Y ya no hablo de accidentes en las carreteras…

[Visto: 1549 veces]

La verdad NO recuerdo cuánto o qué he hablado sobre los accidentes en las carreteras peruanas, tan comunes. Tres, cuatro o quizá hasta cinco posts, donde hasta incluí un poema alusivo al tema. Y hablando en números de visitas (quien sabe si lectores), pues una modesta cantidad cercana a las cinco mil. Lo peor, lo avergonzante, es que hice un artículo ad homini contra la ex ministra de transporte Zavala… la cual finalmente removieron y todo siguió como si nada. Y justo en esta tarde ingreso a las noticias y allí está nuevamente la cara macabra, inevitable e inmutable como siempre…

De nunca acabar: accidentes de carreteras en Puno, Pisco y Huaraz dejan unos 31 muertos

Allí la frase: de nunca acabar. Es claro, yo solía indignarme de esta situación cuando vivía en Lima; hace tres años cuando comencé a cuestionar el por qué de la existencia y la permisividad a este fenómeno. Un fenómeno complejo, multidimensional y que debiera ser tratado desde diferentes enfoques para disminuirse (porque evitarse me parece una palabra demasiado remota).

La ministra –a la que por razones extrañas llegué a despreciar- ya no está; los accidentes de carretera ahora son considerados problemas de salud nacional (¿y? ¿Qué con ello?); la tolerancia cero que da risa; las compañías de transporte sin permisos; los choferes con hambre y con sueño y terriblemente mal pagados, y algunos sin licencia siquiera; los buses de lástima; las carreteras del asco; la geografía que complicada todo; los meteoros climáticos le colocan la cereza al pastel… ¿Se puede hacer algo?

Como alguna vez lo dije, y ni recuerdo cuándo; ¿para qué? ¿Ya vieron quienes son los afectados? ¿Acaso valen la pena como personas?

Lo que “vende”, es decir; lo que da popularidad es retar a Chile, de jugar a los espías, de hablar de quién tiene más inversiones (ahora resulta que la tercera parte de Chile es de Perú así que debo de olvidarme de Ripley, Metro, Benavides, Wong y mil empresas más).

Lo bueno es que KISS fue a Lima (35 años después –cuestiono para qué- pero fue)… es lo que vale. Que la australiana Kina parta madres, que la U se campeona, que Laura sea la número Uno en desprecio masivo aunque ya no viva en Lima…

Ya no había hablado del tema… porque ahora me agobia ver a mi país en una espiral descendente de drogas y corrupción (no creas que soy un idiota que sólo mira a los otros)

Pero bueno, sumemos los muertos (allá en las carreteras, acá en las calles) y que siga la fiesta, ¿o acaso vamos a negar el glorioso fin de año y ponernos tristes?

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *