El Chico del Cable (The Cable Guy)

Que si les gustó que si no les gustó. Que es mala según unos y que es una de las favoritas según otros… cuando un producto cultural se encuentra bajo polémica siempre es interesante analizarlo y tomar partido, o proponer otra vertiente. Este me fue el caso de esta película de Jim Carrey, The Cable Guy (1996) que por cierto, está fuera de catálogo en gran parte de los sitios de mi país ya sea para la compra y la renta.

Digo, vaya mundo de consumo si una película de dieciséis años con un reparto más que estelar queda olvidada tan rápido.

Dirige Ben Stiller al que recuerdo con dos referentes de antología; Loco por Mary y Zoolander. En las actuaciones están Jack Black (Nacho Libre y Escuela del rock), Owen Wilson (Anaconda, Zoolander y muchas, muchas más), George Segal (ufff), Eric Roberts (cine ochentero de poca pero agradable monta) y, Mi Inolvidable, Matthew Brotherick.

De Matthew solo puedo decir que tuvo actuación en dos películas que para mí marcaron Vida, por encima de Época y que siempre lo voy a apreciar como actor: Juegos de Guerra (1983) y El día libre de Ferris Bueller (1986) –o El Experto en Diversión-.

Del Señor Carrey, ¿qué puedo decir? Su sello de actuación consiste en llevar al extremo la corporalidad, gestualidad y modos de hablar, sea algo que me agrade o no. No sé si los excesos puedan ser un pecado para él, por eso este actor pertenece a la categoría de los hiperpagados…

Reparto de ensueño, dirección probada… ¿Y la historia?

Tan conmovedora como chocante. Es quizá esta mezcla la que hizo que este film no fuera entendido y por lo tanto tan bien recibido por las masas acríticas. No me parece una comedia negra para nada, sino un thriller psicológico denso. No tiene entonces la simpleza tal para ser éxito de taquilla, y toca y saca ronchas en aspectos tabú como esa idiota fascinación por la televisión, la soledad en las sociedades modernas y la falta de capacidad relacional en la actualidad.

Un personaje “villano” que no es sino una víctima de un abandono familiar. Una persona criada sin amigos, sin contacto, solo con un televisor que viene a representar todo lo que la modernidad garantiza: enajenación fría y ya.
Relaciones entre personas que son enfermas y que parecen no darse cuenta de esta cualidad. ¿Cuántos seres así nos rodean? ¿Cuántas relaciones amicales que tenemos realmente son una constante pelea, constante humillación y perenne manipulación?

Algunos momentos de la película me parecieron más que buenos, la alucinante: ¡“La pelea final” es una parodia a Golden Eye (1995) y NUNCA me había percatado! (Aclaro por si algún neófito no entiende esto: Golden Eye es la primera película del 007 con Pierce Brosnan, y a mi gusto, la mejor que él hizo.)

La escena del juego familiar de palabras “porno” y que todos disfrutaban mientras encontraban fascinante la personalidad del psicópata, y por último, cuando se le corta la oportunidad a toda la población mundial de saciar el morbo de seguir una noticia idiota, sensacionalista (donde el criminal es el mismo Ben Stiller –director del filme-) y que, aún antes del veredicto ¡Ya se había hecho una película del incidente!

20121113-cableguy.jpg

Conclusión: Rara y chocante, sin duda, no me arrepiento de haberla visto (por segunda vez en mi vida). Y tuve que descargarla atentando “contra las buenas costumbres” (jajaja) ante la carencia comercial de este rancho vil donde me tocó vivir.

Mi Twitter

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*