Christopher Lambert: Un actor y héroe de acción

Según mi memoria, lo conocí interpretando a John Clayton Lord Greystoke Tarzan en 1984. Pero, la verdad poco recordaba de esa película que tuve la oportunidad de ver por segunda vez hace unos días (porque tenía la idea de compararla con la versión 2016) y, sinceramente, no pasé de la primera hora soporífera y lentísima donde un grupo de actores disfrazados de gorilas hacen una serie de monadas no aptas para gente de mi modo, de mi cultura o de mi edad.

Y hoy, justamente hoy, revisité Highlander: un auténtico churro (mala película) con toda la sazón ochentera que, justamente la vuelve una buena película. Actores de talla “¡uff!” (Connery, ya de salida), locaciones exóticas y centenarias (el Loch Ness es un escenario escogido), música de moda (Queen, cuando ya no era La Reina –si es que alguna vez reinó-), efectos especiales medios naïve pero que en la película se ven todavía vigentes, un chico malo realmente malo, y un chico bueno verdaderamente bueno…. Nada malo puede ser malo con esa fórmula.

Me llamó la atención que Monsieur Lambert no era (aunque siga vivo, me avocaré a una forma pasada) ni guapo, ni atlético, ni rudo, ni nada extraordinario… pero tenía “algo”: Estilo, gracia, simpatía, hablaba con varios acentos, mirada sexy… no sé. Y aun así… o gracias a ello… o a consecuencia, pues tuvo su pegue fuerte… quizá no tanto, pero fue estrella.

Highlander es un film de culto, sin duda, generó dos pésimas secuelas y una serie de televisión (que dicen muy buena). Además, Lambert apareció en una película francesa de un director que daría qué hablar inmediatamente después (Subway, de Luc Besson). Más tarde, le siguieron obras menores, o que al menos, a mi rancho no llegaron.

En los noventas se lució con tres películas que solamente hubieran funcionado en los noventas: La Fortaleza (un auténtico tratado foucaltiano del panopticón que entraba a nivel mental y onírico), Mean guns (Pistoleros malosos: una obra de culto de bajísimo presupuesto y efecto megatónicamente emocionante) y Mortal Kombat (¡ahhhhh! La más adorable copia del cine de “artes marciales”).

Lambert ha participado en más películas, obviamente. Pero, con estas me quedo, ¿cuántas estrellas del cine pueden jactarse de tener participaciones en películas (raras o no, serias o no) que llegan a formar parte de la mente colectiva de miles de seguidores, emuladores y consumidores potenciales de estas. Creo que demasiado pocos.

cl8 cl7 cl5 cl4 cl3

Puntuación: 0 / Votos: 0

2 pensamientos en “Christopher Lambert: Un actor y héroe de acción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*