Archivo por meses: julio 2009

La conspiración Lostie

[Visto: 1389 veces]

No puedo evitarlo. Estoy volviéndome adicto a Lost… aunque apenas voy en el capítulo 17 de la segunda temporada. Y es que esta serie (producto comercial muy USA) propone varios aspectos que al menos no recuerdo en otros programas de la televisión… Pero justo ayer vi algo en la web, que a su vez me hizo recordar una anécdota antiboliviana… y las paranoias comploteras y manipuladoras de los Losties (se les llama así a estos personajes, los cuáles no sé si decirles náufragos o supervivientes isleños), sus peleas internas, sus complejos no superados y todas esas cualidades psicológicas que los llevaron a esa isla misteriosa que quizá sea un purgatorio en sí.

Pero resulta que acaba de terminar la quinta temporada de esta serie. Un mérito sobresaliente sin lugar a dudas, ya que otras –en mi parecer- excelentes producciones no llegaron tan lejos (como los 4400 o Jericho). Además, Lost anuncia que llega a su término precisamente en la sexta temporada, que saldrá al aire en los primeros días del 2010. Ha sido una saga televisada que se dará el lujo de tener un fin (porque en otras sólo se anunció su salida del aire y, ¡ni modo!).

Imagen de MSN

Lost es una serie muy costosa. No sé decir si es la más cara o qué tanto más que cualquier otra. Pero basta ver la cantidad de personajes de varios colores y sabores que viven en una isla hawaiana para ver que la nómina por las actuaciones es bastante cara. Tener a un nigeriano de dos metros, una coreana de metro y medio, ingleses, canadienses, australianos, norteamericanos (y un par de orígenes hispanos allí colados) conviviendo juntos (¡ah, y un perro!) debe generar serios gastos de combinar comida oriental con tequila con tonic…

Además, tiene abundantes FX (efectos especiales) ya que por su temática transversaliza algunos géneros como la misma ciencia ficción, las aventuras y todo el sociodrama humano que puede generar un grupo de personas elegidas por sus histerias (nacidas por sus historias) de vida conflictiva. Y bueno, los efectos para simular la partición del avión en el aire (ojo con este detalle), los pedazos en llamas caer en la isla, los monstruos que no son monstruos, el humo negro que viaja causando explosiones, los jabalíes, los osos polares… (qué bueno que en esa isla tropical no hay ni una serpiente ni araña porque sino el reparto ya estaría en el verdadero Limbo) y las imágenes por computadora no se limitan a concebir criaturas sino escenarios completos… como los asolados pueblos iraquíes de donde Sayid (y no Saïd) tiene sus orígenes.

Por si fuera poco, la acción no se limita a la paradisíaca isla que con su sonido arrullante de las olas hace a uno soñar apoyado de la calma del enorme y aturquesado Pacífico (y quizá en el subconsciente humano esta sea la razón de la atracción de la serie), sino que en cada flashback uno regresa a conocer las tormentosas vidas de los Losties en sus diferentes países: la estrella del rock inglés, la fugitiva, el estafador de Talahasee, el hijo del pescador coreano devenido sicario, la rubia australiana que iba dar en adopción a su bebé, el inválido que dejó de serlo cuando se cayó el avión… y el obeso chico norteamericano que se ganó 160 millones de dólares al jugar la lotería.

No me sorprende ver que cada disco viene con subtítulos en varios idiomas, algunos de los cuales ni siquiera conozco… es decir, la audiencia de la serie es enorme, sólo así se justifica la inversión

Claro que Lost tiene una cantidad de incongruencias que no son pecado. El trabajo del guión es extremadamente complejo y sería de no-humanos no olvidar detalles… pero quiero mencionar algunos que me llaman la atención:

¿Cómo es posible que Jack, el afamado médico fantástico que parece representar en su manera de ver el mundo y actuar en él a la sociedad norteamericana –se hace lo que él dice y punto-, que se levanta en el mismo primer capítulo entre un sembradío de bamboos vestido totalmente de Armani… tenga los hombros y brazos tatuados como vil preso de una cárcel tercermundista? Claro que no dudo que los guionistas le vayan a generar un par de capítulos para justificar esta vulgaridad… total, pero seguro serán emocionantes como todos los capítulos hasta aquí, donde voy yo.

En una ocasión John Locke se quitó sus zapatos y pude ver sus medias deportivas blancas… nada mal para alguien que llevaba 50 días en una isla sin servicio de lavandería. O las uñas bien cortadas de casi todos los personajes y sin tierra en ellas. La ropa tampoco parece acabarse, el sol no les bruñe la piel, y mejor aún; las incipientes barbas de los machos alfa (Jack, Locke y Sawyer… ninguno de ellos quiere perder alguna disputa ni por accidente) de la serie no son tan dañinas para quitarles un solo suspiro de masculinidad… en cambio, el look de Michael -el negro- no importa tanto; ni su rostro ni su cuerpo cotizan siquiera.

Las féminas nada mal tampoco: Kate es sin lugar a dudas, hermosa; Sun, pues sin carnes pero de bello rostro… en la temporada dos vinieron a reforzar con firmes senos y torneadas caderas nada menos que la machofóbica de la Rodríguez y un psicóloga clínica inglesa (o en verdad no sé si enferma mental) llamada Libby.

Algo que le falta a esta serie para acercarla a la perfección sería ver a este reparto ambisex tan bien seleccionado bañarse en reducidos atuendos en alguna cascada de la misteriosa isla de la fantasía que es casi un triángulo de las Bermudas.

Pero bueno, ahora lanzo mi interrogante… ¿no les parece raro, curioso o demasiado casual que, justo después de hacer ruido blanco porque los ignaros bolivianos no conocían Lost –ni medio mundo, a pesar de su rating- se anuncie que viene el esperado final para el años 2010?

Ver en mi mismo blog: Los bolivianos no conocen Lost

Imagen de MSN

Me da por pensar que, como los Losties, a alguien se le ocurrió que una compañía de televisión o noticiero latinoamericano (y donde La Isla sea de baja audiencia) cayera en una trampa mediática para “motivar” a esa población y a todos aquellos que se parezcan mucho (aunque lo nieguen) – le dediquen tiempo y dinero… y puedan pertenecer al mundo de la cultura de entretenimiento comercial con cierto orgullo.

Claro que es una hipótesis muy Lostie, y por lo tanto quizá sea… correcta.

Bueno, yo me anoté en la “prueba de conocimientos” y he aquí mi resultado….

Imagen de MSN
Este artículo ocurrente está dedicado a Karla, mi sobrina Lostie…

Sigue leyendo

Editus, lo sublime de Costa Rica

[Visto: 2257 veces]

Me encanta el jazz y toda la música que de ella se alimente. El latin jazz es más apetecible para mí, y fue una sorpresa haber escuchado de Editus en un viaje que hice a este país centroamericano. Si bien no pude (o no supe, en verdad no recuerdo) adquirir algún disco en ese momento, la suerte me sonrió increíblemente un tiempo después cuando en un botadero de cd’s de un almacén de la mediocre ciudad donde vivo encontré ni más ni menos que el bello disco decadauno (2001) –que supongo se refiere a su primera década como agrupación-.

Muchacha y luna, con Fidel Gamboa: Preciosa canción que pude conocer de este disco.

De Editus puedo decir que son tres músicos costarricenses con estudios en Conservatorio, y que además su pasión musical los llevó a educarse más y más con diversos maestros y en diferentes técnicas. Ellos son Ricardo Ramírez (violín), Edín Solís (guitarra) y Carlos Vargas (percusión).

Los Editus tienen definitivamente muchos méritos. De los mayores de ellos menciono que su música abarca un campo grande de géneros, donde el jazz es sólo un afluente y de donde salen gratas sorpresas para el deleite musical –que con ellos, es garantía segura-.

Otro de los logros más sorprendentes de este trío tico, fue para mí sin duda el que hayan acompañado a Rubén Blades en su magnífica obra Tiempos, el cual es uno de los discos más sorprendentes de este músico panameño… además de un genio musical a nivel Orbe, y esto ya es Demasiado (es decir, top ten de mis cientos de discos).

Ahora bien, soy sincero, Editus recurre a algo que no me parece mucho; no tienen complejos en realizar covers de temas conocidos. Quizá sea pecata minuta para algunos… pero siento que para músicos de esta talla pudiera ser algo prosaico. Así que Dust in the wind, La Bikina o El hijo de la luna son algunas de las melodías que pueden ser escuchadas en los instrumentos de estos virtuosos.

Los Editus acaban de editar nuevo disco (y justo este día, y como consecuencia de desempolvar mis cd’s para transformarlos en mp3 lo he descubierto). Se llama 360, ¿se refieren a un giro completo?, y, como los 3 discos de este trío que yo conozco -tienen más- es sin duda más que disfrutable.

No puedo criticar siquiera que recurran a géneros como el chill-out, lounge o house para mantenerse vigorosos y vigentes. En esta ocasión me es posible equipararlos con Jaime Cuadra o Miki Gonzales del Perú e inclusive con BajoFondo de la zona porteña de Buenos Aires y Montevideo.

Si no conocías a Editus, aquí te lo ofrezco…. Garantizado.

Día y noche, de su nuevo disco 360, algo parecido a BajoFondo.

A manera de anécdota: En los días posteriores a mi compra del disco mencionado, pude llegar a tener un breve intercambio de correos electrónicos con Edín, el guitarrista… ¡y ya!

Sigue leyendo

Peperas contra Goteras: El ataque de las mujeres criminales

[Visto: 9461 veces]

Tenía conocimiento de variantes criminales muy femeninas en algunas realidades latinoamericanas. Al saber de su modus operandi me quedaba sorprendido de lo cruel que podían llegar a ser las mujeres cuando ellas mismas eran protagónicas de actos criminales perversos. Mi sorpresa era –y lo sabía- ingenua. El mal llamado sexo débil también tiene cualidades de perversidad que, al menos en los siguientes casos, demuestran.

Las colombianas: Escopolamina en sus senos

Jóvenes y sexys, de bellos senos… pero sobre ellos puede encontrarse una de las drogas más peculiares de las cuáles he sabido. Una droga que “dociliza” por completo a sus víctimas que, una vez que han caído bajo sus efectos, son capaces de retirar dinero de las tarjetas o entregar “voluntariamente” todo lo poseído.

Sobre esta droga se dice: “Incolora, inodora e insípida, la escopolamina es mezclada en bebidas y esparcida sobre la comida. Las víctimas se vuelven tan dóciles y atolondradas bajo los efectos de este alcaloide que en muchos casos ayudan a sus verdugos en el robo de sus propias casas y en el saqueo de sus cuentas bancarias… Dado que la escopolamina bloquea por completo la formación de la memoria es muy difícil para las víctimas identificar a sus agresores y recordar detalles sobre lo sucedido.”

Fuente: Escopolamina, la droga que “borra” memoria y voluntad

Imagen de internet
Árbol del borrachero, de donde se extrae la droga en cuestión

Y bueno, he tenido la oportunidad de leer algunas historias tan macabras que en más de alguna ocasión cuestioné si todo esto no era un mero mito para hacer todavía más temible a Colombia. Pero bien, pude leer textos de diversas fuentes (autores y países) y mi escepticismo se debilitó.

Las peperas de Lima, Perú

Desde antes de visitar el Perú, hace ya unos cinco años, mis ciberamistades me platicaban que tenían amigos que habían sido “pepeados” en algún bar de Lima. En Perú le llaman “pepa” a las pastillas en general, así que me iba quedando claro que dicha acción consistía en que la criminal, en un descuido de parte la víctima, arrojaba una pastilla a su vaso de bebida y la víctima caía en un poderoso estado somnífero el cual era aprovechado para robar las pertenencias de algún desdichado.

Ahora bien, hasta aquí el cuadro criminal no pinta tan atroz. Pero creer que la víctima despertará en la cama de algún sucio hotel y poco a poco se dé cuenta que ha perdido desde la billetera y casi toda la ropa es un pensamiento demasiado inocente en una situación así.

Algunas víctimas pueden despertar en calzoncillos en algún parque público ante la mirada ingenua de los transeúntes. Otros llegan abrir sus ojos tirados en alguna vereda (así se le llama a la banqueta) y en algunos casos les toca ir corriendo descalzos y semidesnudos a sus casas (como el caso de mi amigo César Alfredo). En mi caso personal desperté en mi propio lecho, todo cansado… pero 36 horas después de mi salida nocturna…

Pero muchos más nunca despiertan y aparecen sus cuerpos tirados en la orilla de alguna carretera o en medio de una importante pista.

Uno de los medicamentos más utilizados para este uso esta es el Rohypnol (Flunitrazepan). El Rohypnol (Flunitrazepan) se fabrica en pequeñas tabletas blancas. Cada tableta tiene la palabra “Roche” escrita en un lado, y el número 1 ó 2 encerrado en un círculo indicando la dosis de 1 mg ó 2 mg… El Rohypnol (Flunitrazepan) es una Benzodiazepina que mezclado con el alcohol causa un efecto de “embolle” – “knock out”acelerado, dejando al usuario sin memoria de lo ocurrido después de haber tomado la droga.”

Fuente: Cuidado con las “peperas” en el Perú

Las goteras defeñas (México DF)

NO voy a negar que después de mi fuerte experiencia sufrida en Lima pensé –equivocadamente- que algo así no ocurriría nunca en mi país. Cuán equivocado estaba (y poco a poco fui percibiendo que México concentra miles de patologías sociales que muchas veces nos negamos a ver y creer), y una mañana revisando los diarios mexicanos me encontré con una noticia de un grupo de criminales femeninas llamadas “goteras” por su manera de actuar.

Quizá su índice mortal al final de cuentas no sea tan alto, ya que “en 10 años, esta banda provocó la muerte de 23 personas, la mayoría falleció por infartos, edemas pulmonares y bronco aspiración, al asfixiarse con su vomito”. Apenas sobre dos muertes por año no es motivo para darnos otra desagradable noticia sobre estas patologías sociales a los ya de por sí sufridos mexicanos…

Fuente: El modus operandi de ‘Las Goteras’

Imagen de internet
Imagen de la banda de Las Goteras

Salvo que apenas hace unos días, dos conocidos luchadores enanos– Espectrito y La Parkita, hermanos entre ellos- fueron encontrados muertos en la habitación de un hotel, justo apenas un poco después de haber ingresado con dos prostitutas. Gracias a este detalle, las “letales goteras” lograron nuevamente sus nuevos momentos de fama ante la indignación de varias personas.

¿Qué puede haber en estas historias?

Si los luchadores fueron asesinados por Las Goteras o por otras criminales no viene a ser el análisis de este ensayo. Me llama más la atención cuestionar al tipo de sociedad que ha llevado a un grupo humano a tener tanto desprecio por otro: Mujeres que sin considerar siquiera el valor de la vida atentan contra varones necesitados de afecto y compañía.
¿Puede esto tomarse como una venganza por el histórico maltrato de los hombres hacia las mujeres? ¿Son mujeres cuya relación con el padre –primeramente- fue tan destructiva… o quizá su pareja sentimental sea tan bestial que lleguen a inhibir cualquier posibilidad de consideración hacia la persona victimada?

Las respuestas, obviamente, están en las criminales mismas y desconozco si las confesarán en los tribunales o se las dirán a algún párroco.

Pero bien, ¿existe realmente en una sociedad organismos que den protección a los ciudadanos a manera de la prevención misma… y que reconozcan la existencia de estos grupos y adviertan a su población en los diferentes lugares donde esto es frecuente?

En verdad no creo que esto ocurra. Si bien estos grupos criminales no necesariamente estén ejerciendo la prostitución, al menos si se basan en la lógica de poder “hombre paga/compra compañía/mujer” y se debería tomar con honestidad admitir que la prostitución viene a ser ese gran negocio informal de la cual viven muchos seres humanos, y que a partir de ella se derivan muchos actos criminales complejos en nuestras decadentes sociedades modernas.

Imagen de internet
Perfil de las sospechosas del crimen de los luchadores

Sigue leyendo