El México que en Perú se “conoce” (Carta de un amigo limeño)

[Visto: 1123 veces]

¡Hola! Te cuento que ha llovido tanto (en Lima, el “país” de las no-lluvias) que no puedo ni entrar a mi baño; se ha hecho un charco de agua espantoso. Hay un balde que recoge agua y es esos de petróleo, de gasolina, o sea que es grande, y se ha llenado y rebalsado. Yo estuve llamando a una señora que hoy vino a limpiar la casa, en eso escuché la aspiradora y grité “señora” varias veces, para que me trajera un balde adicional para hacer el drenaje… pero en eso apareció mi mamá y me dijo con un tono bien sacado de señorona de gran casa de telenovela de Televisa: “¿Qué pasa? Aquí, la única señora en esta casa, ¡¡¡SOY YO!!!

– ¿¿¿QUÉEEE???? ¡GUAAAJJJJJ! ¡SPUTT! ¡GUAAJJJ-!

A mi madre se le ha metido esa imagen de ser la gran señora que cuenta con vasallos, con gente de servicio y con peones a quienes humillar… Y echo la culpa en parte a su enfermiza obsesión por ver Lo que callamos las mujeres y otras sandeces terribles que Televisa nos enyuca ver. Y esa es la mala imagen que tiene el peruano del mexicano, cree(mos) que ustedes aun viven en ese México latifundista, de charros y peones, aun severamente más distorsionados como la serie gringa El Gran Chaparral, donde el cuñado de Cannon, el gringo casado con su hermana, es un peón mas, pícaro, payaso, borracho pero igual peón.

Yo ya le he dicho mi madre que ese Mexico YA NO EXISTE HACE SIGLOS, ya no hay Jorge Negrete, ya no hay Pedro Infante, ya no canta Javier Solis ni los Panchos, que no joda, y el Chavo del Ocho es un anciano retrógrada a punto de estirar la patita, no un chibolo pendejo del cual reírse de su desgracia y su pobreza.

Y no creo que Televisa este transmitiendo aun esas cosas, todo esto nos lo meten como quizá para decir no vayan a México que es peor que Perú (en ciertas cosas) pero nada que ver, yo lo poco que he visto es que sí es cierto que cada ciudad es una metrópoli, donde se mueve mucha plata por turismo droga o lo que fuere, pero que se mueve mucha plata al fin y al cabo, no como en Perú que solo roban y se largan a mudar y no hacen ni mierda por su tierra.

Bueno te dejo por ahora, ahorita voy a mirar tu blog… chau. (18 de julio)

Pedro (nacido en Lima hace 42 años, artista plástico)

Mi respuesta:

¡Saludos!

Patético el cuadro, Pedro, patético.

Me preocupa en verdad que llueva en la ciudad que desconoce la lluvia (lluvia lluvia no lloviznita). Recuerdo el día que en la azotea del departamento donde vivía tiré un balde de agua sucia para descubrir que las casas allá no tenían “coladeras y desagües” (porque simplemente no había sido necesario). ¿Qué irá pasar con las casonas viejas del centro de Lima si comienzan a humedecerse? Eso podría devenir un problema multidimensional; social y arquitectónico…

Sobre tu mamá, ¿qué puedo decirte? Tú bien sabes cómo “sufrí” por allá cuando me hablaban del “maravilloso cine mexicano”… cómo me sorprendía ver a un mal recuerdo de mi muy lejana niñez llamado El Chavo todavía vigente a rabiar en cada esquina, en cada avenida a pesar de haber pasado treinta y tantos años… cómo me pedían que sacara de entre mis cosas discos del gran Pedro Infante… (Dios mío, ni siquiera de Maná me pedían) Y de todos los problemas que tuve y sigo teniendo por manifestar que en mis gustos no caben semejantes propuestas…

Pero también recuerdo una noche en una discoteca cuando salió el video de Todos me miran y no supe quién cantaba esa canción que me hizo girar y brincar (y me dijeron que era mi paisana recién emancipada La Trevi), y seguí bailando otras canciones de La Golden Girl, la Pau, jajaja.

Otro momento mágico fue cuando algunos conocidos me pidieron les sugiriera títulos de Carlos Fuentes y ellos a cambios me decían lo mismo de Arguedas y de otros –para mí y por mi nacionalidad desconocidos- autores magistrales.

Y mi clímax fue conocer la música peruana en todas sus variantes; desde el huayno hasta el landó pasando por la mágica cumbia. La comida en cambio… siempre recordaba mis platillos, porque mi paladar se moldeó a ellos… pero eso no lo podrá entender nunca alguien que no haya tenido la oportunidad de viajar por el mundo, jajaja.

Curioso, ¿no? Yo vi un único programa de Laura y me pareció inaceptable para mi cultura; no volví a recurrir a esa basura… y he visto quizá cuarenta películas peruanas, muchas de Lombardi que me agradaron y he recomendado por acá.

Cada quien escoge lo que quiere, o lo que puede… o aquello con lo que se identifica finalmente… y mis orígenes sociales nunca me han permitido admirar a “los grandes iconos culturales de México” –según muchos peruanos… que seguramente no conocen Aura o El Naranjo de Fuentes-.

Que sigas bien y que tu baño no te dé más problemas, chau.

Puntuación: 0.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *