Archivo de la categoría: General

De todo un poco

Las cenizas del cóndor (sobre cómo pude conocer a Fernando Butazzoni

[Visto: 348 veces]

Febrero del 2008. Vagaba yo por una de las principales avenidas de Montevideo cuando divisé una gran librería. En cada viaje que pude hacer, adquiría productos culturales como recuerdos que asegurasen más su perennidad conmigo.
Le pregunto al empleado: “Recomiéndame algo del Uruguay, algo de verdad bueno”. Vaya pregunta ingenua, lo sé, preguntarle eso a un empleado que vende algo es una oportunidad para ofrecer lo más vasto e infeliz que pueda haber. Pero en este caso el joven empleado me ofreció dos textos; Perfumes de Cartago (¡que no he leído y lo tengo bien guardado en alguna parte lejos de mí!), y El profeta imperfecto, de Fernando Butazzoni.
El empleado me dijo: “Esta novela, si bien no fue la que ganó el Premio Planeta, se imprimió como reconocimiento, ¡y es en verdad muy buena!”
Meses después, instalado nuevamente en México, pude leer a Butazzoni quedando maravillado con su historia tan alucinante como divertida. Y compartí el libro con otras personas más, que estuvieron de acuerdo conmigo de la magia de esa historia de un incógnito joven Noé en Montevideo.
Noviembre del 2015. Comienzo mi recorrido en la Feria Internacional del Libro en el stand de Perú, donde por cierto hay demasiados pocos libros y más bien están en exhibición (¡qué cojudez!), pero aun así, encuentro un título publicado por una universidad donde un ex amigo sigue siendo director académico. Para mi fortuna, sí está en venta y lo adquiero.
Apenas a unos metros de Perú puedo ver a Uruguay, y de diez zancadas llego al nuevo territorio. El stand no es grande, pero tiene buen surtido de libros y ellos sí están en venta. Un empleado muy sonriente me aborda y, de inmediato, le digo que conozco Montevideo y a El profeta imperfecto.
– ¡Butazzoni! Mmm, sí, por aquí tengo algo… – y encuentra un gran “tabique” que ciertamente me intimida.
– Oye, ¿y sí es bueno? O sea, mejor que El profeta…- pregunta idiota dirigida a un vendedor, pienso otra vez, pero ver el calibre de esa novela me desconcierta algo.
– ¡Es mucho mejor!- responde muy animado.
– ¡Está bien!- ¿Qué otra cosa le iba decir cuando en este país (México) ninguna librería ha vendido nunca algo de este escritor uruguayo?- ¿Cuánto cuesta?-
– Deja y veo… trescientos pesos.
Para un libro de 750 páginas de una editorial sólida como lo es Planeta, y estando en México, me pareció más que una ganga (y de ganga en ganga ese día salí con ocho títulos y más de dos mil pesos invertidos).
Marzo de 2016. Disfrutando mis inmerecidas vacaciones de Semana Santa por fin comienzo a leer la novela y en cuestión de dos horas me siento irremediablemente atrapado en una historia de dictadores militares, presos y fugitivos políticos, policías torturadores, espías extranjeros (todo esto en el año 1974) mientras que en el año 2002 un periodista arma esta investigación de la historia del Uruguay y sus conexiones con la historia de la Argentina y de Chile.
En cuestión de pocos días con un promedio de dos horas de lectura al día termino la fascinante novela, dándole la razón al empleado: “Es mejor”, o quiero decir; “muy diferente”.
Un diluvio de cuestiones me han venido a la mente a lo largo de la lectura de esa obra; asuntos que quizá postee algún día. Mi admiración por esta pluma montevideana aumenta así como mi indignación que sus libros NO SEAN conseguibles en México. ¿A qué se debe esto? Este será otro tema de reflexión en mi blog.

Portada salvajemente fetichista de Las cenizas del cóndor.

cencondor1Portada de estética soft de Las cenizas del cóndor

Música digital: El futuro ya toca a la puerta

[Visto: 181 veces]

Cada cierto tiempo reviso en la web qué novedades hay de alguno de mis artistas/creadores predilectos. De algún director, de algún músico o de cierto escritor.

A veces, salen sorpresas. Novedades inesperadas cuando uno pensaba que la historia de alguien ya estaba cerrada.
Fue el caso de los discos de The Church, banda australiana digna de mi total admiración. Dos discos nuevos en su haber y yo desconociéndolos.

Uno de ellos, disponible en mi país a 750 pesos (como 36 dólares, más el envío)… el otro, ni siquiera posible.

Si algo existe, está en Amazon.com, así que fui y los busqué.

Su precio no me parecía caro, para mí que fui music shopper por muchos años… pero si le aunaba el envío, el tiempo de espera…. Además que ambos discos no podían venir en el mismo paquete, ¡uffff! ¡Una fortuna!

Bueno, pasé a mi Bahía pirata, patrona de los corsarios digitales… ¡y tampoco nada!

Una sensación de terror me invadió, y en mi búsqueda desesperada me encontré con algo lógico:
La banda The Church tiene su propio portal donde te vende la descarga, y, creo que no a mal precio… al menos, los doce dólares del envío me los ahorraba y en cuestión de minutos tendría el material listo para ser escuchado.

¿Cuál es el caso, en estos tiempos, de publicar objetos con costo de fabricación, de distribución y sujetos a regalías cuando el mismo artista puede ofertar sus productos y ahorrarse todos los intermediarios?

Ese es el futuro de los productos culturales. O la descarga por paga, o la piratería (gestionada por el crimen organizado) o la descarga “ilegal”… esa, que los gobiernos alineados al capitalismo brutal quieren aplicar.

Por supuesto que yo, con todo gusto, le daré algo de mi dinero a mis artistas: ¡mientras sepa que les llega a ellos!

Hallado con paciencia, descargué por ahora A psychedellic simpphony, que, la verdad no es un disco por el cual haya querido gastar cientos de mi devaluada moneda nacional. Pero creo, que el Deeper Further (que todavía no está disponible) se lo compre a estos australianos, para que tengan ingreso, y sigan creando música fantástica… pero dudo si esté disponible esa descarga en México, país seriamente entregado al pirataje.
Front

Adele, Luis Miguel y yo con 50 años

[Visto: 351 veces]

1.- Adele

Ayer, según parece, fue la esperadísima fecha de publicación del nuevo disco de la inglesa Adele; todo un esperado evento. De inmediato me metí a La bahía pirata y en menos de cinco minutos lo tuve e inmediatamente comencé a escucharlo.

Me agradó. Desde la primera canción hasta la última me pareció un buen disco; sumamente disfrutable y hasta lo cargué en la memoria de mi celular.

2.- Hace unos días, el afamado Luis Miguel (dicen que todo un símbolo mexicano) canceló su primer concierto en el Auditorio Nacional (este sí es un símbolo auténtico). Digo, ¿cómo alguien –sea quien sea- se atreve a cancelar un concierto en este recinto? (Si fuera el Bar de Doña Lepe, pues, ¡normal!) Y de inmediato la invasión de memes y de rumores: que se puso ebrio en su camerino y que salió y se le olvidaron las canciones y mejor ¡chau!

Pero, al siguiente día canceló el otro… y luego los otros.

Y ni las pendejadas del corruptísimo presidente Peña Nieto dieron tanto qué hablar como la falla de este divo… que por cierto, de mexicano solo tiene el acta de naturalización ya que es hijo de español y de italiana (¡como mi ídolo Bosé!) aunque nació en Puerto Rico (y no en Panamá). Total. ¿Realmente era una catástrofe que Luismi cancelara?

3.- Los críticos de Adele atacan

Que muy fresa, que muy light, que no propuso nada, que fue más de lo mismo.

Yo cuestiono, pero si el disco es muy disfrutable, ¿qué más quieren?

3.- Los lejanos años de la música

Soy de fuerte origen musical, cuando menos a nivel apreciación, y me tocó vivir años cuando salían discos que revolucionaban la música. Discos que salían y vendían millones (me refiero, a dos dígitos más otros seis).

¿Alguien de mis lectores vivió su secundaria escuchando Rumours de Fleetwood Mac?

¿O a alguien le tocó vivir en carne propia ir a comprar en acetato The Joshua Tree y escuchar sorprendido un giro extraño en la música de los mesiánicos U2? ¿Y cuatro años después convulsionar de locura y alegría un giro monstruosamente afortunado para dar luz a Achtung Baby?

Esos discos SÍ hacían historia. Y claro, veintitrés años después la banda más consistente en la historia del rock abortó Songs of Innocence el cual escuché dos veces y mejor lo borré.

Pero así es la vida. REM fue mítica y olímpica por veinte años dando discos perfectos, igual decayó.

4.- La decadencia de El Sol

Hace como veinticinco años que comenzó la decadencia de Luismi. Alguna vez hace décadas un amigo me preguntó: “¿ya compraste el último disco de Luis Miguel?” y lo miré atónito. No le dije nada, ¿por qué habría de comprarlo? Siempre se me hizo música de chicas, de homos, de señoras anorgásmicas que presumían ser de buenas costumbres. ¿Un disco de boleros? ¿Un disco romanticoide? ¡Ni cagando! Yo escuchaba a Mellon Colli y su tristeza infinita en su lugar.

Hace tres años una conocida fue a un concierto de Luis Miguel (y les juro que no la critiqué por su pésimo gusto y poco mundo musical) y me dijo: “ya le llegaron los años”. Hace tres años.

Luismi nunca transformó nada, solo su cuerpo.

5.- Ya no hacen discos como antes

Se nos fue Michael, y nunca más ha habido mejores videos ni mejores coreografías. Y no estaba viejo, siquiera. Joaquín ya no cuadra y se quedó sin voz hace quince años. Rubén ahora sale de actor (e interpreta a un salvadoreño mientras se trata de salvar de los zombis), su Tiempos ya es tiempo atrás, tiempos lejanos de siembra.

¿Quién es tan imbécil de esperar algo de Luis Miguel en estos tiempos, o de pedirle a Adele que humille a Janis o Stevie?

Yo no.

Saludando en Fin de Año

[Visto: 332 veces]

A todos aquellos que me escriben les hago saber que sí leo los comentarios de manera frecuente. Con esta publicación les hago saber que sigo vivo (y vigente) aunque bien ya no escribo en este blog, y no tengo idea si quizá lo vuelva hacer.

Feliz Años 2015 (¡y no vengan a México! Acá la cosa está fea, corrupta y perversa). Ojalá pueda volver a visitar Perú pronto.

Sigue leyendo

Papá, mi nombre es para siempre

[Visto: 1186 veces]

Quedé atónito cuando leí semejante noticia. En Chiapas (¿acaso hay estado más exótico en este México narco y querido?) ciertos individuos (y la noticia lo aclara, NO son indígenas sino mestizos) están en una fiebre de bautizar a sus hijos con nombres como:

Aguinaldo (se nota que viene de un maestro de básica), Astroboy (pues está chido el nombre y también me gustó la película), Airlain -de línea aérea en inglés- (el sueño húmedo de algún iluso que nunca ha volado y menos a los USA, Ataúd (maldito padre necrofilíaco), Bienvenido (ese no es mala onda), Coronado -productos lácteos- (como la pinche cajeta), Di Caprio (¿por qué no Del Toro? ¿qué no vieron Titanes del Pacífico?), Circuncisión (¡no mames! ¡este tipo sí se pasó de lanza!), Chalupa(¿o Chalupe?), Cheyene –vehículo- (¿qué eyaculó in vagina soñanando con este auto?), Epson –empresa- (¡discriminación contra Hewelet Packard!) o Elvis Presley… También Fresa Fructuosa (¡la cagada! Este nombre sí es en verdad PODEROSO), Globero, Levis (ropa), Lucifer, Luzbel, Mail (correo electrónico), Mamerto (sadismo extremo contra el hijo), Medalla, Nobel, Obama, Pancleto, Saqueo, Súperman, Servulo, Urano, Usmail (US Mail… DHL, UPS; Estafeta o SERPOST), Vocho (Volkwagen Sedan), Vandam (por el actor Jean Claude Van Damme) o William Levy.

Fuente: http://www.milenio.com/estados/registro_civil-Astroboy_14_224517550.html

Después de leer este artículo todos los nombres idiotamente cubanos no me causan gracia, y la idiosincrasia andina de Madeinusa (película peruana) queda a poco.

La campaña que según se va aplicar en Chiapas, México se llama “Papá, recuerda que mi nombre es para siempre” y, sospecho (presumo, siento, imagino, supongo; es más, doy por hecho) que no va tener un mayor impacto.

Pero se me ocurre (propongo, quiero decir) que se eduque a todos los mediocres jueces y personal del Registro Civil para que les den tremenda zarandeada a los infelices padres (¡y no me salgan que con que los DDHH) y les entreguen un registro con un nombre más humano y menos canino para que esos chiapanequitos no sufran por tan cagona ocurrencia parental.

Seguramente algún hincha del fut pronto le pondrá a su pequeño: Messi CR7

 

Sigue leyendo

Mis promesas para el 2014

[Visto: 934 veces]

Mmmmm. Se acaba el año, no estoy ebrio siquiera ni he posteado nada en un par de semanas: Debo escribir algo.

¡Ya sé!

Mis nuevas promesas para este año; o sea: lo típico de estas fechas de gula y de consumismo enfermo.

Digo, ya me llegaron una serie de mensajitos de texto y whatsapp deseándome todo menos lo único que yo deseo (Mucho sexo). Y, resulta, que dichos mensajes cada vez son menos. Quizá en dos años no me llegue ninguno… No sé si sea tendencia en general la desaparición de esta costumbre tan tibia. ¿Para qué deseo mensajes de alguien a quien no busco ni menos me busca a mí?

Pero estamos en una época donde la gente apenas puede pensar en sí misma… espero que sea esto a que mis contados amigos cada vez sean más indiferentes hacia mí.

Mis promesas para el 2014 serán pocas, básicas y muy acordes a mi persona. Van:

1.- No responderé ninguna llamada de alguien que se me presente como “comandante”, “teniente”, “Führer”, “Mahoma”, “Madonna” , “Juan de las pelas” o cualquiera de esa bola de hijos de perra que buscan asustar y extorsionar a la gente. Si no me dicen mi nombre y me aclaran de inmediato un asunto dejaré la llamada al aire… que el viento le dé respuesta (y así el susodicho gastará su saldo).

2.- No volveré a preguntar o mencionar a alguien a quien no haya visto en cierto tiempo, porque en este año, dos personas murieron horas o un par de días después que mi curiosidad se despertó. Si no las he visto, ellas tampoco me han buscado; simple es.

3.- Cero mitómanos, cero hiperoptimistas, pero sobre todo: a nadie nadie le vuelvo a prestar dinero (y menos a ex novias cuya vida es tan pero tan exitosa que, no sé por qué, recurren a mí para prestarles cantidades risibles para lo que sus supuestas entradas de recursos dan).

4.- A ninguna persona le permitiré me alabe porque no dependo de opiniones ajenas. Y quien se atreva a criticarme recibirá mi arsenal más agrio de insultos que siempre llevo preparado.

5.- No voy a perdonar a nadie que me haya ofendido. NO. Eso se lo dejo a los espíritus superiores, a los dioses y deidades; yo soy José Zavala y lejos estoy de ser alguien o algo así.

6.- No voy a permitir que nadie se me insinúe sexualmente; nadie. Las propuestas amorosas sólo saldrán de mi parte. Así, que, ajústense sus chones y resígnense a mi distancia.

7.- (Y por último) haré deporte, mucho, si bajo de peso bien… si no, pues seré un panzón muy fuerte de físico.

¡Nada mal! ¡Feliz año a mis lectores que cada vez son menos (pero quedan)!

Sigue leyendo

La amenaza de Rafles en mi contra

[Visto: 420 veces]

Quizá opiné bien de una canción que él odia. O a lo mejor él adoró Superman. Puede ser que alguno de mis temas que he desarrollado a lo largo de más de mil posts le haya chocado… y así sin más me amenazó con esto:

rafles1959@hotmail.com a través de blog.pucp.edu.pe

11:12 (hace 3 horas)

 

 

 

 

Un mensaje enviado por un visitante anónimo
(Insertado desde un blog de BlogPUCP en http://blog.pucp.edu.pe/blog/896)

Mensaje: “mira pinche maestro albañil te falatan huevos para presentar pruebas de lo k dices y te andan ya buscando”

 

No me “falata” nada y bueno, no tengo idea de qué me acusa, ni quien me ande buscando.

 

Sigue leyendo

Resoluciones para 2013

[Visto: 459 veces]

1.- No postear si veo que mis visitas no rebasan 500.

2.- Leer un libro por cada botella de licor bebida… lo cual cuando menos garantiza 52 al año.

3.- No prestarle dinero a NADIE.

4.- No llamarle (o responderle) a alguien que en los últimos quince días no se comunicó de alguna manera (redes sociales, msn, text) conmigo.

5.- No confiar en alguien que no tenga CV conmigo.

6.- No apostar mi corazón a alguien que no me llame diariamente.

Y allí me quedo… será un año complejo, ¡síii¡ Sigue leyendo

El blog ya no es el medio: Chau

[Visto: 519 veces]

Pensaba hacer una gran reflexión de lo que ha sido este blog para mí en estos últimos años pero sentí que sería muy egoísta.

Tampoco me inclino por un recuento de temas, o una reflexión general.

Simplemente desde hace cierto tiempo que pensé en dejar de querer dar a conocer mis puntos de vista en la web, y entonces me dije que terminando una preciada categoría musical.

Así que sin más qué decir, les informo que no vuelvo a aportar más a este sitio. Quizá en otro momento y lugar, conozca otras alternativas con otros temas. Pero esa será otra historia.

Chau. Sigue leyendo