¡Hola, tío! ¡Soy tu sobrino!

[Visto: 911 veces]

Suena el teléfono.

Es uno de los hechos más insólitos de mi casa. Casi nunca suena, al menos así lo creo, porque poco estoy.

Suena el teléfono a una hora equivocada. Las únicas tres personas que suelen llamarme tienen otra hora, y cuando es así, sé de antemano quién es.

Miro al aparato con desconfianza. Acabo de llegar de viaje, un mes fuera. Pero decido contestar:

– ¿Señor José Zavala?
– El mismo, ¿quién habla?
– ¡Hola, tío! ¡Soy tu sobrino! ¡De los Estados Unidos!

¡Ahhh! ¡La jodida! Me molesto. Es una de mis características más notables. Soy intolerante a los juegos del engaño.

– ¿Quién habla, dije?
– ¡Soy yo, tío! ¡Tu sobrino de los Estados Unidos!

Seguro que tengo sobrinos. Pero la verdad no sé hijos de quién. No tengo contacto con nadie que lleve mi apellido. No lo tengo, ni lo tendré.

– Yo NO tengo ningún sobrino… ¡y menos en los Estados Unidos!- Le dije fuertemente.
– ¡Tío! ¿Por qué me tratas así?- Y colgó.

Luego, me arrepentí de haberlo tratado duramente. Pude haberme vacilado escuchando la historia: Era mi sobrino, hijo de algún hijo de p*&%, quiere venir a México… pero tuvo un problema económico y, por eso, yo que soy de sus tíos “el más gente”, recurre a mí para que le envíe dinero… y pueda venir a este bello país… Donde el crimen manda y las extorsiones, secuestros y engaños son tan comunes como las estúpidas telenovelas y los shows de Televisa.

20100816.jpg

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *