Archivo por meses: Agosto 2013

Kick ass 2: Mi lectura

Primero, me dio risa la declaración de Carrey, que estaba arrepentido de haber participado en una película tan violenta; y no fui el único que pensó de una campaña publicitaria.

Después, fui al cine a mirarla; como siempre (¿por qué me pasa a mí, precisamente?) mi lugar próximo a gente disfuncional. Ahora me tocaba delante de unos grupo mixto de jóvenes donde los varones alardeaban de machos y gruesos (o sea, tolerantes a la violencia y valientes al extremo). Uno de ellos con las patotas encima de mi lugar (así que me senté antes) y otro soltando risas burlonas en las violentas secuencias como diciendo “¡qué divertido me resulta esto!”).

La primera escena, donde HG le dispara a KA para probar un chaleco se me hizo provocadora. Pero la primera pelea callejera en un callejón fue el comienzo de una nueva época de violencia gráfica (muy salida del cómic y seguramente con advicers del Oriente). El síndrome de Rambo ha infectado el cine. Viendo las peleas uno termina por aceptar que las viejas películas de Van Damme eran que siempre fueron: viles absurdos para nenas de prescolar.

Y la trama, pues bien a la mexicana; hijos de familias disfuncionales que caen tentados por el poder económico del crimen organizado. Todos quieren matar, descuartizar, servirle a un psicópata mayor que busca venganza (de una situación que él mismo o su familia misma comenzó, ¿cuál es el sentido de ello entonces?).

Para darle (más) colorido a la película, una serie de estereotipos (perdón, arquetipos) raciales, de género y edad. ¿Qué puedes esperar de un director de treinta y pelos de años?

La película, sin embargo, NO es mala.

La secuencia de HG volviendo a casa para no ser descubierta es Ferris Bueller día libre (clásico ochentero y del cine de comedia) y la rusa andrógina asesina es Ivan Drago 5.0 Reloaded… ¡ahhhh!

Cuando el tío le dice al supervillano que no siga en malos pasos… consejo de sabio encarcelado, pero cruel y despiadado.

Si la ves, conste que no te estoy diciendo que vayas: No subas las pinches patas al asiento ni te rías como imbécil en una película que no es cómica.

 20130829-ka2.png

Sigue leyendo

¡Películas basadas en un hecho real!

Es la moda. Desde hace años se usa ese cliché (o chicle) a manera de trampa morbosa.

Justo ahora, El Conjuro (Ohhhh my! ¿Cómo pudo gente enfrentar a un demonio?), Ladrones de la Fama… y cientos más que ha habido.

Bueno, hace 25 años, unos más o pocos menos, tuve la oportunidad de leer un reportaje de un fotógrafo canadiense (un tipo maduro, con cara de aburrido tipo maduro y cuerpo de un tipo maduro que nunca se preocupó demasiado por su look) fue a un país salvaje (según los gringos yankees) quizá para esa época; Laos. Allí el tipo maduro canadiense fotógrafo se enamora de una campesina “laosina” (siempre el etnosexo ha sido buen provocador), y en las fotos del reportaje la campesina de Laos se veía como una digna campesina de Laos, Vietnam o Camboya. El canadiense le promete volver, y con un equipo de buzo (bueno, dos; llevó uno para ella) se mete al río Mekong, ella acudió a la cita (nada tonta por una parte, pero al menos no tenía río-fobía) y, listo, llegan al país vecino y se van a vivir a Canadá felices y contentos.

Eso decía el reportaje, lo recuerdo bien.

Una vez en el cine vi anunciada la película llamada Regreso (o algo así) y era esta historia BASADA EN UN HECHO REAL llevada al cine.

El fotógrafo era un tipazo galansísimo y atlético (para los estándares de la época, digamos una Roca ahora, aunque de guapo no tenga nada este tipo) y la campesina pues, imagínense, la interpretó una mujer asiática de sangre negra que protagonizó Emmanuelle Negra (¡nada mal!).

Pues el canadiense no le caía bien al sádico militar que tenía sometida a la aldea/nación y retó al canadiense a unos rounds de full contact (que en los 80’s era el valetodo de ahora) y, como el canadiense en sus ratos peliculescos libres hacía pesas y tiraba patadas al costal pues le entró al ring y madreó al militar.

Pero lo mejor era el final, cuando va por ella al río y son perseguidos por lanchas con ametralladoras que van matando a todo lo que se les cruce y los cadáveres van cayendo al río donde los asustados buzos logran llegar a la frontera…

Y digo, la película está basada en una historia real, jajajajja.

Película: Love is forever ((1983) en USA o Comeback: A true story (Australia)

Sigue leyendo

El Conjuro (de la era de las redes sociales)

Me tuve que refugiar (solo) en el cine del centro ante tremenda lluvia huracánica que no iba ceder ni un ápice. El Conjuro era mi elección habiendo leído sus críticas y viendo su impresionante éxito en cartelera (donde una peli de terror muy pero muy rara vez entra entre las recaudadoras).

El director, un asiático radicado en USA (o algo así) tiene en su currículo la franquicia Saw (que al menos la primera fue un parte-aguas de originalidad) y la más o menos reciente La noche del demonio (Insidious), la cual me pareció un intento más mediocre que acertado en el cine de terror= demonios, posesiones y casas embrujadas.

Cuando la vi… bueno, a mi edad he visto tantas películas desde los 70´s (tiempo supuesto de los sucesos) hasta ahora… más de 30 años de cinéfilo: No encontré ningún elemento original (sin que esto demerite la película), de hecho sus escenas están más emparentadas con películas muy recientes que con algunos clásicos… en otras palabras, ¡nada es original! Y siento que algunos de los personajes adultos no logran cuajarse bien… sin embargo, la película tiene su ritmo y su dosage de emoción bien administrado.

Estamos en la era de las redes sociales, donde alguien con un tuit es capaz de hacer chef-d’ouvres dados sus ejércitos de seguidores. O te metes al yahoo movies y le das five-stars y con algo de suerte sigue el efecto en cadena.

Si bien, no me arrepiento de haberla visto (ya que Superman fue un asco, y Guerra Mundial Z una extraña secuencia de escenas bien logradas).

Sigue leyendo

Vapor barato: Mis 200 canciones favoritas (103/200)

Si este tema no lo había incluido previamente es porque no sabía cómo se llamaba. Hace años, mirando la película brasileña Terra estrangeira de Walter Salles, filmada en blanco y negro y con una historia intensa… un final inesperado, abrupto (no había otra manera de terminar la historia, jajaja) y los minutos finales con ESTE TEMA DE FONDO me dejaron en estado de éxtasis.

Hace poco, conocí a Lix que entre otras virtudes me dijo que era profesora de portugués y, saqué la película como referencia y zaz me dijo, Vapor barato de Gal Costa.

Sin pex alguno, bajé un disco viejo (torrent de la Bahía Pirata): Fatal, a todo vapor (1971) de Gal Costa… y la capacidad vocal que en ese tiempo tenía esta mujer es, simplemente, espeluznante.

¡Gracias, Lix!

Tema: Vapor barato

Intérprete: Gal Costa

Álbum: (No lo sé)

País: Brasil

Género: (ni idea)

Sigue leyendo

Yo soy Jesús (I am Jesus)

Infant Sorrow o el Lamento del infante, es una banda ficticia de hard rock de la cual Aldous Snow (Russell Brand) es el vocalista frontman en la sorprendente comedia Misión Rockstar (que comenté hace una semana).

Las canciones bien rockeras y curadísimas forman parte de un disco de dicha banda inexistente (¡qué chingón y poca madres!). Todavía con la película en mi mente (y no es que sea una obra maestra… quedó a escasos centímetros) escucho día con día los pegajosos y rockeros temas.

Yo soy Jesús me recuerda tanto a U2 en How  to dismantle an atomic bomb, pero este video en verdad mola (o sea, se la raja).

Sigue leyendo

Ángeles extraños: Mis 200 canciones favoritas (102/200)

Hace quizá 20 años, en verdad, en una reunión con mi mejor amigo (que se quedó allá, hace 20 años) puso un CD de una cantante que yo desconocía y, lo que salió de los poderosos y nítidos parlantes fue esto:

Tema: Strange Angels

Artista: Laurie Anderson

Álbum: Strange Angels

País: USA

Géneros: Rock, folk, alternative

 

 

Sigue leyendo

Salchicas, frijoles y puré (Misión Rockstar!!!!)

Otra noche más en que no dejo de pensarte
Estoy atontado y no puedo encontrar una señal
La señal del subte que me lleva a casa
Necesito el subte para volver a casa
Otra noche más, estoy solo aquí
Mis ojos tan cansados de mirar este teléfono

¿Por qué no me llamas y vienes a casa?
Por favor llama y ven a casa
Yo se que no vendrás solo por mi dinero
¿Vendrás por mis salchichas?
¿Mis frijoles y el puré?

Otra noche más en Soho Grand
Mis muñecas tan cansadas de trabajar con mis manos
Por favor ve a buscarme cuando llegue
Solo está ahí cuando llegue
Otro día más en Primrose Hill
Me temo que me estoy apagando
Te puse en mi testamento.

¿Por qué el mundo se ha vuelto tan calmo?
El mundo está tan sereno
Siento que mi siguiente comida podría ser la última
¿Vendrás por mis salchichas?
¿Mis frijoles y el puré?
¡Solo ven por mis salchichas!
¡Mis frijoles y el puré!

Suena tremendo; es una balada rock… y la letra… es curiosa, ¡jajajajaja!

Es uno de los temas alucinantes (e igual de ingeniosos) de una película norteamericana llamada Get him to the Greek (2010), o Misión Rockstar en México.

Un tycoon de la industria musical quiere un talento que le haga vender millones de discos, y la idea de llevar a un rockero en decadencia alcohólico, adicto a las drogas y al sexo, casado con una pop star tan frívola y carente de cerebro (pero exitosa en la música y deseada carnalmente por Lars Ulrich de Metallica), así que le toca al gordito Jonah Hill llevar desde Londres al Teatro Griego en Los Angeles a Russel Brand (cuya vida es casi idéntica al personaje que encarna).

La verdad, la película me dejó boquiabierto.

La fantasía mítica de que siempre quedará un rock star capaz de jalar multitudes para extasiarnos en un concierto legendario mientras antes y después seguirá haciendo temblar las estructuras morales conservadoras…. ¡aquí me quedo!

Comedia fantástica, sin tanta pendejada como lo que el mainstream trae constantemente (y cansa).

Fuente de la letra haz clic…

Sigue leyendo

Sabina Rivas

Leí una extraña y oscura novela llamada “La mara” hace unos quince años. En ella, se describían los crímenes rituales de iniciación que un brujo homosexual ordenaba a los integrantes de las pandillas, y –según recuerdo- se hablaba de la prostitución infantil en un bar en Guatemala (donde el elemento de desprecio a las mexicanas era claro).

Creo… porque la novela no me pareció ni extraordinaria… que un personaje es una panameña morena con enormes talentos para el baile… pero que nadie le hace caso, hasta que un día en una calle encuentra una sala de videojuegos donde hay uno en el que se baila encima, pisando las marcas que tiene… y allí ella logra encontrarse con su ser. (Ups, algo así, creo)

Pues bajo el título de “La vida precoz y breve de Sabina Rivas” un cuestionado director apellidado Mandoki (Voces inocentes) le cumple un capricho a personas de la televisión mexicana en llevar a la pantalla una rara adaptación de la novela mencionada… pero que no se parece en nada a lo poco que recuerdo y, peor aún, está llena de escenas que me parecen indignantes : inmigrantes centroamericanos asesinados cruelmente por una pandilla de maras ante la indiferencia de las autoridades migratorias mexicanas, prostitución de muchachas  menores de edad, consumo de droga y corrupción extrema en ambos lados del río Suchiate.

Digo, no dudo ni tantito que esa realidad exista… pero, ¿para qué ofrecer una mediocre película –Televisa Brand- con este asunto? Ni respeta la obra, ni es documental seria, ni la pude terminar de ver. Pero bueno, si alguien quiere corroborar, pues aquí está:

 

http://www.youtube.com/watch?v=VDXu65ueO7M

Sigue leyendo