INXS en exceso (Mis ídolos del Rock Vol. 2)

[Visto: 1561 veces]

INXS irrumpió en el mercado musical comercial de la década generosa (80’s) con un disco llamado Shabooh Shoobah (1982), que fue su primera producción lanzada en el mercado norteamericano (y obviamente vía MTV al resto del mundo). Como toda criatura australiana la banda sorprendía por ser muy diferente a las corrientes mainstream de la música (inicio ochentas venía a ser principalmente new wave o synth pop). INXS era como un ornitorrinco para los escuchas; o como un dingo, un demonio de Tasmania o un cocodrilo de agua salada…

Sonaba más hard (sin ser hard rock), su sonido era bailable (sin la ingenuidad syth o pop, sino por sutiles elementos ska y funk), además, INXS era un concepto familiar por llevar la sangre de tres hermanos de apellido Farriss… pero con un front man con pretensiones jaggerianas en versión sexy, metrosexual, irresistible. INXS se tenía que leer In-Excess porque era (ellos aseguraban), buena música: En Exceso. Y no mentían en absoluto en ello.

Shabooh Shoobah era un disco fresco, original… y más si sus dos discos anteriores eran desconocidos en la parte norte del mundo, pero de este trabajo, yo apenas conocí su portada en esos tiempos, que la veía cuando pasaba por esas discotiendas del centro de mi ciudad y no dejaba de llamarme la atención con esa fotografía tan extraña; alguien abrazando un perro flaco.

Imagen tomada de internet

Pero fue el disco de Escuchen como ladrones (Listen like Thieves, 1986) el que conocí primeramente y me dejó impactado (y hasta hoy sigo admirándolo). Un disco que sería el predecesor de su súper laureado y comercialmente redituable Kick apenas al siguiente año.

En Listen like thieves venían temas tan frescos y fuera de lo típico de la época como: What you need, Listen like thieves… pero con mención suprema a Biting bullets, This time y Three sisters (instrumental). O sea, solamente mencioné cinco temas del disco; un disco que te da cinco temas soberbios deviene siempre un clásico, masterpiece, objeto de culto y adoración… Conociendo más a esta banda fui comprendiendo que esto no era una mera casualidad.


Listen like thieves

Con Kick se volvieron multiplatinum y metieron cuatro temas en el Top Ten USA, todo un lujo y algo de pocos: Need You Tonight, Devil Inside, New Sensation y Never Tear Us Apart. Pero como todo embrujo de la gran fama, hizo que su siguiente álbum fuera criticado severamente por el mundo, bajaran sus ventas (que finalmente es lo que le da el aire al éxito y la fama).

INXS fue considerado, en cierto momento de la década de los noventas, como una de las tres bandas T-O-P de la música anglo (es decir, en base al rock) junto nada más ni nada menos que REM y U2… así que la trilogía english speaker USA, UK y Australia estaba completa… pero el tiempo dejaría de lado a los aussies.

Su disco Welcome to wherever you are (1992) fue comparado por algunos conocedores a la par de Achtung Baby de U2 (una de las obras máximas de la música noventera: Lo aseguro yo)… pero este disco pasó desapercibido por la radio y el mercado de música. Sin embargo, en lo personal, pienso que es una caja de suculentas sorpresas (¡No tiene madre!).

Luego el sexy Hutchence se suicidó en un hotel –como para emular a Morrison o por problemas sexodrogosentimentales-, no sé qué más pasó con ellos, pero ahora tengo (gracias a thepiratebay.org fuente interminable de torrents) catorce discos que disfrutar con mucha calma, porque INXS siempre ha sido buena música… En Exceso.

Taste it del disco Welcome

Y aquí le dejo la posibilidad de conocer el Welcome where you are, para que veas que no exagero (Click para descarga). ¡Disfruta sin prejuicio!

Puntuación: 5.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *