Archivo por meses: octubre 2011

No todos los Chinos son malos… (A pesar de esta vergüenza)

[Visto: 422 veces]

Vi el video de la niña de dos años atropellada dos veces. Quedé aterrorizado.

Cuando la levantan y parece muñeca de trapo brinqué del horror.

Un horror que finaliza en ese momento… pero que comenzó ciertamente desde antes.

¿Qué hacía una niña de esa edad “sola” caminando por esa zona? Ciertamente una zona oscura, con tráfico… no apta.

El tipo la atropella y se da cuenta. No le importa. Vive en un país caracterizado por injusticias sociales, violaciones a los derechos humanos… su falta le parece menor. Además de ser un país misógino, que no le preocupa la niñez.

Pasaron varios. Quizá demasiados. A nadie le importó ayudarla. De cualquier manera ella estaba casi muerta… pero, ¿qué tan diferente hubiera sido esto en el D.F.? ¿En Lima? ¿En Santiago? ¿En La Paz? ¿En Panamá?

¿Realmente mucho?

No lo creo.

El mundo tomó el camino equivocado. Aquel dictado por las hegemonías del consumo, del dinero, de la negación del otro, del aislamiento. Los chinos, a pesar de Jackie Chan y de estos tipos deshumanizados… no creo que sean tan malos.

Sigue leyendo

Dominio y Sumisión: Mi canción No. 86

[Visto: 463 veces]

Un grupazo de rock duro de la imponente Nueva York. Una onda post setentas bien ochentas alejada de lo mainstream pero con punch suffi para sacudir a las masas (aunque nunca fue tan conocido). Poderosas guitarras, voces de miedo… pero sobre todo, sus simbologías tan bizarras.

Secret Treatis (1974). Dominance and submission. Blue Oyster Cult. Hard rock. USA

20111020-Blue-Oyster-Cult-Secret-Treaties-463938.jpg

Sigue leyendo

La Cadena: Mi canción No. 85

[Visto: 303 veces]

Hubo una vez, cuando un chico full american con look andrógino y virtuoso de la guitarra devino Dios. Él, y su bella pareja una linda rubia sureña, unida a una rubia (media grotesca) y a dos pilares de la base rítmica de talla monstruosa (ellos ingleses) sonaron, crearon y movieron al mundo.

Fleetwood Mac, The Chain, original de Rumours, 1977… y desde hace años que el rock ya no suena como antes.

Quedan quince y chau, chau….
Sigue leyendo

Llévame: Mi canción No. 84

[Visto: 280 veces]

Mi primer viaje a Perú quedaría marcado no solo por los santuarios que visité… ni por las personas que conocí, sino también por haber comprado en pirata una recomendación en un puesto de alguna pequeña y polvosa ciudad de la costa: Algo así como el amor está en el aire.

Mar de Copas se volvió fundamental en mi colección de música. Y ahora, lejos de este país, las oleadas de nostalgias me los vuelve a traer este disco precisamente. Sigue leyendo

Road movie: Mi canción No. 83

[Visto: 358 veces]

Kevin, siempre Kevin. La virtud de la transculturación. ¡Lo máximo!

Kevin Johansen es gaucho-esquimo. Habla (o canta) cuando menos en cuatro idiomas. Toca varios instrumentos. Su voz barítono me encanta. Su disco Logo es del 2007… y lo compré en Buenos Aires.

¡Felicidades a mí! (Hoy cumplo años y me quedan decisiete canciones para cerrar mi blog) Sigue leyendo

Cine apocalíptico: El camino (y la sorpresa)

[Visto: 641 veces]

Viggo Mortensen nuevamente me sorprende. Claro que debo admitir que esta película no es nueva aunque apenas me di el tiempo de mirarla. Toda una sorpresa.

En un futuro muy próximo, y bajo causas no abordadas en la historia, los pocos habitantes que quedan son nómadas o caníbales. Vigo es el Hombre, y tiene que cuidar al Niño (su hijo) en una interrelación afectiva-pedagógica y ejerciendo los valores que los aferran a una fe que poco a poco se extingue.

Durante la historia se van mostrando unos flash-backs que muestran cómo les llegó la sorpresa apocalíptica y, sobre todo, como la Mujer bajo una severa depresión los abandona y se entrega a la noche, donde había decidido morir.

Creo que esta muestra de cine viene a proponer una visión más real, más tenebrosa y macabra de lo que pudiera ser ese fin del mundo tan mítico y temido.

Lejos (pero no menos valoradas) quedan mis películas apocalípticas “de culto” como Escape de Nueva York (1981), Mad Max (1979), como el segmento de Los Sueños de Kurosawa “El demonio que se lamenta” (1990), o inclusive como la propuesta original del pésimo Shyamalan El incidente (2008).

A pesar de estas imágenes, la película no es de acción…
Sigue leyendo

Volver a los diecisiete: Mi canción No. 82

[Visto: 305 veces]

Tenía cinco o seis años cuando este disco llegó a casa, en voz de La Negra. Casi cuarenta años después un inesperado tributo a Violeta me trajo otra versión… La letra sigue siendo un poema perfecto, y con esa bella música casi una elegía…

20111013-vp.jpg
La imagen de Violeta que conozco.

Año: Lejano
País: Chile
Género: Latinoamericano, protesta, folk

(18 canciones y me alejo del blog definitivamente) Sigue leyendo

Porque aquí todos pagan “la cuota”

[Visto: 339 veces]

Anselmo estaba feliz por tener un trabajo medio tiempo. Saliendo de la universidad iba a atender una pequeña farmacia ubicada en un extremo de la ciudad; una zona clase media quizá baja, pero no marginal.

Anselmo de inmediato hizo planes para canalizar su pequeño salario en cosas que le ayudaran en su formación personal (académica e intelectual) y, siendo el propietario del pequeño negocio un familiar y el otro empleado un amigo de infancia, podía decirse que esta farmacia prosperaría bajo un ambiente de solidaridad y confianza.

A las dos semanas, el otro empleado recibió una visita de un tipo que “fue por la cuota”. Pidió doscientos dólares pero al no haber más que cincuenta, se los llevó (más unos desodorantes, jabones y condones) diciendo que ya volvería por el resto. Anselmo y su pariente pensaron que había sido “un simple atraco”. Un atraco hecho por un tipo vestido clase media, de piel blanca y que se bajó de una camioneta de vidrios polarizados… y así quedó.

Una semana después llegaron de nuevo por “la cuota”. Les dijeron que ellos ni eran pobres ni tenían necesidad de dinero –que llevaban al menos dos mil dólares en el bolsillo-, pero que “el jefe” les ordenaba pasar a todos los negocios. Que otros negocios pagaban más, y que los doscientos dólares eran un precio módico dada la realidad. Claro que si se negaban existía la posibilidad de secuestro y asesinato, que lo valoraran.

Al siguiente día, Anselmo se quedó sin trabajo porque la farmacia que recién quería tomar vuelo no iba poder hacerlo.

Y de esto, en la ciudad, ya nadie dice nada.

20111010-mexicofan.jpg Sigue leyendo