Archivo de la categoría: Lima y sus limeños

Todo lo que haya y quepa

Lima: Lo Bueno, Lo Malo y Lo Feo (vísperas de su Aniversario)

En un breve video del periódico web El Comercio (17 de enero 2009), aludiendo el cercano aniversario de la Ciudad de Lima, se entrevista a curiosos personajes sobre lo que para ellos representa Lo Bueno, Lo Malo y Lo Feo de Lima. Sus opiniones me parecieron tanto acertadas como disparadas –y esto es lo bueno; no necesariamente estar de acuerdo-, así que aprovecharé este relato para emitir mis controversiales puntos de vista (debo aclarar que la música chicha escogida para el video, además de mi bebida sabatina fueron los detonantes de esta entrada).

Ellos dijeron:

Que lo bueno era: La gente es “chévere”. Está cambiando la ética. Mejoras en la ciudad, todo es más vistoso. En el Centro de Lima hay orden. El clima. Hay conciencia para tratar al turista.

Por otra parte, lo malo pudiera ser: El tráfico vehicular; la violencia generada pandilleros, rateros, pirañas y delincuentes (y el desconocimiento que esto genera internacionalmente); la Administración del Estado.

Y lo feo de Lima recayó en: Injusticia (asesinatos inclusive de policías); Chuponeos; Falta del mismo amor hacia la ciudad de Lima (lo poco que se hace lo deterioran); Las pistas rotas; Fuera de Lima es feo.

Imagen de José Zavala
Parque Universitario, foto con mi ex cámara reflex hace 4 años

Yo les objeto:

Que en mi vivencia personal lo más complicado de Lima eran sus habitantes; muchos pero muchos de ellos (es decir, una gran mayoría rayando la totalidad) son seres sumamente acomplejados y desconfiados; por lo tanto su tendencia a las mentiras y la agresividad me pareció extrema. Pero reconozco, que en esta ínfima minoría existen de las personas más maravillosas que yo pude tratar.

Que la ética comienza a cambiar me parece algo interesante… pero no dijo si para mucho peor o cierta mejorita chiquita y augusta.

El clima de Lima siempre me ha gustado –aunque su humedad a veces afecta la salud en época de frío-; aparte que es tan diferente a lo que yo pude haber vivido antes, la ciudad en sí tiene abundantes microclimas durante todas las épocas.

Y sí, de repente se procedió a darle su “maquilladita” a la ciudad construyendo estructuras vistosas por encima de lo funcional, que si bien a muchos esto los ha llenado de orgullo a mí no me parecen tan adecuadas…

De lo malo, ¿qué decir? Efectivamente, el tráfico –a consecuencia de tantas obras “maquillantes” y simultáneas ha deteriorado la ciudad (pero sobre todo su clima de vivir) a un extremo inaudito. Todas estas situaciones cobran factura en la salud de los habitantes, y para mí era evidente el grado de estrés y frustración de una buena parte de la población limeña solamente por el mero tráfico de autos. Recuerdo que en mis últimos días hubo taxistas que no quisieron llevarme a mi destino porque tenían que cruzar un área de remodelación que era caótica. Y si entonces las pistas (así se les llama a las calles y avenidas) ya estaban dañadas, pues con esto seguro que ahora parecerán trocha.

El caso de la delincuencia me llama mucho la atención. Porque poco a poco deja de ser esa delincuencia pobretona de jóvenes marginados hiperviolentos para ceder a grupos organizados que secuestran y asesinan a sangre fría y con cierto sistema logístico que permite la identificación y seguimiento de las víctimas. En este aspecto Lima (y el Perú) se están mexicanizando.

Es una pena que el Estado no se percate de todo esto: que cada situación se va sumando y va afectando a los habitantes paulatinamente (por eso yo no creería en eses cambios de ética y menos de la salud de sus habitantes)… y esto además tiene un impacto fuera de lo nacional (basta pensar en cuántos países del mundo podrán ver este video).

Pero bueno, ahora viene la parte propositiva de esto; que es eso que yo considero Lo Bueno, Lo Malo y Lo Feo de Lima

Imagen de El Comercio
Imagen del Diario El Comercio (escaneada por mí)

Primeramente, Lima es una de las ciudades más emocionantes y divertidas del mundo. Aburrirse aquí no es un pecado, es una estupidez. Las opciones de entretenimiento (así las quiero llamar porque abarcan desde lo cultural, lo gastronómico, el mero vicio banal y alcohólico, lo intrincado de lo urbano y el mosaico humano tan complejo) son excesivas.

Lo malo lo enfoco a moverse dentro de la ciudad, tanto por el pésimo servicio de transporte urbano como los embotellamientos y calles deterioradas.

Y lo feo, para mí seguirá siendo la mentira limeña y ese orgullo sin razón de ser para despreciar(se) a diestra y siniestra: en Lima ser aceptado es un albur, una moneda al aire… y en ambas con alta probabilidad de perder.

Pero lo mejor mejor de Lima pudieran ser: Ángel, César Honorio, Carmen e Yrene… por mencionarlos porque lo merecen.

Imagen de José Zavala

Sigue leyendo

Viaje en ómnibus en Lima la caótica

¿Qué se genera en la población cuando por falta de prevención no se considera el efecto en la Calidad de Vida de los ciudadanos de una ciudad? Las mermas de salud, sobre todo mental, tarde o temprano aflorarán. Estas imágenes las tomé en un aburridísimo viaje de Chorrillos a Comas (¡qué horror!), y si yo no me dormí es porque nunca pude ganar asiento.

Imagen de José Zavala
Después de rato.

Imagen de José Zavala
10 minutos después.

Imagen de José Zavala
Otros 10 minutos más tarde. Sigue leyendo

Lima, la tonera (Celebrando el Fin de Año)

Red. Por José Zavala

En Perú le llaman tono a la fiesta, al huateque, a la parranda, al reventón.

Lima es tonera. Por supuesto; totalmente. Aburrirse en Lima es para la gente que teme salir de casa, los que se aterrorizan con la noche (claro que razones para temer sobran, pero los tonos que esperan en las noches valen el riesgo).

En esta entrada solamente quiero hacer un recuento de las canciones que en mi tiempo de permanencia se han tocado en aquellos pubs que frecuento. Bueno, quizá la selección sea motivo de críticas (como una amiga me dijo, ¿pues a qué sitios vas?). Total. Esto ha sido lo que he bailado, o cuando menos escuchado con más frecuencia y pasión; no vine a un país con una cultura musical muy fuerte y determinada para terminar degustando música extranjera; así ha sido mi elección.

Para este artículo trataré de llevar un orden cronológico pero quizá me equivoque. Aclaro además, esta música es lo que se puso en mis pubs entre 2006 y 2007.

1.- Dragostea din-tei. Grupo O-Zone

La canción de “Numa Numa lei”. A pesar de haber tenido más de un año de haber sido un verdadero hit internacional, los moldavos de O-Zone aparecían en las pantallas de mis pubs con esta pieza realmente incitadora a brincar con frenesí.

En un viaje anterior al Perú –un año antes-, su versión parodia de los Morancos de Triana, “Marica tú”, también hacía las delicias de todos en las pistas de baile (a pesar los prejuicios propios del subdesarrollo).

2.- Hips don’t lie. Shakira

Oh baby when you talk like that, you make a woman go mad, so be wise and keep on reading the signs of my body

Ni hablar. La colocha se pasó con este tema… y el video más que alucinante.

3.- Hung up. Madonna

Como un tributo a los 70’s y 80’s de los suecos de ABBA, pero con la consideración que una tía de cuarenta años no podía bailar como veinteañera; la única majestad del pop (jamás un hombre o mujer han podido hacerle la más mínima sombra) con una inteligencia y madurez superdotadas, logró una canción moderna y fácilmente bailable por todos (y los que vivimos lo disco hace treinta años nos tocó desempolvar algunos pasos casi olvidados).

4.- Si me dejas no vale. La línea

Súper merengue que alegra hasta un deprimido cercano al suicidio. Esta canción fue éxito de Julio Iglesias por el año 1979, y a su vez era un cover de una canción pop canadiense (¡yo recuerdo bien mi disco de 45 rpm!). Nunca jamás imaginé que veintiocho años después fuera a danzar rabiosamente dicha canción en una suculenta versión merengue.

5.- Mi cuerpo. Dan Den

Una salsa muy cubana (la verdad es un género que desconozco por mucho) y muy sabrosa. Muy solicitada a mediados del año pasado. Algunas letras de este cadente género están llenas de sensualidad, como ésta.

Pucho. Por José Zavala

6.- La Anaconda. (¿?)

Esta canción entró con una fuerza tremenda al dancefloor de los pubs donde se acepte bailar esto. Es decir, la Anaconda es una danza tradicional de la selva peruana, no es una canción pop de alguna estrellita de música y videos de consumo internacional. De una dulce y suave flauta con percusión discreta (aunque la danza es todo un espectáculo de sensualidad femenina contra fuerza atlética varonil), se pasó a una furibunda interpretación cuyos cantantes hasta la bailaban al estilo hip-hop de la gente africanoamericana. Además, como todo video donde participan mujeres de la selva; el erotismo de la ausencia de ropas es evidente.

Por ser danza selvática, nadie la baila como se debe; pero todos la bailamos con intensa pasión…. ¡Anacoooondaaaa!

8.- ¿Cómo hago? Kaliente

El primer hit de los iquiteños de Kaliente (así se “autodenominan” o se les dice a la gente de la selva, que son calientes –asunto que en esta entrada no voy a discernir-). Estupenda cumbia tan bailable que el mismísimo Eddy Herrera pidió autorización para merenguearla muy a su estilo.

Este grupo, además ha tenido otros grandes y danzables éxitos de la misma intensidad pasional como:

7.- Solo; que es una pieza más nostálgica pero igual de bailable y 8.- El embrujo: que sin lugar a dudas ha sido su más canción más reconocida y cantada. Cuando al bailar también se canta es sinónimo de la aceptación total en el tono.

9.- Todos me miran. Gloria Trevi

Esta canción que bien se escuchaba con mucha fuerza el año pasado marca el retorno de la Trevi. Con un video de dos historias paralelas (ambos casos disfuncionales de abuso psicológico) cuyos protagonistas se redimen de pronto en una noche… Con una influencia musical directa de Gloria Gaynor y coqueteando abiertamente con el travestismo, el video de inmediato tuvo su acogida en el público que –me incluyo- extrañábamos a mi paisana.

10.- Noches de fantasía. Joseph Fonseca y 11.- El gran conquistador. Los Niches.

Insisto, de salsa sé tan poco que prefiero solamente mencionar los nombres y lo agradables que son estas canciones; ambas de temáticas opuestas pero igual de provocadoras al movimiento cadente constante y sensual.

Noche Club. Por José Zavala

Del 12 al 15.- Néctar/// El arbolito, El baile de la cumbia, Tú vives equivocada y Pecadora

Seré sincero. La fama post mortem de Néctar es indebida. Realmente era un grupazo pero ya estaba en el olvido peruano. Pero de pronto, en una pista argentina y de madrugada todos perecen en un accidente espectacular –el cual muchos insisten fue un atentado mafioso-.

Néctar era famoso en Argentina, en Perú ya estaba cubierto por el polvo del olvido. Entonces, la necesidad de ídolos que se tiene en este país los enalteció de manera disparada. Hubo una psicología de masas muy interesante (aunado a esto al retraso del envío de los cuerpos desde el país gaucho y otros detalles) por lo trágico de su muerte.

Gracias a lo anterior, pude conocer este grupo de cumbia y bailar su música. Gracias a esta dolorosa muerte, surgió un enorme negocio de televisión, de pugna de herencias y resurgimiento de su música (en discos originales y bamba). Sin embargo, meses después, ya nadie recuerda con esa pasión de santos a la tragedia de estos músicos. Ya nadie pide justicia (de hecho, no he sabido cuál fue el resultado de las indagaciones de la mafia cumbiera del Perú en este país y Argentina).

Pero en cuestión de su calidad musical, el olvido no se consolida todavía; basta que “el Arbolito” retumbe en los poderos Peavey del local para que toda la cholada se levante alucinada y comience a danzar (y yo allí entre la mancha).

16.- El shipibo enamorado. Privados internacional.

Bailando alegre yo te conocí, cantando alegre yo te conocí… y sus hipnóticos sonidos de los teclados me hacen recordar mi pasado viaje a Tarapoto.

Esta pieza es rítmicamente suave (baila, baila, baila huambrita baila) y a ratos me parece más bien de una onda minimalista, que induce al trance… pero con dos litros de cerveza encima, cualquier pensamiento me parece válido… por eso que en el Perú beben tanto.

Del 17 al 20.- Grupo 5/// Te vas, La Kulebrítica, Me enamoré de ti y qué y Adiós amor.

(Y varias más que suenan y suenan)

La gran sorpresa de mediados a finales del 2007; sin embargo, al parecer esta enorme y gran agrupación existe desde hace casi 10 años.

Sin lugar a dudas los indiscutibles grandes más grandes de la cumbia peruana. Están vivos, son reales… Como el Grupo 5 no hay nadie más. Lo digo yo, lo bailo yo y lo canto yo: no puede haber mayor sentido de coherencia.

Les deseo a todos mis visitantes una Feliz Navidad. Si están en el Perú; bailen su hermosa música; lo mejor para el Año 2008.

Purple. Por José Zavala
Sigue leyendo

El Ciruito Mágico del Agua: Lima, la turística: Vol. 1

El Circuito Mágico del Agua

Finalmente me decidí a visitar el Parque de las Reservas (el cual nunca conocí como tal) y sus nuevas instalaciones del llamado Circuito Mágico del Agua (CMA). Así que con un impermeable en mi morralito y mi cámara Panasonic Lumix, ya entrada la tarde ingresé a esta nueva atracción turística.

Fuente de la Armonía. Foto de José Zavala
Fuente de la Armonía. Foto de José Zavala

Desde la entrada este circuito es impresionante. Mis oídos de inmediato reconocieron el “allegro non molto” del Verano de Las Cuatro Estaciones de Vivaldi y mis ojos comenzaron a fantasear con las tonalidades rojizas de la Fuente del Arco Iris.

En mis primeros diez minutos quedé sorprendido y agasajado por la magnificencia de dichas instalaciones, y había comenzado por la parte más discreta del Circuito: las fuentes de la Armonía, de Tangüis y la Cúpula Visitable conforman esta primera sección; insisto, todo con Vivaldi y con una luz suave (sólo me faltaba el borgoña, que sería para más tarde).

El Arte de la Luz (Unos tips de cómo capturar la magia)

El CMA es todo un espectáculo de luz y sonido. Toda la gente va con sus cámaras de todo tipo para fotografiarlas y filmarlas. Sin embargo, vi que la mayoría usaban flash. Hacer tomas en la noche con objetos luminosos con cierta intensidad más bien baja no amerita esta intensa luz. Los opaca. Retratar agua en movimiento con flash hace, además, que se refleje la luz en las gotas. Sólo desde cierta distancia es aceptable. Descubrí cómo con o sin flash los colores de las fuentes cambiaban.

Fuente de Tangüis. Foto de José Zavala
Fuente de Tangüis. Foto de José Zavala

Para tomar fotos de noche lo mejor es usar la modalidad full manual o semi automática (control de diafragma es mejor para los sensores de la cámara). Esto, sin embargo, no todas las cámaras que vi ayer lo pueden hacer. Hasta aquí mis experiencias con la luz.

La recuperación de la Calidad de Vida

Entro a la crítica ahora pues, ni modo, pero me gusta cuestionar tanto que no me puedo contener.

En el folleto del CMA, donde la foto de su majestad el alcalde aparece habla de dicho complejo como “símbolo de la recuperación de la calidad de vida y de la modernidad de la ciudad”.

Quisiera conocer qué es lo que la Municipalidad de Lima concibe como calidad de vida (temas que son mi pasión en mis estudios ya terminados de postgrados). Que un parque con estas características sea algo apreciado por ciertos sectores de la población limeña no lo discuto. Que el parque –en mi opinión muy personal- ofrezca un momento de ensueño en una visita de 4 /S. ($1.3 USD) tampoco lo discuto y me asombro de lo bajo del costo. Espero que haya un estudio de factibilidad económica y de impacto ecológico que me ayude a entender cómo cobrando esa cantidad se puede pagar toda la energía que las poderosas bombas necesitan para mover toda esa agua, el gasto además de las luces y rayos láser. ¿El agua se recicla? ¿Cómo se trata? ¿Qué tanto contribuye al calentamiento global y evitar que el Huascarán quede desnudo?

Aunque mi pregunta más completa sería, ¿es realmente autofinanciable este CMA o las poderosas empresas auspiciadoras (Coca Cola, BCP y Telefónica) absorben los gastos?

El túnel del elogio

Para cruzar hacia la otra área de este parque, se pasa por un túnel donde se exhiben todos los logros del señor alcalde. Qué bien que se den a conocer las obras hechas… pero a ratos sentí demasiada ostentación del nombre de este funcionario.

Es decir, la obra fue hecha por la municipalidad de Lima, no propiamente por un solo y único individuo. Además, estos anuncios marketeros de “las grandes hazañas de la calidad de vida” ya los había visto en los alrededores de la Plaza de Armas de Lima. O sea, ya es mucho.

El túnel del elogio según yo. Foto de José Zavala
El Túnel del Elogio (así se me ocurrió). Foto de José Zavala

¿Qué tal si en cierto momento este túnel del autoelogio fuera usado con otros fines no tan proselitismo del ego personal? Digamos, si hay grupos que desean hacer El Día del Buen Café Peruano; pues allí está, durante un mes el Túnel del Grano Fino. ¿O qué tal llenar las paredes con pinturas de artistas plásticos limeños? O algo más street art, grafitearlo durante un mes por jóvenes que quieran mostrar sus dotes y no dañar en cambio las paredes de ciudadanos inocentes. Tantas ideas pueden aplicarse para promover la “calidad de vida”.

Pero sospecho que ese será el Túnel de la Carrera Presidencial… total.

Algunos alcances diferentes de la Calidad de Vida

Ok, tremendo lugar, da gusto visitarlo. No lo niego.

Existe un limeño –que nunca ha sido mi amigo- llamado el Chato Augusto. Trabajó durante 10 años para la municipalidad de Lima y, durante tres días a la semana resguardaba el Parque de las Reservas con un rottweiler llamado Tobi. Su sueldo; 500 /S. al mes.

Quinientos soles son:

$ 165 USD,
(o) lo que pago de renta por mi espacio (que no lo considero siquiera un departamento, incluyendo mis servicios),
(o) menos de lo que me costaba la boleta de mis estudios en la Católica (¿para qué oculto el nombre si mi blog forma parte de su sistema web?),
(o) lo que gasto en mi comida al mes (no tengo cocina, como en mercaditos o cafetines y soy tragón)
(o) mis gastos mensuales por mis tonos del sábado por la noche (¡influencia travoltiana!).

La población económicamente activa limeña que trabaja por esta cantidad es considerable, ¿qué tipo de vida pueden tener así? Un salario así es una vergüenza para el gobierno que así lo permite.

Mi “no amigo”, al que me refiero, ya no trabaja más para esta administración. Ahora cachuelea. Nunca ascendió (quizá por falta de talento), no lo liquidaron (metió demanda que seguramente perderá). Puedo asegurar que no conoce el CMA, al que vigilaba mientras se construía (esposa, hijo, entradas, pasajes… no, definitivamente no lo conoce).

A pesar de estar en diciembre no veo tanto choro en Lima para estas fechas, eso sí afecta la calidad de vida. Sin embargo, las pistas que forman parte de la Av. Universitaria y la Panamericana son un asco total. El sistema de transporte público (al cual debo de utilizar a diario) es lo más sucio, feo e incómodo que he podido experimentar en mi vida. Los estudiantes de la nocturna que atienden las escuelas estatales de mi barrio salen de la escuela y fuman marihuana en plena calle… no son agresivos, pero como forman una mancha (grupo grande) la desconfianza me da…

Creo que el concepto de Calidad de Vida va mucho más allá que construir un parque con maravillosas fuentes y ambientado con música de Beethoven y algo de new age, el cual sin embargo, me encantó.

Vista hacia la Fuente de la Fantasía. Por José Zavala
Vista hacia la Fuente de la Fantasía. Por José Zavala

Pero esta ciudad necesita atender otro tipo de prioridades. Cierro esta entrada con esta pregunta:

¿De qué sirve regalarle a un niño pobre una consola de video juegos para ver en pantalla de plasma High Definition cuando ni luz eléctrica tiene en su casa?

Nota relativa a la herramienta visual del blog:
No es la primera vez que no puedo subir la fotografía deseada. El Túnel del Elogio la tuve que cambiar por otra fotografía menos ilustrativa ya que la escogida previamente no subió
al sistema.

Blog en defensa de la PUCP

Sigue leyendo