Archivo por meses: Agosto 2014

El insípido retorno de Las Tortugas Ninja

Otro reboot. Este sacado del baúl de la nostalgia. Las tortus ninjas fueron furor en los noventas, primero como cartoons; y después, como más cartoons. Porque hubo una versión humanizada que, fuera del soundtrack, no dio mucho qué hablar.

Pero eran Las Tortugas Ninja, ¿acaso ha habido nuevas creaciones del entretenimiento tan encantadoras como estos reptiles practicantes de las artes marciales que llevan nombres de pintores europeos del Renacimiento?

Pues de nuevo el reboot (el volver a lanzar una historia cambiando la mitología propia y tratando de hacerla creíble) y, la nueva película, a mí que tengo casi cincuenta años terminó pareciéndome una reverenda porquería.

Comienza la historia. De nuevo el asunto genético, leit motiv de mil películas desde que Los niños del Brasil mostrara una verdadera historia intensa. Idéntico a la nueva versión de Spiderman, la heroína es hija del supercientífico que era amigazo del malo y bla bla bla.

Una explicación de una mala historia japonesa muy a lo Kung-fu Panda, luego los ataques villanos en versión subdesarrollada de GI Joe. La secuencia del camión en el barranco es GI Joe 2 (hasta güeva me da buscar el nombre completo y el año de mis referencias; en verdad, no vale la pena hacerlo).

Luego, el super villano es un samuray mecanizado a lo Wolverine, la pelea final a lo Spiderman 1 (del reboot), y las caídas del edificio esos son clichés bien quemados en la historia… todo es una reverenda idiotez.

La única escena simpática es cuando los reptiles rapean en el elevador. Y no entiendo porqué al periodista le pasan tantas cosas mala onda si él se entrega por ayudar.

¡Ahhhh! Y canción icónica al final, como siempre; Happy together de The Turtles.

Conclusión: Si vas a hacer un reboot, copia todos los nuevos reboots y busca una canción de los sesentas y setentas; toda la gente que no sabe nada asistirá al cine y dirá “¡aahhhhhhhhhhhhh!”

20140821-tmnt.jpg

Sigue leyendo

Los indestructibles 3 (Franquicia obsesionada con la edad)

Mi intención era ver otra película, por cuestiones de horario esta era la disponible; situación que no me pareció tan penosa. Stallone siempre ha sido una máquina de entretenimiento (algunas de calidad media, otras en cambio de calidad por demás mediocre). Entrando a la sala, apenas me senté comenzó el desfile de muerte, destrucción y, por ende; entretenimiento.

Wesley Snipes (ya muy llenito para volver a ser Blade) comienza el show. Escenas exageradísimas y los malos, como siempre, de piel morena y, de preferencia, del Este europeo. Un espectacular comienzo haciéndole tributo a Demolition man (1993).

Luego, pasan a buscar a los otros malos predilectos; los oscuros africanos, y ahora se presenta al nuevo villano, otro maduro de horribles ojeras que resulta ser Mad Max (1979- 1985)  y El arma mortal (1986- 1998), y Gibson muestra esa locura que dicen que padece verdaderamente. La pelea final es la de Arma Mortal 1, cerrando con una frase a lo Juez Dredd (1995).

Schwarzanneger ya no es Terminator, de hecho está más que Terminated, y tiene inclusive que pararse y hablar de lado para no verse tan monstruoso. El apoyo ahora para vencer a semejante y despiadado enemigo es Han Solo con un Halcón Milenario menor y, las persecuciones aéreas son las de La Guerra de la Galaxias (1977).

En este película Stallone aprovecha a una nueva casta de jóvenes iconos del cine y del deporte como nuevo equipo (y como garantía de continuidad de la franquicia que le está dejando tanto como Rocky sin tener la milésima parte de la historia, el drama o la calidad). Banderas aparece pero sin ser El Zorro, sino más bien como Mujeres al borde de un ataque de nervios… no recuerdo si en ella sale con Stallone o es en Asesinos (1995)… en fin, el llamado para los puros compas.

20140816-first_blood_poster.jpg

¿Qué seguirá en Los Indestructibles 4? ¿Danny Glover, Clint Eastwood, Jacky Chan, Tommy Lee Jones, Sean Connery, Steven Seagal o Lou Ferrigno?

Cuando llegan las escenas finales, los espectadores a mis espaldas, puros jovencitos de veinte años que estaban mojados de la emoción de ver tanta muerte y destrucción (sin reconocer las referencias a las películas origen de esta nueva entrega) cuando ven al cachetonsísimo y ahora ultra feísimo Jet Li gritaron: “¡Es el de la primera película!”. Así nomás; La Máscara Negra y Wong Fei en la trilogía Érase una vez en China se volvió, simplemente, el chino de la primera…

Y, para rematar esta oda a la tercera edad (en la cual siento que ya me siento), los chicos nuevos de la película (de los cuáles solo reconozco a Vicious Ortiz y los demás, la verdad ni me importan; no doy nada por ellos) se ponen a cantar en el bar “Old Man” de Neil Young (1972) y, la verdad; esta escena es la más exagerada de la película… los chavos de esta edad no llegan más atrás de la Kate Perry o Justin Bieber.

Sigue leyendo

Mi luto por Robin Williams

Robin Williams acaba de morir. Una muerte inesperada dada su edad, pero explicable dadas ciertas consecuencias que yo desconocía en su totalidad.

¿Cuántas películas de este actor pude haber mirado? Ni idea. ¿Cuántas admirado? ¡Más de algunas, seguramente!

No me sorprenden en absoluto las patologías de las drogas y la depresión. Vivo en un medio donde la mitad de sus habitantes son adictos (y no precisamente a la cocaína); vivo en un mundo donde debo rechazar a la mayoría de las personas que “buscan amistad” porque –afortunadamente ya me me di cuenta- consumen drogas. Vivimos en un mundo donde nadie nos enseñó el “cómo llenarnos de satisfacción” de maneras positivas y benignas.

Me duele saber y leer justo ahora de todo aquello que padecía mi Patch Adams, mi héroe de Jumaji y la mierda humana de la Señora Doubtfire que hizo sufrir a mi ex Bond con tal de quedarse con sus hijos (entre tantas películas más). Digo, ¿por qué debe venir ahora la exhibición de sus debilidades?

No creo que Robin merezca eso, solo reconocimiento a haber sido un actor querido por muchos, respetado por muchos otros…

El problema de llegar a los cincuenta años, es que la mitad de nuestros símbolos humanos pasan a mejor vida: Farah, Michael, Robin, Whitney, Pedro Palanca, Ledger, Carlos Fuentes, Emilio Pacheco (y dejo para mis borracheras y fumadas de juventud a Janis, Hendrix, Jones y Jim)….

Ahora me cuestiono, ¿cómo será mi vida si me pongo a sumar cada pérdida de este tipo? Digo, porque todos ellos han tenido más influencia en mí que muchos que a diario me rodean (¿y qué decir de esos hijos de puta “compañeros” de trabajo?).

Adiós Robin, adiós Pedro Palanca… habrá que llenar su vacíos de manera positiva (y no con drogas y alcohol como suele ser lo común por doquier)….

20140812-patch.jpg

Sigue leyendo

Shake: Discos para manejar en carretera (3)

¡Dioooos! ¡2001! ¡Vaya que el tiempo vuela! Si recuerdo que este CD lo compré en La Marina, allá en Zamora y lo compartí con algunos amigos (que ya no son pero siguen estando allí).

O sea, digamos, ¿llevo doce años admirando este disco? ¿O lo compré, digamos, unos años después?

Pocas voces se me hacen tan encantadoras como las de este italiano, monstruo enorme de la música y, en este disco comulgan géneros como: blues, soul, funk, pop latino, rock…

20140809-shake.jpeg 20140809-shake.jpeg 20140809-shake.jpeg

Shake (2001) de Zuchero, Italia. perfecto para manejar con un muy buen humor y viendo carreteras soleadas.

Sigue leyendo

Pedro “Palanca” Santillana (Descansa en Paz)

La noticia me cayó de golpe.

Yo había perdido la comunicación con él hacía –quizás- un par de años, cuando no cumplió un acuerdo conmigo y eso me molestó. Ahora pienso que, quizá por cuestiones de su salud se desentendió del asunto… no lo sé, y poco importa ya.

Como siempre pasa en este tipo de historias. No supe más de él y yo -con mi vida- tenía más que suficiente, aunque ciertas veces me cuestionaba sobre su paradero.

20140806-palanca_aj.jpg

Él era un artista al que yo admiraba, de verdad. Su arte provocador, crudo, descarado… lo suficientemente auténtico para hacer temblar a una sociedad prejuiciosa; como la peruana (y la mexicana): Gay…fetichista, ¡un descaro social subersivo!

Alguna vez me contó que estuvo enfermo; bastante grave, pero cuando lo volví a ver lo encontré de lo más recuperado que hasta tuvimos el gusto de beber tequila en un parquecito de Cercado (a dos cuadras de mi hermosa y preciosa Universidad Católica), ¡y en pleno invierno! Y bueno, después de este evento me limité a llamarlo esporádicamente por teléfono… después; nada.

En cierto momento de estado inmaduro ingresé a uno de sus sitios y le deseé mala situación… y ahora imagino que fue cuando justo él pasaba –precisamente- por una muy mala situación.

Total, nomás me queda avergonzarme de mí… Pedro Santillana Cruzado murió el 22 de julio de 2014, y su muerte apenas ha sido comentada en los medios, al mismo tiempo que su arte sigue siendo underground, desconocido y poco aceptado por muchos.

Solo queda de mi parte reconocerlo como amigo, como artista y como uno de esos extraños pero divertidos personajes que hicieron de mi vida en Lima uno de los periodos más extraordinarios de mi vida… ¡Descansa en paz, Pedro Palanca!

20140806-3rubfeet.jpg

Revisa este sitio:

http://blog.pucp.edu.pe/item/66282/palanca-y-el-arte-homo-fetiche-lima-peru

 

Sigue leyendo