Por la belleza de Wynona (veinte años después)

[Visto: 449 veces]

Quizá los jóvenes de ahora no lleguen a entender cómo cambias las juventudes a través de la historia. Y ciertamente la historia camina cada día más deprisa.

Hace veinte años un melómano como yo viviendo en una ciudad de hace veinte años tenía dos opciones para “conseguir” música; comprarla (si es que en las todavía existentes cinco o seis discotiendas de la ciudad había los discos) o buscar a otro fan musical y que permitiera grabar las audiocintas.

20140704-caset.jpg

En esas condiciones, conocer a un discófilo que viniera de una gran ciudad, o que tuviera contactos, o mejor aún; que haya vivido un tiempo en los USA era lo máximo que le podía pasar a uno.

Yo veía algunos programas de televisión, en ellos se presentaban temas de discos exquisitos de cantantes impecables… pero, ¿de dónde o cómo iba yo a conseguir un disco dadas mis condiciones? Recuerdo mis viajes a Guadalajara o México y un disco importado costaba casi tres veces lo que uno nacional, ¡imposible!

Hace veinte años miraba un programa llamado Dominique (el nombre de una afamada conductora de FM en la ciudad de México) cuando presentó al músico Daniel Lanois (al que vagamente conocía por ser uno de los productores de U2) y un tema de su disco For the beauty of Wynona (1993)… y quedé fascinado por lo fino de su composición/intepretación, pero, nunca escuché ese disco… hasta hoy.

20140704-daniel-lanois---for-the-beauty-of-wynona---cd-album-490466.jpg

Es que anoche me puse a recordar estos eventos y en la bahía pirata sueca comencé a encontrarme con tantos deseos, caprichos y recuerdos.

No tuve que ir a Guadalajara, ni pagar cuatros veces (ni nada, de hecho) y algunos discos de Dave Stewart, de Santana y del mismo Lanois ya forman parte de mi acervo personal para escuchar yo solo conmigo mismo.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *