Archivo por meses: Marzo 2011

He renunciado a mi FaceBook

Tengo 45 años. Desde los treinta compré mi primera computadora y contraté ese viejo servicio de internet vía teléfono y poco a poco me fui involucrando en ese “mundo virtual” con las relaciones que uno podía encontrar en la web.

Abrí mi primera cuenta FB hace unos tres años, y la cerré tiempo después. Pero este sitio fue, paulatinamente, dando tanto que hablar y se volvió tan famoso y popular que decidí darle y darme otra oportunidad. Quería formar parte de esa gigantesca comunidad global que tenía su FB.

Apenas dos meses más tarde, en mi cuenta alcancé los doscientos “amigos”, donde se incluían familiares, algún par de amistades verdaderas, pocos colegas de trabajo y, sobre todo, una gran mayoría de mis alumn@s.

Entonces, comencé a notar que:

Actualizar “mi estado” se volvió un discurso provocador e exhibicionista.

Mis amigos cercanos se alejaron físicamente y se “reforzaron” por la ventanita del chat.

Mis pocos familiares con quien mantengo contacto dejaron de telefonearme y me buscaban en el sitio o por los correos del FB.

Yo, por otra parte, comencé a husmear en las fotos de mis alumn@s, a vertir comentarios irónicos y vulgares…. y a dedicarle -cuando menos- un par de horas al día a este sitio sin tener una idea clara qué hacía.

Una tarde de ausencias llena de estímulos -y alejada de alcohol- reflexioné lo anterior…

Así que decidí firmemente volver a los cafés de mi ciudad taciturna. A contestar mi teléfono para escuchar cálidas voces. A reconquistar a mis amigos con charlas intelectuales de actualidad. A dejarme seducir con la banalidad de aquel que se quiera emborrachar conmigo. A mantener una sana distancia con colegas y alumn@s… y, todavía más-, a leer por horas y horas al día todos esos ensayos y novelas que he comprado en tantos y diferentes lugares.

Ahora te hablaré mirándote a los ojos, te llamaré por las noches y te buscaré en los portales.

Y si no me ves, espero que tú me busques… te lo voy agradecer tanto…

20110324-logofb.jpg

Sigue leyendo

No hay razón: Mis 100 canciones favoritas de todos los tiempos (47/50)

Agua de piel de cocodrilo, las sombras de la ciudad esperan
Pon tu cabeza entre tus manos, el final es tan grandioso
Toma un paseo por el ocaso, compra tu boleto a casa
Llévate las cosas que te he comprado, deja las demás atrás
Las pieles de mármol se humanizan, las gentes devienen grises
Pon tu cabeza entre mis manos y las haremos a todos irse
Mientras lloras en silencio, jamás serás distraído
Rojo en rosa, el sol se hundirá, ¿lo has escuchado?

Y los colores me derrumban
No hay razón de estar triste
Si te vas sin hacer ruido
No hay razón para ser feliz

Traducción libre (fragmento)

http://www.youtube.com/watch?v=FZT7p8jGyTA

A The Church se le llegó a considerar “el secreto mejor guardado de Australia”, debido a que si bien la banda era aplaudida por su fina propuesta musical, pocos sabían su origen.

The Church tiene una muy admirable discografía, la cual comencé a conocerla en 1988 en consecuencia de su galardonado álbum Starfish. Varios años después, y gracias a un video de sus primeros discos, puede conocer este tema… Desde que lo escuché, quedé en trace…

Tema: It’s no reason
Autor: Steve Kilbey
Disco: Seance
Año: 1983
Origen: Sidney
Género: Rock alternativo, Dream pop, neo psichodellia
Sigue leyendo

De tsunamis, el apocalipsis nuclear en Japón y El Demonio Lastimero

Siempre imaginé los tsunamis como las ilustraciones de las viejas revistas que solía leer: enormes olas con cresta espumosa (banquete celestial para surfistas) como el intro de la serie retro Hawaii 5-0. Imágenes re-confirmadas por películas más recientes como Impacto Profundo (1988) o Un después de mañana (2004).

Así era hasta hace dos días…

Una serie de videos donde se veía la tragedia que ahora le tocó a Japón me cambió el concepto totalmente… si bien, alejados de la espectacularidad Hollywood, los tsunamis son de impresionante magnitud destructiva macabra.
Entre los mil estragos que pudieron causar estos, está el daño a las plantas nucleares, que dicen -y otros desdicen- están generando fugas de radioactividad y el riesgo de un apocalipsis está latente.

Pero esta historia ya la conocía, justo en Los Sueños, esa soberbia y magistral película de Akira Kurosawa (1990) la conocí:

http://www.youtube.com/watch?v=B0fpsWgZPBE

http://www.youtube.com/watch?v=QEyhz2idPL4

No me queda otro asunto que comentar que, si bien las películas comerciales tergiversan y afectan, el auténtico cine culto es -inclusive- profético.

Deseo que Japón se recupere pronto de esta lamentable tragedia.
Sigue leyendo

Los que tienen influencia: Mis 100 mejores canciones de todos los tiempos (46/100)

El noveno disco de los Oilers me resultó ser una sorpresa contundente, más que algunos de los anteriores que ya pintaban para masterpieces. La Minería del Cielo Azul (Blue Sky Mining, 1990) sigue su línea de crítica social y mensajes pro-ecológicos de sus antecesores, y si bien no tiene ritmos tan danzables como el previo Diesel and Dust (1988), sus notas hardrocker sobre salen por mucho.

Midnight Oil es una banda poderosa, como muchas bandas venidas del Down Under (Australia), con capacidad de enloquecer en conciertos a quien los escuche; es un honor mío decir que tengo diez de sus álbumes en original (y otros tantos en digital).

Mi tema favorito (“favorito” es un adjetivo demasiado comprometedor) de mi disco favorito (¡Perdóname Dios!) es Shakers and Movers (Los que sacuden y los que mueven), cuya adaptación a un significante hispano sería: aquellos que tienen influencia y poder de lograr las cosas.

No diré más de esta banda, mas bien, me propongo hacer un modesto listado de mis veintitantos temas favoritos y explicar las razones de mis desbordantes pasiones… porque ellos son más que las camas ardiendo. Tengan paciencia….

20110313-mo1.jpg

Sigue leyendo

Los Traidores del MSN

¡Guau! ¿Tan solos estamos en este mundo moderno que, algo tan superfluo como ser eliminados del MSN vale un sentimiento de drama?

Alguna vez lo comenté; ser eliminados de un programa por “alguien” que no siente nada por nosotros es un acto banal en la era de la soledad.

Pero nunca pensé que esta cotidianidad fuera generar programas que “hagan ver a los eliminados quienes les dieron la espalda“… ¡Absurdo!

En lo personal sé que hay individuos solitarios e inseguros que dependen de sus cientos de contactos que NO conocen. Que a pesar que los tienen en su “lista de amigos” cada vez que los vez conectados les pregunta, ¿edad y de dónde?

En mi MSN no caben quince, no, no, no, no. Quince me suena bien, sea quien sea pero la única condición es verlos cuando menos una vez a la semana… y si yo no saludo les toca a ellos.

Claro que hay etapas donde uno agrega o acepta a cualquier espécimen, no puedo negarlo. Pero si nunca se aparece on-line, o si cuando lo hace, se porta distante y grosero… ¡A la chingada, pinche güey!

Pero entonces aparecen estos programas que me envían muchos pero muchos mensajes catalogándome como un traidor del MSN.

¡Ni modo!

20110304-live.com 2011-3-4 7-8-57.png

Sigue leyendo

Los peruanos de Miénteme (Headlock in Lie to me)

Estoy absolutamente enganchado con Lie to me (Temporada 2) a un grado severamente patológico. De hecho, ya tuve un problema –que dicho sea de paso, no llegó a más- por sentirme Cal Lightman en mi vida cotidiana. Y si bien tuve la razón en mi juicio, en lo ético estaba rebasando mis límites por mucho.

20110303-trcl.jpg

Lo anterior me trajo una resaca introspectiva que me hizo re-ubicarme en mi realidad no psicológica Eikmaniana, y, me hizo alejarme de la serie más de una semana completa. Claro, luego regresé, admirando los capítulos más y más complejos (a ese ritmo no concibo una cuarta temporada) y de pronto; ¡ZAZ! Un capítulo donde dizque sus personajes son hispanohablantes, y mucho peor aún; peruanos.

Digo, o sea, una super serie no debería escatimar budget en locuciones extrañas. Es más, para los “super papeles” que le dejan a la sangre prieta en los roles de Jóligud deberían buscar en the inmigrant market gente sin previa experiencia y no nacidos en el Bronx o pochitos de quinta categoría…

Pero la historia me fue más asombrosa; un senderista va a matar a un street fighter a Washington D.C. por una onda medio increíble, ¡jajajajajaja!

Lo malo de lo bueno es que Lie to me es mi serie favorita… sin importar que sus “roles peruanos” se vean más fingidos que una manzana negra de carne blanda y sabor empalagoso, ¡juar juar juar!

Véase Headlock Sigue leyendo