Archivo por meses: Agosto 2009

Vestuario o Bestiario (Reflexiones sobre un letrero)

Caminaba por el camino a la Catarata del Tirol, por la zona de El Carmen (corríjanme si estoy mal, esto fue hace dos años y mis conexiones sinápticas que no uso se van) en el Perú. Me llamaba la atención los nombres austriacos que por esa bella zona selvática veía, cuando al otro lado del río vi este letrero…

Imagen de José Zavala

Había leído “Bestiario” y eso alborotó mi imaginación… pero, mientras cruzaba el río me cuestionaba “¿y qué viene a ser un bestiario realmente?”. Los únicos que conozco con conceptos artísticos en pintura y narrativa…

Para mi sorpresa resultó ser un “vestuario”, cuyo autor había definido dos grupos objetivos; las damas y los Barones. No me quedó entonces la menor duda que la influencia austriaca de la realeza estaba muy presente en esa selva peruana…. Sigue leyendo

Mis diez discos de este verano (boreal) (¡¡Muchas novedades!!)

Después de cinco semanas merecidas del periodo de asueto en México, fecha que coincide con periodos vacacionales en educación en diversos países, aunque acá sea verano de lluvias (que no se aparecieron) y vaya comenzar el año escolar… en Sudamérica comenzaría la segunda parte del año académico y en pleno invierno… Bueno, como decía, en este tiempo pude escuchar bastante música, y varias sorpresas me llegaron vía internet principalmente (y en menor grado por intercambio con amigos). He aquí mi lista más actual de la evolución de mis preferencias, que nunca se han limitado a un sólo género, región o idioma. Provecho….

1.- La Orquesta Cinemática: Ma Fleur (Tech jazz, Instrumental, Mod-classic, Nu-jazz)

Jazz británico con ondas techno. Una banda verdadera que improvisa con loops y samples y cuyo líder es un musinstrumentalista. Claro que está acompañado de otros musicazos y cantantes –que imagino negr@s- cuyas voces me resultan desgarradoramente soul.

Ma fluer es el primer disco que descubrí de ellos, en La música de Abel, Johnny, Clara y Cía, y si bien después conocí el resto de sus trabajos, es este el que merece mi mención de honor (no recuerdo tanta emoción desde haber descubierto a EF y su Give me beauty… or give me death).

2. – Th 69 Eyes: Angels (2007) (Goth and roll)

Otro grupo que me ha emocionado al grito y brinco desde Mötley Crüe en los ochenta, y Rammstein posteriormente. Precisamente Los 69 Ojos me parecen meros engendros de ellos más con una voz muy a lo Iggy Pop… ¡¡¡Brutal!!! Su país de origen a pesar de su anglo canto es Finlandia, WOW.

Ya estoy adelgazando para vestir tan fashionly freak como ellos, toda esa elegancia dizque gótica del negro…

3. – Dengue Fever: Venus on Earth (2007) (Garage surf psychedelic rock con cantos asiáticos)

Una muy extraña génesis grupal alguna vez en el campo música se vino a dar con esta banda angelina (Los Angeles., USA) bajo la onda hipster, psicodélica y de viejitas pero bonitas canciones camboyanas. El idioma principal de las piezas en cuestión viene a ser ni más ni menos que el Khmer o camboiano, porque la front-woman es una diosa oriental del canto, aunque los guitarristas sean bien gringuitos. Nada, pero nada mal.

Ethan Holtzman se fue de trip una vez a Cambodia y regresó con esta fiebre hemorrágica, razón suffit para bautizar así a una agrupación en donde cada músico tenía backgrouds tan peculiares, donde la base viene a ser el garage rock psicodélico pero cantado en asiático y con ritmos brazaville… ¡guau! ¿De qué diablos hablo? Mejor conocélos tú mismo, y La Fiebre del Dengue es un alucín musical magnífico y, lo mejor, fuera de las líneas comerciales que no logran emocionar a los gustos más exquisitos.

Si bien en este disco ya hay some lyrics in English, vale la pena conocer los trabajos previos…

Hermosa diva camboiana seduciendo con su cuerpo y voz…. Horribles el resto de los músicos, pero imposible negar su talento.

La fiebre del dengue es febril y hemorrágica y se halla en los trópicos, pero Dengue Fever está aquí, en mi blog.

4.- Trencito de los Andes (1996, reedicion): Sortilegio de los Andes (Música andina tradicional pero experimental… y extraños aportes de conservatorio)

Cuando los escuché quedé perplejo. Nada que ver con las propuestas fresas-nice-naïve de lontanos en tiempo como Savia Andina, Los Calchakis o Inti Illimani. En cambio, notaba una propuesta bien autóctona… pero había ciertas sorpresas que no me iban, me causaban quiebres en mi percepción.

Sortilegio de los Andes

Pues resultó que esta agrupación eran italianos, ¡vaya sorpresa! (Esta Italia se mete en todas las manifestaciones culturales, no perdonan nada… y mira que pueden ser muy buenos, no por nada fueron los padres del Renacimiento.)

Este disco, al menos, me dejó boquiabierto, pero más cuando en la típica y sobre explotada El Cóndor pasa, una voz hablando en francés dice que “esta no es la versión original”, y en eso dan justo el cambio a la marcha –posiblemente- religiosa. Claro, que luego en su monólog en francés dicen que el origen de este tema es “desconocido”, y pues no, este detalle no lo puedo entender… ya Paul Simon hubo hecho esa jugarreta.


El cóndor pasa es del huanuqueño Daniel Alomía y compuesta en 1913.

Más info sobre esta agrupación…

5.- Barón Rojo: Larga Vida al Rock and Roll (1980) (Heavy metal gachupín)

Ahhh ¡Cómo recuerdo la primera vez que un amigo, en el año 1984 me prestó dos Lp’s españoles de este grupazo! Toda una sorpresa. Nunca –para ese tiempo- pensé que el rock pudiera darse en mi propio idioma de forma tan fuerte, potente y posible sobre todo. Si bien esos discos eran los magníficos No va más y Siempre estáis allí (que ya los tengo), me faltaba conocer uno de los básicos y fundamentales: Larga vida al Rock and Roll.


Tema en vivo del disco…

Todo un clásico de una agrupación que posiblemente dio el origen a la fiebre heavymetalera en el resto del mundo hispano. Después de Barón siguieron Los Ángeles del Infierno y luego los imitadores mexicanos, pero bueno… ¡Larga vida al Heavy Metal!

Barón Rojo

Los desertores del rock (apenas logré subirlo a este artículo)

6. – Los York’s -Tercer disco- (1969) Rock psychodélico y de garage peruano

Garage rock psicodélico desde el popular barrio del centro de Lima, el Rímac… suena asombroso que hace 40 años existía un bullicio musical tan intenso… algo que ahora en el género de rock ya no pude percibir. Subí dos canciones a este sitio, que a la vez los discos los obtuve de Black music yea yea y bastante cómico me pareció que los encontrara en un sitio dedicado a la música negra…

Los York


Me encantan los gritos en estos temas, gritos alejados de la deprimente canción vernácula, sino vísceralmente más rockers…

7. – El Polen: Signos e instrumentos (1999) Música andina fusión rock del Perú

Según yo lo descubrí por una invitación de un cuestionable blog de música andina. Cuestionable porque no se comparten los archivos como debiera, según eso “se negocian”, y a pesar de estas declaraciones los correos que ponen para el bisne ni siquiera funcionan.

Pero resulta que en mi enorme disco externo ya existía un disco de ellos llamado Signos e instrumentos, e independientemente de los conflictos que ocasiona defender identidades únicas por encima de la diversidad, a mí el motivo que me mueve es la música misma y en este caso, la poesía. Inserto unos vídeos del Dios Tube –que sigue siendo una poderosa fuente donde se encuentra de todo-, pero insisto; yo promuevo música, las imágenes que acompañan el audio pueden desviarse de esto:

Descárgalo aquí…

8. – Whitesnake: Whitesnake (1987) Heavy metal ochentero clásico

Sólo el heavy metal ha podido combinar el exagerado look macho con el cabello largo, ropa ajustada, cadenitas y aretitos bien de mujer… Y si bien, la evidente influencia ledzeppelinera está presente en este tema en su voz y riffs, también se siente la onda refrescante bonjovinesca… ¡Yeahhhh! Estos temas no pueden morir, son saludables y más vigorizantes que la basura de la bebidas energéticas.

9.- Kingbaby: Whole lotta easy (2006) Hard rock con matices de rock sureño

Una alineación de hard rock con guitarra dominante y con un sabor muy Southern. Evidentes y aplaudibles influencias de los Black Crows, Led Zeppeling, AC/DC y los Rolling… pero con un sonido final más fresa, jajajaja, ¡¡Me encantó este disco!! Una sorpresa total.

Por alguna razón sus videos aún no cotizan el Dios Tube de manera directa… pero si llegas a uno ya la hiciste.

Agregado el 29 de agosto: Por fin pude subir el magnífico tema epónimo, Whole lotta easy. ¡Una delicia!

10.- La Orquesta Cinemática: Every Day (2002) (Tech jazz, Instrumental, Mod-classic, Nu-jazz)

La verdad, este grupo fue mi descubrimiento del verano… sin negar que fue en verdad, un descanso fructífero en la búsqueda melómana…

The Cinematic Orchestra

(Qué complicado reseñar, ¿eh? Muchas horas en la composición y búsqueda del material a proponer.) Ok, Renato del Uruguay y Alberto de México… ¿qué tienen que decir sobre esta música?

Sigue leyendo

Yo, desclosetado

La blogósfera cada día es enorme. Querer ser blogger se ha vuelto en algo tan común para miles –si no es que millones- de humanos que quieren “hacerse sentir” en este mundo, aunque sea escribiendo sus opiniones que quién sabe si serán leídas por alguien más. Pero ya con intentar esto –creen- que hacen algo por su “trascendencia”.

Ser un blogger de cierto perfil; o sea, llegar a tener un nivel constante de “audiencia” (me es difícil definir este término) no es ciertamente muy sencillo. No sé realmente el contador de visitas en mi blog qué represente… si efectivamente esos números vienen a constituir una misma cantidad de lectores que al parecer encontraron “cierta sincronía” con aquello que expuse y que siempre he definido como mi opinión, por algo mi espacio se llama como se llama y no de alguna manera estrafalaria, ostentosa o rimbombante (me abstengo de dar ejemplos).

Con casi dos años blogueando he llegado a conocer varios patrones. Desde el país de origen de los “comentaristas” hasta las enormes sorpresas de descubrir lo significativo que pudo resultar algún post o entrada –que a veces nacen como meras ocurrencias-… o la satisfacción de que otra idea bien trabajada precisamente para ser “pop” y cotizar alto en número de visitas (que en algunas otras veces estoy seguro que fueron detenidas lecturas por parte de los visitantes)… o en el más patético de los casos -por no dejar de mencionarlo-; aquello que es capaz de herir y lastimar a los idiotas, pero bueno.

He hecho amistad con muy pero muy pocos de mis lectores. De hecho sólo me viene a mente el nombre de Renato Lovewrecker (que así se hace llamar un uruguayo dentro de su neurosis, y que suele llamarme hijo de p… pero que es una manera demasiado coloquial de decirme “amigo”), y si bien llegué a intercambiar un par de correos con alguien más, no se dieron ni por accidente las condiciones para que ese algo sublime como es la amistad se diera (meros intereses funcionalistas y curiosidades relativos a mis tópicos de reflexión, y eso no es –tan- malo).

Pero los intentos de “acercarse” a mí siempre han estado presentes.

Justo en mi periodo de “vacaciones de verano” (del verano mexicano que solía ser equivalente a época de lluvia, pero que ahora resultó una indeseable e inesperada sequía) dos singulares individuos trataron de conmoverme.

El observador acrítico (elobservador@gmail.com)

Pero a veces eres incongruente y mentiroso, tu perfil como maestro es bien conocido. Te vas con el mejor postor no el mejor amigo, tus intereses hacen de que hablar. ¡¡¡Sólo te ven en el sindicato cuando ocupas préstamos!! ¡¡No se equilibra tu forma de pensar y de actuar la balanza se inclina más hacia un lado!! ¡Así que abusado!

Bueno, este “observador” al parecer no es sino un simple mirón, cuyo ojo clínico requiere de ayuda oftalmológica urgente. Retomaré sus “críticas” (si es que pueden considerarse tales) para un breve análisis:

Soy maestro, nunca le he negado, así que si mi perfil es bien conocido pues qué bueno. En varios de mis artículos hago mención precisamente a mi profesión, que si bien me sigue ofreciendo algunas satisfacciones, en otros aspectos comienzo ya no tanto.

¿Mejor postor? ¿Mejor amigo? ¿Intereses? Vaya, esto sí que es una afirmación bastante oscurantista (y estúpida). No me queda nada claro qué me quiere decir, porque es evidente que el ciego observador no tiene argumentos ni sabe ser eficaz en comunicarme algo. No tengo idea a qué postores se refiere. Amigos dentro del magisterio todo mundo sabe que a nadie de esta zona lo considero como tal, por no tener alguien siquiera el capital cultural suficiente para serme desafiante. Ahora bien, que pueda haber docentes que me a mí consideren uno no es algo que me vaya llenar de vergüenza. Mi sociabilidad es famosa también. Tengo arraigo en esta ciudad, he hecho cosas que han trascendido, soy egresado de una prestigiosa universidad en el extranjero y ahora cotiza fuerte mi blog… ¿qué puedo hacer para negar esto?

Si sólo voy al sindicato por préstamos, entonces he ido dos veces en catorce años, lo cual no es cierto de ninguna manera. Durante unos cuatro años fui un férreo activista aunque ahora ya no simpatizo con esa causa. No tengo por qué seguir una ideología por años y años, ya que creo en el constante cambio; y menos si no me siento convencido o contento en ciertas manifestaciones sociales a las que se incurre frecuentemente, si proponer otras más responsables. Pero si algún día requiero de algún préstamo, no dudaría ni un segundo en ir por él. ¿Hay algo de incongruencia en esto? Son prestaciones relativas a mi trabajo, y son para todos.

La balanza se inclina, pero por encima de mi peso normal, sólo esto es cierto. Pero ya me estoy cuidando para ser congruente con mi artículo super-top (espero, mediocre mirón que sepas siquiera cuál es).

¿Abusado?” No me gusta tu uso del español (yo prefiero el aguzado). El abusado en tu niñez y por tus maestros fuiste tú, y no pasaste por una terapia sanadora que te haga menos infeliz. Y como te lo dije en mi respuesta que nunca respondiste por cierto; si quieres decir algo más, dímelo de frente (o al menos dame tu nombre, y yo te busco)… pero sé que no lo harías, sólo te gusta mirar.

Los mensajes de Acuario (acuario811@hotmail.com)

Su primer mensaje fue algo tan simple y bonito como:

Felicitaciones por tu blog, soy un lector tuyo, sigue adelante.”

Pero su sencillez pecó en lo escueto y nunca, siquiera, me pasó la posibilidad de responderle a manera de agradecimiento por sus palabras de aliento. Breves y anónimas. Un lector mío de tantos. No peco de modesto pero, si entrara a una dinámica así pudiera cansarme después.

Pero quizá Acuario se desesperó de no recibir una respuesta personalizada con mi nombre y cuenta de correo electrónica y, apenas cuatro días después, me soltó esto:

A tus lectores nos encantaría que salgas del closet y nos cuentes tus experiencias.”

Una risa suave, muy interna comenzó a brotarme desde muy adentro hasta terminar en sonora carcajada. Pensé entonces que Acuario quería jugar al “yo te conozco” y obligarme a una nerviosa respuesta del tipo: “¿Quién eres? ¿Me conoces? (Y enciendo un cigarrillo, a pesar que ya no fumo) No pienses mal, si me viste en el lugar equivocado en el momento inoportuno fue mera casualidad, ¡te lo juro!

Pero tampoco esta vez ningún correo me nació enviarle. ¡Mira que ni grosero es ni nada! Sólo quiere un poco de mi atención, lo sé… pero no me provoca…

Bueno, Acuario, por este medio, totalmente público y desclosetado te respondo:

Te agradezco que me leas, y que me escribas. Me siento halagado que inclusive hables en plural, o sea no estás solo. Y si a “ustedes” les gusta leerme qué bueno que hallen temas que les agraden. No se debe ser exclusivo a una nación, clase social, grupo étnico o de sexualidades tradicionales. Y si alguna vez me viste “en ese lugar”, te diste cuenta de las atenciones especiales que suelo recibir y no nomás allí. Esto lo logro no por fama; quizá por mi buena disposición o por propinas debo admitirlo. Si bien me hubiera gustado saber tu nombre, al menos para no meterte en la misma categoría del Mirón… pero bueno, gracias a ustedes ahora se sabe más de mí… que no quepo en closet alguno.

Autoimagen de José Zavala

Sigue leyendo

La Conspiración Avira

Me creí ajeno a cualquier colapso de mi sistema de cómputo por dos razones: Primeramente, según yo, creí que no visitaba sitios “peligrosos” como ese porno barato tan disponible por allí, ni sitios misteriosos de nombres bizarros y bajo algún dominio cuestionable. Además, por más de un año me hicieron creer que los antivirus gratuitos, o esas copias piratas que todo mundo trae, eran los suficientemente efectivos. Las únicas directivas que me habían recomendado eran simples; no descargues del Ares y menos del Kazaa (por mencionar dos solamente) ni porno ilegal (you know what I mean) ni mucho menos programas. Así, que bajo estas creencias, me sentía protegido, seguro… y parcialmente feliz.

Y recuerdo bien a tantas caras tontas, asegurando todos los antivirus que adquirieron sin pagar nada eran buenos, y de lo “limpias” que tenían sus computadoras… Fácil asegurar esto cuando no se conocen otras opciones; cuando se vive alienado en la ignorancia. Total, cada uno sabe en lo que usa su compu, que haciendo una burda metáfora viene a ser una enorme nariz de can –entiéndase, perro- que uno va y mete donde se le antoje.

Así que mi “grandioso antivirus gratuito” se actualizaba día con día, pero después de un breve tiempo comenzó a mostrarme un afiche publicitario (o de advertencia): La versión free me protegía de los resfriados virtuales… y ya. Las versiones de paga, en cambio, podrían mantenerse sano de la hepatitis SO y DC (sistema operativo y disco C), del cáncer terminal (de computadora) y del VIH (virus informático horroroso). Pero, ¿para qué iba gastar esa cantidad de dólares –o euros- si yo sólo podría contagiarme de una gripita estacional?

Comencé a ignorar la publicidad que aparecía como macabro fantasma cada vez que encendía mi equipo. Es más, siento que esta publicidad fue aumentando de dramatismo. “Compra la versión real y deja de vivir en la estupidez” o algo así. Pero claro, para esto no había dinero, en cambio para una botella de ron añejo o de vino tinto NUNCA puede faltar.

Un día, porque en las historias humanas siempre llega el día, cada vez que encendía mi sistema comenzó a salir la advertencia que un par de indeseables troyanos andaban queriendo entrar a mi fiesta continua, y el ilógico mensaje preguntaba qué deseaba hacer; si eliminarlos, o bloquearlos, o definitivamente dejarlos pasar a beber mi ron y bailar mi acid jazz.

Otro día después parecía que se había corrido la voz que en mi compu las cosas eran muy agradables. Ya eran demasiados anuncios, y por supuesto –no soy tan ilógico como esos anuncios e hice de inmediato un scan completo-. Pero no había nada de qué temer… según el motor inmunológico de mi free anti-virus.

Al otro siguiente día ya era un caos la cantidad de advertencias y realmente los anticuerpos regalados nomás parecían no querer hacer nada en mi bien y a favor de mi computadora. Así que comprendí entonces que por allí no había una solución visible, y descargué “otro gratis”. Creo que era el Doctor Spyware o una onda así. Lo instalé de inmediato y, antes de activarlo, desinstalé el Avira para el pueblo. De inmediato actualicé a la otra esperanza y procedí a un escaneo total de mi sistema…

356 virus encontrados, de los cuáles, solamente 150 eran de alta peligrosidad… “Se recomienda proceder a revisar y desinfectar el equipo”.

(Y yo que quería seguir trabajando despreocupadamente seis meses más así, en estas condiciones.)

Sobra decir que unos minutos después de eso mi compu se apagó y ya no pudo despertar más… hasta que un ingeniero en sistemas llegara con un beso mágico y me cobrara el servicio de esa alquimia sanadora…

La discusión se dio en torno a la necesidad de proteger mi compu como protejo mi cuerpo… por ridículo que suene. Así que pedimos (mi asesor et moi) asesoría a profesionales expertos en esto, gente que sabe de antivirus…

Para mi molestia (o mi sorpresa) el experto dijo que el mejor antivirus según su experiencia era el Avira (de paga, claro está). Y para mi doble molestia o triple sorpresa era además –y por mucho- el más barato.

Logo del Avira

Cuando menos compré tres licencias y le pasé una al ingeniero sanador de mi sistema. La otra nadie me la compra, pero bueno, al menos mi compu ya volvió a su rendimiento atlético de alto rendimiento.

Moraleja: Si valoras tu compu… es decir, si la conoces, si sabes lo que es capaz de seguir haciendo, si tu vida se ha hecho más agradable y si tienes calculado cuánto más va durarte… haz algo por ella… Avira te hará creer que es mejor pagar por la verdad.

Tip a considerar: Las páginas donde más advertencias mi nuevo Avira me da son las de los torrent… y que ni siquiera sospechaba de esto.
Sigue leyendo

La Orquesta Cinemática (y Las alas púrpuras)

Jason Swincoe es un músico multi-instrumental que viene a ser el líder de La Orquesta Cinemática. Sus preferencias musicales –desarrolladas en algún proyecto previo- se daban por la música de los sesentas y setentas, especialmente por el jazz. A esta base musical terminó mezclándole sonidos orquestrales, loops rítmicos así como improvisaciones sobre bases de ritmo previamente concebidas. El resultado es único: Música bellamente melódica donde todo tipo de sorpresas caben.

El primer disco que conocí de ellos lleva como título Ma Fleur (Mi flor, en franchute), pero posteriormente me llegaron como sobre dosis New Horizons y, el descaradamente armónico y celestial Les Ailes Pourpres, un soundtrack que simplemente no tiene madres (Excuse my French!!!).

La Orquesta Cinemática (o The Cinematic Orchestra) se ha convertido en uno de mis grupos PREDILECTOS… y viniendo de mí –que escucho como 10 discos al día- esto es d-e-m-a-s-i-a-d-o…………………………..

Debo agradecerle a Johnny del Blog El Arte de Compartir que me haya “regalado” estos discos a petición mía, y ahora, sólo queda escucharlos en estas tardes cuando finalmente ha llegado la lluvia.

Les Ailes Pourpres viene ser un reportaje visual sobre los flamingos africanos que nace y crecen en algún lago de Tanzania, en una zona muy peculiar y, cuyo score musical fue SABIAMENTE concedido a esta magistral agrupación.

He aquí, para ustedes, La Orquesta Cinemática

Otro material extra –English required– para conocer sobre el film:

Sigue leyendo

El Puente, ¿un nueva variante del cine mondo?

Viene a ser uno de los sitios turísticos más visitados de los USA. Quizá la obra arquitectónica más fotografiada de Norteamérica. Sin lugar a dudas unas de las Maravillas del Mundo Moderno. Su mera imagen es impresionante y ha aparecido en innumerables películas como locación que enfatiza el clímax de la historia. El Golden Gate rodeado de niebla. El puente que atrae a los tusitas. El sitio romántico para los novios. El motivo perfecto para los fotógrafos… y un santuario misterioso para los suicidas.

Por partes, ¿qué es el cine mondo?

Sin entrar mucho en detalles, el cine mondo se volvió un género (seudo) documental ya que ofrecía imágenes capturadas incidentalmente (o estratégicamente calculadas) de la muerte de alguna persona a manera de accidente sobre todo. También en esta variante cinematográfica se podían exhibir sin complejo alguno las miserias humanas más patéticas junto a maravillas naturales de ensueño.

La más famosa de las películas –que devino una saga- se llamaba Mondo Cane o Perro Mundo castellanizado, de aquí su nuevo nombre y etiqueta. Si bien el primero de estos Films era de los años sesenta, el cine mondo tuvo fuerte auge en los setentas. Títulos como Las mil caras de la muerte u Hombre salvaje, bestia salvaje son otros que pude ver cuando yo era joven.

Si bien, el hecho de tener filmadas muertes no surge precisamente por estas películas, pero son ellas las que generaron el stream comercial y las volvieron famosas y taquilleras.

El mondo no tiene nada que ver con el mítico snuff (aclaración).

El Puente, imagen de internet

¿Es El Puente una película mondo nueva?

No lo creo.

El puente viene a ser un documental perfectamente concebido para mostrar una realidad norteamericana de la que poco se habla: el suicidio. Así que su “visionario” director tuvo la idea –y vaya que en verdad me parece novedosa- de colocar una serie de cámaras con poderosos zooms para tener vigilado el santuario suicida por naturaleza y, en un periodo de un año, pudo capturar algunos jumpers (suicidas que saltan al vacío) y otros intentos fallidos de arrojarse desde esa bestial altura.

Así que lo largo de la película se tiene la oportunidad de ver los últimos segundos de algunas personas que no pudieron encontrar un sentido en vivir. Los últimos segundos como peatones, o visitantes u observadores antes de entrar en una zona sin retorno donde la incorruptible fuerza de la gravedad los llevaría a concluirse como seres vivos en seis segundos a casi dos cientos kilómetros por hora antes de estrellarse contra las aguas del mar.

Razón de morir

Ok, su director Steel se concentra en personajes con padecimientos mentales. Así que sus principales –y finadas- estrellas padecían trastornos como esquizofrenia, depresión intensa y obsesión profunda por la muerte, generadas por un origen incierto y una amarga historia de vida… pero esto aplicado a su muy reducida muestra.

En mi parecer, toda esta película/historia/documental se da gracias a que logra captar la dramática y escenográfica muerte de un individuo (diversas y exactas tomas) y, a partir de esto, comienza a tejer la historia de entrevistas para que por ellas, conozcamos sobre todo a esta persona que decidió terminarse de violenta manera en las aguas de la bahía de San Francisco.

En mi parecer no sé qué me pareció más espeluznante; si ver morir a esos pobres individuos o percibir la manera de relacionarse y “ser amigos” en la sociedad norteamericana.

Un documental cuestionable

La película tiene todo su centro de gravedad en ver las hipnóticas secuencias de esas personas buscando como pasar la barda y llegar a la orilla de la estructura para luego brincar, y deja de lado todo aquello subyacente a esta tendencia y problemática social como esta. Es decir, uno de los indicadores más interesantes para determinar los índices de calidad de vida de una nación viene a ser su índice de suicidios, y en este documental apenas se limita a decir que en el año 2004, veinticuatro personas se arrojaron –solamente- del Golden Gate: viendo la relación yo pude ver que de cada tres, dos eran varones y que en los meses de mayo y agostos hubo cuatro jumpers. El documental no se centra en indagar más datos fuera de los relativos a los problemas psicológicos de los personajes. Y lo pone de manera simple; si te suicidas estás loco, punto.

Me hubiera gustado conocer, aunque fuera en el material adicional, la edad, tipo de trabajo, ingreso anual, grupo social, preferencia sexual (teniendo en cuenta que SF es la capital gay), estado de salud (presencia de enfermedades terminales), detalles de convivencia y otros que puedan ofrecer más detalles sobre lo que llevaría a un ser humano a terminar con su vida. Al final después de noventa minutos y de haber visto algunos saltos al vacío y, por supuesto, maravillosas tomas del puente, me dio por pensar en lo cuestionable que siempre me ha parecido la sociedad norteamericana por tantos aspectos que ni siquiera he de mencionar, pero que, como este, hasta su “propio documental” ameritan.

En este trailer, en el minuto 1:33 sale el personaje “principal”, el de la histriónica muerte…

Ahora bien, ¿qué tan moral pudo ser esta filmación?

Digo, si ni siquiera se sumerge en lo investigativo –porque esas entrevistas me parecieron otra manera de llevar un sensacionalismo a base de sacarle las lágrimas a los amigos de los idos –que quizá ni lo eran tanto-. Y si bien, se tenía un equipo humano vigilando el puente, ¿no pudieron tener comunicación con la policía y trabajar en la prevención de los mismos?

Al final, cada quien decide lo que hace con su vida, aunque bien una persona en profunda depresión o padeciente de una enfermedad no tendría el criterio más adecuado para dejarla sola. Pero, ¿a quién le interesaría ver un documental de nula investigación (algo post mondo, diría yo) donde un equipo de almas de dios se dediquen a salvar a gente con intenciones de matarse?
Sigue leyendo

Palanca y el arte homo-fetiche (Lima, Perú)

Un artista llega a una talla mayor cuando logra ese sello peculiar que hará su obra reconocible en cualquier lugar y circunstancia. Palanca ha alcanzado este status, aunque principalmente en países primermundistas. Es hora de dar la noticia en Perú y América: Palanca, el artista homofetichista, es limeño… y de origen criollo y aymará.

Palanca escogió su mote bajo extrañas circunstancias, en alguna antigua publicación mexicana se inspiró para tomar este seudónimo curioso: Un término venido de la lucha libre, una palabra del español llena de masculinidad y maquinaria… y con un evidente simbolismo sexual; que además por ser una palabra hispana (tres sílabas), se alejaba de los monosilábicos referentes a nombres de otros artistas de latitudes septentrionales.

Este artista tiene en su peculiar currículo educativo-biográfico-existencial un mosaico que ayuda a entender su originalidad, tanto en su atrevido arte como en su manera de ver el mundo.

Nació en un año determinante en el mundo occidental en general, y en un distrito por demás emblemático para Lima y el Perú: Miraflores, 1968. El año de la Primavera de Praga, del mayo francés, del octubre mexicano… del gobierno militar peruano –y del inicio de la Reforma Agraria-… y en el distrito tan famoso; el “acomodado”, el cosmopolita…el símbolo y protagonista literario. Por esta razón tuvo una suerte de criticidad sobre lo político y social que formaría parte de su compleja personalidad, sobre todo en aspectos relacionados a la discriminación y al racismo…

Estudió tanto en colegios fiscales como particulares de Lima. En estudios superiores comenzó en la rama de la biología mientras definía su vocación plástica, la cual formalizó en alguna otra institución. Sus padres, a su vez, le heredaron ciertos talentos como el musical –su madre en su juventud pudo haber sido cantante de ópera y, peor aún, estrella de radio- y su padre; un avezado contador con bastante percepción aguda del panorama nacional peruano, le pudo donar una visión escéptica, pragmática y a la vez bastante irónica de la vida.

Arte (homo) Erótico

Para Palanca el sexo no es sino el puente entre las frustraciones sociales y las necesidades básicas; hablar de racismo y niveles sociales en el Perú siempre ha tenido un fuerte vínculo sexual. Y si bien, él mismo se puede considerar un loco solitario por diversas razones; tanto porque en su país el género del dibujo no llega siquiera a ser reconocido y menos pagado justamente, o, porque los motivos que él ha escogido ni siquiera suelen ser entendidos… Palanca puede ser tan sociable o antisocial apenas justo como la mentalidad de la gente que a su alrededor…

Dibujo de Palanca

Pero son sus cualidades personales las que le han facilitado proyectar su bizarro arte en razón comercial en mercados europeos y en el norteamericano principalmente, aunque desde otras latitudes también se han anotado; sólo se ha requerido hablar el idioma anglo. Desde hace unos años ha estado visitando ferias de exposición o publicación y administrando sites en Internet con sus creaciones en exposición y venta. Sus bosquejos han sido portadas aclamadas en publicaciones homoeróticas en Estados Unidos aunque desconocidas en esta América Hispana. Ha recibido galardones de organizaciones similares (como Tom of Finland)… pero no ha intentado una expo en Barranco o Miraflores… todavía. ¿No serían esos distritos lo suficientemente benignos para acoger obra por demás provocadora? ¿Acaso en la Lima de los Reyes aún no puede haber lugar para el fetichismo gay?

El Fetiche y la Provocación

El hecho de crear un arte fetiche en una sociedad conservadora es un desafío. Esto viene a ser el aspecto que provoca: desplazar –o dividir- la proyección del appeal sexual a los pies, manos y penes de talla descomunal es tan original como divertido –cuando se tiene el criterio suficiente. El motivo fálico, sin embargo, para la cosmogonía Palanca viene por dos razones: la cultura peruana moche (con sus huacos eróticos) como por la propia esencia gay.

En mis dibujos exagero los tamaños puesto a que inconscientemente actúo como en el diagrama cerebral: gran mandíbula (necesidad de comer, de hablar, de gesticular), grandes pechos con pezones erectos (“maternidad” masculina, enamoramiento), gran trasero (fuerza, energía vital, vulnerabilidad, capacidad de socialización), gran pene (autoestima, franqueza, socialización, solidaridad) y grandes pies (complejidad, asentamiento, vulnerabilidad, entrega, fuerza, confianza, libertad, reciedumbre en el empeine, sensualidad y calidez en la planta).”

Además, este artista plástico tiene una predilección por los motivos masculinos de la clase obrera –incluye la norteamericana-, de los forever blue jeans de Levi’s (obviously), y por supuesto y como buen peruano, de ciertos fenotipos andinos, las vertientes más autóctonas del Perú. Pura provocación en un sistema social que discrimina…

Otros aspectos persiguen al artista, ciertos temas que son inspiradores pero que trata con un sarcasmo oculto: El criollo peruano termina siendo un estereotipo de esa falsa autoconfianza y sobre todo de la arrogancia. Del pensar que por tener algunas monedas en su bolsillo se va tener poder sobre los otros… del soñar que tendrá algún día alguien parecido a Nicole Kidman como amante y criada…

Dibujo de Palanca

Sobre recursos artísticos

Palanca, como artista entero, buscará ampliar sus recursos estilísticos cambiando de lápices a crayones para lograr efecto con sus trazos o para cambiar su variedad cromática. Sus “lienzos” serán variados con sus texturas y colores utilizando los cartones de leche, cartulinas comunes o diversos tipos de papel. Y al ser además seguidor y perenne aprendiz de otros artistas, retomará inspiraciones vanguardistas las cuales adaptará en su cosmos fetiche sin mucha complicación.

(Recuerdo la impresión que le causó que hubiera recurrido a la obra de Martin of Holland para estilizar un artículo en mi Blog de Estrés Docente. Holland es un creador plástico que juega con el arte violento, una variante estética que en la que el mismo Palanca –cuando mucho más joven- también le inspiró).

Desafíos de intelecto y amistad

Palanca y un servidor nos hicimos amigos. Un conocido en común me habló de su obra en mis primeras semanas de residencia en Lima; desde entonces me impresionó su propuesta artística –o quizá fue mi morbo saciado parcialmente-; nada convencional ni semejante a las opciones culturales a las que yo había tenido un acceso previo en alguna parte. Ya tratando con su persona me percaté del reto intelectual que era su mera presencia: su cinemanía selecta, su particular melomanía… pero sobre todo, sus visiones humanas, sociales y políticas tan ácidas como lapidarias –y de las cuales no en pocas he discrepado-: Un desafío multidimensional demasiado provocador como para dejarlo pasar, aunque algo venenoso para recurrirlo por demasiado tiempo… Es la verdad.

Palanca ha sido de los poquísimos peruanos que una vez yo fuera del Perú han intentado (o mejor aún, fortalecido) mantener la amistad a pesar de la distancia, de la gripe porcina y la imposición de visas… otro talento extraño y virtuoso para alguien de la Ciudad de los Reyes…

Las sociedades en rezago moral y con evidentes influencias inquisitorias aprendidas hace cinco siglos -y que se niegan a hacer a un lado- serán difíciles de ofrecer libertades, o cuando menos espacios para un desarrollo artístico o promoción de este. Y yo mismo he incitado a Palanca para dar a conocer su propuesta: lo underground o desconocido no cabe a finales de la primera década del siglo global actual.

Animación original de Palanca pasada por una necia re-edición de mi parte (Gracias, José Luis) para mostrar las habilidades artísticas de este señor… con un magnífico fondo musical, clásico del Lo-fi: Me, untamed de Beat Happening.

Contacto, exposición y venta: palancaperu@yahoo.com

Post Script y Post Data (Agosto 2014)

Pedro Santillana “PALANCA” Cruzado ya murió, para saber un poco más….

 

Sigue leyendo

El café: Las medidas jurásicas y la moda starbucks

En el sentido clásico en el cual me enseñé a disfrutar el café no caben las propuestas starbucks. Propuestas que son comunes en los locales “modernos”. Para mí una cafetería es una cafetería; un sitio donde se va beber el café –el mejor conseguible por sus dueños y administradores- de la manera americana, esprés o capuccino.

Un lugar que se esmera en esto y cuida los estándares cuidadosamente se vuelve una cafetería gourmet. Existen ciudades donde las hay, y es una delicia entrar allí beber algo de ese caldo negro. En una cafería gourmet un café americano (llamado así porque tuvo que ser diluido en agua durante el proceso de globalización lejano, ocurrido con la toma de América por los europeos, y no porque hayan sido los rubios USA quienes definieron esta forma) se prepara con ocho gramos de café para ocho onzas de agua.

Y si bien hay quien asegura que el café americano debe prepararse en una máquina donde el café sea filtrado, como la cafetera típica o la percoladora, yo me identifico con respetar la medida mencionada con la máquina exprés o de vapor, al que quizá entonces llamen un exprés con agua.

Café americano: Imagen de José Zavala

No vuelvo por accidente ni menos por voluntad a regresar a alguna cafetería de esta cadena llamada Starbucks, si bien hay quien dice que gracias a este concepto el café como cultura y producción está alcanzando nuevos límites jamás imaginados… para mí sólo viene a ser otra transnacional ciertamente irresponsable y que inventa “su cultura” en beneficio de su enriquecimiento.

Iré por pasos.

Mi reciente anécdota no se dio en esa cadena sino en una cadena de cines que ciertamente emula su ejemplo, y que por cierto tiene secuestrado a este estado o departamento donde vivo porque casi no quedan salas ajenas a esta membresía: los Cinépolis. Mientras esperaba la hora para la película se me ocurrió arrimarme a la barra de café y pedí, como suelo hacerlo la mayoría de las veces, un americano.

¿Grande o chico?– fue la pregunta.

Espera, espera, espera: ocho onzas con ocho gramos. ¿Puede haber ocho onzas grandes u ocho onzas chicas? ¡Por supuesto que no! Sus medidas modernas y antigourmet eran doce onzas, ¡o dieciséis!

¡No entiendo! ¿Si me dan doce onzas de líquido, lo prepararán entonces con doce gramos de café? ¿Su máquina tiene esa medida? ¿Si pido dieciséis me ofrecerán dos cargas? ¿Cuánto costará? ¿Es responsable beber la infusión de dieciséis gramos de café molido si fuera así? Si hiciera esto vería la película con mucha atención, o me pudiera dar taquicardia si hay granos de robusta en su dudosa mezcla… pero, ¿qué diantres de bebidas están ofreciendo estas cadenas?

Venti, la medida starbucks-jurásica

¡Ahhh! Pero eso no es todo. La inquietud de los frappés que ya critiqué en una entrada previa generó que Olga me dijera que en las películas USA que ella mira (y yo no), lAs protagonistas dicen que están de antojo de un starbucks en lugar de un café… y terminan pidiendo gigantescos vasos de frapuccinos de sabores posiblemente químicos. Algunas de esas bebidas llevan en su ridículo nombre el termino italiano venti, que significa veinte. Es decir, veinte onzas o más de medio litro de un brebaje elaborado –como antes lo dije- en base a grasas y concentrados.

Inclusive he escuchado historias que esta cadena prepara bebidas “adictivas”. Es decir, que si llegar a beber una pedirás cuando menos dos más… algún mecanismo de estímulo cerebral indeseable.

La irresponsabilidad y el marketing

La “verdadera propuesta que amplía los horizontes cafeteros” –como le llaman- consiste en la invención de bebidas NO saludables. Esto aunado a las epidemias de gordura ya ha sido manifestado por diversos organismos que es un nuevo problema de salud. El simple hecho de proponer medidas enormes es irresponsable.

Aunque esta cadena diga que su café es una cuidadosa selección de granos de todo el orbe no hay manera de que yo lo sepa. Un tostado masivo industrial puede acabar un excelente grano… pero ni por aquí me pasa que el grano sea seleccionado cuidadosamente; todo esto es masivo, es de comprar lotes enormes para hacer negocio redondo. Las verdaderas cosechas gourmet no son del interés de las transnacionales, ni son tan grandes como para satisfacer un mercado gigante.

El café, como lo he dicho, puede tener algunas virtudes encantadoras. Pero como toda rosa, también tiene sus espinas y su consumo debe ser cuidadoso y viene a ser responsabilidad de quien lo consume definitivamente. Se pueden tener repercusiones en la salud por su consumo. Pero, si bajo un dizque nuevo concepto, moderno y tentador, se ofrecen bebidas sin valor nutritivo y altísimas en calorías esto me parece tiene que ver con un dilema moral, y por lo tanto debe darse a conocer.

Dile NO a Starbucks y los frappés. Si no te gusta el café como tal bebe entonces un vaso de leche o medio litro agua natural.

Medidas de café. Imagen de José Zavala
De izquierda a derecha: Copa italiana para capuccino (nótese la amplitud en la parte superior para la espuma de la leche), vaso de 8 onzas, vaso de 16 onzas (doble ración de café y agua) y vasito artesanal de 2 onzas para exprés.

Agradecimiento a Juan Manuel Verduzco Verduzco quien me permitió tomar las fotografías en su Cafetería Gourmet Barrock.

Sigue leyendo