Música Detectada (o el magnífico disco del adiós de Deep Forest)

[Visto: 725 veces]

Sanchez y Mouquet son los apellidos de los miembros del dueto francés Deep Forest (en lugar de La foret profonde). Dos músicos, el primero estudioso tanto de lo clásico y lo etno y el otro arreglista techno que, a partir de cierto acervo de la UNESCO del que consiguieron permiso para utilizar y modificar, lograron una propuesta musical original… al menos para esos años noventa.

Su debut fue algo enorme: Sweet Lullaby fue un bellísimo tema de 1992 acompañado de un impecable video a lo Gaudí. Sin embargo, como disco opera prima no lo considero tan impactante. En cambio, Boheme (1995) resultó ser una obra musicalmente impecable: tanta armonía alcanzando niveles espirituales y nostálgicos.

Con Comparsa (1998) Deep Forest se ganó en definitiva mi corazón. Un disco muy alegre a pesar de la evidente carga religiosa que para mí era de celebración… pero el pop ya era inminente en la propuesta de los franceses. Ana Torroja daba voz en uno de los temas más álgidos del disco… Comparsa es un disco bello, y no sé si por los elementos mexicanos mezclados con malgaches y todas las sorpresas que estos músicos se encargaban de samplear para generar propuestas…

Y sin hablar de recopilaciones o de soundtracks finalmente Deep Forest sacó su último disco (al menos que yo tengo conocimiento) en 2002.

Música detectada

La sorpresa fue enorme. Eric y Michel modificaron su fórmula de manera más que sensible… y eso fue polémico. Si bien yo buscaba conocer un nuevo tipo de música, otros extraños idiomas agregarían a los coros o a los temas principales la sorpresa fue otra. Sus matices new age, ambient, étnico y electrónico en esta nueva ocasión se enriquecían con elementos rock (guitarras y baterías mucho más fuertes de los esperable), chill out y ¡dance! (Digo, a veces me pregunto si no abuso de las etiquetas y realmente sé qué viene a ser cada uno de estos géneros). Además que, recurrieron al idioma inglés para componer sus letras

Debo admitir que la primera vez que escuché el disco quedé muy afectado… decepcionado de hecho, cuestionándome qué había pasado con ese concepto que este dueto francés había creado. En definitiva, pensaba que su Music Detected era una vergüenza y el ocaso de ese concepto “étnico”-pop que ellos habían lanzado.

Pero cuán equivocado estaba. La Música Detectada se convirtió en un breve lapso de tiempo en mi disco deepforestiano favorito sin lugar a dudas, y precisamente por las innovaciones inesperadas que introdujeron. He aquí una serie de impresiones:

El primer tema llamado India sorprende, por el hecho de ser tan diferente a todo lo anterior. Si bien es impactante no termina de gustarme del todo. El segundo llamado Especies en extinción cae en un rollo bien dance ingenuo y termina siendo desagradable (hasta ahora insisto en ello). Cuarto tema Soul Elevator y el quinto Computer Machine son otros raos intentos por proponer un sonido nuevo y desafiante con todos esos acoples musicales nuevos… pero que no logran la sorpresa y el deleite.

Pero el asunto mayor viene del quinto al decimosgundo tema. Seis producciones impecables (digo seis y no siete porque uno es una transición de minuto y medio), sorpresivas, mágicamente desarrolladas, alucinantemente arregladas y sobre todo, muy distintas a lo anterior. En ellos suenan las ácidas guitarras eléctricas, la furiosa batería, las voces computadorizadas que emulan un canto de robots femeninas aunado a muchos otros elementos previamente explotados por el Bosque Profundo. Sin lugar a dudas este disco es el más demandante de un equipo de muy alta fidelidad para apreciarse bien… audífonos o equipos convencionales de casa NO pueden reproducir tanta magia.

Es decir, hablo de seis temas seguido (six in a row)… seis magníficas (cuando hay miles de discos que con tres canciones o cuatro mediocres se vuelven inolvidables), seis consecutivas… o sea, los Deep Forest no se lanzaron al vacío con los ojos cerrados… sabían lo que hacían adónde llegarían.

Yuki song, Beauty in your eyes, Elemental, Far Fast, Will you be ready, (In the evening) y Dignity…

Y bien, de esos seis temas que en lo personal me llevan a un éxtasy, no hay defecto alguno en ellos. Hasta escogí precisamente al quinto (Yuki’s song) que viene a ser un blues con rarísimos arreglos como uno de mis temas predilectos… este tema será precisamente la siguiente entrada de mi blog al referirme a mis 100 canciones.

Deep Forest NO terminó su trayectoria con este curioso disco. No. Sino que sus músicos decidieron partir por nuevos caminos para producir o proponer nuevos asuntos, que definitivamente no han llegado a ser tan comerciales.

Y si bien, no pienso que la etiqueta de la UNESCO que celebra que ellos son defensores de la música étnica en sí (y eso me significa mucha de la bella música de los pueblos muertos de hambre y azotados por otro tipo de calamidades) pero no que es niego esa ocurrencia, ese talento y ese sentido estratégicos de comenzar un nuevo camino musical –que si bien ya existía- gracias a ellos se desarrolla una nueva etiqueta musical.

Aquí te ofrezco el disco en cuestión… pero en definitiva, sugiero, que busques todos los otros.

DESCARGA

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *