptos de México!

De Rubén Blades, un tema relacionado, por una banda enorme….

Yo, Sin « Solidarité » para la Francia

[Visto: 281 veces]

Entré a Amazon para ver qué ofertas tenía en este Buen fin (según recomendación de un podcast de tecnología) y, lo primero que vi, fue una imagen de la bandera franchute con la palabra “Solidarité”. De inmediato sospeché que mientras dormía algo había pasado.

Luego, como costumbre decadente y, ¿por qué negarlo? vergonzosa, entré a mi Facebook y vi la foto de perfil de un conocido (un tipo que nunca podrá decir la capital de más de tres países –y vecinos al suyo- con les trois couleurs; una nueva estrategia facebookera en apoyo a la Francia.

Entonces, en mi tercer hit de internet, visité mi diario más cercano y allí estaban las noticias del atentado terrorista en París.

Todo el mundo hablando de “solidaridad”… pero, me pregunto, ¿la solidaridad es poner los tres colores en mi foto de perfil? ¿O cantar La Marsellesa?

Yo no puedo hablar de Solidarité, ya que, ciertamente, me considero un egoïste. Soy crítico, distante, cínico y leído; todos los atributos de un intelectual típico en una época donde esta especie está en extinción. Y, como siempre, comencé a cuestionarme, ¿Francia alguna vez mostró solidaridad con las víctimas de las barbaridades islámicas? Francia, la nación de la cultura, de la enciclopedia, del arte por encima del bien comercial, ¿había hecho algo para evitar el exterminio del patrimonio universal de los pueblos atacados por el Estado Islámico?

Francia, esa Francia discriminadora y soberbia, ¿se fijó en esas calamidades generadas por individuos enfermos (de los cuales este país alberga a miles)?

Hoy (allá fue ayer) y mañana (allá es hoy), la Louvre y la Tour están cerrados, ¡qué pena! Y al menos pour les touristes que visitan ahora la nación más turística del mundo (y que pronto dejará de serlo) puedo sentir algo de empatía, pero no por la Francia, ese paisejo que apoyado por Alemania ha llevado a muchas naciones de Europa a entrar en crisis socioeconómica por seguir una idea hegemónica que no tomó en cuenta las subjetividades únicas de esas naciones tan cercanos pero tan diferentes. Hoy, la Francia, ese país soberbio está de rodillas… y quizá se levante, pero eso es algo que en verdad ni me importa.

 

 

 

 

 

¿Quién le ha mostrado “solidarité” a Grecia, por dar un ejemplo?

tonteria¡Uy! ¡Qué solidaria!

México, sometido a Televisa (La dictadura perfecta)

[Visto: 600 veces]

Si bien, la última película de Luis Estrada (El infierno, Un mundo maravilloso, La ley de Herodes) titulada La dictadura perfecta (esa genial frase que le dedicó el ahora Nobel Vargas Llosa al México regido por décadas por el partido político PRI) no la quise ver en cine hace unos dos meses que fue estreno, fue por comentarios de un maestrista de Antropología social que me insistía que esta cinta, curiosamente, estaba “prohibida y censurada”… que no se podía encontrar en ningún puesto pirata en todo el país y, para hacer más intenso el comentario; solo había una versión digital (grabada en una sala de cine) descargable.

Y, en lo que pude corroborar; no había una versión comprable en mi ciudad de residencia y descargué dos veces la misma versión pero en diferente formato. Entonces, me puse a mirarla.

¡Qué mejor comienzo que ver las rayas de estática de una pantalla de televisión con la siguiente leyenda!

“En esta historia, todos los nombres son ficticios. Los hechos, sospechosamente verdaderos. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia” y ¡zaz! ¡Comienza el pantagruélico menú! (Advertencia, a partir de aquí mencionaré contenido de la película –spoilers-.)

Un presidente igualito a Peña Nieto diciendo una sarta de idioteces (igualito a Peña Nieto).

Una televisora cuidando los comentarios y manipulando noticias para que los accidentes de inteligencia del presidente no sean considerados tan importantes.

Un conductor de noticias del programa más visto del país que sigue las instrucciones directas de un maquiavélico jefe que analiza porque entiende la manera como piensa su público (es decir, casi la mayoría de la población).

Un gobernador que resulta “expuesto” en uno de sus cientos actos de corrupción para con esto suavizar la serie de idioteces presidenciales y, que, al sentirse agraviado, llega a un acuerdo con la misma televisora para que “su imagen sea limpiada”.

Un ejecutivo de televisión que señala la imagen del presidente y dice: “si a este pendejo (“estúpido”; aclaración cultural ya que este blog no está en México) lo llevamos a la presidencia a ti te posicionamos nuevamente”.

El gobernador ahora “coucheado” por los cínicos y calculadores “genios de la comunicación” sigue con sus borracheras, sus fiestas con vedettes, gastando dinero… y mirando telenovelas… porque… resulta… que se quiere acostar… ¡con una actricilla de la televisora!

Durante las dos horas que dura la película en ningún momento me sentí alegre o relajado, sino angustiado y preocupado; el retrato que hace –nuevamente- Luis Estrada de este país es simplemente apocalíptico y, después de haber mirado esta historia un montón de noticias y hechos actuales que hablan de crímenes masivos, desfalcos económicos me parecen hilados, arreglados y dirigidos por Televisa… y me pregunto, ¿hacia dónde –que no sea el desbarrancadero- va mi país con Televisa, Peña Nieto y el PRI?

Y lo más innegables es que millones de mexicanos día con día pierden horas de sus vidas mirando la programación imbecilizante que emiten las televisoras (que también tienen sus propios bancos, sus fundaciones, sus editoriales, sus escuelas formadoras y todo lo que se necesita para estar por todas partes y en todas las mentes nacionales).

Sigue leyendo

¡Y nos alcanzó el calentamiento global!

[Visto: 335 veces]

Desde mi pequeño mundo me lamento: Tres meses de lluvia, planes  malogrados, he abordado una cantidad exagerada de taxis, una planta de mi jardín se murió, por la noche se meten lombrices de tierra a mi sala y bueno… Entonces veo las noticias: el estado de Guerrero en catástrofe, Oaxaca padeciendo también, y hasta el norte desértico se está inundando.

Acapulco peor que zona de guerra; desbastado, inundado… ya casi lograron salir todos los turistas varados, a esperar lo que viene después; enfermedades, tumultos, desempleo…

Las carreteras privadas –logro de una administración presidencial muy cacareada y polémica- sólo muestran ineptitud y corrupción en su mal diseño. Punta Diamante, exclusivo fraccionamiento en el chic (y sexual y violento) puerto, otro enorme problema. ¿Qué harán todos esos ricos ahora?

Tres meses de lluvias. No somos selva, no estamos preparados.

Una de las paredes de mi lugar ya tiene problemas de humedad… mal menor, pero sigo aquí horrorizado leyendo las noticias.

20130922-desastre1_-2-.jpg 20130922-desastre_-2-.jpg

20130922-desastre2_-2-.jpg

El Universal México Imágenes

Sigue leyendo

Las patologías de los celulares: La imprudencia humana

[Visto: 1145 veces]

Deberían llamarse idiotic-phones en lugar de “Smart”. Muy posiblemente las personas que los portan se han vuelto algo así como zombies… o autómatas… o cuando menos enajenados imprudentes que son un peligro potencial para la circulación urbana así como bultos desconectados de la realidad.

Caso uno: Una persona busca un lugar, cierto domicilio, no lo encuentra y se siente angustiada. Voltea a pedir ayuda a los transeúntes y estos no son sino un rebaño de autómatas (¿o debo decir asnada?). Falla en su intento de aproximarse a alguno para pedir ayuda, ninguno de esos otrora animales loquax les interesa tener contacto con otra persona, solo desean vivir en ese limbo de música o de diálogos celulares con otros que, también prefieren hacerlo así, nada de contactos personales, de tête-a-tête, cara a cara o face-to-face.

Y si lograse que uno de ellos se sacara sus audífonos de los oídos, o levantaran sus ojos de la pantalla, estos se molestarían y no le brindarían ayuda (aunque me cuestiono si estos autómatas realmente pueden ayudar a alguien).

El fenómeno es impresionante. Yo vengo de la época del Walkman, luego del Discman, y pude llegar a ver en ciertos momentos casos parecidos como en las salas de espera de buses o de aeropuertos… a veces en algunos vehículos, pero ahora, esto se ve por todas partes.

20121202-automata_b_megf_viern__17_julio_2009_.jpg
Imagen tomada de internet.

Las comunicaciones telefónicas nunca tuvieron una sed tan gigantesca como ahora.

Caso dos: Se sube una mujer de casi cuarenta años a una combi sobre cargada de pasajeros. Aborda con dos paquetes inadecuados para viajar en un colectivo, con su bolso de mano… pero sobre todo haciendo una llamada por su celular. Ella No es un Pulpo, le faltan cuando menos un par de brazos para lograr la sujeción de algún soporte del vehículo. ¡Pero a ella le vale madres! Ella está haciendo o recibiendo una llamada y NO va cortarla por el hecho de subirse con una carga de voluminosos bultos en un auto donde apenas cabe. Sorprendentemente la gente le ayuda a acomodar sus cosas entre sus pies para que ella siga en su llamada. Ni las gracias da, ella está muy en su mundo. ¿Hablará con su nuevo amante? La solidaridad de la gente me parece demasiado empática, ¿ellos mismos aceptan válida esa conducta por demás imprudente y estúpida?

Yo hubiera cortado, hubiera tomado el vehículo y llegando a mi destino devuelto la llamada. O tomado un taxi, acostarme en el asiento trasero y seguir bla-bla-bla-bla. Pero siento que mis conductas llevan fuertes dosis de cognición, me resisto a ser autómata.

Para mi sorpresa pasan diez minutos, varias paradas, ¡y ella sigue hablando! Ni siquiera ha pagado su pasaje, ni ha pensado en eso. La prioridad es estar pegada a su teléfono.

Esa dependencia al celular es una enfermedad de estos tiempos. Porque en verdad es una enfermedad. Cuando alguien no puede despegarse un momento, un instante que permita pensar en uno mismo y en los otros que tenemos enfrente, ya es un enorme problema.

Nomofobia: Solo es cuestión de poner en un buscador “miedo a no…” y ¡zaz! El resto lo da la web, Miedo a no tener el celular. Patético.

Caso tres: Me encontré con dos personas y fuimos a un café. Un café que como todos los cafés modernos de ciudad te ofrece conexión al internet vía Wi… Y para mi sorpresa ellos se conectaron y comenzaron a navegar, hasta que dije “si vamos estar aquí los tres propongo (o creo que dije exijo) que se salga de su Facebook y de su Whatsapp”. Logré mi cometido, al menos en esa ocasión.

20121202-x8_black_2.jpg
Imagen de internet.

Pero la oferta tecnológica aumenta, los equipos cada vez más potentes, el mercado de apps no cesa y las tarifas de planes más accesibles. ¿Qué se puede hacer?

Caso cuatro: Un conductor -en extremo- estúpido da una vuelta en una calle invadiendo totalmente el carril opuesto porque solo una de sus manos está en el volante. ¿La otra? Obviamente está con su celular.

Él mismo ve como el conductor del auto que viene en el carril contrario lo esquiva con mil malabares y ni aun así suelta su equipo. ¡Le vale completamente madres esto!

No puedo menos que sentirme indignado. La imprudencia impera en la actualidad.

Pues yo creo que sí se puede hacer mucho y evitar hasta lo posible esa automatización despertando cierto grado de conciencia crítica en aquellos que no se resistan. Tampoco voy a negar aquellas bondades de tener el teléfono a la mano. Pero las cosas de importancia se platican en un par de minutos, nada más, si una conversa amerita más que eso entonces hay santuarios de la comunicación humana llamados cafés o bares y, solamente allí, uno puede pasar horas hablando y mirándose a los ojos. ¡Y no hay nada comparable a eso!

Mi Twitter Sigue leyendo

Terrorismos en México…

[Visto: 2108 veces]

Otro acto criminal abominable. Un grupo de sicarios llegaron a un casino y zaz, lo incendiaron y murieron… se dice que más de sesenta personas.

Aterrador hecho, y los culpables, Los Zetas.

20110827-Terrorismo_1.jpg

Pero resulta que el sitio no tenía salidas de emergencia. Que estas eran falsas. Que no tenía condiciones de seguridad… pero sí un permiso de funcionamiento.

Se dice además, que alguno de los dueños estaba amenazado con la extorsión, que él sabía de la amenaza sobre el local… y no dijo nada. Total, él nomás invierte en el sitio, no acude…

Los muertos de San Fernando, todos los mexicanos e inmigrantes que fueron secuestrados de sus buses en su camino a la frontera y asesinados a golpes. Un hito en el concepto de la inmigración en todo América… el miedo, la indignación, la impunidad y la tolerancia extrema en este país.

Resulta que hay varios detenidos por esta serie de matanzas. De todos ellos, ninguno siquiera ha sido procesado.

Entonces ahora me pregunto, ¿quiénes son los terroristas en México?

• ¿Los narcosicarios o los funcionarios de Gobierno?

• ¿Los que matan directamente o quienes permitieron y crearon todas las condiciones para que los criminales maten impunemente?

• ¿Los grandes capos del narco o los políticos que con su apoyo llegaron al poder?

Creo que el terrorismo mexicano viene a ser otro, desde el Estado mismo. Y total, como las bajas son civiles sin voz ni voto (a menos que seas dueño de cadenas de negocios, poeta o personaje público) esto viene a ser un nuevo modelo de país mucho más complejo que el “estado fallido”.

20110827-mexicofan.jpg

Viva México con su PAN, su Virgencita de Guadalupe, su Televisa y su TV Azteka: Estos son el verdadero gen de la maldad extrema.

P.S. Alguien me va cuestionar por qué metí a la Virgen (jejejeje)… bueno, la Santa Muerte tiene que ser consecuencia de algo, ¿No? (jajajaja)

20110827-pais-mexico-escudo.png

P.S. del P.S. Y si para estado fallido faltan ejemplos, ¿qué tal las famosas ladies de Polanco? ¡Sirvientas devenidas a pop stars!

Blog en defensa de la PUCP

Sigue leyendo

Facundo, los ashánikas, los Templarios y mil cosas extrañas más…

[Visto: 2493 veces]

Malas noticias, malas noticias por todas partes. Noticias que van de lo asombroso, inesperado a lo increíble e indignante. Noticias de países cercanos, al menos por idioma de dominio, al menos en un enorme territorio pero tan sin ley como los es Latinoamérica. Y siempre me he considerado poco impresionable, digamos como la fuente de inspiración de un engendro de Hollywood como Jack Sparrows (que viene a ser el alter ego de Keith Richards, el Stone más stoned del rock).

20110711-signo-pregunta.jpg

Guatemala

A mí me pasó. Leí en algún diario “Facundo Cabral asesinado a tiros en Guatemala” y la verdad, pensé en mil cosas menos en que fuera un encabezado real. Pasados un par de minutos, leí de nuevo… Facundo Cabral… asesinado a tiros llegando al aeropuerto… en Guatemala. ¡Ahora sí estamos jodidos! (Digo, muchísimo más), justo cuando leía que los Zetas (los narcos más malévolos según nos dicen acá en México… o sea, los Narcos del Chapo son almas de Dios) dominaban ese país, que dicho sea de paso, no puede con sus problemas (como si en México pudiéramos).

Digo, ¿Facundo? (mejor dicho, pregunté)… no me cabe, ¿metido en drogas? ¿Negocios riesgosos? ¿O en verdad sus posturas políticas y musicales alguna vez tuvieron un peso de severa seriedad?

No. El asunto es bien escabroso. Mucho más. Ese crimen iba generar un escándalo inmenso internacional. Y ahora ya está.

Resulta que una hipótesis dice que iban por su acompañante. Que él no tenía nada que ver. Así como cuando en el aeropuerto de Guadalajara mataron al Cardenal Posadas. La hipótesis final fue que lo confundieron. Hipótesis viene de los actuales y realistas vocablos hipo= verdad, tesis= oficial. Las etimologías grecolatinas han cedido a las narcocomerciales (y son mexicanas, pues mejor).

Perú

Otra historia asombrosa. El turno de Perú, el país con un impresionante desarrollo económico de dos dígitos (con un crecimiento de pobreza de tres). Una pareja de ciudadanos polacos de la tercera edad, andaban por las aguas del Ucayalli (que con tanto cariño recuerdo) practicando su pasión total, el kayak. Cuando unos nativos ashánikas los vieron en el río, sacaron la retrocarga y los agujeraron, luego los cortaron en pedacitos y cada trozo humano (imagino que pie derecho, pie izquierdo, cabeza, mano, brazo, nalga uno, nalga dos, pene) fueron echado al agua amarrados de cierto peso para que en el fondo de las caudalosas aguas turbias se descompusieran y fueran devorados por la abundante fauna fluvial…

En la búsqueda de los aventureros, y gracias a que hicieron una publicación en su blog (por eso es bueno tener blogs actualizados) un día antes, la policía encontró las mochilas y hasta las zapatillas en las viviendas de gente nativa. Al leer esto, recordé las ingenuas películas italianas de Holocausto Caníbal y Caníbal Ferox (que son tan bobas y de mal gusto que a nadie se las recomiendo) y estas quedaron todavía más en lo absurdo y ridículo. El país del desarrollo nada sustentable ha dado el guión de Caníbales del Amazonas, aunque sus elementos sean menos románticos. ¡Qué viva el Perú, carajo!

20110711-canibal ferox.jpg

México

Los nuevos templarios son de Michoacán, México. De repente, un grupo criminal con pocos años de gestión (¿cinco?) resulta ser el objetivo del Estado Mexicano. Sí, así como se lee. Por fin toda la mano dura del Gobierno se enfoca en atrapar al jefe criminal de los llamados Los Caballeros Templarios (¿por qué se llaman así? No lo sé, la verdad)…

20110711-templarios.jpg

Pero, digo, ¿y dónde está el narco mexicano más buscado de México y el mundo? ¿Por qué el Aparato Mexicano bélico militar político del partido panista no hace una operación similar?

Quizá porque vienen elecciones en Michoacán, y el Presidente de México (por desgracia, moreliano) quiere que su hermanita gobierne este de por sí ingobernado Estado y qué mejor que lucirse con una megaoperación militar-policíaca como si fuera el único grupo criminal de México… o tan siquiera de Michoacán. Fines políticos partidistas y hasta de negocios personales están en juego. Ahora solo queda esperar otro “narco-bloqueo” (se le llama así cuando carros ametrallados y quemados son colocados en las salidas de las principales ciudades de Michoacán, de manera común, para que la población se encierre paralizada de terror mientras el Gobierno Estatal del PRD bloquea los diarios por internet y dice que “acá no pasa nada que todo está controlado” –porque son sus cuates y por ellos llegó al poder-).

20110711-nbm.jpg

Y mientras todo esto ocurre, los “mundiales de fútbol”, o sea, mundiales no Copa del Mundo, salen en la televisión como droga que hace olvidar su miserable situación a una población mediocre y nada crítica perteneciente a Latinoamérica…

20110711-seleccion-mexicana-sub-17.jpg

Sigue leyendo

Epidemias de Gordura: ¿Estás loco?

[Visto: 2400 veces]

• Me encontré con Benjamín y su gigantesco vientre. Me preguntó qué hacía para –al menos- no verme obeso. Mi respuesta lo sorprendió al extremo; “No como ni pan ni tortillas”… “¿¡Estás loco!?” Fue su expresión.

• Jairo trabaja donde yo. Desde hace un año le detectaron principios de diabetes, nada raro para la tremenda obesidad que siempre le he conocido. De hecho, su hijo que es estudiante de medicina inició una campaña para prevenir la obesidad juvenil. Ni Jairo ha dejado de beber sus tres o cuatro gaseosas por día (la mitad son, según, Diet) y siempre lo he visto comer más que generosamente. Por su parte, su hijo nunca integró a su propio padre en sus eventos orientadores de la calidad de vida; de hecho, me parece que este incipiente médico NO ve la obesidad de su propio padre.

• Alberto tiene quince años. Él es esbelto y fuerte de cuerpo. Es buen futbolista y estudiante. Pero en su familia, todos los miembros mayores que él (padre, madre, herman@s) tienen una figura demasiado “redonda”. Parece ser que será cosa que abandone su competitividad temporal de este deporte para seguir ese paradigma… el cual me atrevo de definir sociocultural antes que de salud y calidad de vida.

• Elvira, cuando les mostraba unas fotos de los balnearios de Nicaragua que visité en vacaciones, me preguntó que por qué todos allá estaban “desnutridos”. La verdad esos individuos, sobre todo los varones, tenían un cuerpo por demás atlético con un porcentaje de grasa sorprendentemente bajo… así me pude ver yo hace veinte años… nunca los llamaría desnutridos, pero Emilia vive en un contexto donde ese físico no es común y hasta resulta raro.

• Voy a la bodega de la esquina por un garrafón de veinte litros de agua. Salvo dos o tres cosas todo lo que allí se vende es comida chatarra de poderosas empresas mexicanas que mueven un respetable capital en ventas.

• Salgo a la calle y en verdad l@s obes@s abundan. Cuando paso por la plaza del pueblo miro a una mujer con un vientre desproporcionadamente enorme, ella sin complejo contempla su reflejo en un vidrio… y entra a la paletería a pedir un cono de helado.

• México es el país que más gaseosas consume. Pero y por lo tanto es el que más botellas bota a la basura; casi no hay reciclaje: mares y ríos pagan por el negocio de la Coca Cola Company.

• El Negrito Bimbo solía ser uno de mis dulces favoritos. Hace una semana leí del poderoso efecto casi adictivo del azúcar en el organismo. El Negrito Bimbo tiene cantidades elevadas de azúcar industrializada. Es un bocadillo común y hasta recomendado en las escuelas (por el mismo Bimbo claro, y autorizado en las escuelas al menos por los directivos). Bimbo es mexicana.

20100703-negrito.jpg
¡Ahhh qué rico pastelito!

• Hace quince años las unidades deportivas y los gimnasios estaban llenos. Había que buscar la hora o el local menos concurrido. Ahora no. Parece que todos andan bebiendo cocas y comiendo tortillas mientras andan con su celular, i-pods o sus laptops.

Pero en Nicaragua están desnutridos…. ¿Estás loco?

20100703-chicho.jpg

Mi “desnutrido” amigo nicaragüense Franciso, que es tan alto como yo pero pesa veinte kilos menos… ¿Estoy gordo?
Sigue leyendo

La nueva y violenta imagen, ¿de México?

[Visto: 721 veces]

¿No hubo cientos de películas de cuatreros y abigeos en la horrorosa época de oro donde todo mundo se liaba a balazos? ¿No en cada telenovela de antaño y vigente han ocurrido crueles conspiraciones sin escrúpulos para ver el calvario perenne de la clase dominada –y resaltar su virtud, precisamente, de ser pobres-?

¿No ha habido desde hace años asesinatos de políticos –muchos pasados como “accidentes” de carretera- donde hasta un candidato priista -y bajo esa lógica de entonces “futuro presidente”- cayó de manera sangrienta (y nunca se convenció con la investigación?

¿No habían asesinado en Ciudad Juárez cientos de mujeres y Nunca se detuvo siquiera esto (y ya no cuestiono “si se resolvieron los crímenes”)? ¿No, inclusive, se evitó la distribución comercial de películas referentes a esta temática (como Bordertown con la JLo y Banderas)?

¿No siempre desde fines de la década de los sesenta han habido muchos focos rojos sociales en este país maquillado por la poderosa y omnipresente Televisa?

¿No la música más popular actual aquí viene a ser meras apologías de la violencia que genera el narco? ¿No existe una corriente de cine ultra-low-q y bien famoso cuyos protagonistas y temas son de pura muerte y violencia?

¿No esta “imagen nacional” es una mala parodia de la imagen violenta de la nación del Norte en cuyas escuelas y universidades los estudiantes se matan a tiros? ¿Donde existen de manera permanente asesinos seriales? ¿Donde la segregación y delincuencia tiene divididas las Big Cities que uno tanto admira? ¿Donde millones consumen droga?

¿No son los vecinos del Sur países llenos de conflictos bélicos por guerrillas mercenarias y pandillas mara que la convierten en una de las zonas más violentas del Mundo?

¿No queda México en medio de dos infiernos con uno propio mayor?

¿No forma acaso la violencia parte de esa imagen del macho, del hombre duro y puro que tanto en México como ciertos países de Latinoamérica se llega a valorar?

¿No contribuyen a la violencia “nacional” la pederastia agresiva de los sacerdotes y las luchas de privilegios absurdos los sindicatos ultrapolitizados? ¿No son los docentes mexicanos de los más radicales y brutos del mundo entero?

¿No las condiciones socioeconómicas neoliberales de los últimos quince años han favorecido una desintegración familiar a un grado extremo? ¿No pasó este país de ser productor y distribuidor de drogas a ser consumidor justo en este lapso de tiempo?

¿No se origina la violencia mexicana, antes que del narco, de una clase política ambiciosa hasta al asco e insensible como bestias depredadoras y rapiñeras?

Sigo sin entender por qué algunos se asombran con lo que ahora está pasando… (un ataque a un Consulado USA)…

Imagen de internet
Porque los sucesos y las condiciones NO son independientes…

Sigue leyendo