¿Cómo me hallaste si ya no tengo Facebook?

[Visto: 1557 veces]

El que busca encuentra, famoso dicho popular y bien cierto. Cuando alguien –en verdad- desea contactarse con otro es fácil… y no se requieren las redes sociales.

Me llamó Alejandro, como veinticinco años después de la última vez que platicamos. Me sorprendió su llamada, a mi casa… porque nunca pensé que alguien de las tres personas que generalmente me llaman (y las únicas que según yo, conocen mi número) pudieran estar relacionadas con él.

Me contó que gracias al Facebook (¡Guácalas!) la generación de la Secundaria (¡Ay Dios!) están comenzando a reunirse treinta años después… (Eso me dejó conmocionado, ¿para qué mierdas?)

20110716-amigos.jpg

Bueno, nunca he sido dado a las nostalgias, y de todos mis compañeros de la Secundaria fue Felipe –el cual murió de manera demasiado extraña- el único que en verdad me hace recordar esos días de tanta inmadurez, tonterías, sueños bobos pero abundante diversión y aventuras bizarras. Y Felipe, con su gran corazón (y más grande y fea nariz) era una razón fundamental para recordar y desear volver a vivir mi época de colegial. Pero él ya no está.

No me atreví preguntarle a Alejandro de dónde sacó mi teléfono, ya que al ser yo relativamente nuevo en la ciudad y más nuevo con ese número no me explicaba de dónde lo consiguió. Pero como sé bien que el que busca encuentra me hice de interesantes hipótesis: quizá él trabaja para la policía, o fue a mi antiguo barrio y quizá alguien le dijo (jajaja)… porque yo NO tengo Facebook (y allí me han dicho han surgido todas esas absurdas ideas de mis excompañeros de hacer la gran reunión e ir con sus familias y decir “esta es mi esposa y estos son mis hijitos y este es mi perrito”).

20110716-ebrios.jpg

Tampoco quise decirle al bien educado Alejandro que si la reunión era en Starbucks Coffee y no en el asqueroso burdel El King Kong MENOS me interesaba ir para a ver a mis excompañeras Fulana, Megana y Macana de las cuales en verdad no recuerdo nada y quizá ahora estén bien obesas. Sin embargo, para no ser un total aguafiestas (not Water-party) me tomé la molestia de invitar a dicha cariñosa e ingenua reunión a mi todavía compañero de secundaria (y cómplice de brutales borracheras y discusiones absurdas) Luis E.B. y mi otro entrañable (aunque bastante envejecido) Alberto el Picapiedra.

20110716-pica.jpg

El Pica dice:
¿Qué? ¿Una reunión de ancianos de la era cavernícola? Bueno, ¡iré!

No sé si ellos fueron la verdad, como ya no tengo Facebook para ver las lindas fotos de reuniones, ni lo deseo (aunque sueño con una cuenta con nombre ficticio en la futura Google +).

¡Salud ex compañeros! (You will Forget about Me)

Puntuación: 4.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *