Archivo de la categoría: idiosincrasias

Reflexiones sobre costumbres, modos de ser y de pensar en Perú, México y Centroamérica

México y su gobierno: La construcción de paranoias

Un martes, en la capital del estado comienzan los mítines y bloqueos de carreteras por parte de grupos descontentos con las políticas del gobierno. Me doy cuenta porque vía whatsapp (WA) me lo comunican. Reviso los diarios, apenas se dice algo.

Ese mismo martes, en la región sur del estado comienzan bloqueos con quema de vehículos y varios enfrentamientos a tiros; muertos incluidos.

El miércoles, un grupo de individuos aterran la segunda ciudad más importante del estado. Queman algunas tiendas, tiran bala en las avenidas y la paranoia es total. Vía WA algunas personas comunican esto a sus conocidos en ciudades próximas. (Por la noche, antes de apagar mi cel, recibo un mensaje intimidatorio que se está corriendo en las redes sociales.)

Yo vivo en una ciudad próxima. Me llegan las noticias el jueves (es decir, las leo vía WA) y personas allegadas a mí me preguntan que qué sé. Mi respuesta desanima. Poco. Casi nada. En eso, comienzan a entrar llamadas a mis colegas de trabajo de parte de sus familiares: grupos armados se enfrentan y hay persecuciones en una ciudad muy próxima a donde estamos. Comienza el miedo en nuestra zona.

Ya con el mensaje WA en miles de celulares, a los noticieros no les queda más que dar un poco de información. Los desmanes se multiplicaron en varias ciudades bajo el mismo patrón: quema de vehículos (“oficiales y de empresas”), tiroteos y, (dicen que pocos) muertos.

Entonces, por la noche comienzan a circular imágenes vía WA de un decapitado muerto en un tiroteo. Yo pregunto: “¿Quién me dice que ese desafortunado era criminal y estuvo precisamente en los hechos mal habidos?”

Peor aún, siendo fotógrafo al mirar esta con curiosidad entrenada descubro una pequeña marca en ella. La foto tiene un autor que quiere ser reconocido. ¿Quién? ¿El Gobierno?

El mensaje recibido vía WA días antes dice que no salgamos después de las once, que viene una carnicería, que todos serán torturados y asesinados, que el apocalipsis llegó.

Hay gente que se lo cree y ahora teme.

Hay gente que toma postura soberbia y dice que dará enfrentamiento, pero no dicen cómo.

Pero, ciertamente, las calles se ven demasiados solas por la noche. Por el momento.

Los noticieros seguirán sin decir mucho.

Así es México ahora… en caso que no lo sepan.

psycho

Y de pronto, ¿devine papista? Bergoglio en México

Lo admiré desde que fue escogido; por ser latinoamericano, ¡por ser argentino! ¡Y por ser jesuita!

Mis razones sobran, aunque no sean suficientes. Los jesuitas fueron determinantes en una época histórica de mi país (¡y de muchos otros!), Argentina es un país cuyo pensamiento y cultura admiro por varias razones (y no les reconozco esa supuesta arrogancia que dicen algunos que tienen). Por sus curiosas declaraciones que han levantado pequeños escándalos pero nadie se le ha atrevido a cuestionar. Pues sí, nunca en mi atea vida, había puesto atención en el representante de la Iglesia Católica.

Y, si alguien se pregunta, si soy ateo a pesar de ser orgulloso egresado de la Pontificia Universidad Católica del Perú: les digo que sí, sí se puede y sí se pudo. Mis respetos por esa universidad seguirán por siempre.

Su visita a México ha generado expectativas enormes, ¡y no por el catolicismo hipócrita y convenenciero de los mexicanos! Sino por el caos político, institucional y civil que se vive en este país. Un país de narcos, de crímenes atroces y de autoridades corrompidas que solapan todo. Un país donde una minoría de mega millonarios deciden sus intereses y se gastan enormes cantidades de dólares para que la televisión y demás medios legitimen estas decisiones dictatoriales. Porque somos un país cuya mayoría de la población ve telenovelas de una manera tan emocional que están al borde de la eyaculación admirando esas estupideces… y porque si juega la selección de fut la expectativa es monstruosa esperando una contundente victoria… contra un país cuyo ingreso per cápita no pasa los dos mil dólares por año…. Absurdo, ¿no?
Pero la palabra del Papa pesa. A pesar de los millones de Peña Nieto por aparentar un gobierno que no está en picada… una palabra de Jorge Mario lo puede poner a temblar.

¿Cuántas personas en México están urgidas de alivio, de paz y de justicia? MILLONES. Millones de rechazados por un sistema político de cofradías e intereses de unos cuantos que deciden el futuro de una nación ignorante y fanática. Por eso, y por más razones, en estos días de febrero, he leído más de Francisco de lo que pude haber leído de todos los demás Papas de la historia… y tengo la ingenua esperanza de que… algo cambie en este país tan herido.

Papa-Francisco

Punto de Quiebre (2015), Hollywood a la baja, el Estado Islámico y las salas de cine en México

Por supuesto que vi y adoré Point Break (1991), así como otra soberbia película de la misma mujer (preciosa artista plástica y directora de cine, estadounidense y, en cierto momento, esposa de Mr. Movies James Cameron). La temática de esta película de hace veinticuatro años ha sido tan original que eso le ha dado su respeto y vigencia por más de dos décadas. Pero dejaré de lado cualquier elemento de esta clásica versión.

Cada vez va menos gente a los cines. Antes, ir en sábado o domingo apenas entrada la tarde era llegar a ver las colas de gente ganosa de ver alguna película. Hace tres años todavía era posible ver gente; ahora, cada vez menos. Ir entre semana a una función es sentarse en medio de una sala para trescientas personas rodeado de nadie. Ideal para ver algo de terror… si es que todavía hacen películas de este género. ¿Qué está pasando entonces?

¿Que porque es muy caro? ¿Que por las descargas? ¿O la piratería? ¿Netflix o Cinépolis Klick? ¿O de plano la inseguridad en un país como México tiene a la gente encerrada en casa? Se podrán buscar mil razones para explicar esto, pero pocos hablan de la más importante. Ir al cine es un juego de azar, un albur; las películas que se exhiben, en su mayoría, son pésimas. Más de lo mismo, o lentas o superrápidas, o mal actuadas, o guiones absurdos, o el sello Disney como antirrey Midas volviendo mierda todo lo que toca. ¿De cuántas películas me he salido sin haber llegado a la mitad? ¡Uff! Y de ellas varias han sido “superproducciones”. La industria del cine ha saturado a la población dándole mediocridad en exceso en una frenética carrera de recaudar fortuna muy, pero muy por encima de ofrecer algo que mueva, que conmueva, que deje tocado al público con ganas de regresar otra y otra vez a una sala de cine.

Los “jóvenes de hoy” (frase tan ridícula) jamás sabrán lo que era ir a una gran sala de cine (no multisalas) mirar un afiche de una auténtica y verdadera película y tener que esperar meses para poder verla. Ahora, cada semana sale una veintena de producciones solamente en los E.U.A., de las cuales algunas “serán las escogidas” para llegar a las salas de México. ¿De qué sirve que en una ciudad mexicana haya  sesenta salas en siete u ocho complejos si son diez películas las que están en juego? Y de esas diez películas quizá ninguna valga la pena.

Me metí a ver Summer camp (producción española, hablada en inglés) para hacer tiempo y volver a ver Point Break en 3D. Me ocurrió algo que deviene costumbre: quedé asqueado de tanta idiotez y mejor salí al estacionamiento a pasar el tiempo. De hecho, tuve que adelantar la función hora y medio y renunciar a esa rara tecnología que me parece cuestionable en casi todas las películas (pero con contadas excepciones extraordinarias).

Punto de Quiebre era de nuevo mi meta. La había visto unos días antes y la había disfrutado enormemente, a pesar de sus evidentes falencias. Pero era una extraña película que después de cinco días no se quería salir de mi cabeza.

La vi de nuevo y mi adoración por ella aumentó… aunque ahora sí le noté los efectos (la tecnología 3D es un maravilloso maquillaje) y constaté que la “conversión” de Johnny Utah es ilógica… ¡pero qué importa eso! Las secuencias de deporte extremo quitan la respiración, la música otorga una ambientación preciosa, los paisajes son inimaginables, los escenarios cuidadosamente seleccionados la hacen un producto que vale la pena. Entretenimiento único con enormes dosis de retos culturales (¿Realmente es posible ver tsunamis desde un yate? ¿Cuál es la ola surfeable más grande alguna vez registrada? ¿Hay edificios de cien pisos en Bombay? ¿Puedes entrar en paracaídas de manera vertical en La cueva de las golondrinas –que no son ni golondrinas siquiera pero que se encuentra en México-? ¿Cuánto les toma a cuatro chicos subir ellos solos al Everest… para de allí saltar en paracaídas? ¿Desde qué altura se puede brincar al agua sin matarse?).

Yo le perdono todos los defectos ante tantas virtudes. Y me queda claro que los sitios donde escriben “reseñistas expertos” son solo una farsa vil. Nunca voy olvidar cómo en Birdman (ganadora del Óscar, del mexicano González I.) ese personaje, una mujer que es la crítica de teatro más mierda de Broadway le dice al protagonista “¿Cómo pensaste que ibas a triunfar sin antes haber hablado conmigo?). Las reseñas de cine me dan risa.

FireShot Capture 1 - Point Break (2015) - Rotte_ - http___www.rottentomatoes.com_m_point_break_2013_

A los personajes secundarios les faltó tiempo y diálogo. No crecieron, aunque ni era necesario. Todos ellos (tres varones más una mujer) de extraña belleza: actores suecos, noruegos, alemanes… ella australiana y Él: ¡venezolano! ¿No es hermoso ver en los créditos el nombre de Édgar Ramírez y, además, escrito con sus respectivas tildes? Dos sílabas en la pila y tres en el apellido… la verdad, ya estaba harto de leer imbéciles monosílabos (como Will Smith).

Entonces, estas hermosas personas, jóvenes, sonrientes y llenas de vida; adoradoras de los paisajes y del cuidado físico (la secuencia de nado por la noche es maravillosa) tienen una filosofía poderosísima. Todos estos personajes son movidos por una fuerza interna monstruosa, y un sentimiento de obligación hacia la misma Tierra; la religión más pura que puede haber. Y, guiados y motivados por esta fuerza (¡porque esta sí es fuerza, no la estupidez Jedi!) robarán, destruirán y matarán sin contemplaciones a quien se les ponga enfrente. El problema, en esta historia, es que afectaban intereses norteamericanos y ¡con ellos nadie se mete! Bueno, entonces entra el Estado Islámico. ¿No es justo el perfil y la manera de sentir de este grupo religioso extremista y radical?

Los miedos del mundo terminan plasmándose en el cine. Esa es una característica única de este arte. Y Point Break ofrece una visión poética de este ejemplo.

 

P.S. No es perfecta mas se acerca, a lo que simplemente soñé (P. Milanés).

Yo, Sin « Solidarité » para la Francia

Entré a Amazon para ver qué ofertas tenía en este Buen fin (según recomendación de un podcast de tecnología) y, lo primero que vi, fue una imagen de la bandera franchute con la palabra “Solidarité”. De inmediato sospeché que mientras dormía algo había pasado.

Luego, como costumbre decadente y, ¿por qué negarlo? vergonzosa, entré a mi Facebook y vi la foto de perfil de un conocido (un tipo que nunca podrá decir la capital de más de tres países –y vecinos al suyo- con les trois couleurs; una nueva estrategia facebookera en apoyo a la Francia.

Entonces, en mi tercer hit de internet, visité mi diario más cercano y allí estaban las noticias del atentado terrorista en París.

Todo el mundo hablando de “solidaridad”… pero, me pregunto, ¿la solidaridad es poner los tres colores en mi foto de perfil? ¿O cantar La Marsellesa?

Yo no puedo hablar de Solidarité, ya que, ciertamente, me considero un egoïste. Soy crítico, distante, cínico y leído; todos los atributos de un intelectual típico en una época donde esta especie está en extinción. Y, como siempre, comencé a cuestionarme, ¿Francia alguna vez mostró solidaridad con las víctimas de las barbaridades islámicas? Francia, la nación de la cultura, de la enciclopedia, del arte por encima del bien comercial, ¿había hecho algo para evitar el exterminio del patrimonio universal de los pueblos atacados por el Estado Islámico?

Francia, esa Francia discriminadora y soberbia, ¿se fijó en esas calamidades generadas por individuos enfermos (de los cuales este país alberga a miles)?

Hoy (allá fue ayer) y mañana (allá es hoy), la Louvre y la Tour están cerrados, ¡qué pena! Y al menos pour les touristes que visitan ahora la nación más turística del mundo (y que pronto dejará de serlo) puedo sentir algo de empatía, pero no por la Francia, ese paisejo que apoyado por Alemania ha llevado a muchas naciones de Europa a entrar en crisis socioeconómica por seguir una idea hegemónica que no tomó en cuenta las subjetividades únicas de esas naciones tan cercanos pero tan diferentes. Hoy, la Francia, ese país soberbio está de rodillas… y quizá se levante, pero eso es algo que en verdad ni me importa.

 

 

 

 

 

¿Quién le ha mostrado “solidarité” a Grecia, por dar un ejemplo?

tonteria¡Uy! ¡Qué solidaria!

Justicia futbolística (Mundial 2014)

Acaba de terminar “la fiesta del fútbol” y me siento satisfecho. Solamente en España 1982 pude pasar tanto tiempo mirando partidos y disfrutando equipos, jugadores y sus jugadas. En este periodo las condiciones de horario y de trabajo me permitieron ver varios partidos que me interesaron (un par vía streaming del internet).

Por un momento me sentí emocionado por la escuadra de mi  país. Pero, como siempre (y este siempre no me refiero a la constante eliminación en los octavos) todo lo que gira en torno al equipo nacional (al que no me atrevo a llamarlo El Tri porque el marihuano de Alex Lora se puede molestar… aunque el mexicano no sea el único Tri en América siquiera) es inflado por las televisoras y le hacen creer a “la culta población mexicana” (teleadicta y con otras adicciones más hard) que tuvimos el mejor D.T., el mejor portero y el mejor delantero (aunque solo en el primer juego).

Desde el inicio de los juegos vi que “los dos favoritos de América” (¡Dios! ¿Debo entrecomillar todo?) no traían ni los talentos ni los esquemas para ser considerados tales. De Brasil poco voy hablar; ¡pobres! ¿Qué se puede esperar de un equipo que apostaba a Neymar como un auténtico crack? Jamás estará a la talla de Romario, Bebeto, Ronaldinho, Zico y muchos más.

Argentina tampoco mostró mucho. Sin embargo, su match final fue épico, peleado y muy entretenido (a eso se le llama irse con la frente en alto, no como la vedette de CR7 que rompió el único y absurdo récord de cambiar de peinado en cada uno de los tres juegos).

¿Qué le depara a ese jugador erróneamente considerado “el mejor”? Ese que todos los comentaristas decía que le tomaba dos segundos cambiar el rumbo de un partido. Se vino de España perdiendo todo pero ganando el mayor contrato del fútbol que yo pueda recordar. ¿Acaso apostó a volver como campeón del mundo y mejor jugador del Mundial y con eso justificar los mil euros que gana por cada diez minutos de vida (no me hagan mucho caso con esta estadística)?

Los mejores equipos no pudieron llegar más lejos por cuestiones de filosofía y religión en el fútbol; hasta que leí una serie de ensayos llamados Dios es redondo (Juan Villoro, 2007) pude pasar mi nivel de comprensión… ¡y en este Mundial la justicia se hizo!

20140713-diosredondo.jpg

Sigue leyendo

Yo NO vendo mi Know-How

josezavala_rayos.jpg

Hace rato que no publico, si bien mi blog sigue teniendo un (muy discreto) número de visitantes. Esta herramienta de la Web 2.0, en mi parecer, ya dio lo que tenía que dar, pero si decido continuar con comentarios más light, menos pretenciosos, al menos este mi aporte seguirá vigente.

Metido en mis embrollos como consecuencia del inicio de mi aventura de publicación y, cuando discernía con un amigo sobre la obtención de registros de DDAA y de ISBN él recordó que tuvo un docente que su fuerte era eso, todo un experto, así que dijo me conseguiría su número para comunicarme con él.

Así fue, y le llamé al conocedor.

Por su “asesoría” en su bufete me cobraría 1 500 pesos (120 dólares) ya que allí era un lugar con más personas presentes, pero “por fuera”, digamos en un restorán, su costo bajaba a 500 pesos, y bueno, tremendo comienzo al decir que tenía “dos caras”. Insistió, la reunión sería en sábado, que es un día familiar así que me pedía le asegurar lo antes posible si nos reuniríamos asunto que me pareció de cierta presión pero yo no dame mi sí. Entonces, me dijo algo que me dejó perplejo:

“La asesoría consiste en que te diga si sí puedes obtener tus registros. El “cómo” no te lo puedo decir ya que en eso consiste mi trabajo.”

Justo cuatro meses antes, una docente que tuve que hubo iniciado con éxito su carrera editorial me había bosquejado ese codiciado cómo. Si bien no le puse mucha atención ya que primeramente necesitaba tener mis libros terminados… y ahora estoy en ese momento. Regresaré con ella para anotar sus indicaciones: ir al DF, visitar Indautor con dos copias de lo que publicaré, luego pasar a una oficina de registro con un libro prototipo hecho para los datos del número de hojas, contenido, tipo de papel y si quiero código de barras o no.

Y digo, por lo anterior no voy a pagar 1 500 pesos… y no tengo ningún inconveniente de viajar al DF y seguir investigando cómo se tramita. No voy alimentar a un experto en vivir de la pasividad de los otros. ¡No, señor!

Sigue leyendo

El “horroróscopo” de hoy (Incluye tema romántico de un Ex Menudo)

Esta mañana me encontré en el portal MSN lo siguiente:

Cierta información nueva y fascinante, posiblemente relacionada con temas espirituales o metafísicos, podrían llegar a ti a través de libros, revistas, televisión o la Internet, Libra. Esto te hará replantearte ciertos puntos de tu vida. Tus intuiciones y revelaciones serán invalorables para la comprensión de lo que leas. Por la noche: espera una carta o llamada telefónica sorprendente de alguien de quien no sabes nada desde hace mucho tiempo. ¡Disfruta del día!

Y, bueno, de alguna manera esa esperanza de tener contacto con alguien de quien no sé desde hace tiempo me hizo abrigar un poco de esperanza.

¿Desde cuándo me dio por creer en estas tonterías? Jajajajaja. Bueno, si cambio la carta (porque el servicio postal no entrega después de las 2 p.m.)por un mail o un mensaje de texto… y me puse a revisar mis cinco cuentas de correo, dejé el celular a un lado de mi cama… pero, ¡nada!

Más tarde en otros sitios pude leer más horóscopos de mi signo zodiacal y para este mismo día y…ninguno coincidía en algo, jejeje.

Este tema, por ridículo y Naïve que suene, fue HIT hace como 25 años… Sigue leyendo

Y, ¿si dejo de ser un Libra?

Acabo de leer una nota tan sorprendente como “desestabilizadora”. Resulta que el Zodíaco puede que tenga trece signos (y no doce) dentro de poco debido a la integración un nuevo extraño signo. Entonces, estos doce conocidísimos, tradicionales y rectores de nuestra vida por tanto tiempo dejarán de correspondernos y cambiaremos a otro… y toda una reestructuración que quizá no nos guste, podría ocurrir.

Yo, en lo personal, dejaría de ser ese bello signo Libra… que era el único no representando por una figura viva sino por una simbólica balanza de equilibrio y justicia (desconozco si el nuevo Ofiuco sea animal, humano o inanimada cosa… ¡quizá hasta sea un cyborg!). Y todos mis encantos libranos, que según son muchos y muy buenos tendré que hacerlos a un lado: Intelectualidad, diplomacia, desafíos de conocimiento, así como gustos excesivos por la estética y la ética.

signolibra.jpeg

Siempre me he identificado con estas cualidades, pareciera que han sido mis sellos personales desde hace tiempo (o bien, ¿yo busqué siempre alcanzarlas?). Pero ahora, estoy en riesgo, ya que la reestructuración de fechas ocasionada por ese inesperado Ofiuco me va volver Virgo… y será tiempo de tener una mentalidad crítica-analítica, ser perfeccionista, sufrir un poco de miedo al fracaso, sentir la necesidad de acercarme a las cosas poco a poco; desarrollar mis cuidados personales, mi higiene y pasión por deportes…

Aunque los detalles virgo también siempre me han quedado y los he tenido… entonces, ¿qué tanto perderé?

Bueno, muchas de mis amistades con quien me siento más a gusto son libranos y al menos seguirán siendo octubrinos. Y por otra parte, las cualidades personales terminan siendo producto del trabajo personal para alcanzarlas más que de una herencia nata… y ni siquiera la balancita ha sido un icono que me apasione al grado de tatuármelo…

¡Así que debo hacerme la idea que pronto puedo volverme Virgo!
Sigue leyendo