Club de los 27, Club de los Menores de 30 o, ¿Un Club de Famosos que NO Siguieron?

[Visto: 608 veces]

Listo, la muerte de Amy ya generó una ola de especulaciones internacionales. Más por el hecho de su misma edad que por ese portentoso talento que dicen tenía. Resulta que ella brincó a un conocido club de famosos que murieron a los 27 (veintisiete pero que por cuestiones estéticas utilizaré la forma matemática). Un club tan famoso que NO lo conocía, pero ahora es célebre. Amy ahora está al lado –injustamente- de Janis, de Hendrix, del Rey Lagarto, de Brian y hasta de Cobain.

No basta morir con 27. De hecho, vaya manera de desperdiciar la vida a tan corta edad. Lejos de ser un mérito debiera ser motivo de algo así como pena. Grandes figuras que no tuvieron la inteligencia, precaución y amor propio para cuidarse un poquito siquiera.

Pero los monstruos de la música de los setentas habrían vivido en un contexto más disparado. De rebeldías filosóficas donde la droga y el escándalo eran los mecanismos de protesta válidos. Janis Joplin (Summertime), su majestad Hendrix (Hey Joe), Morrison (Love her madly) y Brian Jones (entonces tan Stone), Kurt (el sismo Nirvana que cambió al rock para fortuna y mi desgracia) les tocó esta fatalidad. Todos ellos emblemáticos, icónicos, únicos en su momento… pero, ¿Amy? El único disco que escuché de ella me tomó –quizá- en mal momento… nada pero nada me gustó. Sin embargo, fue endiosada por los media.

¿Hasta qué punto es moral rendir tributo, pleitesía mediática, a alguien que se caracteriza y alardea su tendencia autodestructiva bajo un emblema de industria cultural?

Por Janis, Lennon, Allman, Hendrix, Bolan, Brian y Moon… espero que conozcan la trayectoria de cada uno de ellos (a menos que sean full ochentas).

Fuera de la música sea rock o sea blues (¿no han muerto estrellas pop quizá tan jóvenes? ¿Y los rappers negros gangsters estrellas porno que mueren seguido no cuentan en esta hegemonía?) hay otro club donde entran los actores de Hollywood. Pero su Club es el Menor de los 30. O sea, que un actor vive un poco menos alocadamente. Aquí pues están River Phoenix (23) ese supertalento –eso decían- que apenas dio tantito, Heath Ledger (28) que no era malo pero gracias a su muerte se volvió el mejor Guasón (mmmmm) de la mejor de Batman (mmmm), Sharon Tate (26) para los que recuerdan las viejas épocas y los rituales satánicos del Charles Manson, Brandon Lee (28) ¡ahhhhhhhhhhhhhhh, qué pena! El hijo del Dragón: a El Cuervo sí lo adoraba, o el mítico súper masculino gay de clóset James Dean que también si dio dos o tres pero bien celebradas películas.

Bueno, si la curiosidad nos da por investigar podríamos inventar muchos clubes más. Una pena que gente (famosa o no famosa) llegue a su fin con pocos años. Drogas, excesos o situaciones sorprendentes siempre serán más sonadas cuando de famosos se trata.

Descansa en Paz, Amy. Ahora tienes más fama (indebida).

Puntuación: 4.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *