Archivo por meses: mayo 2018

Magnet and steel: Mis doscientas canciones (118)

[Visto: 162 veces]

¡Uyyy! En mi nuevo regreso a este blog que me hizo famoso por algunos años, veo que mi última publicación canciones fue algo más de tres años y cuatro meses. Lo importante es volver, ¡total!

Es el turno de Walter Egan, cuyo disco fue producido por el dueto frontpeople de Fleetwood Mac: Buckinham/Nicks… y, con esto, no queda NADA MÁS QUÉ AGREGAR…

Walter Egan

Álbum: Not shy

Año: 1977

País: USA (California made)

Género: Rock (soft, romantic, light)

Aplausos a una película india (Padmaavat, 2018)

[Visto: 118 veces]

Para mí, una película me llega cuando pasando días de haberla visto algunas de sus escenas o su historia sigue permaneciendo en mi mente de alguna manera.

Pocas logran esto, pero afortunadamente las que lo pueden tampoco son tan raras. Llegan a ser de cualquier género y puede ser, también, que eso que me cimbró sea desde algún escueto detalle hasta toda una estructura de sucesos o recursos.

Cuando vi “la última película de superhéroes”, pasando los 90 minutos (y con casi 60 más por venir) saqué de mi bolsillo el celular y activé los datos: inequívoca señal que esa película no daba para más. Pero, bueno, al parecer fui el único decepcionado, y como estamos en la postmodernidad y habiendo disfrutado y participado en foros de teorías explicativas de mi serie favorita (GOT), tuve que relajarme y no criticar todo lo que se escribió y se divulgó de esa extraña historia sin gracia ni emoción donde un montón de personajes tan disímbolos convergen en un momento imposible, aún para el universo cómic de su somero origen.

Mientras esta Senility War (¡excuse my irony!, pero Downey y Ruffalo se ven tan tercera edad) “sigue rompiendo récords” recordé un tremendo y apasionado ensayo que leí de Frédéric Martel: Cultura Mainstream (Taurus Santillana, 2011) donde cuestiona la hegemonía norteamericana del cine. Él dice que una película gringa que recaude una cantidad exagerada en taquillas está lejos de ser considerada como una película vista por mucha gente. Da como ejemplo la realidad fílmica de la India, potencia en cine (¡Bollywood, papá!), donde una película diseñada para ser éxito será vista por un alto porcentaje de la población de este país que anda alrededor de… ¡1,300 millones! (Sin olvidar un vecino históricamente muy cercano con casi otros 200 millones). Y, bueno, mientras los Ancianoides rompen récords, Bollywood ni se inmuta y algún día sus películas serán aceptadas en países con mentalidades tan norteamericanamente adictas y dependientes como las mexicanas.

Hace tres días vi Padmaavat (2018) y quedé con el ojo cuadrado, con más de algún esfínter dilatado y con hambre de más… 2:40 horas de una historia medieval donde dos reyes cuya sabiduría y personalidad devienen antagónicas y resultan catalizados por la belleza de una mujer. Una historia de amor, traición, envidia y poder, enmarcada en un ambiente bélico y donde, como en toda película india, ocurren dos coreografías: una de mujeres celebrando la coronación de su reina, y otra del sultán compartiendo con sus soldados un dolor de amor.

Como 100 minutos de esta película siguen estando en mi mente. He visto una de las coreografías una veintena de veces. Y sigo admirando las actuaciones de los reyes y la reina oriental… ¿Qué más puedo decir sin ser parcial? ¿Apaga a Marvel y ábrete a más?

¡Naaaa!, eso seguro estoy: ¡nunca lo harás!

El presidente de México Peña Nieto dice:

[Visto: 198 veces]

Demasiadas tonterías. Como una figura mediática acabada por tanta promesa rota, desesperada por la falta de reconocimiento (que amenaza con la continuidad de su corruptísimo partido político) y ridiculizada por su falta de inteligencia sociocultural declarando barbaridades esperando que su horrible sexenio termine… justo como él terminó con un sinnúmero de condiciones de bienestar para los mexicanos.

Que México ahora tiene índices muy elevados que antes no tenía… seguramente se refiere a número de crímenes, secuestros, feminicidios, reporteros asesinados, políticos perseguidos por corrupción (y la mayoría -los de su partido político- y, para colmo, protegidos desde el nivel federal). O quizá se refiera a el servicio de salud que prácticamente ha dejado de existir para los mexicanos. O a lo mejor a que en ningún país de América Latina (y de muchas otras partes del orbe) los políticos y funcionarios de gobierno de México tienen los sueldos más altos y a pesar de ello roban el dinero a destinarse, propiamente, a beneficio del país.

Que hay logros que la gente no ve… porque no queremos o porque estamos ciegos. Como su mega residencia llamada la Casa Blanca que es bien difícil de ver en la revista española Hola, o las casas de sus funcionarios (todos ellos sus amigos desde hace décadas que han hecho una cadena de bienes inmobiliarios tanto en este país como en el del norte gracias a los arreglos que hicieron con las empresas contratadas por el Gobierno). Logros que debemos aplaudir; como el costo del litro de gasolina de a un dólar por litro y ha hecho que desplazarse adónde sea resulte carísimo y sea una limitante elemental.

Tomada de Aristegui Noticias

Que las instituciones de México son del PRI… y debemos entender que, si gana la presidencia alguien que no sea su desangelado y pasivo títere (el canalla Meade), dichas instituciones NO van a funcionar y llevarán con todo el dolo al país a una venezualización. ¡Uy, qué miedo! Si desde hace diez años vivimos colombianizados por los altísimos índices de narcoviolencia… y también estamos brasileñizados por los alto consumos de droga que se dan entre una enorme parte de la población mexicana… Una nueva condición no quita el sueño.

Que México es un país ingenierizado porque el Instituto Politécnico Nacional (universidad especializada en diversas ingenierías) se fundó hace 40 o 50 décadas… ¿Habría sido Hernán Cortez su primer rector académico? ¿O Bartolomé de las casas su decano?

Tomada de internet

En fin,  entre todas las estupideces que EPN anda diciendo sin parar no dice que será recordado como un presidente que llegó de la mano del manejo de su imagen “metrosexualizada” de la mano de una mujerzuela de telenovelas para promover pactos y proponer leyes que atentaran contra el bienestar de todos los mexicanos… porque los seleccionadísimos grupos empresariales favorecidos, de ninguna manera pueden representar a la población mexicana; esa población que vivimos en las calles llenas de huecos, en las zonas urbanas o semiurbanas donde asaltan y matan al por mayor, esos los que pagamos la gasolina que consumimos porque no gozamos de vales de gobierno, esos los que nos desplazamos sin guardias de seguridad para que nos protejan a cualquier hora del día, esos otros los que cobramos a la semana o a la quincena un salario que viene a ser hasta la quincuagésima parte de lo que sus funcionarios cobran por jodernos cada día… esa pandilla que vino a desproteger a todo un país en beneficio de un grupo económico de amigos.

¡Ya cállate Peña! ¡Ya cállate!