El faraónico nuevo aeropuerto: Un pulso de fuerzas políticas

[Visto: 115 veces]

Mucha expectativa está causando la declaratoria del día de ayer del presidente electo de México –que se comporta mejor que si estuviera en funciones- Andrés López Obrador en cuanto a cancelar el nuevo aeropuerto de México.

De inmediato el peso perdió valor, ¡qué raro! Estamos tan acostumbrados a este fenómeno que ya es cotidiano y a nadie asusta. Pronto que tarde periodistas comprados con el erario público a precios exorbitantes se lanzaron furibundos en contra del futuro gobernante para descalificarlo… Creo que el drama generado se entiende con esta breve descripción.

Siempre se supo que este proyecto calificado de “faraónico” por los costos que tendría, los recursos que movería y las increíbles ventajas que ofrecería al desarrollo del país traería. Al menos eso fue lo que el presidente mexicano más corrupto, débil y falso de los últimos tiempos dijo a los mexicanos.

Y desde el inicio las voces de oposición sonaron de inmediato de todas partes; era un vil negocio del grupo de poder: de esa élite que viene a ser el mero vértice de una estructura piramidal donde este grupo económico, al cual pertenece Peña Nieto –y de hecho fue colocado por estos precisos intereses- pensaban generar un mecanismo centenario que les daría opulencia extrema a ellos y sus futuras generaciones.

Un negocio inmobiliario, para el cual los aspectos de no rentabilidad, de ecocidio, de violación de derechos humanos y de inventar ventajas inmediatas a través de la voz de Estado, así como de mentir en cuanto a su propia razón de ser… pero lo presentaron enmarcado como la gran obra del sexenio. Un sexenio que no ofreció beneficio alguno a los ciudadanos, sino una pérdida enorme de poder adquisitivo, de seguridad y paz social y de desaparición de servicios de salud, entre otros asuntos.

Ahora este proyecto se declara sin futuro… pero Peña Nieto tiene un mes más de nefasto ejercicio presidencial y si durante seis años se dedicó a afectar a los mexicanos, no creo que se dé un descanso en estos últimos días.

Imagen tomada de internet

El proyecto faraónico

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *