El ocaso de Van Damme (Repost)

[Visto: 2697 veces]

Este artículo lo subí hace más de una semana… pero algo hice mal que me desconfiguró toda la visualización del sitio. Lo subo de nuevo cuidando detalles.

¡Damned!: El ocaso de Van Damme

Ni modo. La edad es una fatalidad.

No es malo envejecer, cuando esto se sabe aceptar. Yo miro mis fotos de hace quince años y, siento que han pasado más años… pero no me siento mal.

Me siento peor cuando miro a mis “ídolos” (por llamarlos de alguna manera) de los ochentas y quizá noventas… digo, creo yo que me cuido mejor.

Ya bastante tuve con ver el desfile de arrugas de The Expendables (Los indestructibles, dirigida por el hiperanabolizado de Stallone), un film increíblemente agradable y cuya magia era ver todos esos actores compartiendo un poquito de crédito… Pero por supuesto, faltó el gran icono estético gay y peleador mediocre –pero mejor actor- del país belga; Jean-Claude Van Damme.

Van Damme, el cual nunca pero nunca me convenció como peleador (bueno, un par de segundos en No retreat no surrender -1986-; su primer película estelar) pero que pudo llegar a tener algunas más que agradable como Lionheart (1990), y luego, la admirable Time Cop (1994) –que más que artes marciales era ficción-.

VanDammeApo.jpg
En su gloriosa juventud…

Van Damme quiso en su momento de gloria proponer “la película” de artes marciales (algo así como Operación Dragón de la nueva era) y dirigió y produjo The Quest (1996) donde saturó de clichés su historia para lograr lo imposible: una senda y reverenda estupidez sumamente aburrida… y allí vino su declive.

Si bien hizo películas donde su actuación era rescatable, su físico se iba deteriorando y sus peleas cada vez eran menos frecuentes.

Hace poco, paseando por los pasillos de Blockbuster vi la portada de Soldado Universal: Regeneración. Quedé sorprendido. Van Damme y Dolph Lundgren (su némesis) casi veinte años después… y el gato que mata la curiosidad, ¡la renté!

Vandammedespues.jpg

Historia a lo ruso, hiperviolenta. Terrorismo, separatismo, masacres, secuestros… pero el villano verdadero resultó ser un auténtico peleador valetodo (UFC) ruso llamado Andrei Arlovski, quien es más brutal, radical y violento que todo lo que el belga y el sueco y Stallone no fueron en sus años de gloria… Y todos los stunts (como siempre de Jean-Claude) eran más que obvios.

dolphielundgren80.jpg

A sus cincuenta años difícil poder convencer.

Y bueno, apagar nostalgias es un gusto raro…

20110607-arlovski.jpg

Andrei “The Pitbull” Arlovski, el nuevo héroe-villano de la película… Ni Van Damned! Ni el Escorpión Rojo tienen mucho por hacer…

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *