Extrañando a Iko y Gareth

[Visto: 115 veces]

En días de no tener que atender mi trabajo y cansado de mirar películas de zombis y apocalipsis, decidí volver a ver La Redada 1 y 2 (Gareth Evans, 2011 y 2014). Un sentimiento confuso de emoción y tristeza me embargó ya que la primera está próxima de cumplir la década y se secuela tiene seis años que me emocionó por primera vez.

Imagen de internet

Sí, ambas películas son pura adrenalina, si bien la primera con un guion compartido con Judge Dredd (2012), asunto que nunca me gustó, pero su director fue capaz de crear una continuación que ocurría justo después de su violento final. La Redada 2 vino a ser un juguetito ultra violento donde las coreografías de pencak silat abundaron excesivamente en la última hora. De hecho, esa última hora resultó ser una megadosis de acción algo que realmente pocas veces había visto en alguna película de acción. Si en la primera redada el artista marcial Yayan Ruhian fue el némesis de Uwais, en la segunda otro monstruo de esta disciplina aparece como Asesino (Cecep Arif Rahman).

Imagen de internet

Ya lo había dicho antes en mi blog, Iko Uwais después de las redadas no ha dado nada más, salvo pena, más con la Milla 22 (2018). Gareth Evans también desapareció del escenario, digo, Apóstol (2018) no fue mala… ni buena, ni me sorprendió… ni nada, tan así que no ha habido más cosas de él.

Los otros dos artistas marciales se volvieron actores buscados… para películas que no trascienden, que son soporíferas y sus coreografías no aportan nada diferente.

Por eso, en esta tarde de aislamiento, solo me queda decir que extrañando tanto a Iko Uwais, pero de la mano de Gareth Evans.

imagen de internet

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *