Y de pronto, ¿devine papista? Bergoglio en México

[Visto: 210 veces]

Lo admiré desde que fue escogido; por ser latinoamericano, ¡por ser argentino! ¡Y por ser jesuita!

Mis razones sobran, aunque no sean suficientes. Los jesuitas fueron determinantes en una época histórica de mi país (¡y de muchos otros!), Argentina es un país cuyo pensamiento y cultura admiro por varias razones (y no les reconozco esa supuesta arrogancia que dicen algunos que tienen). Por sus curiosas declaraciones que han levantado pequeños escándalos pero nadie se le ha atrevido a cuestionar. Pues sí, nunca en mi atea vida, había puesto atención en el representante de la Iglesia Católica.

Y, si alguien se pregunta, si soy ateo a pesar de ser orgulloso egresado de la Pontificia Universidad Católica del Perú: les digo que sí, sí se puede y sí se pudo. Mis respetos por esa universidad seguirán por siempre.

Su visita a México ha generado expectativas enormes, ¡y no por el catolicismo hipócrita y convenenciero de los mexicanos! Sino por el caos político, institucional y civil que se vive en este país. Un país de narcos, de crímenes atroces y de autoridades corrompidas que solapan todo. Un país donde una minoría de mega millonarios deciden sus intereses y se gastan enormes cantidades de dólares para que la televisión y demás medios legitimen estas decisiones dictatoriales. Porque somos un país cuya mayoría de la población ve telenovelas de una manera tan emocional que están al borde de la eyaculación admirando esas estupideces… y porque si juega la selección de fut la expectativa es monstruosa esperando una contundente victoria… contra un país cuyo ingreso per cápita no pasa los dos mil dólares por año…. Absurdo, ¿no?
Pero la palabra del Papa pesa. A pesar de los millones de Peña Nieto por aparentar un gobierno que no está en picada… una palabra de Jorge Mario lo puede poner a temblar.

¿Cuántas personas en México están urgidas de alivio, de paz y de justicia? MILLONES. Millones de rechazados por un sistema político de cofradías e intereses de unos cuantos que deciden el futuro de una nación ignorante y fanática. Por eso, y por más razones, en estos días de febrero, he leído más de Francisco de lo que pude haber leído de todos los demás Papas de la historia… y tengo la ingenua esperanza de que… algo cambie en este país tan herido.

Papa-Francisco

Puntuación: 4.5 / Votos: 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *